Reglamento del balonmano

Deportes olímpicos de equipo. Handball. Balonmanistas. Reglas del juego. Conductas antideportivas. Árbitros. Sanciones disciplinarias. Golpe franco. Lanzamiento de siete metros

  • Enviado por: Sonia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 46 páginas
publicidad

Regla 1. EL TERRENO DE JUEGO

1:1. El terreno de juego (fig. 1) es un rectángulo de 40 m. de largo y 20 m. de ancho, que está formado por dos áreas de portería y un área de juego. Las líneas exteriores más largas se llaman líneas de banda y las más cortas líneas de portería (entre los postes de la portería) o “líneas exteriores de portería” (a cada lado de la portería).

Las características del terreno de juego no pueden ser modificadas en beneficio de un solo equipo en ningún aspecto.

COMENTARIO

Debería rodear el terreno de juego una zona de seguridad de 1 m. de ancho por el exterior de las líneas de banda y de 2 m. detrás de las líneas de portería.

1:2. Una portería (fig. 2) está situada en el centro de cadalínea de portería. Deben estar firmemente fijas al suelo. Sus medidas interiores son de 2 m. de alto y 3 m. de ancho (excepto en mini-balonmano, donde la portería tiene unas medidas de 1,60 m. de alto y 3 m. de ancho).

Los postes están unidos por un larguero. Las aristas posteriores de los postes estarán alineadas con el lado posterior de la línea de portería. Los postes y el larguero deben tener una sección cuadrada y estar construidos de un mismo material (madera, aleación ligera o material sintético). Las tres caras visibles desde el terreno de juego deben pintarse con dos colores alternativos que contrasten claramente con el fondo del campo.

Los postes y el larguero deben estar pintados del mismo color en su unión. Este color debe medir 28 cm. en cada dirección. El resto de las franjas de color medirán 20 cm. (fig. 2). Las porterías deben estar provistas de redes, sujetas de tal forma que el balón que penetra en ellas no pueda salir rebotado inmediatamente al exterior.

1:3. La superficie del área de portería está delimitada por la línea del área de portería, que se dibuja como sigue: (i) una línea recta de 3 mts. de largo en frente de la portería, paralela y a 6 m. de ésta; y (ii) cuartos de círculo unidos en sus extremos a la línea de portería, cada uno con un radio de 6 m. medidos desde la esquina interna posterior de los postes de la portería (fig. 2).

1:4. La línea de golpe franco (línea de 9 metros) es una línea discontínua en la que tanto los segmentos como los espacios entre ellos miden 15 cm. La línea se dibuja 3 metros fuera de la línea del área de portería y paralela a ésta.

1:5. La línea de 7 m. se indica con un trazo de 1 m. de longitud, pintado frente al centro de la portería y paralelo a la línea de portería, a una distancia de 7 m. desde el lado posterior de la línea de portería (fig. 1).

1:6. La línea de limitación del portero (línea de 4 metros) tiene 15 cm. de longitud. Se traza paralela a la línea de portería y a 4 m. de distancia del lado posterior de ésta, justo en frente de la portería (fig. 1).

1:7. La línea central une el punto medio de las dos líneas de banda (figs. 1 y 3).

1:8. Cada una de las dos líneas de cambio se delimitan a una distancia de 4,5 m. de la línea central por una línea que es paralela a ésta y que se extiende 15 cm. dentro del terreno de juego.

Como referencia para los equipos, estas líneas también se prolongan 15 cm. hacia fuera del terreno de juego.

1:9. Todas las líneas del terreno de juego forman parte de la superficie que delimitan. Deben medir 5 cm. de ancho (excepto 1:10) y deben ser siempre claramente visibles.

1:10. Las líneas de portería deben medir 8 cm. de ancho entre los postes, de tal forma que coincidan con la anchura de los postes (fig. 2).

Regla 2. EL TIEMPO DE JUEGO

2:1. Para equipos masculinos y femeninos de más de 16 años, la duración del partido es de dos tiempos de 30 minutos con 10 minutos de descanso.

La duración del partido para equipos de edades inferiores a 16 añoses de 2x25 minutos si tienen de 16 a 12 años y de 2x20 minutos de 8 a 12 años, en ambos casos con un descanso de 10 minutos. Para “minis” (jugadores menores de 8 años), la duración del partido es de 2x10 ó 2x15 minutos, con un descanso de 10 minutos.

COMENTARIO

Las fechas que delimitan los grupos de edad en los torneos escolares serán reflejadas en las invitaciones a dichos torneos y deberán ser tenidas en cuenta.

2:2. El partido da comienzo con el toque de silbato del árbitro central que señala el saque de centro y termina con la señal automática de la instalación mural de cronometraje o por la señal final del cronometrador.

Las infracciones y actitudes antideportivas cometidas antes o simultaneamente con la señal final deben ser sancionadas, incluso después de esta señal. El árbitro sólo da por finalizado el periodo de juego después de esperar el resultado de la ejecución del golpe franco o lanzamiento de 7 m. Una falta cometida durante la ejecución de este lanzamiento no supone, sin embargo, un golpe franco para el equipo contrario.

COMENTARIO

Si no se dispone de instalación mural de cronometraje con señal de final automática, el cronometrador utilizará un cronómetro manual, señalando el final del partido.

Si se utiliza una instalación mural de cronometraje, el cronómetro si es posible, debe ser programado para funcionar de 0' a 30'.

2:3. En la segunda parte del partido, los equipos cambian de campo.

2:4. Los árbitros deciden si y cuándo debe interrumpirse el tiempo de juego y cuándo debe reanudarse.

Señalan al cronometrador el momento de la detención del tiempo de juego (time-out) y el de su reanudación.

La interrupción del tiempo de juego debe señalarse al cronometrador por medio de tres pitidos breves acompañados de un signo de “T” con las manos.

Al final de una interrupción del tiempo de juego, el partido se reanuda siempre mediante un toque de silbato del árbitro (16:3 a).

2:5. Si la señal de final de tiempo se produce en el momento de la ejecución o durante la trayectoria del balón en un golpe directo o en un lanzamiento de 7 m. hay que volver a ejecutar el lanzamiento. Debe esperarse el resultado del mismo antes de que los árbitros den por finalizado el partido.

Las infracciones o actitudes antideportivas cometidas durante la ejecución de un golpe franco o lanzamiento de 7 m., deben ser sancionadas.

2:6. Si los árbitros observan que el cronometrador ha finalizado el juego demasiado pronto, tienen la obligación de retener a los jugadores en el terreno de juego y jugar el tiempo restante.

El equipo que estaba en posesión del balón en el momento de producirse la señal prematura continuará con la posesión cuando se reanude el partido.

En el caso en que el primer tiempo haya finalizado demasiado tarde, la duración del partido se reduce en consecuencia.

2:7. Se jugará una prórroga, después de 5 minutos de descanso, si un partido está empatado al final del tiempo normal de juego y es necesario determinar un ganador. Mediante un sorteo se determina la posesión del balón, así como el derecho a elegir campo.

El tiempo de las prórrogas consiste en 2 partes de 5. Los equipos cambian de campo en el tiempo intermedio, pero no hay descanso.

Si el partido continúa empatado después de esta primera prórroga tiene lugar una segunda, después de 5 minutos de descanso y un nuevo sorteo, con una duración de 2 partes de 5 minutos.

Si el partido sigue aún empatado se procederá en función del reglamento particular de la competición en cuestión.

Regla 3. EL BALÓN

3:1. El balón está hecho de cuero o material sintético. Debe ser esférico. La superficieno puede ser brillante o resbaladiza (18:3).

3:2. Al comienzo del partido, el balón usado en un partido masculino (mayores de 16 años) debe medir de 58 a 60 cm. de circunferencia y tener un peso de 425 a 475 gr. (tamaño 3).

Para mujeres mayores de 14 años y hombres entre12 y 16 años la circunferencia del balón debe ser de 54 a 56cm. y el peso de 325 a 400 gr. (tamaño 2).

Para partidos masculinos de 8 a 12 años y femeninos de 8 a 14 años, la circunferencia del balón debe ser de 50 a 52 cm. y pesar al menos 315 gr. (tamaño 1).

Para “minis” (menores de 8 años), la circunferencia del balón debe ser 48 cm. y el peso de al menos 290 gr. (tamaño 0).

3:3. En cada partido debe haber dos balones disponibles que cumplan las reglas.

3:4. Durante el partido el balón sólo podrá cambiarse en caso de absoluta necesidad.

3:5. La utilización de un balón oficial con la marca IHF es obligatoria en todos los partidos internacionales (Ver el Reglamento relativo al balón en los estatutos de la I.H.F.).

Regla 4. EL EQUIPO

4:1. Un equipo se compone de 12 jugadores, los cuales deben inscribirse en el acta de partido.

Cada equipo debe jugar obligatoriamente con un portero en todo momento.

En el terreno de juego y al mismo tiempo sólo debe haber un máximo de 7 jugadores (6 jugadores de campo y 1 portero). Los demás jugadores son reserva. (Se permiten excepciones en mini-balonmano).

En la zona de cambio no se admite más que a los reservas, jugadores excluidos y 4 oficiales. (fig. 3).

Los oficiales deben inscribirse en el acta de partido y no pueden ser sustituidos durante el mismo. Uno (1) de ellos se designará como “oficial responsable de equipo”. Sólo este oficial está autorizado a dirigirse al anotador-cronometrador y, llegado el caso, a los árbitros (ver, no obstante, Comentario 2, Tiempo muerto de equipo).

