Rayuela; Julio Cortázar

Literatura hispanoamericana contemporánea. Novela argentina vanguardista. Antinovela. Temas. Personajes. Capítulos prescindibles. Estructura narrativa

  • Enviado por: Soraya
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

INFORME MONOGRÁFICO ACERCA DE

RAYUELA.

Introducción.

El presente trabajo se trata de un informe monográfico acerca de la obra Rayuela de Julio Cortazar.

A los informes monográficos se los define como un texto expositivo o explicativo en el que se reúne información acerca de un tema determinado, y se la presenta en forma sistemática. La información se organiza en función de una hipótesis muy simple que se procura demostrar por medio de argumentos o razones a lo largo del trabajo. Esto introduce en el informe monográfico algunos elementos propios de la argumentación: no se trata de exponer los datos en un cierto orden, sino también de persuadir al lector, para que llegue a la misma conclusión que el autor del texto

El autor de la novela, Julio Florencio Cortázar, nació el 26 de Agosto de 1914 en Bruselas, pero paso su infancia en Banfield (Argentina). Fue novelista y cuentista. En 1951 se traslado a París en una especie de exilio, donde trabajó como traductor independiente. Además de haber ganado un premio Novel con Rayuela (1963), también publico otras obras como Historias de cronopios y famas (1962), 62/ modelo para armar (1968). A finales de 1983 realizó un último viaje a su país de origen; en Buenos Aires fue recibido muy bien por sus compatriotas. El refinamiento literario de Julio Cortázar, sus lecturas casi inabarcables, su incesante fervor por la causa social, hacen de él una figura de deslumbrante riqueza, constituida por pasiones a veces encontradas, pero siempre asumidas con él mismo, genuino ardor. Julio Cortazar murió en 1984 pero su paso por el mundo seguirá suscitando el fervor de quienes conocieron su vida y su obra.

En el año 1963 se publica la “antinovela” Rayuela en Argentina. En esa fecha sucedían otros acontecimientos dentro del país. Las elecciones de Julio de 1963, en las que nuevamente se proscribió al movimiento peronista, llevó a la Presidencia de la Nación a Arturo Illia, cuya UCRP triunfó con el 23,8 % de los votos a pesar del apoyo oficial, teniendo el 21, 2 % de los votos en blanco. Triunfó la formula Illia-Perette.

En el plano económico, los indicadores eran apenas más promisorios, ya que la economía mostraba un alto nivel de actividad, la oferta monetaria había aumentado -aunque provocando cierta inestabilidad en la tasa de cambio-, la tasa de inflación se había reducido, la balanza comercial era deficitaria y las reservas mermaban. El PBI cayó 1.6% en 1962 y 2.4%, mientras que el producto industrial disminuyó 5.7% y 6.1 en los mismos años. El desempleo llegó al 9% en el Gran Buenos Aires y alcanzó cifras superiores en el interior del país.

Por otro lado, con el decreto-ley 8205de 1963, más conocido como la ley de la censura, se impuso el Consejo Nacional Honorario de Calificación Cinematográfica y con él la facultad de disponer cortes en las películas que sean sometidas para su calificación.

El tema central de la obra Rayuela es la búsqueda del centro, encontrarse con uno mismo. El paratexto cuenta con la tapa, donde observamos el nombre del autor en color negro, el nombre de la obra en color amarillo y la editorial “Alfaguara” en color blando centrado en la parte inferior. En el lomo se encuentra lo mismo que la tapa, pero se añade el auspiciante: grupo “Ñ” de Clarín. En la contratapa se describe una reseña y comentario acerca de la obra, la editorial, el auspiciante y el código de barras. En la primer solapa hay una pequeña biografía de Julio Cortazar y en la segunda otros títulos de la colección.

El protagonista es Horacio Oliveira, era argentino, intelectual. Vivió en Francia donde tuvo diferentes historias, otras costumbres con respecto a las de su país, se desestructura. Admira a la Maga pero a la vez la odia por tener mas imaginación que el. Es machista. Se ve también su parte estructurada que lo lleva a fracasar en su amor con Lucia, por culpa de su búsqueda de la perfección racional. Tuvo una historia amorosa en Francia con Pola. Es libre. Perteneció al Club de la Serpiente con quienes compartía el mismo objetivo, buscar el centro y encontrar amistades. Conoció a una clochard llamada Emmanuele, quien lo ayudo a ser mendigo por un tiempo; además tuvieron un encuentro sexual. Horacio rompe con los estereotipos clásicos, haciendo de su vida un juego constante. Es deportado de París hacia Argentina. A pesar de no ser escritor, se relaciona mucho con la literatura.

