Relaciones signos Zodiaco

Horóscopo. Astrología. Influencia astral. Confluencias y compatibilidad

  • Enviado por: Punchie
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Aritmética
Aritmética
En este curso de Aritmética se estudian temas necesarios y básicos de esta área. Se muestran las...
Ver más información

Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información

publicidad

A R I E S

ARIES Y ARIES

ARIES Y TAURO

ARIES Y GEMINIS

ARIES Y CANCER

La relación afectiva y sexual: La vida en común de esta pareja será muy movida, para nada monótona. Los dos tienen tanta energía sexual como afectiva. Los nativos de Aries, cuando aman se entregan por completo, juntos se transforman en un tornado de energía de máxima intensidad. Este par de nativos son como una bomba atómica. La química sexual y el afecto serán espontáneos y rápidos en todo sentido.

Los problemas de la relación: Ambos han nacido para la lucha y no se darán por vencidos fácilmente porque encuentran en el otro un interlocutor válido al que podrían llamar "querido enemigo". Después de una pelea, el nombre de la relación podría cambiar a "durmiendo con el enemigo". Las cosas pueden derivar desde una pasión desbordada hasta una escena de celos violenta, si no moderan un poco vuestro carácter e impaciencia. No os preocupéis, es normal que entre dos personas tan apasionadas haya incidentes.

Los resultados de la relación: Esta pareja improvisa todo sobre la marcha. Sus ardientes encuentros carnales siempre son intempestivos y se desencadenan inesperadamente, sin transición alguna. Lo importante es que calmen sus impulsos y traten de darle más valor al amor que a la guerra. Cuando discuten, basta una mirada, una sonrisa, para que el fuego vuelva a arder con más fuerza que nunca.

La relación afectiva y sexual: El nativo de Tauro es sensual pero también muy posesivo: lo exige todo, física y emocionalmente, y necesita estabilidad y fidelidad en el amor. Tauro se muestras paciente y reflexivo, Aries busca la salida de su temperamento activo e impulsivo.

Las diferencias de temperamento entre ellos pueden provocar serias dificultades en cuanto a lo sexual y afectivo, aspectos a los que ambos le atribuyen bastante importancia.

Los problemas de la relación: Aries es ardiente pero inestable, puede llegar a ser infiel y detesta que intenten acapararlo, ligarlo o poseerlo definitivamente, además tiene una excesiva predisposición en el terreno sexual, y este afán arrasará fácilmente con la tierra de Tauro.

Frente a un taurino, el ariano se siente asfixiado y atado. El taurino con un nativo de Aries se siente inseguro, bastante ineficaz y por momentos poco deseado, sensación que detesta.

Los resultados de la relación: Aries no debe ser tan impaciente si necesita que lo estimulen más, porque a su debido tiempo el nativo de Tauro podrá proporcionarle todo lo que necesita: sólo tiene que estar más atento a los cambios bruscos de Aries. Si no puede seguirle la marcha, por lo menos debe aceptar los diferentes tiempos de su compañero sin obstinarse.

La relación afectiva y sexual: Aries encontrará en Géminis a un compañero que sólo considera el acto sexual como una experiencia curiosa y entretenida, porque los ligeros y difusos geminianos rara vez toman en serio el amor, que para Aries lo es todo. Les depara un futuro movido y con muchos sobresaltos.

Los problemas de la relación: Géminis no es apasionado y Aries necesita que lo devore una pasión ardiente. Al geminiano le interesan las sensaciones variadas, donde siempre espera encontrar elementos novedosos y sorprendentes. La monotonía puede matarlo cuando Aries carece de la imaginación necesaria para estimular a Géminis. La relación puede convertirse en un asunto decepcionante. Si la relación es de amigos no habrá problemas.

Los resultados de la relación: Aries no podrá ejercer dominio ni autoridad sobre su compañero. Cuando crea que lo tiene bien atrapado, se le escapará de entre los dedos como el mercurio (actitud que, por otra parte, puede alimentar la perpetua necesidad de conquista del ariano). De esta unión no puede surgir nada profundo ni estable dado que ambos buscan el cambio constante, la diversidad y las experiencias múltiples, siempre surgirá la batalla por la victoria, ya que a ambos les gusta quedar por encima. No obstante, si deciden embarcarse en una relación de este tipo, deben poner todo de su parte para que se mantenga, evitando la prepotencia.

La relación afectiva y sexual: Al signo de Aries le gusta el movimiento y la novedad, en cambio Cáncer es pasivo, sedentario, apegado a su medio ambiente y a su familia. Evidentemente esto causará problemas y conflictos entre ellos. Cuando Aries proponga salir, viajar, cambiar de ambiente, Cáncer podrá ceder algunas veces pero otras tantas intentará oponerse, provocando que el fogoso e independiente Aries lo deje solo en casa.

Los problemas de la relación: El mal humor de Aries y el silencio cargado de reproches de Cáncer pueden causar reales desencuentros en esta pareja. La actitud de mutismo y rencor del canceriano irrita al ariano y dificulta la reconciliación tanto afectiva como sexual. En la cama también habrá problemas: el sensible canceriano considera que su compañero ariano tiene a menudo actitudes egoístas.

Los resultados de la relación: Cáncer ama a los niños y suele desear una familia numerosa, lo cual agrega una nueva razón de discordia con el independiente Aries. Aries debería aprender de los valores que tiene Cáncer sobre el amor y Cáncer debe tener más flexibilidad en los momentos donde su compañero se enciende como una llama ardiente de furia. Si consiguen convivir durante la primera etapa, la relación habrá quedado fuertemente consolidada.

ARIES Y LEO

ARIES Y VIRGO

ARIES Y LIBRA

ARIES Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: La atracción entre Leo y Aries puede llegar a ser calurosa, instantánea, ardiente, apasionada, y hasta absorbente. Desde el primer momento estos signos necesitarán quemar toda su pasión, será como una competencia para ver cuál es el más apasionado de los dos. La complicidad con la que Aries y Leo se complementan, tanto a nivel profesional como social y personal, hace que esta relación sea de las más fructíferas. La armonía afectiva alcanza cotas de perfección.

Los problemas de la relación: Pueden llegar a tener algunos inconvenientes porque ambos signos son autoritarios. Por lo tanto, ambos deberán evitar cuidadosamente todo intento de dominar al otro. Difícilmente Aries se pliegue a rendirle homenaje al orgulloso Leo, ni se doblegue ante su deseo de ser admirado y tratado como un rey o reina.

Los resultados de la relación: Leo generalmente tiene mayor estabilidad y dotes de organización para calmar la naturaleza impulsiva de Aries, por eso deberá evitar las actitudes de superioridad. Además, la gran carga energética que ambos tienen les hará pasar momentos extraordinarios de diversión. . El optimismo innato y el modo de afrontar los pequeños problemas hace que esta relación se consolide desde el cariño y la compenetración. No existen obstáculos en la vida sexual, ya que Leo apreciará mucho las sugestiones e iniciativas de su compañero y le encanta seducir al fogoso Aries.

La relación afectiva y sexual: En el plano sexual les costará llegar a la armonía: la fogosidad de Aries se estrellará contra la naturaleza cerebral del Virgo. La carencia de encanto o de erotismo del virginiano precipitará al ariano a ir a la caza de una presa más apetecible. Si a Virgo le conviene mantener la relación por alguna razón, es probable que soporte la infidelidad del apasionado Aries.

Los problemas de la relación: En esta relación Virgo será aparentemente dominado por Aries. Pero al ariano le resultará difícil soportar el lado analítico, práctico, meticuloso y un tanto maniático de su compañero/a. El caso típico es cuando el amante ariano se siente irritado ante el exceso de limpieza, orden e higiene de su mujer Virgo, que sólo piensa en arreglar la casa. Puede ser que por ese mínimo detalle no hagan el amor por una semana o más tiempo.

Los resultados de la relación: Si Virgo no sacrifica su manera estructurada de ver la vida puede ser que también deba sacrificar el amor y el deseo que siente por Aries. El ariano no soportará ninguna estructura después de haber logrado el objetivo de cazar a Virgo.

La relación afectiva y sexual: El éxito de la relación sexual de la pareja dependerá de la renovación de atmósferas románticas que ambos signos propongan. Porque cuando se pierda el encanto de la ilusión, Aries será el primero en cansarse. Consciente de esa amenaza, Libra recurrirá a todos los poderes de seducción para provocar a su compañero/a: el hombre libriano hará regalos y la libriana sorprenderá con ropa interior transparente, perfumes y otras actitudes incitantes y seductoras.

Los problemas de la relación: Libra posee un agudo sentido de la justicia y a menudo se sentirá tentado a rebelarse contra las actitudes excesivamente autoritarias y arbitrarias de Aries. En tal caso, el libriano deberá evitar un ataque frontal y reprocharle sus errores, ya que Aries jamás los reconocerá. En realidad, lo mejor que puede hacer es utilizar su depurada diplomacia y limitarse a descubrir qué es lo que le desagrada a su compañero, e impedir que se repita en el futuro.

Los resultados de la relación: La convivencia agitada y frágil de estos signos tan opuestos puede tener etapas excitantes. El aspecto sexual les será cómplice, ya que la fuerte atracción que sienten el uno por el otro hará de sus encuentros jornadas memorables.

Siempre que surja un problema, Libra encontrará la mejor forma de resolverlo para que Aries quede satisfecho. Y el ariano volverá a sucumbir una y otra vez ante la dulzura del nativo de Libra.

La relación afectiva y sexual: El amor entre estos dos tipos zodiacales es bastante tempestuoso. Escorpio, aunque sensual, es fiel y espera que Aries no lo defraude. Pero el escorpiano es intuitivo por naturaleza y tendrá bien en claro los desajustes de Aries. El magnetismo erótico del escorpiano y su exigencia atraen sexualmente al ariano. Si el sexo es una de las cosas más importantes para esta pareja, pueden fundir sus cuerpos alcanzando una llama pasional intensa, sus veladas íntimas serán antológicas, llenas de placer y felicidad.

Los problemas de la relación: Aries tiene carácter independiente y se siente un tanto ahogado por la pasión posesiva y el ansia de exclusividad que pretende el escorpiano. Además de los frecuentes accesos de celos de Escorpio, también pueden complicarlo sus constantes sospechas y su tendencia al conflicto.

Los resultados de la relación: Tanto Escorpio como Aries son un tanto dictadores, pero Escorpio está dotado de una voluntad tiránica y cruel; en cambio la autoridad que ejerce Aries es impulsiva, poco premeditada y justiciera.

Si Escorpio realmente quiere conquistar a Aries tiene toda la fuerza mental y el coraje para hacerlo.

ARIES Y SAGITARIO

ARIES Y CAPRICORNIO

ARIES Y ACUARIO

ARIES Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Ambos signos se rigen por el fuego, son expansivos y entusiastas. El carácter jovial y el buen humor de Sagitario serán positivos para la vida agitada y turbulenta de Aries. Sagitario puede acomodarse muy bien a los deseos de viajar, a las cualidades atléticas y la pasión por el deporte, propios de Aries. En el plano sexual pueden llegar a comportarse con la actitud de una pareja que desea romper un récord olímpico.

Los problemas de la relación: El único problema que podría tener esta pareja es que Sagitario gusta de pensar antes de actuar. En cambio Aries es muy enérgico y se puede aburrir con las vueltas que da el sagitariano antes de definir una situación cualquiera. Esto es solucionable cuando Aries utiliza toda su creatividad.

Los resultados de la relación: Esta compenetración es muy fructífera al aspecto amoroso y sexual, algo que los mantiene aún más unidos. Los demás verán en ellos el ideal de pareja, y pueden ser el punto de referencia para todos aquellos que pretenden lograr lo que vosotros tenéis. Para que la relación entre Aries y Sagitario perdure, deberán otorgarse una auténtica libertad de acción. No debe existir obligación alguna que los limite porque ninguno de los dos lo soportaría. Y también debe permitirse toda la libertad sexual que necesiten en cada momento.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Aries posee un temperamento impaciente y entusiasta y se verá frenado, inhibido o contrariado por Capricornio, que es prudente, reservado, paciente, calculador y conservador. La fogosidad, el gusto por el riesgo y las iniciativas súbitas de Aries resultarán poco razonables para Capricornio, que opondrá reflexión y calma frente a la fogosidad intempestiva de su compañero.

Los problemas de la relación: Las decisiones lentas y con sentido de la responsabilidad de Capricornio pueden llegar a ser complicadas en el acercamiento físico con Aries. El ariano no podrá vencer el exceso de seriedad y la necesidad de seguridad de Capricornio (quien puede llegar a ver demasiado desbordante a su compañero/a, especialmente en el tema sexual).

Los resultados de la relación: Puede haber varias desventajas en esta relación si no respetan la personalidad del otro. Un ariano puede convencer al más firme y materialista capricorniano para que aprenda divertirse. Y un capricorniano puede darle el cable a tierra que el ariano necesita en todos los aspectos de su vida.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: La convivencia entre estos signos estará plagada de sorpresas, cambios súbitos, aventuras sorprendentes, descubrimientos sexuales e intelectuales. No faltará entusiasmo por todo lo novedoso. Ambos se complementarán intelectualmente mediante la combinación del espíritu creador y de iniciativa en la búsqueda de nuevas sensaciones cada vez más estimulantes.

Los problemas de la relación: Sexualmente, Aries deberá moderar su apasionamiento y no acosar a su compañero; porque Acuario es más mental que apasionado. Si Acuario no acepta los contactos sexuales es porque se aburre más rápido que Aries de la rutina, o porque necesita mucho espacio para no sentir claustrofobia en una relación. Esto puede ser motivo de desilusión y tristeza para Aries.

Los resultados de la relación: En general, las relaciones Aries-Acuario son buenas cuando se establecen sobre una base de libertad. Si llega a una unión formal, esta extraña pareja se puede deteriorar en poco tiempo debido a la poca profundidad que ambos le otorgan al afecto.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Las relaciones afectivas entre estos dos tipos zodiacales pueden ser románticas, pero también dudables; corren el riesgo de acabar en confusión por la naturaleza hipersensible de Piscis. El pisciano es emocional e impresionable, vive en un mundo de sueños y necesita la protección de un compañero fuerte. Sentirá admiración por el enérgico Aries.

Los problemas de la relación: A Aries, sujeto activo y dinámico, le gusta de desplazarse y cambiar de atmósfera. Por lo contrario, Piscis ama la soledad, los lugares tranquilos y aislados, que nadie interrumpa sus sueños y meditaciones. Aries vive intensamente en el presente. Piscis vibra en un tiempo más tranquilo y a veces ilusorio donde elabora sus castillos en el aire.

Los resultados de la relación: Hay una unión más allá de lo estrictamente perceptible, como si estuvieran predestinados.

Se da una relación curiosa entre los componentes de estos dos signos tan distintos y contradictorios. Se entregan, sin saberlo, y consiguen una unión perfecta y duradera. Aries con su iniciativa, energía y protección posee por completo a Piscis quien también domina con su plena dedicación y su placentera sensualidad y agradece poder sentirse invulnerable. Esto hace que se sientan únicos e incomparables. Si Aries piensa en una ruptura con Piscis, no podrá realizarla fácilmente. Piscis se aferrará a él, incluso si la culpa es del ariano porque tienen necesidad de estar juntos.

TAURO Y SAGITARIO

T A U R O

TAURO Y ARIES

TAURO Y TAURO

TAURO Y GEMINIS

TAURO Y CANCER

La relación afectiva y sexual: El nativo de Tauro es sensual pero también muy posesivo: lo exige todo, física y emocionalmente, y necesita estabilidad y fidelidad en el amor. Tauro se muestras paciente y reflexivo, Aries busca la salida de su temperamento activo e impulsivo.

Las diferencias de temperamento entre ellos pueden provocar serias dificultades en cuanto a lo sexual y afectivo, aspectos a los que ambos le atribuyen bastante importancia.

Los problemas de la relación: Aries es ardiente pero inestable, puede llegar a ser infiel y detesta que intenten acapararlo, ligarlo o poseerlo definitivamente, además tiene una excesiva predisposición en el terreno sexual, y este afán arrasará fácilmente con la tierra de Tauro.

Frente a un taurino, el ariano se siente asfixiado y atado. El taurino con un nativo de Aries se siente inseguro, bastante ineficaz y por momentos poco deseado, sensación que detesta.

Los resultados de la relación: Aries no debe ser tan impaciente si necesita que lo estimulen más, porque a su debido tiempo el nativo de Tauro podrá proporcionarle todo lo que necesita: sólo tiene que estar más atento a los cambios bruscos de Aries. Si no puede seguirle la marcha, por lo menos debe aceptar los diferentes tiempos de su compañero sin obstinarse.

La relación afectiva y sexual: Ambos son amantes tan sexuales como caprichosos. A pesar de que los dos prefieren armonizar, cuando creen estar en lo correcto se adhieren tenazmente a una postura. Los sensuales taurinos son tan apasionados que pueden compartirlo todo: desde su afecto, a una buena mesa. Salvo que se disputen el plato más grande, no surgirán problemas. Pero para el amor y el sexo van prodigarse todos los mimos y cuidados que existan.

Los problemas de la relación: Pueden compartir el mismo trabajo porque, como los taurinos son tan desconfiados, estarán alerta a todo gasto que se haga. Lo lamentable es que esta pareja puede llegar al aburrimiento por la falta de creatividad. Corren peligro de cansarse de su monótona existencia y acaben por no encontrar encanto alguno en la vida en común (salvo en la mesa, la cuenta bancaria y la cama).

Los resultados de la relación: Pueden ser una pareja perfecta si ambos están dispuestos a ser leales, a tenerse confianza y a ser un poco menos obstinados. Como muy pocas combinaciones del zodíaco la pareja Tauro-Tauro puede compartir una amplia gama de actividades e ideas, con respecto a la vida social, el trabajo, el sexo y la visión conservadora de cómo crear una familia y educar a los hijos.

La relación afectiva y sexual: Para el sensible nativo de Tauro, la actitud sexual de Géminis será fría y poco cariñosa y provocará su inseguridad e incertidumbre. En lugar del amante apasionado con el que sueña todo taurino, se encontrará frente a una especie de juguetón e inquieto modelo de par. Para que Géminis tenga éxito en materia sexual tendrá que cambiar sus formas indiferentes: de otra manera, no logrará excitar a Tauro.

Los problemas de la relación: Para Géminis lo esencial es la variedad y cuando no la encuentra en un lugar, la busca en otro. Y Tauro no es justamente del tipo cambiante o inestable. El humor variable de Géminis en el plano de los afectos dejará casi siempre mal parado al taurino, que llegará a odiarlo con todas sus aferradas y hostiles fuerzas.

Los resultados de la relación: Se trata de una pareja peculiar. Mientras que Géminis puede saltar rápidamente de un tema a otro en una misma secuencia, Tauro digiere metódicamente un tema a la vez. La velocidad del geminiano es una "indigestión mental" para el taurino. Por lo tanto no es una combinación recomendable para el amor.

La relación afectiva y sexual: Los dos signos son amantes de la vida hogareña y doméstica. Pueden depender uno de otro para pasar largas noches de invierno pero, si Cáncer se deprime, el taurino deberá echar mano de la persuasión amistosa para recuperarlo. La relación sexual será amplia y afectiva. La protección natural del canceriano y la energía del taurino harán una perfecta combinación.