4:2. Un equipo debe tener al menos 5 jugadores preparados en el terreno de juego al comienzo del partido.

Los equipos pueden completarse hasta 12 jugadores en el transcurso del partido, incluidas las prórrogas.

No es obligatorio suspender el partido si el número de jugadores de un equipo desciende por debajo de 5.

4:3. Se considera a un jugador autorizado para jugar si está presente al comienzo del partido y está inscrito en el acta de partido.

Un jugador autorizado puede entrar en cualquier momento en el terreno de juego a través de la línea de cambio de su propio equipo.

Los jugadores y oficiales que lleguen después de haberse iniciado el partido deben obtener del anotador-cronometrador la autorización para participar en el mismo.

Si un jugador no autorizado entra en el terreno de juego, los árbitros ordenan un golpe franco en contra de su equipo y una descalificación al jugador (17:5 a).

4:4. Durante el partido los reservas podrán entrar en cualquier momento y de manera repetida, sin avisar al anotador-cronometrador, siempre que los jugadores a los que sustituyen hayan abandonado el terreno de juego (4:5).

Para el cambio de porteros también se aplica esta regla.

Los jugadores deben siempre entrar y salir del terreno de juego a través de la línea de cambio de su propio equipo (4:5, 13:1 a).

Durante una interrupción del tiempo de juego (time-out) está permitido entrar al terreno de juego desde la zona de cambio realizando un cambio normal o con el permiso explícito de uno de los árbitros (gesto 18).

COMENTARIO

Toda salida o entrada del terreno de juego de forma incorrecta debe castigarse como cambio antirreglamentario, excepto en el caso en el que un jugador salga del terreno de juego involuntariamente.

4:5. Un cambio antirreglamentario se sanciona con golpe franco para los contrarios (13:1 a) ejecutado desde el lugar en donde el jugador infractor ha franqueado la línea de banda. Sin embargo, si el balón está en una posición más favorable para el equipo atacante cuando se interrumpe el tiempo de juego, el golpe franco será ejecutado desde este lugar. Además, el citado jugador debe ser excluido por 2 minutos (17:3 a). Si hay cambio antirreglamentario durante una interrupción del juego, el jugador será excluido por 2 minutos y el juego se reanudará con el saque o lanzamiento correspondiente a la situación.

Si después o en ocasión de un cambio antirreglamentario se observa una actitud antideportiva grave o una agresión, el jugador culpable debe ser descalificado o expulsado respectivamente (17:5 d, 17:7).

4:6. Cuando un jugador reserva penetra en el terreno de juego indebidamente o interviene en el juego de manera ilícita desde la zona de cambios, será sancionado con dos minutos de exclusión y otro jugador debe abandonar el terreno de juego de tal forma que su equipo juegue en inferioridad por dos minutos.

Si un jugador excluido penetra en el terreno de juego durante el tiempo de su exclusión, se le volverá a sancionar con otros dos minutos. Esta exclusión comenzará inmediatamente, y otro jugador deberá abandonar el terreno de juego durante el tiempo que resta de la primera exclusión.

El responsable del equipo debe designar a ese otro jugador. En caso de rehusar, corresponde a los árbitros decidir el jugador que debe abandonar el terreno de juego.

COMENTARIO

Si “otro jugador” debe abandonar el terreno de juego en lugar de un jugador sancionado para cumplir el tiempo de exclusión o lo que le reste de ese tiempo, este “otro jugador” está calificado y puede en cualquier momento volver al terreno de juego durante el tiempo de la sanción.

La exclusión sólo se contabilizará al jugador infractor en el acta del partido.

4:7. La vestimenta de los jugadores de campo de un equipo debe ser uniforme. La combinación de colores y el diseño de la vestimenta de ambos equipos debe ser claramente distinguble entre ellos. El jugador que actúe como portero, debe llevar una vestimenta que se distinga de la de su equipo, equipo contrario y portero del equipo contrario (18:3).

Los jugadores deberían llevar números del 1 al 20, que medirán, por lo menos, 20 cms. en la espalda y 10 cms. en el pecho.

El color de los números debe contrastar con el de las camisetas.

Los jugadores deben llevar calzado deportivo.

Está prohibido llevar cualquier objeto que pueda ser peligroso para los jugadores. Esto incluye, por ejemplo, protecciones para la cara y/o la cabeza, pulseras, relojes de pulsera, anillos, collares o cadenas, pendientes, gafas sin cinta elástica de protección o montura sólida, o cualquier otro objeto que pueda ser peligroso para los jugadores (18:3).

Los jugadores que no cumplan estas normas no estarán autorizados a jugar el partido hasta que hayan corregido el problema.

Los capitanes de los equipos deben llevar alrededor del antebrazo un brazalete, cuyo color contraste con el de la camiseta, de 4 cms. de anchura, aproximadamente.

Regla 5. EL PORTERO

5:1. Un jugador que actúa como portero puede, después de cambiar su vestimenta, actuar en el terreno de juego como jugador de campo. Igualmente un jugador de campo puede jugar como portero en cualquier momento (4:7).

El cambio de portero debe efectuarse por la propia zona de cambios.

Se permite al portero:

5:2. detro del área de portería, tocar el balón con cualquier parte del cuerpo siempre que lo haga con intención defensiva;

5:3. dentro del área de portería, desplazarse con el balón sin restricción alguna (ver, no obstante, 16:3 b);

5:4. abandonar el área de portería sin estar en posesión del balón y tomar parte en el juego dentro del área de juego; cuando hace esto, el portero queda sometido a las mismas reglas que rigen para los jugadores de campo dentro del área de juego (ver, no obstante, 5:12);

se considera que el portero se encuentra fuera del área de portería desde el momento que cualquier parte de su cuerpo toca el suelo fuera de la línea del área de portería;

5:5. abandonar el área de portería con el balón y continuar jugándolo si no lo ha controlado plenamente.

Se prohibe al portero:

5:6. poner en peligro al adversario en cualquier acción defensiva;

5:7. lanzar intencionadamente el balón ya controlado detrás de la línea exterior de portería, después de haberlo controlado (13:1 b);

5:8. salir del área de portería con el balón controlado (13:1 b);

5:9. tocar el balón fuera del área de portería, después de un saque de portería, si no ha sido tocado mientras tanto por otro jugador (13:1 b);

5:10. tocar el balón que está parado o rodando en el suelo fuera del área de portería, estando el portero dentro de la misma (13:1 b);

5:11. introducir el balón dentro del área de portería que esté parado o rodando en el suelo fuera de dicha área (14:1 b);

5:12. entrar con el balón en su propia área de portería procedente del terreno de juego (14:1 b);

5:13. tocar con el pie o la pierna por debajo de la rodilla el balón que se halla detenido en el área de portería o que se dirige al área de juego (13:1 b);

5:14. franquear la línea de limitación del portero (línea de 4 metros) o su prolongación imaginaria hacia cada lado antes de que el balón abandone la mano del lanzador cuando se ejecuta un lanzamiento de 7 metros (14:9).

COMENTARIO

Mientras que el portero en los lanzamientos de 7 m. tenga un pie en el suelo sobre o por detrás de la línea de limitación del portero (línea de 4 metros), se le permite mover el otro pie o cualquier parte de su cuerpo en el aire, sobre esta línea.

Regla 6. EL ÁREA DE PORTERÍA

6:1. Sólo el portero tiene derecho a entrar en el área de portería (ver, sin embargo, 6:3). El área de portería, que incluye la línea del área de portería, se considera invadida cuando un jugador de campo la toca con cualquier parte del cuerpo.

6:2. La entrada en el área de portería por un jugador de campo, se sancionará como sigue:

a) golpe franco, si un jugador de campo penetra en ella con el balón (13:1 c);

b) golpe franco, si un jugador de campo penetra en el área de portería sin balón, pero consigue así alguna ventaja (13:1 c; ver, sin embargo, 6:2 c);

c) lanzamiento de 7 m. si un jugador del equipo defensor penetra en el área de portería obteniendo una ventaja sobre el jugador atacante que está en posesión del balón (14:1 c).

6:3. No se sancionará la entrada en el área de portería cuando:

a) un jugador después de haber jugado el balón, penetra en el área de portería, con la condición que ello no suponga una desventaja para los contrarios;

b) un jugador sin balón viola el área de portería sin obtener ninguna ventaja;

c) un defensor penetra en el área de portería durante o después de una intervención defensiva sin perjuicio para el contrario.

6:4. En el área de portería, el balón pertenece al portero.

Se prohibe tocar el balón que se encuentre en contacto con el suelo, parado o en movimiento, o en poder del portero (13:1 c). El balón que se encuentra en el aire encima del área de portería puede jugarse libremente.

6:5. El balón que llega durante el juego al área de portería, debe ser puesto de nuevo en juego por el portero.

6:6. Cuando un jugador del equipo defensor toca el balón con propósito defensivo y el balón es controlado por el portero o queda en el área de portería, no se interrumpe el juego.

6:7. El lanzamiento intencionado del balón hacia la propia área de portería se sanciona como sigue:

a) gol, si el balón entra en la portería;

b) lanzamiento de 7 m. si el portero toca el balón sin que se produzca gol (14:1 d);

c) golpe franco, si el balón queda sobre el área de portería o franquea la línea exterior de portería (13:1 e);

d) el juego prosigue si el balón atraviesa el área de portería sin ser tocada por el portero.

