Renacimiento

Arte del Siglo XVI y XVII. Pensamiento renacentista. Humanismo y corrientes artísticas

  • Enviado por: David Rengel
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 5 páginas
publicidad

INDICE:

  • CARACTERÍSTICAS GENERALES

  • ASPECTO IDEOLÓGICO

  • ARTES Y ARQUITECTURA

  • CIENCIA Y TECNOLOGÍA

  • POLÍTICA

  • RELIGIÓN

INFORME SOBRE EL RENACIMIENTO

CARACTERÍSTICAS GENERALES

― Poseía una economía urbana y mercantil

― Pueblos y ciudades crecieron rápidamente, se fue desarrollando e incorporando el

comercio, la industria textil y la minería. La economía renacentista seguía siendo la

agricultura.

― Los intereses del hombre se ampliaron y comenzaron a preocuparse más del bienestar terrenal y por el lujo, especialmente se interesó por el arte, literatura y ciencia; seguro de sí mismo, se lanzó a la búsqueda de nuevas tierras, explorar los secretos de la naturaleza y expresó su amor a la vida a través del arte.

― Se produjeron numerosas transformaciones económicas, derivadas del

relanzamiento del sistema capitalista.

― Se inició la subida en el escalafón social de la burguesía, la cual comenzó a imponer

sus valores, según los cuales el individuo para ser alguien tenía que ir respaldado por su

buena condición económica, en detrimento de su origen familiar de alto linaje.

― Los movimientos de la población fueron importantes, tanto por el aumento del

crecimiento demográfico, como por los desplazamientos humanos desde el mundo rural

hacia las ciudades.

― Se produjo un cambio en la mentalidad del hombre, comenzándose a valorar al

individuo en sí mismo.

― Los descubrimientos científicos fueron relevantes y empezó a admitirse la ciencia

como la guía del progreso de la humanidad, dejando de lado los prejuicios religiosos.

― Proliferaron los instrumentos técnicos, como la imprenta, la brújula y las

fundiciones.

― Se multiplicaron las posibilidades de una mayor expansión y divulgación de la

cultura con la creación de las diferentes Universidades, la secularización del saber y con

el impulso que adquirió el latín como lengua transfronteriza que ayudaba a la

comunicación entre los distintos intelectuales de toda Europa.

― Tras la irrupción de Maquiavelo, se estableció un concepto diferente de la política,

en la que lo importantes eran los fines y no los medios para conseguirlos. De esta

manera, se fueron asentando los cimientos del Estado moderno.

― Se produjo una crisis religiosa, provocada por la fuerte influencia que ejerció la relectura del paganismo greco-romano, que desembocó en una etapa de conflictos

religiosos, entre los que destacó la ruptura de la Reforma.

― Se desarrolló una nueva concepción del hombre y de su papel en la sociedad, en la

que los individuos eran los protagonistas, pudiendo ejercer su capacidad para intervenir

y transformar el mundo, alejándose de los presupuestos estoicos sobre la predestinación

― La vuelta a la Antigüedad. Resurgirán tanto las antiguas formas arquitectónicas,

como el orden clásico, la utilización de motivos formales y plásticos antiguos, la incorporación de antiguas creencias, los temas de mitología, de historia, así como la adopción de antiguos elementos simbólicos. El retorno a los antiguos significa no sólo la recuperación de su obra, sino fundamentalmente el retorno al principio, a los orígenes de la vida humana, cultural, del ser humano. Volver al principio no significa volver a Dios, sino precisamente al terreno del hombre y del mundo humano. De ahí la valoración del pensamiento filosófico pre-cristiano. El retorno significa, además, una conquista. La vuelta a los orígenes, al principio, conlleva la conquista de la personalidad humana. El que este retorno se efectúa mediante las artes y las ciencias, y no mediante experiencias místicas interiores, por ejemplo, significa una búsqueda de la objetividad.


― Surgimiento de una nueva relación con la Naturaleza, que va unida a una concepción ideal y realista de la ciencia. La matemática se va a convertir en la principal ayuda de un arte que se preocupa incesantemente en fundamentar racionalmente su ideal de belleza. La aspiración de acceder a la verdad de la Naturaleza, como en la Antigüedad, no se orienta hacía el conocimiento de fenómeno causal, sino hacía la penetración de la idea.


― El ideal común de este período viene definido por la esperanza de un renacer del ser humano a una vida verdaderamente "humana", mediante el recurso a las artes, las ciencias, la investigación... poniendo de manifiesto la consideración del ser humano como ser natural, en oposición a la consideración medieval del ser humano como ser-para-Dios.