Los problemas de la relación: No habrá ningún problema en el terreno sexual, siempre que Tauro modere su persistente deseo de hacer el amor. Cáncer es susceptible, está regido por la Luna y a menudo se comporta caprichosamente, no acepta ninguna rudeza y menos que menos soporta presiones. Puede surgir algún problema si el taurino dedica mucho tiempo a su trabajo y hace sentir desplazado y celoso a Cáncer.

Los resultados de la relación: La seguridad es importante para ambos. Cáncer es más emocional, sensible y se enoja fácilmente. Tauro es más estable y apacible. Pueden tender a formar una unión duradera, pero deben cuidarse de no olvidar al resto del mundo. Lo peor que les puede pasar es que la unión se transforme en un vínculo simbiótico. Porque son capaces de ahogarse a lo largo de la vida en común. Si Tauro es goloso, encontrará en Cáncer al compañero capaz de cumplir todos sus gustos en materia gastronómica.

TAURO Y LEO

TAURO Y VIRGO

TAURO Y LIBRA

TAURO Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Al principio de esta relación Leo cederá fácilmente ante los encantos de Tauro, sobre todo si este último sabe cómo halagarlo. Durante un cierto tiempo podrán vivir episodios de intensa pasión y disfrutar juntos las ventajas de una vida espléndida.

Los problemas de la relación: El carácter autoritario y excesivamente egocéntrico de Leo creará cierta fricción con el obsesivo y tenaz taurino. Tauro no soportará por mucho tiempo los excesos de autosatisfacción del leonino. Por su parte, Leo advertirá que su autoridad no ejerce mucha fuerza en las posturas de testarudo compañero taurino: si Leo trata de imponerse, muchas veces se estrellará contra una pared. Esta relación está destinada al fracaso si ambos no aprenden a ceder un poco.

Los resultados de la relación: Leo es egocéntrico y tan orgulloso como Tauro, pero a veces puede aprovecharse de la paciencia taurina. Sin embargo, una vez que Tauro ha sido demasiado presionado, la batalla entre los dos puede ser monumental. De la comprensión del taurino depende que el leonino nunca se sienta herido. Y es necesaria la habilidad de Leo para que su compañero no anteponga una barrera infranqueable.

La relación afectiva y sexual: El taurino suaviza al mental virginiano con sus dones de seducción. Así desaparecen las tensiones corporales de Virgo. Además, Taurinos y Virginianos son muy serviciales y estarán alertas a las necesidades afectivas y sexuales del otro.

Los problemas de la relación: Desde el punto de vista sexual, esta relación se complica porque Virgo es muy cerebral y puede pasar por alto los deseos apasionados - y persistentes- de Tauro. Puede ser que Tauro acuse a su pareja virginiana de tener inhibiciones sexuales y falta de romanticismo. Sus reclamos reiterados a este tan autoexigido virginiano será una carga muy molesta para el taurino.

Los resultados de la relación: La unión entre estos tipos zodiacales - ambos del elemento tierra- puede ser armoniosa y muy duradera. Los dos tienen un pronunciado sentido práctico de la vida, Virgo es perfeccionista y fácilmente puede sucumbir al afecto de Tauro. El taurino es emocionalmente más estable y Virgo aprecia estas cualidades.

La relación afectiva y sexual: Los dos están regidos por Venus así que abundará el amor apasionado. Tanto Libra como Tauro pueden cautivar el corazón del otro si se lo proponen. Esta pareja no es complicada en apariencia, pero tiene que observar algunos detalles. Tauro, muy celoso y posesivo, tendrá que hacer grandes esfuerzos si quiere estabilizar sexualmente a su compañero de Libra. Deberá cuidarse mucho estéticamente y practicar una vida menos sedentaria, porque al libriano le atrae la belleza sobre todas las cosas. Y si Tauro se descuida, Libra buscará presa sexual en otros horizontes.

Los problemas de la relación: Tauro tiene que tratar de no aburrir con sus exigencias a Libra. En esta pareja, Libra es bastante mental y encuentra a Tauro un tanto falto de delicadeza y flexibilidad de pensamiento. Si Tauro es fiel y estable, Libra es, sobre todo, un fanático de la conquista y del amor. A menudo es demasiado seductor, superficial e infiel.

Los resultados de la relación: Si Libra está en un período de estabilidad encontrará en Tauro a la pareja de sus sueños, porque son muy similares y piensan en satisfacer las necesidades, gustos y valores del otro. Pero si no es así, esta pareja puede declarar una suerte de guerra fría donde no se hablarán por un tiempo. Podrán reconciliarse en el plano sexual, porque Libra no soporta los conflictos por mucho tiempo.

La relación afectiva y sexual: Entre las personas de estos signos se produce una verdadera atracción de opuestos, pero inicialmente la relación puede estar basada sólo en la atracción física. Por eso Tauro tendrá que demostrar que tiene algo más que su sexo para entregarle a Escorpio. Ambos pertenecen a signos fijos, esto significa que son estables, leales y fieles; la relación que establezcan, en general, será duradera.

Los problemas de la relación: Ambos son demasiado posesivos y tienen sentimientos muy intensos. Los interrogatorios de ambos sobre sus actividades diarias pueden estar cargados de violentas y dramáticas situaciones de celos. Sin embargo, estos conflictos de amantes rara vez acaban en ruptura, ya que por lo general se reconcilian en la cama. Aunque las discusiones se repitan como un ciclo de drama y teleteatro pasional.

Los resultados de la relación: Es raro que esta pareja opte por separarse, porque siempre tendrán tema para enredarse el uno con el otro. Existen diferencias significativas a nivel emocional: Tauro no es tan complejo como Escorpio y menos carencial que éste. El escorpiano demanda más compromiso y dedicación de su pareja.

TAURO Y SAGITARIO

TAURO Y CAPRICORNIO

TAURO Y ACUARIO

TAURO Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Sagitario a veces hace el amor como si fuera un deporte y esto no logrará satisfacer las necesidades del romántico Tauro. Mientras que al taurino, ciertas actitudes exóticas de Sagitario pueden resultarle chocantes a la hora de tener un acercamiento sexual, porque en ese ámbito es bastante convencional. Pero en el plano de la convivencia, a Sagitario le gusta la comodidad hogareña y también la buena administración económica de Tauro.

Los problemas de la relación: Hasta el más decidido de los taurinos podrá darse cuenta de lo difícil que resulta sujetar a un sagitariano con un compromiso de largo plazo. Tauro es una criatura de hábitos y rutina, mientras que Sagitario va en busca de nuevos horizontes constantemente y explora nuevos lugares o nuevas ideas.

Los resultados de la relación: Para un sagitariano, la forma más inteligente de mantener a un taurino a su lado es dejándolo tan libre como el aire y ocultando sus celos, aunque se sienta devorado por ellos. Sagitario puede resultar una compañía ventajosa para Tauro, y puede enseñarle a ampliar sus horizontes y sus puntos de vista. Sagitario es muy diplomático y flexible cuando lo desea; un punto a favor para poner al más gruñón de los taurinos de muy buen humor.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: El afectuoso y sensual Tauro probablemente se sienta un tanto desconcertado frente a la reserva y falta de efusividad amorosa de Capricornio. La naturaleza saturnina de Capricornio a menudo actuará como una ducha fría sobre la tendencia al placer y el gusto por el lujo propios del Tauro.

Los problemas de la relación: No es demasiado posible sintonizar el romanticismo de Tauro con el escepticismo de Capricornio. En cuanto Tauro se lance a alguna extravagancia, es probable que Capricornio se repliegue y huya de la escena. Esta divergencia será evidente en las relaciones sexuales, porque puede faltar la fantasía erótica de Capricornio. Pero como Tauro es estable y fiel a pesar de su temperamento, acabará por resignarse ante esta situación.

Los resultados de la relación: Es probable que esta pareja logre una relación duradera porque ambos sienten que pueden contar el uno con el otro. Además, pueden realizar juntos muchos proyectos. Tauro puede estar más satisfecho con su compañero si Capricornio modifica su rigidez en materia sexual. En síntesis, esta combinación entre dos signos de tierra promete una relación armoniosa y estable, ya que ambos buscan seguridad material y social.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta pareja tan singular desde el punto de vista sexual y afectivo tendrá ciertas incompatibilidades de temperamento y carácter. Acuario no es sensual y sólo considera las relaciones físicas como algo natural, desprovisto de romance o de excesivas demostraciones de afecto. Esto sin duda será una frustración para Tauro, que le gusta gozar del sexo y la vida.

Los problemas de la relación: Esta clase de pareja no es la más conveniente para la dicha y la felicidad de una relación estable. Acuario generará la suficiente carga de hostilidad para que cualquier taurino viva al borde de un ataque de nervios. Mientras que Acuario está sintonizado con los cambios de estilo, Tauro se aferra a lo clásico. Los problemas de incompatibilidad surgirán en varios aspectos: económico, de convivencia, de armonía amorosa y sexual.

Los resultados de la relación: Tauro hará todos los malabares posibles para que Acuario piense que no puede vivir sin su presencia. Acuario realizará todas las pruebas necesarias para demostrarle que lo único que necesita es sentirse libre. Y para completar el cuadro complicado de esta relación, falta agregar que tanto Tauro como Acuario son demasiado obstinados para cambiar de idea.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: La combinación de estos dos signos pueden resultar una relación muy agradable, sobre todo en el plano sentimental. Tauro, signo venusiano de amor físico y concreto, encontrará en Piscis, signo de agua de naturaleza sensible, un compañero dócil, abnegado. Piscis puede pasarse todo el día acariciando con sentimientos delicados, el dulce cuerpo de taurino. Piscis también sabrá poner un toque de fantasía e idealismo a las actividades de la vida en común con Tauro.

Los problemas de la relación: Esta clase de relación puede presentar algunos puntos débiles. El nativo de Tauro a menudo se sentirá irritado por su compañero el hipersensible pisciano, esclavo de sus emociones, perpetuamente indeciso y fantasioso. Tauro puede llegar a criticar a su compañero pisciano en el acto sexual, aprovechando para quejarse de las diferencias de objetivos materiales, esto puede traer inhibiciones irreparables en el pisciano.

Los resultados de la relación: Depende de Tauro convencer a su amante pisciano que vivir de sueños trae problemas. Piscis deberá comprender que un poco más de sentido práctico los beneficiaría. Las relaciones sexuales entre estos nativos pueden ser óptimas, porque tienen necesidad de sensaciones intensas. Piscis sabrá satisfacer todos los deseos íntimos de Tauro mediante actitudes inspiradas y gestos delicados.

TAURO Y SAGITARIO

G É M I N I S

GEMINIS Y ARIES

GEMINIS Y TAURO

GEMINIS Y GEMINIS

GEMINIS Y CANCER

La relación afectiva y sexual: Aries encontrará en Géminis a un compañero que sólo considera el acto sexual como una experiencia curiosa y entretenida, porque los ligeros y difusos geminianos rara vez toman en serio el amor, que para Aries lo es todo. Les depara un futuro movido y con muchos sobresaltos.

Los problemas de la relación: Géminis no es apasionado y Aries necesita que lo devore una pasión ardiente. Al geminiano le interesan las sensaciones variadas, donde siempre espera encontrar elementos novedosos y sorprendentes. La monotonía puede matarlo cuando Aries carece de la imaginación necesaria para estimular a Géminis. La relación puede convertirse en un asunto decepcionante. Si la relación es de amigos no habrá problemas.

Los resultados de la relación: Aries no podrá ejercer dominio ni autoridad sobre su compañero. Cuando crea que lo tiene bien atrapado, se le escapará de entre los dedos como el mercurio (actitud que, por otra parte, puede alimentar la perpetua necesidad de conquista del ariano). De esta unión no puede surgir nada profundo ni estable dado que ambos buscan el cambio constante, la diversidad y las experiencias múltiples, siempre surgirá la batalla por la victoria, ya que a ambos les gusta quedar por encima. No obstante, si deciden embarcarse en una relación de este tipo, deben poner todo de su parte para que se mantenga, evitando la prepotencia.

La relación afectiva y sexual: Para el sensible nativo de Tauro, la actitud sexual de Géminis será fría y poco cariñosa y provocará su inseguridad e incertidumbre. En lugar del amante apasionado con el que sueña todo taurino, se encontrará frente a una especie de juguetón e inquieto modelo de par. Para que Géminis tenga éxito en materia sexual tendrá que cambiar sus formas indiferentes: de otra manera, no logrará excitar a Tauro.

Los problemas de la relación: Para Géminis lo esencial es la variedad y cuando no la encuentra en un lugar, la busca en otro. Y Tauro no es justamente del tipo cambiante o inestable. El humor variable de Géminis en el plano de los afectos dejará casi siempre mal parado al taurino, que llegará a odiarlo con todas sus aferradas y hostiles fuerzas.

Los resultados de la relación: Se trata de una pareja peculiar. Mientras que Géminis puede saltar rápidamente de un tema a otro en una misma secuencia, Tauro digiere metódicamente un tema a la vez. La velocidad del geminiano es una "indigestión mental" para el taurino. Por lo tanto no es una combinación recomendable para el amor.

La relación afectiva y sexual: Dos geminianos en pareja pueden ser como un carnaval de movimientos y palabras. Estarán siempre muy ocupados, nadie salvo ellos sabrá en qué momento se encuentran, si es que lo hacen. Absorbidos como están por sus múltiples actividades, los incansables geminianos pueden pasar por alto incluso la práctica sexual. Esta pareja se parece más a una comedia de enredos que a un verdadero romance.

Los problemas de la relación: Es tan divertido lo que pueda pasar entre estos personajes que cualquier comedia de confusiones será un mero cuento de hadas. Es una dupla muy despistada.

Los resultados de la relación: El matrimonio no le hace mucha gracia a ninguno de los dos, pero no se oponen a vivir la interesante experiencia de disfrazarse de novios y llegar a casarse. Un geminiano lo contaría así: "Me disfracé, invité a todo el mundo (total mi suegro pagaba la fiesta), me fui de Luna de Miel y, cuando volví al mes siguiente, me separé. Fue muy divertido, especialmente el viaje".

La relación afectiva y sexual: Cáncer no conseguirá interesar a Géminis en el terreno doméstico ni logrará conservar en el hogar a un compañero inestable y en perpetuo movimiento. En la vida sexual existirá una divergencia entre los deseos de Géminis (puramente eróticos y alimentados por la imaginación) y los de Cáncer (inspirados en sus sentimientos).

Los problemas de la relación: Géminis querrá que Cáncer lo acompañe en sus múltiples actividades pero no logrará apartarlo de las preocupaciones domésticas. Los problemas sexuales serán muy frecuentes debido que tienen distintas formas de manejar las emociones. Puede ser que se soporten durante un tiempo y luego decidan que la pareja no funciona.

Los resultados de la relación: Sus conductas son incompatibles: uno es cerebral y el otro es emotivo. Mientras que el nativo de Cáncer atribuye mucha importancia a la familia, está apegado a su entorno y a su rutina casera, el nativo de Géminis no siente ninguna atadura con nada ni nadie. Géminis se dispersa, le agrada viajar y multiplicar los contactos. La mayoría de las veces, esta pareja es incompatible.

GEMINIS Y LEO

GEMINIS Y VIRGO

GEMINIS Y LIBRA

GEMINIS Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: El intercambio amoroso dista bastante de ser ideal, ya que ninguno encontrará en el otro lo que le conviene: el carácter excesivamente inestable y cerebral de Géminis no logrará cubrir las necesidades afectivas del nativo de Leo, quien puede llegar a ahogar a su compañero geminiano con su temperamento ardiente y protector.

Los problemas de la relación: En la vida en común, es probable que el nativo de Leo sea incapaz de comprender el carácter inestable y disperso de Géminis. Y este último a menudo sentirá que su compañero es demasiado autoritario. Aun así, la química sexual entre ambos será poderosa.

Los resultados de la relación: En resumen, una vez superados los obstáculos, las principales chances de lograr una relación armónica provendrán gracias a la facilidad de adaptación de Géminis. Leo no modificará su forma de relacionarse con su pareja, salvo que ame profundamente a Géminis.

La relación afectiva y sexual: El contacto sexual en esta pareja de seres tan mentales puede ser tomado como un juego de relaciones entre personas ingeniosas. Pero en la cama, el pudoroso virginiano se mostrará un tanto reticente ante los ataques fantasiosos y audaces de su compañero.

Los problemas de la relación: Virgo se sentirá ridículo e inferior a la hora de expresarle sus verdaderos sentimientos al voluble geminiano. Además, los dos están regidos por el mismo planeta: Mercurio. Al principio puede resultarles una unión muy juguetona pero luego lo más probable es que se aburran.

Los resultados de la relación: Mientras Géminis vive cada historia afectiva como una experiencia más en su lista, Virgo es más cuidadoso, cauteloso y discrimina más las relaciones que sostiene. Es difícil que la relación sea duradera, salvo que el virginiano finalmente ceda terreno, se aboque por completo a su trabajo, y libere al geminiano de toda presión.

La relación afectiva y sexual: Esta relación está colmada de buen humor. Se complacen el uno al otro participando en toda clase de acontecimientos mundanos y culturales. En el plano afectivo, sin embargo, tendrán una química menos recíproca que en el plano de las ideas y la diversión.

Los problemas de la relación: En la alcoba, Géminis no necesita más que un buen amante y una cama ancha para moverse a su gusto. Estas características no serán del agrado de Libra, ya que los nativos de este signo necesitan sentirse amados y están siempre a la búsqueda de sensaciones delicadas, plenas de romanticismo y dulzura.

Los resultados de la relación: Ambos signos son regidos por el elemento aire y comparten el gusto por la diversidad, así como el don de gozar plenamente de la existencia. Esta será una relación con la particularidad de ser elástica y flexible porque ambos gustan del flirteo y son infieles. Entre ellos existirá la convención tácita de libertad recíproca.

La relación afectiva y sexual: Son poquísimas las posibilidades de éxito de esta combinación de signos. Ambos son totalmente diferentes en todo sentido: los apasionados requerimientos físicos de Escorpio difícilmente sean soportados por el fluido y rápido Géminis. Escorpio, siempre posesivo, tampoco comprenderá la necesidad de contactos múltiples y las andanzas del Géminis.

Los problemas de la relación: Escorpio le manifestará a Géminis su descontento por medio de frecuentes escenas de celos. Esta exagerada actitud es inconcebible para su compañero. El geminiano no soportará las emociones cargadas de tensión de Escorpio, y especialmente su necesidad de crear un compromiso de fidelidad perpetuo entre ellos. Seguramente, las distintas posiciones del kamasutra fueron creadas por un geminiano, porque no soporta hacer nada de la misma manera durante mucho tiempo.

Los resultados de la relación: Es preferible evitar esta relación, a menos que el amor lo soporte todo, porque presenta demasiados inconvenientes y los conflictos resultarán inevitables. Escorpio, con su forma de ser firme y siempre seguro de sus sentimientos (sumados a las características del elemento agua al cual pertenece) no podrá soportar los cambios de humor de Géminis, que pasa del éxtasis al mal humor en unos pocos segundos.

