Renacimiento en España

Historia de España. Humanismo. Monarquía absoluta. Descubrimiento de América. Literatura renacentista

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas

publicidad

Hechos relevantes en españa durante el renacimiento

1. Renacimiento:

  • Definición: Como no es posible señalar en que momento finaliza la Edad Media y comienza la Época moderna, ya que el paso de una a otra es apenas perceptible, se acostumbra a señalar grandes hechos que se producen en los siglos XV y XVI para marcar la separación entre estas dos épocas, uno de estos grandes hechos es el renacimiento.

  • Se da el nombre de renacimiento a la renovación literaria, artística y científica que se produjo en Europa en los siglos XV y XVI, particularmente bajo la influencia de la cultura antigua puesta nuevamente de moda. Se manifestó en Italia a fines de la Edad Media y desde ahí se extendió a España y a Francia. Verificose su apogeo en el siglo XVI.

    Fue en este periodo donde surgieron algunos de los más grandes guias que ha dado la humanidad, muchos de los cuales no han sido igualados hasta el día de hoy.

    Este es uno de los momentos más brillantes y más importante de la historia; de los brillantes, porque los artistas crearon entonces obras maestras, difícilmente superadas después, y de los más importantes, porque, así como los descubrimientos marítimos de Cristóbal Colón y otros ensancharon el campo de la actividad material, el renacimiento ensanchó el campo del pensamiento y de la actividad intelectual.

    Durante el renacimiento, en Europa occidental adquirió aproximadamente la configuración política que tiene hoy. Francia, España, Portugal e Inglaterra definen sus fronteras, más no así los países que son, precisamente los núcleos fundamentales del renacimiento.

  • ¿Por qué? : Recibió el nombre de renacimiento, porque según los hombres de aquellos siglos la cultura que habían desarrollado los Griegos y los Romanos y que estuvo detenida durante la Edad Media, vuelve a nacer, renace en la Época Moderna.

  • Línea del tiempo del renacimiento: Atendiendo al siglo en que ocurrieron los hechos en el renacimiento, pueden dividirse en tres grupos:

  • Prerrenacimiento

    Quattrocento

    Cinquecento

    Siglo XIV

    Siglo XV

    Siglo XVI

  • El hombre renacentista: Durante la Edad Media el estudio de Dios o teología era lo que más había preocupado al hombre. En el Renacimiento son los temas humanos los que se convierten en el centro de su atención.

  • De aquí que el hombre se convierte en el centro del universo y de todas las cosas.

    El renacimiento buscaba la verdad sobre sí mismo y sobre la naturaleza de las cosas, a través de su razón, de su inteligencia y del estudio personal. Estro condujo al triunfo de la razón y del espíritu crítico, sobre la costumbre existente en la Edad Media en que solo el maestro proporcionaba la verdad y esta no era discutida por los discípulos.

    2. Hechos relevantes en España:

  • Artistas:

    • Pintor:

    • El Greco: Pintor manierista español considerado el primer gran genio de la pintura española.

    El Greco, que quiere decir el griego, nació en 1541 en Candía, pero desarrollo su obra en España. Su nombre era el de Doménikos Thetokópoulos.

    Estudió pintura en el pueblo en que nació. Pinto en un estilo bizantino tardío, como era habitual en Creta en aquella época. Sus obras eran inconfundibles por sus expresivas figuras alargadas. En obras posteriores aún pueden observarse reminiscencias de este estilo.

    El Greco era un hombre de gran erudición, aficionado a la literatura clásica y a la de su época desde joven.

    Murió en Toledo el 7 de abril de 1614 y fue enterrado en la iglesia de Santo Domingo el Antiguo.

    Algunas de sus obras más conocidas son:

    • La asunción de la virgen: 1577, fue el primer encargo que el Greco pintó en España.

    • El entierro del conde de Orgaz: 1586, es una obra de gran expresividad y fervor religioso basada en una leyenda del siglo XIV.

    • Alonso Berruguete: (1488 - 1561), pintor y escultor español considerado por sus contemporáneos como uno de los artistas más brillantes del Renacimiento español.

    Nació en Paredes de Nava, provincia de Palencia, y se formó junto a su padre, el también pintor Pedro Berruguete y más tarde en Florencia con Miguel Angel. De regreso a España en 1520 disfrutó de una fama superior a la de todos los artistas de su generación. En 1523 fue nombrado pintor y escultor de la corte.

