Ramón José Sender

Literatura española contemporánea. Siglo XX. Narrativa y novela de posguerra. Biografía. Temas. Obras

  • Enviado por: Adri Pas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

RAMÓN JOSÉ SENDER

INTRODUCCIÓN

En la época del exilio teníamos grandes poetas, novelistas y ensayistas. De pronto, hace unos años comenzó - más vale tarde que nunca - una afortunada invasión de libros que las circunstancias nos habían desterrado, sobre todo las novelas que en gran numero y con el mejor éxito había publicado en América un autor español asombrosamente inagotable: Ramón José Sender. Eran tantas, que no bastaba con una sola editorial para difundirlas por España.

Nació en Chalamera de Cinca, Huesca (1901), y no en Alcolea de Cinca como suele decirse, sino que en este otro pueblo vivió desde que tenía un año hasta los nueve.

Con anterioridad a su exilio, Sender fue lo que en nuestro tiempo se ha llamado “comprometido”. Sintió muy vivamente las injusticias, pero, sobre todo, lo que le movía era el deseo de reflejar la realidad, aunque ya en algunos escritos aparecían esos escapes fantásticos que iban a alternar con sus impecables visiones realistas. Este novelista era de un temperamento profundamente español. Lo que le ha interesado siempre, por encima de todo, ha sido el destino del hombre, que ya en su tiempo como antes y ahora se halla en constante peligro.

BIOGRAFÍA:

Ramón José Sender Garcés nació en un pueblecito de Huesca llamado Chalamera el día tres de febrero de 1901 y murió con 80 años en San Diego, California en el año 1982.

Su padre era secretario del ayuntamiento y su madre era maestra en la escuela de Chalamera. Al año de nacer Sender sus padres regresaron a Alcolea de Cinca de donde estos provenían.

PRIMEROS ESTUDIOS

Como los padres de Sender, además de su profesión, eran una familia de labradores ricos, propietarios de tierras, en su casa nunca tenían problemas económicos.

A los diez años, en 1911, comenzó el bachillerato como alumno libre. Mosén Joaquín, sacerdote del convento de Santa Clara en Tauste, pueblo de Huesca, dirigía sus estudios teniendo luego que examinarse en el Instituto de segunda Enseñanza de Zaragoza.

Marchó después a Reus, continuó sus estudios en el colegio de los Frailes de San Pedro Apóstol hasta cuarto de Bachiller, cuando se trasladó a Zaragoza y una vez allí acabó el Bachillerato.

EN MADRID

A los diecisiete años, 1918, recién acabado el Bachillerato, Ramón José Sender se escapó de casa y se fue a Madrid solo y sin dinero; allí pasó los mayores apuros de su vida, incluso tuvo que dormir durante tres meses en un banco del Retiro, día a día se lavaba en una fuente del parque y se duchaba en las duchas Ateneo.

TRABAJOS

Fue profesor de literatura española en los Estados Unidos durante muchos años (Universidad de New México), Sender había vivido al fin de nuestra guerra un poco en Francia y luego en México. Pero acabo quedándose en Estados Unidos, concretamente en Los Ángeles, aunque viajaba a otros países.

OBRAS:

Su primera obra la publicó, a sus dieciocho años, en diferentes periódicos como El Imparcial, El País, España Nueva y La Tribuna; su nombre era Las brujas del compromiso, un pequeño cuento. A Sender le pagaban veinticinco pesetas por obra publicada.

Sender obtuvo varios premios por sus fabulosas obras como el premio Nacional de Literatura por la novela Mr. Witt en el Cantón.