GEMINIS Y SAGITARIO

GEMINIS Y CAPRICORNIO

GEMINIS Y ACUARIO

GEMINIS Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Esta pareja tendrá una fuerte atracción. Comparten una forma liberal de concebir la fidelidad pero, no obstante posibles escapadas extramatrimoniales, permanecerán unidos por una especie de convenio tácito que establecerán. Aunque entre ellos existe una gran atracción física, sus relaciones sexuales no serán demasiado apasionadas. Puede ser que decidan pasar un fin de semana con otra persona, pero después de la diversión se reunirán sin sentir culpa alguna.

Los problemas de la relación: No puede haber muchos problemas, discusiones y tampoco desencuentros en esta relación ya que los dos signos tienden aceptar el individualismo más que el gusto por compartirlo todo. Aun así, tendrán que recrearse y estimularse para no cansarse en el plano sexual.

Los resultados de la relación: Estos signos son opuestos, por eso se atraen poderosamente. Desde el punto de vista intelectual tendrán un buen entendimiento, dado que Géminis se interesa por todo y está sediento de conocimientos. En cambio, Sagitario extrae conclusiones filosóficas de todo lo que experimenta. El intercambio de ideas será satisfactorio entre ellos y la vida en común estará marcada por la libertad de acción: nada de celos ni obligaciones.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Géminis, por su temperamento juvenil, se sentirá inhibido ante el rigor capricorniano, y el nativo de Capricornio considerará que se encuentra ante una persona inmadura, en la que no se puede confiar demasiado. Capricornio es frío para las emociones, no se entrega fácilmente. Para ellos, el amor está ligado a la fidelidad absoluta, por lo menos la de su pareja. Pero su trabajo y éxito social siempre pesarán más que sus sentimientos.

Los problemas de la relación: Géminis y Capricornio son opuestos en el ámbito energético, tan diferentes como el agua y el aceite. Por esto es difícil que se complementen bien. Géminis es demasiado curioso, busca la variación y espera una respuesta similar de Capricornio y, al no encontrarla, terminará decepcionado.

Los resultados de la relación: El nativo de Géminis es frívolo, cambiante y necesita intercambiar ideas con los demás. La compañía de un ser tan reservado y concentrado como el capricorniano le resultará demasiado rígida. Capricornio, para resolver sus problemas, necesita calma, silencio y soledad que le permitan concentrarse. No soportará a un compañero hablador y siempre inquieto como el geminiano. Esta disparidad hará que lleguen al extremo de no poder soportarse.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Para tener una vida sexual activa y saludable necesitarán mucho estímulo de personas ajenas a la relación, porque el vínculo entre signos de aire puede volverse más fraternal que ardiente y apasionado. Esta pareja es demasiado compatible en el plano amistoso porque Acuario no tomará demasiado en serio a Géminis en ningún sentido.

Los problemas de la relación: Acuario es respetuoso y no soporta sentir que se violen los códigos de una relación, pero Géminis los cambiará permanentemente. Ambos poseen un sistema nervioso muy tenso; por eso puede ser que se produzca cortocircuitos o graves interferencias.

Los resultados de la relación: Estos dos signos son mentales por naturaleza, por eso constituirán un estímulo total para los pensamientos del otro. De esta comunión de ideas crearán sentimientos amorosos, lazos de simpatía y de amistad. Se apoyarán en la conquista de contactos sociales. Y sus extraños encuentros sexuales también serán muy divertidos.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: El nativo de Piscis, sensible y romántico, sueña con un amor tierno y compartido que le permita amar con un profundo sentido de abnegación y devoción. El pisciano ama los lugares tranquilos mientras que Géminis es más práctico: prefiere los lugares animados y menos soñados porque no estará demasiado tiempo para dormir en ellos aunque, llegado el caso, se adaptará a cualquier medio. En el ámbito sexual puede haber un buen grado de comunicación erótica, pero no tan afectiva como necesita Piscis.

Los problemas de la relación: Géminis, siempre tan comunicativo, no está muy cómodo en una relación de este tipo. El pisciano es un ser siempre ausente, mentalmente distraído, sumergido en sus sueños y más cómodo en su mundo de fantasía.

Los resultados de la relación: La vida sexual no estará del todo ausente en esta unión, ya que el nativo de Piscis a menudo busca absoluta entrega. La destreza del Géminis puede lograr los resultados esperados; pero si logran un buen vínculo sexual será por la capacidad de improvisación casi actoral del geniminiano, ya que el corazón no tendrá cabida en su experiencia sexual.

TAURO Y SAGITARIO

C Á N C E R

CANCER Y ARIES

CANCER Y TAURO

CANCER Y GEMINIS

CANCER Y CANCER

La relación afectiva y sexual: Al signo de Aries le gusta el movimiento y la novedad, en cambio Cáncer es pasivo, sedentario, apegado a su medio ambiente y a su familia. Evidentemente esto causará problemas y conflictos entre ellos. Cuando Aries proponga salir, viajar, cambiar de ambiente, Cáncer podrá ceder algunas veces pero otras tantas intentará oponerse, provocando que el fogoso e independiente Aries lo deje solo en casa.

Los problemas de la relación: El mal humor de Aries y el silencio cargado de reproches de Cáncer pueden causar reales desencuentros en esta pareja. La actitud de mutismo y rencor del canceriano irrita al ariano y dificulta la reconciliación tanto afectiva como sexual. En la cama también habrá problemas: el sensible canceriano considera que su compañero ariano tiene a menudo actitudes egoístas.

Los resultados de la relación: Cáncer ama a los niños y suele desear una familia numerosa, lo cual agrega una nueva razón de discordia con el independiente Aries. Aries debería aprender de los valores que tiene Cáncer sobre el amor y Cáncer debe tener más flexibilidad en los momentos donde su compañero se enciende como una llama ardiente de furia. Si consiguen convivir durante la primera etapa, la relación habrá quedado fuertemente consolidada.

La relación afectiva y sexual: Los dos signos son amantes de la vida hogareña y doméstica. Pueden depender uno de otro para pasar largas noches de invierno pero, si Cáncer se deprime, el taurino deberá echar mano de la persuasión amistosa para recuperarlo. La relación sexual será amplia y afectiva. La protección natural del canceriano y la energía del taurino harán una perfecta combinación.

Los problemas de la relación: No habrá ningún problema en el terreno sexual, siempre que Tauro modere su persistente deseo de hacer el amor. Cáncer es susceptible, está regido por la Luna y a menudo se comporta caprichosamente, no acepta ninguna rudeza y menos que menos soporta presiones. Puede surgir algún problema si el taurino dedica mucho tiempo a su trabajo y hace sentir desplazado y celoso a Cáncer.

Los resultados de la relación: La seguridad es importante para ambos. Cáncer es más emocional, sensible y se enoja fácilmente. Tauro es más estable y apacible. Pueden tender a formar una unión duradera, pero deben cuidarse de no olvidar al resto del mundo. Lo peor que les puede pasar es que la unión se transforme en un vínculo simbiótico. Porque son capaces de ahogarse a lo largo de la vida en común. Si Tauro es goloso, encontrará en Cáncer al compañero capaz de cumplir todos sus gustos en materia gastronómica.

La relación afectiva y sexual: Cáncer no conseguirá interesar a Géminis en el terreno doméstico ni logrará conservar en el hogar a un compañero inestable y en perpetuo movimiento. En la vida sexual existirá una divergencia entre los deseos de Géminis (puramente eróticos y alimentados por la imaginación) y los de Cáncer (inspirados en sus sentimientos).

Los problemas de la relación: Géminis querrá que Cáncer lo acompañe en sus múltiples actividades pero no logrará apartarlo de las preocupaciones domésticas. Los problemas sexuales serán muy frecuentes debido que tienen distintas formas de manejar las emociones. Puede ser que se soporten durante un tiempo y luego decidan que la pareja no funciona.

Los resultados de la relación: Sus conductas son incompatibles: uno es cerebral y el otro es emotivo. Mientras que el nativo de Cáncer atribuye mucha importancia a la familia, está apegado a su entorno y a su rutina casera, el nativo de Géminis no siente ninguna atadura con nada ni nadie. Géminis se dispersa, le agrada viajar y multiplicar los contactos. La mayoría de las veces, esta pareja es incompatible.

La relación afectiva y sexual: La unión entre dos nativos de este signo será difícil porque cada uno sentirá que es el único abnegado que lo entrega todo en pos del bienestar de la pareja. Pero cuando se sientan más cercanos y seguros, se prodigarán afecto hasta el cansancio. Al encontrar estabilidad en el plano emocional, mejorarán los encuentros sexuales.

Los problemas de la relación: Los nativos de agua son inestables y susceptibles a la crítica, a las bromas, y los cambios. Cuando sus planetas estén pasando por un momento difícil, pueden convertirse en una pesadilla y chocar todo el día sin remedio.

Los resultados de la relación: Los cancerianos son un poco complicados y emotivos, pero una pareja entre dos nativos de este signo tiene un final feliz asegurado porque se reconcilian después de la crisis de lágrimas de alguno de los dos. Para que la armonía perdure, deberían procurar una visión más realista de la vida y considerar su relación de una manera más desapegada.

CANCER Y LEO

CANCER Y VIRGO

CANCER Y LIBRA

CANCER Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: En esta clase de relación, el nativo de Cáncer deberá estar preparado para someterse enteramente a la voluntad y autoridad de su poderoso y altivo leonino. Dada la pasividad del signo, puede que Cáncer acepte esta situación a pesar de su susceptibilidad. El leonino manifestará una actitud protectora hacia el canceriano. En el terreno sexual, sin embargo, Leo cambiará su actitud y será generoso con respecto a los reclamos de Cáncer.

Los problemas de la relación: Son como el Sol y la Luna. Cáncer, signo lunar, acepta funcionar como satélite de Leo, el Sol. Es difícil que no se presenten problemas. Será una relación de choques y reclamos constantes y susceptibilidades a flor de piel.

Los resultados de la relación: En general esta pareja resulta duradera. Tienen muchas cosas en común: a los dos les gusta la casa, planear una familia numerosa, tener animales, etc. Si se unen y logran complementarse pueden formar una familia feliz.

La relación afectiva y sexual: Pueden desarrollar una unión legítima porque ambos se preocupan por el confort y la seguridad y son sencillos, tímidos, modestos en sus ambiciones. Su vida amorosa reposará sobre el afecto, la ternura y la comprensión mutuos.

Los problemas de la relación: Tienen distintos temperamentos: Cáncer prefiere accionar antes que decir algo antes de pensarlo. A Virgo le gusta compartir diferentes puntos de vista acerca del mundo y la vida, especialmente le gusta discutir sobre temas de orden intelectual.

Los resultados de la relación: La unión de estos signos se basará en el sentido común, la necesidad de consolidar el presente y garantizar el futuro. Será una unión bastante tranquila en muchos sentidos, básicamente en el intelectual.

La relación afectiva y sexual: A pesar de que estos dos signos están gobernados respectivamente por la Luna y Venus, que son planetas de sociabilidad, esta pareja no está llamada a concretar una relación feliz y duradera. Los dos signos necesitan de personas más apasionadas o más agresivas que ellos, así que no son adecuados para estimularse mutuamente.

Los problemas de la relación: El nativo de Cáncer sólo es verdaderamente feliz rodeado de los suyos. Libra, por el contrario, se complace en las relaciones mundanas y en todos los ambientes donde pueda ejercitar su encanto y recibir halagos. En consecuencia, no siente atracción alguna por la vida doméstica y casera. Este será uno de los desencuentros más grandes de estos dos signos.

Los resultados de la relación: Cáncer siente simpatía y amor por un restringido grupo de personas a las que está unido. Por el contrario, las expectativas del nativo de Libra son más amplias. Cáncer y Libra no tendrán grandes discusiones ni peleas pero tampoco un amor muy romántico.

La relación afectiva y sexual: Cáncer ejerce una influencia pacificadora sobre su compañero Escorpio y hace que se sienta a gusto, como sumergido en un lago de paz y comodidad. En el plano sexual tendrán buena química y comunicación. La única queja del escorpiano será en la cama, porque el canceriano no suele ser muy creativo sexualmente.

Los problemas de la relación: El carácter maleable y maternal del canceriano le permite adaptarse y soportar a un exigente, tiránico, celoso y posesivo escorpiano. En esta unión, Escorpio deberá ejercer un rígido control sobre su humor y especialmente sobre sus palabras, para no herir a Cáncer.

Los resultados de la relación: Escorpio ama intensamente y exige la fidelidad hasta el punto de querer ejercer un derecho de celosa vigilancia sobre su pareja. Su compañero Cáncer nunca le dará motivos de sospecha y desconfianza, ya que sus propios principios concuerdan absolutamente con su compañero. En general esta pareja es muy duradera.

CANCER Y SAGITARIO

CANCER Y CAPRICORNIO

CANCER Y ACUARIO

CANCER Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Estos dos signos no formarán una pareja compatible debido a sus múltiples diferencias de gusto y afinidades. En el plano afectivo serán muy amables y cariñosos pero, en realidad, no se soportarán demasiado. En el plano sexual también presentarán las mismas diferencias de temperamento.

Los problemas de la relación: La mayoría de los nativos de Sagitario es gente arriesgada, independiente, agitada, siempre en movimiento. Son enemigos del sedentarismo, que los enferma y les provoca crisis de encierro. Los nativos de Cáncer, por el contrario, son apegados a su hogar y su familia. Si a esto se le agrega su temperamento calmo, soñador y meditabundo, resulta fácil comprender que entre ellos existe una gran incompatibilidad desde la manera de concebir la vida.

Los resultados de la relación: La perspectiva de una convivencia resulta por demás complicada para ambos. Cáncer es apacible, mientras que la naturaleza jupiteriana y ardiente de Sagitario lo hace exuberante, con accesos de buen humor, jovialidad y entusiasmo.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta relación es interesante porque se complementan muy bien a pesar de ser signos opuestos. Tanto en el plano sexual como en el afectivo, los dos tienen diferente forma de relacionarse: Capricornio que es más sexual y concreto y le agradará la compañía del tierno y cariñoso canceriano.

Los problemas de la relación: Entre ellos no surgirá problema alguno en la administración del dinero, puesto que ambos poseen la misma concepción responsable de la economía. El carácter trabajador del Capricornio propiciará la entrada regular de dinero y la posibilidad de ahorrar, mientras que Cáncer sólo gasta dinero por razones lógicas. El problema entre ellos surgirá por la falta de demostración de afecto. Eventualmente, Cáncer necesitará que su compañero capricorniano sea más expresivo.

Los resultados de la relación: No se tratará de un amor apasionado, pero sí posiblemente de una unión duradera, estable y razonable. Al canceriano le agradan los gustos sobrios y el orden de Capricornio, cualidades que facilitan el lado material de la vida doméstica. Una unión Cáncer-Capricornio ofrece las mejores probabilidades de duración del zodíaco.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Al principio de la relación de esta pareja, Acuario quizás se sienta atraído por la personalidad magnética, sensitiva y doméstica de Cáncer. En el plano sexual, la poca imaginación y fantasía del canceriano resultará muy aburrida para el acuariano, dotado de un vuelo creativo en todo lo que realiza, inclusive en el sexo.

Los problemas de la relación: Cáncer está unido al pasado, a las tradiciones, al espíritu de clan. Acuario es revolucionario, no convencional y universalista. Cáncer afirmará: "¡Viva la familia! ¡Viva la nación!". Acuario gritará: "¡Vivan los amigos! ¡Viva la fraternidad! ¡Viva la humanidad! ¡Viva el mundo entero!". Será muy difícil congeniar a estos dos signos tan dispares.

Los resultados de la relación: A Acuario le gusta de transformar y mejorar todo a su alrededor, y querrá incluir a su compañero canceriano en sus planes. Cáncer no estará tan entusiasmado con la idea. Vive concentrado en sus pensamientos y está demasiado atado a sus propios hábitos. Salvo que esté basada en un amor profundo, esta pareja no será muy duradera.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Es el encuentro entre dos soñadores capaces de conquistar el mundo con su amor, pero son demasiado domésticos para moverse demasiado de su medio ambiente y familia. En el plano afectivo y sexual tendrán un entendimiento perfecto y muy afectuoso.

Los problemas de la relación: Como toda relación, ésta presentará algunos inconvenientes. Estará dominada por impulsos fantasiosos y emocionales. No será muy activa, dinámica o práctica y en muchos casos pueden tender a alejarse de la realidad.

Los resultados de la relación: Los dos son signos de agua, Cáncer regido por la Luna y Piscis por Neptuno, que caracteriza a personas introvertidas, con temperamento pasivo y bastante vulnerables. Necesitan unirse para enfrentar mejor los golpes de la suerte. En ambos se manifiesta la búsqueda de seguridad emocional, de un punto de apoyo sentimental. Se comprenderán y se unirán en una relación estrecha.

TAURO Y SAGITARIO

L E O

LEO Y ARIES

LEO Y TAURO

LEO Y GEMINIS

LEO Y CANCER

La relación afectiva y sexual: La atracción entre Leo y Aries puede llegar a ser calurosa, instantánea, ardiente, apasionada, y hasta absorbente. Desde el primer momento estos signos necesitarán quemar toda su pasión, será como una competencia para ver cuál es el más apasionado de los dos. La complicidad con la que Aries y Leo se complementan, tanto a nivel profesional como social y personal, hace que esta relación sea de las más fructíferas. La armonía afectiva alcanza cotas de perfección.

Los problemas de la relación: Pueden llegar a tener algunos inconvenientes porque ambos signos son autoritarios. Por lo tanto, ambos deberán evitar cuidadosamente todo intento de dominar al otro. Difícilmente Aries se pliegue a rendirle homenaje al orgulloso Leo, ni se doblegue ante su deseo de ser admirado y tratado como un rey o reina.

Los resultados de la relación: Leo generalmente tiene mayor estabilidad y dotes de organización para calmar la naturaleza impulsiva de Aries, por eso deberá evitar las actitudes de superioridad. Además, la gran carga energética que ambos tienen les hará pasar momentos extraordinarios de diversión. El optimismo innato hace que esta relación se consolide desde el cariño y la compenetración. No existen obstáculos en la vida sexual, ya que Leo apreciará mucho las sugestiones e iniciativas de su compañero y le encanta seducir al fogoso Aries.

La relación afectiva y sexual: Al principio de esta relación Leo cederá fácilmente ante los encantos de Tauro, sobre todo si este último sabe cómo halagarlo. Durante un cierto tiempo podrán vivir episodios de intensa pasión y disfrutar juntos las ventajas de una vida espléndida.

Los problemas de la relación: El carácter autoritario y excesivamente egocéntrico de Leo creará cierta fricción con el obsesivo y tenaz taurino. Tauro no soportará por mucho tiempo los excesos de autosatisfacción del leonino. Por su parte, Leo advertirá que su autoridad no ejerce mucha fuerza en las posturas de testarudo compañero taurino: si Leo trata de imponerse, muchas veces se estrellará contra una pared. Esta relación está destinada al fracaso si ambos no aprenden a ceder un poco.

Los resultados de la relación: Leo es egocéntrico y tan orgulloso como Tauro, pero a veces puede aprovecharse de la paciencia taurina. Sin embargo, una vez que Tauro ha sido demasiado presionado, la batalla entre los dos puede ser monumental. De la comprensión del taurino depende que el leonino nunca se sienta herido. Y es necesaria la habilidad de Leo para que su compañero no anteponga una barrera infranqueable.

