Radio especializada

Medios de comunicación. Radio. Emisión. Fuentes informativas. Relación emisor-receptor. Lenguaje. Contenido. Especialización

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA RADIO ESPECIALIZADA

*Cambios en la relación emisor-receptor

Con la especialización, la relación entre el emisor y el receptor adquiere una nueva faceta, ya que el comunicador se dirige a un segmento de público concreto, si bien, como veremos, también los grados de especialización del público pueden ser varios. Según Amparo Tuñón, los objetivos que, como periodista especializado, debe perseguir cualquier redactor, son los siguientes:

­ Ampliar el concepto de actualidad periodística: es decir, incluir en ésta elementos y temas que aún no se consideraban objeto de la misma (ecología, ONG, etc).

­Servir como mediación entre los especialistas y las audiencias.

­ Profundizar en la explicación de fenómenos actuales y nuevos.

­ Promover la curiosidad de la sociedad por los fenómenos que le rodean, empleando para ello los métodos del periodismo.

­ Sustituir, en la medida de lo posible, la figura del colaborador experto por la del periodista especializado.

En cualquier caso, cuando se habla de una radio especializada, hay que tener en cuenta que los tipos de receptores pueden, dentro de su cierta homogeneidad (interés por la información frente a la música, por ejemplo), presentar distintos niveles de conocimiento de la actualidad relativa a esa especialización. Así, habrá un primer nivel de público en general, un segundo nivel, formado por expertos de tipo medio, y un tercer nivel, formado por una minoría con excelente dominio de la materia en cuestión. Por tanto, el emisor tiene también que desempeñar distintos papeles. Cara al primer nivel, su función será divulgar. Cara al segundo nivel, analizar; y, cara al tercer nivel, realizar una labor intermediadora entre fuentes de alto nivel hacia un público con buena formación. Es fácil ver estos niveles si pensamos en posibles especializaciones, como el periodismo económico o el periodismo científico. En el caso de una radio todo noticias, los contenidos básicos, dirigidos a todos los públicos, deberían incluirse en los boletines, mientras que aquellos contenidos más específicos, dirigidos al segundo o tercer nivel, deberían situarse en las secciones.

*Lenguaje y contenido

Cebrián (IT, p. 517) señala que la especialización se refiere a los contenidos que se abordan en el programa y que, además, está condicionada por los diversos públicos a los que se quiere alcanzar. Existen, por ello, varios grados de especialización:

­ Programas dirigidos a expertos. se encuentran, sobre todo, en los canales muy especializados, y son, por ejemplo, los espacios dedicados a medicina o finanzas. Suelen ir orientado a otros expertos y tienen un carácter muy especializado. Se mantiene el lenguaje específico del campo de conocimiento en cuestión. (la troika comunitaria/los tres ministros de asuntos exteriores)

­ Programas dirigidos a personas interesadas en el tema, aunque no necesariamente expertos. Es necesario un cierto grado de divulgación, para que la audiencia pueda seguir el programa (Agropopular, etc.). Se busca un lenguaje asequible, o se explican los términos que pueden resultar demasiado específicos, pero teniendo en cuenta que la audiencia ya conoce los elementos básicos de los procesos y está parcialmente familiarizada con los términos propios del asunto en cuestión. Se está a caballo entre la divulgación y la explicación.

­ Programas dirigidos a todo tipo de audiencias, generales y heterogéneas. Es necesaria la máxima divulgación (p. e., cocina, etc.). Se debe emplear un lenguaje conocido por la audiencia, aclarando inmediatamente cualquier término que resulte desconocido para la misma.

En el caso de Radio 5 todo noticias, y en lo relativo a lenguaje y contenido de las informaciones, las líneas generales de actuación indican lo siguiente:

  • Cada titular debe resumir una noticia, sin sobrepasar dos líneas de texto. Lo idóneo sería incluir quince titulares en los dos minutos destinados a éstos, pues así se cubriría toda la actualidad.