Como comento al principio de la introducción, unos años después del exilio, Sender nos invade con sus novelas ya publicadas tiempo atrás y eran tantas, que no fue suficiente con una sola editorial para propagarlas por toda España. “Destino” trajo del otro lado del Atlántico El bandido adolescente, Epitalamio del prieto Trinidad, Tres novela teresianas, Las criaturas saturninas, La luna de los perros, El rey y la reina, Comedia de diamante y otras dos, Nocturnos de los 14... DelosAymá introdujo a España Crónica del alba y Jubileo en el Zócalo; la editorial Andorra a Bizancio; “Novelas y Cuentos”, La llave y otras narraciones, La tesis de Nancy y La aventura equinoccial de Lope de Aguirre; Aguilar, La Esfera;

Planeta concedió el premio de su nombre a la novela recién estrenada En la vida de Ignacio Morel y publicó también Tanit; Alianza Editorial introdujo una nueva edición española de Mr. Witt en el Cantón y Tres ejemplos de amor y una teoría; Gredos editaba Valle-Inclán y la dificultad de la tragedia. Y los libros citados de ese gran novelista, Ramón J. Sender, no son más que una parte de su producción escrita y publicada en América, aunque algunas obras las había escrito verdaderamente para editoriales españolas. Teníamos ya en España libros suyos que, si antes dela guerra no le valieron el reconocimiento de las minorías críticas, le situaron indudablemente a la cabeza de los jóvenes escritores modernos.

-Sender había publicado Imán (1930);

-O.P. (la novela de la cárcel, 1931);

-El verbo se hizo sexo (novela biográfica);

-Siete domingos rojos (1932);

-Viaje a la aldea del crimen (1933);

-La noche de las cien cabezas (1934);

-Proclamación de la sonrisa (1934); Mr.

-Witt en el Cantón (1935);

-Teatro de masas, carta de Moscú sobre el amor contraataque (1938)...

-En todas sus creaciones anteriores al exilio, dominaban los impulsos - rebeldes del Sender de aquel momento, contra los sucesos sociopolíticos. Estas son las obras más destacadas, ya que, Sender escribió muchas más.

TEMAS:

La cárcel por motivos políticos, la guerra de Marruecos, la Rusia soviética, la tragedia de Casa Viejas, etc. Le daban libertad para elaborar un género que muchos años después tendría un gran público: La novela reportaje. Y cuando un novelista cuenta lo que pasa en el mundo en el que vive, está haciendo la mejor preparación para lo que le pide su vocación.

A pesar de la presión de su tiempo, él fue un gran escritor, como iba demostrar con su obra Mr. Witt en el Cantón. Un dato curioso:

Cuando se reeditó ese libro en España, contó Sender en el prólogo que sólo hubo de introducir la mínima modificación, quitar una sola letra, pues cuando escribió ese libro aún no sabía inglés y puso que el himno de ese país era “God shave the King”, que traducido significa “Dios afeite al Rey”, equivocación que hizo mucha gracia al propio Eduardo VIII.

COMENTARIO DE SUS OBRAS MÁS IMPORTANTES:

CRÓNICA DEL ALBA (1942)

Es una maravillosa y poética revivificación entrañable. El protagonista narrador, Pepe Garcés, es un militar republicano internado en Francia al que nadie le puede impedir que recobre su pasado y así da vida a una novela en la que un admirable escritor eleva a gran calidad su mundo infantil con gran sencillez. Es un libro muy bello, ya que, a medida que avanza la narración Sender se va alejando de la maravilla que había logrado mientras daba vida a la infancia y adolescencia de Pepe Garcés.

LOS CINCO LIBROS DE ARIADNA (1957)

Es una novela que causa confusión, porque critica el amor duramente a los comunistas en nuestra guerra, mientras que los republicanos y los anarquistas aparecen todos ellos muy bien tratados.

EL REY Y LA REINA (1947)

En esta novela Sender tomó una actitud hasta cierto punto desprendida en cuanto a la guerra civil, situándose en la posición en la posición del narrador bastante objetivo y desarrollando un asunto humano y social de gran interés: la actuación del jardinero de un palacio ducal fascinado por la duquesa dueña de éste, a la que oculta mientras aquello está lleno de milicianos y habiendo sido ejecutado el duque.

EPITALAMIO DEL PRIETO TRINIDAD (1942)

Es una impresionante novela que narra una rebelión en una colonia penal del Caribe, la obra, sigue el procedimiento tan empleado por Sender de reunir lo fantástico y soñador con lo realista, consiguiendo resultados alucinantes.

EPITALAMIO DEL PRIETO TRINIDAD (1942)

En esta novela Sender es el narrador, periodista que acude a la cárcel Modela para presenciar una ejecución y se cita luego en un café con el verdugo para que le cuente su vida.