A continuación se encuentran algunos de los personajes con sus características, que a lo largo de la obra se relacionan con Horacio:

Babs y Ronald eran compañeros del Club de la Serpiente.

Etienne un buen amigo al que le confía muchas cosas como sueños, pensamientos. También integrante del Club y pintor.

Ossip (Gregorovius) tenia una relación de rivalidad con Horacio por el amor de la Maga. Miembro del Club.

Bertè Trèpat era pianista y conoce a Horacio en un concierto. Comparten una charla de pocas cuadras.

Gekrepten fue su pareja con la cual viven un tiempo juntos en Argentina.

Ferrabuto era el dueño del circo y hospital en el que trabajo.

Manolo Traveler, amigo que le consigue trabajo en el circo. Se ve reflejado en él. También lo llaman Manú. A pesar que su apellido irónicamente significa “viajero”, nunca ha podido salir de su país, viéndose obligado a trabajar en el circo.

Talita, esposa de Traveler, encuentra lo que le faltaba a la Maga y a su ves se complementan ambas. Se besan.

Morelli, es un escritor anciano. Vive en París donde es atropellado y se le interna en un clínica. Al no poder cuidar de sus cosas se ve obligado a confiar el cuidado de las mismas al Club de la Serpiente que son admiradores suyos.

El género al que pertenece la obra es lúdico, es decir, de juego. Cortazar lo utiliza como recurso expresivo. El ver la vida como un juego es una actitud existencial, surrealista. También le permite definir reglas mínimas para proponer alcanzar mayor libertad al lector. Posibilita la creación de zonas que han sido consideradas excluidas de nuestro mundo y que resulta necesario incluir. Otro juego es el de la lengua burlada, por ejemplo, desescribir. La lectura también plantea juego, sirve para neutralizar el sentimiento de dislocación.

Por un lado, en la estructura interna, Rayuela es de tipo tablero, se van relacionando los capítulos donde los personajes se sitúan en París con el regreso del protagonista en Argentina. Los capítulos prescindibles nos ayudan a comprender mejor la obra y a su vez plantea un final distinto; por el otro en la estructura externa se divide en 3 grandes partes: “Del lado de allá” , se desenvuelve y colapsa el amor entre Horacio Oliveira y la Maga. Horacio, un hombre de profundas convicciones intelectuales, tiende a organizar excesivamente su relación con la muchacha en el intento por comprender el misterio de la amada, cuya sensibilidad en el fondo es la envidia. Termina haciéndole mucho daño, tras la muerte de su hijo Rocamadour, La Maga desaparece. Horacio deja las sesiones del Club de la Serpiente y se marcha ha buscarla hasta llegar al mundo de los clochards. Horacio Oliveira se ve envuelto en problemas con la policía llegando a tocar fondo cuando es deportado a la Argentina.

“Del lado de acá”, Horacio regresa a la Argentina a bordo de la Andrea C. Debe reincorporarse a una vida más bien insignificante al lado de una nueva compañera, Gekrepten. Consigue trabajo en un circo gracias a una intervención de los esposos Traveler, quienes logran convencer a Ferrabuto para que emplee a Horacio. Oliveira inesperadamente comienza a identificarse con su compañero Traveler y confunde a Talita con su amor dejado en París: La Maga. Traveler se convierte en su rival de amor. Ferrabuto cambia el circo por una clínica psiquiátrica. Oliveira no hace mas que agudizar los conflictos. Después de besar a Talita en la clínica, Horacio se encierra en su cuarto, temeroso de una reacción de Traveler. Con la ayuda de un interno “el 18” levanta de obstáculos increíbles en reducido espacio, y se sienta en la ventana a esperar el ataque de Traveler. En realidad sus amigos lo toman por loco. No se alcanza a saber si lo está, menos si efectivamente se lanza o no al vacío.

Y los “Capítulos prescindibles”, ilumina y da sentido a las dos primeras partes. Cortázar lo ha dispuesto en forma de collage, está constituido por fragmentos de más variado origen: recortes de periódicos y revistas, fragmentos de obras diversas, monólogos interiores de los personajes principales, aportes escritos de un personaje nuevo (o anotaciones de los otros personajes sobre él): El escritor Morelli, a cuyas notas personales tendrán acceso los del Club de la Serpiente tras un accidente que sufre el anciano, que en realidad es el portavoz de Cortázar en lo que atañe a la reflexión sobre la novela y a la teoría de la antinovela que es Rayuela.

