Reptiles, anfíbios y mamíferos

Biología. Órdenes. Características generales. Aparatos y sistemas. Reproducción

  • Enviado por: Lau
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Solucionario del Álgebra de Baldor
Solucionario del Álgebra de Baldor
Por fin encuentras el solucionario de los problemas de Algebra de Baldor en video!!. Tareasplus te ofrece este...
Ver más información

Geometría Básica
Geometría Básica
En el curso de Geometría Básica aprenderás los fundamentos de esta rama de las matemáticas....
Ver más información


REPTILES, ANFIBIOS Y MAMÍFEROS

1. REPTILES

Los reptiles son vertebrados terrestres, tetrápodos, con respiración pulmonar, amniotas y ectotermos. Su éxito evolutivo se debe a una serie de adaptaciones: piel gruesa y escamosa que evita la desecación, la fecundación interna y la producción de un huevo amniótico con cáscara y membranas protectoras que posibilitan el desarrollo embrionario en tierra seca.

En cuanto a sus características generales, la forma de su cuerpo puede ser de tres modelos distintos: modelo testudiniforme (como las tortugas), modelo lacertiforme (como los cocodrilos) o modelo serpentiforme (característico de los ofidios, que no tienen patas).

En la cabeza se encuentran los ojos, protegidos por los párpados móviles y la membrana nictitante (excepto en lo ofidios, en los que son fijos y transparentes); la boca, con mandíbulas con dientes y lengua donde se encuentran los órganos gustativos; los orificios nasales poco desarrollados y los orificios auditivos, donde se encuentra la membrana timpánica interna.

El tronco aloja las vísceras y en su extremo posterior se encuentra la cloaca. Posee cuatro extremidades de tipo quiridio, cada una de las cuales tiene cinco dedos con uñas. Se les denomina reptiles porque se desplazan reptando, es decir, caminan con las patas hacia fuera y el vientre cerca del suelo.

Su piel es dura, seca, escamosa e impermeable. La epidermis es delgada y se renueva periódicamente. La dermis está muy desarrollada, posee escasas glándulas pero numerosos cromatóforos.

El sistema nervioso de los reptiles está más perfeccionado. El cerebro y el cerebelo han aumentado en relación con el resto del encéfalo y las conexiones más perfeccionadas con el SNC permiten comportamientos más complejos. Los sentidos también están bien desarrollados.

Si observamos su aparato respiratorio, nos daremos cuenta de que sus pulmones han evolucionado, pues las ramificaciones del sistema bronquial son mucho más profundas. Además, la impermeabilidad de la piel hace imposible la existencia de la respiración cutánea.

En su aparato circulatorio la circulación es doble, incompleta y con la presión sanguínea más alta. El corazón está compuesto por dos aurículas (por la derecha entra la sangre pobre en O procedente de los tejidos y por la izquierda entra la sangre rica en O procedente de los pulmones) y un ventrículo (en él se mezclan la sangre pobre y rica en O ).

En cuanto a la reproducción de los reptiles, realizan la fecundación interna y forman un huevo amniótico, recubierto por una cáscara dura, y lo depositan donde puedan recibir el calor adecuado para desarrollarse. El embrión se desarrolla dentro del cascarón, en una bolsa formada por la membrana amniótica, y flota en el líquido amniótico, que le da protección. El huevo fecundado está compuesto por: cáscara (porosa para permitir el intercambio gaseoso), corion (membrana más externa), amnios (contiene el líquido amniótico), saco vitelino (proporciona alimento al embrión) y alantoides (membrana respiratoria que acumula productos de desecho).

Hay distintas órdenes de reptiles:

  • SAURIOS: P.ej.: lagartos, salamanquesas… Tienen la piel suave con escamas que se solapan, no experimentan mudas, poseen lengua retráctil, algunos carecen de patas y su cola se regenera con facilidad.

  • OFIDIOS: P.ej.: serpientes, culebras, víboras… Tienen la piel escamosa, suave y resbaladiza o áspera; experimentan mudas; tienen lengua bífida y retráctil que sale por las hendiduras mandibulares mientras la boca está cerrada y no poseen patas.

  • QUELONIOS: P.ej.: tortugas y galápagos… Están revestidos con un caparazón óseo, no experimentan mudas, su lengua no es retráctil, las tortugas terrestres tienen las patas rechonchas y las acuáticas tienen las traseras en forma de aletas.

