René Passet

Economía. Capitalismo. Comercio internacional. Condicionantes políticos

  • Enviado por: Diego
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo de Economía sobre René Passet

Manifiesto por una economía con fines humanos”

A fines de enero en Porto Alegre, Brasil el Foro Social Mundial (F.S.M) afirmó la posibilidad de un mundo pacífico y solidario, a través de criterios de inversión e intercambios específicos. Aunque vivamos entre una economía fundada en la rentabilidad de capital financiero, la F.S.M argumentó claramente su posición.

Como actualmente sabemos los capitalistas guardan sus ganancias en bancos suizos (caracterizados por tener los fondos de corruptos, narcotraficantes, etc.). Por el contrario, en el nuevo mundo no habrían estos casos. Gracias a las lógicas económicas se podrían satisfacer las necesidades totales de los humanos.

Las empresas y países están transitando una continua competencia por mayor productividad de diversos productos, por lo que apoyan la contaminación en el medio ambiente ya que realizan una explotación de los recursos. Estas industrias también requieren de mano de obra, aunque la invención y utilización de nuevas maquinarias hacen que el trabajo escasee, que se inculque a las personas en la miseria, que se marquen más las desigualdades y exclusiones sociales. Esto, no tan solamente están originados por las compañías y estados, sino también por el ser humano que apoya la mercantilización por las constantes consumiciones de elementos, haciendo posible que los precios de los sistemas productivos de las empresas sea el dominante y, los sistemas productivos de los países sean los dominados. A pesar de todo esto se cree que hay distintas formas, distintos tratamientos económicos para los desfavorecidos en estos casos.

La cláusula de la nación más favorecida de la Organización Mundial del Comercio trata de evitar las comunidades solidarias que quieren: que no se los domine; controlas los movimientos de flujos y reflujos de las empresas, pues éstas provocan una desorganización miserable de la economía. La unión del sector público con el estado acabaría con el imperio capitalista.

Estamos presentes en un planeta caracterizado por la rentabilidad mercantil y de lucro con fines monetarios muy diferente a la propuesta del F.S.M., que promueve los derechos de las personas, la utilidad social y el interés general. Estos conceptos juntos forman los bienes de largo plazo para la población como salud, educación, seguridad, infraestructuras, actividades bancarias o financieras. Y las más importantes actividades sociales a largo plazo: los sistemas de intercambio local; la vida asociativa local; y las redes de intercambio recíproco y de saberes. Todos estos elementos formarían un gran y poderoso conjunto no lucrativo formado por asociaciones, cooperativas, mutuales, sistemas financieros alternativos y solidarios dando origen a una economía absolutamente social y solidaria.

Primacía en lo político”

Surgida toda esta cuestión en aspectos socio-económicos habrían nuevas funciones y nuevas lógicas en continuo cambio. Estas dos modificaciones formarían una construcción y gestión del bien colectivo. Y es aquí cuando se critica negativamente este supuesto “nuevo mundo”. Éste proclama que se establecería una racionalidad individual mercantil, pero que la sumatoria de estas racionalidades no conforman las acciones socio-económicas.

Esta política daría sentido a la vida. Se establece a lo socio-cultural por encima de los valores mercantiles refutables y demostrables. Así se daría a conocer una equilibrada y concreta democracia.

Éste no sería el caso de una nueva organización de sistemas financieros y monetarios que pretenden el control de movimientos de capitales en el mundo (países ricoscontrolotros países), sino que la voluntad de los pueblos haría que ésta política sea copiada a nivel mundial. Para poder lograr esto debería haber:

  • Democracia.
  • Solidaridad.
  • Ayuda.
  • Reestructuración de las instituciones internacionales en torno a una Organización Mundial del Desarrollo Social ( con la capacidad de negociar con otros países).
  • Reducción del tiempo laboral.
  • Trabajo.
  • Reparto de riquezas.
  • Compromiso de los seres humanos para la protección de la naturaleza y de desarrollo sustentable para la satisfacción de necesidades de las generaciones actuales y futuras.

Aunque el gobierno no pueda o no quiera establecer este “nuevo mundo” se están creando más focos soñadores de este modelo sustentable para el bien de todos.

Diego Luque.

Economía y Política.

Ficha documental

Autor: René Passet.

Publicado en Artículos especiales para eldplo.org.

Número de Edición Número 20- Febrero 2001.

Artículos vinculados.

Temas Economía., Política., Relaciones internacionales, Mundialización (Economía), Neoliberalismo, Nueva economía, Política internacional.

Países Brasil, Suiza.