Relato de un náufrago; Gabriel García Márquez

Literatura latinoamericana contemporánea siglo XX. Narrativa y novela del Realismo Mágico. Aventuras. Naufragio. Soledad

  • Enviado por: Jenny García
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

­­­­­_______

|ÍNDICE|

* 1- VIDA Y OBRA DEL AUTOR............................................ pág.1

* 2- RESUMEN DEL LIBRO................................................ pág.2_3

* 3- ESTUDIO DE LOS PERSONAJES (FÍSICO Y PSÍTICO)pág.4

* 4- RELATO O CRÓNICA DE LO QUE SUCEDE A LO LARGO DEL LIBRO A NUESTRO PROTAGONISTA................................ pág.5

a)Primero: Título de nuestra crónica (puede haber un antetítulo).

b)Segundo: Desarrollo de la noticia.

* 5- Opinión y crítica personal................................................ pág.6

* 6- Bibliografía empleada.................................................... pág.7

“VIDA Y OBRA DEL AUTOR.”

García Márquez, Gabriel (1928-), escritor, periodista y premio Nobel colombiano. Nació en Aracataca y se formó inicialmente en el terreno del periodismo. Fue redactor de El Universal, un periódico de Cartagena de Indias durante 1946, de El Heraldo en Barranquilla entre 1948 y 1952, y de El Espectador en Bogotá a partir de 1952. Entre 1959 y 1961, trabajó para la agencia cubana de noticias, La Prensa, en su país, en la Habana y en Nueva York. Debido a sus ideas políticas izquierdistas, se enfrentó con el dictador Laureano Gómez y con su sucesor, el general Gustavo Rojas Pinilla, y hubo de pasar las décadas de 1960 y 1970 en un exilio voluntario en México y España.

Sus novelas más conocidas son Cien años de soledad (1967), que narra en tono épico la historia de una familia colombiana, y en la cual se pueden rastrear las influencias estilísticas del novelista estadounidense William Faulkner, y El otoño del patriarca (1975), en torno al poder y la corrupción políticos. Crónica de una muerte anunciada (1981) es la historia de un asesinato en una pequeña ciudad latinoamericana, mientras que El amor en los tiempos del cólera (1985) es una historia de amor que se desarrolla también en Latinoamérica. El general en su laberinto (1989), por otro lado, es una narración ficticia de los últimos días del revolucionario y hombre de estado Simón Bolívar. También es autor de varios libros de cuentos como La increíble y triste historia de Eréndira y de su abuela la desalmada (1972) o Doce cuentos peregrinos (1992). García Márquez ha despertado admiración en numerosos países occidentales por la personalísima mezcla de realidad y fantasía que lleva a cabo en sus obras narrativas, situadas siempre en Macondo, una imaginaria ciudad de su país. Su última obra publicada, Noticia de un secuestro (1996), es un reportaje novelado sobre el narcoterrorismo colombiano.

Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1982 y fue formalmente invitado por el gobierno colombiano a regresar a su país, donde ejerció de intermediario entre el gobierno y la guerrilla a comienzos de la década de los ochenta.

RESUMEN DEL LIBRO

Como ya dice el título, el libro trata del relato de las peripecias que pasa un náufrago, Luis Alejandro Velasco, un marinero colombiano.

Este hombre visitó el periódico donde trabajaba Gabriel García Marquez, para contar como lo había pasado, ya que no era en realidad como lo habían contado los encargados del gobierno. Y la historia fue publicada por fascículos en un diario “El espectador de Bogotá”.

El marinero viajaba a bordo de un destructor de la Marina de Guerra de Colombia, cuando por una mala carga en el barco, el y otros siete compañeros cayeron al agua.

Estuvo diez días en una balsa, sin comer y sin beber.

Va relatando poco a poco, día a día, lo que le va pasando. Como al principio que está convencido de que van a venir a rescatarlo los aviones. Los aviones pasan por encima de la balsa sin verle. Y al final le dan por desaparecido.

Poco a poco, va sintiendo hambre. Su piel se quema. Y no se atreve a beber agua del mar, porque tiene oído que es malo beberla.

Todos los días a las cinco de la tarde aparecen los tiburones. Estos despedazan peces y se los comen. El náufrago siente terror cada vez que los tiburones rozan la balsa.

Por las noches se imagina que un compañero, Jaime Manjarrés, le habla, mas solo son alucinaciones.

Un día cuando ya no soporta el hambre, caza una gaviota pequeña y se dispone a comerla. Primero le da pena, porque sus instructores le habían dicho que la gaviota era un animal amigo. Pero el hambre puede con el y la mata. Cuando va a comerla, como no es capaz de separar las plumas le da asco y repugnancia y no puede comerla. Se la tira a los tiburones.