6:8. El balón que vuelve al campo de juego desde el área de portería continúa en juego.

Regla 7. JUGANDO EL BALÓN

Se permite:

7:1. lanzar, coger, detener, empujar o golpear el balón usando las manos (abiertas o cerradas), brazos, cabeza, tronco, muslos y rodillas;

7:2. tener el balón durante tres segundos como máximo tanto en las manos, como si se encuentra en el suelo;

7:3. dar tres pasos como máximo, con el balón en las manos; se considera un paso cuando:

a) un jugador, con los dos pies en contacto con el suelo, levanta uno y lo vuelve a colocar en el suelo, levanta o desplaza uno.

b) un jugador con un solo pie en el suelo, recepciona el balón y toca a continuación el suelo con el otro pie;

c) un jugador en suspensión toca el suelo con un solo pie y vuelve a saltar sobre el mismo pie, o toca el suelo con el segundo pie;

d) un jugador en suspensión toca el suelo con los dos pies al mismo tiempo y levanta un pie y lo vuelve a colocar en el suelo o desplaza un pie.

COMENTARIO

Cuando se desplaza un pie, el segundo pie puede llevarse a la altura del primero.

7:4. tanto parado como en carrera:

a) lanzar una vez el balón al suelo y recogerlo con una mano o ambas manos;

b) botar el balón en el suelo de forma continuada con una mano, así como hacerlo rodar de una forma continuada con una mano, y recogerlo con una o ambas manos;

Desde que el jugador controla el balón con una o ambas manos, debe jugarlo después de tres pasos como máximo y dentro de los tres segundos siguientes.

Se considera que el balón es botado o lanzado al suelo cuando el jugador lo toca con cualquier parte de su cuerpo dirigiéndolo al suelo.

El balón puede ser de nuevo botado o lanzado al suelo y recogido si, entretanto, ha tocado otro jugador o la portería.

7:5. masar el balón de una mano a otra sin perder el contacto con él;

7:6. continuar jugando el balón estando de rodillas, sentado o tumbado.

Se prohibe:

7:7. tocar el balón más de una vez sin que haya tocado el balón mientras tanto el suelo, otro jugador o la portería (13:1 d).

Las recepciones defectuosas no se sancionan.

COMENTARIO

Hay recepción defectuosa cuando un jugador no consigue dominar el balón al primer contacto en su intento de cogerlo o detenerlo.

Un balón ya controlado sólo puede ser tocado una vez después de botarlo o lanzarlo al suelo.

7:8. tocar el balón con los pies o piernas por debajo de la rodilla, excepto cuando el balón ha sido lanzado al jugador por un contrario (13:1 d);

7:9. lanzar intencionadamente el balón por encima de las líneas de banda o de la propia línea exterior de portería (13:1 e);

se exceptúa al portero, dentro de su propia área de portería, cuando no controla el balón y lo dirige por encima de la línea exterior de portería (saque de portería);

7:10. conservar el balón en posesión de su propio equipo, sin que se pueda observar una acción de ataque o una tentativa de lanzamiento. Ello se considera como juego pasivo, que será indicado por el árbitro mediante una señal de advertencia (gesto 19). Si el equipo no consigue hacer una clara tentativa de lanzamiento a portería, será penalizado con un golpe franco a favor del equipo contrario, desde el lugar en el que se encontraba el balón en el momento de la interrupción del juego (13:1 f).

7:11. Si el balón toca a un árbitro que se encuentra dentro del terreno de juego, el juego continúa.

Regla 8. COMPORTAMIENTO CON EL CONTRARIO

Se permite:

8:1. a) utilizar los brazos y las manos para bloquear o apoderarse del balón;

b) alejar el balón del contrario con la mano abierta y desde cualquier lado;

c) bloquear el camino al contrario con el tronco, aunque no esté en posesión del balón;

d) contactar con el contrario usando el tronco, estando de frente a él y con los brazos doblados, y mantener este contacto, con el propósito de controlar y seguir al oponente.

Se prohibe:

8:2. a) agarrar o golpear el balón que se encuentra en las manos de un contrario;

b) bloquear o dificultar al contrario con los brazos, manos o piernas;

c) retener, agarrar, empujar, correr o lanzarse sobre un contrario;

d) impedir, obstruir o poner en peligro al contrario (con o sin el balón), de cualquier otra forma que resulte antirreglamentaria.

COMENTARIO

Las infracciones a las Reglas de Juego señaladas en la Regla 8:2 a-d se aplicarán igualmente tanto a jugadores defensores como atacantes.

Se considera falta en ataque particularmente cuando un jugador atacante corre o se lanza sobre un defensor. Para aplicar esta regla, en el momento que se produce el contacto, el defensor debe estar ya frente al atacante y tener una correcta postura defensiva, sin moverse hacia adelante.

8:3. En caso de infracciones en el comportamiento con el contrario (8:2 a-d), se decretará golpe franco (13:1 g) o lanzamiento de 7 metros (14:1 a) a favor del equipo contrario.

8:4. En caso de infracciones en el comportamiento con el contrario (8:4-11) en las que las acciones están, principal o exclusivamente, dirigidas hacia el jugador y no hacia el balón, se decretarán sanciones disciplinarias progresivamente (17:1 b y 17:3 b). Las sanciones progresivas también se aplicarán en caso de actitud antideportiva (17:1 d).

8:5. Un jugador que ponga en peligro a un contrario al atacarle, deberá ser descalificado (17:5 b), particularmente si:

a) desde un lado o desde atrás, golpea o tira hacia atrás del brazo ejecutor de un jugador que está lanzando o pasando el balón;

b) realiza alguna acción que tenga como consecuencia que el contrario se golpee en la cabeza o cuello;

c) golpea el cuerpo de un oponente con su pie o rodilla o de cualquier otra forma;

d) empuja a un contrario que está corriendo o saltando, o le ataca de tal forma que el contrario pierda el control de su cuerpo.

8:6. Una conducta antideportiva grave debe ser sancionada con una descalificación (17:5 d).

8:7. En caso de agresión el jugador infractor será expulsado (17:7-9).

Regla 9. EL GOL

9:1. Se consigue un gol cuando el balón rebasa totalmente la línea interior de la portería (fig. 4) y sin que ninguna falta acabe de ser cometida por el lanzador o sus compañeros.

Cuando un defensor comete una falta que no impide que el balón entre en la portería, el gol se considera válido.

El gol no es válido, si los árbitros o el cronometrador han interrumpido el juego antes de que el balón traspasado completamente la línea de portería.

Un gol marcado por un equipo en su propia portería es siempre un gol válido en favor del equipo contrario, a no ser que el balón haya rebasado previamente la línea exterior de portería.

COMENTARIO

Si una persona no participante en el juego (directivos, espectadores, etc.) impide la entrada del balón en la portería, los árbitros concederán el gol si tienen el convencimiento de que el balón habría entrado en la portería.

9:2. Si los árbitros han concedido gol y se ha ejecutado el saque de centro correspondiente, el gol no puede ser ya anulado.

Cuando se marca gol y acto seguido el cronometrador da la señal de fin de medio tiempo antes de la ejecución del saque de centro, éste ya no se efectuará y los árbitros decretarán de forma clara y ostensible el gol conseguido.

COMENTARIO

Un gol debería ser subido al marcador tan pronto como haya sido concedido por los árbitros.

9:3. El equipo que ha marcado más goles que el otro es el ganador del partido.

9:4. El partido se considerará empatado cuando es igual el número de goles marcados por cada equipo o bien si no se ha marcado ningún gol.

Regla 10. EL SAQUE DE CENTRO

10:1. Al comienzo del partido, el saque de centro es ejecutado por el equipo que gana el sorteo y ha elegido saque. En este caso el otro equipo elige campo. Alternativamente, si el equipo que gana el sorteo prefiere elegir campo, los contrarios ejecutan el saque.

Después del descanso, el saque de centro corresponde al equipo que no lo ha ejecutado al principio del partido.

En caso de prórrogas, la elección de campo o de saque de centro se volverá a sortear.

10:2. Después de cada gol el juego se reanuda mediante un saque de centro ejecutado por el equipo que ha encajado el gol (ver, no obstante, 9:2).

10:3. El saque de centro se ejecuta desde el centro del terreno, en cualquier dirección. Es precedido por un toque de silbato, tras el que debe ejecutarse en un plazo de tres segundos. El jugador que ejecuta el saque de centro debe tener un pie sobre la línea central hasta que el balón haya salido de su mano.

Los jugadores del equipo que ejecuta el saque de centro no pueden franquear la línea central hasta que el balón haya salido de la mano del lanzador (16:1).

En caso de que un compañero del lanzador rebase la línea central, después del toque de silbato para la ejecución del saque, pero antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador, se señalará golpe franco a favor del equipo contrario (13:1 h).

10:4. En el saque de centro del comienzo de cada parte (incluidas las prórrogas), los jugadores de ambos equipos deben encontrarse en su propio campo.

Sin embargo, en el saque de centro después de la consecución de un gol, se permite a los contrarios estar en ambas partes del terreno de juego.

En ambos casos los contrarios deben encontrarse al menos a 3 metros del jugador que ejecuta el saque de centro (16:7).

