Reformas laborales chilenas

Lagos. Empresas. Empleo. Desempleo. Ingresos. Inversiones. Empresarios. Gobierno. Trabajadores

  • Enviado por: Rodrigo Galleguillos
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas
publicidad

REFORMAS LABORALES:

El desafío de Lagos

'Reformas laborales chilenas'
'Reformas laborales chilenas'

  • Introducción:

  • Las reformas laborales fue el tema noticioso que se discutía a fines de Diciembre de 1999, en pleno período pre elecciones presidenciales.

    La noche del 1 de diciembre de ése año y, luego de que el entonces Presidente Eduardo Frei otorgara urgencia de discusión inmediata al proyecto de ley sobre reforma laboral, se produjo la peor derrota del gobierno.

    La iniciativa fue rechazada en el senado tras 5 años de trámite. El proyecto se perdió al registrarse un doble empate de 23 votos a favor de la Concertación y 23 votos en contra de los senadores UDI, RN e institucionales. Una norma dice que cuando un proyecto empata 2 veces, éste es rechazado.

    La Concertación alegó diciendo que la derecha era retrógrada y estaba en contra de los trabajadores. La derecha, por su parte, decía que estaba “con” los trabajadores pues la reforma iba en contra de ellos y que sólo había sido un ardid publicitario para favorecer al candidato Lagos.

    Ahora, en Abril del 2000, y con Ricardo Lagos de presidente, se quiere hacer un nuevo intento de diálogo para crear una Reforma Laboral que deje a todos felices.

    Entre el empresariado y el sindicalismo "hay ánimo" para avanzar definitivamente en las reformas laborales porque, a diferencia del año pasado, hoy tienen una visión algo más flexible. Y esa es la mejor aliada del Gobierno, reconocen cercanos a La Moneda, quienes creen que lo único en limpio que se puede sacar de las derrotas anteriores es que, al menos, existe un consenso para legislar.

    "La intención es buscar un mecanismo de acuerdo", aseguró una fuente del sector privado y "estamos trabajando para ello". Claro tienen en cuenta que la reforma laboral "es algo absolutamente complejo y que va a afectar al país en las próximas dos a tres décadas. "Los empresarios no queremos que se siga hablando sobre reformas laborales, la incertidumbre tiene un impacto negativo en los planes de inversión y eso afecta negativamente al empleo. Hay que resolver el tema", señaló otra fuente empresarial

    En éste trabajo queremos mostrar las dos caras de la moneda, las dos posiciones que se enfrentan en torno al tema laboral. Éste es un tema de suma importancia para todo el país, pues crearía mejores condiciones para el trabajador chileno.

    Lo invitamos a que lea éste informe y saque sus propias conclusiones.

  • Propuesta del gobierno de Lagos sobre las Reformas Laborales

  • El Jefe de Estado se ha referido a los planes laborales de su administración, los que se centran en alcanzar la aprobación de una Ley sobre el Seguro de Desempleo y un consenso para aplicar reformas en materia laboral.
    Ha propuesto un diálogo entre el Gobierno, trabajadores y empresarios, para definir las reformas laborales que se pretenden abordar en la forma adecuada, a fin de lograr un consenso legislativo antes de que las respectivas normas vayan al Congreso, ojalá antes del 21 de mayo.
    Lagos se ha manifestado confiado en que el mundo empresarial apoye sus iniciativas laborales, precisando que ellos deben entender que mientras la ley le faculta despedir a un determinado trabajador, también debe establecer un seguro de desempleo para éste.
    Él agregó que esta reforma también conlleva una política de Estado tendiente a favorecer el desarrollo de la mediana y pequeña industria, para garantizarle su competitividad frente a la gran empresa, así como otras medidas de corte tributario.

    ¿Por qué legislar?

    Para la Concertación hay una sola gran razón detrás de su interés por mejorar la regulación del mercado laboral: más del 70 % de los ingresos de las familias chilenas provienen del trabajo. Por lo que fortalecer las condiciones parece ser "la manera más rápida de sacar de la pobreza a la población", explicó una fuente cercana al Ejecutivo. La idea, según la alianza oficialista, es elevar la competitividad de las empresas, generar empleos más estables y de mayor calidad, y lograr mayores salarios.

