Regiones de Argentina

Puna argentina. Tandilia. Meseta Misionera. Nesocraton. Sierras Pampeanas. Famatina. Mahuidas. Cordillera Oriental. Ventania. Patagonides. Cordillera principal y precordillera. Andes patagónicos. Llanura chaqueña. Llanura pampeana

  • Enviado por: Andrea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

La Puna argentina

Es la continuación natural del altiplano boliviano y sin embargo es sustancialmente diferente de éste ya que en Bolivia esta región es realmente un "plano alto", en cambio en Argentina es una zona quebrada internamente en serranías y depresiones por la compresión andina que a esta altura provocó una serie de bloques fallados en sentido meridiano. A su vez, varias ramas del arco volcánico cruzan la región desde el noroeste al sureste y cierran las depresiones, dando origen a cuencas cerradas que albergan a los salares.
En la Puna los volcanes y salares formados en los dos últimos millones de años, dominan el paisaje. Existen allí cantidad de minerales como los boratos que son una verdadera fuente económica para Salta. Los salares son antiguos lagos de origen volcánico y no marino, que se evaporaron, formándose en ese proceso las evaporitas que son las sales que hoy se explotan.
Así se puede decir que el implacable el viento blanco, los volcanes y los salares son rasgos que definen a la Puna, además de su clima sin igual en todo el mundo con su desierto frío de altura y grandes variaciones térmicas diarias. Estudios realizados señalan que en ningún lugar del planeta existen macizos montañosos tan altos y de tan grande extensión en las regiones subtropicales, por lo que la región participa en la circulación ambiental de la troposfera media y de allí que muestre sus rasgos climáticos tan únicos.

Tandilia

Se extiende desde Mar del Plata hasta el arroyo Las Flores. Las sierras son bajas, de formas redondeadas o chatas, de formación antigua, erosionadas y que ascendieron a su aspecto actual, en el plegamiento andino. Se distribuyen en grupos aislados, separados por llanos, la mayor altura es el Cerro La Juanita, de 524m. Las sierras principales son las de Balcarce, Azul, Olavarría y de los Padres. Están formadas por areniscas y calizas.

  • La zona de Olavarría y sus aledaños es conocida por su producción de cal, cemento y materiales de construcción, y la radicación allí de industrias ligadas a esta explotación.

  • la zona de Balcarce es una de las principales zonas en las que se realiza el cultivo de papas.

La meseta misionera

Se halla ubicada en el extremo Noreste del país, rodeada de los países limítrofes: Paraguay y Brasil. Al sur, el límite con la región de los esteros y bañados correntinos, lo establece el río Aguapey.

  • Geografía

Esta meseta presenta elevaciones en su zona central, representada por las Sierras de Victoria, de Misiones y de Imán. La mayor altura es el cerro Rincón, de 800m. Estas sierras son divisorias de aguas de los ríos cortos y torrentosos, que bajan de las sierras en forma paralela. Los ríos más caudalosos son el Soberbio, el Yabebirí y el Uruguay.

  • Clima

El clima es subtropical, sin estación seca, y el bioma de selva. Una porción nord-oriental se utiliza para explotación forestal y reforestación Los cultivos de té y yerba mate están sustituyendo en gran parte la vegetación original. 

  • Agricultura, Ganadería y Pesca

La agricultura y la ganadería se concentran en el sur de esta región. Al té y la yerba mate, se le agrega el tabaco, el maíz y el arroz, entre los cultivos principales.

El ganado que se cría es especialmente el cebú. También hay producción para consumo interno, de aves y porcinos.

Hay centros de pesca comercial en Eldorado, Puerto Libertad y otros lugares costeros, y se obtienen buenos ejemplares de surubí y dorado.

  • Población

La población está en crecimiento moderado. Originariamente, esta meseta estuvo habitada por los indios guaraníes, quienes se dedicaban al cultivo de mandioca y maíz. A comienzos del S. XVII se establecieron allí los Jesuitas (la Compañía de Jesús) quienes evangelizaron y fundaron las misiones de Candelaria, Yapeyú, Loreto, Apóstoles, y -rodeadas por la selva- las de San Javier y San Ignacio.

