Rebelión en la granja; George Orwell

Literatura universal contemporánea siglo XX. Narrativa y novela anglosajona. Represión. Posguerra mundial. Crítica al Stalinismo

  • Enviado por: Lamaga
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

- George Orwell

Capítulo I

El Sr. Jones y la Sra Jones son los dueños de la Granja Manor ( Inglaterra). En cuanto los dueños apagaron las luces comenzó una agitación en el granero: el viejo Major ( cerdo de 12 años) que había tenido un premio en un concurso era la belleza de Willingdon, había tenido un extraño sueño: ¿Cómo sería la vida de los animales sin el hombre? Estaban allí :

Bluebell, Yessie, Pincher: tres perros

Boxer: caballo enorme y poco inteligente.

Clover: yegua de bastante edad, pareja de Boxer.

Mollie: yegua blanca y joven, llamaba la atención con su caminar ( comía terroncitos de azúcar)

Muriel. Cabra salvaje.

Benjamín : el burro, viejo, con mal temperamento, casi nunca hablaba, y sólo hacía eran comentarios cínicos.

Había también ovejas, patos, gallinas.

Moses: el cuervo doméstico, no estaba.

Comienza a hablar Major” Camaradas” (apelativo usado entre los participantes de la Revolución rusa y los miembros del Partido Comunista en general), la naturaleza de nuestras vidas no es la de ser esclavos: podríamos vivir con menos esfuerzos laborales, sin crueldad de la muerte cuando ya no seamos útiles, sin condiciones miserables de trabajo. Es el hombre el que consume sin producir, matan a las gallinas, cerdos jóvenes para venderlos, cuando no servimos también nos matan. Deberían rebelarse. Hasta las ratas y conejos fueron aceptados como camaradas. Lo que se mueva en cuatro patas es amigo, lo que se mueva en dos patas, enemigo. Excepto los pájaros que tienen dos alas, pues son patas propulsivas.

Habla Major (con alusión al Manifiesto comunista 1848, escrito por Carlos Marx: Ningún animal vivirá en las casas del hombre, ni dormir en camas, ni usar sus ropas, ni beber alcohol, ni fumar tabaco, ni tocar dinero, ni hacer tratos comerciales y sobre todo: “Nunca un animal tiranizará a otro. Todos los animales son iguales”

Major luego les contó que soñó con una canción que oía desde pequeño y ahora quería enseñárselas para que la canten, se llamaba: “Bestias de Inglaterra”. Todos cantaron con excitación , pero despertó el Sr. Jones y creyendo que había un zorro, dio un disparo hacia el granero: todos los animales se callaron y se fueron a dormir.

Capítulo II Pag. 31

Tres noches después el viejo Major murió apaciblemente. Los preparativos para la rebelión fueron delegados a los cerdos por considerarlos más inteligentes. No sabían cuando se produciría la rebelión, pero se organizaron los cerdos, los más jóvenes: Snowball (Trotski), Napoleón (Stalin) y Squealer (propagandista del partido ).

Snowball era vivaz de palabras , más rápido, más inventivo; pero con carácter más débil que Napoleón que tenía una mirada amenazadora, que siempre hacía las cosas a su manera. Squaler era experto en oratoria, muy persuasivo con sus palabras. A la enseñanza de Major se le llamó “Animalismo” (por la doctrina de Marx, Marxismo).Debían cuidarse de Moses, el cuervo espía, chismoso que pertenecía al Sr. Jones.

Los animales seguían reuniéndose para cantar: “Bestias de Inglaterra”, pero la rebelión llegó antes de que lo pensaran. El Sr. Jones perdió mucho dinero en un juicio, se emborrachaba y sus empleados descuidaban el granero y no alimentaban a los animales. Al pasar hambre, una vaca derribó una puerta del depósito y comenzaron a comer. Los empleados y el Sr. Jones fueron a castigarlos, pero los animales se rebelaron y comenzaron a darles empujones y patadas. La situación estaba sin control. Entonces, el sr, Jones huyó con los empleados hacia la ruta, la Sra Jones al ver esto, tomó sus pertenencias y se fue con Moser por otro camino.

