Relaciones internacionales de Venezuela

Convivencia pacífica. Economía. Sector agropecuario. Tierra. Hacienda. Plantaciones. Comercio. Industria. Ingresos fiscales. Capital Internacional. Sociedad. Cultura

  • Enviado por: Eduardo
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACION SUPERIOR

UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MISION SUCRE – EJE OCCIDENTAL

ALDEA UNIVERSITARIA: BICENTENARIO JOSE ANTONIO PAEZ

UNIDAD CURRICULAR: Historia Contemporánea de Venezuela

UNIDAD III

LAS RELACIONES INTERNACIONALES DE VENEZUELA

.

San Francisco, 11 de Noviembre de 2011

INTRODUCCION


Las relaciones internacionales no son más que proyecciones con deseos de convivencia amistosa y pacífica que existen en el seno de la comunidad nacional e internacional.

Estas relaciones se practican partiendo de la suposición de que los países se reconocen como gobiernos legítimos y como estados soberanos.
A raíz de la desintegración del bloque político conocido como República de Colombia, creada por Bolívar en 1819, Venezuela empieza a delinear su organización interna.

Igualmente, inicia el establecimiento de las bases por las que se regirán las relaciones con los demás países, es decir, que se organiza el trabajo en torno a los perfiles de la política exterior, la cual ha sido enfocada hacia diversos objetivos: económicos, sociales, culturales, comerciales, de ayuda mutua, de integración y otros.

Tres aspectos importantes resaltan la política exterior de los años de 1830 a 1935: el problema de la demarcación de límites; las intervenciones extranjeras en la política interna del país o las invasiones al territorio y los lazos de cooperación, ayuda mutua y amistad.

En relación a la política dirigida por la Cancillería Venezolana en los años (1830-1935) de crisis política que atravesó el país, las luchas internas y el caudillismo impidieron que se llevara una política sensata en el orden internacional; de allí los grandes desaciertos que pusieron en duda la seriedad y el buen nombre de la Nación en el exterior.

3.1.- Comprender el Proceso Económico entre sus interrelaciones.

En el aspecto económico, desde 1830 hasta 1935, resalta una marcada dependencia de organismo no nacional que estaba establecido en Venezuela.

Esta dependencia no fue solo en esa época, sino que ya viene desde la época colonia. El comercio dependía de España, quien determinaba y regulaba todo lo relacionado con el comercio exterior.

Esta situación, desde luego, no daba oportunidades para el desarrollo de todo tipo de producción, artesanal e industrial que obreros y artesanos en Venezuela podían dinamizar.

Esta fue la causa fundamental que motivo el movimiento independentista en nuestro país, pues los latifundistas y comerciantes venezolanos vieron en la política económica española, el freno a las posibilidades de desarrollo.

Llegada la época de la revolución, nuestros dirigentes y terratenientes y comerciantes (los grandes “cacaos”) vieron llegada la oportunidad de sacudírsela dependencia de la metrópoli y, entonces luchando arduamente por el establecimiento de un estado absolutamente libre e independiente de toda subordinación, con lo que lograrían afianzar y asegurar sus intereses.

A esto se sumaron los cambios que en el orden económico-industrial trajo la revolución maquinista: no solamente impulso la actividad manufacturera y fabril, y que valió para que en nuestro país se cambiaran los viejos esquemas de trabajo, mediantes la adquision de las maquinarias necesarias para el desenvolvimiento industrial, sino que entusiasmo a los productores a aumentar las cosechas, por la exigencia cada vez mas imperiosa de la obtención de la materia prima.

Pero el proceso económico de Venezuela siguió muy debilitado, pues no había relación entre productos y necesidades del país.

Todo estaba establecido en relación con el campo agropecuario; pero no se le daba importancia; igualmente, se olvidaron de otros productos manufactureros que hubieran ayudado al país.

Y en esta tónica se mantuvo el proceso económico hasta los años posteriores a los años 1870, cuando en el periodo primero de guzmacismo empezó a manifestarse un desarrollo ágil del proceso, con las influencias foráneas que vinieron a darle vida al proceso económico que se hallaba estancado.

Desde los años iníciales de la vida de la cuarta república, en 1830 hasta 1935, el proceso económico fue avanzando con lentitud en los diversos sectores de la economía nacional.

