Religión islámica

Religiones orientales. Islamismo. Orígenes. Creencias. El Corán. Profetas. Los Cinco Pilares. Profesión de fe. Oración. Limosna. Ayuno. Peregrinación. Moral del Islam

  • Enviado por: Bea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad

Introducción

He elegido realizar el trabajo sobre la religión islámica ya que ahora es tema de mucha actualidad, debido a que sale mucho en los medios de comunicación por culpa del terrorismo islámico liderado por “Al-Qaeda”, los conflictos existentes en los países de Oriente Medio y el gran número de inmigrantes, que al trasladarse a nuestro país traen consigo sus costumbres.

En este trabajo he intentado recoger la máxima información posible en varias enciclopedias para documentarme sobre la religión islámica y poder posteriormente redactarlo.

La finalidad del trabajo es hacerlo lo mejor posible y que sea de lectura rápida y fácil, logrando adquirir más conocimientos del mundo musulmán.

RELIGION.

El Islam surgió en Arabia en el S. VII fundamentado por el profeta Mahoma (Muhammad). La palabra Islam significa en árabe “sumisión” a Dios y muslim, de donde deriva la palabra musulmán, es todo aquel “que se somete” a Dios. Las dos fuentes fundamentales de la doctrina y la práctica islámicas son el Corán y la Sunna o tradición, así como la conducta del profeta Mahoma.

Mahoma, profeta reformador de la religión de los árabes, es considerado el intermediario de la última revelación de Dios a los hombres a través del Corán, la palabra de Dios. En este sentido, Mahoma es el último y más perfecto de la serie de mensajeros de Dios, desde Adán, Noé, Abraham, Moisés hasta Jesús, de quien niegan la divinidad. Aunque Mahoma es sólo un hombre, la recopilación de sus dichos y hechos (Sunna / ejemplo del profeta / conocida a través del Hadit / recopilación de tradiciones basadas en los hechos y dichos del profeta /), juntamente con el Corán, constituyen las bases del Islam.

El musulmán es un seguidor de la revelación divina formulada por el profeta Mahoma, lo que le convierte en miembro de la comunidad islámica (umma), que es un concepto vivamente sentido por todos los que creen en Alá (Dios). La umma fue organizada por el mismo Mahoma con las características de única, igualitaria (todos los creyentes son iguales delante de Dios), laica (sin jerarquías) y teocrática (regida por el Corán). El propio Corán cita a los seguidores de Mahoma como “musulmanes” (El os ha llamado musulmanes), estos se sienten ofendidos cuando son denominados “mahometanos”.

Actualmente la población musulmana mundial se estima próxima a los mil millones de personas. El Islam ha florecido en distintas regiones geográficas, culturales y étnicas. Los principales grupos étnicos son: norte de África, Oriente Próximo, Turquía, regiones de la antigua Unión Soviética, Asia Central, Pakistán, India y Bangladesh, Malaysia, Indonesia y Filipinas y un pequeño porcentaje de chinos. En Europa, el Islam es la segunda religión más profesada después del cristianismo.

1. Creencias

El credo musulmán consiste en cinco dogmas de fe:

  • Creencia en un solo Dios.

  • El monoteísmo es una cuestión central para el islam, admite la existencia de un solo Dios (llamado Alá), único y omnipotente. Rechaza el politeísmo, así como la extensión de la divinidad de Alá a alguna persona. Dios creó el hombre y la naturaleza, de lo contrario existiría la nada. Dotó a cada elemento de su creación de su propia naturaleza y de leyes que gobiernan su conducta. El resultado es un conjunto armónico y ordenado, un cosmos en el que cada cosa tiene su propio lugar y sus limitaciones. Dios preside y gobierna el Universo. En el pasado pudo haber alteraciones del orden natural (milagros) aunque el Corán acepta los milagros de los profetas anteriores (Noé, Abraham, Moisés, Jesucristo y otros), los señala como perecederos; el milagro de Mahoma es el Corán, prodigio que ningún humano puede realizar o repetir.