En estas misiones, se comenzó a cultivar, además de los productos ya citados, el algodón, caña de azúcar y los yerbatales, así como la cría de ganado. Y así continuaron hasta 1767, en que se produjo la expulsión de los jesuitas.

  • Turismo

El turismo de esta región está en notable incremento, por poseer uno de los espectáculos más grandiosos brindados por la naturaleza: Las Cataratas del Iguazú.

Hay albergues y con buenos accesos. El panorama se complementa con otros saltos brasileños y con la represa de Itaipú.

Nesocraton

Geológicamente pertenece al Nesocraton del Deseado, cuyo registro estratigráfico aparece dominado por la magnitud areal y la continuidad de un episodio litográfico fundamental en la Patagonia, el del grupo Bahía Laura. Es la región más importante en cuanto a yacimientos metalíferos comprobados, y puede decirse, que a raíz del descubrimiento del Cerro Vanguardia, numerosas empresas han dado pie a trabajos de prospección y exploración, demostrando importantes descubrimientos.

La mineralización del yacimiento está compuesta por diversas vetas epitermales, de baja sulfuración del tipo sericita-adularia. Estos filones de cuarzo están mineralizados con oro y plata y se en encuentran en un sistema de fracturas dentro de una secuencia ignimbrítica de edad Jurásica Media.

El ancho de las vetas varía alcanzando un máximo de 10 metros con un ancho promedio de 3,5 metros e inclinándose entre la vertical de 60º al NE. Además se detectó que generalmente se presenta vetileo de cuarzo de tipo stockwork de diversos anchos y grados de mineralización, junto con las vetas más importantes.

Las Sierras Pampeanas

Se ubican en el centro del país, con la presencia de cordones serranos de origen precámbrico, alargados, de cumbres chatas, separados por valles o bolsones. Tres cordones forman estas sierras:

  • El Encadenamiento de Córdoba y San Luis Es la unidad orográfica más austral del grupo de las sierras Pampeanas. Varios bloques en forma de cordones se disponen de norte a sur y de este a oeste. Se pueden así distinguir tres grandes unidades: la sierra Norte, la sierra Chica y la sierra Grande o de Achala. El cerro Champaquí (2.884 m) es la mayor altura del sistema.

Entre los valles que separan los cordones de sierras se destacan los de Punilla y Calamuchita, visitados por el turismo y asiento de localidades como Capilla del Monte, La Falda, Carlos Paz, La Cumbre y General Belgrano, lugares muchos de ellos, elegidos para los descansos vacacionales veraniegos.

Las laderas orientales son tendidas: faldas y las occidentales escarpadas: cuestas. De edad precámbrica con intrusiones basálticas del paleozoico.

Las peniplanicies de sus chatas y extensas cumbres forman "pampas" de piedra como la de Achala y la de Pocho. Aquí se ubica el cerro Yerba Buena (1.650m), que es un volcán actualmente inactivo, pero que constituyó una de las últimas manifestaciones eruptivas en la región.

Al Oeste del río Conlara se levanta la sierra de San Luis, con el cerro Retama, de 2.150m. Al este del río se encuentran otras sierras, como la del Morro, volcán similar al Yerba Buena.

Los ríos más importantes son el Primero, el Segundo, el Tercero y el Cuarto y el Salí-Hondo-Dulce.

La población se concentra principalmente en las ciudades y en pueblos del área rural. Las mayores ciudades son Córdoba y San Miguel de Tucumán, aunque se encuentran otras de gran importancia por la afluencia turística, y en expansión, como Carlos Paz.

En esta zona de las sierras, la industria predominante, es la artesanal. Se explotan minerales no metalíferos.

