Renacimiento

Poesía. Prosa. Generos narrativos. Siglo XVI

  • Enviado por: Magui
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

TEMA 12

2. LA POESÍA EN EL RENACIMIENTO

Se desea crear una literatura basada en la belleza formal. La naturaleza es una fuente de inspiración, el poeta descubre su propia intimidad desde la contemplación de la belleza exterior, espejo de la belleza ideal. La presencia de los relatos mitológicos y del bucolismo pastoril serán referencias constantes en la poesía renacentista.

El modelo de poesía petrarquista italiano será el aceptado por los autores españoles del siglo XVI, BOSCÁN, GARCILASO DE LA VEGA Y FERNANDO HERRERA. De Tetrarca se toma la expresión intima del sentimiento amoroso, el tono de lamento se suele incluir en sus composiciones y la exaltación del paisaje y de la naturaleza.

Unas de las virtudes del renacimiento español fue la unión entre las nuevas influencias italianas y lo nacional. La nueva visión del mundo y del hombre no niega la tradicional valoración de lo religioso, surgiendo la poesía mística y ascética, como la de Fray Luís de León y San Juan de la Cruz.

2.1 la lírica italianizante.

El verso más utilizado es el endecasílabo, de mayor elegancia y de ritmo más adecuado. Las formas estróficas empleadas serán el soneto, terceto, octava real, lira, canción y silva. Se considera que la poesía es un medio de expresión de los sentimientos íntimos del poeta y un reflejo de la realidad exterior (naturaleza).

Los temas son: el amor unas veces como fuente de insatisfacción y dolor, otras como regenerador y purificador del hombre; la naturaleza y los mitos, tomados como motivos temáticos en sí mismos.

Gracilazo de la Vega

Da plenitud y calidad en su poesía a las nuevas formas y temas, encarna las cualidades que ha de reunir el cortesano renacentista. Casado con doña Elena se enamora de Isabel Freyre, la cual se convertirá en fuente de inspiración de todas sus poesías amorosas. Esta se casa y le sume a gracilazo a una depresión. Gracilazo murió en el asalto de muy.

La obra poética consta de: una epístola, dos elegías, tres églogas, cinco canciones y treinta y ocho sonetos.

Los temas de la elegías y de los sonetos son: expresión de los sentimientos más íntimos del poeta y la idealización del amor.

Entre los sonetos más destacados son: los de carácter mitológico, los que expresan el dolor por la muerte de doña Isabel y en los que desarrolla el tema del carpe diem.

En las églogas donde alcanza su perfección salen unos pastores idealizados que expresan sus lamentos amorosos. Sobresale la égloga donde el poeta desdobla su sentimiento personal en las figuras de los pastores Salicio y Nemoroso. Por boca de los pastores, expresa el lamento por el desdén de su amada (Elisa), aquí destacan las representaciones paisajísticas que sirven de motivo simbólico del tema amoroso.

La influencia de Tetrarca es notable. La belleza, la musicalidad, el tono de melancolía y la presencia de un paisaje armónico y sosegado son motivos poéticos a los que el autor confirió un etilo muy personal y de indudable calidad.

2.2 Fray Luís de León

Este representa a un escritor de carácter intelectual que mejor sintetiza esa unión entre humanismo y religión, entre la percepción de la belleza y a concepción moral de la realidad. Ingresó en la orden de San Agustín y realizó estudios en Salamanca. Fue acusado de judío y de no haber impedido la traducción del Cantar de los Cantares, fue victima inquisitorial, y fue encarcelado.

Las poesías originales de fragmentos bíblicos, de poetas clásicos e italianos. Los temas más desarrollados son el deseo de soledad y de retiro con la naturaleza, la contemplación del equilibrio natural, la búsqueda de la paz espiritual, la comunión con la armonía del universo, reflejo de la armonía divina.

Su estilo se caracteriza por la sobriedad y la sencillez.

Se pueden agrupar sus poemas de la siguiente manera: poemas de corte horaciano (beatus ille) (menosprecio de corte y alabanza a la aldea), poemas de influencia platónica y pitagórica (contemplación de la armonía y del orden universal), poemas religiosos, poemas morales y poemas patrióticos.

