¿Quién se ha llevado mi queso?; MD Spencer Johnson

Motivación. Inteligencia emocional. Identificación de objetivos. Adaptación al mundo Cambiante. Argumento. Fábula. Narrativa de autoayuda. Ratones

  • Enviado por: Luis Ortiz Solares
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 2 páginas
publicidad

¿Quien se ha llevado mi queso?

Autor: Spencer Johnson, MD

Este es un libro muy ameno que tiene como finalidad crear conciencia de que debemos estar atentos a los cambios que se van generando en la sociedad.

La historia inicia con una reunión de personas que habían estudiado juntas y se reúnen después de cierto tiempo y ante la platica sobre los miedos y temores de los cambios uno de ellos les ofrece contar un cuento que les ayudara en el futuro, así como ya a ayudado a algunas personas.

El cuento utiliza como personajes principales a unos pequeños ratones llamados Oli y Corri (oliendo y corriendo) a dos personitas llamadas Kif y Kof (seres del tamaño de los ratones) y el queso, que vienen a ser los retos a los cuales nos enfrentamos, los cambios a los que tenemos que irnos adaptando y que se vuelven interesantes en nuestra vida diaria, por que nos da miedo cambiar.

Tanto los ratones como las personitas se pasaban el día en el laberinto buscando su queso favorito, Oli y Corri que poseían cerebro de roedores, buscaban el queso que les gustaba mientras que kif y Kof utilizaban su cerebro con ideas y creencias. Utilizaban un queso que ellos creían los haría triunfar, el laberinto constaba de pasillos, salas rincones oscuros y callejones sin salida, era un lugar en el que resultaba fácil perderse, Para los que daban con el camino albergaba secretos que les permitía disfrutar de la vida.

Cuando encontraron el queso kif y kof empezaron a ir todos los días al lugar, despacio, a no desesperarse pensando que siempre estaría en el mismo lugar y que la vida ya estaba prácticamente solucionada (esto nos da a entender, que el tener un trabajo, te proporciona ciertos satisfactores, y no aspirar a algo mas es volverse conformista)

Pero un d{ia el queso se acabo. Oli y Corri rápidamente comenzaron a buscar nuevos caminos, pero Kif y Kof no aceptaban que se hubiera acabado el queso, les costo aceptarlo, volvían al mismo sitio para ver si podían obtener su fuente de subsistencia, al darse cuenta que no comenzaron a ver el laberinto de al lado que siempre había estado allí pero que nunca habían recurrido a el, Kof trataba de animar a Kif para buscar nuevos caminos, Kif seguía cegado en no querer aceptar el cambio, le daba miedo todo lo desconocido

Kof nos enseña que es necesario adaptarse de prisa ya que si uno no lo hace, tal vez no pueda adaptarse jamás, que debemos estar pendientes de los pequeños cambios para que estos no nos agarren por sorpresa, Kof en diversas ocasiones quiso ayudar a Kif a buscar un nuevo queso pero este nunca quiso aceptar esa ayuda, en ocasiones Kof pensaba en el y se decía puedo regresar por el laberinto a buscarlo y enseñarle la manera de salir del apuro, pero recapacitaba y se decía a si mismo, el solo tiene que encontrar su propio queso, en el laberinto fue dejando mensajes como los siguientes:

“El cambio es un hecho”

El queso se mueve constantemente

“Prevé el cambio”

Permanece alerta los movimientos del queso

“Controla el cambio”

Huele el queso a menudo para saber si no se esta enmoheciendo

“Adáptate rápidamente al cambio”

Cuanto antes se olvide el queso viejo, antes se disfruta el queso nuevo

“Cambia”

Muévete cuando se mueva el queso

“Disfruta del cambio”

Saborea la aventura y disfruta del nuevo queso

“Prepárate para cambiar rápidamente y disfrutar otra vez”

El queso se mueve constantemente

Cuando termino Michael de contar el cuento todos sus compañeros se lo agradecieron y se reunieron mas tarde para hacer los comentarios, uno a uno fueron adaptando su tipo de vida a la enseñanza que este cuento les había producido identificándose, con Kif y preguntándose que hacer para parecerse mas a Kof.

Uno de ellos dijo, Que levante la mano el que tenga miedo al cambio, solo una de las manos se alzo, bueno parece que solo hay una persona sincera en el grupo, cambiemos la pregunta, ¿cuántos de los que están aquí piensas que los demás tienen miedo al cambio?, Todos levantaron la mano y se echaron a reír lo cual significa que a veces ni siquiera somos consientes de que tenemos miedo, debemos a prender a no aferrarnos a lo que tenemos en el momento, y a aceptar los cambios y caminar de la mano con ellos.