Reinado de Isabel II

Historia de España. Siglo XIX. Regencia Maria Cristina y Espartero. Década Liberal. Moderantismo. Destronamiento y pacto de Ostende

  • Enviado por: Raxao
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

LA ESPAÑA DE ISABEL II

1. - LA REGENCIA DE MARÍA CRISTINA (1833 - 1840)

1.1. - EL MANIFIESTO DEL 4 DE OCTUBRE.

1.2. - EL ESTATUTO DE 1834

1.3. - LA CONSTITUCIÓN DE 1837

1.4. - LA DESAMORTIZACIÓN

2. - REGENCIA DE ESPARTERO. (1840 - 1843)

3. - LA MAYORÍA DE EDAD DE ISABEL (1843 - 1868)

3.1. - LA DÉCADA MODERADA.

3.2. - LA VICALVARADA Y EL BIENIO PROGRESISTA

3.3. - LA UNIÓN LIBERAL Y EL AGOTAMIENTO DEL MODERANTISMO.

4. - EL DESTRONAMIENTO DE ISABEL II

4.1. - EL PACTO DE OSTENDE

1. - LA REGENCIA DE MARÍA CRISTINA (1833 - 1840)

Durante los años de regencia de la reina madre se realizó el paso del absolutismo al liberalismo, paso que tuvo una primera manifestación violenta en el enfrentamiento entre carlistas y liberales. La Constitución de 1837, que reconocía el principio de la soberanía nacional, supuso la afirmación del régimen liberal.

1.1. - El Manifiesto del 4 de octubre.

El primer acontecimiento político importante de la regencia de María Cristina fue el Manifiesto del 4 de octubre de 1833, elaborado por el presidente de Gobierno Cea Bermúdez. El Manifiesto definía reformas administrativas como la nueva división en provincias, obra de Javier de Burgos, y era la expresión de un deseo de conciliar intereses entre los absolutistas y los liberales. Las reformas de Cea Bermúdez que no habían satisfecho a nadie, fracasaron ante el comienzo de las guerras carlistas; el primer ministro dimitió.

1.2. - EL ESTATUTO DE 1834.

La reina regente intentó apoyarse en un liberalismo moderado. La prueba es que se apartó de la Constitución del 12 e intentó dar al país una constitución basada en el Estatuto Real promulgado en el 1834. Dicho estatuto se redactó durante el gobierno de Gutiérrez de la Rosa y en general era un reglamento de cortes, que las dejaba convertidas en dos cámaras:

  • Estamento de próceres o cámara alta.

  • Estamento de procuradores o cámara baja.

Se trata de una leve transición hacia el liberalismo, pero no contentó ni a absolutistas ni liberales.

1.3. - LA CONSTITUCIÓN DE 1837

La línea liberal moderada de la política gubernamental no satisfizo a todo el mundo. Expresión de este descontento fue la sublevación de los sargentos de La Granja (agosto de 1836); que obligó a la regente María Cristina a firmar un decreto por el que se restablecía la Constitución de 1812. Así entraba en el gobierno el liberalismo progresista, que se encargó de la elaboración de una nueva Constitución, más práctica y adaptada a las nuevas realidades que la de 1812. La Constitución de 1837 se caracterizaba:

  • Reconocía la soberanía nacional, aunque matizada por un fuerte poder de la Corona que podía vetar las leyes propuestas por las Cortes.

  • Defendía un sufragio censitario más abierto que el del Estatuto Real de 1834.

  • Reconocía a los municipios el derecho a elegir alcalde.

  • Creaba la Milicia Nacional, defensora del orden constitucional.

1.4. - LA DESAMORTIZACIÓN

Durante la Regencia, el ministro Mendizábal continúa llevando a cabo algo ya iniciado en las Cortes de Cádiz que es la desamortización. Se trata de usurpar los bienes de la Iglesia diciendo que no los usaban y que el país no podía permitírselo; los vendía y sacaban dinero para las arcas del Estado.