2.3 la poesía mística de San Juan de la Cruz

La literatura ascética es la que hace ejercicios morales que preparan el alma para unirse con Dios, la mística la que describe las experiencias de unión con Dios. La ascética es una parte de la mística, un proceso purgativo indispensable para la contemplación y el conocimiento sobrenatural de lo divino, y la posterior comunión del alma con Dios.

San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús representan la cima de la literatura mística española.

Sus poemas se componen de imágenes que sugieren percepciones intelectuales, en las que la naturaleza sólo tiene cabida como elemento simbólico. La noche se convierte en evocación de la eternidad y también, en símbolo de la soledad del alma llena de tentaciones, que si se logran vencer dejarán paso a la luz al alma.

La emoción, el sentimiento y, en ocasiones, una ardiente sensualidad se reflejan por medio de una amor profano transpuesto al amor divino: la Amada que sale al encuentro del amado…

Su poesía se ha de resumir en tres poemas: la noche oscura del alma, cántico espiritual, llama de amor viva.

La lira adquiere en San Juan un tratamiento insuperable, riqueza del léxico y variedad del léxico permiten descubrir palabras rústicas junto a vocablos cultos. La expresión sensorial de los paisajes descritos en exquisita. La utilización de recursos lit. es precisa y acertada, especialmente el empleo de imágenes, de las paradojas y antítesis de términos opuestos y de las exclamaciones.

3. la prosa en el siglo XVI

La novela va a asumir dos manifestaciones estéticas que caracterizan a este movimiento: idealismo y realismo. Las narraciones idealizadas y de invención fantástica: de caballerías, novela pastoril… la novela de observación critica de la realidad, que va a dar origen a la novela picaresca.

3.1 la prosa didáctica y religiosa.

La influencia del pensamiento clásico y de las doctrinas erasmistas van a fundirse con los temas bíblicos y de la tradición cristiana.

-los humanistas tratan temas morales, históricos, políticos y religiosos con un talante crítico, especialmente Alfonso de Valdés y Juan de Valdés.

-la prosa religiosa incluye libros muy diversos: desde las vidas de santos a comentarios bíblicos o reflexiones de carácter teológico, son los autores místicos y ascetas los que crearán una literatura religiosa propiamente dicha. San Juan de la cruz(subida al monte Carmelo…), fray Luis de león (libro de Job, la perfecta casada)

Santa teresa de Jesús escribió (libro de su vida, libro de las fundaciones), (las moradas o castillo interior)

Las moradas cuenta una visión alegórica: la de un castillo con 7 aposentos que el alma tiene que recorrer hasta conseguir la mística con Dios)

3.2 los géneros narrativos del XVI

-Los libros de caballerías: las novelas de evasión, que pretendían satisfacer, desde de un punto de vista imaginativo, el deseo de las aventuras, cuenta hazañas de caballeros, el más famoso el Amadis de Gaula

-la novela pastoril supone la introducción del bucolismo en la prosa, pastores refinados y artificiosos, desventuras amorosas en un contexto natural idealizado, siempre influido por el amor platónico (los siete libros de la diana, la diana enamorada y la arcadia)

-la novela morisca: aventuras ficticias entre árabes y cristianos durante el periodo de la Reconquista, en un ambiente de Gran Cortesía y caballerosidad. (el abencerraje)

-la novela bizantina: fabulosas aventuras que les suceden a dos enamorados, en tiempos y lugares imaginarios, hasta que por fin pueden volver a reunirse (los trabajos de Persiles y Segismundo, el peregrino en su patria)

LAZARILLO DE TORMES

Causas:

-decadencia y miseria social con Felipe II

-Pensamiento de Erasmo

-critica al honor y limpieza de sangre

-tradición de la literatura latina en la que aparecen rasgos antihéroe.

-conocía la tradición lit. Europea en la que aparece la astucia como modelo a seguir (Cameron de bocado, y Dante: la Divina Comedia)