Relieve geográfico español

Geografía. Unidades morfoestructurales. Zócalos. Macizos antiguos. Depresiones. Cordilleras de plegamiento. Roquedo. Meseta

  • Enviado por: Larayurian
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

  • EL RELIEVE

1. EL ESPACIO GEOGRÁFICO ESPAÑOL

España es un estado europeo de tamaño medio. Tiene gran diversidad natural y humana. Hay gran variedad de relieve y de contrastes climáticos que determinan diferentes tipos de vegetación de aguas y de suelos. Esto provoca un reparto desigual de los recursos naturales y de las actividades económicas. Esto da lugar a desequilibrios territoriales. Esta diversidad es gracias a la buena situación geográfica, en la zona templada del hemisferio norte.

  • EL RELIEVE PENINSULAR

  • Tres rasgos básicos: La forma maciza debido a la gran anchura de la península y la rectitud de las costas, la elevada altitud media por las altas cordilleras del exterior y las tierras altas del interior, y, la disposición periférica de las montañas en torno a la meseta.

    TIPOS DE UNIDADES MORFOESTRUCTURALES

    • Zócalos: Son llanuras formadas en la Era Primaria o Paleozoico como resultado dela erosión de las cordilleras surgidas en la orogénesis primaria. Los materiales precámbricos y paleozoicos son rocas graníticas y silíceas, muy rígidas, no se pliegan sino que se fracturan o rompen.

    • Macizos antiguos: Son restos de montañas de la Era Primaria o de montañas formadas por el rejuvenecimiento de un zócalo como consecuencia de la orogénesis alpina. Sus materiales son silíceos y presentan cumbres suaves y redondeadas.

    • Cuencas sedimentarias o depresiones: Son zonas hundidas formadas en el Alpino y rellenadas con sedimentos de caliza, arcilla, arenisca o margas. Hay dos tipos: formadas por el hundimiento de un zócalo en el Alpino y las surgidas en otras existentes de antes de la orogénesis. Son relieves suavemente inclinados y que no han sido afectadas por orogénesis.

    • Cordilleras de plegamiento: Son grandes elevaciones montañosas que surgieron en la Orogénesis Alpina por el plegamiento de sedimentos depositados por el mar en el Secundario o Mesozoico. Son de dos tipos: cordilleras intermedias, formadas por el plegamiento de materiales depositados en el borde de los zócalos; y, cordilleras alpinas, formadas por el plegamiento de sedimentos depositados en fosas marinas largas y profundas. Las cordilleras de plegamiento presentan fuertes pendientes y formas escarpadas porque la erosión aún no las ha suavizado.

    EVOLUCIÓN DE LAS UNIDADES MORFOESTRUCTURALES DEL RELIEVE PENINSULAR

    • Durante la Era Arcaica o Precámbrico emergió del mar una banda arqueada

    formada por pizarras y neis. Surgieron elevaciones en puntos aislados del Sistema Central y de los Montes de Toledo. Fue arrasado por la erosión y cubierto por los mares paleozoicos.

    • En la Era Primaria o Paleozoico tuvo lugar la Orogénesis Herciniana. De los

    mares surgieron las cordilleras hercinianas formadas por granito, pizarra y cuarcita. Se elevó el Macizo Hespérico convertido en meseta inclinada hacia el Mediterráneo. Aparecieron los macizos de Aquitania, el Catalano-Balear, el del Ebro y el Bético-Rifeño. Todos ellos fueron arrasados.

    • La Era Secundaria o Mesozoico fue un período de calma orogénica. Predominó la erosión y la sedimentación. Continuo el arrasamiento de las cordilleras hercinianas y la inclinación de la Meseta, lo que facilitó una profunda penetración del mar que depositó una cobertera de materiales plásticos. También se depositaron en fosas oceánicas marinas situadas en los Pirineos y la zona bética.

