¿Quién se ha llevado mi queso?; MD Spencer Johnson

Literatura Universal Contemporánea. Narrativa de autoayuda. Fábula. Inteligencia emocional. Resumen

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster en Dirección de Empresas Turísticas
EFIAULA
Requisitos académicos para acceder: 3 años de experiencia profesional. O Diplomatura, Licenciatura o Titulación...
Solicita InformaciÓn

Master Gestion de Proyectos + Preparación de la Certificación PMP-PMI
Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM)
¿Deseas aprender cómo mejorar y gestionar proyectos empresariales? Realiza este Máster online y no solo accederás a...
Solicita InformaciÓn

publicidad

¿QUIÉN SE HA LLEVADO MI QUESO?

JOHNSON SPENCER

Era en país muy lejano en el cual vivían unos personajes los cuales corrían siempre por un laberinto en busca del queso con que se alimentaban y que los hacia felices, dos de ellos eran ratoncitos, oli y corri; y los otros dos eran personas del tamaño de los ratones, kif y kof.

Ellos cuatro siempre estaban en el laberinto buscando queso que los pudiera hacer felices. El laberinto eran pasillos y salas, que algunos contenían quesos deliciosos, pero en otros solo había oscuridad y no tenían salida.

Cada uno de ellos buscaba con su propio método pero a pesar de eso siempre conseguían lo que quean. Un día, al final del pasillo, encontraron su queso favorito en la Central Quesera Q, y desde ese momento se les hizo costumbre de ir a ese lugar, pero iban corriendo con su ropa deportiva.

Al pasar el tiempo kif y kof se dieron cuenta de que como siempre encontraban el queso en el mismo lugar no había necesidad de correr, así que ellos iban muy despacio y con mucha comodidad; y decidieron trasladar su casa cerca de la central.

Decoraron sus paredes con trozos de queso y pusieron una frase “tener queso hace feliz”, durante algunos meses estuvieron muy a gusto, y como estaban tan felices no se daban cuenta de lo que estaba pasando.

Un día llegaron oli y corri y vieron que ya no había queso, pero no se sorprendieron mucho así que se pusieron su ropa deportiva y corrieron de nuevo a buscar queso. Mas tarde llegaron kof y kif a la Central Quesera Q y se dieron cuenta de lo sucedido y se les hizo muy injusto ya que les había costado mucho trabajo encontrar eso. No quedándoles otro remedio empezaron otra vez a correr.

Así pasaron mucho tiempo hasta que oli y corri llegaron a un lugar donde nunca antes habían estado: la Central Quesera N, donde había una gran reserva de queso. Kif y kof estaban enfadados ya que no encontraban explicación para lo que les había pasado. Kof tenía ganas de salir a buscar más queso pero kif le dijo que no pues que salir de su central seria una gran perdida de tiempo ya que solo se iban a engañar.

Así pasaron muchos más días, haciendo diario lo mismo sin ver que mejorara algo, se dieron cuenta de que lo mejor era salir y buscar queso, ya que la vida va cambiando y que ellos debían hacer lo mismo. Al no ver reacción de kif, kof escribió sobre la pared “si no cambias te extingues”.

En ese momento decidió salir al laberinto y dedicarse a buscar el queso, y se prometió que si le volvía a ocurrir lo mismo se adaptaría al cambio mas rápido y no dejar pasar el tiempo.

Se fueron dando cuenta de lo equivocados que habían estado durante esos meses, kof recordó a corri y oli y vio que ellos admitieron lo que les había sucedido en la central y que por eso ellos si se habían ido en busca de mas queso, tomo una piedra y escribió en la pared “huele el queso a menudo para saber cuando empieza a enmohecerse”.

Kof miro la oscuridad y se enfrento a sus miedos ya que lo que hacen es solo empeorar las cosas y pues que si no se aventurara a cosas nuevas nunca podría aprender mas: “cuando dejes atrás tus miedos, te sentirás libre” se dio cuenta de que había sido prisionero de su propio miedo y al haber salido del laberinto se había librado de esto.

Corriendo por el laberinto llego a otra Central en la cual encontró solo unos cuantos pedacitos de diferentes quesos, comió algunos y guardo otros pocos para kif, entonces decidió regresar con kif y así los dos aventurarse a buscar mas queso, de nuevo se detuvo y escribió “cuando antes se olvida el queso viejo, antes se encuentra el nuevo queso”

Al llegar a la Central vio a kif y le ofreció el queso pero el lo rechazó y dijo que si no era su queso no comería nada, kof decepcionado volvió a salir de nuevo.

Kof se sentía muy emocionado porque ya no lo dominaba el miedo y porque le gustaba lo que estaba experimentando en esos momentos, se dio cuenta de que ya había encontrado lo que durante mucho tiempo había estado buscando “es mas seguro buscar en el laberinto que quedarse de brazos cruzados sin queso”

Vio que el miedo que dejamos crecer en nuestra mente es peor que la situación real. Que si siempre piensas en que te va ir mal en vez de lo contrario pero que ya había cambiando desde que salio de la central; y cuando advirtió de que sus creencias ya habían cambiando escribió “cuando ves que puedes encontrar nuevo queso y disfrutar de le, cambias de trayectoria”

Se dio cuenta de que si desde un principio se hubiera adaptado al cambio hubiera salido más rápido y sin ningún problema, que se sentiría más fuerte y que hubiera afrontado muy bien el problema.