Problema de la desamortización:

Se producen grandes desperdicios de los terrenos, grandes fincas estaban muertas, no se producía nada. Mendizábal decide entonces cercar los monasterios y vender los terrenos. En el fondo era una reforma agraria, ya que España siempre ha ido siglos retrasada en todo.

Pensaba el gobierno que al realizar la desamortización, poniendo en venta las tierras del clero a bajo precio, las comprarían los campesinos. Pero no fue así, fueron las clases burguesas las que se hicieron de oro con esto, consiguiendo grandes espacios para cultivar a bajos precios. Por tanto, no sirve para nada la desamortización, pues no significa más que un intercambio de propiedades.

En el verano de 1837, un golpe militar de mano de los moderados dirigidos por Pérez de Castro, hace caer al gobierno progresista presidido por Calatrava. Castro, detiene la desamortización e intenta que el gobierno aumente su poder en los ayuntamientos. Esta última medida fue tomada como un atentado contra la libertad, dando origen a la regencia de Espartero.

2. - REGENCIA DE ESPARTERO (1840 - 1843)

Una vez terminada la guerra Espartero se convierte en héroe, siendo de gran popularidad y el hombre fuerte del partido Progresista.

Por este poder, se opone a la regencia de María Cristina que siempre había sido moderada. La ruptura final entre el general y la reina se debió principalmente a que ella firma la “Ley de Ayuntamientos”, de carácter moderado. Esta firma provoca levantamientos progresistas en Madrid y Barcelona. La reina para evitar líos entrega el gobierno a Espartero.

Éste sintiéndose fuerte, le dice a María Cristina que iba a ser corregente. A María Cristina no le gusta esto, por lo que se marcha a París comenzando así la regencia de Espartero.

Como buen militar era un hombre de acción pero demostró poco tacto política, su gestión fue breve y poco afortunada. Los moderados se molestaron enseguida, y los progresistas descontentos, se alejan de él por ciertas medidas económicas que no les gustaron mucho.

Termina la regencia con un levantamiento militar en su contra cerca de Torrejón de Ardoz.

Espartero se marcha a Londres y aparece en su lugar Narváez, que era el brazo militar del Partido Moderado

3. - LA MAYORÍA DE EDAD DE ISABEL II.

3.1. - DÉCADA MODERADA (1844 - 1854)

Tras la caída de Espartero las Cortes proclaman a la reina mayor de edad a los 13 años. Comienza su reinado jurando la Constitución.

Durante 10 años los moderados tuvieron el poder siendo la figura más importante Narváez, que fue presidente en varias épocas.

A) LA CONSTITUCIÓN DE 1845: La nueva reina lo primero que hace es elaborar una nueva Constitución para sustituir a la progresista, aun vigente desde 1837.

Esta nueva Constitución es preparada en el 45 y tiene ideales liberales:

  • Frente a la soberanía nacional, reafirma que la soberanía la tienen el rey y las Cortes

  • Las Cortes quedaban formadas por dos cámaras: el Senado y el Congreso. El Senado estaba formado por miembros designados por el rey y el Congreso era designado por sufragio restringido (podían votar sólo los que tenían un cierto poder económico) sólo podían votar 157.000 personas de un total de 15 millones. Los períodos de gobierno tenían 5 años

  • La nueva Constitución defendía la unidad católica.

  • LAS REFORMAS MODERADAS:

    • Narváez crea la Guardia Civil para defender los terrenos rurales.

    • Alejandro Mon remodela la hacienda pública.

    • Se tiende a una mayor centralidad administrativa

    • Aparece la censura de prensa.

    • Se firma el un contrato con la Santa Sede con el que se disuelven pequeñas riñas de antaño. A la Iglesia se le subvenciona para compensar la desamortización.

    • La Obras Públicas, tienen un gran desarrollo: canales, ferrocarril…

    • En los últimos años de la década, el gobierno pasó a elementos más extremistas del progreso, hacia la actual izquierda, lo que lleva a una revolución armada en el 1854.