  • Sierra Velasco Es un gran bloque granítico entre los llanos de La Rioja y el Valle de Chilecito. En esta sierra se originan ríos de escaso caudal, uno de ellos es el Río de los Sauces, el que está embalsado en el dique del mismo nombre y que abastece de agua a la ciudad de La Rioja (a una distancia de 1.167 km de la ciudad de Buenos Aires), que se levanta al pie de la sierra de Velasco, ciudad reconstruida después de un terremoto en 1894, pues es zona de riesgo se sismos.

Las tierras son áridas y sólo es posible cultivar aquéllas que están bajo riego. Aunque en las sierras, en forma escasa, se alcanza a condensar la humedad que transportan los vientos alisios, y se forman pequeños oasis. Las laderas presentan bosques de quebrachos, molles y espinillos.

Entre los cultivos, la vid ocupa las mayores superficies, también se dan olivares, frutales (durazno, pera, ciruela, manzana), hortalizas, sorgo forrajero y, últimamente, la jojoba.

Dentro de la ganadería se crían vacunos, caprinos, porcinos y mulares. Derivadas de esta producción primaria hay industrias alimenticias, aserraderos y de materiales para la construcción.

El centro poblacional y turístico de esta parte de la región, lo constituye, justamente, esta capital provincial, que tiene aeropuerto y un importante parque industrial, donde se han localizado industrias manufactureras diversificadas bajo los regímenes de promoción.

Es centro turístico de acceso a las Sierras Pampeanas, al valle de Chilecito -al pie del Famatina- y a las reservas del Valle de la Luna y el cañón de Talampaya. La población de la ciudad, según el censo de 1991, es de 105.996 habitantes. La mayor altura de la Sierra de Velasco, es el macizo Morado, de 4.920m.

  • Sierra aconquija Localizadas en la provincia de Tucumán, a 27° de latitud S, que se presenta como un bloque alargado que corre con rumbo NorEste-SurOeste, con una longitud de 105 km y un ancho que varía entre los 40 y los 60 kilómetros.

En sus cumbres presenta un aspecto áspero que la distingue claramente de las demás sierras Pampeanas, pues remata en una arista casi continua y de altitud uniforme. En las cumbres de las sierras que superan los 5.000m, perduran circos glaciarios formados durante la última glaciación.

Sobre las laderas orientales se escalona un bosque y selva subtropical, producto de las lluvias por condensación de la humedad que traen los vientos procedentes del este, y que hacen que se produzcan abundantes lluvias en esta zona; por lo que se produce un denso y variado tapiz vegetal representado por el saúco, el aliso, la quinua y arbustos de añagua.

La ladera occidental, en cambio, es árida y rocosa y presenta vegetación de arbustos espinosos y cardones.

Famatina

Es una cadena montañosa comprendida entre el cerro Negro y el portezuelo de Guacachica-Inca, donde comienza la mole imponente del nevado de Famatina.

Se extiende por las provincias de La Rioja y Catamarca. La sierra tiene una longitud de 400 km aproximadamente y un ancho de entre 25 y 55 km.

Las cumbres más elevadas son el cerro General Belgrano (6.250 m.) y el nevado de Famatina (6.100 m), muchas de ellas cubiertas de nieves perpetuas.

Al Sur de la sierra las lluvias son más abundantes y hay precipitaciones níveas, por lo que los ríos son también más caudalosos.

Generalmente la zona oriental es más húmeda que la occidental. Hay una serie de pasos o cuestas muy elevados y difícilmente transitables, como la Cuesta de Miranda (2.050 m), que es la única recorrida por una carretera, la cual comunica a la región con la zona de Cuyo.

Al sur de esta cuesta de Miranda se encuentran las sierras de Talampaya, Paganzo y Vilgo, que delimitan el Valle de la Luna, zona de hermosura para ser apreciada por turistas, así como importante para estudios paleontológicos y arqueológicos.