Solo es en el siglo XX, con la aparición del petróleo en nuestra economía (1914). Cuando empieza a desenvolverse con mas rapidez, gracias a los incentivos industriales surgidos de la actividad petrolera, que genero multiplicidad de actividades y abundo en recursos fiscales que facilitaron la dinamización económica del país.

Pero la economía venezolana seguía avanzando poco en la agropecuaria; pero luego se fue adentrando en otros niveles, tales como el comercial, el trabajo minero y la industrialización.

3.2.- La estructura económica, el sector agropecuario, comercio, el dinero

E industria.

El sector agropecuario: La más importante base de la economía de la república de Venezuela, a partir de 1830, fue la actividad agropecuaria. Y el más importante factor de esta actividad fue la tierra y su explotación.

Ese factor se hallaba distribuido en su aprovechamiento, en la forma siguiente y así se presento hasta 1863.

Propiedad de la tierra antes de la federación.

Sectores

Áreas de propiedad/privada

Áreas baldías

Total

Agrícolas

Ganadería

3.850 leguas

7.600 leguas

10.050 leguas

1.400 leguas

13.900 leguas

9.000 leguas

Sobre esa superficie se desarrollaba una intensa actividad agropecuaria que ofrecía al mercado numerosos productos: cacao, café, tabaco, añil, caña, de azúcar, algodón, leguminosas, cereales frutas, etc.

Sin embargo, de toda esta variada producción sobresalían tres especiales rubros: el cacao y la caña de azúcar. De ellos para aquellos años primeros, se tienen los siguientes datos que ofrecía la memoria de la sociedad económica del país.

Hacienda y plantaciones con tipos frutos

Haciendas de cacao

Árboles de cacao

Hacienda de café

Árboles de café

Trapiches de caña

705

7.503.607

557

7.197.173

173

El sector comercial: En los primeros años del desarrollo socio-político y económico de la república, todo lo relacionado con el comercio exterior estuvo centrado en alto porcentaje en los productos agropecuarios: los que se enviaba a Norte- América y los países europeos.

La características de están actividades comerciales fueron el intercambio de nuestra materia prima agropecuaria por la importación de bienes industriales y alimentos.

La industrialización del país.

Fue inexistente hasta 1830 por las trabas de todos tipo que se manifestaban contra el sector económico. Empezó a mostrarse como necesidad para el desarrollo de Venezuela a partir de 1830.

A ello respondió el empeño de varios empresarios quienes, con maquinarias

Procedente de Europa y de los estados unidos y del personal especializado proveniente del exterior, fundaron en 1843 primera fabrica nacional del papel en caracas.

3.3.- Ingresos Fiscales.

Desde el inicio del año 1830 el proceso económico avanzó con lentitud en los diferentes sectores de la economía nacional. Su característica principal fue la de ser un país eminentemente rural con una actividad agropecuaria, siendo el factor más importante de ésta actividad la tierra y su explotación. En esta tónica se mantuvo este proceso hasta 1870, cuando en el primer gobierno de Guzmán Blanco empezó a manifestarse un desarrollo, con influencias foráneas, dándole un empuje a la economía que se encontraba estancada.

Para el siglo XX con la aparición del petróleo en la economía venezolana empieza a desarrollarse un poco más rápido, gracias a los incentivos generados por la actividad petrolera, la cual generó recursos fiscales que facilitaron la dinámica económica del país, a través de actividades comerciales, trabajo minero incluyendo la industrialización. En tal sentido la estructura económica abarca los sectores: agropecuario, comercial, minero e industrial.

Los ingresos fiscales son todas las cantidades de dinero que, por diferentes conceptos ingresan al Tesoro Nacional, por supuesto esas cantidades de dinero no permanecen estáticas, sino que las mismas presentan cambios constantes, de acuerdo al comportamiento de los mercados tanto internos como externos, los cuales activan la economía venezolana. Estos ingresos son importantes para el desarrollo nacional, pues de ellos depende la preparación y aplicación del presupuesto Anual de la Nación, los cuales hasta finales del siglo XIX fueron por diversos conceptos, tales como aranceles aduaneros, impuestos varios entre otros.

3.4- El Capital Internacional en Venezuela.

Entendido como tal, es la organización afianzada en el gran capital financiero cuyo fin es la dominación íntegra del proceso industrial y del comercio internacional. Desde la fundación de la República en 1830 hasta la muerte de Juan Vicente Gómez en 1935, las condiciones socio-económicas en Venezuela eran campos interesantes para las inversiones extranjeras.

