Racismo

Problemas sociales. Xenofobia. Intolerancia. Clasismo. Culturas racistas

  • Enviado por: Akasha
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


1.Introducción.

Hemos comenzado el trabajo con la definición de racismo y hemos profundizado un poco más en este tema buscando información sobre porqué se es racista, grupos racistas, el lenguaje que utiliza una persona declarada racista, cómo frenar el racismo y algunos términos más. Hemos indagado un poco en los temas de xenofobia y clasismo, relacionados con el racismo.

2.el racismo.

Afortunadamente en nuestra sociedad occidental se valora mucho la igualdad de oportunidades y se defienden por todos los medios posibles los derechos humanos. Sin embargo, el racismo y la xenofobia siguen siendo graves problemas sociales a los que debe enfrentarse el hombre moderno, incluso en los países llamados desarrollados.
El racismo, ser racista no está bien visto y muy pocos se reconocen como tales. Aún así, la realidad desvela que sus manifestaciones son constantes.

La sociedad española se ha considerado tradicionalmente poco racista, al menos en comparación con otros países de nuestro entorno. Pero en poco tiempo hemos pasado de ser un país de emigrantes a un país que recibe inmigrantes.

Durante el periodo de 1984-1994 el número de extranjeros residentes se multiplicó por diez y hasta hoy este número no ha hecho sino que crecer. Esta situación ha conducido a un aumento de las manifestaciones y conductas de carácter racista, particularmente entre los jóvenes. El 30% de ellos considera que el fenómeno de la inmigración será, a la larga, perjudicial para "la raza". Otro 24% opina que tendrá efectos negativos sobre la moral y costumbres españolas. Mientras que un 26% de los españoles considera que habría que expulsar a los inmigrantes en situación irregular, entre los jóvenes esta opinión alcanza el 30%.

3.¿Qué es el racismo, la xenofobia y el clasismo?

Consiste en desconfiar de las personas que tienen características físicas y culturales diferentes de las nuestras, e incluso menospreciarlas. Aparecen entonces muestras de intolerancia, nacionalismos exacerbados, utilización de la violencia como instrumento de imposición de unos seres humanos sobre otros, fobias, persecución y prejuicios contra determinados colectivos: inmigrantes, minorías étnicas, homosexuales...

Precisión de términos:

Racismo
RACISMO: tendencia a considerar unas razas superiores a otras y en consecuencia a discriminar a las inferiores.

Racismo
XENOFOBIA: odio, repugnancia, aversión, desprecio, hostilidad o miedo irracional hacia los extranjeros o personas diferentes. Es un sentimiento mucho más extendido que el racismo. Podríamos definirlo como el odio, la aversión o incluso la manía hacia todo lo foráneo, lo extraño, lo que no nos es propio, hasta llegar incluso a la no aceptación del forastero o extranjero. La xenofobia, por tanto, es una expresión individual o colectiva de un nacionalismo o localismo mal entendido, una especie de chovinismo.

Racismo
CLASISMO: defensa de la división de la sociedad en clases. Particularmente, actitud de desprecio hacia los individuos de clases sociales inferiores.

La persona racista tiene miedo de quien no se parezca a él. Tiene un complejo de inferioridad y a la vez de superioridad. Su comportamiento se basa en el desprecio. Está cargada de prejuicios, juzga a los otros antes de conocerlos. Reacciona como si existiera una amenaza real. Su propio miedo injustificable le provoca agresividad. No tiene un comportamiento justo ni razonable.

4.¿Dónde se alimenta el racismo?

Las personas no son racistas por naturaleza. Niños y niñas de distintas etnias, características físicas y culturales dispares, pueden convivir sin más conflictos que los derivados de la propia convivencia. Las conductas y manifestaciones racistas se aprenden. Se aprenden en los entornos donde se vive (en la familia, en la escuela,...), se aprenden del lenguaje, se aprenden imitando el comportamiento de los mayores.

La raza

Racismo
Este término engloba a un grupo humano con características físicas, especialmente el color de la piel, similares. La división de especie humana en razas por el color de la piel de sus individuos ha traído a lo largo de la historia no pocos episodios racistas basados en la supuesta superioridad de unas razas sobre otras.

Racismo
Desde el siglo XVIII se han realizado múltiples investigaciones intentando demostrar que la diferencia entre las razas, además del color de su piel, podía extenderse también a factores genéticos y fundamentar de esta forma la superioridad de la raza blanca sobre las demás y justificar los comportamientos raciales y de explotación que se estaban produciendo (esclavitud).