    Como contrapartida hay quienes afirman que no es necesario incorporar cambios y que la tendencia más bien debiera apuntar crecientemente hacia la libertad total del mercado. Pero a juicio del Gobierno, la desregulación puede llevar a subsidiar a empresas ineficientes, por eso "para las autoridades la discusión no es regulación versus desregulación, sino lograr que la regulación fomente la competencia, impulse la creación de trabajos y proteja al trabajador", señaló la fuente.

    Aprontes del proyecto

    • El punto de partida es mantener y mejorar un piso de derechos laborales considerados básicos: mejorar y ampliar las negociaciones colectivas, jornadas laborales razonables y fórmulas de protección para esos derechos

    • Legislar en forma diferenciada para las pequeñas y medianas empresas (pymes)

    • Enfatizar no sólo en la fiscalización y castigo a empresarios que no respeten la normativa, sino también idear atractivos que favorezcan a ambas partes, sobre todo en la capacitación

    • Mantener la idea de no contratar reemplazantes durante las huelgas, siempre que en el diálogo tripartito no surja nada mejor

    • Prohibir la huelga para trabajadores de empresas de producción no continua, como los temporeros

    • Permitir la negociación ínter empresas sólo en áreas en que las economías de escala lo hagan atractivo, por ejemplo, en los temas de higiene, seguridad y capacitación.

    De las discusiones anteriores el Gobierno no abandonará dos aspectos primordiales: la no contratación de reemplazantes en caso de huelga y la negociación ínter empresas acotada a aspectos puntuales.

    "Hay una posición clara: hay que fortalecer los derechos a huelga y a negociación colectiva. Por lo tanto la postura es no permitir la contratación de trabajadores en períodos de huelga. No se trata de una posición dogmática sino que no ha surgido nada mejor que eso", sentenció una fuente. La idea sigue siendo mantener al margen de eso a los temporeros, eliminando la posibilidad de que -por ejemplo- paralicen en períodos de plena cosecha.

    Otro aspecto importante -que se discute al interior del Gobierno- es que, admitiendo que la negociación ínter empresas puede perjudicar a las pymes, se podría cambiar por la exigencia de que las negociaciones individuales partiendo -por ejemplo- de un piso mínimo de derechos adquiridos, bonos de navidad y escolaridad.

    En definitiva, el Presidente Lagos buscará llegar a un consenso para que las reformas laborales lleguen a buen puerto. Pues, habiendo aprendido de las derrotas anteriores, las autoridades admiten que se necesita una legislación flexible. Mientras más rígida, menos empleo.

    Ojalá todo resulte, por el bien del gobierno y el de todos los chilenos.

  • Propuestas de la derecha sobre la Reforma Laboral:

  • La proposición de la derecha incluye:

    • Normas para incorporar a la legislación el despido como práctica antisindical y establecer multas y sanciones aplicables a estas prácticas.

    • Profundizar los alcances de la negociación colectiva, ampliándola al reducir de 8 a 4 el número de trabajadores para poder negociar.

    • Aumentar las reglas de exigencias mínimas de los convenios colectivos para asegurar la seriedad y eficiencia de los mismos.

    • Ampliar el fuero sindical a los trabajadores en la constitución de sindicatos y para negociación colectiva, se propone mejorar la información a los trabajadores.

    • Aumentar las facultades de la Inspección del Trabajo en la negociación colectiva.

    • Facilitar la actuación del ministro de fe en la constitución del sindicato.

    • Flexibilizar el fuero maternal.

    • Aumentar las oportunidades de horarios para las trabajadoras para alimentar a los hijos menores.

    • Proteger el empleo en tiempos de crisis y dar el derecho de asignación profesional para los que trabajan media jornada en la administración pública.

    El diputado Julio Dittborn (UDI) reconoce que lo más complejo seguirá siendo la negociación por área y los "rompehuelga, aunque si me hacen elegir prefiero quedarme con la prohibición de contratar trabajadores".

    Añadió que la reforma deberá cumplir con reducir el desempleo; apoyar el crecimiento económico y colaborar con el aumento de las remuneraciones.

    Estos puntos, a su juicio, se logran con la actual ley porque lo que es partidario de reformar sólo marginalmente la normativa.

    Visión de los Empresarios

    El sector empresarial, representado por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), se ha mostrado dispuesto a iniciar una conversación en la mesa de diálogo convocada por el Gobierno, para analizar el seguro de cesantía y las reformas laborales, según el presidente de la cúpula gremial, Walter Riesco.