Dentro del informe monográfico, plantearé como hipótesis:

“La confusión de Horacio entre la Maga y Talita”.

Desarrollo

Elegí, entre las mujeres de Rayuela, a dos personas muy significativas en la vida de Horacio. Lucía, en Francia y Talita, mujer que conoce en su regreso a nuestro país. Ambas se complementan en la vida de Horacio, Talita tenía cosas que llenaban los huecos que había dejado La Maga, funcionaba como un “elemento que generaba equilibrio en su vida amorosa”. A lo largo de éste desarrollo iré proponiendo citas textuales, en las que queda en claro lo que le daba cada una de ellas en los momentos que compartían, cómo eran interpretadas por Oliveira, y hasta, cuando en un momento de su vida, ya en su vuelta a Argentina, se las confunde.

Todas éstas citas abalaran la hipótesis propuesta en la introducción.

La Maga.

  

Era el amor de Oliveira, convivían en Francia. Algunos momentos que recordaba Horacio junto a la Maga por las calles de Paris: "...Comíamos hamburguers en Carrefour de l'Odeon, y nos íbamos en bicicleta a Montparnasse, a cualquier hotel, a cualquier almohada (...) conocíamos cada vez mejor la zona de baldíos (...) dejábamos las bicicletas en la calle y nos internábamos de a poco, parándonos a mirar el cielo porque esa es una de las pocas zonas de Paris donde el cielo vale mas que la tierra. Sentados en un montón de basuras nos sentábamos a fumar un rato, y la Maga me acariciaba el pelo o canturreaba melodías ni siquiera inventadas..." “...íbamos a los cines a ver películas mudas...”

 

 

Con respecto a la personalidad de la Maga, encontramos las siguiente citas que desarrollan características de la misma: “...A ella le encantaban los líos inverosímiles en que andaba metida siempre por causa del fracaso de las leyes de su vida. Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos. Estaba acostumbrada a que le pasaran cosas modestamente excepcionales...” en una oportunidad, Horacio le confiesa a su clarividente: “...Ella sufre en alguna parte. Siempre ha sufrido. Es muy alegre, adora el amarillo, su pájaro es mirlo, su hora la noche, su puente el Pont des Arts...” “... - Yo no me sé expresar - dijo la Maga secando la cucharita...””...Quiero también que le sirva para algo a la Maga, que jamás ha sido capas de entender las cuestiones morales...”

Algunas cosas le molestaban...: "...que sintiera bullir en la palma de la mano el cuerpo vivo de un ciempiés gigante que había elegido dormir en el lomo del álbum. Eso, y encontrar grandes pelusas grises o verdes dentro de un paquete de cigarrillos..."

 

 

Para Oliveira es tarea difícil describir a su amor Francés: “En fin, no es fácil hablar de la Maga. No había que plantearle la realidad en términos metódicos. El elogio del desorden le gustaba.” Soñaba con llegar a ser una cantante de lieder. Era insensato querer explicarle algo a Lucia. “...la Maga olía a algas frescas, arrancadas del ultimo vaivén del mar. A la ola misma...” “... sabés, es tan difícil decirte: te quiero. Tan difícil, ahora...”

 

En cuanto a las relaciones sexuales que mantuvo con Horacio contamos con ésta cita que describe la primera vez que compartieron un acto sexual: “...La primera vez que estuvo con Oliveira fue en un hotel, ella fingía hacer literatura mirando por la ventana de la habitación...”

Por otro lado, se observa una descripción de éstas relaciones bajo la mirada de Horacio: “...No estábamos enamorados, hacíamos el amor con un virtuosismo desapegado y crítico, pero después caíamos en silencios terribles...” “...Nunca nos quisimos- le dijo besándola en el pelo...” A pesar de que Oliveira niega que Lucía fuese su verdadero amor, personalmente aseguro que en realidad lo es. Horacio apostaba mucho en algunos momentos a su relación con Lucia, tenia esperanzas...“... llegó a creer que la continua presencia de la Maga lo rescataría de divagaciones excesivas...”

 

Había cosas de La Maga que Horacio admiraba, pero muchas otras, no las toleraba como por ejemplo: “...-Más bien- dijo Oliveira-. Qué queres, a mi los cambios me parecieron de otro orden. En realidad ya no nos aguantábamos demasiado.

