¿Qué es el trabajo social de casos?; Mary Richmond

Problemas de adaptación social, familiares y matrimoniales. Abandono de niños. Falta de atención. Dificultades de la tercera edad. Objetivo y metodología. Diagnóstico

  • Enviado por: Dana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

UN BREVE BOSQUEJO BIOGRÁFICO SOBRE MARY RICHMOND...

Nació el 5 de Agosto de 1861 en Belleville, Illinois. Cuando solamente contaba con tres años de edad su madre murió y la enviaron a vivir con su abuela y sus dos tias. En 1978 se graduó en la High school del este de Baltimore. Mary Richmond se ocupó de una de sus tías hasta la muerte de esta. En 1888 comenzó a trabajar para la sociedad de la organización de la caridad de Baltimore. Abogó por el establecimiento de escuelas profesionales para el estudio del trabajo de casos. María Ellen Richmond fue una de las mujeres que influenciaron la dirección de la profesión del trabajo social en sus comienzos.

Comienza a ser relevante para el Trabajo Social en 1889, cuando toma contacto con las sociedades organizadas de la caridad. Realiza un diagnóstico en función de los datos obtenidos de su experiencia de T.S.

Su diagnóstico Social, explica el método del proceso que se debe seguir para hacer un buen diagnóstico de los problemas sociales de los clientes.

Mary Richmond fue la inventora conceptual, la que teorizó y sistematizó el Trabajo Social, la que formalizó sus técnicas y contenidos, la que se montó el invento. Todo ello antes de que las mujeres americanas tuviesen derecho a voto.

Fue la primera y fue por delante en todo: Fue la primera mujer americana que dirigió la gerencia y administración de una sociedad caritativa , dirección que hasta el momento habían controlado los varones ( por entonces aún no había cumplido los 30 años). A los 36 años comenzó a organizar y a implantir ella misma las clases del primer seminario de Trabajo Social para la formación de Trabajadoras sociales en Nueva York. Y en 1905, a los 44 años fundó la primera Escuela de Trabajo Social, la New york school of filantrophy, actualmente Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Columbia en Nueva York.

En 1917, a los 56 años, se adelanto de nuevo y publicó el primer texto de Técnicas y Métodos de Trabajo Social, denominado El Diagnóstico social.

En 1922 , seis años antes de morir, publicó ¿Qué es el Trabajo Social de Casos? .

Murió a los 67 años de edad.

PRÓLOGO...

En el prólogo Mario Gaviria a parte de darnos algunos datos biográficos que ya he citado antes, nos explica como hemos de leer el libro para comprenderlo satisfactoriamente, pasos que yo misma he seguido para la elaboración de este trabajo. Nos aconseja que comencemos primero por la conclusión, después la introducción y los tres primeros capítulos, para seguir con el resto de capítulos y finalmente leer los extraídos del libro El Diagnóstico Social.

CONCLUSIONES...

Por medio de la percepción directa o indirecta, y de la acción directa o indirecta sobre las mentes de los clientes, las relaciones sociales de estos pueden mejorar y sus personalidades desarrollarse.

cuando el Trabajador de casos desconoce los antecedentes sociales y personales de su cliente, suele ocurrir que fracasa. los procesos de diagnóstico están interrelacionados con los del tratamiento, siendo imposible trazar una línea divisoria entre ellos.

El trabajo social de casos abarca desde los servicios más humildes hasta medidas tan radicales como el cambio total del entorno, la organización de recursos donde estos antes no existían y la reconstrucción de vínculos rotos. Las políticas de intervención que obtiene éxitos más plenos en el trabajo social de casos son el estímulo y el aliento, la más amplia participación por parte del cliente en todos los planes y el uso hábil de la repetición y la reiteración. Tiene que existir relación directa entre mente y mente. Uno de los métodos más característicos del trabajo social de casos es su aproximación multilateral, su capacidad de organizar procesos, de reunir de relacionar, establecer lazos y readaptar.

Todo trabajador de casos tiene que tener algún tipo de filosofía. las en este libro sugeridas son la siguientes:

1) Los seres humanos son interdependientes.

