Rebelión en la granja; George Orwell

Cuento. Sátira. Literatura del Siglo XX. Argumento. Personajes. Historia. Revolución Rusa. Personajes revolucionarios

  • Enviado por: Alyzia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad

Rebelión en la Granja

1.FICHA DEL LIBRO

Título: Rebelión en la Granja

Autor: George Orwell

Fecha de edición: Enero 2005

Nº. de edición: Cuarta

2.TEMA

Esta novela se centra en la Granja del Sr. Jones, donde se instaura una rebelión promovida por los animales de la granja, en la que se pretende mejorar el derecho a la igualdad. Sin embargo, este ideal se ve vencido frente a la envidia, la rivalidad, la pereza, los intereses, las traiciones...

Pero en realidad, el tema principal que creo que el autor ha querido significar con esta obra, es ridiculizar cada uno de los detalles de la Revolución Rusa, y sobre todo del régimen comunista.

A fin de cuentas se trata por tanto de una obra histórica que establece una relación metafórica de los temas antes citados.

3.ARGUMENTO

En la granja del Sr. Jones, los animales estaban cansados de ser maltratados y explotados para, a fin de cuentas, solamente recibir una mísera recompensa a cambio de todo el trabajo. Por todo esto, un viejo cerdo llamado Mayor, que murió poco después, promueve la idea de lo que se convertirá en una rebelión contra los humanos y sobre todo contra el Sr. Jones y formar así una granja en la que todos tengan más derechos, vivan mejor, en condiciones de igualdad y en la que todo lo que se produzca sea por y para el beneficio de la granja y de todos los animales que la componen. De esta manera cada animal ejerce un trabajo en la medida de sus posibilidades y a cambio se le recompensa con creces. A partir de aquí los cerdos, por su inteligencia, se conceden las tareas administrativas.

Los animales consiguen hacerse con el control de la granja expulsando a su dueño. Además, para demostrar que ellos tenían el poder, cambiaron el nombre de “Granja Manor” y la llamaron “Granja Animal”. Para culminar toda esta rebelión, los animales elaboran un sistema completo de ideas al que dieron el nombre de Animalismo, en el cual concretaron los principios de esta teoría, entre los que destacan siete, Los Siete Mandamientos.

Querían también hacer llegar su rebelión a las granjas vecinas, pero, afortunadamente, no pudieron ya que su relación con los dueños estaba bastante deteriorada y lo único que mantenían en común era el comercio.

A partir de aquí, se preocuparon muy decididamente del cuidado de su granja. Para ello empezaron aplicando todas sus ideas en la práctica; al principio todo era estupendo; trabajaban muchas menos horas y disponían de mayores cantidades de comida, pero poco a poco las cosas empeoraron. Los cerdos, que desde un principio habían tomado libremente el cargo más importante, llenos de codicia, comenzaron a gobernar la granja a modo de beneficio propio, modificando los mandamientos y todo lo que en un principio se aprobó por parte de todos y que no debía ser transgredido.

Todo esto provoca que los cerdos obliguen a los demás animales a trabajar muy duramente para satisfacer sus necesidades. A fin de cuentas, la granja se había convertido en lo que antes se resumía en una ley básica: trabajo severo y escasez de comida. Incluso ahora, sin el Sr. Jones, se había perdido el sentimiento de compañerismo entre los animales; pues sucedían peleas entre ellos y muertes provocadas únicamente por diferencias de ideas.

Pero, indudablemente, aunque los cerdos tenían el poder, había entre ellos algunas competencias, sobre todo entre Napoleón y Snowball, pues tenían ideas diferentes sobre las decisiones que se tenían que tomar. Esto cometió a que resultara Napoleón como único gobernante, ya que éste se encargó de expulsar a Snowball de la granja y a acusarlo de todos los problemas que sucedían en ella.

Pasó el tiempo, y la granja empezó a decaer. Napoleón, decidía todo lo que se debía hacer con la comida, beneficiándose él y los cerdos de casi toda. Poco a poco, Napoleón iba adquiriendo un comportamiento humano.

Ante la mirada de los demás animales, Napoleón elaboraba o modificaba las leyes a su medida, comerciaba con humanos a cambio de whisky, dormía en camas con sábanas (lo cual era contradictorio a uno de los mandamientos), y por último y para acabar con todo esto, Napoleón comenzó a andar a dos patas. Su sombra era tan parecida a la de un humano que, finalmente, nadie de aquel lugar diferenciaba a Napoleón del Sr. Jones.

4.PERSONAJES

4.1 PERSONAJES DE LA NOVELA

En la obra aparecen una serie de personajes que pueden ser calificados de principales. Éstos son:

Sr. Jones. Este personaje es el dueño de la “Granja Manor” el cual es expulsado de la misma por los animales. Es un bebedor y no alimenta a sus animales lo suficiente ni los cuida como es debido; por esta razón los animales se rebelan contra él y es expulsado de la granja.