    El dirigente empresarial contó que tanto el Ministro del Trabajo, Ricardo Solari, como el titular de Hacienda, le ofrecieron un diálogo, especialmente el ministro del Trabajo, para hacerse cargo del tema del seguro de desempleo.

    A su vez, el ministro Eyzaguirre señaló que en el tema del seguro de protección al trabajador cesante básicamente lo que se tiene que buscar es que sea un mecanismo flexible, para que no encarezca excesivamente la contratación de mano de obra, en un momento en que hay que incentivarla.
    Riesco concordó plenamente con las declaraciones de la autoridad, señalando que respecto de este beneficio es prioritario crear empleo y no establecer un mecanismo que desincentive la contratación. El representante gremial hizo hincapié en que se debe tener especial prudencia en lo que son los costos de las empresas, en un momento en que se necesita reactivar rápidamente la economía.
    El presidente de la CPC resaltó diversos aspectos de las ideas pronunciadas por el Presidente Lagos. Primero, cuando habló de un seguro de desempleo que "les permita a los trabajadores afrontar una legislación laboral flexible".
    La interpretación de Riesco es que se debe tratar de solucionar problemas derivados de la legislación laboral moderna en que los trabajadores enfrentan una cesantía por cambios cíclicos, cambios de procesos productivos u otras contingencias.
    También le llamó la atención el rol que el Primer Mandatario asignó a los empresarios en el desarrollo del país, al señalar que "los que sepan crear riqueza tendrán nuestro respaldo". Para Riesco, este llamado hecho sin suspicacias a los empresarios para que asuman el desafío de crear riqueza, constituye una señal que da confianza al empresariado.
    Su apoyo a la implementación de un seguro de cesantía dio, a su turno, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Felipe Lamarca.
    "Nuestra posición ha sido siempre la de empujar la creación de un seguro de cesantía. A nosotros siempre nos ha parecido que al igual que existen otros seguros, debiera haber uno en el caso del desempleo", explicó Lamarca.

  • Análisis comparativo de similitudes y diferencias con respecto a la Reforma Laboral

  • Similitudes:

    El primer paso para llegar a consenso será el Consejo de Diálogo Social. Que, para bien de la administración Lagos, parte con un pie adelante ya que existe la visión común -nunca antes se había dado- de que son necesarias las reformas. De ese Consejo se deberá descolgar un subgrupo laboral tripartito que se concentrará en aunar posiciones.

    En lo privado ya han habido varias reuniones. Solari se ha juntado en más de una ocasión con el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), con sindicalistas agrupados en la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y políticos.

    El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Felipe Lamarca, visitó también, al ministro del Interior, José Miguel Insulza, quien junto al ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García, llevarán el tema a nombre de La Moneda.

    Aunque durante la primera semana de Lagos el tema que dominó la agenda fue el seguro de desempleo, los actores involucrados coinciden en que los cambios laborales son el plato de fondo. Tanto así que hay quienes señalan que el cambio que se pretende sólo es comparable a la revolucionaria reforma previsional de comienzos de los '80.

    Y de las derrotas anteriores, las autoridades admiten que "todos hemos aprendido. Trabajadores, Gobierno y empresarios sabemos que se necesita una legislación flexible. Mientras más rígida, menos empleo".

    Diferencias:

    Las normas que gatillan el rechazo opositor y también del empresariado y de los economistas son dos:

    • La que permitía la negociación colectiva ínter empresas en todos los rubros.

    • La que prohibía el reemplazo de trabajadores en huelga legal. Ellas perjudicarían a la pequeña y mediana empresa y afectarían el empleo. La derecha quiere tener la capacidad de contratar empleados mientras dure la huelga, así las empresas pueden seguir produciendo.

    En éste sentido, chocan con las ideas del gobierno ya que:

    • La que permite la negociación interempresas sólo en áreas en que las economías de escala lo hagan atractivo ( Ej: temas de higiene, seguridad y capacitación)

    • La no contratación de reemplazantes en caso de huelga, pues el perjudicado es el trabajador ya que pierde su derecho a huelga.

  • Bibliografía

  • www.latercera.cl

    www.elmercurio.cl

    www.quepasa.cl

  • Índice:

  • Introducción

  • Propuesta del gobierno de Lagos sobre las Reformas Laborales

  • Propuesta de la derecha sobre la Reforma Laboral

  • Análisis comparativo de similitudes y diferencias con respecto a la Reforma Laboral

  • Análisis personal sobre qué es lo mejor para Chile

  • Bibliografía

  • Índice