    Una de sus obras:

    • Imagen del personaje Bíblico Job, forma parte de su obra principal, la sillería del coro de la catedral de Toledo (España), creada entre 1539 y 1548.

    • Escritores:

    • Luis de Góngora y Argote:

    Poeta español, cima de la elegancia de la poesía barroca y modelo de poetas posteriores.

    Nació en Córdoba en el año 1561. Estudió en la universidad de Salamanca. Ya en su juventud era bastante famoso.

    A diferencia de la mayoría de sus contemporáneos, en Góngora, ni la religión ni el amor, pese a algunas aventuras juveniles, ocupan un lugar importante en su vida o en su poesía. Parece que le domina un solo sentimientos, el de la belleza, pues el amor y la naturaleza, asuntos de los que trató con perfecto dominio, más que sentimientos en él aparecen como pretextos para la creación poética.

    La poesía innovadora del poeta, suscitó desde sus orígenes enormes controversias entre sus defensores y detractores, que duraron hasta 1927.

    Al final de su vida. Agobiado por las deudas, se traslada a Córdoba donde muere en el año 1627.

    Algunos de sus poemas son:

    • Oda a la toma de Larache

    • Polifemo y Galatea

    • Soledades

    • Miguel de Cervantes Saavedra:

    Dramaturgo, poeta y novelista español, autor de la novela El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, considerada como la primera novela moderna de la literatura universal.

    Nació en Alcalá de Henares (Madrid), el 29 de septiembre de 1547.

    Cervantes centro sus primeros afanes literarios en la poesía y el teatro, género que nunca abandonaría. Su obra poética abarca sonetos, canciones, églogas, romances, letrillas y otros poemas menores dispersos o incluidos en sus comedias y en sus novelas.

    Su vida fue difícil, perdió la movilidad del brazo izquierdo, fue encarcelado varias veces y no fue muy aceptado como dramaturgo.

    Murió en Madrid el 22 de abril de 1616.

    Algunas de sus obras:

    • La Galatea (1585)

    • Novelas Ejemplares

    • Viaje del Parnaso

    • Don Quijote de la Mancha

    • Francisco de Quevedo y Villegas:

    Escritor español que cultivó tanto la prosa como la poesía; ambas en multitud de facetas con resultados extraordinarios, y es una de las figuras más complejas e importantes del barroco español. Su obra poética forma un conjunto monumental de poesía metafísica, amorosa, satírica, religiosa y moral.

    Nació en Madrid en 1580 y murió en 1645.

    Algunas de sus obras son:

    • La vida del Buscón llamado don Pablo

    • Los Sueños

    • Las tres musas

    b) Humanismo: El humanismo nació en Italia, en el siglo XIV, y puede definirse como el aspecto intelectual del Renacimiento.

    Los humanistas fueron hombres que se dedicaron con entusiasmo a las obras de la antigüedad. Buscaron manuscritos griegos y latinos, recuperando así obras olvidadas y desconocidas, promoviendo con ello una resurrección de gran parte del pasado greco - romano. Sin embargo, la pasión por lo antiguo no se limitó a las letras, sino que se extendió también a las artes plásticas y al modo de vida.

    Para los humanistas, el mundo alcanzaría una nueva perfección por medio de los estudios del griego y el latín, viéndose en las antiguas grandes culturas la solución a los problemas.

    Esta valoración del mundo clásico no se produjo en forma intempestiva a partir del siglo XIV, durante toda la Edad Media los monjes de los monasterios dedicaban parte de su tiempo al estudio de los clásicos.

    El humanismo penetró en España en la época de los Reyes Católicos y contó con el apogeo del Cardenal Francisco Jiménez Cisneros, confesor de la reina Isabel y consejero de los monarcas.

    Este prelado creó la Universidad de Alcalá de Henares, la que constituyó el centro de los estudios humanistas. En los heruditos estudiaron los manuscritos de las Sagradas Escrituras y publicaron la llamada Biblia Políglota complutense. Esta Biblia contenía el Antiguo Testamento en diferentes idiomas (caldeo, hebreo, griego y latín) y el Nuevo Testamento en griego y en latín y, además, constaba con un vocabulario hebreo - caldeo y una gramática hebrea. Esta obra es un verdadero monumento a la humanística española.

