Reconocimiento de glúcidos

Biología. Licor de Fehling. Glucosa. Maltosa. Sacarosa

  • Enviado por: Pabsword
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad

Fundamento teórico:

Todas las osas y los disacáridos tienen poder reductor por tener grupos aldehídos o cetonas. Si se oxidan los aldehídos/cetonas obtenemos ácidos. Los glúcidos que tienen enlaces dicarbonílico pierden su poder reductor (como la sacarosa); los polisacáridos tampoco son reductores. Existe una sustancia llamada licor de Fehling que nos ayuda a saber si un glúcido tiene o no poder reductor debido a un cambio de color que manifiesta al reducirse.

Licor de Fehling:

Vamos a usar dos variantes de este compuesto: Fehling A y Fehling B. El Feh A contiene sulfato de cobre (CuSO4) y el Feh B (de fórmula muy complicada) a su vez tiene tartrato sódico-potásico y NaOH. De estos dos compuestos vamos a utilizar el ión cúprico en disolución acuosa del Feh A y algunas otras cosas del Feh B.

El cambio de color en el licor de Fehling cuando es reducido solo ocurre a una temperatura elevada para acelerar el proceso (a temperatura ambiente la reacción dura mucho tiempo) y en unas condiciones básicas (que nos va a proporcionar el NaOH)

Vamos a juntar Feh A(azul claro) y Feh B(incoloro) para que el tartrato potásico se junte con el oxido cúprico obteniendo una mezcla de color azul intenso con un pH básico.

Desarrollo de la práctica:

Material utilizado en la práctica:

  • 'Reconocimiento de glúcidos'
    tubos de ensayo

  • gradilla

  • mechero

  • glúcidos: glucosa, maltosa y sacarosa

  • Feh A y Feh B

  • HCl (para hidrolizar maltosa)

  • NaOH

Vamos a proceder a detectar el poder reductor en tres glúcidos: glucosa, maltosa y sacarosa.

Primero probaremos con la glucosa y la maltosa.

1er paso:

Disolvemos glucosa y maltosa en tubos de ensayo independientes con aproximadamente 1 cm3 de agua.

Mezclamos Feh A (azul claro) y Feh B (incoloro) en otro tubo de ensayo obteniendo un color azul oscuro. Mezclar 2 cm3 de cada compuesto.

2º paso:

Añadimos a cada uno de los tubos de ensayo de los glúcidos la mezcla de Licor de Fehling A y B (1 cm3 aprox.) Observamos que únicamente obtenemos un color azul claro debido a que todavía debemos calentar la mezcla para que se realice la reacción. Ya tenemos un medio básico al haber añadido NaOH con la mezcla de Licor de Feh.

3er paso:

Calentamos cada una de las mezclas (agitando con cuidado el tubo de ensayo para que la disolución no salte al empezar a hervir) y observamos que según va subiendo la temperatura la mezcla pasa de color azul a un rojo oscuro que indica que la mezcla se ha reducido.

Hacemos la misma prueba con la sacarosa pero observamos que no cambia debido a su enlace dicarbonílico. Utilizamos el HCl (20%) añadido a la mezcla de sacarosa con Fehling A y B para hidrolizarla en glucosa y fructosa. Ahora empieza a cambiar un poco pero no lo hará del todo hasta que no obtengamos un medio básico. Añadimos NaOH para neutralizar el HCl y así queda una disolución básica por el NaOH que ya tenía el Feh B. Ahora si cambia el color de la disolución al calentar hacia un rojo oscuro.

Conclusiones:

Todos los glúcidos menos los que tienen enlace dicarbonílico y los polisacáridos tienen poder reductor. Con ayuda de ácido clorhídrico podemos romper el enlace dicarbonílico otorgándoles esa propiedad de reductores. Para que la reacción de reacción se lleve a cabo en un corto periodo de tiempo es necesario un pH básico y una temperatura elevada; si no es asi la reducción dura mucho más tiempo.

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'

'Reconocimiento de glúcidos'