Decidió explorar nuevas zonas del laberinto y empezó a encontrar varios pedazos de queso en varios lugares y estaba recuperando sus fuerzas y esperanzas, pensaba en el camino que había recorrido y dio gracias que se le ocurrió ir escribiendo frases en las paredes así se le haría mas fácil llegar de nuevo a la central y darle el queso a kif y pedirle que saliera a buscar queso con el, mientras pensaba en esto escribió “notar enseguida los pequeños cambios ayuda a adaptarse a los cambios mas grandes que están por llegar”.

En esos momentos, kof ya se había liberado del pasado y ya solo estaba adaptado en lo presente y futuro.

Corrió con mucha energía y velocidad, y cuando le parecía que llevaba ya toda su vida ahí su viaje acabo con una gran sorpresa: vio la Central Quesera N con nuevo queso, tenía montañas enormes de queso, estaba muy sorprendido por eso y no sabía si era su imaginación.

Al verlo, oli y corri le dieron la bienvenida, kof les devolvió el saludo y se puso a probar todos los quesos. Mientras comía recordó todo lo que había aprendido gracias a lo sucedido, se percato que se había aferrado a una ilusión mientras se había tenido miedo del cambio.

Al darse cuenta de su comportamiento tan ridículo se hecho a reír y dijo que la única manera de cambiar mas rápida era reírse de si mismo y de su propia estupidez, y de que cuando uno lo hace puede seguir avanzando.

Aprendió mucho de sus amigos los ratones, oli y corri, ya que ellos no analizaban en exceso ni complicaban tanto las cosas.

Reflexiono sobre sus errores y esto le sirvió para trazarse un nuevo plan para su futuro; se dio cuenta de que es necesario adaptarse de prisa a los cambios, y que la persona que tiene mas poder sobre nosotros para no dejarnos cambiar es uno mismo.

Vio que mientras el no quisiera cambiar, el mundo no iba a cambiar solo para el, que el es quien se tenia que adaptar. Recordó a su amigo kif y pensó que seria bueno que saliera de la quesera y recorriera el laberinto para que así se diera cuenta de lo mal que estaba, pensó en ir por el y enseñarle la manera de cambiar, pero se dio cuenta que si kif iba a cambiar tenía que hacerlo por su propia cuenta.

Escribió en una de las paredes de la central el resumen de lo que le había sucedido: “El cambio es un hecho. El queso se mueve constantemente. Prevé el cambio. Permanece alerta a los movimientos del queso. Controla el cambio. Huele el queso a menudo para saber si se esta enmoheciendo. Adáptate rápidamente al cambio. ¡Cambia! Muévete cuando se mueva el queso. Disfruta del cambio. Saborea la aventura y disfruta del nuevo queso.”

Aprendió de lo que le sucedió y para que no lo tomaran desprevenido siempre estaba revisando la central por si se llegaba a acabar el queso poder irse y estar bien preparado.

De pronto se escucho un ruido, y kof rezó por que fuera su amigo kif, a quien había dejado en la otra central, no sabía si su amigo hubiera podido ser capaz de: ¡¡¡moverse como el queso y disfrutarlo!!!

Comentario.

Esta lectura me enseño solo un poco de lo mucho que me falta por conocer sobre mi, ya que al leer de este tipo de lecturas me enseña a conocerme y a poder mejor cada día mas.

Me gusto mucho, pues tiene mucha razón, nos debemos de adaptar a todo y a todos por que por el simple hecho de que nosotros no queramos cambiar “todo” el mundo va a cambiar por nosotros.

No nos tenemos que encerrar solo en nuestro mundo, ya que existe otro mucho muy diferente a nuestro alrededor, y al no querer abrir los ojos y ver lo que realmente es después puede que nos cueste mas trabajo y no lo queramos aceptar.

Tenemos que estar alertas a algún cambio que pueda suceder para estar atentos y no quedarnos aferrados a alguna cosa.

Debemos de poner todo de nuestra parte para que el cambio no sea tan precipitado, que se de el cambio cuando se tenga que da porque nosotros debemos de estar preparados para cualquier cambio o cosa que suceda a nuestro alrededor

Los cambios yo creo que se dan a cada momento solo que para algunos si estamos preparado y para otros no, por eso que algunos los sentimos más bruscos que otros, por el motivo de que creemos que nunca va a cambiar nada.

No debemos de aferrarnos a alguna cosa ya que nunca la vamos a tener de por vida y cuando ya no la tengamos debemos de hacernos a la idea de que ya no lo tenemos y que por mas que nos aferremos a esa idea no vamos a lograr nada.