Mahuidas

Están ubicadas en el centro sur de la provincia de La Pampa, a ambos lados de la diagonal fluvial Salado-Chadileuvú-Curacó. En general son pequeños cerros, aislados hacia el norte y alineados hacia el sur. Están constituidos por rocas muy duras: granitos, pórfiros cuarcíferos y surperficies pulidas, como corresponde a elevaciones de gran edad y muy degastadas. Presentan varios cordones.

La Cordillera Oriental

Está formada por dos cordones paralelos (el occidental y el oriental), de formación paleozoica, posteriormente ascendida por el plegamiento andino, separados por quebradas y valles.

El cordón occidental presenta mayores alturas y su cerro nevado más alto de el Chañi, de 6200m. El cordón oriental es de menor altura, y el Cerro Negro de Zucho alcanza los 4850m.

Las quebradas son las vías de comunicación de esta zona, de origen generalmente pluvial, son valles alargados y angostos. Las más importantes y pintorescas, son la quebrada de Huamahuaca, del Toro y Santa María- Guachipas.

También se encuentran algunos valles en zonas hundidas y rellenas con sedimentación, con clima subtropical, y en donde se realizan cultivos y se asientan las ciudades. Los más destacados son el Valle de Lerma, de Jujuy y Campo Santo.

Las Sierras Subandinas

Son montañas jóvenes y bajas, angostas y alargadas, de formas suaves que llegan a la llanura chaqueña. Tienen una altura media de 1000 a 1500m, con un pico máximo de 2540m. Se alinean en sentido noroeste-sureste. Están formadas por varios encadenamientos. Muy disectados por la acción de los grandes ríos. Estos han labrado las llamadas puertas, valles antecedentes por los que se abren paso hacia la llanura chaqueña. Por estas áreas se establece la comunicación entre el nordeste y el noroeste argentino

En estas sierras se localizan yacimientos de hidrocarburos y yacimientos ferríferos.

Ventania

Se extiende desde la Laguna de Guaminí hasta las cercanías de la costa atlántica. Estas sierras forman dos bloques de escasa elevación, recortadas, en marcada pendiente, separadas por valles angostos. El bloque occidental presenta  las mayores alturas, el cerro Tres Picos (1.243m) y la Ventana (1.136m). Recibe el nombre de la Sierra de la Ventana, (que da el nombre al Sistema), debido a una abertura natural cercana a su cima de aproximadamente 8m por 4m.

Patagonides

Las sierras que tiene Patagonia, todas fueron creadas por el mismo proceso, tienen la misma edad, son más viejas que los Andes. Forman el sistema de los Patagonides.

  • Clima:

Semiárido Frío: indica precipitaciones insuficientes pero caen todos los años (no es un desierto).

El verano es caluroso, desde las 11:00 a las 17:00 horas, pero después, al ser seco refresca mucho.

El invierno es muy frío, muy riguroso con temperaturas bajo cero, aquí nieva de manera escasa, pero permanece, se mantiene.

Recibe vientos muy fuertes del pacífico, que deja la humedad en los andes, son secos y con mucha velocidad, barren las mesetas, provocan insuficientes lluvias. Los vientos pueden llegar a ser muy fuertes, de 80 a 100 km/h.

  • Bioma:

Estepa arbustiva, con arbustos bajos y espinosos con mucha resina, neneo-coiron, calafate. Los pastos son duros, tipo pasto puna.

  • Fauna:

Habitan escasamente pumas, el zorro Colorado (Monumento Natural), guanacos, mara (liebre desplazada por la liebre europea), pichi (es el peludo de la Patagonia, en más chico), vizcacha, arañas, insectos, víboras venenosas, lagartos como el matuasto.

  • Hidrografía:

Hay pocos ríos pero de mucho caudal. Se utilizan para riego y energía que se distribuye a todo el país.

El río Colorado se aprovecha a través del dique Casa de Piedra

La cordillera principal y la precordillera

En la Cordillera de los Andes, en la región de Cuyo, se pueden distinguir tres sistemas orográficos:

  • La precordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza: desde el Cerro Bonete al norte, hasta el curso del río Mendoza, aproximadamente.