2) Los seres humanos son diferentes.

3) No son animales dependientes y domésticos.

Tenemos que reconocer que el hacer una persona social requiere tiempo y atención individualizada, el hogar es la institución social a la que se suele encomendar y confiar el inicio de esta tarea.

El conjunto del Trabajo Social es mayor que cualquiera de sus partes. Todas están al servicio de la personalidad. El Trabajo de casos presta su servicio mediante la realización de mejoras en la adaptación entre los individuos y su entorno social; el trabajo de grupos sirve a la personalidad al tratarse las personas cara a cara unas con otras; la acción social le presta servicio al hacer progresar a las masas mediante la propaganda y la legislación social; y la investigación social sirve a la personalidad por medio de la realización de descubrimientos originales y de la reinterpretación de datos conocidos para el uso de estas otras formas de trabajo social. El trabajador de casos debe saber un poco de todas estas formas. La mejor prueba a la que se puede someter el trabajo social de casos es el desarrollo de la personalidad.

INTRODUCCIÓN...

El trabajo social de casos ya existía mucho antes de que los trabajadores sociales comenzaran a formular algunos de sus principios y métodos.

Algunos educadores poseen la habilidad de <<enderezadores>> y también gozan de ella sacerdotes, jueces y médicos.

La habilidad en esta época de aquellos trabajadores sociales de casos que son capaces de efectuar una buena adaptación entre el individuo y su entorno nos parece a muchos un don de la naturaleza. Un buen trabajador de casos debe nacer tanto como hacerse.

Llama la atención una historia que se nos relata, la cual voy a resumir a continuación, siendo abordada desde la perspectiva como introducción al trabajo social de casos:

"Hellen Keller tenia seis años y nueve meses cuando la señorita Sullivan llegó a Tuscumbia. No llevaba un diario. Durante el primer año, y a intervalos prácticamente semanales, escribió a una amiga proporcionándole una descripción de las nuevas situaciones y añadía una explicación escrita sobre su propio proceso mental al tratar de afrontarlas. representa un testimonio de lo que sucedió y también como aconteció y de las reacciones tanto de la profesora como de la alumna.

Algunos de los métodos de la señorita Sullivan anticipan los que en la actualidad utiliza el profesorado de las escuelas más avanzadas. En el aspecto social representan la forma de proceder moderna del trabajo social de casos.

En 1903, la señorita Keller publicó The history of my life."

A continuación nos describe algunos episodios de esta historia:

"Helen había sido una niña ansiosa y enérgica. a los diecinueve meses una enfermedad la dejó sorda y ciega. Pronto empezó a tiranizar a todos los que la rodeaban, y nadie osaba contrariarla. los padres dejaron a la niña bajo la tutela de su nueva profesora. La señorita Sullivan optó por separar a Hellen de su familia durante unas cuantas semanas. Profesora y alumna fueron a instalarse en una pequeña casita cercana al hogar, había que enseñarle obediencia y amor. Hellen se mostraba insensible e incluso intolerante ante las caricias, menos cuando provenían de su madre.

Al principio se mostró muy alterada, pataleando, chillando hasta entrar en una especie de estupor...

El capitán keller venía todos los días sin que la niña se percatara de su presencia. Un día vino también la perra de la niña, Belle, La niña entonces notó que el animal estaba allí y se sentó a su lado comenzando a manipular sus patitas. Cuando se dieron cuenta de que Hellen formaba con sus propios dedos la palabra "m-u-ñ-e-c-a" estaba tratando de enseñar a Belle a deletrear!. Sullivan había estado deletreando palabras en la mano de Hellen sin enseñarle el alfabeto manual, asociando estas letras con los objetos que correspondían.

Hizo uso del propio mundo de Hellen para enseñarle todas las cosas que como veremos a continuación la niña aprendió.

