Racionalismo cartesiano

Filosofía moderna racionalista cartesiana. Descartes. Búsqueda de la verdad. Discurso del método

  • Enviado por: JustStar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

EL UNIVERSO RACIONALISTA: DESCARTES

  • Contexto político, social, religioso y cultural.

  • Este periodo se caracteriza por la consolidación de las monarquías absolutas. Europa se vio envuelta en una época de guerras, destacando la de los Treinta Años en la que participó Descartes. Culturalmente, es el tiempo del Barroco, está dominado por el antropocentrismo. Hizo al hombre el centro de sus reflexiones y la religión perdió relevancia. Se vive el conflicto entre la Reforma y la Contrarreforma. Estos enfrentamientos hicieron nacer la tolerancia. Por otro lado la cultura estuvo marcada por el desarrollo de la nueva ciencia. La filosofía de esta época no podrá entenderse sin la ciencia ya que se apoyará en el método científico.

  • El racionalismo: una nueva visión del mundo.

  • El racionalismo es la confianza absoluta en la razón humana. El conocimiento tiene su origen en la razón, los sentidos son engañosos. La razón humana es autosuficiente. El ideal de conocimiento es un sistema deductivo, parte de evidencias hasta llagar al conocimiento. Es una corriente muy sistemática. La ciencia ha avanzado gracias al método y a la inspiración matemática. El racionalismo tiene como fin alcanzar un saber universal y necesario, que valga para todos los caos. La filosofía debe abandonar la incertidumbre y así la ciencia se convierte en paradigma para la filosofía, dejando de lado la metafísica y problemas éticos. Sobre la razón se fundan todos los ordenes. Las relaciones hombre-naturaleza han de ser racionales para explicar el desarrollo de la ciencia.

    El racionalismo supone una nueva imagen del mundo, caracterizada por tres puntos:

    • Todo lo que sucede tiene una causa.

    • La explicación puede ser descubierta por el ser humano usando su razón.

    • Esa explicación es útil para el ser humano para dominar la naturaleza y organizar la convivencia.

  • Descartes o la búsqueda de la verdad.

  • El punto de partida de la filosofía de Descartes es su actitud crítica que procedía de la escolástica. El único conocimiento que se salva de sus críticas es el de las matemáticas. La filosofía que había estudiado era un conjunto de disputas entre escuelas y teorías. Si la filosofía se hallaba en una situación de incertidumbre y de duda, lo harían todo el saber y las ciencias. El saber es unitario. Descartes quiere fundamentar la ciencia y el conocimiento en general. En el Discurso del método, se plantea como fin reformular y rehacer los conocimientos. No valdrá el saber escolástico ni el saber de los sentidos. El único instrumento es la razón, sólo admitirá como verdadero aquello que se ajuste a las exigencias de la razón, implicando una reconstrucción del saber desde sus principios y una unificación de las ciencias.

    La forma de llevar a cabo la reforma es mediante un método adecuado. El uso del método responde a que si la razón en todos es la misma por qué hay opiniones contrarias. La respuesta es el mal uso de la razón. Interesa el modo en cómo se estudia. El método de Descartes es un procedimiento de inspiración matemática, yendo de lo simple a lo complejo. Descartes empleará el recurso de la duda metódica.

    Consiste en hacer una crítica de las opiniones admitidas hasta entonces como verdaderas; tiene vistas a hallar lo indudable.

    Descartes propone varias razones para dudar:

    • Hay que dudar de los sentidos, son engañosos, esta experiencia es algo excepcional. Un conocimiento probable no es absolutamente cierto. Lo dudoso no fundamenta el saber.

    • Hay que dudar de muchos de los usos que hacemos de la razón.

    • Nadie puede distinguir cuando se está dormido o cuando se está soñando. Pone en cuestión todo lo que procede de la experiencia.

    • La matemática es indudable. Podemos imaginar que existe un genio maligno que me haga creer que lo que experimento o que las matemáticas son ciertas. Para alcanzar un principio fuera de dudas hay que considerar esta hipótesis.

  • El Discurso del método.

  • Tiene como fin estudiar el conocimiento humano. Esta dividida en seis partes:

    • Se realiza un balance del saber aprendido y plantea la necesidad de un nuevo comienzo. Se plantea un análisis de la naturaleza del conocimiento con el fin de dar un camino acertado a la ciencia. Se trata de aplicar correctamente la razón.

    • Se fija el propósito de construir un método seguro que guíe la razón. Critica a la lógica tradicional.

    • Señala la necesidad de una moral provisional a la espera de ser fundamentada. Desestima todo lo que le ofreciera dudas. Descartes se fijó en lo que él llamaba moral provisional, que le servía como referente temporal para vivir.

    • Desarrolla una metafísica basada en la duda como criterio fundamental para la búsqueda de una verdad y desterrar todo aquello falso. La diversidad de opiniones no es más que una mala práctica. La duda es la clave fundamental para su método. Lo cierto en nuestro conocimiento es el sujeto que conoce. La frase: pienso, luego existo; es el criterio para establecer la verdad sobre la realidad de los juicios. A partir de ahí, elabora su teoría de la naturaleza del alma y la existencia de Dios.

    • Formula los principios generales de la física. Hace defensa del mecanicismo. Los animales siguen su propio instinto y carecen de alma.

    • Justifica la necesidad del conocimiento dela naturaleza porque nos hace dueños. Expone las razones sobre la exposición de su obra.

    Método de Descartes:

      • No admitir como verdadera cosa alguna.

      • Dividir las dificultades en partes para su mejor solución.

      • Conducir ordenadamente los pensamientos, empezando por lo simple.

      • Hacer un recuento y revisiones integrales para no omitir nada.

  • La certeza como punto de partida.

  • La duda metódica desemboca en el escepticismo. Hay una verdad, si pienso, existo. Sobre esta verdad, Descartes fundamentará toda la filosofía. El ser humano tiene como fin pensar.

    Descartes pasará de la afirmación de la propia conciencia a la existencia del mundo externo. Dios es pues, un recurso de la filosofía: garantiza que pueda aplicar el criterio de certeza y permite salir del yo y conocer el mundo. Descartes demuestra la existencia de Dios a partir de las ideas, contenidos mentales subjetivos. La idea de Dios es de un ser perfecto, no proviniendo de un mundo externo, ni ser producto de la imaginación. Se trata de una idea innata que ha sido puesta ahí por un ser capaz de producir la perfección, este ser es Dios y nos garantiza el conocimiento que tenemos de la realidad.

    La cuestión consiste en definir sobre qué hay ideas claras y distintas, identificando como idea clara y distinta la propia existencia, la existencia del mundo externo y la existencia de Dios. Descartes se basó en la idea de sustancia para hablar de las realidades que intuye nuestro intelecto: Dios, res cogitans, res extensa. Afirma que Dios es la sustancia verdaderamente propia. Cada una de estas tres sustancias tiene un atributo principal y unos modos o formas en los que esta sustancia se dispone.