Luego de volver a la granja, los animales quemaron todos los elementos con que eran castigados (látigos, cuchillos, hociqueras, etc. ). Al amanecer contemplaron desde lo alto : “¡Qué bello era la granja!”. Luego volvieron y entraron a la casa. La declararon museo, no usar nada de allí y Snowball escribió en la pared: “Los siete mandamientos”. Y en la puerta pusieron. “Granja animal”. Los siete mandamientos eran:

  • Todo lo que camine sobre dos patas es enemigo.

  • Todo lo que tenga cuatro patas o alas es amigo.

  • Ningún animal usará ropa.

  • Ningún animal dormirá en la cama.

  • Ningún animal tomará alcohol.

  • Ningún animal matará a otro animal.

  • Todos los animales son iguales.

  • Algunos los aprendieron, otros no. Luego las vacas fueron ordeñadas, todos miraron con interés la leche, Snowball les indicó el camino hacia la cosecha, cuando regresaron la leche había desaparecido.(primer error: los animales son despojados sin explicaciones y protestan)

    Capítulo III pag. 39

    La cosecha fue productiva aunque les costó adaptarse a las herramientas, los cerdos colaboraron para adaptarlas. Boxer, había adaptado una frase ante cualquier problema: “ Trabajaré más duro”. Nadie se quejaba excepto Mollie y la gata que desaparecían con excusas de estar enfermas. Benjamín no trabajaba más duro que antes, no hablaba y decía que los burros viven más tiempo.

    Los domingos no se trabajaba. Snowball creó una bandera verde (representaba los campos de Inglaterra) con pezuñas y cuernos (simbolizaban el futuro de la República de los animales ante la derrota de la raza humana).

    Snowball también ofrecía reuniones, aunque sus pensamientos diferían con los de Napoleón. En esas juntas se trataban temas como la edad de jubilarse, la enseñanza de escritura y lectura a los animales. Algunos aprendieron un poco, otros apenas A, B, C, y D, otros se limitaban a resumir los Mandamientos en uno: “cuatro piernas bueno, 2 piernas, malo”. Siempre cantaban Bestias de Inglaterra.

    Snowball creó diferentes comités: “Producción de huevos”- gallinas, “Ligas de Colas Limpias”- para las vacas, “Reeducación de camaradas”- para domesticar a ratas y los conejos salvajes,” Movimiento de Lana Limpia”, para las ovejas. Todos fracasaron.(alusión a proyectos de Trotski al comienzo del gobierno revolucionario y que fracasaron)

    Napoleón, en cambio, pensaba que era importante educar a los jóvenes, los ya crecidos no podían entender ciertas cosas, las mentes jóvenes son más aptas para aprender. Entonces cuando Bluebell y Jessie (perros9 tuvieron cachorros, los aisló en otro galpón para criarlos a su modo (lejos de sus padres). Entre los perros y cerdos se repartió la leche. Luego cuando maduraron las primeras manzanas, la recolección no fue repartida. Hubo descontento entre los animales. Squaler (convencedor)les explicó que en realidad leches y manzanas no eran la comida que preferían los cerdos pero debían consumirlas porque era bueno para sus cerebros, que organizaban todo y sin ellos volvería el Sr. Jones. Este argumento los convenció. (nuevo engaño de los dirigentes a su pueblo)

    Capítulo IV pag.46

    Snowball y Napoleón mandaban palomas mensajeras a las granjas vecinas para que hicieran lo mismo. Había una granja enorme pero descuidada llamada Foxwood que pertenecía al sr. Pilkington, otra granja pequeña pero cuidada, de nombre Pinchfield y era del sr. Frederick (ocupará el lugar de Hitler y su relación con Stalin y la U.RSS.)

    Frederick y Pilkington difamaban la “ Granja Animal”(llamándola por su antiguo nombre ”Granja Manor”) decían que allí se practicaba el canibalismo y toda clase de torturas, decían que los animales se morían de hambre, sabiendo que era mentira. Como la música se difundió y se hablaba de la maravillosa granja conducida por animales una ola de rebeldía recorrió el campo, vacas que no se dejaban ordeñar, ovejas que rompían cercas etc. Se comenzó a prohibir el canto “Bestias de Inglaterra”, se azotaban a animales que oían cantarla.