Hellen se graduó en el Radcliffe College. Autora de varios libros, se interesó en la educación de los sordo-ciegos, y a obtenido grandes satisfacciones. Se convirtió en militante del sufragio femenino y de la lucha por las otras reformas sociales. Keller poseía grandes dotes naturales, pero la habilidad de las señorita Sullivan al hacer de su educación social y su talento al ignorar la rutina y el utilizar la vida como su mejor intérprete, fue lo que estableció la diferencia entre una vida feliz y lo que podría haber sido una existencia desdichada.

El uso de los animales para desarrollar la mente de su alumna, el convertir a todos los habitantes de la casa en participantes en el proceso, su habilidad para aprovechar los recursos de la comunidad y su reconocimiento del papel que podría desempeñar la naturaleza, fue lo que originó su gran éxito con Hellen.

Hellen aprendió a hablar y le enseño lo que es el cariño y el afecto ayudándole a desarrollar una personalidad altamente socializada."

LA PRÁCTICA DEL TRABAJO SOCIAL DE CASOS...

El propósito de este libro es indagar sobre qué es el trabajo social de casos y por qué es lo qué es. A continuación detallo algunos ejemplos que ilustren dicho trabajo.

Llegando a una elección arbitraria de las siguientes tipologías según los problemas:

-Una joven que aunque inadaptada y de carácter difícil, no sufre discapacitaciones

de ningún tipo.

-Un chiquillo necesitado de hogar.

-Un marido y una esposa sin posibilidades de llegar a un acuerdo.

-Una familia monoparental ( sin padre ) en la que los niños no reciben la atención

adecuada.

-Una viuda con hijos poco eficaz como ama de casa.

-Una mujer mayor con dificultades que sus parientes no llegan a comprender.

Primer ejemplo:

María Bielowiski

El primer ejemplo describe el tratamiento social aplicado durante cuatro años a una chica polaca, bajo la tutela de una sociedad benéfica privada. Estaba a cargo de una supervisora en libertad a prueba por haber robado en una pensión de las que ella estaba aconstumbrada a frecuentar. Fue juzgada y condenada. Cuando salió en libertad su aspecto era un tanto desaliñado.

Los informes obtenidos por la supervisora desaconsejaban la libertad condicional, pero los datos anteriores no justificaban su ingreso en un reformatorio. Por ello la supervisora buscó la ayuda de una sociedad benéfica privada.

Cuando María llevaba ya unos meses una de sus trabajadoras sociales se convirtió en su responsable familiar, y el juzgado titular de menores en su tutor legal. Su carácter y su comportamiento comenzaron a dar muestras de una notable mejoría.

Durante las primeras fases de su tratamiento , hubo de prestarle especial atención a las precarias condiciones físicas de María.

Fue en la escuela donde María entro por primera vez en contacto con las normas que rigen la vida doméstica americana. Tampoco se permitía pedir nada prestado. Un día maría confesó haber robado de la despensa dos pastelillos, y en una de sus casa tiempo después la señora confesó que ni siquiera aceptaba tomar prestado un tintero.

Al aprobar el octavo curso, María fue enviada como sirvienta de una familia, ofreciéndosele la posibilidad de estudiar bachillerato, obteniendo buenas calificaciones ininterrumpidamente, aunque sufrió un cambio de residencia con un profesor polaco y su esposa, lugar donde se encontró muy a gusto entre compatriotas. Verano tras verano la sociedad gestionaba algún trabajo en el campo para María.

Su colocación en las familias fue de gran valor, aunque la influencia que más se puede resaltar es la de la trabajadora social que llevó el caso, procederemos a señalar cuales fueron sus métodos.

La habilidad de la trabajadora social radicaba más en su imaginativa y comprensión que en cualquier otro factor, lo más sobresaliente es que la tutora logró ver el mundo como este se ofrecía ante los ojos de su pupila. Cuando esta se ponía difícil discriminaba entre el problema inmediato y lo que en su día había sido comportamiento delictivo. Recurría a la autoestima y ambición de la chica. Otro de ls métodos fue evitar dar una apariencia sobrehumana ante María. Descubrió que conseguía que el respeto aumentara cuando demostraba que no la engañaba fácilmente.

Cualquiera se preguntaría que hubiera pasado con María si a esta se la hubiera tratado como en los casos normales de hurto y se hubiera dictado sentencia habitual.