  • La cordillera frontal: es una cadena ,montañosa que se extiende de norte a sur entre la precordillera y la cordillera principal.
    Estas zonas han sido y son afectadas por movimientos sísmicos.

  • La cordillera principal: se presenta como una sucesión de altas cumbres nevadas, cumbres que se hallan un poco al este de la línea divisoria de aguas, y en las que se apoya el límite internacional, hasta el sur de Mendoza.

Las mayores alturas se hallan en esta región, en la Cordillera Principal, el Aconcagua (6.959 m) el macizo más alto de América, el Mercedario (6.770 m), el cerro Bonete (6.872 m), Ramada (6.120 m). Hacia el Sur disminuyen las alturas. Se encuentran algunos volcanes inactivos como el Tupungato, Maipo, Overo y Copahue.

Entre los pasos cordilleranos de esta zona se pueden citar el de Ojotas, el de Piúquenes, de la Cumbre por el que se conectan a 3.832 m las redes viales y ferroviarias de Argentina y Chile, el Planchón, Pehuenche, Copahue, Paso del Inca, y Pino hachado (Este último en Neuquén).

La mayoría de los ríos de esta región nacen del deshielo de las nieves de las altas cumbres, por lo que aumentan su caudal a partir del comienzo de primavera. No presentan cauces muy delimitados.

El principal colector de los cursos de agua de esta zona, es el que ha sido denominado Sistema del Desaguadero. Este colector de aguas recibe diversos nombres a lo largo de su recorrido: Bermejo, Vinchina, Desaguadero, Salado, Chadileufí-Curacó y desemboca en el Río Colorado (cuando su caudal lo permite).

Los afluentes del Desaguadero son:

  • el río Jachal se origina en los deshielos de la cordillera frontal.

  • el río San Juan es el más caudaloso de estos ríos y se han realizado en él embalses y diques, para producción de energía, y regulación del caudal.

  • el río Mendoza bastante caudaloso, y ampliamente aprovechado en tareas de riego para convertir a la zona en ampliamente productiva. También se han realizado numerosas represas para aprovechamiento de sus aguas.

  • el río Tunuyán también ha sido embalsado y en esta zona se han establecido campings y recreaciones turísticas.

  • el río Diamante atraviesa la zona rocosa a través de un gran cañón, donde se construyó el Dique de Agua del Toro, y pocas veces logra llegar al Desaguadero.

  • el río Atuel éste se halla embalsado por el Dique del Nihuil y presenta en su recorrido un gran cañón, el Cajón del Atuel, uno de los atractivos turísticos de la región.

Es de destacar el aprovechamiento hídrico, que produce un 16% de la energía hídrica del país.

Ciudades y Destinos

Las principales ciudades de esta región son Mendoza, San Juan y San Rafael. Estas ciudades, especialmente la primera, canalizan un importante flujo turístico.

Los principales atractivos los da la naturaleza imponente, con posibilidades de practicar el andinismo, los deportes de invierno, pistas de esquí.

Enclavado en la montaña, se puede visitar el Complejo Turístico del Valle de Las Leñas, que atrae al turismo europeo y norteamericano, debido a las alternancias de las estaciones climáticas entre los distintos hemisferios.

Los Andes Patagónicos

Se presentan en forma de cordones separados por valles ocupados por ríos y lagos.

  • Lagos

Los lagos que se insertan en esta zona andina, han tenido su origen en los efectos de la erosión por acción glaciaria.

Estos lagos, como el lago Viedma, lago Argentino, Lacar, Huefchulauquen, Nahuel Huapi, Correntoso, Mascardi, Espejo, dan al paisaje montañoso una increíble belleza, además de atraer al turista no sólo a admirar y recorrer el paisaje, sino a practicar la pesca de truchas y salmones, y la caza de ciervos rojos en cotos de caza.

  • Fauna

La fauna autóctona está preservada: huemules, pudú o ciervo enano, y en algunos sectores hay visones y jabalíes, guanacos y liebres.

