Reiki tolteca

México. Mexicanidad. Medicina alternativa. Sanación. Terapia complementaria. Teotzin. Energía vital universal. Principios

  • Enviado por: Fernando
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad

Reiki Tolteca

Teotzin. El camino de los trece consejos.

Ipaltznco Teotzin, ica in nomahuiztic in notlazohtzin, ihuan noteotlazohcayotzin, tlamatcayotl in ahtle cauhyotl ihuan in ahtle cahla, Cenohonometeotl. A Teotzin, mi respeto y reverencia, amor profundo y sagrado; sabiduría sin tiempo y sin espacio, totalidad dual indivisible, vacío absoluto.

Teotl es una voz náhuatl que significa energía cósmica, tzin es reverencial, denota lo venerado, lo respetable. Teotzin es, entonces, la venerable energía sagrada. Esta energía es lo que da vida y movimiento a todo cuanto existe. Y este todo está permanentemente armonizándose a sí mismo: los astros, el aire y el agua, la tierra, las yerbas, los insectos y los animales, la esencia fuego, los mundos invisibles y también el ser humano.

Teotzin, legado de los abuelos y adaptación contemporánea de las tradiciones, por su semejanza con el reiki japonés, también se le conoce como reiki tolteca: empleo de símbolos; el uso de las manos y de mantras; el manejo de la energía (chi como símbolo supremos de la energía de la voluntad); la unicidad que en budismo se busca por medio del zen y que en la cultura tolteca halla similitud en el cen que significa en náhuatl, precisamente, unidad absoluta.

Reiki tolteca es una propuesta novedosa producto de la investigación de campo, de la enseñanza de tradición oral y de la herencia directa, su fundador es F. Fernando Ruiz-Torres (Cuauhtonatiuh) quien en el año de 1994 trajo de Estados Unidos a la maestra Magda Nuñez haciendo posible la iniciación de los primeros 18 maestros reiki Usui mexicanos (Rupatitlán, dos de octubre de 1994), las cuotas bajas en los cursos, el servicio amoroso y desinteresado mismo que hasta hoy trabaja con el Ministerio Reiki Tolteca a Distancia (gratuito) y la apertura a las varias escuelas reiki en México siendo ejemplo para varios países que posteriormente siguieron este camino. Se destaca que en este sentido, México fue pionero mundial para que el reiki tradicional y sus varias corrientes estuvieran al alcance de las mayorías.

Reiki tolteca, a diferencia de otras disciplinas hermanas, rompe con el antropocentrismo y declara al ser humano nunca como hermano mayor de otras entidades de la naturaleza, sino como par, así, el practicante de esta disciplina ofrece energía salutífera en donde encuentre desarmonización, pero, de la misma manera, buscará y recibirá reiki tolteca de las yerbas, de los minerales, de los animales, de las energías del sol y de la luna, de otra persona. Para ello se adentrará en ohtli: la Vía, el sendero del saber y del sentir que exige la más rigurosa disciplina de cuerpo y mente para sanarse a sí, a otros y al entorno. El curandero, el sanador, deberá conocer las varias energías, dominarlas en su persona para poder aliviar las desarmonías de seres humanos, animales, naturaleza, actos y circunstancias. El practicante de Teotzin será iniciado en el camino del tlamacazqui Quetzalcóatl y deberá conocer los secretos del mundo visible y del mundo invisible. Todos sus cuerpos y todo su ser se abrirán a tlahuilli, la luz. Sanará por medio del agua y las yerbas, por medio del canto, por medio de la armonía de la cordonidad, por medio de los animales de poder, por medio de la Verdad, por medio de su corazón, por medio de la palabra, por medio de la imposición de manos, por medio de la mirada, por medio de los sueños, por medio del aliento, por medio de la saliva, por medio del pensamiento, por medio del trance, por medio de la energía del ombligo lunar (Meshico). Reiki Tolteca consta de trece consejos divididos a su vez en cuatro niveles de enseñanza.

Es de primer orden que el discípulo tome conciencia de la alta responsabilidad de acercarse al espíritu superior, del compromiso sagrado que es acercarse a Teotzin, de los sacrificios de los sentidos que harán para andar el camino del tlamacazqui. Igualmente importante será comprender que reiki tolteca, Teotzin, es parte de un movimiento comunitario cuya pretensión última, es la transformación positiva de la conciencia superior en beneficio de una nueva era: el sexto sol, mismo que abrirá los portones de la mexicanidad al mundo y será la sabiduría de las piedras y el espíritu de los tlamatini la voz que habrá de dar nuevo rumbo (social, ecológico y de conciencia) a nuestro amado planeta.


Reiki Tolteca está constituida por cuatro áreas fundamentales:

Alquimia Science Project. Con Crystal Pomeroy en la dirección, apoya con difusión en medios y el sello de seriedad y calidad con trayectoria desde 1995.

Concejo Nahui Ollin. Está formado por un abuelo de la tradición, por José Luis Xolotl -asesor- y otras personas del movimiento de la mexicanidad que tienen la alta responsabilidad de aprobar lo que se enseña.

Fraternidad Interamericana de Reiki. Lo coordina el español Carlos Osset del Pino. Esta organización está encargada de fomentar la no violencia, la tolerancia, el intercambio de información y la coordinación con otras organizaciones reiki de diferente denominación para enviar energía en tiempos definidos a los grandes eventos que necesiten armonía del país y del mundo.

Ministerio de Reiki Tolteca a distancia. Coordinado por Laura Sosa, ofrece Reiki Tolteca a distancia a personas que lo soliciten de manera gratuita y desinteresada.

Es muy importante subrayar que el diploma de cuarto nivel de Reiki Tolteca deberá ostentar la firma y la aprobación, además del instructor, de Alquimia Science Proyect, del Concejo Nahui Ollin, de la Fraternidad Interamericana de Reiki y del Ministerio de Reiki Tolteca a Distancia. Esto con el fin de conservar la enseñanza original y para proteger a Reiki Tolteca de la comercialización indiscriminada y el mal uso. Solamente con estas cinco firmas obtendrá la validez y el reconocimiento a nivel internacional.


Estos son los principios de Reiki Tolteca:

Canto Tlahuilli Quetzalcoatl


1. Recibo al amanecer con mi práctica espiritual.

2. Lleno mis manos, todos los días, de energía solar.

3. Observo la higiene en todas las áreas de mi vida.

4. Mi decir, mi pensar, mi sentir y mi actuar son terapéuticos.

5. Acepto la ayuda de los antepasados para vencer cualquier adicción.

6. Nunca separo a la mente del corazón.

7. Siempre, en todo, ofrezco un esfuerzo extra.

8. Ante las pruebas de la vida respondo con dignidad y entereza y las supero con esfuerzo y sabiduría.

9. Reverencio a los seres visibles e invisibles por las bondades que me otorga la vida con sencillez y gratitud.

10. Mi yo interior es Dios, mi yo exterior es Dios en los demás.


Tlahuilli Quetzalcoatl.