    • En la Era Terciaria se produjo la Orogénesis Alpina. Surgieron los Pirineos y las Cordilleras Béticas al plegarse los materiales depositados en las fosas pirenaica y bética. Paralelas a ellas quedaron la depresión de Ebro y la del Guadalquivir. La Meseta quedo inclinada hacia el Atlántico y se formaron el Sistema Ibérico, la Cordillera Cantábrica y Sierra Morena. El zócalo de la Meseta experimentó fracturas y fallas que dieron lugar a horst y fosas tectónicas o graben. Los horst dieron lugar al Macizo Galaico, el Sistema Central y los Montes de Toledo; los graben a las depresiones de Duero, Tajo y Guadiana que se rellenaron con sedimentos y formaron llanuras suavemente inclinadas. En algunas zonas las fallas dieron lugar a actividad volcánica como en Gata (Almería). Empezó a establecerse la red fluvial.

    • En la Era Cuaternaria empezó el glaciarismo y la formación de terrazas fluviales. El glaciarismo afectó a las cordilleras mas altas creando dos tipos de glaciares, de circo y de valle.

    EL ROQUEDO Y LOS TIPOS DE RELIEVE

    • El Área Silícea la forman rocas Precámbricas y Primarias. Está hacia el Oeste de la península pero tiene ramificaciones en el Sistema Central, Los Montes de Toledo y Sierra Morena. Quedan restos en alguna zona del Pirineo, las Béticas y algunas partes del Sistema Ibérico. La roca principal es el granito que se descompone y forma arena de color pardo. El granito se transforma a través de diaclasas o fracturas. El resultado depende de la altitud: en la alta montaña se rompe por la presión del hielo y forma canchales al pie de las montañas; y, en las zonas de baja montaña las diaclasas son paralelas a la superficie por lo que el granito se descama y van formando bolas o tor que se apilan al pie de las montañas formando berrocales o caos granítico.

    • El Área Caliza está formada por sedimentos secundarios plegados en el alpino. Forman una Z invertida y comprenden los Montes Vascos, algunas zonas del Pirineo, el Sistema Ibérico y la Cordillera Subbética. Predomina la roca caliza que es dura y se rompe mediante diaclasas pero se disuelve fácilmente con el agua. Da lugar a un relieve complejo (kárstico) en el que se forman foces, lapiaces o lenares, poljes, dolinas o torcas, cuevas y simas.

    • El Área Arcillosa está compuesta por sedimentos poco resistentes del Terciario y el Cuaternario. Comprende las depresiones y las costas mediterráneas. Son relieves llanos porque no les ha afectado los plegamientos. Su erosión es muy rápida porque son materiales blandos. Los ríos abren valles. En donde se alterna mucho calor con poca lluvia pero muy fuerte se forman cárcavas o badlands.

    También es muy común que aparezcan materiales revueltos, entonces la diferente erosión da lugar a varios relieves:

    • Cuando los estratos son horizontales y se alternan duros y blandos se forman

    mesas o muelas que al erosionarse por los laterales se convierten en cerros testigo.

    • Cuando los estratos están suavemente inclinados y también alternan duros y

    blandos se forman cuestas.

    • Cuando los estratos están plegados se forma relieve apalachiense o relieve

    Jurásico. El relieve apalachiense se forma en los viejos macizos hercinianos como los Montes de Toledo y Sierra Morena. El relieve jurásico se forma en las cordilleras jóvenes por la alternancia de sinclinales y anticlinales. En los anticlinales la erosión crea valles paralelos a la cumbre o combes y valles perpendiculares o cluses. Cuando los combes se van anchando los valles sinclinales se reducen y se forman los sinclinales colgados.

    LAS GRANDES UNIDADES MORFOESTRUCTURALES DEL RELIEVE

    PENINSULAR

    La Meseta es la unidad fundamental del relieve peninsular. En ella pueden diferenciarse tres zonas:

    • El antiguo zócalo paleozoico. Solo existente en la zona del Oeste. La erosión ha barrido los sedimentos alpinos dando lugar a una penillanura.