RÉQUIEM POR UN CAMPESINO ESPAÑOL

(Nueva York 1960; pero hay una edición mexicana de 1953 que se denominó Mosén Millán).

Es una novela corta. Un bonísimo sacerdote, mientras espera a celebrar una misa de réquiem por un joven, recuerda la vida y la muerte de éste, que, por una imprudencia del cura, había sido fusilado un año antes, pues ni había podido aquél negar que sabía donde se ocultaba. Mosén Millán espera y nadie del pueblo acude, excepto tres ricos que, cada uno a su manera, son culpables. El potro de Paco, siempre vagando por el pueblo, hace una pasada por la Iglesia. La historia de aquel niño que adoraba al cura-y al cual éste tuvo siempre mucho afecto-,Paco, ya mayor, actuando en el pueblo, su casamiento, van desfilando por la atormentada y pura memoria de Mosén, y en el breve relato logra Sender una obra maestra.

Con un absoluto distanciamiento, el autor escribió uno de los reflejos literarios más impresionantes de las tragedias de la guerra.

EL BANDIDO ADOLESCENTE

Es una de las mejores novelas por el magnífico estudio de un carácter casi mítico sobre el que tanto se ha escrito, pero nadie ha narrado como nuestro gran aragonés. Billy the kid (William H. Bonney, llamado “El Niño”) fue una de las más extrañas mezclas temperamentales en que se hayan combinado una anticipación criminal en cierto modo disminuida por el impulso de vengar un insulto a su madre, fidelidad muy firme a los amigos que se hacía en sus correrías, actitud desprendida con el dinero que “acudía” a montones a sus manos, capacidad de gran respeto y devoción por alguna persona -como los que tuvo al ganadero Tunstall, para quien trabajó-, unas ideas justicieras elementales de hombre de acción y de “filósofo”, una manera casi indiferente de amar, insólita para un muchacho, aunque explicable por la constante puesta en juego de su vida, una escalofriante insensibilidad para privar a otros de su vida o ante el riesgo de perder él la suya, sentimientos protectores hacia los débiles... En fin, una personalidad muy compleja cuyo historial de criminalidad es sin duda impresionante.

ANOTACIÓN:

- En el prólogo de LOS CINCO LIBROS DE ARIADNA nos cuenta:

“Me ha ayudado hasta hoy el repertorio de los valores más simples y primarios de la gente de mi tierra no del español de la urbe (...) sino tal vez el campesino de las tribus del Norte del Ebro, en la parte alta de Aragón (...) soy probablemente (...) un íbero rezagado. El serlo no representa mengua ni privilegio (...) Estamos, pues, en que al menos uno ha salvado alguno de los valores de la tribu. Cierta violencia y aun brutalidad es inevitable.

- En Crónica del Alba nos habla de sus padres y hermanos, y de sus amigos del pueblo, de sus estudios y sobre todo de Valentina, la hija del notario de Tauste.

CONCLUSIÓN:

Sender fue un escritor con un estilo muy marcado que era la sencillez y a la vez una segura eficacia. Se adapta a todos los campos novelísticos.

Su prosa es muy expresiva, pero nunca elaborada por sí misma ni “adornada” en modo alguno. No exactamente lo que se llama una “prosa funcional”, pero siempre al servicio de lo narrado. Los libros de Ramón J. Sender se leen con gran facilidad, ya que, el autor encuentra la manera de dar vida a una inmensa galería de personajes y de contar las más distintas historias. Desde luego, hay cierta desigualdad, y a veces desconcierta, pero incluso en los desaciertos hay siempre un gran número de páginas admirables novelísticamente.

BIBLIOGRAFÍA:

  • José Sender, Ramón; El bandido adolescente.

Ediciones Salvat, 1970

  • Espasa; diccionario enciclopédico.

Ediciones Espasa-Calpe,1987

  • www.geoogly.com

ÍNDICE:

  • INTRODUCCIÓN Página-1

  • BIOGRAFÍA Página-2

  • OBRAS Página-3

  • CONCLUSIÓN Página-6

  • BIBLIOGRAFÍA Página-7