    Antonio de Nebrija y Juan Luis Vives son los máximos exponentes del humanismo español. Nebrija publicó una gramática española, que fue no solamente la primera editada en España, sino también la primera en un idioma romance.

    Vives, por su parte, conoció a fondo el latín y escribió sobre filosofía, teología, moral y pedagogía. Fue un critico científico de los métodos y normas vigente en la enseñanza de esa época.

    Su obra más celebrada es “Instrucción de la mujer cristiana”, libro que traza las normas que deben regular la educación femenina.

    c) Monarquía Absoluta: Es la concentración de todos los poderes del estado en manos del Rey: el poder para dirigir, el poder para dictar leyes y el poder para administrar justicia. Es decir, los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. Rey y estado forman una unidad.

    El poder monárquico en España estaba definido por la presencia de los Reyes Católicos, quienes a fines del siglo XV y comienzos del XVI, llevaron a cabo el proceso unificador, en el que se distinguen tres etapas: la unificación territorial, la religiosa y la política. Por el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, se alcanzó la unión de los dos grandes reinos de la Península Ibérica. Los monarcas se abocaron a la gran empresa unificadora, que solo concluiría con la conquista militar del reino de Granada, en poder de los musulmanes (1492), y la posterior anexión del reino de Navarra, realizada en 1512.

    Solo el reino de Portugal se mantenía independiente, a pesar de que Fernando e Isabel intentaron su incorporación a través del matrimonio de sus hijos con los herederos portugueses.

    Unificando el territorio, se presentaba la tarea de unificar la enmarañada madeja de razas y religiones, en la que cristianos, musulmanes y judíos convivían en medio de conflictos. La unidad del credo se consiguió con dolorosas medidas coercitivas, como el establecimiento del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, encargado de vigilar el estricto cumplimiento de la fe de los judíos conversos, a los que habían obligado por decreto (1492) a convertirse o a abandonar el país. Gran parte de ellos optó por lo segundo y dejó España, pero los otros siguieron fieles a sus costumbres y maneras religiosas: son los sefardíes.

    Más tarde, los monarcas iniciaron una labor intensa de cristianización, para neutralizar a los musulmanes, población numerosa en Andalucía, Valencia y Aragón; pero no tuvo logros importantes por lo que en 1502, a través de un decreto, se impuso obligatoriamente la conversión al catolicismo o la expulsión al extranjero. Al contrario que los judíos, la mayoría se quedo en España pasando a constituir la población morisca.

    Los monarcas siguieron tomando medidas con el objeto de someter a la nobleza, que aún ejercía su poder a través de los municipios. Nombraron a funcionarios llamados corregidores, que representaban la autoridad real frente a las autoridades locales. De esta forma quedaba anulado su poder, dejando sin efectividad a las Cortes (apenas las convocaron). Crearon la Santa Hermandad para mantener el orden en las zonas rurales; organizaron los Consejos para despachar todo tipo de asuntos y establecieron una eficiente red administrativa y de tribunales de justicia: las Audiencias. Completó la obra el privilegio obtenido del papado, que les permitía presentar a los candidatos para ejercer los cargos eclesiásticos, con lo que, en la práctica, tuvieron poder sobre la Iglesia. Además, controlaron los nombramientos de los cargos en el tribunal de la Inquisición.

    d) Descubrimiento de América: La aventura descubridora más importante de la humanidad, cuya figura más distinguida y esencial fue la de Cristóbal Colón, y que sobre todo destacó por hacer posible lo que recientemente se ha dado a llamar el encuentro de dos mundos.

    Fue enviado por la reina Isabel de Castilla, la cual vendió todas sus joyas, para que descubriese una nueva ruta para llegar a la India. Larga y costosa, nada casual, estuvo motivada por una serie de factores sociales, económicos, religiosos y técnicos; y se apoyó en impulsos políticos y científicos.

    Partió del Puerto de Palos con tres calaveras: la Niña, la Pinta y La Santa María. Colón llegó a nuevas tierras, desconocidas hasta entonces; era la Isla de San Salvador. A este nuevo continente lo llamaron América.

    Vídeos relacionados