Reproducción animal

Reinos animales. Embrión. Mamíferos. Reptiles. Anfibios. Aves. Peces

  • Enviado por: Nico
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Análisis de Series
Análisis de Series
En el curso aprenderás como analizar la convergencia o la divergencia de una serie. También...
Ver más información

Lógica y Conjuntos
Lógica y Conjuntos
En este de curso de Lógica y Conjuntos estudiaremos fundamentos de la lógica matemática, lo cual...
Ver más información

publicidad

Introducción

El objetivo de este trabajo es investigar sobre los cinco reinos animales de vertebrados y sus distintas clases de reproducciones, las que se irán dando a conocer en el desarrollo del trabajo

Investigaremos además, los distintos ejemplos de cada uno de los reinos con fotografías que ilustran los animales.

Entendiendo así las diferentes características y tipo de reproducción de cada reino y animal específico.

Reproducción animal

Los Vertebrados

Animales cordados, que tienen una columna dorsal segmentada en su estado adulto. En la mayoría de los sistemas de clasificación que gozan de mayor aceptación estos animales se agrupan dentro del subfilo Vertebrata, que, junto con otras divisiones, pertenece al filo Cordados. El subfilo incluye a los mamíferos (también a los seres humanos), aves, reptiles, anfibios, peces óseos, peces cartilaginosos (rayas y tiburones) y lampreas. Los animales vertebrados tienen una larga historia evolutiva. Los primeros vertebrados bien diferenciados aparecen en los depósitos de los estratos rocosos del ordovícico de la era paleozoica.

Embriones de vertebrados

Los vertebrados, que evolucionaron a partir de los peces, recorren etapas embrionarias similares. En la región dorsal se forma una notocorda flexible y a cada lado se desarrollan masas de tejido llamadas somitos o somites. Éstas dan lugar a las principales estructuras: músculos, vértebras, tejido conectivo y, más tarde, las glándulas mayores. Justo encima de la notocorda hay un cordón nervioso hueco. Todos los embriones de vertebrados presentan hendiduras branquiales, que desaparecen durante el desarrollo en las formas no acuáticas (como en humanos).

Mamíferos

Animal de sangre caliente (más apropiado es el término homeotermo, es decir, que la temperatura corporal permanece constante independientemente de las condiciones ambientales), que pertenece a la misma clase que el ser humano y que tiene las siguientes características: el cuerpo recubierto de una cantidad variable de pelo, posee glándulas mamarias y la cavidad corporal está dividida en dos partes (cavidad torácica y cavidad abdominal) por medio de una membrana musculosa denominada diafragma, la cual desempeña un papel muy importante en la respiración. Muestran además gran desarrollo de su sistema nervioso, sobre todo la parte frontal del encéfalo, con la formación de una corteza cerebral que se ha traducido en un desarrollo mayor de la inteligencia; por otro lado, sólo tienen un único arco aórtico del corazón en el lado izquierdo del cuerpo, la existencia de una articulación especial entre el hueso de la tibia y los huesos del tarso en el tobillo, y el hecho de tener tres huesecillos auditivos (martillo, yunque y estribo) en el oído medio. Por último, la mandíbula, que en los mamíferos está compuesta por un solo hueso, el maxilar inferior o dentario, que se articula con el hueso escamoso de la mandíbula superior. La mayoría de los miembros del grupo tienen cuatro extremidades que pueden adaptarse a la natación (como en las focas) o al vuelo, como las alas de los murciélagos. Por el contrario, otros mamíferos sólo tienen un par de extremidades y, en algunos casos, se han reducido hasta convertirse en apéndices vestigiales (como es el caso de las ballenas) o se han perdido para siempre, como en la vaca marina. Todos los mamíferos, excepto los monotremas (ponen huevos), paren crías vivas (viviparismo), que pasan las primeras fases de su desarrollo embrionario dentro de una cavidad del cuerpo de la madre. Algunos mamíferos nacen en un estado bastante indefenso, mientras que otros son capaces de andar e incluso correr al poco tiempo de nacer. El tamaño de los mamíferos varía mucho: el más grande es el de la ballena azul que suele medir más de 30 m de longitud, y los más pequeños (como algunas especies de musarañas, ratones y murciélagos) no llegan a los 5 cm de largo, sin incluir la cola.