  • CROCODILIOS: P.ej.: cocodrilos y caimanes… Poseen en su piel escamas duras y cuadradas, no experimentan mudas, tienen una boca grande con robustas mandíbulas y lengua no retráctil, sus patas son robustas y palmeadas, tienen cola para nadar y su corazón tiene cuatro cavidades.

2. AVES

Las aves son vertebrados terrestres, endodermos, tetrápodos, con respiración pulmonar, ovíparos, amniotas, cubiertos de plumas y con ala. Derivan de un reptil, hecho comprobable observando las escamas que poseen en las patas.

Su éxito evolutivo se ha dado debido a una serie de adaptaciones que han ido experimentando: las que reducen el peso corporal (huesos huecos, pico ligero) y las que producen una mayor potencia para el vuelo (corazón con cuatro cámaras, aparato respiratorio muy eficiente, fuerte musculatura pectoral).

Para describir las características generales de las aves deberíamos decir que poseen un cuerpo aerodinámico que les favorece el vuelo.

En la cabeza se encuentran los ojos, con dos párpados y una membrana nictitante que los protege durante el vuelo; el orificio del conducto auditivo, que comunica con el tímpano; la boca sin dientes, en la que se encuentra una lengua móvil y que esta rodeada por el pico córneo adaptado según el tipo de alimentación; y los orificios nasales o narinas.

El tronco se une a la cabeza por un cuello flexible y aloja las vísceras. Posee cuatro extremidades tipo quiridio y la cloaca. También tienen cola, muy corta, que se denomina rabadilla y está cubierta por plumas timoneras. Las plumas derivan de la epidermis y se mudan periódicamente. Protegen el cuerpo, facilitan el vuelo y crean una cámara de aire alrededor de su cuerpo que evita la pérdida de calor.

El esqueleto de las aves está compuesto por huesos largos, delgados y ligeros. Poseen unos huesos neumáticos que tienen cámaras de aire en lugar de tuétano. El cráneo es redondeado y con mandíbulas ligeras y salientes que forman el pico. Poseen también un esternón ensanchado que sirve de apoyo a los músculos pectorales que mueven las alas y se llama quilla. Las patas están recubiertas de escamas y tienen cuatro dedos con uñas.

El sistema nervioso está aún más perfeccionado, pues en el encéfalo tienen un cerebro con los hemisferios bien desarrollados y el cerebelo es el centro de coordinación vital, ya que procesa las impresiones visuales y el sentido de la posición muscular, muy importante para el movimiento y el equilibrio. Aunque el olfato y el gusto están poco desarrollados, la vista y el oído lo están mucho.

El aparato digestivo es muy eficaz, pues necesitan digerir rápidamente alimentos muy energéticos que dejen pocos residuos para conseguir la energía necesaria para volar. Está compuesto por una boca sin dientes; la faringe, que comunica con el esófago, donde hay una dilatación llamada buche donde se acumula el alimento y se reblandece; el estómago, que se divide en proventrículo (estómago glandular) que segrega jugos digestivos y molleja (estómago muscular) que tritura el alimento; el intestino y la cloaca.

Su aparato circulatorio proporciona O y nutrientes a las células para mantener su elevada tasa metabólica. La circulación es doble y completa, pues la sangre con y sin O no se mezcla. El corazón es grande y la sangre hace su recorrido por sus cuatro cámaras: una aurícula derecha por donde entra la sangre pobre en O de los tejidos, que pasa al ventrículo derecho, sigue hacia los pulmones, se oxigena, pasa a la aurícula izquierda, llega al ventrículo izquierdo y se reparte por todos los tejidos.

En el aparato respiratorio, el aire entra en la cavidad bucal por las narinas; sigue por la tráquea, que acaba en un ensanchamiento llamado siringe o aparato fonador (para el canto); se divide en dos bronquios que comunican con los pequeños pulmones y con los sacos aéreos, cavidades extendidas por cuello, tórax y abdomen que permiten el paso del aire a través de los pulmones.

El aparato excretor produce una orina semisólida que ayuda a retener agua. Esta orina pasa lentamente por lo uréteres y, como carecen de vejiga urinaria, sale por la cloaca mezclada con las heces.

Al hablar de la reproducción de las aves cabe destacar que son ovíparas, que realizan fecundación interna, que forman un huevo amniótico que debe ser incubado y que el desarrollo es directo.