Regla 11. EL SAQUE DE BANDA

11:1. El saque de banda se ordena cuando el balón ha franqueado totalmente la línea de banda o cuando el balón ha tocado en última instancia a un jugador de campo del equipo defensor, traspasando la línea exterior de portería (ver, sin embargo, 7:9).

11:2. El saque de banda se ejecuta sin toque de silbato del árbitro (ver, sin embargo, 16:3 b), por los contrarios de aquel equipo cuyo jugador haya sido el último en tocar el balón antes de que éste franquease la línea.

11:3. El saque de banda se ejecuta desde el lugar donde el balón rebasó la línea de banda o, si el balón rebasó la línea exterior de portería, desde la intersección de la línea de banda y la línea exterior de portería en el lado que el balón la rebasó.

11:4. El lanzador debe mantener un pie sobre la línea de banda hasta que el balón haya salido de su mano. No se permite al jugador colocar el balón en el suelo y volverlo a coger, ni botarlo y volverlo a coger él mismo (13:1 i).

11:5. Durante la ejecución de un saque de banda, los jugadores contrarios no pueden encontrarse a menos de 3 metros del lanzador.

Siempre se les permite, sin embargo, permanecer inmediatamente fuera de su línea del área de portería, incluso si la distancia entre ellos y el lanzador es menos de 3 metros.

Regla 12. EL SAQUE DE PORTERÍA

12:1. Se ordena un saque de portería cuando el balón sobrepasa la línea exterior de portería (ver, sin embargo, 5:7 y 7:9).

12:2. El saque de portería debe ejecutarse sin toque de silbato del árbitro, desde el área de portería por encima de la línea del área de portería (ver, sin embargo, 16:3 b).

El saque de portería se considera ejecutado cuando el balón lanzado por el portero ha sobrepasado la línea de portería.

12:3. Si el balón queda parado dentro del área de portería, el portero debe ponerlo en juego (ver, sin embargo, 6:7 c).

12:4. El portero no puede tocar de nuevo el balón después de un saque de portería, hasta que éste no haya tocado a otro jugador (5:9, 13:1 k).

Regla 13. EL GOLPE FRANCO

13:1. Debe ordenarse un golpe franco en el caso de:

a) cambio incorrecto o entrada en el terreno antirreglamentaria (4:4-6);

b) infracciones del portero (5:7-10 y 5:13);

c) infracciones de los jugadores de campo en el área de portería (6:2 a-b y 6:4);

d) infracciones al jugar el balón (7:2-4 y 7:7-8);

e) Lanzar el balón intencionadamente fuera de la línea exterior de portería o de la línea de banda (6:7 c y 7:9);

f) juego pasivo (7:10);

g) infracciones relativas al “Comportamiento con el contrario” (8:3, 8:5);

h) infracciones en relación al saque de centro (10:3-4);

i) infracciones en relación al saque de banda (11:4);

k) infracciones en relación al saque de portería (12:4);

l) infracciones en relación al golpe franco (13:3-4);

m) infracciones en relación al lanzamiento de 7 metros (14:3-5 y 14:7);

n) infracciones en relación al saque de árbitro (15:4);

o) ejecución antirreglamentaria de los lanzamientos (16:2-5);

p) actitud antideportiva (8:4, 8:6, 7:1 d);

q) agresión (8:7, 17:7-9).

13:2. El golpe franco se ejecuta sin toque de silbato del árbitro), (ver, no obstante, 16:3 a-h) y, en principio, desde el lugar en el que se cometió la infracción.

Si este lugar está situado entre las líneas de área de portería y de golpe franco del equipo que ha cometido la infracción, el golpe franco se ejecutará desde el lugar más próximo inmediatamente fuera de la línea de golpe franco.

13:3. Una vez que el jugador atacante está en el lugar correcto para el lanzamiento, con el balón en la mano, no puede dejarlo en el suelo y volverlo a coger, o botarlo y volverlo a coger (13:1 l).

13:4. Cuando se efectúa un golpe franco, los jugadores del equipo atacante no deben tocar ni franquear la línea de golpe franco, hasta que éste se haya ejecutado (16:1).

Cuando hay compañeros de equipo del lanzador entre las líneas de área y de golpe franco en el momento de la ejecución de un golpe franco, los árbitros rectificarán esta situación irregular si tiene influencia en el juego (16:1). Posteriormente señalan con un golpe de silbato la ejecución del golpe franco (16:3 c).

Los árbitros deben corregir las posiciones de los jugadores atacantes que se encuentren entre la línea de golpe franco y la línea del área de portería durante la ejecución de un golpe franco, si las posiciones incorrectas tienen influencia en el juego (16:1).

En este caso, el golpe franco se ejecutará después de un toque de silbato (16:3 c).

En caso de que la ejecución del golpe franco se haya autorizado mediante un toque de silbato, y jugadores del equipo atacante toquen o franqueen la línea de golpe franco antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador, se decretará golpe franco a favor del equipo defensor (13:1 l).

13:5. Cuando se ejecuta un golpe franco, los jugadores contrarios deben mantenerse a una distancia mínima de 3 metros del lanzador. Se les permite, sin embargo, permanecer inmediatamente fuera de su línea del área de portería, si el golpe franco se está ejecutando desde su línea de golpe franco.

13:6. Los árbitros no sancionarán con golpe franco una falta del equipo defensor, si esto produce una desventaja para el equipo atacante.

Debe decretarse al menos un golpe franco si una infracción causa la pérdida de la posesión del balón al equipo atacante.

No debe ser decretado golpe franco, si el jugador del equipo atacante continúa controlando plenamente el balón y su equilibrio corporal a pesar de la infracción.

13:7. Si se ha interrumpido el partido sin que se haya producido infracción alguna, el equipo que se encuentra en posesión del balón debe mantener la posesión. El juego se reanuda con el lanzamiento correspondiente a favor de ese equipo, desde el lugar donde se encontraba el balón en el momento de la interrupción. Este lanzamiento debe estar precedido de un toque de silbato (16:3 a).

13:8. En el caso de una sanción contra el equipo en posesión del balón, el jugador de ese equipo que tiene el balón en ese momento debe dejarlo en el suelo inmediatamente (17:3 d).

Regla 14. EL LANZAMIENTO DE 7 METROS

14:1. Se ordena lanzamiento de 7 metros cuando:

a) una clara ocasión de conseguir gol es frustrada en cualquier parte del terreno de juego, incluso si ésta es cometida por un oficial de eqipo;

b) un portero entra en su área de portería con el balón, o lo introduce en el área de portería estando él dentro (5:11-12);

c) un jugador de campo entra en su propia área de portería para obtener una ventaja sobre un jugador atacante que tiene la posesión del balón (6:2 c);

d) un jugador de campo lanza intencionadamente el balón al propio portero, dentro de su propia área de portería y éste toca el balón (6:7 b);

e) hay una señal injustificada de fin de partido en el momento de una clara ocasión de conseguir gol;

f) una clara ocasión de conseguir gol es frustrada por la intervención de una persona no autorizada a encontrarse en el terreno de juego (excepto 9:1 Comentario).

14:2. Cuando se ordena un lanzamiento de 7 metros, los árbitros deben detener el tiempo de juego (time-out) (2:4 y Comentario 1).

14:3. El lanzamiento de 7 metros tiene que ser efectuado directamente hacia la portería y dentro de los tres segundos siguientes al toque de silbato del árbitro central (13:1 m).

14:4. El jugador que ejecuta el lanzamiento de 7 metros no debe tocar ni franquear la línea de 7 metros antes de que el balón haya salido de su mano (13:1 m).

14:5. El balón sólo podrá jugarse de nuevo después de la ejecución de un lanzamiento de 7 metros, hasta que éste haya tocado al portero o a la portería (13:1 m).

14:6. A ningún jugador que no sea el lanzador se le permite encontrarse entre las líneas de golpe franco y del área de portería mientras se ejecuta un lanzamiento de 7 metros.

14:7. Debe decretarse golpe franco a favor del equipo defensor si un jugador del equipo atacante toca o rebasa la línea de golpe franco antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador(13:1 m).

14:8. Los jugadores del equipo defensor deben mantenerse a 3 m. como mínimo de la línea de 7 metros mientras se ejecuta un lanzamiento de 7 metros. Si un jugador defensor toca o rebasa la línea de golpe franco o se acerca a menos de 3 m. de la línea de 7 m., antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador, las decisiones serán como sigue:

a) gol, si el balón entra en la portería;

b) repetición del lanzamiento de 7 metros en todos los demás casos.

14:9. El lanzamiento de 7 metros debe ser repetido, a no ser que se consiga gol, si un portero franquea su línea de limitación, es decir, la línea de 4 metros (1:6, 5:14), antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador.

14:10. Los árbitros no sancionarán con lanzamiento de 7 m. una falta del equipo defensor, si esto produce una desventaja para el equipo atacante.

Al menos un lanzamiento de 7 metros debe ser concedido, si una clara ocasión de conseguir gol es frustrada y no se obtiene gol, debido a una infracción, una conducta antirreglamentaria, una señal de silbato injustificada, o la intervención de una persona no participante en el juego.

Si a pesar de la infracción, el jugador del equipo atacante continua controlando plenamente el balón y su equilibrio corporal, no deberá señalarse lanzamiento de 7m.