Otro día, un tiburón lanza un pez dentro de la balsa y el pobre Luis Alejandro mata al pez con el remo y consigue comer dos bocados, aunque le da también mucho asco. Cuando va a lavar el pescado, un tiburón se lo arrebata y le rompe el remo.

El antes de esto había comido tarjetas de cartón. Y había intentado comerse los zapatos.

Poco a poco va perdiendo fuerzas y empieza a sufrir alucinaciones.

El último día la balsa da varias vueltas y se coloca boca abajo, estando el entonces a punto de ahogarse. Y menos mal que no eran las cinco....

El último día llega por fin a tierra.

No es capaz de avanzar en la orilla. No tiene fuerzas.

Al final cuando lo consigue, se encuentra una chica que huye asustada de el.

Luego se encuentra a un señor y a su perro.

Este va a buscar ayuda.

Le trasladan pero no le dan nada de comer, porque el médico había dicho que mejor no le diesen nada.

Al final lo hacen poco menos que un héroe nacional.

Le pagan por hacer publicidad de todas las cosas que llevaba. El reloj, los zapatos que no pudo comerse.

Luego fue olvidado.

ESTUDIO DE LOS PERSONAJES (FISICO Y PSIQUICO)

Principales:

Luis Alejandro Velasco: es el principal protagonista, ya que es él el náufrago. Es un muchacho de veinte años, macizo, con mas cara de trompetista que de héroe de la patria. Tenía un instinto excepcional del arte de narrar, una capacidad de síntesis y una memoria asombrosas, y bastante dignidad silvestre como para sonreírse de su propio heroísmo.

Fue muy valiente, pero sobre todo por contar las cosas como realmente fueron.

Secundarios:

Miguel Ortega: artillero, el mas alegre de todos Era muy juicioso. Todo el dinero lo invirtió en regalos para su esposa. Se mareaba con mucha frecuencia.

Ramón Herrera: era marinero segundo, muy alegre, sabía tocar el tambor e imitaba a los cantantes de moda.

Jaime Martínez Diago: segundo oficial de operaciones. Era un hombre alto, fornido y silencioso. Natural de Tolima y una excelente persona.

Elías Sabogal: jefe de maquinistas. Era un lobo de mar. Pequeño, de piel curtida, robusto, de unos 40 años, era muy conversador.

Luis Regifo: era un marinero completo. Era serio, estudioso y hablaba el inglés tan correctamente como el castellano.

Eduardo Castillo: marinero segundo, almacenista, soltero, bogotano y muy reservado.

Julio Amador Caraballo: segundo contramaestre, alto y bien plantado.

Dámaso Imitela: es el hombre que lo encontró al llegar a tierra. Blanco, pálido, con sombrero de caña y los pantalones arremangados hasta la rodilla.

RELATO O CRÓNICA.

LAS PERIPECIAS DE LUIS ALEJANDRO VELASCO

En estos días nos ha llegado la noticia, del naufragio del A.R.C. Caldas, a bordo del cual perdieron la vida siete marineros. Tan solo, Luis Alejandro Velasco, nuestro protagonista, logró salvar la vida.

Una vez hubo caído al mar, logró aferrarse a una balsa, en la que , día tras día, y gracias a su valentía, logró llegar a tierra, después de diez días de calamidades.

Luchó contra el calor, la sed, el hambre, el miedo, y el mar....

Finalmente consiguió salir airoso de todo ello.

OPINIÓN Y CRÍTICA PERSONAL.

Para mi este libro ha sido uno de los que más me gustó de los que he leído hasta ahora. Me ha gustado mucho porque, aparte de ser muy buena obra y de que me gustó mucho como redactaba Gabriel García Márquez su libro, también me gustó porque esta historia (según lo que dice en el libro) es real.

Me da bastante pena el náufrago cuando dice que se tenía que comer unas tarjetas que tenía de cartón a falta de comida y también me da pena en una ocasión, que casi se tiene que comer los zapatos. También me pareció una parte muy buena en la que el náufrago tiene que cazar una gaviota para poder alimentarse y luego le da tanto asco y pena tener que comérsela, que luego se la echa a los tiburones, y éstos le lanzan con la cola un pescado y él se lo come.

Sinceramente, una de las cosas que me gustó también de este libro fue que fuera tan pequeño y tan sencillo de entender.

BIBLIOGRAFÍA EMPLEADA.

Busqué información en:

Encarta 98,enciclopedia larousse, Internet.