Racismo
Estos experimentos resultaron un fracaso rotundo, llegando a la conclusión que la especie humana tiene el mismo cuerpo genético y no es posible encontrar diferencias tales para dividirla en grupos más o menos homogéneos y superiores genéticamente. Es más, las diferencias encontradas entre grupos no son mayores que las que podemos encontrar entre individuos de una misma raza. La especie humana es una.

Racismo
Entre la juventud española se asientan actitudes y opiniones de tipo racista basadas en prejuicios y estereotipos. El entorno mantiene y difunde estos prejuicios a los que se otorga cierto grado de verdad ("los indios son vagos", "los gitanos son tramposos"...) y que tienen una influencia directa sobre los jóvenes: dificultan el entendimiento entre personas y grupos, crean conflicto y violencia entre los adolescentes en centros

educativos con población inmigrante…

Racismo
Toda sociedad soporta cierto nivel de racismo en toda época y momento económico-social, pero hay situaciones que acentúan y multiplican las manifestaciones racistas contra las poblaciones de inmigrantes. El racismo y la xenofobia se asientan en un sistema económico y social injusto e irracional. El racismo se alimenta de paro, de las malas condiciones de vida, de la pobreza creciente y la falta de esperanza que atenaza a los jóvenes en esta sociedad.

Racismo
En épocas de crisis económicas resurgen ideologías racistas y fascistas. Políticos oportunistas acaudillan a la juventud sin futuro detrás de consignas culpando a los inmigrantes y extranjeros de todos los males de la sociedad. Aumentan entonces los conflictos raciales y todos nos aventuramos a opinar sobre sus posibles causas:

· Los inmigrantes aumentan la delincuencia
· Los de fuera no quieren integrarse
· Rechazamos sus costumbres y su cultura
· Los inmigrantes trabajan poco

Los inmigrantes nos quitan el empleo...

Difícilmente podemos encontrar una única causa del racismo. Sus múltiples formas pueden generarse por problemas sociales y económicos, creencias ideológicas y religiosas, sentimientos de temor ante amenazas a la identidad comunitaria…

5.formas de racismo.

Al no existir diferencia genética entre los seres humanos de distinto aspecto externo, el racismo adopta formas diversas según los países, la historia, la cultura y otros factores sociales. Sea cual fuere siempre mantienen como nexos comunes la discriminación, la segregación espacial, rechazo, hostigamiento, violencia,.... Llegando a las formas más extremas y criminales: esclavismo, el holocausto, el apartheid y la limpieza étnica.

A lo largo de la historia el racismo se ha expresado o se expresa todavía, en las siguientes formas:

1.Prejuicio. Forma elemental de racismo. Se observa en las conversaciones cotidianas para referirse de manera negativa a personas o grupos de personas distintas.

2. Discriminación. Consiste en dar un trato diferenciado e inferior en términos de derechos o beneficios: acceso a escuelas, medios de transporte, lugares públicos, seguridad social,...

3. Segregación. Consiste en mantener a distancia y controlado a un colectivo. Por ejemplo, el gueto y el apartheid.

4. Violencia. Forma más extrema de racismo que puede provenir del individuo como tal o ejercida directamente desde el mismo Estado. Por ejemplo, el racismo nazi.

5.1.grupos racistas.

Según datos aportados por el Movimiento contra la Intolerancia más de veinte mil españoles están unidos bajo lemas racistas en grupos violentos organizados. La pertenencia de los jóvenes a estos grupos se ha multiplicado por cinco en los últimos años según fuentes policiales.

Entre los miembros de estos grupos existe una gran cohesión y unión. Estos grupos manifiestan un elevado grado de compasión y solidaridad entre ellos mismos, a la vez que actúan sin escrúpulo moral alguno respecto a los demás.

Los grupos racistas se amparan en la simbología y eslóganes propios de las ideologías de extrema derecha, fascista y nazi.

Modernamente es el fútbol la vía de mayor importancia para sus concentraciones y transmisión de sus mensajes. Se integran en los famosos grupos de "ultras" que pueblan todos los estadios y se benefician de la "impunidad" con la que estos grupos se mueven.

El fenómeno ya no sólo se observa en las grandes ciudades sino que se extiende a todo tipo de poblaciones. Estos grupos están en todas las comunidades autónomas e incluso, su acción se extiende más allá de los campos de fútbol. Sus partidarios pertenecen a todas las clases sociales y son cada día más jóvenes.

