Relaciones sociales

Agresividad humana. Instinto. Aprendizaje social. Conducta altruista. Diversidad social

  • Enviado por: Pichondelbulevar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

LAS RELACIONES SOCIALES

Las relaciones sociales nunca se desarrollan entre individuos aislados fuera de un contexto sociológico. Cada individuo ocupa una posición específica dentro de la sociedad y estas posiciones diferentes influyen en las relaciones que mantienen entre sí.

La gran mayoría de relaciones sociales se producen entre individuos que mantienen algún tipo de relación personal (familia, amistad...) o profesional (relación vendedor cliente).

Los psicólogos sociales se dedican a investigar los aspectos, tanto positivos como nocivos, de las relaciones sociales.

* LA AGRESIVIDAD HUMANA

Los comportamientos agresivos son múltiples y variados, y abarcan desde insultos u ofensas verbales hasta las violaciones y las guerras.

Existen criterios objetivos y subjetivos para explicar la agresividad. Según el objetivo esta puede ser hacia uno mismo (conductas autistas)o hacia otras personas (conductas de los violadores). Según el método empleado pueden utilizarse desde palabras a ataques físicos, y según la finalidad puede tener un fin en sí misma o servir para alcanzar una meta superior.

La agresividad también depende de criterios subjetivos, ya que alguien puede sentirse agredido en tanto que otra persona no lo considera así o que alguien quiera agredir y no lo consiga.

Existen dos perspectivas con mayor aceptación sobre las causas dela conducta agresiva. Estas son las de Freud y las de K. Lorenz que defienden su origen innato, y las de Bandura que defiende que la conducta agresiva es aprendida.

1) Teoría del instinto

Freud reconoció en una de sus obras dos impulsos básicos: el de autoconservación (vida) y el Thanatos (muerte). Pensaba que había que canalizar la energía tanto sexual como destructiva al exterior.

Lorenz defendió en su obra Sobre la agresión (1963) que la agresividad es una disposición innata, común a animales y seres humanos, porque sirve para la supervivencia de la especie.

Entre las acciones conservadoras de la especie se encuentran:

  • La territorialidad o reparto del espacio vital disponible.

  • El establecimiento de una jerarquía social dentro del grupo.

  • La selección natural (selección de los mejores y más fuertes para la procreación)

  • Lorenz y Freud conciben la agresión como algo inevitable, pero que se puede canalizar hacia metas no destructivas, como el deporte.

    2) Teoría del aprendizaje social

    Los partidarios de esta postura niegan la existencia de una pulsión agresiva y afirman que la conducta agresiva se debe a un proceso de aprendizaje.

    Los condicionamientos clásico e instrumental pueden desencadenar la ira o la agresión. Tanto personas como animales experimentan dolor cuando se les aplica un castigo, y esto puede producir emociones como la ira, que activa una conducta de agresión.

    Hay circunstancias que favorecen la conducta agresiva como la frustración, el ataque físico o verbal, o la tensión ambiental originada por el calor o el hacinamiento.

    Bandura, defensor del aprendizaje social, el comportamiento agresivo se aprende por reforzamiento y modelado. La conducta agresiva depende de las contingencias ambientales, y si es aceptada supone resultados satisfactorios para el agresor.

    Hoy en día la televisión es una de las principales fuentes de modelos violentos. También aumenta la agresividad, desensibiliza a los observadores ante la violencia y moldea sus suposiciones sobre la realidad social.

    * CONDUCTA ALTRUISTA

    La conducta altruista o psicosocial consiste en ayudar a otros sin pretender nada a cambio y sin tener en cuenta los intereses propios.

    Hay tres perspectivas que explican la conducta altruista y proponen dos formas de conducta psicosocial: intercambio mutuo y altruismo incondicional.

  • Normas sociales: Las normas sociales influyen en los comportamientos altruistas. Así:

    • La norma de reciprocidad: Exige ayudar a quienes nos ayudan.

    • La responsabilidad social: Se debe ayudar a las personas necesitadas sin que por ello deban ser recompensadas.

  • Intercambio social: Según esta teoría, el interés propio es la base de todas las interacciones humanas, y el objetivo es maximizar las recompensas y minimizar los costes. Las recompensas pueden ser externas (empresa que dona dinero para mejorar su imagen) o internas (solo por satisfacción personal).

