Recursos literarios

Lingüística. Lenguaje. Acentual. Estrofas. Estructura. Ritmo. Sintáxis lógica. Comprensivo. Interpretativo

  • Enviado por: Andres Montero
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Universidad del Valle

Poesía Hispanoamericana

Andrés Ramón.

Vigésima Tercera Estrofa del Polifemo

La fugitiva ninfa, en tanto, donde A

hurta un laurel su tronco al sol ardiente, B

tantos jazmines cuanta hierba esconde A

La nieve de sus miembros, da una fuente. B

Dulce se queja, dulce le responde A

un ruiseñor a otro, y dulcemente B

al sueño de sus ojos la armonía, C

por no abrasar con tres soles el día. C

La estrofa consta de once silabas por lo tanto es endecasílabo, estos versos tienen un acento sobre la décima silaba métrica, luego son paroxítonos. Como tienen el último acento sobre silaba par, son todos de ritmo yámbico.

Análisis Acentual

Verso 1: acentos en las silabas métricas 1,4,6,8,10.

Verso 2: » » » 1,4,6,8,10.

Verso 3: » » » 1,4,6,7,10.

Verso 4: » » » 2,4,6,8,10.

Verso 5: » » » 1,4,6,8,10.

Verso 6: » » » 1,4,6,8,10.

Verso 7: » » » 2,4,6,8,10.

Verso 8: » » » 1,4,6,7,10.

Todos los acentos que se encuentran sobre silabas pares (2,4,6,8,10) son acentos rítmicos, porque coincide con el acento estrófico. Los versos 4 y 7 pertenecen a esta categoría.

Los acentos que se encuentran sobre silabas impares, son acento extrarrítmicos porque no coinciden con el acento estrófico. Los acentos sobre la silaba 1 del verso 1, 2,3,5,6, y 8.

Sobre las silabas 6 y 7, de los versos 3 y 8 son de acento antirrítmico, porque junto a una silaba portadora de acento rítmico se encuentra otra silaba también acentuada, el acento de esta última es extrarrítmico, pero por su situación especial de vecindad con la silaba rítmica, recibe la denominación de acento recibe este término.

Análisis Estructural.

Deconstrucción del Hipérbaton

La ninfa fugitiva(N) hurta(verbo) un laurel,

donde esconde su tronco al sol ardiente,(CD) en tanto,

(conector)

tantos jazmines(N) da una fuente, (CD) cuanta hierba esconde la nieve de sus miembros. (CI)

Un dulce ruiseñor(N) se queja,(V) otro(N) dulce le responde,(V) y dulcemente la armonía da sueño a sus ojos,(CD) por no abrasar con tres soles al día. (CI)

Sintaxis Lógica.

La fugitiva ninfa hurta un laurel, donde esconde el tronco al sol ardiente, en tanto, da una fuente tantos jazmines, cuanta hierba esconde la nieve de sus miembros. Un dulce ruiseñor se queja, otro dulce le responde y dulcemente la armonía da sueño a sus ojos, por no abrasar con tres soles al día.

Análisis Comprensivo Interpretativo.

La fugitiva ninfa, en tanto, donde hurta un laurel...

Aquí hay una alusión a la fábula de Apolo y Dafne. Dafne convirtiéndose en laurel se esquiva o “hurta” a las caricias de Apolo es decir, el sol.

Góngora da al término “hurtar” el sentido de esquivar.

tantos jazmines cuanta hierba esconde / la nieve de sus miembros, da a una fuente.

Aquí hay implícita una doble comparación trivial:

Blancos miembros= nieve= jazmines

Estas metáforas son obligadas a entrar en una complicada imagen. Estos dos versos son difíciles de interpretar, porque da varios tipos de interpretación:

  • Que Galatea se tiende sobre la hierba, junto a la fuente y su cuerpo blanco como la nieve, parece hacer florecer de jazmines la hierba que cubre.

  • La ninfa se echó a junto a una fuente y que los jazmines que “da a la fuente” son los de su propia imagen reflejada en el agua.

  • Galatea se tienda primero y beba luego en la fuente; en cuyo caso, deberá inclinarse y hundir su rostro en el agua: la parte de su cuerpo sobre la hierba es la nieve y la parte inmersa o reflejada en el agua es el jazmín.

  • Dulce se queja, dulce le responde un ruiseñor a otro

    Vilanova ha señalado que el origen de este verso que es una especie de anáfora, viene de un soneto de Petrarca.

    Y dulcemente al sueño da sus ojos la armonía,

    por no abrasar con tres soles el día.

    La armonía se refiere a la concordancia de los ruiseñores que cantan, pero también el sentido de la proporción armónica que da los ojos de Galatea al sueño, por no desequilibrar con tres soles que abrasen el día, el sol del cielo mas los dos soles que son los ojos de la muchacha.

    Bibliografía.

    Alonso, Dámaso. Poesía Española, ensayo de métodos y limites estilísticos. Madrid: Gredos, 1950.

    ---. Góngora y el Polifemo. Madrid: Gredos 1961

    Métrica Española. Madrid: Ediciones Alcalá, 1968.

    Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2002. © 1993-2001 Microsoft Corporation.

    Lázaro, Fernando. Estilo Barroco y Personalidad Creadora. Madrid: Anaya, 1966.

    Fugitiva: (aplicado a cosas y personas). Se dice del que o lo que huye o de lo que pasa fugazmente.

    Ninfa: Cualquiera de las divinidades campestres con figura de muchachas hermosas que habitaban los ríos, las fuentes, los árboles, los bosques, etc.

    Hurta: Robo poco importante de dinero o de objetos, realizado sin violencia; por ejemplo, aprovechando un descuido.

    Dafne (mitología), en la mitología griega, ninfa hija del dios del río Peneo. Era una cazadora que consagrada a Ártemis, diosa de la caza, y, como ésta, se negaba a casarse. El dios Apolo se enamoró de Dafne y, cuando ella rechazó sus requerimientos, él la persiguió por el bosque. Suplicó a su padre que la ayudara y, como Apolo insistiera en cortejarla, la ninfa se transformó en un laurel (daphne en griego). Desconsolado por la transformación de Dafne, Apolo hizo del laurel su árbol sagrado.