La relación afectiva y sexual: El intercambio amoroso dista bastante de ser ideal, ya que ninguno encontrará en el otro lo que le conviene: el carácter excesivamente inestable y cerebral de Géminis no logrará cubrir las necesidades afectivas del nativo de Leo, quien puede llegar a ahogar a su compañero geminiano con su temperamento ardiente y protector.

Los problemas de la relación: En la vida en común, es probable que el nativo de Leo sea incapaz de comprender el carácter inestable y disperso de Géminis. Y este último a menudo sentirá que su compañero es demasiado autoritario. Aun así, la química sexual entre ambos será poderosa.

Los resultados de la relación: En resumen, una vez superados los obstáculos, las principales chances de lograr una relación armónica provendrán gracias a la facilidad de adaptación de Géminis. Leo no modificará su forma de relacionarse con su pareja, salvo que ame profundamente a Géminis.

La relación afectiva y sexual: En esta clase de relación, el nativo de Cáncer deberá estar preparado para someterse enteramente a la voluntad y autoridad de su poderoso y altivo leonino. Dada la pasividad del signo, puede que Cáncer acepte esta situación a pesar de su susceptibilidad. El leonino manifestará una actitud protectora hacia el canceriano. En el terreno sexual, sin embargo, Leo cambiará su actitud y será generoso con respecto a los reclamos de Cáncer.

Los problemas de la relación: Son como el Sol y la Luna. Cáncer, signo lunar, acepta funcionar como satélite de Leo, el Sol. Es difícil que no se presenten problemas. Será una relación de choques y reclamos constantes y susceptibilidades a flor de piel.

Los resultados de la relación: En general esta pareja resulta duradera. Tienen muchas cosas en común: a los dos les gusta la casa, planear una familia numerosa, tener animales, etc. Si se unen y logran complementarse pueden formar una familia feliz.

LEO Y LEO

LEO Y VIRGO

LEO Y LIBRA

LEO Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Esta pareja de leoninos pueden llevarse de maravillas en el ámbito sexual porque los dos son muy creativos y ardientes. Pero el eterno problema de estos nativos es el conflicto por el manejo del poder. La ambición de dominarse superará el grado de respeto y amor que puedan sentir el uno por el otro.

Los problemas de la relación: Los leoninos son muy orgullosos, vibrantes, cálidos pero un tanto egoístas. Buscan ser centro de atención y quizás no quieran compartir el rol protagónico con el otro. Como ninguno de los dos puede dominar plenamente, ambos deberán cooperar, pero no es algo que les salga naturalmente.

Los resultados de la relación: No tendrán término medio. Serán más felices que cualquier otra pareja en la Tierra o serán un verdadero desastre. Tienden a adorarse y a despreciarse con la misma intensidad. Son muy leales y creen en su pareja. Si alguna vez sienten que al otro le falta integridad u honestidad, o que establece algún tipo de competencia, entonces el amor y la admiración que se tienen se bloqueará. En resumen, una unión donde las intensas manifestaciones de amor alternarán con otras no menos intensas de rencor.

La relación afectiva y sexual: Son muy diferentes: Virgo es más modesto y tímido, y no anhela la aprobación social, el reconocimiento, amor y los aplausos que necesita Leo. El virginiano es emocionalmente más autosuficiente que Leo, y no puede ser tan demostrativo como necesita un leonino. En el plano sexual no tendrán buen contacto porque Leo carece de la ternura para motivarse.

Los problemas de la relación: Virgo tiene tendencia a ponerse quisquilloso, y su actitud perfeccionista puede tener consecuencias desastrosas cuando el blanco de sus críticas recae en Leo. Todo leonino tiende a interpretar la crítica constructiva de Virgo como un ataque personal.

Los resultados de la relación: Virgo es analítico y más astuto psicológicamente que Leo, y este último no soporta estar en inferioridad de condiciones. Otro problema en esta relación se dará cuando el virginiano se canse de que el leonino deposite en él toda la responsabilidad del trabajo. No querrá sentir que se aprovechan de él.

La relación afectiva y sexual: La atracción física será inmediata. Leo será presa fácil para el hechicero libriano, mientras que Libra pronto sucumbirá ante la ardiente potencia de Leo. Tendrán la impresión de haber sido creados el uno para el otro. En el plano sexual pueden crear una unión mágica.

Los problemas de la relación: Leo exige fidelidad. Soberbio, orgulloso y autoritario, a menudo tiene reacciones bastante rudas y crisis de cólera que pueden herir la delicada sensibilidad de Libra, que ama la paz y no le gustan las escenas violentas. Pero los nativos de Libra son muy coquetos e inconstantes, demasiado proclives a agradar a todo el mundo. Dicha actitud podría conducir eventualmente a tensiones dramáticas en la pareja.

Los resultados de la relación: Tendrán momentos de discusión y lucha porque Leo tiende a vengarse y a causarle al otro el mismo dolor sufrido. A pesar de todo, son una pareja invencible

si logran comprenderse.

La relación afectiva y sexual: Tanto Leo como Escorpio son dos signos muy orgullosos, firmes, de voluntades fuertes y se ven atraídos por la fuerza de carácter del otro. Tendrán un encuentro sexual muy intenso desde el primer día y esto provocará tanto magnetismo que será difícil que se separen a pesar de todas las diferencias.

Los problemas de la relación: Un problema potencial son los celos y el compromiso. Escorpio se apega intensamente a las relaciones románticas y se inclina a la monogamia. Leo también es muy leal pero no tan intenso, emocional ni obsesivo como Escorpio.

Los resultados de la relación: Ambos son inflexibles y tienden a resistirse al compromiso, cuando sus preferencias son diferentes. Es probable que sobrevenga una batalla por anteponer voluntades. Pero la combinación mágica que logren en el plano sexual los mantendrá unidos por largo tiempo.

LEO Y SAGITARIO

LEO Y CAPRICORNIO

LEO Y ACUARIO

LEO Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Esta combinación de signos de fuego goza de un exceso de entusiasmo: existe una gran seducción entre los dos y cuando están juntos se encienden la vitalidad y la alegría. En el plano sexual, tendrán momentos divertidos y otros más apasionados.

Los problemas de la relación: La frecuente indiferencia de Sagitario y su insensibilidad hacia los sentimientos de los demás pueden terminar en comentarios bruscos que hieren fácilmente el orgullo de Leo, que es más leal y fiel que su compañero.

Los resultados de la relación: Esta es una relación benéfica para los dos. Promete un montón de buenos momentos y una vida activa juntos si Sagitario logra descubrir el lado más alegre y divertido de Leo y evita que se quede empantanado.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: La actitud de Capricornio (reservado, realista, cínico o escéptico) contrasta con el temperamento complaciente y el cálido entusiasmo de Leo. En el plano sexual son diferentes, pero Capricornio sabe hacer lo que a Leo le gusta, y encontrará rápidamente su punto débil para dominarlo sexualmente. A Capricornio le resultará excitante la forma arrebatada y apasionada de Leo.

Los problemas de la relación: En esta pareja se pueden ver grandes rivalidades. Capricornio es cuidadoso, frío y menos inclinado a expresar sus sentimientos. Persigue lo seguro. Leo es más abierto, expresivo y cálido, y necesita aprecio y afecto en abundancia.

Los resultados de la relación: Esta pareja tiene gustos personales muy distintos, lo que hace una diferencia muy notable entre ellos: Capricornio prefiere todo lo clásico, la elegancia simple y un estilo muy conservador, tradicional y austero, mientras que a Leo le atrae todo lo que es cálido y tierno. Tienen una cosa en común: los dos toman sus compromisos apreciando la fidelidad y la lealtad.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Si desean encarar una relación amorosa o una eventual unión, Leo debe saber que el amor de Acuario tiende a ser expansivo, muy diferente al amor personal y exclusivo que Leo necesita. En el plano afectivo, Acuario se sentirá atraído por la pasión y las muestras de fidelidad de Leo.

Los problemas de la relación: Acuario aprecia mucho más la amistad y la comprensión que los impulsos pasionales de Leo. Se siente movido por la calidez y vitalidad del leonino, mientras que al leonino lo tientan la inteligencia y comprensión de Acuario.

Los resultados de la relación: Existen diferencias significantes. Acuario necesita un círculo social de amigos y conocidos que son parte importante de su vida, y Leo prefiere las relaciones íntimas y personales. Esta característica también se refleja en su relación. Desde la perspectiva de Acuario, Leo se toma la vida muy a pecho y parece dramatizar lo que vive, idealiza a la gente y, en general, es demasiado egoísta.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Hay grandes diferencias entre ellos. Leo lidia con su orgullo personal y con la necesidad de sentirse importante y especial, mientras que Piscis vive entre quimeras y sueños de gloria. Piscis es receptivo y muy sensible al tono emocional en cualquier relación. Está sintonizado con las señales sutiles, con aquellos sentimientos nunca hablados mientras que si un leonino necesita algo, debe decirlo claramente. En el plano sexual es donde tienen más compatibilidad y armonía, debido a la ternura de Piscis y a la pasión de Leo.

Los problemas de la relación: La sensibilidad de Piscis, su fluidez y delicadeza fascinan o frustran a Leo, pero este último puede dominar y pisotear con facilidad los sentimientos de Piscis, y esto puede ser la causa de una infelicidad irreparable.

Los resultados de la relación: Piscis se siente celoso todo el tiempo de Leo, pero tiene una personalidad pasiva y tiende a retroceder, a evitar las situaciones competitivas donde se requiere decisión y agresividad. Esta relación no será duradera porque ambos seres no comprenden las acciones y forma de pensar del otro.

TAURO Y SAGITARIO

V I R G O

VIRGO Y ARIES

VIRGO Y TAURO

VIRGO Y GEMINIS

VIRGO Y CANCER

La relación afectiva y sexual: En el plano sexual les costará llegar a la armonía: la fogosidad de Aries se estrellará contra la naturaleza cerebral del Virgo. La carencia de encanto o de erotismo del virginiano precipitará al ariano a ir a la caza de una presa más apetecible. Si a Virgo le conviene mantener la relación por alguna razón, es probable que soporte la infidelidad del apasionado Aries.

Los problemas de la relación: En esta relación Virgo será aparentemente dominado por Aries. Pero al ariano le resultará difícil soportar el lado analítico, práctico, meticuloso y un tanto maniático de su compañero/a. El caso típico es cuando el amante ariano se siente irritado ante el exceso de limpieza, orden e higiene de su mujer Virgo, que sólo piensa en arreglar la casa. Puede ser que por ese mínimo detalle no hagan el amor por una semana o más tiempo.

Los resultados de la relación: Si Virgo no sacrifica su manera estructurada de ver la vida puede ser que también deba sacrificar el amor y el deseo que siente por Aries. El ariano no soportará ninguna estructura después de haber logrado el objetivo de cazar a Virgo.

La relación afectiva y sexual: El taurino suaviza al mental virginiano con sus dones de seducción. Así desaparecen las tensiones corporales de Virgo. Además, Taurinos y Virginianos son muy serviciales y estarán alertas a las necesidades afectivas y sexuales del otro.

Los problemas de la relación: Desde el punto de vista sexual, esta relación se complica porque Virgo es muy cerebral y puede pasar por alto los deseos apasionados - y persistentes- de Tauro. Puede ser que Tauro acuse a su pareja virginiana de tener inhibiciones sexuales y falta de romanticismo. Sus reclamos reiterados a este tan autoexigido virginiano será una carga muy molesta para el taurino.

Los resultados de la relación: La unión entre estos tipos zodiacales - ambos del elemento tierra- puede ser armoniosa y muy duradera. Los dos tienen un pronunciado sentido práctico de la vida, Virgo es perfeccionista y fácilmente puede sucumbir al afecto de Tauro. El taurino es emocionalmente más estable y Virgo aprecia estas cualidades.

La relación afectiva y sexual: El contacto sexual en esta pareja de seres tan mentales puede ser tomado como un juego de relaciones entre personas ingeniosas. Pero en la cama, el pudoroso virginiano se mostrará un tanto reticente ante los ataques fantasiosos y audaces de su compañero.

Los problemas de la relación: Virgo se sentirá ridículo e inferior a la hora de expresarle sus verdaderos sentimientos al voluble geminiano. Además, los dos están regidos por el mismo planeta: Mercurio. Al principio puede resultarles una unión muy juguetona pero luego lo más probable es que se aburran.

Los resultados de la relación: Mientras Géminis vive cada historia afectiva como una experiencia más en su lista, Virgo es más cuidadoso, cauteloso y discrimina más las relaciones que sostiene. Es difícil que la relación sea duradera, salvo que el virginiano finalmente ceda terreno, se aboque por completo a su trabajo, y libere al geminiano de toda presión.

La relación afectiva y sexual: Pueden desarrollar una unión legítima porque ambos se preocupan por el confort y la seguridad y son sencillos, tímidos, modestos en sus ambiciones. Su vida amorosa reposará sobre el afecto, la ternura y la comprensión mutuos.

Los problemas de la relación: Tienen distintos temperamentos: Cáncer prefiere accionar antes que decir algo antes de pensarlo. A Virgo le gusta compartir diferentes puntos de vista acerca del mundo y la vida, especialmente le gusta discutir sobre temas de orden intelectual.

Los resultados de la relación: La unión de estos signos se basará en el sentido común, la necesidad de consolidar el presente y garantizar el futuro. Será una unión bastante tranquila en muchos sentidos, básicamente en el intelectual.

VIRGO Y LEO

VIRGO Y VIRGO

VIRGO Y LIBRA

VIRGO Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Son muy diferentes: Virgo es más modesto y tímido, y no anhela la aprobación social, el reconocimiento, amor y los aplausos que necesita Leo. El virginiano es emocionalmente más autosuficiente que Leo, y no puede ser tan demostrativo como necesita un leonino. En el plano sexual no tendrán buen contacto porque Leo carece de la ternura para motivarse.

Los problemas de la relación: Virgo tiene tendencia a ponerse quisquilloso, y su actitud perfeccionista puede tener consecuencias desastrosas cuando el blanco de sus críticas recae en Leo. Todo leonino tiende a interpretar la crítica constructiva de Virgo como un ataque personal.

Los resultados de la relación: Virgo es analítico y más astuto psicológicamente que Leo, y este último no soporta estar en inferioridad de condiciones. Otro problema en esta relación se dará cuando el virginiano se canse de que el leonino deposite en él toda la responsabilidad del trabajo. No querrá sentir que se aprovechan de él.

La relación afectiva y sexual: Esta pareja es una de las más especiales del Zodíaco debido a la forma de ser reservada, cerebral y a veces un poco inhibida que los virginianos tienen en cuestiones físicas. No es de esperar que mantengan apasionadas relaciones sexuales. Pero tendrán fantasías eróticas muy potentes que deben aprender a compartir en el momento del encuentro íntimo.

Los problemas de la relación: Ambos virginianos tienen ideales en común y son más sensibles de lo que reconocen. En la convivencia se pueden prever discusiones por los temas más insignificantes, pero pueden armonizar a la perfección si no pierden el tiempo criticándose. Para evitar la tendencia a la critica, quizá sea preferible que ejerzan sus actividades en lugares separados.

Los resultados de la relación: En los momentos críticos no se podrán aportar mucho apoyo moral porque son naturalmente ansiosos. Pero en caso de enfermedad, sale a relucir su abnegación y sus aptitudes para los cuidados. Podrán prestarse recíproca atención y reafirmar sus lazos de afecto al contraer una mutua deuda de gratitud. Lo que deben tratar es de ser más demostrativos en el plano afectivo.

La relación afectiva y sexual: Las relaciones generalmente comienzan por el deslumbramiento de Virgo ante la gentileza y los cumplidos de Libra. La tendencia al romanticismo del libriano será el factor que excite a Virgo a mantener relaciones sexuales. Pero es posible que esa entrega no sea lo que Virgo esperaba porque el otro no se compromete tanto como dice.

Los problemas de la relación: Al principio, Virgo conserva intactas sus ilusiones; pero un día abre los ojos y advierte que Libra es superficial, inestable, versátil, infiel, adulador, liviano; demasiado proclive a buscar la admiración, aprobación y simpatía de los demás.

Los resultados de la relación: Esta relación en general no es muy favorable. Cuando se produzca una fricción, Virgo se sentirá frustrado en su tendencia a la argumentación: Libra posiblemente trate a su compañero de crítico e intolerante, pero se negará a continuar la discusión para mantener la paz a cualquier precio.

La relación afectiva y sexual: Las exigencias pasionales (a menudo exageradas) de Escorpio chocarán con el moderado Virgo y acabarán por provocar rechazo en él. Porque su sexual compañero escorpiano se sentirá frustrado en una actividad que considera de una importancia capital en su vida.

Los problemas de la relación: El escorpiano no se caracteriza por su buen carácter y manifestará su contrariedad hacia Virgo por no comprender sus deseos sexuales. Tendrán estallidos de mal humor y se dirán palabras hirientes que, a la larga, incrementarán el pozo de incomprensión y conducirán a una ruptura. Virgo no tendrá la suficiente paciencia para soportar las hirientes e injustas palabras de Escorpio.

Los resultados de la relación: Escorpio es menos hábil que Virgo en el manejo de las palabras y tal vez opte por romper el contacto con Virgo. Al principio de la relación parece que todo funcionara bien porque son fieles y reservados. Pero para Virgo comenzarán los problemas a medida que Escorpio se encapricha en un punto de vista demasiado emocional

VIRGO Y SAGITARIO

VIRGO Y CAPRICORNIO

VIRGO Y ACUARIO

VIRGO Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: En la vida en común, a Virgo le resultará difícil conservar en casa a un cónyuge como Sagitario, cuya vitalidad desbordante necesita exteriorizarse todo el tiempo. En el plano sexual, si bien Sagitario es mental, Virgo también es imaginativo. Puede que funcione bien la química sexual, pero es posible que Sagitario busque otras aventuras.

Los problemas de la relación: Sagitario, arriesgado y aventurero, se despreocupa del porvenir y toma la vida por el lado bueno. Virgo tiene mentalidad reservada, crítica, calculadora, analítica y prudente en extremo. Con su compañero Sagitario no tendrán diálogo demasiado compatible y no podrán mantener un acuerdo por mucho tiempo.

Los resultados de la relación: La atracción que el nativo de Virgo experimenta hacia el de Sagitario, proviene de que descubre en éste aquello de lo que él mismo carece; es decir, una intensa alegría de vivir, capaz de aportar un sabor especial a su vida un tanto rutinaria y de ayudarle a soportar mejor los múltiples cuidados y preocupaciones materiales de que está colmada su mente razonadora, realista y materialista.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Más que atracción física, tendrán una identificación absoluta en su forma de encarar los problemas, algo que llegará a unirlos cada vez más. Se esforzarán por cuidar el nivel de confidencia y camaradería.

Los problemas de la relación: Salvo que los dos estén inmersos en sus problemas de trabajo no tendrán demasiadas dificultades. Ambos tienen naturaleza práctica para resolver cualquier problema que se presente.