― El hombre es libre de decidir su conducta, de elegir su destino, lo que supone una exaltación de la libertad individual tanto en el orden teológico como el orden cultural y social.

― Se echó de ver claramente una desviación más o menos efectiva (en un principio no programática) de muchos ideales de la cultura eclesiástico-medieval. En vez de humildad, conciencia de sí mismo; en vez de renuncia, meditación y oración, acción y fuerza; en vez de mortificación, placer; en resumen, en vez del más allá y el reino de los cielos, el más acá y su belleza y la perduración de la fama del propio nombre. Se fue descubriendo más y más la hermosura del mundo, buscándola en los viajes y en un nuevo modo de contemplar plácidamente la naturaleza (Petrarca, su vida campestre, su ascensión a las montañas).

ASPECTO IDEOLÓGICO


B.- Principales corrientes filosóficas del Renacimiento
a) Platonismo.
b) Aristotelismo averroista (Padua, un solo entendimiento) y Aristotelismo alejandrino (Alejandro de Afrodisia, muchos entendimientos).
c) Estoicismo, epicureísmo, escepticismo.
d) Naturalismo: Bruno, Telesio, Campanella.
e) A ellas hay que sumar la actividad científica representada por Copérnico, Galileo y Kepler, en lo que supondrá la renovación de la concepción del Universo.

C.- Características filosóficas
1. Una de las características más notables del Renacimiento es el antropocentrismo, lo que supone una valoración no sólo de la personalidad del ser humano, sino también de su individualidad.

2. También el naturalismo irá asociado al desarrollo del Renacimiento. Se destacan los aspectos naturales del hombre versus los aspectos sobrenaturales. Es algo de lo que encuentran los renacentistas que "vuelven" a Aristóteles: la separación del universo y de Dios y la exaltación de la naturaleza; al igual que los que se "vuelven" hacia Platón, buscando una religiosidad natural y la exaltación del hombre y de su libertad (el hombre no es malo, es ignorante, no necesita, pues, la gracia divina para su redención).

3. Bacon, Copérnico, Galileo, Kepler, son figuras centrales en el desarrollo de la ciencia, que supondrá la destrucción de la imagen ptolomeica del mundo, inspirada en el universo cerrado y geocéntrico de las dos esferas; la creciente y progresiva matematización de la naturaleza y el desarrollo del método experimental serán dos de las bazas más significativas de su triunfo.

4. El Renacimiento supone pues el renacer del espíritu de libertad de un ser humano que se cree inserto en la naturaleza y en la historia.

ARTES Y ARQUITECTURA

En el campo de las bellas artes la ruptura decisiva con la tradición medieval tuvo lugar en Florencia en torno a 1420, cuando el arte renacentista alcanzó el concepto científico de perspectiva lineal que hizo posible representar el espacio tridimensional de forma convincente en una superficie plana. Las obras del arquitecto Filippo Brunelleschi y del pintor Masaccio son deslumbrantes ejemplos del uso de esta técnica.

Donatello, considerado fundador de la escultura moderna, esculpió una estatua de David, primer desnudo a tamaño natural desde la antigüedad.

Desde mediados del siglo XV, las formas y temas clásicos volvieron a ser utilizados: los motivos mitológicos tomados de las fuentes literarias adornaron palacios, paredes, mobiliarios y vajillas; Pisanello retomó la antigua costumbre de acuñar medallas para conmemorar a eminentes figuras, como el político florentino Cosme de Medici; Piero della Francesca, Andrea Mantegna y Sandro Botticelli pintaron retratos de personajes de la nobleza, resaltando sus características individuales.

Los ideales renacentistas de armonía y proporción culminaron en las obras de Rafael, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel durante el siglo XVI. Se produjo un cambio en la mentalidad, comenzándose a valorar al individuo en sí mismo.

Alberti es uno de los grandes arquitectos del Quattrocento italiano. Su arquitectura renacentista se caracteriza por basarse en estrictas relaciones matemáticas.

Florencia fue una de las ciudades pioneras en desarrollar el renacimiento, y Brunelleschi será el gran representante del Quattrocento italiano.

El Quattrocento supone volver a utilizar elementos constructivos y decorativos clásicos: el arco de medio punto, las columnas, pilastras con los órdenes clásicos, etc.

