Rasgos diferenciales del lenguaje periodístico

Opinión. Crítica. Artículo

  • Enviado por: Gameover
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

TEMA 2

Según fotocopias

Rasgos diferenciales del lenguaje periodístico.

Aproximaciones. Notas ideales del lenguaje periodístico

La opinión

Suele reflejar el autentico talante de un periódico. Del estilo de artículos y editoriales podremos deducir cómo afrontar la realidad y las transformaciones sociales los dueños y responsables de esa publicación. Por supuesto, también nos servirá para ese propósito las noticias, las crónicas, los análisis, .... y la valoración con que se coloca cada texto en las páginas, la situación y tamaño de los titulares. Pero con mayor claridad nos mostrarán los artículos de opinión la verdadera ideología del diario.

Encontramos periódicos de opinión:

  • Opinión unidireccional: existe cierta coordinación entre los articulistas y escritores que habitualmente publican sus columnas en él, de modo que raramente aparecen discrepancias fundamentales con la línea editorial.

  • Opiniones encontradas: pueden evidenciar notables discrepancias en sus articulistas respecto a la línea editorial.

  • El editorial

    Raramente lo elabora solo una persona (salvo en periódicos muy pequeños), el propio editorialista forma parte de un equipo.

    Los editoriales son corregidos y modificados, en última instancia, por el propio director o persona que le sustituya.

    La extensión

    En la prensa se dan dos tipos de editoriales con arreglo a su tamaño:

  • Los de fondo: de mayor extensión, en ellos podemos acudir a la documentación necesaria para respaldar nuestros argumentos y explicar razonamientos más articulados.

  • Aparece la opción de razonar con mejores y más extensos argumentos.

  • Los sueltos o glosas: pequeños editoriales con no más de tres o cuatro párrafos cortos. Apenas tendremos tiempo para dejar sentada nuestra postura, sin más explicaciones o con mayor contundencia.

  • Este tipo de editorial corto y contundente se encuentra con mayor frecuencia en periódicos de opinión, donde más que explicar lo que ocurre, desean cambiarlo, son aquellos diarios que pretenden ejercer más influencia sobre los gobernantes que en interpretar la realidad para los lectores de modo que sean estos quienes adopten sus propias decisiones.

    ¿Cómo estructurar un editorial?

    Deberá acomodarse a nuestros propósitos (imperativo, demostrativo, sentencioso, ...).

    Los editoriales largos se asemejan a las sentencias judiciales, con una exposición de los hechos que vamos a juzgar, una interpretación de cómo encajan esos hechos en lo que nosotros pensamos acerca de la sociedad, política, arte, ... y finalmente obtendremos la sentencia tras relacionar el primero con el segundo, sigue la estructura de planteamiento, nudo y desenlace.

    Otra estructura posible parte de una aseveración de principio que después deberemos apuntalar con argumentos demostrativos, para rematar y redondear con una nueva sentencia al terminar, coincidente con la inicial.

    La metodología más acertada para algunos expertos (según Rosenfeld) puede resumirse en:

    - Formular el problema

    - Proponer una respuesta, lo que nunca suele resultar muy sencillo.

    Las dos maneras básicas de abordar un editorial (argumentando lo que se dice o estableciendo a lo largo del texto sentencias indubitadas) se pueden dar en un mismo periódico y en el mismo día.

    Estilo editorial

    En estos textos debe quedar eliminada la utilización del “Yo” personal del escrito. El que razona y opina en el editorial no es un periodista determinado, sino el periódico en bloque como institución social de innegable personalidad política.

    Debe existir una introducción, un cuerpo y un final; el lenguaje debe ser claro, fresco y vigoroso, evitando el tono de sermoneo.

    El Párrafo final

    En el figura la conclusión de cuanto se ha explicado en el editorial. También figura la pregunta que se plantea al lector para que él reflexione sobre su propia opinión.

    En el caso de estilo interpretativo y de análisis se lanza la pregunta para obtener dos hipótesis.

    La cautela

    La opinión botepronto tiene que mostrarse con cierta cautela.

    Los que pierden inmediatez y renuncian saciar la avidez de sus lectores ganan en sensatez, prudencia y sabiduría.

    La crítica

    La crítica es aquel artículo de opinión que analiza, disecciona, desmenuza y elogia o censura una obra cultural o artística.

    Se trata de un texto opinativo, que ha de incluir asimismo información, donde el periódico cuente al lector lo que piensa un erudito sobre determinada obra humana.

    Los periódicos publican críticas sobre obras pictóricas, escultóricas, arquitectónicas, literarias, cinematográficas, musicales, ... y últimamente sobre la Tv y la radio.

    En el nombre de quién

    El crítico ha de hablar en nombre de la moral, de la justicia, del bien común, de la estética. Deberá basarse, en lo posible, en datos y argumentos sólidos.

    El enciclopedismo

    Los críticos pueden caer con frecuencia en el vicio del enciclopedismo que consiste en asombrar al lector con gran cantidad de referencias históricas, datos que no vienen al caso, citas fuera de sitio y falta de sensibilidad sobre la obra artística.

    Razonar

    La crítica en lo que se refiere a estilo y formalismos, se asemeja mucho al género análisis, pero también al género artículo de opinión.

    Un crítico debe razonar sus opiniones y tener claro lo que escribe para el público.

    Informar

    Detrás del contenido de la obra artística, interesa al lector conocer las reacciones del público.

    P ej un crítico de danza que censure una coreografía no debe dejar de precisar que el público que llena la sala aplaudió a rabiar.

    Distanciarse

    El crítico debe de ser una persona distante del mundo sobre del que opina.

    El artículo

    Género de mayor libertad posible: el artículo de opinión, del que forman parte la columna, la tribuna libre y el comentario.

    - La columna breve: suele abordar cuestiones triviales.

    - La tribuna libre: guarda mayor parecido con el editorial. Se trata de un espacio que el periódico cede a las opiniones ajenas al diario y sus colaboradores habituales.

    - El comentario: anda a medio camino entre el análisis y el editorial, y suele estar referido a cuestiones de política nacional o internacional.

    La personalidad

    Prima la personalidad de cada autor, su estilo propio, su entendimiento y dominio del lenguaje.

    El ensayo

    Los periódicos publican a veces pequeños ensayos que muchas veces no deben de estar conectados con la actualidad, confeccionados por prestigiosos autores que versan sobre el amor, la amistad, la religión, el humanismo, ...