    3.2. - LA VICALVARADA Y EL BIENIO PROGRESISTA (1854 - 1856)

    Un nuevo golpe militar de O´donnell cuenta con el apoyo de los progresistas y ciertos sectores moderados. Este movimiento triunfó en la llamada “Acción de Vicálvaro”, con ello los progresistas ascendieron al poder. Espartero, entonces fue llamado a formar gobierno. Un gobierno que duró sólo dos años, del 54 al 56, el llamado bienio progresista, los puntos más destacables de este período de la Historia fueron:

    • Se intenta cambiar la Constitución: Se redactó la Constitución de 1854 que resumía los ideales progresistas, pero nunca llegó a promulgarse, es la llamada “Constitución non nata”.

    • Se intenta llevar a cabo una nueva desamortización, pero se alarma el Vaticano junto con la reina Isabel, por lo que se paraliza la medida.

    Estos altercados, hacen peligrar el puesto de Espartero.

    Nace durante esta etapa un tercer partido liberal: “Unión Liberal”, dirigido por O´donnell. Era un partido de centro con un poco de derecha progresista y un poco de izquierda moderada.

    Entre Espartero y O´donnell surgen discrepancias. La reina apoya a O´donnell, y se convierte en el hombre fuerte de la política española.

    3.3. - UNIÓN LIBERAL Y EL AGOTAMIENTO DEL MODERANTISMO (1856 - 1868)

    El retorno al moderantismo (1856-58)

    Durante los diez últimos años del reinado de Isabel II hay dos etapas: el gobierno de Unión Liberal (1858-63) y la sucesión de gobiernos moderados y unionistas. El primer gobierno breve de O´Donnel se caracterizó por la suspensión de la Milicia Nacional. Se reimplantó la constitución de 1845, con más libertades. Al decir que iban a continuar con la desamortización, los moderados se opusieron y le sustituyó Narváez que restableció el régimen moderado de 1845.

    La unión liberal.

    Fue una etapa de relativa estabilidad política y social, acompañada por un desarrollo económico. Pero llevaron a cabo una política exterior con la cual se involucraron en conflictos para fortalecer la imagen del régimen. Pero la unión liberal fracasó, al no poder mantener la paz y la estabilidad social. En 1861 estalló una sublevación campesina en Loja (Granada) contra los grandes propietarios.

    Agotamiento del moderantismo: hacia la revolución de 1868.

    Desde 1863 a 1868 se suceden varios gobiernos moderados bastante conservadores. El regreso de Narváez impulsa el pronunciamiento militar de los Progresistas, con Prim en Villarejo de Salvanés (Madrid) también se sublevan los sargentos del cuartel de San Gil. Fueron fusilados por Narváez los sargentos. En agosto de 1866, progresistas y demócratas acordaron en Ostende (Bélgica) acabar con el régimen y con la monarquía y crear cortes constituyentes. La muerte de O´Donnel, y la represión que llegó a los generales, en su mayoría unionistas, empujan hacia la revolución.

    4. - EL DESTRONAMIENTO DE ISABEL II

    4.1. - EL PACTO DE OSTENDE

    En los últimos años del reinado de Isabel II, se va creando un amplio movimiento conjunto de todos los grupos que eran contrarios a la reina. Además del malestar político, en 1868 se produce una crisis financiera que fue acompañada de una crisis de alimentos, debido a las malas cosechas.

    Esta crisis económica produce paro abundante, malestar social, crítica social, etc.…, esto unido al contexto político son el terreno propicio para entrar en una revolución.

    Fue en el puerto belga de Ostende, cuando progresistas y demócratas hicieron un pacto en contra de Isabel. Los unionistas se sumaron a estas fuerzas, cuando a la muerte de O´donnell, Serrano ocupa la Jefatura del Partido.

    Cuando en el 68 muere Narváez, ya no hay ningún político de peso que apoye a la reina.