El macho posee testículos pares y conductos eferentes que desembocan en la cloaca. El semen se acumula en la vesícula seminal y, al carecer de pene, la cópula consiste en el acoplamiento de las cloacas.

En las hembras se desarrolla sólo el ovario izquierdo y su oviducto. A medida que los huevos descienden por el oviducto, se añade la clara, las membranas y la cáscara.

El periodo de reproducción comienza con la puesta de huevos y finaliza cuando los pollos empiezan a volar o cuando se valen por sí mismos. La hembra pone los huevos en el nido y ambos lo incuban.

Cuando los polluelos nacen desnudos y tienen que ser alimentados por sus padres se dice que son aves nidófilas. Cuando los polluelos nacen cubiertos de plumón y son capaces de seguir a sus padres y valerse por sí mismos, se habla de aves nidífugas.

Las órdenes más famosas de las aves son:

  • AVES RÁTIDAS: corredoras, con alas reducidas o atrofiadas no aptas para el vuelo, esqueleto poco ligero y sin quilla. P.ej: estrucioniformes (avestruz: aves más grandes).

  • AVES CARENADAS: voladoras, con alas bien desarrolladas aptas para el vuelo, esqueleto ligero y con quilla. P.ej.: pelicaniformes (pelícano: nadadoras, pico largo, patas palmeadas), columbiformes (paloma: buenas voladoras), galliformes (codorniz, gallo: vuelo corto), falconiformes (águila: depredadoras, pico fuerte)…

  • AVES IMPENNES: con aletas natatorias. P.ej.: esfenisciformes (pingüinos: escamas en vez de plumas, comen pescado).

3. MAMÍFEROS

Su nombre deriva de las glándulas mamarias que poseen las hembras para alimentar a sus crías. Son vertebrados tetrápodos, endodermos, con respiración pulmonar, amniotas, vivíparos y cubiertos de pelo.

Su éxito evolutivo se debe a una serie de adaptaciones que han desarrollado, como por ejemplo: un sistema nervioso muy desarrollado, la piel cubierta de pelo, un diafragma musculoso, diferenciación de los dientes, existencia de placenta y glándulas mamarias.

En cuanto a sus características generales, poseen una cabeza con ojos con dos párpados; orejas que recogen las vibraciones y detectan la dirección del origen del sonido; narinas; boca con labios para mamar, lengua móvil, carnosa y sensitiva que sirve para la captura del alimento y la deglución y dientes insertos en los alvéolos y que pueden ser incisivos, caninos, premolares o molares.

El tronco está unido a la cabeza por el cuello y aloja las vísceras. Presenta extremidades tipo quiridio, acabadas en dedos, que sufren modificaciones según el tipo de vida: aletas, alas o patas. Los animales plantígrados apoyan la palma y la planta de las patas, los digitígrados apoyan los dedos y los ungulígrados apoyan los extremos de los dedos.

Muchos poseen cola, que sirve para equilibrar la posición en carrera o salto y como elemento de sujeción en mamíferos arborícolas. Tienen la piel con numerosas glándulas y recubierta de pelo: estructura epidérmica, que se hunde en la dermis y está asociada a un músculo erector. El pelo puede ser de revestimiento (corto, denso, suave, atrapa una capa de aire aislante alrededor del cuerpo) o de protección (largo, grueso, da coloración a la piel y la protege contra el desgaste). Las glándulas tegumentarias de los mamíferos pueden ser: glándulas sudoríparas (producen una secreción acuosa que, al evaporarse en la superficie de la piel, enfría al animal), glándulas odoríferas (sirven como mecanismo de defensa, para marcar el territorio o atraer a la pareja), glándulas sebáceas (asociadas a folículos pilosos, que secretan un aceite impermeable) o glándulas mamarias (para alimentar a las crías). En la dermis hay muchas estructuras sensoriales y nervios relacionados con la detección de cambios de temperatura, presión y con el dolor, que permiten reaccionar ante los posibles cambios ambientales: disco de Merkel (tacto continuo), corpúsculo de Meisser (textura), corpúsculo de Krause (frío), músculo erector del pelo (peligro y frío), corpúsculo de Ruffini (temperatura), terminaciones nerviosas libres (presión) y corpúsculo de Pacini (presión).