    • Las sierras interiores de la Meseta son el Sistema Central y los Montes de Toledo. Son relieves de granito de cumbres suaves. El Sistema Central divide la meseta en dos. Sus sierras más importantes son Guadarrama, Gredos y Somosierra. Los Montes de Toledo separan la depresión del Tajo y la del Guadiana. Su sierra más importante es la de Guadalupe.

    • Las depresiones interiores de la meseta se formaron en el alpino rellenándose con sedimentos blandos en su parte inferior y duros en su parte superior. Los duros forman páramos y los blandos campiñas. La norte es más alta y es la depresión del Duero y la sur es más baja y está dividida en dos por los Montes de Toledo, la del Tajo y la del Guadiana.

    Los rebordes montañosos de la meseta son cuatro: el Macizo Galaico, la Cordillera Cantábrica, el Sistema Ibérico y Sierra Morena.

    • El Macizo Galaico era parte del zócalo paleozoico pero durante la orogénesis se

    fracturó y rejuveneció. Son montañas redondeadas de poca altura.

    • La Cordillera Cantábrica tiene en el Oeste restos del zócalo paleozoico

    rejuvenecidos en el alpino. La zona Este es de materiales secundarios plegados

    en el alpino.

    • El Sistema Ibérico aunque tiene restos de materiales paleozoicos con cumbres de más de 2000 metros, está formado por materiales secundarios. Tiene dos partes: a un lado las sierras del Moncayo, de la Demanda y los Picos de Urbión y al otro la Sierra de Albarracín, el Maestrazgo y Javalambre. Las dos partes están separados por la depresión del Jalón y el Jiloca. La depresión es una fosa tectónica que se rellenó en el Terciario.

    • Sierra Morena es un escalón que separa la Meseta del Guadalquivir. Su roquedo es paleozoico y sus sierras más importantes Madrona y Aracena.

    Las depresiones exteriores de la meseta son la del Ebro y la del Guadalquivir. Se formaron en el alpino y se rellenaron de materiales terciarios y cuaternarios

    • La depresión del Ebro es paralela a los Pirineos. Primero era mar pero luego se

    cerró convirtiéndose en un lago. Posee depósitos marinos y continentales. Donde sus materiales son más duros el relieve es horizontal pero donde son más blandos hay cárcavas o badlands.

    • La depresión del Guadalquivir primero estuvo abierta al mar pero luego se cerró

    y se fue convirtiendo en marismas. Se rellenó con sedimentos finos por lo que sus formas son suaves.

    Las cordilleras exteriores de la meseta son los Pirineos y las Cordilleras Béticas.

    • Los Pirineos tienen una zona axial de roquedo paleozoico rejuvenecido en el alpino. Es la zona con cumbres más altas y escarpadas. Al sur están los prepirineos que son menos altos y de cumbres más suaves debido a su origen calizo.

    • Los Montes Vascos son la continuación de los Pirineos. Son de roquedo secundario y tienen formas suaves y redondeadas.

    • La Cordillera Costero-Catalana es una transformación de los Pirineos Orientales. Está separada de ellos por una falla que da lugar a una zona volcánica. La zona norte está formada por restos del macizo herciniano del Ebro con materiales paleozoicos transformados en el alpino. La zona sur está formada por calizas plegadas en la orogénesis alpina. La zona paralela a la costa tiene menos altura y en la zona interior están las mayores alturas (Montserrat, Montseny); ambas están separadas por una depresión terciaria y cuaternaria con formas redondeadas y suaves.

    • En las Béticas se encuentran las mayores alturas de la península (Mulhacén y Veleta). Al plegarse se separaron en dos. La Cordillera Penibética bordea la costa y está formada por materiales paleozoicos pertenecientes al macizo herciniano bético-rifeño levantados durante el alpino. La Cordillera Subbética es de materiales secundarios (Cazorla, Grazalema y Ubrique). Entre las dos se encuentra la depresión intrabética.