Estas inversiones entran al país con el propósito de establecer industrias, para dar apertura a los centros de comercio y construir vías de comunicación, ya que para el momento eran casi inexistentes, aprovechando el recurso de la mano de obra barata de la población y de la abundancia de materia prima, además del desinterés del gobierno en tal materia. En tal sentido, se puede delimitar el número y la naturaleza de las causas que trajeron el capital extranjero, las cuales figuran:

Causas políticas:

Facilitar la entrad de los instrumentos financieros al país, con facilidades de operación, con beneficios para los gobernantes y poco riesgo para los inversionistas; pero con daños a la economía del país.

Causas internas:

Salir del subdesarrollo y estancamiento económico, a través de acciones favorables como la construcción de vías de comunicación, seguridad para la ampliación comercial y constantes medios para lograr la subsistencia.

Causas lógicas:

la inexistencia de impuestos excesivos, ausencia de gravámenes sobre capitales ociosos y, especialmente, la ausencia de industrias y vías de comunicación, esto llamó la atención para buscar nuevas áreas de inversión especialmente en la industria petrolera. Estas inversiones se acentuaron más por la iniciación de los trabajos de explotación con el descubrimiento de los campos petroleros de Mene-Grande, Lagunillas, Casigua-El Cubo, Los Barrosos, La Rosa y otros, lo que contribuyó a transformar la estructura económica y social de base agrícola, y las consecuentes relaciones políticas.

3.5.- Caracterizar los elementos y relaciones que conforman la sociedad

en este período.

Al crearse la República de Venezuela como Estado soberano e independiente de Colombia, asume como Presidente Provisional (1830-1831) por la Constituyente de Valencia José Antonio Páez. Este primer gobierno se forma con el apoyo de jefes militares, intelectuales, comerciantes, campesinos y los sectores económicos de la sociedad. Durante este período el país sale del dominio colonialista para pasar a un dominio oligárquico, donde los grandes terratenientes, los caudillos militares son quienes van a dirigir la vida del país en todos los órdenes, pero no en armonía sino en feroces luchas rivales.

En relación a la sociedad, en este período es atrasada como en la colonia, su situación es de analfabetismo generalizado, razón por la cual, la mayoría de la población es excluida del sistema democrático. En materia económica, se caracteriza por la adopción de las ideas liberales de Adam Smith, basadas en el libre juego de la oferta y la demanda, como reguladora del mercado en contraposición con el proteccionismo estatal.

3.6.- Caracterizar los principales aspecto culturales del período 1830 -

1835.

a).- Educación:Para los primero años de la existencia de la República a partir de 1830, la situación escolar era bastante deficiente, los núcleos educativos son centradas en las Universidades de Caracas y Mérida, En las provincias funcionaban varios colegios Nacionales fundados por el Gobierno Colombiano.

El congreso de 1830 dispuso que la enseñanza fuera desarrollada en la entidad provincial.

Los gobiernos regionales lograron escuelas para la enseñanza en algunas importantes poblaciones.

Un hecho importante beneficioso para la educación fue la creación de la biblioteca Nacional, por decreto del Ejecutivo Nacional bajo la Presidencia del General Páez en 1830.

En 1870, bajo la Presidencia del General Antonio Guzmán Blanco, se promulgó el 27 de Junio el decreto de instrucción primaria obligatoria y gratuita. El resultado cuantitativo del decreto se puede observar por los datos del siguiente cuadro:

AÑOS

Población Total

Inscripc. Escolar

1873

1.784.194

6.359

1880

1.966.099

56.377

1890

2.296.213

64.610

Para el año 1881 – 1882 funcionaba la Universidad de Caracas, Mérida, Valencia y Maracaibo. En los primeros años del siglo XX durante el gobierno de Cipriano Castro, la educación no fue la primera prioridad oficial, e incluso se golpeo duramente con el cierre de la Universidad del Zulia.

b).- Ciencia y Tecnología: Las actividades en la investigación científica y tecnológica en los años que nos ocuparon fueron igualmente decisivos impulsores de la actividad cultural en el país. En estos empeños sobresalieron numerosos ciudadanos que en todos los campos de la ciencia y de la tecnología dejaron importantes huellas, tales como José María Vargas, Juan Manuel Cagigal, José Gregorio Hernández.