  • Perspectiva evolucionista: Los sociobiólogos sugieren que los genes son los que determinan que cuidemos de los parientes en los que residen (padres - hijos). El autointerés genético también predice la reciprocidad. Las personas ayudan porque esperan algo a cambio, y si no corresponden son castigadas. De ahí que los tramposos o traidores sean castigados en todas las culturas. Los psicólogos también tratan de explicar la falta de participación durante situaciones de emergencia.

  • Hay diversos factores que contribuyen a la inhibición social y reducen nuestra ayuda en caso de emergencia:

  • Si una persona está sola, siente que la responsabilidad de actuar es suya. Si hay otros siente menos responsabilidad.

  • Si la situación es ambigua se produce la ignorancia pluralista. Se provoca una situación de pasividad.

  • La percepción ante la evaluación: Mucha gente duda en intervenir con éxito, por ejemplo, en un accidente de tráfico, mientras que un médico tiene como incentivo la intervención.

  • DIVERSIDAD SOCIAL

    La sociedad es algo creado por el hombre y por tanto hay una gran diversidad de manifestaciones culturales. Existen variedades de tipo individual como el peso o la altura, pero sin duda las que más tenemos en cuenta son las de etnia y sexo.

    Diversidad cultural

    Según McLuhan, todos vivimos en un Aldea Global, con un gran número de culturas diferentes. Una cultura es un conjunto de ideas, valores, creencias, tradiciones y costumbres que comparten un gran número de personas, y que es trasmitida de generación en generación. Cada cultura tiene sus normas o reglas, algunas de ellas universales pero con alguna pequeña variación.

    La cultura influye de forma importante, condicionando las vidas de los individuos. En esta época de muchas transformaciones socioculturales, que se puede analizar en:

      • Cambio a la era postindustrial (sociedad de la información).- Se reducen distancias interculturales y se acelera el movimiento de personas, ideas y productos.

      • Problemas supranacionales.- Aspectos de la humanidad como el hambre o las guerras, son globales y requieren soluciones multinacionales.

      • Desarrollo de sociedades multirraciales y policulturales.- Reconocer las diferencias y apoyar la convivencia de pueblos y comunidades desterrando el racismo, la xenofobia y los prejuicios que vienen de fuera.

      • Relativismo cultural.- Es necesario el rechazo de la sacralización de la propia cultura, los planteamientos etnocéntricos y respetar las diferencias culturales. Se deben defender los derechos humanos por encima de pautas culturales.

      • Afrontar el desafío de los fundamentalismos.- Se deben eliminar las viejas creencias, el fanatismo y las supersticiones, porque diluyen la cohesión social.

      • Individualismo.- Nuestra cultura valora más al individuo que a la comunidad. La cultura europea resalta la confianza en uno mismo y nos empuja a luchar solos, esto provoca una mayor soledad y más tensión emocional.

    Diversidad de géneros

    Hoy en día sabemos que los seres humanos somos una combinación de tres componentes:

  • El sexo biológico: Son las diferencias anatómicas entre el hombre y la mujer.

  • El género psicosocial: Es un conjunto de normas y expectativas de conducta que la sociedad atribuye a cada género.

  • Identidad sexual: Esto engloba el ser heterosexual, homosexual, bisexual...

  • El término género alude a los aspectos culturales, a la construcción social que toda sociedad elabora en torno a las diferencias anatómicas.

    Los roles de género son las formas de conducta que se esperan de mujeres y varones, que varía según la cultura y el periodo histórico.

    Durante la infancia, se refuerzan las diferencia entre sexos, condicionándonos para la vida adulta. Así las niñas y los niños son educados de formas distintas.

    En el último siglo la mujer ha comenzado a tomar las riendas de su vida y tener igualdad de condiciones. Aunque la mujer ya se ha incorporado al trabajo, siguen existiendo tratos de tipo discriminatorio.

    Hay que enfrentarse a los estereotipos tradicionales, que lo único que hacen es condicionar:

      • El hombre: Sus rasgos tradicionales son el dinamismo, la agresividad, la afirmación del Yo, la valentía, la eficacia, el amor al riesgo y la subjetividad.

      • La mujer: Los rasgos tradicionales de la mujer son pasividad, ternura, dependencia, miedo, debilidad y subjetividad.

    Poco a poco estos estereotipos están desapareciendo, pero queda mucho hasta que se erradiquen totalmente.