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Se hicieron progresos en medicina y anatomía, especialmente tras la traducción, en los siglos XV y XVI, de numerosos trabajos de Hipócrates y Galeno; también fueron traducidos en el siglo XVI algunos de los más avanzados tratados griegos sobre matemáticas. Entre los avances realizados destacaron la solución de ecuaciones cúbicas y la innovadora astronomía de Nicolás Copérnico, Tycho Brahe y Johannes Kepler. Un avance que causo una gran conmoción fue el de Johannes Gutenberg cuando introdujo los tipos móviles en 1453, y un año mas tarde emprende la tarea de impreimir una Biblia de 1.282 páginas y de la que tiró 300 ejemplares: fue el primer libro impreso de la historia.

A finales del siglo XVI, Galileo ya había dado un paso fundamental al aplicar modelos matemáticos a la física.

La geografía se transformó gracias a los conocimientos empíricos adquiridos a través de las exploraciones y los descubrimientos de nuevos continentes y por las primeras traducciones de las obras de Tolomeo y Estrabón, el descubrimiento de la brújula ayudó mucho también.

En el campo de la tecnología, la invención de la imprenta en el siglo XV revolucionó la difusión de los conocimientos. La imprenta incrementó el número de ejemplares, ofreció a los eruditos textos idénticos con los que trabajar y convirtió el trabajo intelectual en una labor colectiva. El uso de la pólvora transformó las tácticas militares entre los años 1450 y 1550, favoreciendo el desarrollo de la artillería, que mostró sus efectos devastadores contra los muros de piedra de castillos y ciudades.

El ejército medieval, encabezado por la caballería y apoyado por arqueros, fue reemplazado progresivamente por la infantería, provista de armas de fuego y picas; tales fuerzas formaron los primeros ejércitos permanentes de Europa.

Pero sin duda la mayor revolución científica y astronómica la protagonizo el polaco Nicolás Copérnico (1473-1543), quien demolió con sus observaciones el inatacable sistema de Hiparco y Ptolomeo, y que la Iglesia hacía suyo, el cual situaba la Tierra en el centro del universo.

Su obra De revolutionibus orbium coelestium causó una verdadera conmoción en el mundo docto y fue incluida por la Iglesia en el índice de libros prohibidos.

Los luteranos no se mostraron menos hostiles. Aparte la aportación que esta obra supuso, demostró que los antiguos no lo sabían todo, lo que significo de paso una sacudida para los cimientos del edificio renacentista.

POLÍTICA


En el campo del derecho, se tendió a sustituir el abstracto método dialéctico de los juristas medievales por una interpretación filológica e histórica de las fuentes del Derecho romano. Por lo que respecta al pensamiento político, los teóricos renacentistas recusaron, pero no anularon, la proposición medieval de que la preservación de la libertad, del derecho y de la justicia constituía el objetivo fundamental de la vida política. Los renacentistas aseveraron que la misión central del gobernante era mantener la seguridad y la paz. Maquiavelo sostenía que la virtú (la fuerza creativa) del gobernante era la clave para el mantenimiento de su propia posición y el bienestar de sus súbditos, idea consonante con la política de la época.

Durante el renacimiento las ciudades italianas se convirtieron en estados territoriales que buscaban expandirse a costa de otros.

En este período, la sociedad feudal de la Edad Media, se transformó en una sociedad dominada progresivamente por instituciones políticas centralizadas.

RELIGIÓN

El clero renacentista, particularmente su más alta jerarquía, ajustó su comportamiento a la ética y costumbres de la sociedad laica. Las actividades de los papas, cardenales y obispos apenas se diferenciaban de las usuales entre los mercaderes y políticos de la época. Al mismo tiempo, la cristiandad se mantuvo como un elemento vital y esencial de la cultura renacentista.

Predicadores como san Bernardino de Siena y teólogos o prelados como San Antonino de Florencia, gozaron de gran prestigio y fueron venerados.

Además muchos humanistas se preocuparon por cuestiones teológicas y aplicaron los nuevos conocimientos filológicos e históricos para estudiar e interpretar a los Padres de la Iglesia. El acercamiento humanista a la teología y a las Escrituras se puede observar desde el erudito y poeta italiano Petrarca hasta el holandés Erasmo de Rotterdam, lo que tuvo un poderoso impacto sobre los católicos y protestantes.

Se produjo una crisis, provocada por la fuerte influencia que ejerció la relectura del paganismo grecorromano, que desembocó en una etapa de conflictos religiosos, entre los que destacó la ruptura de la reforma.