  • Flora

Las laderas de los Andes están cubiertas por bosques, con especies vegetales como pehuenes, araucarias, alerces, coihues, ñires, roble pellín, lenga, calafate, caña colihue. Para su preservación estos bosques pertenecen a áreas designadas reservas o parques. El mayor daño a estas zonas las hacen los grandes incendios que a veces por causas naturales y otras veces por descuidos humanos, se producen desbastando estos "pulmones del mundo".

La llanura chaqueña

Se ubica al Nordeste de Argentina. Chaco es un nombre que proviene del quechua y significaba "país de las cacerías".

Su origen estructural es una cuenca sedimentaria cubierta por erosión de los macizos vecinos.

Tiene un clima subtropical con estación seca. En verano se producen las mayores precipitaciones y decrecen de este a oeste. 

Se distinguen zonas con características distintas:

  • La parte occidental de la región Poco poblada, presenta un bosque xerófilo en el que predominan los quebrachos (que proporciona madera, y tanino para el curtido de pieles) y algarrobos, lo que determina actividad principalmente forestal

  • La zona central Aquí se encuentra el chaco deprimido, con suelos arcillosos, ríos que acumulan mucha sedimentación y son causales de inundaciones, y cubierto por bosques y pastizales. Por las características, es frecuente la formación de esteros y bañados.

  • Zonas aledañas a los ríos Paraguay y Paraná Hay mayor densidad de población y allí se desarrollan cultivos de algodón, maíz, soja y algunos cítricos.

  • La zona sur Ya entrando a la provincia de Santiago del Estero, son característicos los bañados formados por los ríos Dulce y Salado, como el bañado del Quirquincho y el de Añatuya. En esta agricultura de bañados, se cultivan hortalizas y alfalfa.

Además de la flora propia del bosque, son numerosas las cactáceas y en las orillas de los ríos son frecuentes los sauzales.

Un magnífico ecosistema se mantiene en el Parque Nacional Chaco, creado en 1954, a 230 kilómetros de la ciudad de Resistencia, y abarca una superficie de 15.000 hectáreas.

Allí se preservan la flora y la fauna autóctona, y se pueden encontrar bosques de quebrachos colorados, que en la región han sido diezmados por la tala indiscriminada, así como grupos de palmeras de caranday; también habitan monos aulladores, y variedad de aves propias de la región.

La llanura pampeana

Tiene un clima templado al este, y un bioma de pastizal, mientras que hacia el oeste, se va encontrando una franja árida con bioma  semidesértico. Presenta paisajes que se diferencian en la extensa planicie:

  • La Pampa Ondulada Es llamada así por una suave ondulación del terreno debido a la erosión de los ríos y una leve elevación del basamento cristalino, por lo que se pueden distinguir en esta zona barrancas, bajos y terrazas fluviales.

Los bajos son zonas por debajo del nivel del Río de La Plata, especialmente en las zonas ribereñas cercanas a la desembocadura de los ríos Luján y Reconquista y del Riachuelo, que son fácilmente inundables, especialmente en época de sudestadas.

Las terrazas fluviales se presentan en las zonas ribereñas de los ríos en suave pendiente hacia ellos.

  • La Pampa Deprimida Se ubica en la cuenca del río Salado en la provincia de Buenos Aires. Es la zona de máximo hundimiento del basamento cristalino, y el terreno no tiene pendiente, por lo que en épocas de muchas lluvias, o por crecientes de los ríos de la Pampa Alta (San Luis y Córdoba), especialmente el río Quinto, hacen que la cuenca del Salado desborde, y que vastas zonas productivas agrícola-ganaderas  se vean perjudicadas por graves inundaciones, o por formaciones de lagunas y bañados.

  • La Pampa Elevada o Alta Está constituida por una franja occidental de la zona pampeana, con un progresivo aumento de altitud del terreno, y es frecuente encontrar médanos, salinas y lagunas salitrosas.