Los resultados de la relación: Por su temperamento cerebral y práctico, Virgo no busca una gran pasión en el amor y el matrimonio, sino que desea, ante todo, seguridad en una unión que le ofrezca máximas garantías de seriedad y honorabilidad. Con Capricornio como compañero, Virgo no se verá decepcionado porque encontrará alguien en quien confiar y con quien proyectar una vida en común.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: La vida en común no resultará ideal. A Acuario no le gusta estar mucho tiempo en el hogar; y Virgo las pasará negras para retenerlo y entablar una conversación sobre temas de su propio interés. Más de una vez, cuando lo esté esperando y todo se muestre propicio para una tranquila velada íntima, Acuario entrará como un huracán, preocupado por el problema de algún amigo y luego se volverá a marchar tan rápido como entró, sin dedicarle siquiera una mirada a su pareja.

Los problemas de la relación: Todos los problemas en esta pareja residen en que los dos son demasiados fríos para encontrar algo excitante en el contacto físico. Los dos podrán comunicarse en el plano de las ideas. Para Acuario será más fácil la relación debido a lo respetuoso que es su compañero, pero el virginiano puede sentirse agobiado por el primero.

Los resultados de la relación: Con un compañero tan independiente como Acuario, la atmósfera de la relación se podría deteriorar. Sobre todo porque el acuariano está siempre dispuesto a romper la relación para consolarse con la búsqueda de otra "alma gemela''. Una unión de este tipo nunca resultará cómoda.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Al nativo de Virgo una relación de esta índole le da la posibilidad de entregar lo mejor de sí a alguien tan receptivo y agradecido como Piscis. En materia sexual, la imaginación y la búsqueda de sensaciones a menudo provocan a Piscis. En cambio Virgo - más bien convencional y conformista- difícilmente le encuentre algún atractivo. Tendrán que estar dispuestos a hacer muchos esfuerzos de adaptación para que la relación sexual satisfaga a ambos.

Los problemas de la relación: Los cambios de humor de Piscis no serán muy convenientes para la relación porque Virgo es crítico y poco emocional. Piscis tiene una sensibilidad extrema y tampoco comprenderá las actitudes cerradas de Virgo, pero su temperamento pasivo le permitirá adaptarse a la situación.

Los resultados de la relación: Se trata de dos tipos opuestos pero complementarios. Como en una lotería, en esta historia hay tantas chances de ganar como de perder. Puede resultar un fracaso o en un éxito extraordinario porque los dos integrantes son ambivalentes en su forma de accionar.

TAURO Y SAGITARIO

L I B R A

LIBRA Y ARIES

LIBRA Y TAURO

LIBRA Y GEMINIS

LIBRA Y CANCER

La relación afectiva y sexual: El éxito de la relación sexual de la pareja dependerá de la renovación de atmósferas románticas que ambos signos propongan. Porque cuando se pierda el encanto de la ilusión, Aries será el primero en cansarse. Consciente de esa amenaza, Libra recurrirá a todos los poderes de seducción para provocar a su compañero/a: el hombre libriano hará regalos y la libriana sorprenderá con ropa interior transparente, perfumes y otras actitudes incitantes y seductoras.

Los problemas de la relación: Libra posee un agudo sentido de la justicia y a menudo se sentirá tentado a rebelarse contra las actitudes excesivamente autoritarias y arbitrarias de Aries. En tal caso, el libriano deberá evitar un ataque frontal y reprocharle sus errores, ya que Aries jamás los reconocerá. En realidad, lo mejor que puede hacer es utilizar su depurada diplomacia y limitarse a descubrir qué es lo que le desagrada a su compañero, e impedir que se repita en el futuro.

Los resultados de la relación: La convivencia agitada y frágil de estos signos tan opuestos puede tener etapas excitantes. El aspecto sexual les será cómplice, ya que la fuerte atracción que sienten el uno por el otro hará de sus encuentros jornadas memorables.

Siempre que surja un problema, Libra encontrará la mejor forma de resolverlo para que Aries quede satisfecho. Y el ariano volverá a sucumbir una y otra vez ante la dulzura del nativo de Libra.

La relación afectiva y sexual: Los dos están regidos por Venus así que abundará el amor apasionado. Tanto Libra como Tauro pueden cautivar el corazón del otro si se lo proponen. Esta pareja no es complicada en apariencia, pero tiene que observar algunos detalles. Tauro, muy celoso y posesivo, tendrá que hacer grandes esfuerzos si quiere estabilizar sexualmente a su compañero de Libra. Deberá cuidarse mucho estéticamente y practicar una vida menos sedentaria, porque al libriano le atrae la belleza sobre todas las cosas. Y si Tauro se descuida, Libra buscará presa sexual en otros horizontes.

Los problemas de la relación: Tauro tiene que tratar de no aburrir con sus exigencias a Libra. En esta pareja, Libra es bastante mental y encuentra a Tauro un tanto falto de delicadeza y flexibilidad de pensamiento. Si Tauro es fiel y estable, Libra es, sobre todo, un fanático de la conquista y del amor. A menudo es demasiado seductor, superficial e infiel.

Los resultados de la relación: Si Libra está en un período de estabilidad encontrará en Tauro a la pareja de sus sueños, porque son muy similares y piensan en satisfacer las necesidades, gustos y valores del otro. Pero si no es así, esta pareja puede declarar una suerte de guerra fría donde no se hablarán por un tiempo. Podrán reconciliarse en el plano sexual, porque Libra no soporta los conflictos por mucho tiempo.

La relación afectiva y sexual: Esta relación está colmada de buen humor. Se complacen el uno al otro participando en toda clase de acontecimientos mundanos y culturales. En el plano afectivo, sin embargo, tendrán una química menos recíproca que en el plano de las ideas y la diversión.

Los problemas de la relación: En la alcoba, Géminis no necesita más que un buen amante y una cama ancha para moverse a su gusto. Estas características no serán del agrado de Libra, ya que los nativos de este signo necesitan sentirse amados y están siempre a la búsqueda de sensaciones delicadas, plenas de romanticismo y dulzura.

Los resultados de la relación: Ambos signos son regidos por el elemento aire y comparten el gusto por la diversidad, así como el don de gozar plenamente de la existencia. Esta será una relación con la particularidad de ser elástica y flexible porque ambos gustan del flirteo y son infieles. Entre ellos existirá la convención tácita de libertad recíproca.

La relación afectiva y sexual: A pesar de que estos dos signos están gobernados respectivamente por la Luna y Venus, que son planetas de sociabilidad, esta pareja no está llamada a concretar una relación feliz y duradera. Los dos signos necesitan de personas más apasionadas o más agresivas que ellos, así que no son adecuados para estimularse mutuamente.

Los problemas de la relación: El nativo de Cáncer sólo es verdaderamente feliz rodeado de los suyos. Libra, por el contrario, se complace en las relaciones mundanas y en todos los ambientes donde pueda ejercitar su encanto y recibir halagos. En consecuencia, no siente atracción alguna por la vida doméstica y casera. Este será uno de los desencuentros más grandes de estos dos signos.

Los resultados de la relación: Cáncer siente simpatía y amor por un restringido grupo de personas a las que está unido. Por el contrario, las expectativas del nativo de Libra son más amplias. Cáncer y Libra no tendrán grandes discusiones ni peleas pero tampoco un amor muy romántico.

LIBRA Y LEO

LIBRA Y VIRGO

LIBRA Y LIBRA

LIBRA Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: La atracción física será inmediata. Leo será presa fácil para el hechicero libriano, mientras que Libra pronto sucumbirá ante la ardiente potencia de Leo. Tendrán la impresión de haber sido creados el uno para el otro. En el plano sexual pueden crear una unión mágica.

Los problemas de la relación: Leo exige fidelidad. Soberbio, orgulloso y autoritario, a menudo tiene reacciones bastante rudas y crisis de cólera que pueden herir la delicada sensibilidad de Libra, que ama la paz y no le gustan las escenas violentas. Pero los nativos de Libra son muy coquetos e inconstantes, demasiado proclives a agradar a todo el mundo. Dicha actitud podría conducir eventualmente a tensiones dramáticas en la pareja.

Los resultados de la relación: Tendrán momentos de discusión y lucha porque Leo tiende a vengarse y a causarle al otro el mismo dolor sufrido. A pesar de todo, son una pareja invencible

si logran comprenderse.

La relación afectiva y sexual: Las relaciones generalmente comienzan por el deslumbramiento de Virgo ante la gentileza y los cumplidos de Libra. La tendencia al romanticismo del libriano será el factor que excite a Virgo a mantener relaciones sexuales. Pero es posible que esa entrega no sea lo que Virgo esperaba porque el otro no se compromete tanto como dice.

Los problemas de la relación: Al principio, Virgo conserva intactas sus ilusiones; pero un día abre los ojos y advierte que Libra es superficial, inestable, versátil, infiel, adulador, liviano; demasiado proclive a buscar la admiración, aprobación y simpatía de los demás.

Los resultados de la relación: Esta relación en general no es muy favorable. Cuando se produzca una fricción, Virgo se sentirá frustrado en su tendencia a la argumentación: Libra posiblemente trate a su compañero de crítico e intolerante, pero se negará a continuar la discusión para mantener la paz a cualquier precio.

La relación afectiva y sexual: Los librianos sienten bastante placer en la compañía de otros de su mismo signo, pero no se puede decir que su amor sea muy profundo. El afecto y ternura amorosa que sienten es recíproco, y difícilmente les permita prescindir del otro; pero este lazo resulta frágil. Ambos son inestables y vulnerables a la seducción y se verán empujados al flirteo.

Los problemas de la relación: Libra invierte enormes cantidades de energía y tiempo en mantener en pie sus relaciones personales. Para los librianos, cualquier experiencia es insatisfactoria a menos que no sea compartida y se sienten incompletos sin amistades, compañía, conversación y afecto. A pesar de la comodidad de su hogar - y a menudo del lujo- pasarán relativamente poco tiempo en él, salvo para recibir a grupos de joviales amigos. Preferirán llevar una vida de placer puertas afuera.

Los resultados de la relación: A pesar de su naturaleza apacible y conciliadora, y su carácter afable, pueden enfrentarse en reiteradas peleas por defender sus puntos de vista. Es probable que se peleen por apoyar a uno de sus amigos favoritos. Y como la belleza es muy importante para ellos, sus discusiones también girarán en torno a sus gustos y estilos.

La relación afectiva y sexual: La vida sexual en una pareja Libra-Escorpio puede resultar satisfactoria pero, en general, comienza de manera tormentosa y termina en desastre. Al posesivo Escorpio le resulta insoportable comprender a un alegre, despreocupado, inconstante e infiel Libra. Si un libriano tiene un amorío, Escorpio no tardará en descubrir la infidelidad con su increíble olfato.

Los problemas de la relación: Aunque el carácter sociable de los nativos de Libra les permite adaptarse a la compañía de todo tipo de personas, su relación con Escorpio puede presentar bastantes problemas. Libra se sentirá sofocado por la intensidad del amor escorpiano y, al comenzar a temerlo, tratará de liberarse. Pero no les resultará fácil separarse.

Los resultados de la relación: Esta relación es muy complicada. Desde el momento en que Libra intente escapar de Escorpio, éste tenderá a aferrarse más estrechamente aún. Ninguno de los dos asume bien las rupturas, las toman como frustraciones personales. Por eso son capaces de soportarlo todo con tal de recomponer una situación deteriorada. En el caso de Libra, será por cuestiones sociales; y en el de Escorpio, por la necesidad de retener a la persona que ama.

LIBRA Y SAGITARIO

LIBRA Y CAPRICORNIO

LIBRA Y ACUARIO

LIBRA Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Estos dos nativos se comprenderán de inmediato; y su espontánea amistad pronto se transformará en una relación amorosa. Funcionan perfectamente como amantes y juntos se dan la suficiente libertad como para compartir fantasías eróticas.

Los problemas de la relación: No tendrán demasiados inconvenientes. Sólo podrán encontrar trabas de comunicación porque Sagitario suele ser demasiado expansivo en su necesidad de exorcizar sus propios problemas en voz alta; Libra, en cambio, es más inhibido. Esta relación no tendrá problemas en la medida que no sea demasiado comprometida.

Los resultados de la relación: El nativo de Libra se sentirá naturalmente atraído por el carácter franco, abierto, optimista y provisto de buen humor comunicativo de Sagitario. Por su parte, a éste le encantará encontrar un compañero tan complaciente, capaz de adaptarse a sus aspiraciones audaces, a su gusto por el riesgo, a su necesidad de viajar y cambiar de ambiente.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: La personalidad de Capricornio es seria, honesta, concienzuda y fiel, pero a Libra siempre le parecerá distante, frío y un poco aburrido porque necesita ternura, calor humano y despertar halagos con su belleza y encanto. Libra puede animar a Capricornio en la intimidad pero este contacto no le parecerá demasiado estimulante ni excitante.

Los problemas de la relación: Difícilmente se podría imaginar una unión más disonante, porque estos tipos del Zodíaco difieren tanto que resultan incompatibles. Quizá un nativo de Libra, después de una decepción sentimental, haya buscado en Capricornio una certeza de estabilidad y una garantía para el porvenir. O quizás Capricornio, después de separarse o sufrir un fracaso en su carrera, haya creído encontrar en un complaciente y alegre nativo de Libra alguien capaz de ayudarle a llenar su soledad.

Los resultados de la relación: Libra y Capricornio puede tener proyectos económicos o sociales en común y se complementarán sin problemas. En el momento de un acercamiento sexual o afectivo comenzarán las diferencias. Por su inseguridad permanente, Libra busca una aprobación que a Capricornio no le agrada dar.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Acuario se siente atraído sexualmente porque el encanto que Libra es capaz de despertar su deseo más remoto. Especialmente si Libra consigue sorprenderlo. Pero pasado el tiempo, la atracción más potente se convertirá en amistad.

Los problemas de la relación: Las perspectivas de matrimonio rara vez les atraen. Ambos prefieren una unión que les permita actuar con toda libertad. Libra no siempre comprenderá la fascinación que despierta algún extraño personaje en su compañero acuariano.

Los resultados de la relación: Libra pronto se acostumbrará a que su hogar sea invadido por las múltiples amistades de su compañero acuariano y, al comprender que son sagrados para él, actuará como un anfitrión comprensivo. Incluso cuando ciertos invitados le resulten antipáticos. Esta relación puede ser duradera porque tendrán buen sexo, y una agradable comunicación.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: El aspecto sexual se presentará con algunas complicaciones: Piscis necesita el conflicto como estímulo para excitarse, pero Libra odia la falta de armonía y los problemas que no tengan sentido. Lo único que puede inspirar sexualmente a Libra es la tendencia al romanticismo de su compañero pisciano.

Los problemas de la relación: Libra es sociable, flexible, siempre dispuesto a complacer a los demás, y encontrará en Piscis a un ser hiperemotivo, tímido, introvertido, de mentalidad complicada y desprovisto de sentido práctico. Tal vez el libriano se sienta atraído porque el pisciano es proclive a considerarse víctima de la suerte y sufre atormentadas crisis depresivas.

Los resultados de la relación: Según las estadísticas astrológicas, existen demasiadas parejas Libra-Piscis como para aventurarse a pronosticarles un futuro de desencuentros. El magnetismo de Piscis logra desarmar a Libra, que adora salir al rescate de su compañero pisciano.

TAURO Y SAGITARIO

E S C O R P I Ó N

ESCORPION Y ARIES

ESCORPION Y TAURO

ESCORPION Y GEMINIS

ESCORPION Y CANCER

La relación afectiva y sexual: El amor entre estos dos tipos zodiacales es bastante tempestuoso. Escorpio, aunque sensual, es fiel y espera que Aries no lo defraude. Pero el escorpiano es intuitivo por naturaleza y tendrá bien en claro los desajustes de Aries. El magnetismo erótico del escorpiano y su exigencia atraen sexualmente al ariano. Si el sexo es una de las cosas más importantes para esta pareja, pueden fundir sus cuerpos alcanzando una llama pasional intensa, sus veladas íntimas serán antológicas, llenas de placer y felicidad.

Los problemas de la relación: Aries tiene carácter independiente y se siente un tanto ahogado por la pasión posesiva y el ansia de exclusividad que pretende el escorpiano. Además de los frecuentes accesos de celos de Escorpio, también pueden complicarlo sus constantes sospechas y su tendencia al conflicto.

Los resultados de la relación: Tanto Escorpio como Aries son un tanto dictadores, pero Escorpio está dotado de una voluntad tiránica y cruel; en cambio la autoridad que ejerce Aries es impulsiva, poco premeditada y justiciera.

Si Escorpio realmente quiere conquistar a Aries tiene toda la fuerza mental y el coraje para hacerlo.

La relación afectiva y sexual: Entre las personas de estos signos se produce una verdadera atracción de opuestos, pero inicialmente la relación puede estar basada sólo en la atracción física. Por eso Tauro tendrá que demostrar que tiene algo más que su sexo para entregarle a Escorpio. Ambos pertenecen a signos fijos, esto significa que son estables, leales y fieles; la relación que establezcan, en general, será duradera.

Los problemas de la relación: Ambos son demasiado posesivos y tienen sentimientos muy intensos. Los interrogatorios de ambos sobre sus actividades diarias pueden estar cargados de violentas y dramáticas situaciones de celos. Sin embargo, estos conflictos de amantes rara vez acaban en ruptura, ya que por lo general se reconcilian en la cama. Aunque las discusiones se repitan como un ciclo de drama y teleteatro pasional.

Los resultados de la relación: Es raro que esta pareja opte por separarse, porque siempre tendrán tema para enredarse el uno con el otro. Existen diferencias significativas a nivel emocional: Tauro no es tan complejo como Escorpio y menos carencial que éste. El escorpiano demanda más compromiso y dedicación de su pareja.

La relación afectiva y sexual: Son poquísimas las posibilidades de éxito de esta combinación de signos. Ambos son totalmente diferentes en todo sentido: los apasionados requerimientos físicos de Escorpio difícilmente sean soportados por el fluido y rápido Géminis. Escorpio, siempre posesivo, tampoco comprenderá la necesidad de contactos múltiples y las andanzas del Géminis.

Los problemas de la relación: Escorpio le manifestará a Géminis su descontento por medio de frecuentes escenas de celos. Esta exagerada actitud es inconcebible para su compañero. El geminiano no soportará las emociones cargadas de tensión de Escorpio, y especialmente su necesidad de crear un compromiso de fidelidad perpetuo entre ellos. Seguramente, las distintas posiciones del kamasutra fueron creadas por un geminiano, porque no soporta hacer nada de la misma manera durante mucho tiempo.

Los resultados de la relación: Es preferible evitar esta relación, a menos que el amor lo soporte todo, porque presenta demasiados inconvenientes y los conflictos resultarán inevitables. Escorpio, con su forma de ser firme y siempre seguro de sus sentimientos (sumados a las características del elemento agua al cual pertenece) no podrá soportar los cambios de humor de Géminis, que pasa del éxtasis al mal humor en unos pocos segundos.

La relación afectiva y sexual: Cáncer ejerce una influencia pacificadora sobre su compañero Escorpio y hace que se sienta a gusto, como sumergido en un lago de paz y comodidad. En el plano sexual tendrán buena química y comunicación. La única queja del escorpiano será en la cama, porque el canceriano no suele ser muy creativo sexualmente.

Los problemas de la relación: El carácter maleable y maternal del canceriano le permite adaptarse y soportar a un exigente, tiránico, celoso y posesivo escorpiano. En esta unión, Escorpio deberá ejercer un rígido control sobre su humor y especialmente sobre sus palabras, para no herir a Cáncer.