Pero María se enfrenta al futuro con el título de bachiller, una buena salud, una personalidad atractiva, y muchos amigos, su escala de valores es razonable y sus ideas han dejado de ser confusas.

Segundo ejemplo

George Foster

George fue internado junto con su hermana en un asilo infantil, de donde fueron sacados en cuatro ocasiones en cinco años para ser llevados de nuevo con sus padres. Al hogar que regresaban podía ser considerado de todo menos un hogar, el padre borracho sin trabajo estable, y la madre una mujer sexualmente promiscua que discutía continuamente con su marido y cuando esto ocurría dejaban la casa y a los niños totalmente desatendidos.

Una asociación de acogimiento infantil asumió la responsabilidad de encontrar una casa de acogida para los niños. Para estos casos había que analizar minuciosamente todo el proceso y a la familia a la que iban a ser llevados.

El primer hogar fue una familia de granjeros, no resultó satisfactorio, la salud de la mujer era precaria y los niños solían pelearse de continuo. Así que se decidió realojar a los niños por separado en otras familias. Ahora ya nos centramos sólo en la historia de George.

Se mostró profundamente abatido por tener que dejar la granja y se lo llevaron a la ciudad donde estaba la sede central de la institución. Fue sometido a un examen físico y mental, que le reveló dotado de una elevada capacidad natural.

La institución decidió que George ya estaba en condiciones de ser recibido en un nuevo hogar de acogida. Se inclinaron por la solicitud de una pareja sin hijos que ya habían adoptado a otro chico con anterioridad más pequeño. Por razones económicas como de otro tipo que no les podían ocuparse tanto como les gustaría de su hijo ya adoptado así que decidieron desarraigarse de George.

La tercera casa fue donde más feliz se sintió George, lleva viviendo en ella más de un año se trata de una familia integrada por varias personas jóvenes y ningún niño. Se ha producido una notable mejoría en la conducta de George, su estado de salud es excelente y a empezado a asistir a clases de música.

En los siguientes ejemplos veremos el trabajo social de casos en los que hay más de una persona implicada y el tratamiento recíproco entre los personajes.

Tercer ejemplo

El señor don Rupert Young y su esposa

El señor y la señora Young un matrimonio de veinticinco y veinte años respectivamente con un hijo no mayor de dos años fueron encomendados a una sociedad privada para el bienestar de la familia.

Un empleado de la Iglesia llamó para comunicar que la señora Young tenía serios problemas con su marido. Se envió a un visitador a domicilio que encontró a la familia desahuciada de la vivienda por falta de pago del alquiler. La madre y la hija se encontraban viviendo temporalmente en casa de su madre, mientras que el marido por la resaca de la noche anterior dormía en un establo. El visitador concertó una entrevista en la oficina de la responsable del distrito entre esta y la señora Young y otra para unas horas más tarde con su marido.

La esposa embarazada de tres meses, no parecía estar en condiciones de afrontar la crisis. Sus parientes y amigos le habían aconsejado que rompiera con su marido e iniciara un proceso legal contra él.

Cuando young llegó su actitud era de arrepentimiento. Admitió que bebía y que pegaba a Hilda, pero no se cansó de repetir que ella no paraba de hostigarle. Reconoció que tenía buena esposa y buen ama de casa y buena madre, también se quejó de que su suegra tenía también la culpa porque se metía en todo.

Le fue entregado dinero con los que comprar alimentos para cenar y desayunar, y una carta para un médico para un reconocimiento físico. Se le pidió que fuera a la mañana siguiente a la sociedad benéfica donde estaría su esposa y la responsable del distrito. Young que era católico se presentó tras realizar un voto de abstinencia ante un sacerdote.

Allí llegaron a una serie de acuerdos que antes de las veinticuatro horas siguientes ya habían sido quebrantados.