Reproducción

Todos los mamíferos tienen una reproducción sexual, por lo que es necesario la presencia de las células reproductoras sexuales (óvulos en la hembra y espermatozoides en el macho) para realizarse; éstas son las que contienen la información genética necesaria para que después de la fecundación (unión entre estas dos células), se origine un individuo completo con las características propias de la especie.

En el caso de los mamíferos actuales más primitivos (los monotremas, que carecen de mamas y se reproducen por huevos), existe un oviducto conectado a un ovario en cada lado del cuerpo; la parte superior corresponde al útero y la inferior a la vagina de los demás mamíferos. Esta zona inferior desemboca en un tracto que también recibe la orina de la vejiga y juntos se abren a un orificio común, la cloaca. La transferencia de las células sexuales masculinas a la hembra se realiza por una simple yuxtaposición de las cloacas de ambos sexos. En el resto de los mamíferos dicha transferencia tienen lugar por medio de la introducción del pene del macho en la vagina de la hembra, proceso que se conoce con el nombre de cópula; después de la fecundación del óvulo, el desarrollo embrionario ocurre en una cavidad (útero), dentro del cuerpo de la madre. En el caso de los marsupiales, el periodo de gestación dura entre 10 y 15 días, las crías nacen en un estado prematuro y la mayoría de su crecimiento se realizará en la bolsa marsupial que tiene su madre. Una gran mayoría de mamíferos van a desarrollar una estructura especial llamada placenta, que consiste en una envoltura a través de la cual se alimenta el feto en desarrollo y también expulsa los productos de desecho. Las crías de mamífero nacen en un estado que no es lo suficientemente desarrollado como para que lleven una vida independiente, por lo que después del nacimiento recibirán los cuidados maternos durante un periodo de tiempo que varía según las especies.

Por Ejemplo:

León miembro de la familia de los Félidos que en tiempos pasados estaba distribuido por toda África y desde Europa hasta Irán e India. Hacia 1900, los leones se habían extinguido en Siria; en la actualidad, los leones salvajes euroasiáticos se encuentran sólo en el santuario de Gir, en la India. En África, los leones habitan al sur del desierto del Sahara, en particular en el parque nacional del Serengeti, en Tanzania, y en el parque nacional Kruger, en Sudáfrica. Esta reducción drástica del área de distribución ha sido la consecuencia directa de la ocupación de las sabanas por el hombre y el ganado doméstico. Los cazadores y pastores cazan a estos animales con facilidad debido al hábitat abierto donde viven. Sin embargo, en las zonas protegidas, los leones constituyen un foco de atracción para los turistas y, dentro de estas áreas, su supervivencia no está amenazada.

Reproducción del león

Reproducción animal
Los leones son polígamos y la hembra cría cada 18 o 26 meses en estado natural; en cautividad, los leones se reproducen una vez al año. Tras un periodo de gestación de 110 días, la hembra pare un número de cachorros comprendido entre uno y cuatro, que nacen con un pelaje denso y moteado. En cautividad, un león puede vivir hasta los 30 años de edad, pero en la naturaleza la media son los 12 años para los machos y 16 años para las hembras.

Reptiles

Reproducción

La mayoría de los reptiles son ovíparos (ponen huevos), pero muchas especies de serpientes y lagartos son ovovivíparas (alumbran crías vivas). Los reptiles existentes se caracterizan por el desarrollo de dos membranas embrionarias: un amnios protector y un alantoides respiratorio, o membrana vascular fetal. El amnios, común a los reptiles, aves y mamíferos, impide que el huevo se seque, de modo que las primeras fases del ciclo vital de estos animales no tiene que depender del agua. En la mayor parte de las serpientes y algunos lagartos sólo hay un pulmón funcional; en otros reptiles, ambos pulmones están igualmente desarrollados. El tórax y el abdomen no están separados por un diafragma y la respiración se realiza con la ayuda de músculos de la pared del cuerpo.