Los resultados de la relación: Escorpio ama intensamente y exige la fidelidad hasta el punto de querer ejercer un derecho de celosa vigilancia sobre su pareja. Su compañero Cáncer nunca le dará motivos de sospecha y desconfianza, ya que sus propios principios concuerdan absolutamente con su compañero. En general esta pareja es muy duradera.

ESCORPION Y LEO

ESCORPION Y VIRGO

ESCORPION Y LIBRA

ESCORPION Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Tanto Leo como Escorpio son dos signos muy orgullosos, firmes, de voluntades fuertes y se ven atraídos por la fuerza de carácter del otro. Tendrán un encuentro sexual muy intenso desde el primer día y esto provocará tanto magnetismo que será difícil que se separen a pesar de todas las diferencias.

Los problemas de la relación: Un problema potencial son los celos y el compromiso. Escorpio se apega intensamente a las relaciones románticas y se inclina a la monogamia. Leo también es muy leal pero no tan intenso, emocional ni obsesivo como Escorpio.

Los resultados de la relación: Ambos son inflexibles y tienden a resistirse al compromiso, cuando sus preferencias son diferentes. Es probable que sobrevenga una batalla por anteponer voluntades. Pero la combinación mágica que logren en el plano sexual los mantendrá unidos por largo tiempo.

La relación afectiva y sexual: Las exigencias pasionales (a menudo exageradas) de Escorpio chocarán con el moderado Virgo y acabarán por provocar rechazo en él. Porque su sexual compañero escorpiano se sentirá frustrado en una actividad que considera de una importancia capital en su vida.

Los problemas de la relación: El escorpiano no se caracteriza por su buen carácter y manifestará su contrariedad hacia Virgo por no comprender sus deseos sexuales. Tendrán estallidos de mal humor y se dirán palabras hirientes que, a la larga, incrementarán el pozo de incomprensión y conducirán a una ruptura. Virgo no tendrá la suficiente paciencia para soportar las hirientes e injustas palabras de Escorpio.

Los resultados de la relación: Escorpio es menos hábil que Virgo en el manejo de las palabras y tal vez opte por romper el contacto con Virgo. Al principio de la relación parece que todo funcionara bien porque son fieles y reservados. Pero para Virgo comenzarán los problemas a medida que Escorpio se encapricha en un punto de vista demasiado emocional.

La relación afectiva y sexual: La vida sexual en una pareja Libra-Escorpio puede resultar satisfactoria pero, en general, comienza de manera tormentosa y termina en desastre. Al posesivo Escorpio le resulta insoportable comprender a un alegre, despreocupado, inconstante e infiel Libra. Si un libriano tiene un amorío, Escorpio no tardará en descubrir la infidelidad con su increíble olfato.

Los problemas de la relación: Aunque el carácter sociable de los nativos de Libra les permite adaptarse a la compañía de todo tipo de personas, su relación con Escorpio puede presentar bastantes problemas. Libra se sentirá sofocado por la intensidad del amor escorpiano y, al comenzar a temerlo, tratará de liberarse. Pero no les resultará fácil separarse.

Los resultados de la relación: Esta relación es muy complicada. Desde el momento en que Libra intente escapar de Escorpio, éste tenderá a aferrarse más estrechamente aún. Ninguno de los dos asume bien las rupturas, las toman como frustraciones personales. Por eso son capaces de soportarlo todo con tal de recomponer una situación deteriorada. En el caso de Libra, será por cuestiones sociales; y en el de Escorpio, por la necesidad de retener a la persona que ama.

La relación afectiva y sexual: La relación entre dos nativos de Escorpio es sumamente intensa, y es probable que se sientan sexualmente atraídos hasta la obsesión. Buscan el placer y la satisfacción como aquellos animales que se aparean aun a riesgo de morir. Pero frente a tanta pasión también son capaces de ser fríos como el hielo cuando desconfían de su pareja.

Los problemas de la relación: Estos personajes son desconfiados. La relación puede ser un volcán de amor o de odio. Al principio será muy positiva si logran ser abiertos con el otro pero, si no, serán sus peores enemigos. Es mejor mantenerse alejados de ellos porque pueden atacarse con todas las armas que encuentren a su alcance.

Los resultados de la relación: Una vez que estos guerreros hayan medido su capacidad e intensidad y hayan demostrado que son sinceros, se darán una importante oportunidad para recobrar la armonía. Como punto a favor jugará la química sexual entre ambos, que puede arreglar cualquier conflicto que se presente.

ESCORPION Y SAGITARIO

ESCORPION Y CAPRICORNIO

ESCORPION Y ACUARIO

ESCORPION Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: En la intimidad, esta relación tenderá hacia la agitación y la inestabilidad. Sagitario se siente atraído por Escorpio debido a su espíritu libre e independiente, hasta que el posesivo escorpiano le muestra su necesidad de dominarlo, tanto sexual como afectivamente.

Los problemas de la relación: Los de Escorpio son seres obstinados, exigentes, frecuentemente cerrados; mientras que los de Sagitario son, en general, alegres, francos, abiertos y optimistas. Sagitario no soporta que Escorpio sea celoso y desconfiado porque ama ser libre.

Los resultados de la relación: Sagitario es más sereno en su temperamento y siempre decepcionará a Escorpio, que desea una relación intensa y concreta. En resumen, una relación bastante incompatible porque tienen puntos de vista opuestos sobre el sentido de la vida y las relaciones afectivas.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta pareja tenderá a frustrarse con el correr del tiempo porque Escorpio es intuitivo y apasionado, se entrega y se apega completamente a sus relaciones, mientras que Capricornio pierde todo interés sexual una vez que conquistó a su presa.

Los problemas de la relación: Esta pareja se complica debido a la diferencia de sus naturalezas: es improbable que puedan llegar a un acuerdo satisfactorio. Apasionado y fuertemente apegado al sexo, Escorpio se verá defraudado por un compañero tan poco demostrativo y cerebral.

Los resultados de la relación: Para que esta pareja pueda establecer y conservar un cierto equilibrio deberá aceptar y controlar sus deseos sexuales. Para los escorpiones será demasiada la tentación de buscar satisfacción en otra parte, pero también saben las consecuencias: Capricornio no perdona la infidelidad.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: El sexo entre estos dos signos puede ser complementario e interesante, en la medida en que Acuario vuele con su imaginación y mientras no exista un gran compromiso afectivo.

Los problemas de la relación: Mientras que los acuarianos son idealistas y pueden ser muy abstractos y conceptuales, los escorpianos cuentan con su instinto y su sensibilidad intuitiva. Con sus intensas respuestas emocionales, el pasional Escorpio no hace más que confundir al cerebral Acuario.

Los resultados de la relación: Acuario no permite ni acepta las emociones intensas de Escorpio, por lo tanto la convivencia será casi insostenible. Escorpio podrá continuar la relación con el libre acuariano si es capaz de sacrificarse por amor y tener paciencia.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Son compatibles a nivel sexual y afectivo. A Escorpio le encanta la dulzura y la ternura de Piscis, y el pisciano se enamora de la pasión por la vida del escorpiano. Ambos se apoyan y se admiran mutuamente.

Los problemas de la relación: Puede ser que Escorpio se canse de ver a su compañero de Piscis fluctuando eternamente entre dos aguas sin tomar jamás una decisión. Y a Piscis le pueden herir las constantes críticas irónicas de Escorpio. En el plano sexual, tienen que tener en cuenta otra diferencia que puede surgir como un problema: Escorpio es altamente físico y sexual, mientras que Piscis prefiere la suavidad, la sutileza y el romance.

Los resultados de la relación: Son signos muy compatibles y pueden lograr una unión completa. Ambos son muy sensibles y sentimentales. Es posible que tengan buena intimidad y una unión emocional profunda que encontrarán muy confortable.

TAURO Y SAGITARIO

S A G I T A R I O

SAGITARIO Y ARIES

SAGITARIO Y TAURO

SAGITARIO Y GEMINIS

SAGITARIO Y CANCER

La relación afectiva y sexual: Ambos signos se rigen por el fuego, son expansivos y entusiastas. El carácter jovial y el buen humor de Sagitario serán positivos para la vida agitada y turbulenta de Aries. Sagitario puede acomodarse muy bien a los deseos de viajar, a las cualidades atléticas y la pasión por el deporte, propios de Aries. En el plano sexual pueden llegar a comportarse con la actitud de una pareja que desea romper un récord olímpico.

Los problemas de la relación: El único problema que podría tener esta pareja es que Sagitario gusta de pensar antes de actuar. En cambio Aries es muy enérgico y se puede aburrir con las vueltas que da el sagitariano antes de definir una situación cualquiera. Esto es solucionable cuando Aries utiliza toda su creatividad.

Los resultados de la relación: Esta compenetración es muy fructífera al aspecto amoroso y sexual, algo que los mantiene aún más unidos. Los demás verán en ellos el ideal de pareja, y pueden ser el punto de referencia para todos aquellos que pretenden lograr lo que vosotros tenéis. Para que la relación entre Aries y Sagitario perdure, deberán otorgarse una auténtica libertad de acción. No debe existir obligación alguna que los limite porque ninguno de los dos lo soportaría. Y también debe permitirse toda la libertad sexual que necesiten en cada momento.

La relación afectiva y sexual: Sagitario a veces hace el amor como si fuera un deporte y esto no logrará satisfacer las necesidades del romántico Tauro. Mientras que al taurino, ciertas actitudes exóticas de Sagitario pueden resultarle chocantes a la hora de tener un acercamiento sexual, porque en ese ámbito es bastante convencional. Pero en el plano de la convivencia, a Sagitario le gusta la comodidad hogareña y también la buena administración económica de Tauro.

Los problemas de la relación: Hasta el más decidido de los taurinos podrá darse cuenta de lo difícil que resulta sujetar a un sagitariano con un compromiso de largo plazo. Tauro es una criatura de hábitos y rutina, mientras que Sagitario va en busca de nuevos horizontes constantemente y explora nuevos lugares o nuevas ideas.

Los resultados de la relación: Para un sagitariano, la forma más inteligente de mantener a un taurino a su lado es dejándolo tan libre como el aire y ocultando sus celos, aunque se sienta devorado por ellos. Sagitario puede resultar una compañía ventajosa para Tauro, y puede enseñarle a ampliar sus horizontes y sus puntos de vista. Sagitario es muy diplomático y flexible cuando lo desea; un punto a favor para poner al más gruñón de los taurinos de muy buen humor.

La relación afectiva y sexual: Esta pareja tendrá una fuerte atracción. Comparten una forma liberal de concebir la fidelidad pero, no obstante posibles escapadas extramatrimoniales, permanecerán unidos por una especie de convenio tácito que establecerán. Aunque entre ellos existe una gran atracción física, sus relaciones sexuales no serán demasiado apasionadas. Puede ser que decidan pasar un fin de semana con otra persona, pero después de la diversión se reunirán sin sentir culpa alguna.

Los problemas de la relación: No puede haber muchos problemas, discusiones y tampoco desencuentros en esta relación ya que los dos signos tienden aceptar el individualismo más que el gusto por compartirlo todo. Aun así, tendrán que recrearse y estimularse para no cansarse en el plano sexual.

Los resultados de la relación: Estos signos son opuestos, por eso se atraen poderosamente. Desde el punto de vista intelectual tendrán un buen entendimiento, dado que Géminis se interesa por todo y está sediento de conocimientos. En cambio, Sagitario extrae conclusiones filosóficas de todo lo que experimenta. El intercambio de ideas será satisfactorio entre ellos y la vida en común estará marcada por la libertad de acción: nada de celos ni obligaciones.

La relación afectiva y sexual: Estos dos signos no formarán una pareja compatible debido a sus múltiples diferencias de gusto y afinidades. En el plano afectivo serán muy amables y cariñosos pero, en realidad, no se soportarán demasiado. En el plano sexual también presentarán las mismas diferencias de temperamento.

Los problemas de la relación: La mayoría de los nativos de Sagitario es gente arriesgada, independiente, agitada, siempre en movimiento. Son enemigos del sedentarismo, que los enferma y les provoca crisis de encierro. Los nativos de Cáncer, por el contrario, son apegados a su hogar y su familia. Si a esto se le agrega su temperamento calmo, soñador y meditabundo, resulta fácil comprender que entre ellos existe una gran incompatibilidad desde la manera de concebir la vida.

Los resultados de la relación: La perspectiva de una convivencia resulta por demás complicada para ambos. Cáncer es apacible, mientras que la naturaleza jupiteriana y ardiente de Sagitario lo hace exuberante, con accesos de buen humor, jovialidad y entusiasmo.

SAGITARIO Y LEO

SAGITARIO Y VIRGO

SAGITARIO Y LIBRA

SAGITARIO Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Esta combinación de signos de fuego goza de un exceso de entusiasmo: existe una gran seducción entre los dos y cuando están juntos se encienden la vitalidad y la alegría. En el plano sexual, tendrán momentos divertidos y otros más apasionados.

Los problemas de la relación: La frecuente indiferencia de Sagitario y su insensibilidad hacia los sentimientos de los demás pueden terminar en comentarios bruscos que hieren fácilmente el orgullo de Leo, que es más leal y fiel que su compañero.

Los resultados de la relación: Esta es una relación benéfica para los dos. Promete un montón de buenos momentos y una vida activa juntos si Sagitario logra descubrir el lado más alegre y divertido de Leo y evita que se quede empantanado.

La relación afectiva y sexual: En la vida en común, a Virgo le resultará difícil conservar en casa a un cónyuge como Sagitario, cuya vitalidad desbordante necesita exteriorizarse todo el tiempo. En el plano sexual, si bien Sagitario es mental, Virgo también es imaginativo. Puede que funcione bien la química sexual, pero es posible que Sagitario busque otras aventuras.

Los problemas de la relación: Sagitario, arriesgado y aventurero, se despreocupa del porvenir y toma la vida por el lado bueno. Virgo tiene mentalidad reservada, crítica, calculadora, analítica y prudente en extremo. Con su compañero Sagitario no tendrán diálogo demasiado compatible y no podrán mantener un acuerdo por mucho tiempo.

Los resultados de la relación: La atracción que el nativo de Virgo experimenta hacia el de Sagitario, proviene de que descubre en éste aquello de lo que él mismo carece; es decir, una intensa alegría de vivir, capaz de aportar un sabor especial a su vida un tanto rutinaria y de ayudarle a soportar mejor los múltiples cuidados y preocupaciones materiales de que está colmada su mente razonadora, realista y materialista.

La relación afectiva y sexual: Estos dos nativos se comprenderán de inmediato; y su espontánea amistad pronto se transformará en una relación amorosa. Funcionan perfectamente como amantes y juntos se dan la suficiente libertad como para compartir fantasías eróticas.

Los problemas de la relación: No tendrán demasiados inconvenientes. Sólo podrán encontrar trabas de comunicación porque Sagitario suele ser demasiado expansivo en su necesidad de exorcizar sus propios problemas en voz alta; Libra, en cambio, es más inhibido. Esta relación no tendrá problemas en la medida que no sea demasiado comprometida.

Los resultados de la relación: El nativo de Libra se sentirá naturalmente atraído por el carácter franco, abierto, optimista y provisto de buen humor comunicativo de Sagitario. Por su parte, a éste le encantará encontrar un compañero tan complaciente, capaz de adaptarse a sus aspiraciones audaces, a su gusto por el riesgo, a su necesidad de viajar y cambiar de ambiente.

La relación afectiva y sexual: En la intimidad, esta relación tenderá hacia la agitación y la inestabilidad. Sagitario se siente atraído por Escorpio debido a su espíritu libre e independiente, hasta que el posesivo escorpiano le muestra su necesidad de dominarlo, tanto sexual como afectivamente.

Los problemas de la relación: Los de Escorpio son seres obstinados, exigentes, frecuentemente cerrados; mientras que los de Sagitario son, en general, alegres, francos, abiertos y optimistas. Sagitario no soporta que Escorpio sea celoso y desconfiado porque ama ser libre.

Los resultados de la relación: Sagitario es más sereno en su temperamento y siempre decepcionará a Escorpio, que desea una relación intensa y concreta. En resumen, una relación bastante incompatible porque tienen puntos de vista opuestos sobre el sentido de la vida y las relaciones afectivas.

SAGITARIO Y SAGITARIO

SAGITARIO Y CAPRICORNIO

SAGITARIO Y ACUARIO

SAGITARIO Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Esta pareja se dirige a grandes afinidades o a inevitables choques. Ambos aman la libertad y los viajes, quieren disfrutar de una vida confortable y una casa hermosa. En lo sexual pueden tener momentos agradables porque son muy divertidos y no necesitan grandes motivaciones para excitarse.

Los problemas de la relación: Los sagitarianos quieren hacer demasiadas cosas a la vez. No terminan una y ya emprenden otra. Tratan de aturdirse de varias formas y por eso buscan conocer a distinto tipo de gente. La necesidad de estímulo externo puede ser como una especie de obsesión para ellos.

Los resultados de la relación: Esta pareja puede ser duradera en la medida que tengan ambiciones y ideales en común. La unión puede ser fructífera si juntos realizan una actividad laboral; de lo contrario corren el riesgo de que cada uno se tome la libertad de vivir experiencias personales por su lado.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: El deseo de expansión de Sagitario resulta chocante para la mentalidad seria y reservada de Capricornio. El sagitariano siente que su compañero es demasiado exhibicionista e infantil en el plano erótico y que no puede satisfacerlo realmente. Y Sagitario cree que es imposible que Capricornio lo admire como necesita.

Los problemas de la relación: La actitud de ambos en el plano sexual no es compatible. Esto puede llegar provocar tensiones que deterioren la pareja. Además, a Sagitario le gusta gastar más de lo que gana y Capricornio es un tanto reservado con el dinero.

Los resultados de la relación: Esta relación no es la más feliz para ninguno de sus integrantes. Deberán tomarse su tiempo para evaluar si les conviene encarar una relación estable y permanente. Sagitario debe ser menos idealista para observar las actitudes de Capricornio sin falsas expectativas.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: La relación puede ser muy divertida y fraternal. La entera confianza es lo que reinará en esta pareja porque ambos excluyen los celos y la presión del vínculo que los une. Sus relaciones sexuales pueden llegar a ser más ocasionales que regulares, aunque Sagitario se muestre más apasionado que su compañero.

Los problemas de la relación: El problema de Sagitario es que necesita demasiado estímulo sexual y ser permanentemente halagado por su pareja. Necesita que lo observen. Pero Acuario no es muy demostrativo y se cansa del egocentrismo de su compañero.

Los resultados de la relación: Las relaciones de Acuario y Sagitario son francas, no demasiado profundas ni románticas, pero pueden tener una sincera amistad. Uno de los aspectos positivos de la convivencia consiste en que aceptarán las más variadas condiciones sin ofenderse, especialmente cuando ya la relación se haya deteriorado por mutuas infidelidades.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta relación es un tanto extraña. Los dos signos son muy inestables, pero puede haber mucha atracción amorosa y sexual. Para Sagitario, sobre todo, resultará difícil pero interesante de experimentar. En el plano sexual sus encuentros serán apasionados; pero, para asegurar la supervivencia de la unión, puede ser que cada uno sostenga experiencias paralelas.