Se le proporcionó trabajo al señor Young y se le solicitó un reconocimiento en una clínica de salud mental. En menos de dos semanas la asociación había asegurado su admisión en una casa de campo para alcohólicos. Pronto se halló talando pinos en la granja del Hogar y la correspondencia con el por parte de la Junta del Distrito se convirtió en una parte necesaria del tratamiento. Los efectos del alcohol fueron desapareciendo y se hizo ver que la personalidad del señor Rupert era infantil y de influencia y voluble. La bebida no era su único problema.

Dos meses después la familia regresó a la ciudad, el mobiliario había sido recuperado. Habían adecentado una pequeña casita y young tenía un trabajo eventual. Más tarde retomó su antiguo empleo.

El tratamiento social no había hecho más que comenzar. Tendrían que superarse una serie de obstáculos. Una semana después de su reinstalación hubo de recordársele A Hilda que tenía que ceder ante las pequeñas cosas y cooperar en todo.

Cuando nació su segundo hijo Hilda se negó a ir al hospital, esto le trajo graves problemas de salud. Rupert perdió su empleo fijo cuando nació su segundo hijo por querer quedarse a cuidar de su esposa y su familia en casa.

El método que se utilizó fue el de ir a charlar con rupert a intervalos frecuentes

Cuarto ejemplo

Clara vansca y sus hijas

Clara Vansca tenía una casa sucia e infestada de parásitos que mantenía en parte ejerciendo la mendicidad y , en parte, con lo que ganaba el borracho de su marido. Tenía la costumbre de enviar a una de sus hijas, la mayor, de ocho años de edad al basurero a recoger hierro y chatarra que luego vendía para comprar bebida. Tres años más tarde internaron a su marido en un manicomio. La mujer se dedicó con mayor ahínco a la mendicidad, y en compañía de sus hijas. Siempre pedía trabajo, pero nunca acudía a los empleos que le ofrecían.

Todos los intentos de inducirla a dejar de beber resultaron infructuosos. Parecía quererlas pero las tenía muy descuidadas. Ambas niñas fueron internadas en un orfanato y clara fue ingresada por propia voluntad en un convento, donde la enseñarían todas las cosas que debía saber para llevar una casa.

La hermana encargada de enseñarle informaba periódicamente a la trabajadora social de los progresos de Vansca, mientras que esta indagaba en los orígenes de su clienta y entró en contacto con algunos de sus parientes.

Clara tenía varios hermanos y todos ellos habían prosperado en la vida, pero la actitud que sus familiares demostraban hacia ella era de intolerancia y desaprobación. Uno de los hermanos casados se ofreció a proporcionar una vivienda para ella y sus hijas, aunque se desestimó la propuesta.

La trabajadora encontró un trabajo apropiado para ella, y su primera preocupación fue asegurarse de que ofreciera un aspecto cuidado y presentable.

Su salario debía de serle entregado a la trabajadora quien lo guardaría para amueblar la casa. Seis meses después Clara y sus hijas volvieron a estar juntas en su nuevo hogar.

Quedaron en que en el momento en que se produjera una llamada telefónica de la casera informando que esta había vuelto a beber le fuera comunicado de inmediato. Noche y dia corría hacia su clienta cuando esta caía víctima de la tentación.

Clara paso por cinco empleos y ya en el sexto si no lograba conservarlo le quitarían de nuevo a sus hijas. Dicho acuerdo sufrió una pequeña modificación, al prometer que ella misma le haría entrega del sobre con la paga. Su sexto jefe resultó ser una persona que estaba dispuesta a ayudar y colaborar en todo. Estaba en continua colaboración con la trabajadora y clara aún mantiene el mismo puesto de trabajo, en el que disfruta ante todo de la amistad con sus compañeros.

Quinto ejemplo

Winifred Jones y sus hijos

Winifred Jones era una viuda cuarentona con cinco hijos.

La madre de Winifred murió cuando ella contaba con diez años de edad. La hermana de Winifred se casó dejándola a ella al cargo de la casa, poco después su padre contrajo matrimonio de nuevo, y Winifred resentida se casó para huir de un ambiente que le resultaba hostil, pero su nuevo hogar resultó más desgraciado aún que el anterior.