Clasificación

Los primeros reptiles aparecieron durante el alto carbonífero del periodo paleozoico. Muchas formas evolucionaron y florecieron durante el mesozoico, también conocido como era de los reptiles

Rincocéfalos

Escamosos

Quelónidos

Crocodilios

Ictiosaurios

Sauropterigios

Saurisquios y Ornitisquios

Pterosaurios

Terápsidos

Por Ejemplo:

Serpiente: reptil que pertenezca al suborden Serpientes u Ofidios. Su cuerpo es muy alargado y habitualmente cilíndrico, si bien la serpiente marina y muchas serpientes arborícolas tienen cuerpos aplanados lateralmente.

Reproducción

Las serpientes se reproducen ya sea poniendo huevos que la hembra suele abandonar en algún lugar recogido, o alumbrando crías vivas, que también son abandonadas. Tanto los huevos como las crías pueden alcanzar un número de hasta 100 por puesta, pero lo habitual es que sean muchos menos. La atención familiar no existe en lo que se refiere a las crías, aunque algunas especies protegen los huevos durante el periodo de incubación; la hembra de la pitón incluso los incuba. El crecimiento es bastante rápido y las crías alcanzan la madurez en el transcurso de uno a cinco años. La edad más avanzada que se ha registrado entre las serpientes es de poco menos de 30 años, tanto en la anaconda como en la cobra de labios negros.

Anfibio

se encuentra los peces y los reptiles. Cuando emergieron de los océanos, hace casi 400 millones de años, los anfibios se convirtieron en los primeros vertebrados (animales con espina dorsal) terrestres. Abarca tres órdenes de anfibios vivos: los anfibios con cola, formados por las salamandras (también los tritones) y las sirenas; los anfibios sin cola, entre los que se encuentran los sapos y las ranas; y las cecilias, anfibios similares a gusanos, carentes de extremidades y ciegos.

Debido a sus cuerpos esbeltos y largas colas, es fácil confundir a algunos anfibios, como las salamandras, con los lagartos y otros reptiles. No obstante, al contrario que los reptiles, los anfibios carecen de escamas y tienen que permanecer en las inmediaciones del agua para sobrevivir.

Reproducción

En lo que se refiere a la obtención de comida y apareamiento, los anfibios son bastante activos durante la noche. La mayoría de ellos pasa al menos parte de su vida en ambientes húmedos y suele poner sus huevos, frágiles y gelatinosos, en el agua. En la mayoría de las especies, de éstos salen larvas llamadas renacuajos, que respiran por medio de branquias y sufren una metamorfosis, es decir, sus cuerpos cambian y se transforman hasta convertirse en adultos que respiran en el medio aéreo. Algunos anfibios, no obstante, maduran sexualmente durante la fase larvaria y jamás experimentan la metamorfosis. Los anfibios adultos son carnívoros y se alimentan sobre todo de insectos, babosas y gusanos. La mayoría de los anfibios vive en regiones cálidas y húmedas.

Por ejemplo :

Rana voladora

Estas ranas anidan en los árboles. La hembra segrega una sustancia que bate con sus patas hasta obtener una especie de espuma para hacer el nido. Luego se produce la puesta y la fecundación. El sol endurecerá la espuma por fuera, y por dentro seguirá líquida. Luego la lluvia la disolverá y caerán los renacuajos.

Reproducción animal

Ave

Animales con plumas. Todas las aves adultas tienen plumas, aunque algunos tipos como el pelícano, el martín pescador, el pájaro carpintero y el arrendajo están completamente desnudos cuando salen del huevo. El término pájaro se aplica a cualquier ave con capacidad para volar y de pequeño tamaño.

Las aves comparten ciertos rasgos con los mamíferos, como ser animales de sangre caliente y tener un corazón de cuatro cámaras. Sin embargo, se diferencian de éstos en que evolucionaron de los dinosaurios mucho tiempo después de que se separaran los grupos de reptiles y mamíferos. Como la mayoría de los reptiles y algunos mamíferos primitivos, se desarrollan a partir de embriones localizados en huevos que están fuera del cuerpo materno. Los huevos de las aves tienen cáscaras duras, son muy fuertes en los de las especies grandes y bastante frágiles en las de pequeño tamaño. Esta característica los diferencia de los huevos de los reptiles.