Viejo Mayor. De nombre Willingdon, es un cerdo majestuoso de aspecto sabio y bonachón. Antes de morir, hace partícipes al resto de los animales de sus reflexiones. Les hace ver que sus vidas son miserables, laboriosas y cortas y que el hombre es el único enemigo real que tienen todos los animales. Es el ideólogo de la rebelión.

Napoleón. Es un cerdo, que se apodera, junto con Snowball, de la granja. Era el único cerdo de la raza Berkshire, lo cual le da ciertos aires de grandeza. Este personaje está caracterizado por la codicia y la ambición de poder. Abusa y explota a otros animales para su propio bienestar, no es fiel a su palabra, adapta las leyes a su propio beneficio y está absorto en el poder, lo cual hace que no le importe nada ni nadie. Carente de inteligencia, utiliza la fuerza para hacerse con el poder absoluto expulsando a Snowball, el cual lo considera como un rival.

Squealer. Squealer es otro de los cerdos que se unirá con los demás para apoderarse de la granja. Su principales adjetivos son: un gran orador, persuasivo y elevado poder de convicción frente a los otros animales. Como gran seguidor de Napoleón se convierte en el que realiza el trabajo sucio recurriendo al engaño del resto de los animales con falsas promesas.

Snowball. Era otro de los cerdos, el más inteligente y aunque mucho más vivaz que su “contrincante” Napoleón, era considerado de un carácter más débil. Su personalidad no era como la de sus camaradas. Las ideas del Viejo Mayor le habían profundizado y quería, ante todo, el bienestar de todos los animales que en la granja vivían. Al principio gobierna éste junto a Napoleón y los demás cerdos, pero luego Napoleón lo expulsa porque podía ser un impedimento para sus planes de apoderamiento de la granja. Cualquier desgracia que ocurriese en la granja se le achacaba a él. El calificativo que más lo idealiza es el de organizador.

Boxer. Boxer, un caballo de monumental potencia. Es el animal más trabajador de toda la granja, y el que siempre está dispuesto a hacer más por el bienestar de los suyos. Trabaja mucho a cambio de muy poco y finalmente lo venden sin piedad aunque haya sido una pieza fundamental en el funcionamiento de la granja. Tiene aspecto estúpido y no estaba dotado de inteligencia, pero aún así era respetado por todos por su entereza de carácter y su enorme fuerza.

Benjamín. Era el animal más viejo y de peor genio de la granja. Raramente hablaba y jamás reía. La rebelión no le modificó: él seguía haciendo su trabajo. Se caracteriza por su desconfianza y sus actos de protesta, crítica y desprecio ante los demás. Es uno de los pocos animales que ve como se pierden todos los principios de la rebelión.

Sin embargo, no hay que omitir otros personajes, pero de menor importancia, que también aparecen en la obra. Entre ellos destacan:

Clover. Es el otro caballo, pero éste era una yegua robusta, entrada en años y de aspecto maternal. Era muy trabajadora y una fiel seguidora, al igual que Boxer, de los cerdos.

Mollie. Era una yegua blanca y bonita. Es uno de los pocos animales que han estado en desacuerdo con Napoleón, pero nunca le ha dicho nada, por miedo.

Moses. Era el cuervo amaestrado y el favorito del señor Jones.

4.2 PERSONAJES REVOLUCIONARIOS

En la Revolución Rusa, actuaron una serie de celebridades que, en esta obra, están caracterizados por un determinado personaje.

Lenin: aparece reflejado en la obra como el cerdo Mayor, el cuál representa un modelo a seguir para los demás animales. Todas sus opiniones e ideas eran escuchadas muy atentamente por todos los miembros de la granja. Tras su muerte el mando pasa a manos de Napoleón y Snowball (Stalin y Trotski).

En el campo de lo real, Lenin es el considerado verdadero teórico de la Revolución Rusa y el líder revolucionario más importante de la Europa del siglo XX.

Trotsky: es representado como el cerdo Snowball que de inmediato fue el primer seguidor del cerdo Mayor. Toma importantes decisiones para la granja. Respecto a Trotsky en realidad fue un teórico del marxismo (doctrina y teoría social, económica y política basada en la obra de Karl Marx) y uno de los principales dirigentes del gobierno soviético hasta que fue expulsado y forzado al exilio por su rival, Stalin. Trotsky se unió a Lenin.

Su energía ayudó a salvar a la Unión Soviética durante su Guerra Civil. Sin embargo, carecía de habilidades como político, por lo que perdió en su enfrentamiento con Stalin. Los ilustrados soviéticos antes de la desaparición de la URSS seguían considerando que Trotski fue un traidor al pensamiento estalinista (de Stalin) que había intentado hundir a la Unión Soviética.

Stalin: es representado por medio de Napoleón. En un principio y tras la muerte del cerdo Mayor, queda en un segundo plano, por detrás de Snowball. Finalmente Napoleón expulsa de la granja a Snowball e imparte, a partir de ese momento, una dictadura; modificando las normas a su manera de forma que los demás animales asuman su mandato y no se produzca otra rebelión.