-Vos sos el que no me aguanta. Vos sos el que no aguanta a Rocamadour.

-Es cierto, el chico no entra en mis cálculos. Tres es mal número dentro de una pieza...”

 

 

Lucia revive momentos dolorosos de su infancia y lo comparte con Ossip: “...el negro me sobaba por todos lados y me decía cosas en la oreja, me babeaba la cara, me arrancaba la ropa y no podía hacer nada, ni gritar siquiera porque sabia que me iba a matar si gritaba y no quería que me mataran...” “... Yo perdí a mi mamá cuando tenia cinco años, me criaron unas tías que después se fueron al campo...”

Ella planificaba en su mente como seria su vida si conviviera con Horacio“...La Maga había dicho que en esa forma ahorrarían bastante dinero, comprarían un solo diario, no sobrarían pedazos de pan, ella plancharía la ropa de Horacio, y la calefacción, la electricidad...”

La Maga se desahogaba con Rocamadour el sufrimiento que le producía el trato que reciba por parte de Horacio.“... me trata de sentimental, me trata de materialista, me trata de todo porque no te traigo o porque quiero traerte, porque renuncio, porque quiero ir a verte, porque de golpe comprendo que no puedo ir...”

Lucia se sentía decepcionada por todos los hombres que pretendían acercarse a ella. Pero había una excepción: “Verdaderamente Gregorovius era un estúpido. Salvo Horacio (y a veces...) todos los que la habían deseado se portaban siempre como unos cretinos...”

Talita.

Pasando a la otra de las “grandes” mujeres en la vida del protagonista de la antinovela, me baso ahora en un análisis de Talita.

Su verdadero nombre es Atalía Donosi. Ella era la esposa de su amigo Manolo, y juntos lo van a recibir al puerto de regreso a Argentina. Ese fue el momento exacto en el que se vieron por primera vez.

La primera impresión que tuvo Talita sobre Horacio, no fue nada positiva, aunque esto fue cambiando con el pasar del tiempo: “...Ella estaba ofendida por la recepción de Oliveira, lo encontró positivamente desagradable y se volvió al circo donde trabajaba...” En el próximo fragmento que citaré se observa como evolucionó la relación Horacio-Talita: “...A veces Talita se sentaba frente a Oliveira para hacer juegos con el cementerio, o desafiarse a las preguntas-balanza que los divertía mucho. Se sentían muy bien juntos...”

Aspectos de la personalidad de Talita: “...Lectora de enciclopedias, se interesaba por los pueblos nómadas y las culturas trashumantes...” “... Era farmacéutica...” “... Talita es muy feliz con Traveler, con el circo...” Horacio asimilaba su vocabulario, eso molestaba mucho a Traveler, “... me repugnan los cangrejos ermitaños, las simbiosis en todas sus formas, los líquenes y demás parásitos...” “...Ella admiraba la fuerza de Oliveira casi tanto como la astucia y las invenciones de su esposo...” “...son realmente dos gliptodontes...” “...Cuando Talita tenia miedo se levantaba y se hacia un te de tilo y menta fifty fifty...”

Cuando surgió la idea de cambiar el circo por una clínica, Talita y Manú no estaban muy de acuerdo: “...A Talita le hacia poca gracia la idea del manicomio, y Traveler lo sabia. Los dos le buscaban el lado humorístico...”

Talita tenía algunas expectativas que interesaban a Horacio: “...-Yo- pensó Talita, -debería escribir novelas, se me ocurren ideas gloriosas-...”

Oliveira intervino en los sentimientos de Talita, ya no era lo mismo para ella su pareja: “...Esa mujer estaba empezando a sufrir por culpa de él, no por nada grave, solamente que él estaba ahí y todo parecía cambiar entre Talita y Traveler, montones de esas pequeñas cosas que se daban por supuestas y descontadas...”

Las dos.

Las citas que presento a continuación, demuestran que Oliveira ve a la Maga cuando en realidad es Talita.

“...-Horacio vio a la Maga ésta noche-dijo Talita-. La vio en el patio, hace dos horas, cuando vos estabas de guardia.

-Ah-dijo Traveler, tendiéndose de espaldas y buscando los cigarrillos sistema Braille. Agregó una frase confusa que salía de sus ultimas lecturas.

-La Maga era yo-dijo Talita, apretándose mas contra Traveler-.No se si te das cuenta.