Los problemas de la relación: Esta unión ofrece escasas posibilidades de satisfacer a ambos compañeros porque el optimismo de sagitario puede ser apagado rápidamente por las depresiones del Piscis y provocar tensiones en la pareja.

Los resultados de la relación: Sagitario debe tratar de ser menos autoritario y egocéntrico. Esta pareja es compatible en la medida que el romanticismo permanezca siempre vivo.

TAURO Y SAGITARIO

C A P R I C O R N I O

CAPRICORNIO Y ARIES

CAPRICORNIO Y TAURO

CAPRICORNIO Y GEMINIS

CAPRICORNIO Y CANCER

La relación afectiva y sexual: Aries posee un temperamento impaciente y entusiasta y se verá frenado, inhibido o contrariado por Capricornio, que es prudente, reservado, paciente, calculador y conservador. La fogosidad, el gusto por el riesgo y las iniciativas súbitas de Aries resultarán poco razonables para Capricornio, que opondrá reflexión y calma frente a la fogosidad intempestiva de su compañero.

Los problemas de la relación: Las decisiones lentas y con sentido de la responsabilidad de Capricornio pueden llegar a ser complicadas en el acercamiento físico con Aries. El ariano no podrá vencer el exceso de seriedad y la necesidad de seguridad de Capricornio (quien puede llegar a ver demasiado desbordante a su compañero/a, especialmente en el tema sexual).

Los resultados de la relación: Puede haber varias desventajas en esta relación si no respetan la personalidad del otro. Un ariano puede convencer al más firme y materialista capricorniano para que aprenda divertirse. Y un capricorniano puede darle el cable a tierra que el ariano necesita en todos los aspectos de su vida.

La relación afectiva y sexual: El afectuoso y sensual Tauro probablemente se sienta un tanto desconcertado frente a la reserva y falta de efusividad amorosa de Capricornio. La naturaleza saturnina de Capricornio a menudo actuará como una ducha fría sobre la tendencia al placer y el gusto por el lujo propios del Tauro.

Los problemas de la relación: No es demasiado posible sintonizar el romanticismo de Tauro con el escepticismo de Capricornio. En cuanto Tauro se lance a alguna extravagancia, es probable que Capricornio se repliegue y huya de la escena. Esta divergencia será evidente en las relaciones sexuales, porque puede faltar la fantasía erótica de Capricornio. Pero como Tauro es estable y fiel a pesar de su temperamento, acabará por resignarse ante esta situación.

Los resultados de la relación: Es probable que esta pareja logre una relación duradera porque ambos sienten que pueden contar el uno con el otro. Además, pueden realizar juntos muchos proyectos. Tauro puede estar más satisfecho con su compañero si Capricornio modifica su rigidez en materia sexual. En síntesis, esta combinación entre dos signos de tierra promete una relación armoniosa y estable, ya que ambos buscan seguridad material y social.

La relación afectiva y sexual: Géminis, por su temperamento juvenil, se sentirá inhibido ante el rigor capricorniano, y el nativo de Capricornio considerará que se encuentra ante una persona inmadura, en la que no se puede confiar demasiado. Capricornio es frío para las emociones, no se entrega fácilmente. Para ellos, el amor está ligado a la fidelidad absoluta, por lo menos la de su pareja. Pero su trabajo y éxito social siempre pesarán más que sus sentimientos.

Los problemas de la relación: Géminis y Capricornio son opuestos en el ámbito energético, tan diferentes como el agua y el aceite. Por esto es difícil que se complementen bien. Géminis es demasiado curioso, busca la variación y espera una respuesta similar de Capricornio y, al no encontrarla, terminará decepcionado.

Los resultados de la relación: El nativo de Géminis es frívolo, cambiante y necesita intercambiar ideas con los demás. La compañía de un ser tan reservado y concentrado como el capricorniano le resultará demasiado rígida. Capricornio, para resolver sus problemas, necesita calma, silencio y soledad que le permitan concentrarse. No soportará a un compañero hablador y siempre inquieto como el geminiano. Esta disparidad hará que lleguen al extremo de no poder soportarse.

La relación afectiva y sexual: Esta relación es interesante porque se complementan muy bien a pesar de ser signos opuestos. Tanto en el plano sexual como en el afectivo, los dos tienen diferente forma de relacionarse: Capricornio que es más sexual y concreto y le agradará la compañía del tierno y cariñoso canceriano.

Los problemas de la relación: Entre ellos no surgirá problema alguno en la administración del dinero, puesto que ambos poseen la misma concepción responsable de la economía. El carácter trabajador del Capricornio propiciará la entrada regular de dinero y la posibilidad de ahorrar, mientras que Cáncer sólo gasta dinero por razones lógicas. El problema entre ellos surgirá por la falta de demostración de afecto. Eventualmente, Cáncer necesitará que su compañero capricorniano sea más expresivo.

Los resultados de la relación: No se tratará de un amor apasionado, pero sí posiblemente de una unión duradera, estable y razonable. Al canceriano le agradan los gustos sobrios y el orden de Capricornio, cualidades que facilitan el lado material de la vida doméstica. Una unión Cáncer-Capricornio ofrece las mejores probabilidades de duración del zodíaco.

CAPRICORNIO Y LEO

CAPRICORNIO Y VIRGO

CAPRICORNIO Y LIBRA

CAPRICORNIO Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: La actitud de Capricornio (reservado, realista, cínico o escéptico) contrasta con el temperamento complaciente y el cálido entusiasmo de Leo. En el plano sexual son diferentes, pero Capricornio sabe hacer lo que a Leo le gusta, y encontrará rápidamente su punto débil para dominarlo sexualmente. A Capricornio le resultará excitante la forma arrebatada y apasionada de Leo.

Los problemas de la relación: En esta pareja se pueden ver grandes rivalidades. Capricornio es cuidadoso, frío y menos inclinado a expresar sus sentimientos. Persigue lo seguro. Leo es más abierto, expresivo y cálido, y necesita aprecio y afecto en abundancia.

Los resultados de la relación: Esta pareja tiene gustos personales muy distintos, lo que hace una diferencia muy notable entre ellos: Capricornio prefiere todo lo clásico, la elegancia simple y un estilo muy conservador, tradicional y austero, mientras que a Leo le atrae todo lo que es cálido y tierno. Tienen una cosa en común: los dos toman sus compromisos apreciando la fidelidad y la lealtad.

La relación afectiva y sexual: Más que atracción física, tendrán una identificación absoluta en su forma de encarar los problemas, algo que llegará a unirlos cada vez más. Se esforzarán por cuidar el nivel de confidencia y camaradería.

Los problemas de la relación: Salvo que los dos estén inmersos en sus problemas de trabajo no tendrán demasiadas dificultades. Ambos tienen naturaleza práctica para resolver cualquier problema que se presente.

Los resultados de la relación: Por su temperamento cerebral y práctico, Virgo no busca una gran pasión en el amor y el matrimonio, sino que desea, ante todo, seguridad en una unión que le ofrezca máximas garantías de seriedad y honorabilidad. Con Capricornio como compañero, Virgo no se verá decepcionado porque encontrará alguien en quien confiar y con quien proyectar una vida en común.

La relación afectiva y sexual: La personalidad de Capricornio es seria, honesta, concienzuda y fiel, pero a Libra siempre le parecerá distante, frío y un poco aburrido porque necesita ternura, calor humano y despertar halagos con su belleza y encanto. Libra puede animar a Capricornio en la intimidad pero este contacto no le parecerá demasiado estimulante ni excitante.

Los problemas de la relación: Difícilmente se podría imaginar una unión más disonante, porque estos tipos del Zodíaco difieren tanto que resultan incompatibles. Quizá un nativo de Libra, después de una decepción sentimental, haya buscado en Capricornio una certeza de estabilidad y una garantía para el porvenir. O quizás Capricornio, después de separarse o sufrir un fracaso en su carrera, haya creído encontrar en un complaciente y alegre nativo de Libra alguien capaz de ayudarle a llenar su soledad.

Los resultados de la relación: Libra y Capricornio puede tener proyectos económicos o sociales en común y se complementarán sin problemas. En el momento de un acercamiento sexual o afectivo comenzarán las diferencias. Por su inseguridad permanente, Libra busca una aprobación que a Capricornio no le agrada dar.

La relación afectiva y sexual: Esta pareja tenderá a frustrarse con el correr del tiempo porque Escorpio es intuitivo y apasionado, se entrega y se apega completamente a sus relaciones, mientras que Capricornio pierde todo interés sexual una vez que conquistó a su presa.

Los problemas de la relación: Esta pareja se complica debido a la diferencia de sus naturalezas: es improbable que puedan llegar a un acuerdo satisfactorio. Apasionado y fuertemente apegado al sexo, Escorpio se verá defraudado por un compañero tan poco demostrativo y cerebral.

Los resultados de la relación: Para que esta pareja pueda establecer y conservar un cierto equilibrio deberá aceptar y controlar sus deseos sexuales. Para los escorpiones será demasiada la tentación de buscar satisfacción en otra parte, pero también saben las consecuencias: Capricornio no perdona la infidelidad.

CAPRICORNIO Y SAGITARIO

CAPRICORNIO Y CAPRICORNIO

CAPRICORNIO Y ACUARIO

CAPRICORNIO Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: El deseo de expansión de Sagitario resulta chocante para la mentalidad seria y reservada de Capricornio. El sagitariano siente que su compañero es demasiado exhibicionista e infantil en el plano erótico y que no puede satisfacerlo realmente. Y Sagitario cree que es imposible que Capricornio lo admire como necesita.

Los problemas de la relación: La actitud de ambos en el plano sexual no es compatible. Esto puede llegar provocar tensiones que deterioren la pareja. Además, a Sagitario le gusta gastar más de lo que gana y Capricornio es un tanto reservado con el dinero.

Los resultados de la relación: Esta relación no es la más feliz para ninguno de sus integrantes. Deberán tomarse su tiempo para evaluar si les conviene encarar una relación estable y permanente. Sagitario debe ser menos idealista para observar las actitudes de Capricornio sin falsas expectativas.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta pareja se caracteriza por una voluntad de hierro, nervios de acero y corazón de piedra. Ambos integrantes pueden ser un poco rígidos y sistemáticos en su forma de organizarse, y con el tiempo pueden tornar a la pareja en un vínculo monótono. Suelen considerar que las relaciones sexuales son meras prácticas rutinarias, sobre todo si no hay buena comunicación en otras áreas del vínculo.

Los problemas de la relación: Tanto la mujer como el hombre de Capricornio son protectores, por esto mismo pueden chocar, porque a ellos no les gusta que nadie los cuide. Ambos son autosuficientes. Ninguno de los dos desea ser herido, o que el otro se aproveche de la debilidad de sus sentimientos. Esta barrera que levantan como mecanismo de defensa hace que parezcan duros y poco afectivos.

Los resultados de la relación: Si se casan y tienen hijos, el hombre capricorniano le pedirá a su mujer que se dedique solamente al hogar. Ella no va aceptar, porque tiene gran interés en progresar por mérito propio. Puede resultar una pareja exitosa en el plano social o económico pero en el amor no resultará tan valiosa.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Podrá resultar positiva si está basada en la amistad. Si se busca transformarla en una relación estable o amorosa, resultará más complicado. Tanto Acuario como Capricornio no son sentimentales ni demasiado sexuales. Lo único que puede unirlos es un proyecto de vida bastante conversado y casi con un contrato de libertad, para que Acuario haga lo que desea y Capricornio pueda cumplir sus objetivos personales tranquilamente.

Los problemas de la relación: Acuario ama lo imprevisto, vive de una manera un poco bohemia y es original en sus actos e ideas. Pronto se cansará de la compañía de Capricornio, que puede resultarle demasiado ordenado, conservador y aferrado a lo tradicional. Tendrán conflictos acerca de diferentes maneras de vivir y encarar los problemas, y desembocarán inevitablemente en una incompatibilidad definitoria.

Los resultados de la relación: La excesiva (a veces obsesiva) preocupación por la seguridad económica que tienen los capricornianos es una actitud incomprensible para todo nativo de Acuario. La recíproca falta de atracción física y la poca afinidad de sus deseos impedirán que las relaciones sexuales resulten satisfactorias. Para que esta pareja sea duradera, tendrán que hacer muchos esfuerzos por adaptarse.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: En la plenitud sexual de esta unión, los sutiles trucos insinuantes de Piscis serán capaces de embrujar al decidido Capricornio hasta el punto de disolver su rigidez. Esta relación tan especial puede tener climas de misterioso magnetismo, siempre y cuando Piscis no exija demasiadas demostraciones de amor de su pareja, porque en ese caso será rechazado.

Los problemas de la relación: Por momentos, Piscis puede encontrar que Capricornio es egoísta o incomprensible. Capricornio, por su parte, se agota porque Piscis nunca sabe lo que desea. Toda esta situación dará origen a un clima de profunda decepción para ambos signos. Tenderán a aislarse cada uno por su lado, evitando todo contacto. Cuando surja algún problema, quizás tomen una actitud pasiva para poder modificarlos.

Los resultados de la relación: Si se lo proponen, pueden llegar a complementarse. Piscis encontrará seguridad y un punto de apoyo en Capricornio; una tabla de salvación contra las tendencias hiperemotivas que amenazan con arrastrarlo a la deriva. Por su parte, el capricorniano no tendrá tolerancia alguna frente al espíritu cambiante y errante de Piscis. Esta relación puede tener un buen futuro si cada uno comprende la esencia del otro.

TAURO Y SAGITARIO

A C U A R I O

ACUARIO Y ARIES

ACUARIO Y TAURO

ACUARIO Y GEMINIS

ACUARIO Y CANCER

La relación afectiva y sexual: La convivencia entre estos signos estará plagada de sorpresas, cambios súbitos, aventuras sorprendentes, descubrimientos sexuales e intelectuales. No faltará entusiasmo por todo lo novedoso. Ambos se complementarán intelectualmente mediante la combinación del espíritu creador y de iniciativa en la búsqueda de nuevas sensaciones cada vez más estimulantes.

Los problemas de la relación: Sexualmente, Aries deberá moderar su apasionamiento y no acosar a su compañero; porque Acuario es más mental que apasionado. Si Acuario no acepta los contactos sexuales es porque se aburre más rápido que Aries de la rutina, o porque necesita mucho espacio para no sentir claustrofobia en una relación. Esto puede ser motivo de desilusión y tristeza para Aries.

Los resultados de la relación: En general, las relaciones Aries-Acuario son buenas cuando se establecen sobre una base de libertad. Si llega a una unión formal, esta extraña pareja se puede deteriorar en poco tiempo debido a la poca profundidad que ambos le otorgan al afecto.

La relación afectiva y sexual: Esta pareja tan singular desde el punto de vista sexual y afectivo tendrá ciertas incompatibilidades de temperamento y carácter. Acuario no es sensual y sólo considera las relaciones físicas como algo natural, desprovisto de romance o de excesivas demostraciones de afecto. Esto sin duda será una frustración para Tauro, que le gusta gozar del sexo y la vida.

Los problemas de la relación: Esta clase de pareja no es la más conveniente para la dicha y la felicidad de una relación estable. Acuario generará la suficiente carga de hostilidad para que cualquier taurino viva al borde de un ataque de nervios. Mientras que Acuario está sintonizado con los cambios de estilo, Tauro se aferra a lo clásico. Los problemas de incompatibilidad surgirán en varios aspectos: económico, de convivencia, de armonía amorosa y sexual.

Los resultados de la relación: Tauro hará todos los malabares posibles para que Acuario piense que no puede vivir sin su presencia. Acuario realizará todas las pruebas necesarias para demostrarle que lo único que necesita es sentirse libre. Y para completar el cuadro complicado de esta relación, falta agregar que tanto Tauro como Acuario son demasiado obstinados para cambiar de idea.

La relación afectiva y sexual: Para tener una vida sexual activa y saludable necesitarán mucho estímulo de personas ajenas a la relación, porque el vínculo entre signos de aire puede volverse más fraternal que ardiente y apasionado. Esta pareja es demasiado compatible en el plano amistoso porque Acuario no tomará demasiado en serio a Géminis en ningún sentido.

Los problemas de la relación: Acuario es respetuoso y no soporta sentir que se violen los códigos de una relación, pero Géminis los cambiará permanentemente. Ambos poseen un sistema nervioso muy tenso; por eso puede ser que se produzca cortocircuitos o graves interferencias.

Los resultados de la relación: Estos dos signos son mentales por naturaleza, por eso constituirán un estímulo total para los pensamientos del otro. De esta comunión de ideas crearán sentimientos amorosos, lazos de simpatía y de amistad. Se apoyarán en la conquista de contactos sociales. Y sus extraños encuentros sexuales también serán muy divertidos.

La relación afectiva y sexual: Al principio de la relación de esta pareja, Acuario quizás se sienta atraído por la personalidad magnética, sensitiva y doméstica de Cáncer. En el plano sexual, la poca imaginación y fantasía del canceriano resultará muy aburrida para el acuariano, dotado de un vuelo creativo en todo lo que realiza, inclusive en el sexo.

Los problemas de la relación: Cáncer está unido al pasado, a las tradiciones, al espíritu de clan. Acuario es revolucionario, no convencional y universalista. Cáncer afirmará: "¡Viva la familia! ¡Viva la nación!". Acuario gritará: "¡Vivan los amigos! ¡Viva la fraternidad! ¡Viva la humanidad! ¡Viva el mundo entero!". Será muy difícil congeniar a estos dos signos tan dispares.

Los resultados de la relación: A Acuario le gusta de transformar y mejorar todo a su alrededor, y querrá incluir a su compañero canceriano en sus planes. Cáncer no estará tan entusiasmado con la idea. Vive concentrado en sus pensamientos y está demasiado atado a sus propios hábitos. Salvo que esté basada en un amor profundo, esta pareja no será muy duradera.

ACUARIO Y LEO

ACUARIO Y VIRGO

ACUARIO Y LIBRA

ACUARIO Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Si desean encarar una relación amorosa o una eventual unión, Leo debe saber que el amor de Acuario tiende a ser expansivo, muy diferente al amor personal y exclusivo que Leo necesita. En el plano afectivo, Acuario se sentirá atraído por la pasión y las muestras de fidelidad de Leo.

Los problemas de la relación: Acuario aprecia mucho más la amistad y la comprensión que los impulsos pasionales de Leo. Se siente movido por la calidez y vitalidad del leonino, mientras que al leonino lo tientan la inteligencia y comprensión de Acuario.

Los resultados de la relación: Existen diferencias significantes. Acuario necesita un círculo social de amigos y conocidos que son parte importante de su vida, y Leo prefiere las relaciones íntimas y personales. Esta característica también se refleja en su relación. Desde la perspectiva de Acuario, Leo se toma la vida muy a pecho y parece dramatizar lo que vive, idealiza a la gente y, en general, es demasiado egoísta.

La relación afectiva y sexual: La vida en común no resultará ideal. A Acuario no le gusta estar mucho tiempo en el hogar; y Virgo las pasará negras para retenerlo y entablar una conversación sobre temas de su propio interés. Más de una vez, cuando lo esté esperando y todo se muestre propicio para una tranquila velada íntima, Acuario entrará como un huracán, preocupado por el problema de algún amigo y luego se volverá a marchar tan rápido como entró, sin dedicarle siquiera una mirada a su pareja.