Reproducción

Suelen ser pocas aves las que permanecen con la misma pareja a lo largo del año y de un año al siguiente. Incluso, aunque una pareja pueda unirse varios años, la relación entre los miembros o la unión de pareja debe renovarse o reforzarse al comienzo de cada época de reproducción. Las aves ponen sus huevos en sitios tan variados como el suelo desnudo o nidos muy elaborados.. Los nidos se construyen con una gran variedad de materiales fáciles de conseguir. Muchas aves despluman la parte de su abdomen que se alinea con el nido, de modo que el trozo de piel expuesta (llamada parche de la nidada) ayuda a calentar los huevos. El número de huevos por nido varía según las especies, entre uno y una docena o más. En la mayoría de las especies los progenitores se turnan para incubar los huevos o lo hace sólo la hembra. Sin embargo, en algunas especies los papeles que desempeñan los dos sexos se invierten y tanto la incubación de los huevos como la alimentación de las crías corre a cargo de los machos. En la mayoría de las aves, la familia se desintegra tan pronto como las crías son capaces de alimentarse por sí mismas y, entonces, siguen su propio camino. En algunas especies de gran tamaño, como los cisnes o las grullas, las familias pueden emigrar y permanecer juntas durante todo el invierno. Estudios recientes indican que en varias especies de diferentes órdenes las crías pueden permanecer con sus progenitores de uno a tres años, ayudándolos a alimentar y cuidar a las crías de los años sucesivos antes de marcharse a buscar pareja.

ORDEN

CLASIFICACIÓN DE LAS AVES

Anseriformes

Aves acuáticas (patos, gansos, cisnes)

Apodiformes

Vencejos, colibríes

Apterigiformes

Kiwis

Caprimulgiformes

Chotacabras

Casuariformes

Casuarios, emúes

Caradriformes

Limícolas, gaviotas, jacanas, págalos, golondrinas de mar, rayadores

Ciconiformes

Garzas, cigüeñas, ibis, espátulas, flamencos, avetoros

Coliformes

Colios o aves ratón

Columbiformes

Palomas

Coraciformes

Martines pescadores, abejarucos, carracas, abubillas, cálaos

Cuculiformes

Cucos, anís, correcaminos

Falconiformes

Buitres, halcones, águilas

Galliformes

Lagópodos, faisanes, pavos, codornices

Gaviformes

Colimbos

Gruiformes

Grullas, rascones, avutardas, caraus, fochas, calamones

Paseriformes

Aves capaces de posarse (más de 70 familias), incluyendo cuervos, tordos, gorriones, golondrinas, chochines, sílvidos, papamoscas, alondras, trepadores, vireos, alcaudones, mirlos

Pelecaniformes

Pelícanos, alcatraces, cormoranes, piqueros, anhingas

Piciformes

Pájaros carpinteros, indicadores

Podicipediformes

Somormujos

Procelariformes

Albatros, pardelas, petreles

Psitaciformes

Loros

Reiformes

Ñandúes

Esfeniciformes

Pingüinos

Estrigiformes

Búhos

Estrucioniformes

Avestruces

Tinamiformes

Tinamúes

Trogoniformes

Quetzales

Por ejemplo

Aguila de cabeza blanca:

Entrado ya el mes de mayo tienen lugar las puestas que suele constar de dos huevos y que son incubados por ambos componentes de la pareja durante unas cinco semanas. Después de los nacimientos la atención que los padres prestan a sus crías va disminuyendo poco a poco hasta dejar de suministrar aportes al nido, lo que provoca que los pollos, ya volanderos, aceleren su puesta a punto para desplazarse a finales de verano hacia el sur con el resto de sus congéneres.

Reproducción animal

Peces

Suele tener branquias en la fase adulta y cuyas extremidades, cuando existen, adoptan la forma de aletas. Al contrario que otros grupos de animales comúnmente reconocidos, los peces son un conjunto heterogéneo de grupos que no pueden ser identificados por ningún rasgo definitorio (por ejemplo, los mamíferos se caracterizan por la presencia de glándulas mamarias o pelo). Hay, por tanto, excepciones a la definición que aquí se ofrece. Por lo general, se da por supuesto que los peces engloban a los vertebrados carentes de mandíbulas, como la lamprea y el mixino; también se cuentan entre ellos el tiburón, la raya, la quimera, los dipnoos o peces pulmonados y los peces óseos. Este último grupo comprende los individuos que acostumbramos a llamar peces.