Thomas Jones, su marido era mecánico. Bebía, alternaba con otras mujeres, y no mostraba el menor interés por sus hijos. La casa fue tornándose cada vez más caótica, los hijos más rebeldes y la madre más descuidada. Los parientes dejaron de relacionarse con ella.

Cada vez que un nuevo infortunio golpeaba a los Jones se recurría a alguna institución de carácter social, pero ninguna de ellas prestaba atención.

La situación continuó igual hasta que el marido murió hace escasamente dos años.

La habilidad de la trabajadora social que llevó este caso consiguió recomponer el tejido familiar roto desde hacía mucho tiempo.

Tras su muerte, se impuso la necesidad de planificar algún tipo de futuro.

Los trabajadores sociales sabían que en esa casa tenían por costumbre acostarse muy tarde , que las comidas no se realizaban a horas regulares, que se acumulaban montones de ropa sucia, los platos amontonados en la pila y que los hijos crecían salvajes y peleándose siempre entre sí. Aunque Winifred quería a sus hijos.

Cuando hablaba perdía el hilo de la conversación y le costaba bastante tiempo el retomarlo. Un especialista la examino dictaminó que era una persona retrasada con una edad mental de once años y aconsejó apartar a los hijos de su tutela. La sociedad para el bienestar familiar encargada de llevar el caso no consideró llegado todavía el momento de dar el paso de deshacer el hogar familiar y separar a sus miembros. La trabajadora social de casos decidió emprender simultáneamente dos líneas de actuación : La primera averiguar la causa de su incapacidad; la segunda iniciar un programa de estimulación e incentivación para descubrir en qué medida podría cada miembro de la familia responder a unas condiciones físicas mejores y a una disposición de recursos más regular.

El interés de un chico joven que se entendía bien con los chicos les proporcionó diversiones e intereses sanos y al mismo tiempotes ayudó a adquirir ciertos hábitos regulares de comida, sueño estudio y juego. También la trabajadora se encontraba haciendo comprender ala madre que necesitaban unas horas de comida y sueño.

Organizaron vacaciones al campo para todos los miembros de la familia ese año y al siguiente.

La historia de este tratamiento social no revela tendencia alguna por parte de la trabajadora a perder la paciencia o a exigir demasiado de su clienta, la presión era contínua pero suave. Cada avance hacia una situación normal era celebrado con numerosas muestras de aprobación. El énfasis de la historia está puesto en los avances realizados. Ello fue especialmente aplicable a sus relaciones con los parientes de ambas partes. El joven visitador al cambiar de empleo se vio forzado a dejar de visitar a la familia, puesto que ocupo un tío.

La señora jones todavía es víctima de algunos lapsus se ausencia mental y sus procesos psíquicos continúan siendo lentos, pero ha hecho progresos en el manejo de la casa, el control de sus hijos, y su propia actitud. Los miembros de la casa sienten un afecto creciente por la casa y entre ellos mismos. La señora Jones puede ser descrita en la actualidad como buena madre, pero no muy competente. La trabajadora ha llegado a la conclusión de que muchas de las carencias de su clienta son imputables al desánimo acumulado durante años y años de negligencias y malentendidos.

Sexto ejemplo

Lucía Allegri y sus parientes

Lucía Allegri, siciliana, era ya conocida desde hace casi un año por la trabajadora social que en la actualidad atiende su caso.

El marido de la señora Allegri había ganado una cantidad de dinero considerable hasta el momento de su muerte que fue hace nueve años. Había vivido siempre con un gran deshago y confort.

El visitador la encontró en un habitáculo húmedo y oscuro, sin comida y con apenas leña para calentarse a ella y a su hija .

Este tuvo que hablar con ella por medio de su hija puesto que ésta no hablaba ni una palabra de inglés.

A medida que la trabajadora iba desarrollando la historia de esta cliente se iba transformando en dos historias contradictorias:

La primera versión era que todos los hijos de la señora Allegri habían muerto prematuramente a excepción de un varón, Paolo; que se había esforzado en ayudar a su madre todo lo posible hasta que se casó. Y una hija Antonina, la cual siempre se había desatendido de su cuidado y Teresa de once años de edad que era con la que vivía actualmente.