  • La estructura del boletín (titulares, 2'; noticias, 5'; el tiempo, 1'; deportes, 2') implicaría que en los 5 minutos de noticias se incluirían entre 5 y 7, con una duración de entre 40 sg. y un minuto, tanto si era solo texto como si incorporaba cortes o era una crónica. Las noticias de deportes serían más bien titulares amplios que noticias en profundidad, pues para el desarrollo de éstas habría secciones específicas en varias de las franjas horarias.

  • En cuanto a contenidos, las secciones de una radio todo noticias podrían ser: Efemérides y cumpleaños, economía y empresa, Agenda cultural y ocio, medio ambiente, consumo, encuestas y sociología, resumen de los desayunos de Radio 1, Asuntos sociales y salud, divulgación científica, la Bolsa, cocina, España al día (producido por emisoras territoriales y locales), resumen de las mañanas de Radio 1, libros, discos, Europa al día (producido por los corresponsales), laboral, televisión, curiosidades, espectáculos, toros, la entrevista del Día, reportajes (llamados Documentos 5), Cultura. Estas secciones, con una duración media de 3 a 5 minutos, se repetirían a lo largo del día, actualizadas, según la audiencia potencial de cada hora de emisión. Lógicamente, en función de la actualidad, estas secciones podrían levantarse para dar paso a boletines más largos, o por la ampliación de una noticia destacada mediante una entrevista, o un reportaje. Por otra parte, algunas de estas secciones darían paso, en determinados momentos del día, a programas locales o territoriales.

  • Las informaciones de servicio público se situarían entre dos secciones, y su función sería mantener a la audiencia actualizada sobre cuestiones que en otros momentos del día tuvieran más amplia cobertura (por ejemplo, más al tráfico por la mañana que a mediodía, y al revés a la información de divisas).

  • Mientras que en lo relativo a información pura (titulares y boletines) el esquema debía ser rígido, para las secciones y los programas de servicio sería más flexible. Además, secciones y programas de servicio podrían tener distinto estilo según la hora o el día de emisión:

  • ­Información documentada, reposada.

    ­ Secciones compuestas por noticias muy breves.

    _ Secciones monográficas (dedicadas a un deporte, un aniversario, etc).

    El todo noticias como especialización

    Dentro de la radio especializada, uno de los formatos más importantes y relativamente reciente en España es el formato de todo noticias. Un ejemplo sería Radio 5 Todo Noticias, que comenzó a emitir el 18 de abril de 1994, a semejanza de la francesa France Info (si bien el modelo estaba ya plenamente consolidado en el mundo anglosajón) . Con una parrilla en la que se sigue un esquema cíclico, van apareciendo distintos géneros, todo ellos informativos, si bien pueden estar dedicados a áreas diversas, como la salud, el mundo universitario, la información general o los deportes; y que compagina con microespacios de servicio publico en colaboración con la DGT, la Guardia Civil, la Cruz Roja, el I. N. De Meteorología, etc.. Otro ejemplo sería Radio Intereconomía, la cual tiene una doble especialización, en tanto que se dedica a la información y, más específicamente, a la información económica.

    En Radio 5 todo Noticias, la especialización alcanza al estilo de redacción de las informaciones, que debe ser similar para todas las secciones de cada franja horaria, de modo que la audiencia identifique fácilmente la emisión, incluso sin indicativos. Ahora bien, este estilo deberá ser distinto para los boletines y las secciones.

    Para el boletín (titulares, noticias, tiempo y deportes) el lenguaje debe ser directo, frío, contundente. La redacción de las noticias debe ser clara y sencilla, desprovista de aquello que no responda a las W. La repetición de noticias no debe ser algo que preocupe, pues es la base del esquema de programación de una emisora todo noticias.

    Para las secciones, tanto si responden a la ampliación de noticias de un boletín o si es una información especializada, el redactor debe intentar acercar más el tema al oyente, mediante la presentación de la información con fórmulas como “una información que quizá le interese...” o “si sigue las novedades literarias,...”.

    Siguiendo estas indicaciones, un oyente podría distinguir unos titulares de unas noticias por su formato y amplitud; además de distinguir entre temáticas, evidentemente, por el contenido de la propia información. Además, en los contenidos informativos habría que tener en cuenta el día de la semana de que se tratara, pues ello puede tener relación con el interés de los oyentes.