Internet y la música son sus otros canales de comunicación y publicidad.

5.2.lenguaje.

Muchas de las ideas, de los prejuicios, de los comportamientos y actitudes racistas son aprendidos y divulgados porque forman parte de nuestra manera de hablar. Por ello, la lucha contra el racismo ha de comenzar en lo cotidiano. Eliminar de nuestras conversaciones todos los estereotipos usuales que utilizamos para referirnos a los que se diferencian de nosotros.
Las palabras son peligrosas, algunas hieren y humillan, fomentan la desconfianza y el odio, marcan la jerarquía y la discriminación. Enriquecemos nuestras tertulias con verdades absolutas que llegan a hacerse verdades a fuerza de repetirlas.
El mecanismo siempre es el mismo, buscamos una característica que asocie a una persona con un grupo al cual se le atribuyen una serie de ideas preconcebidas. (A modo de ejemplo: si "X" es gitano y todos los gitanos son…, entonces no debemos confiar en "X").
Hay que empezar a eliminar de nuestras conversaciones expresiones que conllevan un juicio de valor sin razón alguna. ("chino sucio" , "indio vago"…).

6.yo no soy racista...

En palabras de David Cárceles (SOS Racisme): "Todos en el fondo tenemos un pequeño racista que es muy difícil de percibir". La gente no se reconoce como tal porque no forma parte de los valores democráticos, ni de los derechos humanos..., ni siquiera los grupos racistas se reconocen como tales.

Seguramente ante una pregunta directa, la respuesta de todos al racismo sería contundente y negativa. Sin embargo, posiblemente en la mayoría de los casos, no podamos evitar caer en pensamientos que frecuentemente pululan por el ambiente:

Racismo
Yo no soy racista pero no me relaciono con ellos.
Racismo
Yo no soy racista pero no me gusta que me quiten el trabajo.
Racismo
Yo no soy racista pero no quiero que estudien con mis hijos.
Racismo
Yo no soy racista pero no deseo a mi hija casada con un ...
Racismo
Yo no soy racista pero la UE no debiera existir, son extranjeros.
Racismo
Yo no soy racista pero los viejos deberían estar en un asilo.
Racismo
Yo no soy racista pero la mujer debe estar en su casa.
Racismo
Yo no soy racista pero los homosexuales, los tullidos, los... no tendrían que existir.
Racismo
Yo no soy racista pero no creo en la democracia, prefiero a un caudillo que dé a cada uno lo que merece.

Cuantas veces no hemos escuchado frases como éstas o parecidas. Todas juntas parecen expresiones fruto de alguna mente calenturienta y, sin embargo, forman parte de nuestra cotidianidad y son un retrato en vivo de la personalidad racista. Seguramente en más de una ocasión nos hemos manifestado o convenido con pensamientos de este tipo. Yo no soy racista, no hay "peros".

7.caso real:¿con quién andas?

El chico es limpio, blanco, fuerte. Cabeza rapada. Dejó los estudios a los 16. Vive en la periferia de una gran ciudad. Lleva tatuado un escudo "skin" y otro de los "ultras" de su equipo de fútbol.

Odia a los inmigrantes, drogadictos y homosexuales. Nunca se arrepiente, está convencido de prestar un servicio a la sociedad. Admira el ejército, a Franco, a Hitler. Es católico pero no está conforme con eso de que todos los hombres son iguales.

Esto es lo que dice:

Racismo
Quiero mucho a España, no me gusta que gente que no es de raza blanca venga a nuestro país.
Racismo
La raza blanca es superior, yo sé que soy superior a ellos.
Racismo
No podría trabajar con un negro, son portadores de virus.
Racismo
Sólo hago agresión contra escoria, hay que echarlos.
Racismo
A España le hace falta una dictadura.
Racismo
No permitiría que mi hijo fuera antirracista, diría que no es mi hijo.
Racismo
Nosotros (los skins) somos los últimos. El pueblo me tendrá que ayudar. Estoy orgulloso de hacer lo que hago.

Y una pregunta:

¿Qué mundo nos aguarda si todos pensáramos y actuáramos de acuerdo a los pensamientos y manifestaciones anteriores? ¿Hay respuesta?

8.frenar el racismo.

La mezcla racial, cultural y social que están presenciando las sociedades modernas provoca no pocos conflictos entre las distintas culturas. El racismo es una absurda doctrina artificial que hay que combatir, lo que requiere grandes dosis de voluntad política y estrategias que a medio y largo plazo permitan a las nuevas generaciones distinguir entre el sano amor a la tierra natural y el mal sano prejuicio a lo foráneo.