En estas zonas de la pampa deprimida y la pampa alta se encuentra la menor densidad de población de la región.

  • La Zona Sudoeste de la llanura pampeana Aquí encontramos otras formaciones serranas: el sistema de Mahuidas formado en el era precámbrica. Se ubican en la provincia de La Pampa, y son algunos cerros aislados, redondeados y bajos, en una zona desértica, salitrosa y muy poco habitada. Las sierras más conocidas son Lihue Calel y Pichi Mahuida.

  • El Delta del Paraná Delimitado por las barrancas del Paraná, en las costas entrerrianas y santafesinas, y hasta el Río de la Plata, estas numerosas islas son el resultado de los depósitos de sedimentos que arrastra el Paraná.

Estas islas están bordeadas por albardones (más altas en las orillas) y hundidas en el centro, lo que provoca inundaciones en las crecidas. Los habitantes de estas islas se dedican a las plantaciones de frutales, y de sauces y álamos, pero las pérdidas por las inundaciones está provocando un paulatino despoblamiento.

  • La Costa Atlántica La llanura pampeana tiene una buena parte de costa atlántica, la que presenta amplias y arenosas playas, como Mar del Plata. Hay sectores en que abundan los médanos, los que han sido fijados por vegetación arbórea, por ejemplo en los centros turísticos de San Clemente del Tuyú, Santa Teresita, Villa Gesell, Mar de Ajó, Pinamar. Hay ciertos sectores de costas acantiladas, que son el deleite de algunos lobos marinos que eligen estos lugares para mostrarse a los turistas que los observan desde cierta distancia.

Desde el Puerto de Quequén hacia el importante puerto de Bahía Blanca, se sucede una zona de costas medanosas que interfieren los desagües de arroyos que surcan esta costa sur bonaerense.

Su Población

En la llanura pampeana se concentra el 50 % de la población de Argentina (100 h por km2), atraída por las ciudades portuarias que reciben las mercaderías de las zonas productoras y se industrializa para el consumo y exportación. Así sucede en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, enorme conurbano con alta densidad poblacional. Otras ciudades de concentración demográfica de la región son Mar del Plata, Córdoba, Bahía Blanca, Rosario, La Plata, Paraná, Santa Fe.

Economía de la Región

La economía de la llanura pampeana se basa en la producción y la industrialización agrícola-ganadera.

En cuanto a ganadería, la principal producción es la de vacunos, razas como la Hereford, Shorthorn, Averdeen Angus y Holando-argentina,  de invernada y de cría, que constituyen la base de la producción de buenas carnes para el consumo y la exportación, los tambos y las industrias lácteas, las curtiembres, y demás derivados.  También los porcinos son importantes, especialmente en zonas maiceras; la cría de equinos, no tanto para trabajos de labranza, sino los pura sangre de carreras y para ciertos deportes. Muchos establecimientos han anexado la producción avícola. En Mar del Plata y aledaños se concentra la actividad pesquera y su industrialización.

La agricultura está dominada esencialmente por la producción cerealera: se destaca el trigo en la pampa húmeda, pero toda la región es productora de trigo, maíz, girasol, soja, cebada, centeno y otras forrajeras que se utilizan para pastoreo. También cobra importancia la horticultura y la fruticultura, y en ciertas franjas costeras, la floricultura.

En esta llanura pampeana radica la zona industrial más importante del país, especialmente en la margen derecha del Paraná, desde San Lorenzo hasta La Plata: con diversidad de rubros, desde las industrias petroquímicas, siderurgia, astilleros,  saladeros, frigoríficos, lácteos, industrias alimenticias, hasta industria automotriz, materiales para la construcción, maquinarias agrícolas.

El Turismo

El turismo se concentra principalmente en las playas de la zona atlántica. Por ejemplo en los centros turísticos de Necochea, Miramar, San Clemente del Tuyú, Santa Teresita, Villa Gesell, Mar de Ajó, Pinamar, y otros, pero la "perla del mar" es Mar del Plata.