    Dios cumple cuatro funciones fundamentales respecto al Universo y a la humanidad en particular: creación, sustento, dirección y juicio. Dios, está obligado también a mantenerlo; el último objetivo de la humanidad consiste en existir al “servicio de Dios”, para adorarle sólo a Él y construir un orden social ético, justo y libre de corrupciones.

  • Creencia en los Ángeles.

  • Ministros de Dios organizados jerárquicamente ( Gibril, Mikhail, Israfil e Izrail ) cada hombre tiene dos ángeles protectores y dos ángeles malignos que lo tientan. Los individuos están tan sumergidos en la naturaleza terrenal que pierden la visión de su Creador y sólo cuando la naturaleza les falla, vuelven a Dios.

  • Creencia en el libro revelado: El Corán.

  • Los musulmanes consideran el Corán como la palabra eterna e “increada” de Dios revelada a Mahoma por medio de Gabriel, el arcángel de la revelación. Creen que su autor es el mismo Dios, y no el Profeta, por lo que el Corán es inimitable e infalible. La

    palabra procede del árabe al-qur'.n, 'la lectura' o 'la recitación'. Recoge las diferentes revelaciones de Alá a Mahoma durante los casi 20 años de su vida profética (612-632). Está dividido en 114 suras (capítulos) divididas en poco más de 6.200 aleyas (versículos).La sura más breve contiene sólo 3 versículos y la más amplia 286 versículos largos. Las 114 suras aparecen ordenadas en orden decreciente, con alguna ligera oscilación.

  • Creencia en los profetas.

  • Dios ha enviado profetas a la Tierra a causa de la debilidad moral de la humanidad, para enseñar el correcto comportamiento moral y espiritual. Tras la creación y los medios de subsistencia, la misericordia de Dios se manifiesta en estos actos de orientación. Adán fue el primer profeta; tras su expulsión del Jardín del Edén, su falta recibió el perdón de Dios. Los mensajes de todos los profetas emanan de una misma fuente divina, las tablas de la revelación, la palabra de Dios desde el principio de los tiempos. También se le conoce como el Libro Celeste, trasmitido al profeta Mahoma por la intervención del arcángel Gabriel. Las religiones, son en síntesis una, aunque adquieran diferentes formas institucionalizadas. Los profetas constituyen una unidad indivisible y se debe creer en todos ellos, ya que aceptar a unos y rechazar a otros equivale a negar la verdad divina. Todos los profetas son humanos; algunos profetas se consideran superiores a otros, por su constancia ante el sufrimiento. De esta forma, se describe a Mahoma como el “primero de los humanos”,enviado” de Alá o “sello de los profetas”. Acatar sus enseñanzas es obedecer al propio Dios. “¿Acaso no te encontró extraviado y te guió?” Exalta la primacía de Mahoma como profeta máximo del islam, aún cuando ha desencadenado diversos conflictos teológicos, entre los shiíes y los suníes. De aquí procede la creencia islámica de que los profetas se extinguieron y acabaron con el Corán. El islam es la última y perfecta revelación de Dios, y se impone a todas las anteriores.

  • Creencia en el juicio final.

  • Las acciones divinas de creación y dirección concluyen con el acto del Juicio Final. En este día en que la humanidad será reunida y todos los individuos serán juzgados tan sólo por sus hechos. Los “elegidos” irán al Jardín (el paraíso) y los “perdedores” irán al infierno, aunque Dios es misericordioso y perdonará a los que sean merecedores de ello. Además del Juicio Final, el Corán reconoce otra clase de juicio divino, (afecta a la historia de naciones, pueblos y comunidades). Las naciones, como los individuos, pueden estar corrompidas por la riqueza, el poder y el orgullo, y si no se reforman serán castigadas con la destrucción o sojuzgadas por pueblos más virtuosos.

  • Prácticas e Instituciones: Los Cinco Pilares.

  • La comunidad islámica considera fundamental la práctica de cinco deberes, conocidos como los cinco pilares del islam.

    2.1 Profesión de fe

    La primera obligación es la profesión de fe o testimonio (shahada): “No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta”. Debe ser hecha pública por cada musulmán al menos una vez en su vida “de forma verbal y con total asentimiento de corazón”, señala el ingreso de un individuo en la comunidad islámica.