-Más bien si.

-Alguna vez tenia que ocurrir. Lo que me asombra es que se halla quedado tan sorprendido por la confusión...”

“...el 8 amontonaba al borde del cantero, y que la Maga, porque era la Maga, doblaría la pierna izquierda y con la punta del zapato proyectaría el tejo a la primera casilla de la rayuela. Desde lo alto veía el pelo de la Maga, la curva de los hombros y como levantaba a medias los brazos...”

“...Y vos, ¿Por qué te pusiste a jugar a la Rayuela?¿También te asimilaste?

-Tenés razón- dijo Talita-¿Por qué me habré puesto? A mí en realidad no me gustó nunca la rayuela. Pero no te fabriques una de tus teorías de posesión, yo no soy un zombie de nadie.

-No hay necesidad de decirlo a gritos.

-De nadie-repitió Talita bajando la voz-.Vi la rayuela al entrar, había una piedrita... Jugué y me fui.

-Perdiste en la tercera casilla. A la Maga le hubiera pasado lo mismo, es incapaz de perseverar, no tiene el menor sentido de las distancias...”

“...sin saber cómo, se había oído hablándole a Talita como si fuera la Maga, sabiendo que no era pero hablándole de la rayuela...”

“... la noche con Talita y la rayuela, un entrecruzamiento de líneas ignorándose...”

“... -Me confundió con la Maga - insistió Talita...”

“... Admití que se parecen bastante, pensó...”

“... La Maga era solamente un nombre, y ahora ya tiene una cara. Todavía se equivoca en el color de la ropa, parece...”

“...(podían ser la Maga o Talita, se parecían tanto y mucho más de noche y desde un segundo piso)...”

“...A esa hora y con esa oscuridad lo mismo hubiera podido ser la Maga que talita, o cualquiera de esas dos locas...”

“...-Acercate, Maga -dijo Oliveira-. Desde aquí sos tan parecida que se te puede cambiar el nombre.

-Cerrá la ventana, Horacio- pidió Talita...”

“...-Por fin -dijo-. Se destapo la olla. Ahí abajo la Maga esta pensando lo mismo. Y yo que creía que a pesar de todo me conocían un poco.

-No es la Maga -dijo Traveler-. Sabes perfectamente que no es la Maga.

-No es la Maga -dijo Oliveira-. Se perfectamente que no es la Maga. Y vos sos el abanderado. El heraldo, de la rendición, de la vuelta a casa y al orden...”

En el fragmento que ahora citaré se observa que Horacio besó a Talita. Pero ese beso no era para ella, lo hizo pensando, indiscutiblemente en Lucía: “...acercándose a ella en el acto de aceptar esa cosa innominable que lo hacia sonreír. Y tampoco su beso era para ella, no ocurría allí grotescamente al lado de una heladera llena de muertos...”

Conclusión.

La hipótesis que mencioné al principio del informe es verdadera, ya que las citas a lo largo del desarrollo lo han demostrado:

“La confusión de Horacio entre la Maga y Talita”

Cortázar utiliza un recurso denominado Dobles y figuras. Los dobles en la obra del autor no reflejan una división patológica de la personalidad, apuntan una expansión del ego, a una participación, quiere lograr una unión, una identificación.

Horacio no ha olvidado a la maga, y, para su desventura, la ve claramente reflejada en Talita, la esposa de su amigo. Por supuesto se generan conflictos puesto que Oliveira empieza a actuar como si estuviera con Lucía. Incluso se besan.

Como dije anteriormente, Talita y La Maga no solo coincidieron en ser los amores de Oliveira... Él llega a un punto en que prácticamente no distinguía entre las dos, era tal su confusión que se aseguraba a sí mismo que por ejemplo había visto a Lucia, cuando en realidad estaba en Buenos Aires y era Talita lo que divisaban sus ojos.

Horacio sabe que a la Maga solo se la imagina cuando aparece Talita, pero se las confunde porque ve en Talita aspectos que le gustaría que tuviera Lucía, buscando así la “mujer ideal”, ya que ambas son un complemento para Oliveira.

Bibliografía.

Cortázar, Julio (1963). Rayuela. Buenos Aires, Alfaguara y el Diario Clarín, 2004.

Internet: http://www.google.com.ar

http://www.juliocortazar.com.ar/suvida.htm

http://www.todo-argentina.net/historia/civmil/guido/1963.htm

http://www.argentina-rree.com/11/11-057.htm