Regla 15. EL SAQUE DE ARBITRO

15:1. Se ordena saque de árbitro si:

a) hay infracciones simultáneas en el terreno de juego por parte de jugadores de ambos equipos;.

b) el balón toca el techo o algún objeto fijo por encima del terreno de juego;

c) se interrumpe el juego sin que exista infracción y ningún equipo posee el balón.

15:2. Siempre que se produzca un saque de árbitro, hay que proceder a una interrupción del tiempo de juego (time-out) (2:4 y Comentario 1).

15:3. El saque de árbitro se ejecuta desde el centro del terreno de juego. El árbitro central lanza el balón verticalmente después de un toque de silbato (16:3 a).

15:4. Cuando se ejecuta un saque de árbitro todos los jugadores, a excepción de un jugador por equipo, deben mantenerse al menos a 3 m. de distancia del árbitro mientras se ejecuta el saque de árbitro.

Los jugadores que disputan el balón deben situarse al costado del árbitro, cada uno del lado de su propia portería.

Sólo se puede jugar el balón después que haya alcanzado su punto más alto (13:1 n).

Regla 16. LA EJECUCIÓN DE LOS LANZAMIENTOS

16:1. Todos los jugadores deben encontrarse en en las posiciones descritas para el lanzamiento en cuestión.

Una posición inicial incorrecta antes debe ser corregida (ver, sin embargo, 13:4, 16:7).

El balón debe encontrarse en la mano del lanzador antes de la ejecución de un lanzamiento.

16:2. Cuando se ejecuta el saque de centro, de banda, un golpe franco o un lanzamiento de 7 metros, una parte de un pie del lanzador debe tocar constantemente el suelo (13:1 o). El otro pie puede ser levantado y puesto en el suelo repetidamente.

16:3. El árbitro debe hacer sonar su silbato para reanudar::

a) cuando se reanuda el juego en determinadas situaciones (2:4, 10:3, 13:7, 14:3, 15:3);

b) cuando se retrasa la ejecución de un saque de banda, saque de portería o golpe franco (11:2, 12:2, 13:2);

c) después de una rectificación o advertencia (13:4, 16:7);

d) después de una amonestación (17:1);

e) después de una exclusión (17:3);

f) después de una descalificación (17:5);

g) después de una expulsión (17:7);

h) cuando los árbitros han divergido sobre qué equipo debería tener la posesión (18:9).

Después de un toque de silbato, el lanzador debe poner el balón en juego dentro de los tres segundos siguientes (13:1 o).

16:4. Un lanzamiento se considera ejecutado cuando el balón ha salido de la mano del lanzador (ver, no obstante, 12:2 y 15:3).

El balón no puede ser pasado de mano a mano a, o tocado por un compañero del lanzador cuando se está ejecutando el lanzamiento (13:1 o).

16:5. El lanzador no puede jugar de nuevo el balón hasta que este último haya tocado otro jugador o la portería (13:1 o).

16:6. Se puede conseguir un gol directament por medio de cualquier saque o lanzamiento, excepto el saque de árbtro (ver, no obstante, 9:1).

16:7. Durante la ejecución de una saque de banda, de un saque de centro o de un golpe franco, los árbitros no deben corregir una incorrecta situación de los contrarios si ello no supone una desventaja para el equipo ejecutante con una puesta en juego inmediata. Cuando la situación irregular entraña una desventaja debe ser corregida (16:3 c).

Si hace sonar su silbato para ordenar la ejecución de un lanzamiento, a pesar de las situaciones irregulares de una parte de los jugadores contrarios, estos jugadores tienen pleno derecho a intervenir.

El jugador contrario que retrasa la ejecución de un lanzamiento colocándose demasiado cerca del lanzador o de cualquier otra forma irregular debe ser amonestado y en caso de reincidencia será sancionado con exclusión (17:1 c, 17:3 e, ver, no obstante, 12:2).

Regla 17. LAS SANCIONES DISCIPLINARIAS

17:1. Puede sancionarse con amonestación:

a) infracciones relativas al “Comportamiento con el contrario” (5:6, 8:3).

Debe sancionarse con amonestación:

b) aquellas infracciones relativas al “Comportamiento con el contrario” que deban ser sancionadas progresivamente (8:4);

c) infracciones cuando los contrarios están ejecutando un lanzamiento (16:7);

d) actitud antideportiva de los jugadores o de los oficiales de equipo (17:11, 17:12 a y c);

17:2. El árbitro comunicará la amonestación al jugador u oficial infractor y al anotador-cronometrador mostrando una tarjeta amarilla.

COMENTARIO

La tarjeta amarilla debería medir aproximadamente 9 x 12 cm.

Un único jugador no debería ser amonestado más de una vez, y un equipo no debería ser amonestado más de tres veces.

Un jugador que haya sido excluido previamente no debería ser amonestado posteriormente.

No debería ser mostrada más de una amonestación a los oficiales de un equipo.

17:3. Debe sancionarse con exclusión (2 minutos):

a) por un cambio incorrecto o entrada antirreglamentaria en el terreno de juego (4:4-6);

b) por repetidas infracciones relativas al “Comportamiento con el contrario”, de tal forma que tengan que ser sancionadas progresivamente (8:13).

c) por actitud antideportiva repetida por parte de un jugador en el terreno de juego (8:13 y 17:11), o fuera del terreno de juego durante un tiempo muerto de equipo;

d) no dejar el balón en el suelo cuando se toma una decisión contra el equipo en posesión del balón (13:8);

e) por repetidas infracciones cuando el contrario ejecuta un lanzamiento (16:7);

f) como consecuencia de una descalificación de un jugador o de un oficial (17:5).

Excepcionalmente se puede decretar una exclusión sin previa amonestación.

17:4. El árbitro debe indicar claramente la exclusión al jugador infractor y al anotador-cronometrador mediante el gesto reglamentario, es decir, levantando un brazo con dos dedos extendidos.

La exclusión es siempre por dos minutos de tiempo juego; la tercera exclusión del mismo jugador lleva siempre consigo la descalificación del mismo (17:5 e).

Durante el tiempo de exclusión el jugador excluido no puede participar en el juego y no se permite al equipo sustituirle en el terreno de juego.

El tiempo de exclusión comienza con el toque de silbato de reanudación de juego.

Si el tiempo de exclusión de un jugador no ha terminado al finalizar la primera parte, deberá cumplirse el tiempo restante al inicio del segundo tiempo. Esta misma regla es aplicable a las prórrogas.

17:5. Debe sancionarse con descalificación:

a) si un jugador no autorizado a participar entra en el terreno de juego (4:3, 17:6);

b) por infracciones graves relativas al “Comportamiento con el contrario” (8:5);

c) por actitud antideportiva repetida por un oficial, o por un jugador que se encuentra fuera del terreno de juego (17:6, 17:11, 17:12 d, ver, sin embargo, 17:3 c);

d) por actitud antideportiva grave (8:6) de un jugador o de un oficial (17:6, 17:11, 17:12 b y d);

e) debido a una tercera exclusión de un mismo jugador (17:4);

f) por una agresión por parte de un oficial (17:6, 17:7 Comentario).

La descalificación de un jugador o de un oficial durante el tiempo de juego va acompañada siempre de una exclusión, es decir, el número de jugadores en el terreno de juego se reduce en uno.

17:6. El árbitro deberá indicar la descalificación al jugador u oficial infractor y al anotador-cronometrador mostrando una tarjeta roja.

La descalificación de un jugador o de un oficial será siempre para el resto del partido. El jugador u oficial debe abandonar inmediatamente el terreno de juego y la zona de cambio. El requerimiento de abandonar la zona de cambio implica también que el jugador u oficial no puede situarse en ningún lugar desde el que pueda tener alguna influencia sobre el equipo.

Una descalificación reduce el número de jugadores u oficiales que se permiten al equipo (excepto en el caso de 17:12 b). Se permite al equipo, sin embargo, incrementar el número de jugadores en el terreno de juego después de finalizar la exclusión (2 minutos) (ver Comentario 4:6).

COMENTARIO

La cartulina roja debería medir aproximadamente 9 x 12 cms.

17:7. Debe sancionarse con expulsión:

en caso de agresión durante la duración del tiempo de juego, también en el exterior del terreno de juego (2:1, 2:2, 2:7, 8:7, 17:8-9).

COMENTARIO

Se considera como agresión una intervención física deliberada y particularmente violenta (8:7) realizada sobre el cuerpo de otra persona (jugador, árbitro, anotador, cronometrador, oficial o espectador).

Escupir es considerado agresión, para el propósito de esta regla.

17:8. Los árbitros deben señalar un “time-out” e informar al jugador infractor y al anotador-cronometrador directamente..

La gestoforma que debe ser usada por el árbitro en frente del jugador consiste en cuzar los brazos a la altura de la cara.

La expulsión se aplica siempre para el resto del partido y el equipo continuar con un jugador menos en el terreno de juego.

El jugador expulsado no puede ser sustituido y debe abandonar inmediatamente el terreno de juego y la zona de cambio.

17:9. Si un jugador excluido comete una nueva infracción antes de que se haya reanudado el juego, sólo debe señalarse la sanción más severa de las aplicables.

17:10. Si el portero es excluido, descalificado o expulsado, otro jugador debe ocupar su puesto (4:1).

17:11. Los árbitros deben amonestar a un jugador que consideren ha cometido una conducta antideportiva, independientemente de que ésta se produzca dentro o fuera del terreno de juego (17:1 d).