La segunda versión, formada algo más tarde indicaba que la señora tenía cuatro hijos mayores y no dos. Que Paolo nunca se había preocupado de su familia, y que era Antonina la que si lo había hecho desde que tenía trece años de edad.

Resultaba incuestionable que la señora Allegri necesitaba ayuda constantemente y que su ignorancia constituía un peligro para su hija menor, Teresa, una muchacha despierta, amante de las diversiones y aficionada a deambular por las calles.

La segunda versión resultó confirmada al ser encontrada Carmela y su esposo. El marido de Carmela no tenía una posición desahogada pero se mostró interesado en ayudar todo lo que pudiera.

Convocaron una reunión familiar en su casa el primer fin de semana conveniente con el fin de esforzarse todos y llegar a un acuerdo sobre su madre y Teresa.

Cuando llegó el día se comprobó que todos habían acudido, salvo el hijo mayor.

Antonina que había contribuido hasta la fecha se manifestó dispuesta a asumir la mitad de los gastos de cualquier plan que se decidiera, y cuando todos se habían explayado iba haciéndose evidente que eran ella y su marido, así como Carmela y el suyo los miembros responsables del grupo. Se hizo patente también la imposibilidad de la señora Allegri continuara viviendo sola con su hija pequeña.

Se decidió que iría a vivir con Antonina la niña y con Carmela la señora Allegri.

El rol de la trabajadora social en la reunión fue el de escuchar y observar. Hacia el final sin embargo se esforzó por llevar la discusión a una toma de decisión. Posteriormente han tenido lugar numerosos altibajos, pero la introducción del tratamiento de grupo en el caso Allegri constituyo un logro decisivo.

Los trabajadores al principio, veían sus tentativas reducidas poco más que a una confusa crónica de los pasos realizados en el transcurso de su trabajo, pero han ido aprendiendo a construir informes cronológicos de calidad tanto sobre los procesos esenciales utilizados, como de las observaciones en las que dichos procesos se han basado.

El valor de los informes de casos abarca una buena base para estudios estadísticos, de investigaciones y descubrimientos sociales.

A continuación voy a responder a una serie de preguntas claves para el entendimiento de lo que es el trabajo social de casos.

¿Qué es el trabajo social de casos? Definición

El trabajo social de casos se basa en unos procesos que desarrollan la personalidad del individuo por medio de la adaptación conscientemente efectuada, individuo a individuo, entre los hombres y su entorno social.

¿Cuál es el objetivo del trabajo social de casos?

El objetivo principal es el mantenimiento y desarrollo de la personalidad.

¿Cuál es el modo de aproximación?

Es el estudio y la mejora de la adaptación en las relaciones sociales del hombre.

¿Qué metodología se usa?

Consiste en : Procesos de percepción.

Procesos de acción.

Proceso de percepción:

Se trata de percibir tanto al sujeto con sus características como al entorno con las suyas. Varias etapas:

-Entrevista con el sujeto:

  • Escuchar pacientemente para establecer un entendimiento y una relación de ayuda.

  • Conocer los datos que me van a permitir elaborar un diagnóstico.

-Primeros contactos con la familia inmediata y búsqueda de opiniones y fuentes de cooperación ajenos a la familia inmediata.

Para M. Richmond lo más importante es la familia, hay que tener en cuenta si los testimonios son de primera mano o de segunda:

  • Real: son los hechos tal cual se presentan.

  • Testimonial: Son las informaciones que recibe de todos los informantes.

  • Circunstancial: Son las evidencias indirectas, elementos que aclaran la situación.

-Rigurosa evaluación e interpretación de los distintos testimonios adquiridos que constituirán el diagnóstico.

Se le da mucha importancia a la definición de la situación y la personalidad sobre la que vamos a intervenir.

Proceso de acción:

Dos formas:

  • Intervención directa con el usuario.

Es una acción sobre la mente, se realiza con la persona consciente, se lleva a cabo a través de la relación de ayuda, en esta relación de ayuda es fundamental la obediencia, afecto e intelecto.