  • Oración

  • La segunda obligación es la salat, que consiste en realizar cinco oraciones diarias. La primera oración tiene lugar antes de la salida del sol; la segunda, al mediodía; la tercera, entre las tres y las cinco de la tarde; la cuarta después de la puesta del sol y la quinta antes de acostarse y antes de la medianoche. Durante la oración, los musulmanes miran en dirección a la Kaaba, (pequeña estructura de forma cúbica) situada en el haram o 'lugar inviolado' de la Gran Mezquita de La Meca. Para orar hay que permanecer al comienzo de pie, acto seguido hacer una genuflexión a la que suceden dos postraciones, y, por último, ha de tomarse asiento. En cada una de estas posiciones se recitan determinadas oraciones y fragmentos del Corán.

    Como paso previo al inicio de la oración, el devoto tiene que hacer las abluciones pertinentes. Antes de cada oración comunitaria, el almuédano (del árabe al-mu'addin, 'el que llama a oración') o muezín hace una llamada pública desde un minarete (o alminar) de la mezquita.

    El viernes es el día santo para el Islam. Este día, a primera hora de la tarde, se realizan en las mezquitas oraciones especiales de carácter comunitario. Son precedidas por un sermón desde el púlpito pronunciado por el imán, llamado también el jatib. En los dos días de fiesta religiosa anual, llamados ids (concluye el mes de ayuno del Ramadán y el otro después de la peregrinación a La Meca), se celebran por la mañana oraciones especiales seguidas de sermones.

    2.3 Limosna

    La tercera obligación fundamental de un musulmán es pagar la denominada zakat o limosna. Éste fue en un principio el impuesto exigido por Mahoma (y después por los estados musulmanes) a los miembros acomodados de la comunidad, sobre todo para ayudar a los pobres. En la mayoría de los estados musulmanes la zakat ya no es recaudada por el gobierno y se ha convertido en una limosna voluntaria, aunque su pago sigue siendo considerado como una obligación esencial de todos los musulmanes.

  • Ayuno

  • La cuarta obligación es el ayuno, o saum, durante el mes del Ramadán. Puesto que el calendario islámico es lunar, las festividades no son fijas. Incluso durante los cálidos veranos la mayoría de los musulmanes observa con rigor el ayuno. Durante el mes de ayuno las personas deben abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales desde el amanecer hasta la puesta del sol, y evitar todo pensamiento o acto pecaminosos. Quienes puedan permitírselo deben, dar de comer como mínimo a un pobre.

    2.5 Peregrinación

    La quinta obligación del musulmán es el hach, la peregrinación a la Kaaba, en La Meca. Todo musulmán adulto, capacitado físicamente y dotado de bienes suficientes debe realizar esta peregrinación por lo menos una vez en su vida. Celebrado durante los primeros 10 días del último mes del año lunar, el rito exige que los peregrinos se encuentren en un estado de absoluta pureza. Los elementos principales de este prolongado rito son dar siete vueltas a la Kaaba, correr por siete veces a paso ligero entre los dos túmulos próximos al santuario, separados entre sí unos 400 metros. Con ello se completa la denominada “peregrinación mayor”. La “peregrinación menor” incluye la visita a los lugares próximos de Mina y Arafat, y la realización de diversos ritos como la lapidación (matar a pedradas) con siete piedrecillas de tres puntos que evocan las tres veces que Abraham fue tentado por el demonio.

    El desarrollo del transporte aéreo en nuestros días ha permitido realizar la peregrinación a musulmanes de todas las regiones del planeta.

    Además de los cinco pilares básicos hay otras prescripciones identificatórias del musulmán. La gran guerra santa o gran yihad, “el esfuerzo en el camino de Dios”, es la que debe llevar a cabo todo creyente en su interior para perfeccionarse. Designa la lucha por el objetivo islámico de “reformar la Tierra” que puede englobar el uso de la violencia y la utilización de ejércitos si fuera necesario. Se trata de un concepto mal asimilado fuera del mundo musulmán. La finalidad prescrita por el yihad no es la expansión territorial ni la conversión forzosa de los pueblos al islam, sino la toma del poder político para aplicar los principios islámicos a través de las instituciones públicas de la comunidad. El concepto de yihad fue sin embargo utilizado por algunos gobernantes musulmanes medievales para justificar guerras motivadas tan sólo por ambiciones políticas. Cuando se utilizan las armas se denomina pequeña yihad o pequeña guerra santa.