Esto se simboliza perfectamente con el Stalin real, un político soviético que moldeó los rasgos que caracterizaron al régimen de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URRS), estado del que fue su máximo dirigente. Stalin ha pasado de ser considerado un mito del socialismo internacional a estar incluido en la nómina de dictadores irracionales del siglo XX.

Zar de Rusia: se corresponde con el Sr. Jones, el propietario de la granja Manor, el cual explotaba a sus animales y fue la causa de la rebelión de éstos contra él.

Su nombre en la historia es Nicolás II, y es, como se ha dicho antes, el último zar o emperador de Rusia, que llevó a cabo una política extremadamente rígida e intransigente sin ninguna concesión de carácter liberal como base.

Estos fueron los personajes más importantes en la Revolución Rusa y en la obra del libro. Sin embargo, veamos otras relaciones entre los personajes de la obra y este hecho histórico.

Sr. Fréderik. Es el propietario de la granja vecina. Está en contra de la revolución y del sistema político que se sigue en la granja. Todo esto a la realidad se puede equiparar con el rey Federico I de Prusia del momento y su reino (Pinchfield Prusia), el cual ayudó a Rusia varias ocasiones.

Sr. Pilkington. Es el propietario de la granja vecina llamada Foxwood, la cual puede ser identificada con el Imperio Austro-Húngaro y su emperador, ya que Rusia mantenía relaciones con este imperio más especialmente.

Benjamín. Por su negatividad ante las intenciones de los cerdos y ante la rebelión en sí, se puede personificar con los ilustrados o intelectuales de aquella época.

Otras equiparaciones son la de el cuervo Moses, con la iglesia (en esta época ortodoxa), Boxer, obviamente hace referencia al pueblo trabajador, las gallinas y las ovejas corresponden, por su cargo y cifra, el pueblo campesino ruso y los perros con los que amenaza Napoleón son el ejército. Así mismo, de manera general, los cerdos componían el partido comunista ruso y la burocracia del partido.

5. CONCLUSIÓN

El final de este libro se resume, principalmente, en la corrupción que produce el abuso exagerado de poder, es decir, este libro manifiesta un desacuerdo total con el totalitarismo, en el que el jefe o líder de esta sociedad corresponde indiscutiblemente a Napoleón, que no admite ninguna oposición.

Pero en realidad, ¿qué nos pretende enseñar Rebelión en la Granja? Principalmente, muestra como utilizamos la ignorancia de otros para conseguir lo que nosotros mismos queremos, un acto acomodado y cobarde. Del mismo modo, nos revela públicamente un acto de traición movido por la avaricia y la ambición de poder. Asimismo, critica a aquellos que por su debilidad de carácter y miedo a otros, no se rebelan ante lo que de verdad realmente piensan, porque se encuentran en una situación idéntica en la que no hay libertad de expresión.

En segundo plano, nos publica como, además de utilizar a otras personas, nos atribuimos a nosotros mismos los méritos alcanzados por otras personas.

A fin de cuentas, la obra se resume en los sentimientos de envidia, egoísmo, avaricia, egocentrismo, ambición, ansia de poder, mentira, cobardía... de Napoleón.

6. VALORACIÓN PERSONAL

6.1 VALORACIÓN PERSONAL DE LA NOVELA EN SÍ.

Basándose en la narración de la novela sin tener en cuenta lo que quiere significar, la considero de bastante entretenimiento y detalle. Nos narra cómo unos animales inocentes son presas de la astucia malintencionada de otros, que según ellos, se creen superiores y permanecen absortos en su poder desmesurado.

Personalmente, no me llama mucho la atención la fábula que cuenta, sino, cómo la cuenta, con todo lujo de detalles y con un tono irónico que la hace, en mi opinión, extravagante.

Uno de los sentimientos que más me ha interesado, ha sido el egoísmo, ya que vivimos en un mundo en el que las personas únicamente se preocupan por sus deseos personales y no les importa el daño que puede causar a los demás el conseguirlos.

Recapitulando, esta obra la considero de interés general, ya que explica muy bien todo el desarrollo de la Revolución Rusa, que puede ser entendida en parte desde esta perspectiva; y además porque trata una serie de saltos de personalidad muy atrayentes.

6.2 VALORACIÓN PERSONAL DEL MOMENTO HISTÓRICO

Según mi opinión, la Revolución Rusa del momento, fue un momento histórico lamentable. Sin embargo, no ha sido el único que ha sucedido en la historia; ello no impide que deje de ser importante. Me hubiera resultado muy desagradable haber existido y formado parte de aquella época bajo la tutela de Stalin, el cual manifiesta un comportamiento muy severo y principalmente comunista, que no me parece muy oportuno.

Sin embargo, creo que todo acto político de tal escala como éste debe de tener un lado humano; asimismo el estalinismo hizo que toda la gente que lo sobrellevó se diera cuenta de lo que quiere en realidad y de aspirar por ello siempre a una vida mejor.

1