Religión

Religión. Teología. Teología moral. Creencias. Dignidad. Solidaridad. Familia cristiana

  • Enviado por: Aguss
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo Práctico Trimestral

De

Religión

Introducción

Para hablar de la dignidad debemos tener en cuenta diferentes aspectos, desde los sociales hasta los económicos ya que todos, de una forma u otra influyen en la dignidad de cada ser humano.

Pero si la analizamos a partir de la película vista: “Luz de Invierno”, la dignidad es construida a partir de tres valores diferentes:

  • A través de la solidaridad: en la película se refleja a partir de una historia que se basa en que a un hombre le empiezan a robar ladrillos por las noches mientras dormía y no podía encontrar al ladrón. Un día se da cuenta que el ladrón que buscaba no existía ya que era él que de dormido llevaba los ladrillos a la casa de una vecina, una anciana de muy pocos recursos que vivía con su nietito. Este desenlace nos demuestra que el hombre era solidario hasta de dormido, a pesar que el también contaba con muy poco dinero para vivir pero a pesar de todo, brindaba ayuda.

  • Desde la búsqueda de uno mismo: otra historia nos muestra la situación de un hombre que no se encontraba a si mismo, pero desde que en su vida se le presenta un linyera a quien el ayuda todos los días con unas moneditas. Hasta que un día este mendigo desaparece, produciendo que el hombre lo extrañe, por eso sale en su búsqueda, y a pesar que no lo encuentra al mendigo halla algo más valioso, su propio yo.

  • Con la familia: a partir de una historia distinta observamos la vida de una familia muy humilde y trabajadora, la cual participa en una rifa y obtiene el primer premio: un auto 0 Km., a partir de la llegada del vehículo al hogar, el contexto cambia en su totalidad ya que la familia solo se preocupa por el auto y olvida todo el cariño y afecto que se tenían; por diferentes motivos terminan regalando el auto lo que provoca que todos la familia se reencuentren y se den cuenta que a pesar que ya no tenían el auto se tenían a ellos mismos, que era lo más importante.

Desde estos tres diferentes aspectos nosotros construimos nuestra dignidad; ya que siendo solidarios, ayudando a quién más lo necesita y brindando auxilio al más débil vamos en camino a formarnos como personas dignas.

También a través del encuentro con uno mismo, es decir, el hecho de saber quienes somos y que queremos para nuestro futuro y además para nuestra vida, estar al tanto de lo que nos hace bien y lo que no, es un gran paso que damos ya que además de madurar y ser conciente de los actos que hacemos, nos lleva hacía el camino de construcción de la dignidad humana.

Y, por último, la familia, uno de los valores más importantes que toda persona posee, que es fundamental para ser dignos. Ya que cumpliendo de manera correcta nuestro rol dentro del hogar, amándonos, ayudándonos y apoyándonos en todo lo que nos sucede, ya sea desde las más simples situaciones o los problemas más graves, provocan que mejoremos como persona, siendo mejores compañeros, amigos, hijos, hermanos, etc. Y a partir de este crecimiento personal, la búsqueda para construir nuestra dignidad llega a su punto final.

Desarrollo

Ahora si hablamos de dignidad y nos dejamos llevar por una simple definición podemos decir que la misma es un principio moral, según el cual la persona no debe ser tratada nunca como medio, sino como fin.

Pero, también al dialogar acerca de la dignidad nos referimos a los derechos humanos ya que ambos se relacionan directamente, como una ejemplificación de esto, podemos mencionar una declaración de Juan XXIII (“Pacem in terris”), la cual decía: “…Ojala venga cuanto antes el tiempo en que esta organización (ONU) pueda garantizar eficazmente los derechos de hombre; derechos que por brotar de la dignidad de la persona humana son universales, inviolables e inalienables…”. A partir de esta manifestación la relación nos queda más clara.

Además, los derechos están basados principalmente en el respeto de la dignidad humana. Sin embargo, hay que reconocer que en muchas partes de la Tierra, los derechos aún son violados. De ahí que su preservación y respeto deben ser preocupación de todos los hombres libres, ya que este hecho perjudica a todos.

También, podemos citar diferentes artículos de los derechos humanos, los cuales hablan acerca de la dignidad, como ser el Art. 1º: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente unos con los otros.

De la misma manera el Art. 6º cita lo siguiente: La ley es la expresión de la voluntad general. Todos los ciudadanos tienen derecho a concurrir personalmente, o por medio de sus representantes, a su formación. Debe ser igual para todos, tanto en la protección como en el castigo. Todos los ciudadanos son iguales ante la ley e igualmente admisibles en todas las dignidades, puestos y empleos públicos, según su capacidad y sin otra distinción que sus virtudes y sus conocimientos.

Luego de la lectura de estos artículos, se comprende que la dignidad abarca muchos aspectos de la persona, ya que la misma la hace ser persona.

Conclusión

Ahora, para analizar la dignidad desde mi punto de vista, lo principal es la persona, ya que ella con todas sus características nos lleva a la búsqueda, la construcción y por último la creación de la dignidad, aquello que nos forma y nos hace respetarnos unos con otros, otorgándonos desde grandes valores hasta derechos muy propios.

Y a mi criterio, Dios, nuestro señor tiene una influencia muy importante ya que Él, que nos acompaña y protege durante el transcurso de nuestra vida, y si bien durante este lapso nos enfrentamos con diversas dificultades Él es quién nos da la fuerza para seguir y la dignidad sería un regalo por superar todas sus pruebas y retos, es un premio que se otorga a aquellos ganadores que dejaron todo por conseguirla, quienes con cuerpo y alma aman al Señor.

Es por estas razones que para mi no solo ser digno es tener respeto, amor y diferentes sentimientos hacía el prójimo, también lo son diferentes valores como la familia pero, lo más importante, es la presencia de Dios en nuestros corazones ya que sin Él sería en vano tratar de conseguir la dignidad.

Bibliografía

*Enciclopedia Clarín

*Educación Cívica 3er Año (Editorial Plus Ultra)

2