Reproducción

Los peces tiene diversos mecanismos de reproducción. Aunque la heterosexualidad es el más común, algunas especies son hermafroditas —es decir, sus miembros desarrollan tanto ovarios como testículos, bien en fases vitales distintas o simultáneamente—. Algunas especies de rapes exhiben parasitismo sexual; en este caso, el macho se fija sobre el cuerpo de la hembra de forma permanente, obteniendo su alimento del sistema circulatorio de ésta.

Los peces ovíparos son los que ponen huevos, que son fecundados en el exterior del cuerpo de la hembra; en estos casos, el desarrollo de las crías es también externo. Las especies que dispersan sus huevos en el agua producen a menudo cantidades prodigiosas de ellos. Un único bacalao, por ejemplo, puede producir hasta 7 millones de huevos. Otros peces ovíparos, como el salmón del Pacífico, pueden efectuar notables migraciones de regreso a su lugar de origen para desovar. La atención familiar tras la puesta puede estar totalmente ausente, o ser muy elaborada, lo que implica la defensa del territorio o el nido. En la amia y algunos cíclidos africanos, los peces jóvenes penetran en la boca de uno de sus progenitores para huir de la amenaza de los depredadores.

Los peces vivíparos presentan fecundación interna y alumbran las crías en un estado de desarrollo avanzado. El viviparismo se ha dado a menudo entre los peces y perdura en el tiburón, el celacanto y algunos peces de acuario como el guppy. Hay diversos mecanismos para proporcionar nutrientes a los embriones, que pueden multiplicar hasta mil veces su tamaño antes del alumbramiento. Ciertas especies son ovovivíparas, lo que quiere decir que las crías salen del huevo en el oviducto de la hembra y, por tanto, nacen vivas.

Por Ejemplo:

Reproducción animal
Tiburón: A diferencia de los peces óseos, que por regla general alumbran grandes masas de crías diminutas e inmaduras, la mayor parte de los tiburones alumbran a crías grandes y bien desarrolladas, en número máximo de 100 por camada. El tiburón tigre, por ejemplo, sólo da a luz a dos crías por camada. La fecundación es interna: el macho inserta uno de sus órganos copuladores en la hembra. La mayoría de los tiburones son ovovivíparos, es decir, los huevos se abren en el interior de la hembra, que alumbra crías vivas. Algunos son ovíparos; ponen huevos protegidos por una cáscara córnea con filamentos que sirven para anclarse a rocas o plantas marinas. Otros son vivíparos: las crías se desarrollan en un útero análogo al de los mamíferos. El saco de la yema del huevo se convierte en una placenta en los pliegues de la pared uterina y proporciona nutrientes al embrión. El desarrollo embrionario dura más de seis meses y, en el caso de la pintarroja del Atlántico, dura cerca de dos años. Al nacer, las crías de algunas especies grandes miden más de 1 m de longitud y son nadadores veloces que se alimentan de las mismas presas que los adultos. En muchos casos, las crías nacen en zonas protegidas próximas a la costa, lejos de los machos. Los tiburones ayunan durante largos periodos en la estación de reproducción y se mantienen recurriendo a las grandes reservas de lípidos almacenadas en el hígado. Así evitan devorarse los unos a los otros, así como a las crías.

CONCLUSIONES

Podemos concluir que a pesar de son la misma clase de animales, o sea, vertebrados, las características físicas y de ambiente de cada reino animal definen muy claramente y en forma distinta del apareamiento y la reproducción de cada uno de ellos Por ejemplo existen animales vivíparos, es decir, que se reproducen por crías vivas y ovíparos, los cuales se reproducen por huevos.

BIBLIOGRAFÍA

  • INTERNET

  • Encarta 1998, 2000

Colegio Divina Pastora

Pedro de Valdivia

REPRODUCCIÓN ANIMAL