    La circuncisión, aunque no aparece en el Corán, es una práctica muy común.

    Está prohibido comer carne de cerdo, la ingestión de bebidas alcohólicas, la práctica de la usura y los juegos de azar.

  • Moral islámica.

  • La sharia es la ley divina del Islam. Mahoma no distinguió entre la ley religiosa y la ley civil. En los países musulmanes la aplicación de la sharia depende del grado de secularización del Estado. La sharia ordena todos los ámbitos de la vida, todas las actividades del hombre. Las cuatro fuentes de la sharia son el Corán, la tradición (basada en las costumbres, sunna, primitivas de la comunidad de creyentes y en los dichos, hadith, de Mahoma no incluidos en el Corán), la deducción analógica y el consenso común. Quién no cumple los actos obligatorios o realiza los prohibidos es castigado; no se castiga el incumplimiento de los recomendados o la realización de los desaconsejados. Dependerá del grado de interpretación de los gobernantes, que cumplen la función de guardianes.

    Conclusiones

    Durante este trabajo me he dado cuenta de que la religión islámica y la religión cristiana tienen mucho en común, como por ejemplo ambas son monoteístas (creencia en un solo Dios), nosotros creemos en Dios y ellos creen en Alá; tienen como último profeta a Mahoma y nosotros a Jesucristo. La religión islámica sí reconoce a Jesús como profeta pero le niegan la divinidad, aunque si considera a Dios como tal. Creen en el juicio final, como nosotros, en el que cuando morimos se decide nuestra estancia en el paraíso o en el infierno. Los cristianos tenemos la obligación de ir a misa los domingos y festivos mientras que los musulmanes tienen que ir los viernes a la mezquita donde realizan oraciones especiales de carácter comunitario.

    Otra obligación de los musulmanes es el ayuno durante el mes del Ramadán, en el que durante el día no pueden comer, beber, fumar, mantener relaciones sexuales y evitar pensamientos pecaminosos, y la similitud con la religión cristiana, es que tenemos la cuaresma como periodo de ayuno, en la que no se puede comer carne los viernes, aunque ahora no se suele practicar.

    Ambas religiones son machistas, en la islámica se les permite la poligamia a los hombres y las mujeres deben llevar velo para taparse el rostro; y la religión cristiana nos dice que Dios creó al hombre primero y de una costilla suya creó después a la mujer.

    Este trabajo ha sido interesante por que “he aprendido” cosas del Islam que no sabía antes y que me han hecho reflexionar mucho sobre las similitudes arriba expresadas; ha sido un trabajo algo difícil por que tuve que consultar varias enciclopedias para conseguir toda la información.

    Anexos

    'Religión islámica'

    Musulmanes orando en la galería superior de la Gran Mezquita, el último día

    del Ramadán.

    'Religión islámica'

    Corán del siglo XIV.

    'Religión islámica'

    Peregrinación a la Kaaba. Santuario cercano a la Gran Mezquita de

    La Meca.

    'Religión islámica'

    Cúpula de la Roca. Se alza en la colina del Templo de Jerusalén.

    Bibliografía

  • VVAA,”LA ENCICLOPEDIA”, SALVAT, MADRID, 2.003.

  • VVAA,“LA ENCARTA”,2.005.

  • VVAA,”ENCICLOPEDIA”, PLAZA & JANES, BARCELONA, 1.983.

  • Recogido en el Corán

    Recogido en el Corán 22,78

    Recogido en el Corán (39,12 y 4,62 y 33,40)

    Recogido en el Corán 93,7

    Recogido en el Corán (39,67-75 y 22,1-24)

    Recogido en el Corán (2,263-64 y 275-74)

    12