    En octubre el sr. Jones armado con rifles y acompañado con los hombres de Foxwood y Pinchfield marcharon a la granja con palos( referencia de la guerra civil rusa de 1914). Snowball, que había estudiado sobre las campañas de Julio César, lanzó su primer ataque, fue herido en su segundo ataque, pero su ímpetu y la ayuda de todos los animales lograron derrotarlos. Entonces Snowball y Boxer fueron condecorados con la medalla de Héroe Animal de Primera Clase (ver ataque, pag. 49) La batalla fue llamada “Batalla del Establo de las Vacas”, pues allí lograron emboscar a los atacantes.

    Capítulo V pag. 52

    Mollie era la más problemática, llegaba tarde a trabajar, se quedaba dormida, se quejaba de misteriosos dolores

    Se sospechaba que tenía contactos con la granja de Foxwood, se le encontró en su pesebre varios terrones de azúcar escondidos junto con tiras de cintas de diferentes colores, Clover la interrogó sin resultado. Tres días después desapareció (Mollie representa a los “rusos blancos” llamados así por sus características físicas: rubios, ojos celestes, altos, abandonaron la URSS cuando la revolución se estabilizó y ellos perdieron sus privilegios)

    Snowball y Napoleón discutían constantemente por todo tipo de proyectos, Snowball con su oratoria lograba siempre más adhesión, pero Napoleón que era exitoso entre las ovejas había tomado por costumbre hacerlas balar antes de que termine su discurso, así las ovejas comenzaban a balar con “Cuatro patas bueno, dos piernas malo” hasta que terminase el discurso ( alusión a la maniobra de Stalin en el congreso del Partido de 1927, cuando interrumpió una discusión, incitando a que el público interviniera con el canto de consignas)

    Snowball se había instruido en números viejos de las revistas “Granjero y ganadero” y tenía planes para hacer mejoras e innovaciones.. Napoleón aseguraba que Snowball estaba perdiendo su tiempo.

    En cierta ocasión, Snowball explicó la construcción de un molino y sus ventajas con desgranadora y cortadoras, la electricidad podía mover las trilladoras, los arados, los rastrillos, los rodillos, obtendrían agua caliente, fría, estufas eléctricas (alusión a proyectos de industrialización y modernización de Trotski ).

    Cuando Snowball tuvo los planes listos y a todos convencidos, Napoleón emitió un chillido nunca escuchado antes, aparecieron los 9 perros que él había criado, gruñendo y mostrando sus poderosas mandíbulas atacaron a Snowball, todos los animales quedaron sorprendidos. Snowball corrió por el campo y logró escapar. Desde allí Napoleón decidió abolir las reuniones, sólo se juntarían el día domingo para cantar” Bestias de Inglaterra” y recibir consignas de trabajo. Se quejaban por la expulsión de Snowball, pero Squealer los convenció de que era lo mejor para la granja antes de que vuelva Jones, les dijo también que Snowball le había robado los planes del molino a Napoleón y que éste lo construiría. Agregó un nuevo lema: ”Napoleón siempre tiene razón” que lo sumo a otro: “Trabajar más duro”( usaba términos como tácticas que los animales no podían comprender)

    Capítulo VI pag.62

    Todos los animales trabajaron como esclavos por un año, no se resistieron y contentos porque creían que todo era para su bien y para los que vendrían después de ellos, o sea , su generación.

    Realizaban un gran esfuerzo llevando a la cima las enormes piedras para dejarlas caer a la cantera, así se rompían y luego debían subirlas otra vez. Trabajaban hasta los domingos a la tarde. Uno de esos domingos Napoleón les comunicó que haría intercambios comerciales con humanos con la finalidad de adquirir elementos para la construcción del molino y que había un intermediario llamado Whymper. Los animales expresaron su descontento recordando que el “uso de dinero e intercambio comercial con humanos” eran violaciones a los Mandamientos, pero Squealer con palabras persuasivas les decía que si estaban seguros de ello, que a lo mejor “eso” lo habían soñado.