En el sistema nervioso de los mamíferos, el encéfalo y los sentidos están muy desarrollados, pues incluso crean las normas de conducta. El gusto se percibe con las papilas gustativas de la lengua y el paladar, el olfato gracias a las fosas nasales, el oído por la oreja y los huesecillos del oído medio (martillo, yunque y lenticular) y la vista por el globo ocular. La vista y el olfato son los más desarrollados.

El aparato digestivo está compuesto por dientes, mandíbulas, lengua y tubo digestivo adaptados a cada tipo de alimentación:

  • Herbívoros: Al tener que ingerir materia vegetal, han creado una serie de adaptaciones para digerir la celulosa. En los rumiantes, el ciego está muy desarrollado y el estómago tiene cuatro cámaras: primero, en la panza se degrada la celulosa y las bolitas que se hacen se mandan a la boca; allí son masticadas, tragadas y regresadas a la panza, por donde pasa después a la redecilla, al libro y al cuajar, donde se realiza la digestión normal.

  • Carnívoros: El tubo digestivo es más corto y el ciego, si existe, también.

  • Omnívoros: Se alimentan de alimentos de origen vegetal y animal.

  • Insectívoros: Como ingieren poca materia vegetal, su aparato digestivo es corto.

El recorrido que realiza el aire por su aparato respiratorio es el siguiente: entra por las narinas, pasa por la faringe, por la glotis, la laringe (cuerdas vocales), sigue por la tráquea y llega a los bronquios. Los pulmones, encerrados en la caja torácica, se ramifican en bronquiolos, que terminan en bolsas llamadas alvéolos pulmonares, que aumentan la superficie de intercambio gaseoso. El diafragma colabora en la ventilación pulmonar.

Su aparato circulatorio es semejante al de las aves, con circulación doble y completa. Los glóbulos rojos de la sangre carecen de núcleo, así pueden transportar más oxígeno.

El aparato excretor de los mamíferos está compuesto por unos riñones muy eficaces que reabsorben gran cantidad de agua. La orina líquida sale de los riñones por el uréter y se almacena en la vejiga urinaria, que, al contraerse, fuerza la salida de la orina por la uretra. Después de la filtración glomerular puede reabsorber mucha más agua.

En la reproducción se realiza una fecundación interna y las crías se alimentan de leche. El aparato reproductor masculino está formado por: los testículos y el sistema de conductos que se unen a la uretra, las glándulas y el pene.

El aparato reproductor femenino está compuesto por dos ovarios, los oviductos, el útero y la vagina.

Los mamíferos se clasifican en distintos grupos:

  • PROTOTERIOS: no tienen labios, dientes ni orejas. Poseen pico córneo.

  • Excreción: Por cloaca.

  • Reproducción: Son ovíparos: No poseen útero, pero sí glándulas mamarias sin pezones. Pone huevos transportados en una bolsa abdominal o incubados en un nido. Cuando las crías rompen el cascarón se alimentan de leche.

  • METATERIOS: Tienen labios, orejas y dientes.

  • Excreción: Por cloaca muy reducida.

  • Reproducción: Son vivíparos: Poseen útero y glándulas mamarias con pezones, pero no forman placenta. Los embriones comienzan su desarrollo en el útero, se alimentan de vitelo y de líquido uterino, nacen y se desplazan al marsupio, donde completan su desarrollo. En la bolsa se alimentan de leche.

  • EUTERIOS: Tienen labios, orejas y dientes.

  • Excreción: Por el ano y el orificio urogenital.

  • Reproducción: Son vivíparos: Tienen útero, placenta y glándulas mamarias con pezones. El útero está formado por: el corion (forma vellosidades que nutren al embrión e intervienen en la formación de la placenta), el amnios (delimita la cavidad amniótica llena de líquido amniótico que protege al embrión), el saco vitelino (contiene poco vitelo e interviene en la formación del cordón umbilical), el alantoides (participa en la formación del cordón umbilical) y la placenta (se une al feto por el cordón umbilical. La madre suministra nutrientes y oxígeno al feto y le libra de productos de desecho gracias a ella). La cría es expulsada en el parto. En periodo de lactancia, la hembra alimenta a las crías con leche de las glándulas mamarias.

Algunos órdenes de mamíferos placentarios son: primates (monos, orangutanes), roedores (ardillas, ratones), carnívoros (leones, tigres), cetáceos (delfines, ballenas), desdentados (perezosos, osos hormigueros) y pinnípedos (leones marinos, focas).