  • Intervención con el entorno.

Es una acción indirecta, la familia es fundamental, se trata de descubrir el tipo de ayuda que cada miembro puede aportar, recomparar el tejido familiar, y reeducar los hábitos en los miembros de la familia y buscar apoyo en otros lugares del entorno. También otra forma de intervención es con los recursos y ayudas que hay en el entorno

Diferencias individuales:

El trabajador social de casos tiene que tratar con un grupo más variado de personas y problemas.

Tiene que estar dotado de forma innata, entre otras cualidades, de un respeto reverente e instintivo hacia la personalidad menos parecida a la suya.

Las personas en circunstancias similares nunca son tan parecidas como pudiera resultar a primera vista.

Platón decía que “la esencia de la igualdad estriba en tratar las cosas desiguales de forma desigual”

PROCESOS DEL DIAGNÓSTICO: Es la interpretación. O el intento de una definición de las dificultades sociales del cliente. Tiene 4 fases:

Entrevista con el paciente:

Recomendaciones principales:

- Debe ser una conversación clara y paciente (no apresurada).

- Debe haber un buen entendimiento mutuo

- Se ha de conseguir indicios, para futuras fuentes de compresión y cooperación

- Fomentar al cliente el desarrollo de la autoayuda y la autoconfianza.

La entrevista debe hacerse en privado, no se debe de tomar nota y hay que evitar aconsejar hasta no conocer el problema.

Contactos con la familia:

Nos habla del problema de la familia tal y como lo debe enfrentar el trabajador social. Está dividido en 5 fases:

¨ La familia como un todo. El conocimiento de la vida familiar es

muy útil y necesario para distinguir de todos lo datos recogidos los más significativos. Es importante clasificar las familias según su cohesión: familia con un fuerte vinculo de unión o familia sin cohesión. También son importantes para la reconstrucción de un caso de familia: la capacidad de admiración, de afecto, de esfuerzo enérgico, de diversión y de desarrollo.

También hay que tener en cuenta causas de inestabilidad matrimonial como la disparidad de edad y las diferencias de nacionalidad, raza o religión.

¨ El marido y el padre”. Richmond insiste en la necesidad de que el

hombre sea tenido en cuenta en el trabajo social con el grupo familiar.

¨ La esposa y la madre. Su estudio comprende los aspectos físicos

del trabajo, de la casa y el hogar familiar.

¨ Los niños. Su individualización debe incluir todas las variaciones en

su condición física y mental

¨ Otros miembros de la familia.

Contactos con otras fuentes y uso de la intuición:

Las fuentes exteriores que indica Richmond son: las agencias sociales, las iglesias, los médicos, los vecinos, los parientes, los empleadores, los amigos y los registros públicos.

Propone una serie de principios de elección de fuentes extrafamiliares y su orden de preferencia:

- buscar primero las fuentes ricas en historia y luego las que

también lo sean en cooperación.

-buscar primero los testigos que proporcionen información directa - reconocer el valor especial de las fuentes de información no reveladas en la entrevista.

-pensar en las fuentes en grupo y considerar cada grupo para nuevas experiencias.

- reconocer cuando hay evidencias contradictorias o evidencias que muestran falta de acción

Recopilación de la información anterior y cuidadoso estudio de los ítems.

Un diagnóstico no está completo si no incluye las complicaciones, dificultades… para prevenir los riesgos.

VARIACIÓN EN LOS PROCESOS:

Hace referencia a todos aquellos hechos que pueden introducir modificaciones en el diagnóstico. Es el control y la revisión del proceso según un cuestionario del control. Comprueba y observa lo anterior.

Richmond hace dos objeciones al cuestionario:

1) Sus peligros pueden ser malentendidos.

2) Su uso ilustrado puede hacer surgir dudas sobre la veracidad del camino que se está siguiendo, y en cambio pueden sugerir otros. Hay que tener cuidado de no “encasillar” a una persona o una familia dentro de un determinado cuestionario. Probablemente habrá que hacer tres o cuatro cuestionarios