c).- En las Letras: En las letras nos encontramos a Rafael María Baralt, nacido en Maracaibo, fue como Andrés Bello poeta exquisita dicción y escritor de estilo clásico. Su valiosa obra literaria lo llevo a suceder al gran orador español Juan Donoso Cortes en el sillón que este ilustre español ocupo hasta la muerte en la real Academia de lenguas.

d).- En la Música: En la música nos encontramos con una mujer excepcional que fue Teresita Carreño, pianista de forma internacional hija de otro virtuoso de la música: Coye Carreño. Esta valiosísima venezolana pudo cosechar valiosos aplausos en sus conciertos y puso muy en alto el nombre de su país tanto en los Estaos Unidos, como en Europa.

e).- En la Pintura y Escultura: Una de las manifestaciones artísticas que mayor esplendor alcanzó durante estos años fueron las artes plásticas. La pintura mantuvo una firme relación con los diferentes estilos reinantes en Europa, a donde acudían pintores venezolanos.

Hubo dos notables pintores, precursores de la gran pintura venezolana. Fueron ellos Juan Lovera y Carmelo Fernández. Las obras del primero tienen un carácter histórico: El 19 de abril y El 5 de julio de 1811. En ellas destaca de manera individualizada los principales personajes de tales acontecimientos. El segundo realiza una obra de carácter militar, siendo excelente dibujante y acuarelista. Ilustró la Historia de Venezuela de Baralt y Díaz.

Promediando el siglo XIX surgen tres colosos de la pintura:

Martín Tovar, Arturo Michelena y Cristóbal de Rojas; de los cuales más adelante se especificará su obra.

De los pintores de finales de siglo y de las décadas del siglo XX sobresalen: Tito Salas, Carlos Otero, Francisco Valdez, Antonio Esteban Frías, Francisco Sánchez, Cruz Álvarez Salas y el claro exponente de la época Emilio Boggie.

La pintura en los principios del siglo XX tiene su núcleo en el Círculo de Bellas Artes de Caracas, fundado en 1912; allí están presentes Marcelo Vidal, Manuel Cabré, Rafael Monasterios, Raúl Santana, Federico Brandt, Manuel Fernández y otros más que dieron nombre a la pintura venezolana.

La escultura no fue muy cultivada durante este tiempo. Los pocos escultores que hubo cultivaron los estilos predominantes en Europa, el Neoclasicismo, el Romanticismo, el Naturalismo y el Realismo. Realizaron importantes obras aisladas, pero no alcanzaron a lograr un movimiento de importancia. Solo a partir de Guzmán Blanco y con ocasión de fundarse la Academia de Bellas Artes en 1877 se incrementa algo la creación escultórica.

Entre los escultores mas destacados debemos citar a Eloy Palacios, Lorenzo González y Andrés Pérez Mújica, de los cuales más adelante se especificara su obra.

Otros escultores fueron: Pedro María Basalo, Carlos Álvarez García e Isaac Poletto, todos ellos con excelente obra escultórica diseminada por varias ciudades del país.

f).- En la Arquitectura: Durante el lapso de tiempo que ocupa este estudio el movimiento arquitectónico estuvo encerrado en los moldes del estilo colonial con tendencia al renacentismo. Para la segunda mitad del siglo XIX el estilo barroco estaba en vigencia en la construcción de edificios, de los cuales quedan algunas muestras en San Carlos de Cojedes, Guanare, Barinas, Coro y Valencia.

La llegada del general Guzmán Blanco va cambiando la fisonomía arquitectónica, especialmente en las edificaciones de Caracas. Esta ciudad es donde se deja ver la influencia del neoclasicismo francés.

Las obras de ornato, los boulevards y los paseos no escapan a esta influencia arquitectónica que al fin y al cabo, rompió con la monotonía que la arquitectura colonial mantenía en las ciudades y las poblaciones del país.

Estas manifestaciones del neo-clasicismo en la arquitectura se mantendrían hasta bien avanzado el siglo XX, en su primera década, pues con la aparición del petróleo y la llegada de la influencia norteamericana, todo fue transformándose en Venezuela. Incluso en el orden arquitectónico que empezó a regirse por los cánones de la arquitectura norteamericana. La construcción de urbanizaciones en las principales ciudades del país, fue cambiando la fisonomía de las edificaciones para ajustarla a las necesidades de la época: más sencillez en las líneas generales, mayor aprovechamiento del espacio, sobre todo, buena comodidad en los servicios de las edificaciones, según el uso a que se hubiesen destinado.

Vídeos relacionados