En caso de reincidencia el jugador que se encuentra dentro del terreno de juego debe ser excluido (17:3 c). Si el jugador está fuera del terreno de juego (reserva o excluido) debe ser descalificado (17:5 c, 17:6).

La actitud antideportiva de un oficial debe sancionarse con amonestación (17:1 d) y, en caso de reincidencia, con descalificación (17:5 c, 17:6).

En el caso de actitud antideportiva o agresión durante una interrupción del juego, el partido se reanudará mediante el lanzamiento correspondiente a la causa de la interrupción.

COMENTARIO

Se consideran actitudes antideportivas las manifestaciones físicas o expresiones verbales contrarias al espíritu deportivo del juego.

La entrada al terreno de juego de un oficial sin autorización (4:4) debe ser sancionada como actitud antideportiva o como actitud antideportiva grave.

Cuando un jugador o un oficial cometan simultánea o sucesivamente varias infracciones (acciones antirreglamentarias, actitudes antideportivas, agresión), que requieren diferentes tipos de sanciones disciplinarias, sólo se decretará la sanción más grave.

17:12. La actitud antideportiva o agresión dentro del recinto de juego debe sancionarse como sigue:

Antes del partido:

a) en caso de actitud antideportiva con una amonestación (17:1 d);

b) en caso de actitud antideportiva grave o agresión con descalificación (17:5 d y f) no obstante el equipo puede comenzar el partido con 12 jugadores;

Durante el descanso:

c) en caso de actitud antideportiva, con una amonestación (17:1 d);

d) en caso de actitud antideportiva repetida o grave, o agresión, con descalificación (17:5 c, d y f);

Después del partido:

e) informe escrito.

Regla 18. LOS ÁRBITROS

18:1. Dos árbitros con igual autoridad deberán dirigir cada partido. So asistidos por un cronometrador y un anotador .

18:2. Los árbitros vigilan la conducta de los jugadores desde el momento en que entran en el recinto del partido hasta que lo abandonan.

18:3. Los árbitros examinan el estado del terreno de juego y de las porterías antes del partido. Verifican los balones (3:1) y designan el que será utilizado. Si son de diverso parecer, la decisión compete al que ha sido citado en primer lugar en la convocatoria oficial.

Los árbitros debidamente uniformados, comprueban la presencia de los dos equipos y verifican el acta del partido. Igualmente examinan la vestimenta de los jugadores y la ocupación reglamentaria de la zona de cambios, así como la identidad de cada uno de los responsables de cada equipo inscritos en el acta del partido.

Cualquier irregularidad debe ser corregida (4:7).

18:4. El árbitro citado en primer lugar en la convocatoria oficial, procede al sorteo entre los capitanes de equipo, en presencia del otro árbitro (10:1).

18:5. Al comienzo del partido, el árbitro citado en segundo lugar en la convocatoria oficial, se coloca como árbitro central detrás del equipo que ejecuta el saque de centro.

El árbitro central comienza el partido con un toque de silbato para ejecutar el saque de centro (10:3).

Cuando posteriormente el otro recupera el balón, el árbitro citado en segundo lugar se coloca en la línea exterior de porteríadel ahora equipo defensor.

El otro árbitro se sitúa como árbitro de portería en el inicio del juego. Pasa a ser árbitro central cuando el equipo que ocupa su campo se convierte en atacante.

Durante el partido los árbitros deben cambiar repetidas veces de campo.

18:6. En principio, un partido entero debe ser dirigido por los dos mismos árbitros.

Es su responsabilidad asegurar que se observen las reglas de juego y tienen el deber de señalar las infracciones (ver, sin embargo, 13:6 y 14:10).

Si un árbitro es incapaz de finalizar el partido, el otro árbitro continuará el partido solo.

18:7. Corresponde en principio, señalar con toque de silbato al árbitro central:

a) la ejecución de todos los saques y lanzamientos conforme a las reglas 16:3 a-h, así como después de una interrupción del tiempo de juego (2:4);

b) el final del partido, si la señal automática del final del partido no lo marca, o si el cronometrador no ha hecho sonar esta señal.

El árbitro de portería debe usar su silbato:

c) cuando se consigue un gol (9:1).

18:8. Cuando los dos árbitros señalan una infracción a las reglas contra el mismo equipo, pero son de opinión distinta en cuanto a la sanción que hay que fijar, se aplicará siempre la sanción más grave.

18:9. Cuando los dos árbitros señalan una infracción a las reglas o el balón ha salido del terreno de juego, pero son de opinión distinta en cuanto al equipo debe tener la posesión del balón, se aplicará siempre la decisión del árbitro central.

Después de una clara señal del árbitro central, se reanuda el juego con toque de silbato (16:3 h).

18:10. Los dos árbitros son responsables de la cuenta de los goles.

Anotarán, además, las amonestaciones, exclusiones, descalificaciones y expulsiones.

18:11. Los dos árbitros son responsables del control del tiempo de juego. En caso de duda sobre la exactitud del cronometraje, es el árbitro designado en primer lugar en la convocatoria quien decidirá.

18:12. Después del partido los árbitros tienen la responsabilidad de comprobar si se ha redactado correctamente el acta del partido.

Las descalificaciones fuera del terreno de juego, las motivadas por ofensas a los árbitros y las expulsiones deben justificarse en el acta del partido (17:5 c,d y f, 17:7).

18:13. Las decisiones de los árbitros fundadas en sus observaciones de los hechos son irrevocables.

Decisiones tomadas en contradicción con las reglas de juego pueden ser objeto de reclamaciones.

Durante el partido únicamente los “oficiales responsables de equipo” pueden dirigirse a los árbitros.

18:14. Los dos árbitros tiene derecho a suspender un partido temporal o permanentemente.

Cualquier esfuerxo debe ser realizado para continuar el partido antes de suspender éste permanentemente.

18:15. La vestimenta negra se reserva a los árbitros.

Regla 19. El ANOTADOR y EL CRONOMETRADOR

19:1. El anotador controla la lista de jugadores; sólo los jugadores inscritos en acta están autorizados para participar. El anotador, juntamente con el cronometrador, vigila la entrada de jugadores que han llegado después del comienzo del partido o entran al terreno de juego después de una exclusión.

El anotador está a cargo del acta del partido, indicando en ella los datos necesarios (goles, amonestaciones, exclusiones, descalificaciones y expulsiones).

19:2. El cronometrador controla:

a) la duración del juego (2:1, 2, 4 y 7); los árbitros son quienes deciden la parada y puesta en marcha de los cronómetros (2:4).

b) el número correcto de jugadores y oficiales en el banco de reservas (4:1);

c) en colaboración con el anotador, la entrada de los jugadores que lleguen tarde, para completar su equipo (4:3);

d) la salida y entrada de reservas (4:4-5);

e) la entrada en el terreno de jugadores no cualificados (4:6);

f) el tiempo de exclusión de los jugadores (17:4).

Si no hay instalación mural de cronometraje con señal automática de final de partido, el cronometrador debe señalar claramente el final del primer tiempo y el final del partido.

19:3. Cuando hay una interrupción del tiempo de juego, el cronometrador indica a los responsables de ambos equipos el tiempo jugado o el que queda por jugar (salvo que se utilice una instalación mural de cronometraje).

19:4. Si el sistema mural de cronometraje no es capaz de indicar también el tiempo de exclusión (al menos tres por equipo en partidos organizados por la IHF), el cronometrador deberá colocar una tarjeta sobre su mesa, que muestre el tiempo de finalización de cada exclusión, así como el dorsal del jugador excluido. En caso de no ser esto posible, la tarjeta deberá ser entregada al oficial responsable de equipo.

COMENTARIOS A LAS REGLAS DE JUEGO

INDICE DE LOS COMENTARIOS

1.- Time-Out (2:4).

2.- Tiempo muerto de equipo (por analogía, 2:4).

3.- Cambio de portero antes de lanzamiento de 7 metros (4:4).

4.- Varias infracciones durante un cambio de jugadores (4:4).

5.- Cinta sujeta-cabellos (4:7).

6.- Entrada en el área de portería en caso de clara ocasión de gol

(6:2 c, 14:1c).

7.- Señal de advertencia de juego pasivo (7:10).

8.- Sanciones prograsivas (8:4, 17:1 b, 17:5 e).

9.- Actitudes antideportivas (8:4, 17:1 d).

10.- Infracciones graves (8:5, 17:5 b).

11.- Actitudes antideportivas graves (8:6, 17:5 d).

12.- Lugar para la ejecución de un golpe franco (13:2).

13.- Ley de la ventaja (13:6, 14:10).

14.- Consecuecias de una descalificación directa (17:5 b,d).

15.- Exclusión en relación con descalificación directa

(17:5 a-d, f, último párrafo 17:6, 17:8-9).

16.- Interrupción del juego (4:5, 18:14).

1.- “TIME-OUT” (2:4).

Las irregularidades cometidas durante una interrupción del tiempo de juego (time-out), tienen las mismas consecuencias que las cometidas durante el tiempo de juego.