    Entraron en la duda y creyeron que era un error de ellos.

    Los cerdos se mudaron a la casa, al verlos acostados en las camas, los demás animales recordaron el Mandamiento de no usar camas. Squealer los convenció de que todos ellos también tenían camas y que no era violación. Muriel, luego de esforzarse mucho logró leer; ”Ningún animal dormirá en una cama con sábanas”, con dudas se convencieron.

    Un fuerte viento destruyó el molino que tanto les había costado hacer. Napoleón dijo que Snowball lo derrumbó para vengarse. Dudaban, pero encontraron huellas.

    Recordaban la valentía de Snowball cuando fue condecorado como héroe, pero Squealer les dijo que todo eso eran tácticas del mismo Snowball. Les propuso trabajar más duro para que Snowball no se salga con la suya.

    Capítulo VII pag.70

    Se volvió a la construcción del molino, esta vez pasaban hambre y frío. Pero cuando venía Whymper colocaban en los sacos vacíos piedras y arriba granos para que fuera de la granja nadie supiese de sus condiciones.

    Napoleón exigió a las gallinas mayor producción de huevos para ser vendidos. Ellas se rebelaron, entonces Napoleón las dejó sin comer y al cabo de cinco días se rindieron, aunque nueve de ella se habían muerto. (alusión a la Revolución de los campesinos que tuvo el régimen comunista al colectivizar las granjas).

    Todo lo malo que sucedía en la granja tenía un único responsable: Snowball y cuando los animales recordaban su heroísmo, Squealer les decía que estaban confundidos, que su memoria no era como la de ellos. Los animales terminaban creyendo.

    Cierto día Napoleón decidió reunirlos para que confesaran sus descontentos y pecados ( alusión a las purgas de 1930 realizada en la URSS contra los disidentes y sospechosos políticos). Les hizo confesar qué relación tenían con Snowball y delitos menores como robar maíz y los intimidó tanto que algunos confesaban que sí habían tenido contacto con Snowball. Condeno a muerte a estos. Los otros animales quedaron perplejos. Trataron de leer los mandamientos “Ningún animal mataría a otro animal sin causa”. Sus memorias eran confundidas, no recordaban estas últimas palabras, pero allí estaban. Se fueron a la cima, miraban la hermosa vegetación, se sentían dueños pero no era la misma sensación de la primera rebelión. Por decreto Napoleón les prohibió cantar: ”Bestias de Inglaterra” que clamaba por una sociedad mejor, ahora dijo que no era necesaria: la sociedad ya estaba controlada.

    Capítulo VIII pag.80

    Los animales siguieron trabajando más duro para la reconstrucción del molino que algún día les aliviaría el trabajo.

    Napoleón vivía sólo con sus perros que lo vigilaban, se atribuía todos los buenos hechos y lo llamaban “Nuestro líder, el camarada Napoleón” (no sólo era líder sino una divinidad), era un protector, un guía , creador de la buena suerte, etc.

    La granja poetizaba ahora un poema escrito por Minimus (ver pag.83) y que Napoleón lo aceptó pues engrandecía su figura.

    Finalmente Frederick (Hitler) se reunió con Napoleón. Los animales le temían, no querían que haga tratos con él, pero Napoleón le vendió madera. Frederick le pagó con billetes falsos. (referencia a la traición de Hitler al pacto de no agresión entre Alemania y la URSS, en 1939).

    Frederick atacó la granja e hizo volar el molino. Después de una ardua tarea el atacante fue expulsado ( alu. Los rusos finalmente echan a los alemanes)

    Después de unos días, los cerdos encontraron en la casa un cajón con whisky y se embriagaron, cantaban la canción “Bestias de Inglaterra”, Napoleón tenía puesto un sombrero del Sr. Jones. Los demás animales no entendían lo que les pasaba (excepto Benjamín) creían que se estaban muriendo. Squealer fue encontrado debajo de Los Mandamientos con la escalera rota. Muriel logró leer otro mandamiento mal recordado por ellos: ”Ningún animal bebería alcohol en exceso