Los problemas de la relación: Todos los problemas en esta pareja residen en que los dos son demasiados fríos para encontrar algo excitante en el contacto físico. Los dos podrán comunicarse en el plano de las ideas. Para Acuario será más fácil la relación debido a lo respetuoso que es su compañero, pero el virginiano puede sentirse agobiado por el primero.

Los resultados de la relación: Con un compañero tan independiente como Acuario, la atmósfera de la relación se podría deteriorar. Sobre todo porque el acuariano está siempre dispuesto a romper la relación para consolarse con la búsqueda de otra "alma gemela''. Una unión de este tipo nunca resultará cómoda.

La relación afectiva y sexual: Acuario se siente atraído sexualmente porque el encanto que Libra es capaz de despertar su deseo más remoto. Especialmente si Libra consigue sorprenderlo. Pero pasado el tiempo, la atracción más potente se convertirá en amistad.

Los problemas de la relación: Las perspectivas de matrimonio rara vez les atraen. Ambos prefieren una unión que les permita actuar con toda libertad. Libra no siempre comprenderá la fascinación que despierta algún extraño personaje en su compañero acuariano.

Los resultados de la relación: Libra pronto se acostumbrará a que su hogar sea invadido por las múltiples amistades de su compañero acuariano y, al comprender que son sagrados para él, actuará como un anfitrión comprensivo. Incluso cuando ciertos invitados le resulten antipáticos. Esta relación puede ser duradera porque tendrán buen sexo, y una agradable comunicación.

La relación afectiva y sexual: El sexo entre estos dos signos puede ser complementario e interesante, en la medida en que Acuario vuele con su imaginación y mientras no exista un gran compromiso afectivo.

Los problemas de la relación: Mientras que los acuarianos son idealistas y pueden ser muy abstractos y conceptuales, los escorpianos cuentan con su instinto y su sensibilidad intuitiva. Con sus intensas respuestas emocionales, el pasional Escorpio no hace más que confundir al cerebral Acuario.

Los resultados de la relación: Acuario no permite ni acepta las emociones intensas de Escorpio, por lo tanto la convivencia será casi insostenible. Escorpio podrá continuar la relación con el libre acuariano si es capaz de sacrificarse por amor y tener paciencia.

ACUARIO Y SAGITARIO

ACUARIO Y CAPRICORNIO

ACUARIO Y ACUARIO

ACUARIO Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: La relación puede ser muy divertida y fraternal. La entera confianza es lo que reinará en esta pareja porque ambos excluyen los celos y la presión del vínculo que los une. Sus relaciones sexuales pueden llegar a ser más ocasionales que regulares, aunque Sagitario se muestre más apasionado que su compañero.

Los problemas de la relación: El problema de Sagitario es que necesita demasiado estímulo sexual y ser permanentemente halagado por su pareja. Necesita que lo observen. Pero Acuario no es muy demostrativo y se cansa del egocentrismo de su compañero.

Los resultados de la relación: Las relaciones de Acuario y Sagitario son francas, no demasiado profundas ni románticas, pero pueden tener una sincera amistad. Uno de los aspectos positivos de la convivencia consiste en que aceptarán las más variadas condiciones sin ofenderse, especialmente cuando ya la relación se haya deteriorado por mutuas infidelidades.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Podrá resultar positiva si está basada en la amistad. Si se busca transformarla en una relación estable o amorosa, resultará más complicado. Tanto Acuario como Capricornio no son sentimentales ni demasiado sexuales. Lo único que puede unirlos es un proyecto de vida bastante conversado y casi con un contrato de libertad, para que Acuario haga lo que desea y Capricornio pueda cumplir sus objetivos personales tranquilamente.

Los problemas de la relación: Acuario ama lo imprevisto, vive de una manera un poco bohemia y es original en sus actos e ideas. Pronto se cansará de la compañía de Capricornio, que puede resultarle demasiado ordenado, conservador y aferrado a lo tradicional. Tendrán conflictos acerca de diferentes maneras de vivir y encarar los problemas, y desembocarán inevitablemente en una incompatibilidad definitoria.

Los resultados de la relación: La excesiva (a veces obsesiva) preocupación por la seguridad económica que tienen los capricornianos es una actitud incomprensible para todo nativo de Acuario. La recíproca falta de atracción física y la poca afinidad de sus deseos impedirán que las relaciones sexuales resulten satisfactorias. Para que esta pareja sea duradera, tendrán que hacer muchos esfuerzos por adaptarse.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta extraña pareja se comunicará en forma muy diferente a las demás: tienen una relación casi telepática. Sienten atracción por los mismos temas y comparten amplitud de opiniones en todo sentido. Sexualmente, por momentos no tendrán buena química, pero la mayoría de las veces se sentirán tan identificados como en el resto de su relación. Solo tomarán el sexo como algo divertido.

Los problemas de la relación: Como se llevan tan bien, a veces darán por sentado cosas que en realidad uno de los dos no comparte. Esto puede traer demasiados malos entendidos. Además, los dos son muy obstinados y una vez que toman una decisión no cambian de idea.

Los resultados de la relación: Los dos tienen cosas para compartir, pero también necesitan espacio: cada uno exige un tiempo de soledad y libertad. Si viven juntos, el hogar puede parecer una comunidad de personas más que una casa de dos, porque estará poblada de amigos. Este será el punto de unión más importante en esta pareja.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Resulta complicado pensar que de esta unión resulte una buena pareja. Son distintos en la forma de amar, en la concepción misma del amor y también en el modo de encarar las relaciones sexuales. El ideal de vida del acuariano está más relacionado a la libertad que al amor. Para Piscis, en cambio, el secreto está en sentir amor romántico.

Los problemas de la relación: Resulta difícil concebir que estas dos naturalezas - cerebral la de Acuario y emotiva la de Piscis- puedan conjugar de manera armoniosa. Al carácter franco, directo, un tanto áspero y cortante del Acuario le resultará insoportable la sensibilidad de Piscis.

Los resultados de la relación: Esta pareja puede tener un primer punto de contacto en el idealismo y la voluntad de mejorar la sociedad. Pero la falta de pasión de Acuario decepcionará al hipersensible y celoso nativo del signo de Piscis.

TAURO Y SAGITARIO

P I S C I S

PISCIS Y ARIES

PISCIS Y TAURO

PISCIS Y GEMINIS

PISCIS Y CANCER

La relación afectiva y sexual: Las relaciones afectivas entre estos dos tipos zodiacales pueden ser románticas, pero también dudables; corren el riesgo de acabar en confusión por la naturaleza hipersensible de Piscis. El pisciano es emocional e impresionable, vive en un mundo de sueños y necesita la protección de un compañero fuerte. Sentirá admiración por el enérgico Aries.

Los problemas de la relación: A Aries, sujeto activo y dinámico, le gusta de desplazarse y cambiar de atmósfera. Por lo contrario, Piscis ama la soledad, los lugares tranquilos y aislados, que nadie interrumpa sus sueños y meditaciones. Aries vive intensamente en el presente. Piscis vibra en un tiempo más tranquilo y a veces ilusorio donde elabora sus castillos en el aire.

Los resultados de la relación: Hay una unión más allá de lo estrictamente perceptible, como si estuvieran predestinados.

Se da una relación curiosa entre los componentes de estos dos signos tan distintos y contradictorios. Se entregan, sin saberlo, y consiguen una unión perfecta y duradera. Aries con su iniciativa, energía y protección posee por completo a Piscis quien también domina con su plena dedicación y su placentera sensualidad y agradece poder sentirse invulnerable. Esto hace que se sientan únicos e incomparables. Si Aries piensa en una ruptura con Piscis, no podrá realizarla fácilmente. Piscis se aferrará a él, incluso si la culpa es del ariano porque tienen cierta necesidad de estar juntos.

La relación afectiva y sexual: La combinación de estos dos signos pueden resultar una relación muy agradable, sobre todo en el plano sentimental. Tauro, signo venusiano de amor físico y concreto, encontrará en Piscis, signo de agua de naturaleza sensible, un compañero dócil, abnegado. Piscis puede pasarse todo el día acariciando con sentimientos delicados, el dulce cuerpo de taurino. Piscis también sabrá poner un toque de fantasía e idealismo a las actividades de la vida en común con Tauro.

Los problemas de la relación: Esta clase de relación puede presentar algunos puntos débiles. El nativo de Tauro a menudo se sentirá irritado por su compañero el hipersensible pisciano, esclavo de sus emociones, perpetuamente indeciso y fantasioso. Tauro puede llegar a criticar a su compañero pisciano en el acto sexual, aprovechando para quejarse de las diferencias de objetivos materiales, esto puede traer inhibiciones irreparables en el pisciano.

Los resultados de la relación: Depende de Tauro convencer a su amante pisciano que vivir de sueños trae problemas. Piscis deberá comprender que un poco más de sentido práctico los beneficiaría. Las relaciones sexuales entre estos nativos pueden ser óptimas, porque tienen necesidad de sensaciones intensas. Piscis sabrá satisfacer todos los deseos íntimos de Tauro mediante actitudes inspiradas y gestos delicados.

La relación afectiva y sexual: El nativo de Piscis, sensible y romántico, sueña con un amor tierno y compartido que le permita amar con un profundo sentido de abnegación y devoción. El pisciano ama los lugares tranquilos mientras que Géminis es más práctico: prefiere los lugares animados y menos soñados porque no estará demasiado tiempo para dormir en ellos aunque, llegado el caso, se adaptará a cualquier medio. En el ámbito sexual puede haber un buen grado de comunicación erótica, pero no tan afectiva como necesita Piscis.

Los problemas de la relación: Géminis, siempre tan comunicativo, no está muy cómodo en una relación de este tipo. El pisciano es un ser siempre ausente, mentalmente distraído, sumergido en sus sueños y más cómodo en su mundo de fantasía.

Los resultados de la relación: La vida sexual no estará del todo ausente en esta unión, ya que el nativo de Piscis a menudo busca absoluta entrega. La destreza del Géminis puede lograr los resultados esperados; pero si logran un buen vínculo sexual será por la capacidad de improvisación casi actoral del geniminiano, ya que el corazón no tendrá cabida en su experiencia sexual.

La relación afectiva y sexual: Es el encuentro entre dos soñadores capaces de conquistar el mundo con su amor, pero son demasiado domésticos para moverse demasiado de su medio ambiente y familia. En el plano afectivo y sexual tendrán un entendimiento perfecto y muy afectuoso.

Los problemas de la relación: Como toda relación, ésta presentará algunos inconvenientes. Estará dominada por impulsos fantasiosos y emocionales. No será muy activa, dinámica o práctica y en muchos casos pueden tender a alejarse de la realidad.

Los resultados de la relación: Los dos son signos de agua, Cáncer regido por la Luna y Piscis por Neptuno, que caracteriza a personas introvertidas, con temperamento pasivo y bastante vulnerables. Necesitan unirse para enfrentar mejor los golpes de la suerte. En ambos se manifiesta la búsqueda de seguridad emocional, de un punto de apoyo sentimental. Se comprenderán y se unirán en una relación estrecha.

PISCIS Y LEO

PISCIS Y VIRGO

PISCIS Y LIBRA

PISCIS Y ESCORPION

La relación afectiva y sexual: Hay grandes diferencias entre ellos. Leo lidia con su orgullo personal y con la necesidad de sentirse importante y especial, mientras que Piscis vive entre quimeras y sueños de gloria. Piscis es receptivo y muy sensible al tono emocional en cualquier relación. Está sintonizado con las señales sutiles, con aquellos sentimientos nunca hablados mientras que si un leonino necesita algo, debe decirlo claramente. En el plano sexual es donde tienen más compatibilidad y armonía, debido a la ternura de Piscis y a la pasión de Leo.

Los problemas de la relación: La sensibilidad de Piscis, su fluidez y delicadeza fascinan o frustran a Leo, pero este último puede dominar y pisotear con facilidad los sentimientos de Piscis, y esto puede ser la causa de una infelicidad irreparable.

Los resultados de la relación: Piscis se siente celoso todo el tiempo de Leo, pero tiene una personalidad pasiva y tiende a retroceder, a evitar las situaciones competitivas donde se requiere decisión y agresividad. Esta relación no será duradera porque ambos seres no comprenden las acciones y forma de pensar del otro.

La relación afectiva y sexual: Al nativo de Virgo una relación de esta índole le da la posibilidad de entregar lo mejor de sí a alguien tan receptivo y agradecido como Piscis. En materia sexual, la imaginación y la búsqueda de sensaciones a menudo provocan a Piscis. En cambio Virgo - más bien convencional y conformista- difícilmente le encuentre algún atractivo. Tendrán que estar dispuestos a hacer muchos esfuerzos de adaptación para que la relación sexual satisfaga a ambos.

Los problemas de la relación: Los cambios de humor de Piscis no serán muy convenientes para la relación porque Virgo es crítico y poco emocional. Piscis tiene una sensibilidad extrema y tampoco comprenderá las actitudes cerradas de Virgo, pero su temperamento pasivo le permitirá adaptarse a la situación.

Los resultados de la relación: Se trata de dos tipos opuestos pero complementarios. Como en una lotería, en esta historia hay tantas chances de ganar como de perder. Puede resultar un fracaso o en un éxito extraordinario porque los dos integrantes son ambivalentes en su forma de accionar.

La relación afectiva y sexual: El aspecto sexual se presentará con algunas complicaciones: Piscis necesita el conflicto como estímulo para excitarse, pero Libra odia la falta de armonía y los problemas que no tengan sentido. Lo único que puede inspirar sexualmente a Libra es la tendencia al romanticismo de su compañero pisciano.

Los problemas de la relación: Libra es sociable, flexible, siempre dispuesto a complacer a los demás, y encontrará en Piscis a un ser hiperemotivo, tímido, introvertido, de mentalidad complicada y desprovisto de sentido práctico. Tal vez el libriano se sienta atraído porque el pisciano es proclive a considerarse víctima de la suerte y sufre atormentadas crisis depresivas.

Los resultados de la relación: Según las estadísticas astrológicas, existen demasiadas parejas Libra-Piscis como para aventurarse a pronosticarles un futuro de desencuentros. El magnetismo de Piscis logra desarmar a Libra, que adora salir al rescate de su compañero pisciano.

La relación afectiva y sexual: Son compatibles a nivel sexual y afectivo. A Escorpio le encanta la dulzura y la ternura de Piscis, y el pisciano se enamora de la pasión por la vida del escorpiano. Ambos se apoyan y se admiran mutuamente.

Los problemas de la relación: Puede ser que Escorpio se canse de ver a su compañero de Piscis fluctuando eternamente entre dos aguas sin tomar jamás una decisión. Y a Piscis le pueden herir las constantes críticas irónicas de Escorpio. En el plano sexual, tienen que tener en cuenta otra diferencia que puede surgir como un problema: Escorpio es altamente físico y sexual, mientras que Piscis prefiere la suavidad, la sutileza y el romance.

Los resultados de la relación: Son signos muy compatibles y pueden lograr una unión completa. Ambos son muy sensibles y sentimentales. Es posible que tengan buena intimidad y una unión emocional profunda que encontrarán muy confortable.

PISCIS Y SAGITARIO

PISCIS Y CAPRICORNIO

PISCIS Y ACUARIO

PISCIS Y PISCIS

La relación afectiva y sexual: Esta relación es un tanto extraña. Los dos signos son muy inestables, pero puede haber mucha atracción amorosa y sexual. Para Sagitario, sobre todo, resultará difícil pero interesante de experimentar. En el plano sexual sus encuentros serán apasionados; pero, para asegurar la supervivencia de la unión, puede ser que cada uno sostenga experiencias paralelas.

Los problemas de la relación: Esta unión ofrece escasas posibilidades de satisfacer a ambos compañeros porque el optimismo de sagitario puede ser apagado rápidamente por las depresiones del Piscis y provocar tensiones en la pareja.

Los resultados de la relación: Sagitario debe tratar de ser menos autoritario y egocéntrico. Esta pareja es compatible en la medida que el romanticismo permanezca siempre vivo.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: En la plenitud sexual de esta unión, los sutiles trucos insinuantes de Piscis serán capaces de embrujar al decidido Capricornio hasta el punto de disolver su rigidez. Esta relación tan especial puede tener climas de misterioso magnetismo, siempre y cuando Piscis no exija demasiadas demostraciones de amor de su pareja, porque en ese caso será rechazado.

Los problemas de la relación: Por momentos, Piscis puede encontrar que Capricornio es egoísta o incomprensible. Capricornio, por su parte, se agota porque Piscis nunca sabe lo que desea. Toda esta situación dará origen a un clima de profunda decepción para ambos signos. Tenderán a aislarse cada uno por su lado, evitando todo contacto. Cuando surja algún problema, quizás tomen una actitud pasiva para poder modificarlos.

Los resultados de la relación: Si se lo proponen, pueden llegar a complementarse. Piscis encontrará seguridad y un punto de apoyo en Capricornio; una tabla de salvación contra las tendencias hiperemotivas que amenazan con arrastrarlo a la deriva. Por su parte, el capricorniano no tendrá tolerancia alguna frente al espíritu cambiante y errante de Piscis. Esta relación puede tener un buen futuro si cada uno comprende la esencia del otro.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Resulta complicado pensar que de esta unión resulte una buena pareja. Son distintos en la forma de amar, en la concepción misma del amor y también en el modo de encarar las relaciones sexuales. El ideal de vida del acuariano está más relacionado a la libertad que al amor. Para Piscis, en cambio, el secreto está en sentir amor romántico.

Los problemas de la relación: Resulta difícil concebir que estas dos naturalezas - cerebral la de Acuario y emotiva la de Piscis- puedan conjugar de manera armoniosa. Al carácter franco, directo, un tanto áspero y cortante del Acuario le resultará insoportable la sensibilidad de Piscis.

Los resultados de la relación: Esta pareja puede tener un primer punto de contacto en el idealismo y la voluntad de mejorar la sociedad. Pero la falta de pasión de Acuario decepcionará al hipersensible y celoso nativo del signo de Piscis.

TAURO Y SAGITARIO

La relación afectiva y sexual: Esta pareja comparte la naturaleza emotiva y sentimental del signo. Los nativos de Piscis se pueden fusionar muy bien. Pero por ese mismo motivo deben estar alertas, porque pueden terminar inmersos en una relación simbiótica. No suelen ser exigentes en materia sexual, y pueden entablar una relación íntima muy feliz. Dos piscianos juntos pueden hacer una pareja poco común, pero posiblemente duradera.

Los problemas de la relación: Juntos forman una pareja bastante extraña e inconsistente. Odian los cambios. Si bien es cierto que se sienten identificados, también carecen de voluntad, firmeza, decisión, orden y método. Prefieren vivir en un sueño más que hacerse cargo de la realidad, por eso llevan una vida bohemia en la que no reaccionan activamente y en la cual sufren las circunstancias del destino. Tienen problemas de comunicación porque los dos suelen ser confusos para expresarse. Los problemas sentimentales pueden llevarlos a tener poca energía física para el acercamiento sexual.

Los resultados de la relación: Se entregan al amor sin miramientos y tendrán una unión duradera. Como tienen un humor tan cambiante, los problemas pueden aparecer si el entorno no es lo suficientemente armónico como para contenerlos. Pero cuando se trata de afrontar juntos los problemas materiales, la falta de realismo les complica bastante la relación.

TAURO Y SAGITARIO