¿En qué momento debe de interrumpirse el tiempo de juego?:

Obligatoriamente:

a) cuando se señala un saque de árbitro

b) cuando se señala una descalificación o expulsión

c) cuando se produce una señal del anotador-cronometrador o del Delegado Técnico de la IHF (o Federación Continental)

d) cuando se concede un tiempo muerto de equipo de 1 minuto

e) cuando se señala un lanzamiento de 7 metros

En principio:

f) cuando hay influencias exteriores

g) cuando son necesarias consultas

h) cuando hay una supuesta lesión

i) cuando hay otra exclusión a un jugador de un equipo, mientras otra exclusión previa está siendo cumplida

j) cuando hay una clara pérdida de tiempo por parte de un equipo, por ejemplo en el cambio de portero o cuando debe ejecutarse un lanzamiento

k) cuando el balón sale del terreno de juego y no es visible por los árbitros

Dependiendo de las circunstancias:

l) cuandos se decreta una amonestación o exclusión

m) cuando hay un ambio antirreglamentario o entrada en el terreno de juego de jugadores reservas

n) cuando un jugador tira lejos el balón o lo retiene.2.- TIEMPO MUERTO DE EQUIPO (2:4).

Cada equipo puede solicitar un tiempo muerto de equipo de un (1) minuto de duración en cada parte del tiempo normal de juego (se excluyen las prórrogas). El tiempo muerto de equipo deberá, si es posible, ser solicitado mediante una tarjeta verde. Una vez que se ha solicitado un tiempo muerto de equipo, éste no podrá ser anulado.

Cuando un oficial solicita un tiempo murto de equipo al cronometrador, el time-out será concedido en cualquiera de las siguientes situaciones:

- cuando el balón ha entrado en la portería del equipo que solicita el tiempo muerto;

- cuando el balón ha traspasado la línea exterior de portería del eqipo que solicita el tiempo muerto.

En ese momento el cronometrador interrumpe el juego haciendo sonar la bocina, hace la señal de time-out y señala con el brazo extendido el equipo que ha solicitado el tiempo muerto. Si se utiliza una tarjeta verde, ésta debe colocarse sobre la mesa, en el lado del equipo que ha solicitado el tiempo muerto de equipo.

Si ya se ha ejecutado el saque de centro o de portería, el tiempo muerto de equipo no puede ser concedido.

El árbitro central decreta un time-out y el cronometrador detiene el reloj. el árbitro central realiza el gesto 18 (permiso de entrada al terreno de juego después de time-out) cuando autoriza el tiempo muerto. Sólo entonces el cronometrador empieza a controlar con otro reloj independiente la duración del tiempo muerto de equipo, y el anotador indica el tiempo muerto en el Acta de partido, así como el equipo que lo ha solicitado y la parte en que ha sido concedido.

Durante un tiempo muerto de equipo, los jugadores y oficiales deben permanecer en sus zonas de cambio, bien sea dentro o fuera del terreno de juego. Los árbitros permanecen en el centro del terreno de juego con el balón, y uno de ellos puede acercarse brevemente a la mesa del anotador-cronometrador para consultar.

Las infracciones al Reglamento que se produzcan durante un tiempo muerto de equipo tienen las mismas consecuencias que las que suceden durante el tiempo de juego (Comentario 1). En esta situación, es irrelevante si el jugador se encuentra dentro o fuera del terreno de juego; según la regla 17:3 c ,o 17:3 última frase, puede decretarse una exclusión debido a una conducta antideportiva.

Después de 50 segundos el cronometrador hace sonar la señal acústica indicando que el juego va a reanudarse dentro de 10 segundos, comenzando con un saque de centro o un saque de portería (16:3 a).

Cuando el árbitro central hace sonar su silbato, el cronometrador pone en marcha el reloj.

3.- CAMBIO DE PORTERO

ANTES DE LANZAMIENTO DE 7 M. (4:4).

Cuando el jugador que va a efectuar el lanzamiento de 7 metros se encuentra preparado ya con el balón en la mano y situado en el lugar apropiado, no se autorizará el cambio de portero. En el caso en el que el portero se encuentre en esta situación y trate, a pesar de todo, de proceder al cambio, se le amonestará por actitud antideportiva, según 17:1d, y se le obligará a permanecer en la portería.

Se le deberá excluir si persiste en realizar el cambio.

También se le debe excluir, la primera ver que intente abandonar la portería, si ya fue objeto de una amonestación o si su equipo ya había sido amonestado tres veces.

No tiene importancia el hecho de que el portero haya sido incitado a este cambio por su entrenador.

4.- VARIAS INFRACCIONES EN RELACION

CON UN CAMBIO (4:4).

Cuando, durante un cambio, varios jugadores cometen cada uno una infracción, sólo el jugador que ha cometido la infracción en primer lugar será sancionado.

5.- CINTA SUJETA-CABELLOS (4:7).

Las cintas para sujetar el cabello quedan autorizadas cuando se trate de material ligero extensible (por ejemplo, goma, lana, etc.).

6.- ENTRADA EN EL ÁREA DE PORTERÍA EN EL CASO DE CLARA OCASIÓN DE GOL (6:2 c, 14:1 c).

El balón rechazado por el portero o por los postes de la portería es esperado por un atacante delante de la línea del área de portería; el defensor no tiene ninguna posibilidad de recuperar el balón en condiciones normales reglamentarias. Para impedir que su adversario tenga una posibilidad clara de coger el balón y marcar gol, el defensor penetra en el área de portería e impide la recuperación del balón por el jugador atacante.

Cuando, en este caso preciso, los árbitros están convencidos de que se ha malogrado una clara ocasión de conseguir gol, a causa de la entrada antirreglamentaria del defensor en el área de portería, esta acción se sancionará con un lanzamiento de 7 metros (14:1 c).

7.-SEÑAL DE ADVERTENCIA DE JUEGO PASIVO (7:10).

Si el árbitro central aprecia juego pasivo, levanta el brazo (Gesto 19) para indicar que no se advierte ninguna tentativa de lanzamiento a portería. El árbitro de portería ejecuta entonces este mismo gesto. En principio, el árbitro central hace sonar su silbato para indicar juego pasivo si el equipo en posesión del balón no hace una clara tentativa de lanzar a portería.

Durante un ataque (que termina con la pérdida de la posesióndel balón) esta señal debe efectuarse una sola vez. Después de un golpe franco a favor del equipo atacante, éste será penalizado por juego pasivo después de que éste sea otra vez apreciado.

El gesto de advertencia ofrece al equipo en posesión del balón un oportunidad de responder a la apreciación de los árbitros sobre el juego pasivo.

Los árbitros pueden también indicar juego pasivo sin señal de advertencia previa, cuando un equipo está claramente perdiendo tiempo, por ejemplo:

- Mediante un lento cambio de jugadores.

- Jugando el balón hacia atrás en el propio campo, cuando éste podía haber sido pasado a otros compañeros.

- No aprovechando una clara oprtunidad de lanzamiento a puerta.

8.- SANCIÓN PROGRESIVA (8:4, 17:1 b, 17:5 e).

La sanción progresiva significa que no es suficiente penalizar una infracción particular hacia el contrario con un golpe franco o un lanzamiento de 7 metros solamente, porque la infracción ba más allá que aquéllas que normalmente ocurren en la lucha por el balón (8:3-4).

Las “acciones” dirigidas principalmente o exclusivamente al oponente y no al balón deben ser sancionadas progresivamente, teniendo en cuenta que estén reflejadas en la regla 8:2. Básicamente incluye infracciones dirigidas al cuerpo del contrario, tales como retener, agarrar, empujar, lanzarse sobre, zancadillear o golpear al contrario.

La obstrucción, aunque dirigida al cuerpo del contrario, está obviamente permitida, como se indica en la Regla 8:1 c.

Cada infracción que cumpla la definición para sanción progresiva debe ser castigada, comenzando por una amonestación y continuando por sanciones progresivas.

Las amonestaciones y exclusiones decretadas por otras razones (tales como permanecer cerca del jugador que ejecuta un lanzamiento o no soltar el balón), deben ser tenidas en cuenta en la progresividad, así como las sanciones debidas a conductas antideportivas..

9.- ACTITUDES ANTIDEPORTIVAS (8:4, 17:1 d).

Ejemplos de conductas antideportivas son:

a) interpelaciones a un contrario durante la ejecución de un 7 metros;

b) alejar el balón golpeándolo con el pie durante una detención del juego, de tal forma que el contrario no pueda ejecutar inmediatamente el lanzamiento que se había señalado;

c) insultar al contrario o a un compañero;

d) cuando un reserva o un oficial no restituye el balón que ha salido por la línea de banda;

e) retrasar un saque o un lanzamiento;

f) sujetar a un jugador por su uniforme;

g) si un portero solicita permiso para cambiar en un lanzamiento de 7 metros, lo que hace que los árbitros decreten un “time-out”, y vuelve a la portería después de salir a la zona de cambios;

h) si un portero no deja el balón cuando se ha ordenado un lanzamiento de 7 m. en su contra;

i) si un jugador de campo defensor defiende repetidamente el balón con la pierna o pie;

j) si los jugadores defensores entran continuamente dentro de su área de portería o si son innecesariamente lentos en abandonar ésta causando una desventaja a los contrarios;

k) si un jugador intenta crear la (incorrecta) impresión de que un oponente ha cometido una infracción.

10.- INFRACCIONES GRAVES (8:5, 17:5 b).


Ejemplos de infracciones agraves (además de los nombrados en 8:5) son:

a) zancadilla claramente intencionada;

b) golpear con el balón la cabeza del portero, que no está en movimiento, durante un lanzamiento de 7 m;

c) golpear con el balón en la cabeza a un jugador defensor en un golpe franco directo a portería, si el defensor no estaba moviéndose.

d) Zancadilla intencionada;

e) Golpear con el balón la cabeza del portero, que no está en movimiento, durante un lanzamiento de 7 m.