    Capítulo IX pag.94

    Boxer trabajó duro en la reconstrucción del molino, para terminar antes de jubilarse, aunque ya nadie se acordaba del tema de la jubilación . Mientras Napoleón tuvo hijos con las cerdas, se distinguían por las manchas que tenía Napoleón y que ningún otro cerdo las poseían. Estos cerdos cuando caminaban, si se encontraban con otros, éstos les tenían que dar paso. También usaban cintas que los distinguían y no se mezclaban con los otros animales.(ref. a la casta especial en la URSS: la clase burócrata, los miembros principales del P. C; los administrativos del Estado y sus hijos)

    Boxer enfermó de los pulmones, llamaron una carreta, Benjamín se dio cuenta que en ella decía Matarife de caballos. Quisieron detenerla para rescatar a Boxer, le gritaban que salga de allí, pero él no tenía fuerzas.

    Squaler luego les explicó que era la carreta del veterinario, pero antes había pertenecido al Matarife y no habían borrado esas palabras. También les dijo que él personalmente había estado con Boxer y que intentó de todas formas salvarlo, pero no pudo, él fue testigo de su muerte.

    Los animales le creyeron y Napoleón pronunció al domingo siguiente un pequeño discurso en honor a Boxer.

    Capítulo X pag. 105

    Pasaron los años, nadie recordaba bien los tiempos de la Rebelión excepto Benjamín, Clover y Moses, el cuervo y algunos cerdos. Los demás : Muriel, los perros y otros más estaban muertos. El sr. Jones se internó en una casa para alcohólicos anónimos. Napoleón era un gordo maduro, Squealer estaba también gordo. Nadie casi recordaba a Snowball.

    La vida de los animales era sacrificada, ya no recordaban si hubo tiempos mejores. Sin embargo, se comparaban con otras naciones y se consideraban libres, sin amos hombres y si pasaban frío o hambre no era por culpa del hombre: todos allí eran iguales.

    Clover se horrorizó un día al ver a Squealer caminando en dos patas, los otros animales fueron al jardín y lo vieron junto con otros cerdos que también se movilizaban en dos patas, unos lo hacían mejor que otros. Napoleón apareció del mismo modo, en dos patas, con un látigo, con su escolta de perros y las ovejas que cantaban ”Cuatro patas bueno, dos patas mejor”.

    Confundidos los demás fueron a leer los mandamientos: Benjamín rompió su regla y leyó el único mandamiento: Todos los animales son iguales pero algunos son más iguales que otros”.

    Después de esto no les resultó extraño ver a los cerdos con látigos, con radios inalámbricas y verlos vestidos con ropa de la Sra y del Sr. Jones.

    Semanas más tarde se reunieron cerdos y hombres, los otros animales miraban atónito desde una ventana. El Sr. Pilkington en su discurso pronunció que hubo dudas acerca del buen funcionamiento de la Granja y de las rivalidades con las demás granjas (ref.= versión satírica de la Conferencia de Yalta en 1943 donde se encuentran los nuevos aliados: Stalin, Winston, Churchill y Theodore Roossevelt ) pero que ya se terminaron.

    Felicitó a Napoleón por las raciones bajas, las largas horas de trabajo impuestas a los animales inferiores y la ausencia de mimos excesivos. Agregó que él también tiene su propia clase baja.

    Napoleón negó haber incentivado la rebelión con las otras granjas (destruye los símbolos de la rebelión), sería suprimido llamarse “camaradas”, no harían marchas domingueras frente a una calavera de un cerdo enterrado en el jardín (de Major). La bandera sería verde y la Granja Animal se llamaría “Granja Manor”, su nombre original. “Él sólo quería vivir en paz y mantener relaciones normales de comercio con sus vecinos: la granja siempre perteneció a los cerdos”. Brindaron, vaciaron los vasos y retomaron un juego. A los minutos se oyó peleas y gritos que provenían de la casa. Los animales corrieron hacia la ventana y espiaron: Napoleón y Pilkngston habían jugado un as de espada en la misma mano ( presagio: futuras discuciones entre estos extraños aliados). Los animales observaron, pasaban sus ojos de los cerdos a los hombres y viceversa y les resultaba imposible decir quién era quién.