Se hace urgente la integración de las particularidades culturales de la diversidad en la organización política y social de nuestras sociedades. Ante esta necesidad podemos encontrar las siguientes alternativas de respuesta:

  • 1. Ignorarla, no hacer nada. Esta indiferencia supone perpetuar la desventaja de ser minoría y mantener las desigualdades sociales.

    2. Marginación. Supone crear espacios y tiempos distintos para excluir a los diferentes. Subraya las diferencias desde la desventaja.

    3. Asimilación. Supone una inmersión del inmigrante en la nueva cultura de modo que llegue a adaptarse a la nueva sociedad pero exige la renuncia de su propia cultura.

    4. Multiculturalismo. Añade el respeto por las diferencias, lo que puede implicar la aceptación de aberraciones de una u otra.

    5. La Interculturalidad. Recoge el interés por las minorías del asimilacionismo y el respeto por la diferencia de la multiculturalidad pero además:

  • Racismo
    Favorece el contacto y el encuentro entre las culturas en un espacio y un tiempo.
    Racismo
    Abarca las minorías y las mayorías, incide en las discriminaciones personales, familiares e institucionales del conjunto social.
    Racismo
    Promueve el conocimiento de las distintas culturas aceptando las diferencias como algo positivo y enriquecedor.
    Racismo
    Toma conciencia de un mundo global e interdependiente con la necesidad de paliar las desventajas.
    Racismo
    Afronta los conflictos de forma positiva, no negándolos, admitiendo que existen y son reales pero estimando que puede ser motor del cambio a mejor.
    Racismo
    Los destinatarios de la interculturalidad son las mayorías y las minorías.

    La diversidad y el pluralismo cultural constituyen una de las bases fundamentales de la convivencia en nuestra sociedad. Desde la óptica de la interculturalidad es preciso la creación de políticas de incorporación de las minorías de inmigrantes que reconozcan los derechos sociales, políticos y cívicos de estas poblaciones.

    Es prioritario crear e incrementar los canales de comunicación entre la población inmigrante y la sociedad civil. Hay que trabajar en la generación de estructuras participativas desde el nivel local hasta el nivel estatal.

    Educar a las jóvenes generaciones con las mentes abiertas y sin prejuicios hacia los demás. Enseñémosles a no valorar a una persona por el color de la piel, su religión, sexo, estrato social o país de origen, sino por las condiciones personales de cada uno. La fórmula es sencilla: "valora a los demás como a ti te gustaría ser valorado".

    Es muy difícil encontrar una vacuna, un remedio eficaz y duradero contra el racismo. Quizás tengan razón los que piensan, a tenor de algunos datos favorables en Estados Unidos, que la mezcla étnica se está convirtiendo en una auténtica vacuna para el racismo.

    Octavio Paz nos propone: "contra el estático impulso racista que detesta al extranjero no hay mejor remedio que el mestizaje que une en lazo amoroso a los diferentes y diluye los antagonismos culturales aparentemente irreductibles".

    9.conclusión.

    "Si no reaccionamos, no intervenimos, miramos a otro lado, convertimos el racismo en algo trivial y arrogante. Debes saber que existen leyes que castigan la incitación al odio racial. Debes saber que también existen asociaciones y movimientos sociales que luchan contra todas las formas de racismo......

    Fíjate en los niños que te rodean, observa que son diferentes y que esta diversidad es hermosa. Es una oportunidad para la Humanidad. Vienen de distintos horizontes, son capaces de aportar cosas que tú no tienes y tú también aportarles a ellos cosas que no conocen. La mezcla es un enriquecimiento mutuo.......

    La vida merece respeto. Nadie tiene derecho a humillar a nadie. Cada cual merece un trato con dignidad. Con tu respeto a los demás, le brindas un homenaje a la vida en lo que tiene de hermoso, de maravilloso, de diferente e inesperado. Es un testimonio de respeto hacia ti mismo".

    1.Introducción.

    2.El racismo.

    3.¿Qué son el racismo, la xenofobia, y el clasismo?

    3.1.El racismo.

    3.2.La xenofobia.

    3.3.El clasismo.

    4.¿Dónde se alimenta el racismo?

    5.Formas de racismo.

    5.1.Grupos racistas.

    5.2.Lenguaje.

    6.yo no soy racista...

    7.Caso real: ¿Con quien andas?

    8.Frenar el racismo.

    9.Conclusión.