11.- ACTITUDES ANTIDEPORTIVAS GRAVES (8:6, 17:5 d).

Ejemplos de actitudes antideportivas graves son::

a) ofensas contra un árbitro;

b) empujar o lanzar el balón muy lejos, después de una decisión de los árbitros, sin que esta acción pueda ser calificada como actitud antideportiva simple;

c) actitud pasiva de un portero cuando se efectúa un lanzamiento de 7 metros dando a entender que no tiene intención de detener el lanzamiento de 7 metros;

d) reacción de revancha (repeler) después de haber recibido una falta (por ejemplo, responder con un codazo);

e) lanzar el balón deliberadamente contra un jugador adversario durante la interrupción del juego, si esta acción no se ha considerado como agresión.

12.- LUGAR PARA LA EJECUCIÓN

DE UN GOLPE FRANCO (13:2).

El golpe franco debe lanzarse desde el lugar donde se cometió la falta (Ver, sin embargo, Comentario 16).

Cuando un jugador comete una infracción contra la Regla 17:3 d (no dejar el balón al decidirse una falta contra el equipo en posesión del mismo), el jugador que haya cometido la falta debe ser objeto de exclusión y se debe lanzar un golpe franco desde el lugar donde se cometió la infracción.

En otros casos se permite lanzar el golpe franco desde el lugar donde se encuentra el balón con la condición de que dicho jugador (el lanzador) no esté a más de 3 m. del lugar donde se cometió la infracción y se sitúe cerca de su propia área de portería. La tolerancia disminuye a medida que el golpe franco a lanzar se haya de hacer cerca de la línea de golpe franco del equipo contrario.

13.- LEY DE LA VENTAJA (13:6, 14:10).

Ya que los goles conseguidos en un partido deciden el resultado final, no se decretará un golpe franco (13:6) o lanzamiento de 7 metros (14:10) si con ello el equipo atacante quedara perjudicado. Consecuentemente, el árbitro deberá esperar para ver cualquier posible situación de ventaja (tales como superioridad numérica o espacial) sucede y da la oportunidad de lanzar a portería.

Este retraso en la intervención del árbitro es necesaria porque la noción de ventaja adquiere prioridad. Si no se consigue gol (por ejemplo porque el jugador ha dado demasiados pasos o ha invadido el área de portería) o el árbitro hace sonar su silbato demasiado pronto, debe señalarse golpe franco o lanzamiento de 7 metros.

Cualquier sanción que deba ser aplicada deberá decretarse solamente una vez que la acción ofensiva se haya completado, ya que, aunque la sanción al jugador defensor es importante para el equipo atacante, es relativamente de menor importancia que la continuación del juego.

14.- CONSECUENCIAS DE UNA DESCALIFICACIÓN

DIRECTA (17:5 b, d).

La descalificación por infracciones graves o por actitudes antideportivas graves, sólo tienen, en principio, vigor hasta el final del partido, deben considerarse como una decisión fundada en la observación de los árbitros. Excepto las infracciones contra los árbitros, aquellas descalificaciones no deben tener más consecuencias posteriores.

15.- EXCLUSIÓN (EL NUMERO DE JUGADORES EN EL TERRENO DE JUEGO SE REDUCE) EN RELACIÓN CON DESCALIFICACIÓN DIRECTA (17:5 a, b, c, d, f,

y último párrafo 17:6, 17:8-9).

La descalificación de un oficial, de un jugador en la zona de cambios, o de un jugador ya excluido, irá siempre acompañada de una reducción del número de jugadores en el terreno de juego, mediante una exclusión que “otro jugador” debe asumir (4:6).

Si un jugador excluido comete una falta posterior antes de la reanudación del juego, esta falta debe considerarse como continuación de la primera, y sólo debe aplicarse la sanción más severa aplicable.

Si esta falta posterior es cometida después de la reanudación del juego, el jugador debe ser descalificado (con excepción de la agresión, que debe ser sancionada con expulsión, Regla 17:7-9) y el tiempo de exclusión debe ser cumplido por “otro jugador” (4:6).

16.- INTERRUPCIÓN DEL JUEGO (4:5, 18:14).

Cuando se detiene el juego por decisión del árbitro o un delegado técnico de la IHF (o de una Federación Continental) y jugadores u oficiales son amonestados o sancionados, el juego debe reanudarse mediante un golpe franco desde el lugar en que se cometió la falta.

Cuando se trata de una clara ocasión de gol se concederá un lanzamiento de 7 m. al equipo contrario.

Cuando el juego se detiene por intervención del anotador-cronometrador, éste debe reanudarse mediante un lanzamiento correspondiente a la situación del juego. En principio el cronometrador solamente debería prestar atención a las infracciones cuando el tiempo está detenido.

REGLAMENTO RELATIVO

A LA ZONA DE CAMBIO

ARTICULO 1º

Las zonas de cambio se sitúan a la izquierda y derecha en prolongación de la línea de medio campo, al exterior de la línea de banda hasta 1,50 m. al lado y si las condiciones del terreno lo autorizan igualmente detrás de los bancos de los reservas (Reglas de juego: figura 1).

Hasta el extremo de los bancos de los reservas como mínimo a 8 m. de la línea central, ningún objeto debe encontrarse a lo largo de la línea de banda.

ARTICULO 2º

Sólo los jugadores y oficiales de un equipo mencionados en el acta, están autorizados a situarse en las zonas de cambio (Regla 4:1).

En el caso de que la presencia de un intérprete sea necesaria, éste debe situarse detrás del banco de reservas.

Jugadores y oficiales que quieran abandonar la zona de cambio deben avisar al anotador-cronometrador. Ello lo hará el responsable del equipo abandonando momentáneamente la zona y volviendo a ella con posterioridad.

ARTICULO 3º

Los oficiales de un equipo presentes en la zona de cambio deben estar vestidos enteramente con ropa civil o llevar un equipamiento deportivo completo.

ARTICULO 4º

El anotador-cronometrador colaborará con los árbitros a controlar la aplicación del Reglamento en las zonas de cambio, antes y durante el partido.

En el caso de que las condiciones definidas por las Reglas de Juego relativas a las zonas de cambio no sean respetadas, el saque de centro no debe efectuarse hasta la supresión de las irregularidades. En el caso en que situaciones de este tipo se produjesen durante el partido, éste debe ser detenido en la primera interrupción hasta la supresión de las anomalías.

ARTICULO 5º

Los oficiales tienen el derecho y el deber igualmente durante el partido, de mantener el espíritu deportivo y ético, respetar las Reglas de Juego y de dirigir y cuidar a su equipo. En principio, deberían estar sentados en el banco de reservas.

5.1.- Sin embargo, los oficiales pueden levantarse en la zona de banquillos:

a) En caso de cambio de un jugador;

b) Para dar indicaciones tácticas a los jugadores sobre el terreno de juego o sobre el banco de reservas;

c) Para administrar cuidados médicos;

d) Para solicitar un tiempo muerto de equipo;

e) Para dialogar con el anotador-cronometrador en caso de situación excepcional y únicamente el responsable del equipo (Regla 4:1).

En principio, los jugadores reservas deberían estar sentados en el banco de reservas.

Sin embargo, se permite levantarse a los jugadores para:

a) Calentar detrás del banco de reservas, sin balón si se dispone del espacio suficiente y no se molesta.

5.2.- No está permitido:

a) Molestar o insultar a los árbitros, anotador-cronometrador, jugadores, oficiales o espectadores mediante provocaciones, protestas o cualquier otra conducta antideportiva (oralmente, con mimos o gesticulando);

b) Abandonar la zona de cambio a lo largo de la línea de banda para influenciar en el desarrollo del partido;

c) Estar de pie o correr a lo largo de la línea de banda para calentar.

ARTICULO 6º

En caso de no respetar el Reglamento de la zona de cambios, los árbitros están obligados a aplicar las Reglas 17:1 d ó 17:5 d (amonestación y respectiva descalificación).

ARTICULO 7º

En caso de que los árbitros no hayan observado las posibles infracciones al Reglamento de la zona de cambios, deben ser avisados por el anotador-cronometrador o por el representante de la Federación en la interrupción de juego inmediata.

Los representantes de la I.H.F. o los de una Federación Continental, nombrados oficialmente, tienen el derecho de interrumpir el juego para indicar una posible infracción a las Reglas, excepto en las decisiones fundamentadas en la observación de los árbitros.

En estos casos el juego debe reanudarse con el lanzamiento correspondiente a la situación del juego.

Sin embargo, si el Delegado Técnico de la IHF (o de la Fderación Continental) ha encontrado necesario interrumpir el juego inmediatamente debido a una infracción de las reglas por parte de uno de los equipos, el juego se reanuda con posesión de balón para los oponentes (golpe franco o, en caso de una clara ocasión de gol, lanzamiento de 7 metros).

El jugador u oficial que cometa una infracción debe ser sancionado por los árbitros; los detalles deben ser recogidos en el Acta de Partido

ARTICULO 8º

Si los árbitros no sancionan una infracción a las Reglas de Juego, a pesar de la intervención del representante de la I.H.F. o de una Federación, nombrados oficialmente, éstos tienen derecho a tramitar un informe al Comité correspondiente.

Este Comité se pronunciará sobre los incidentes en la zona de cambios, así como sobre la actitud de los árbitros.