Quattrocento

Arte renacentista del siglo XV. Renacimiento. Arquitectura. Escultura. Pintura. Urbanismo. Cúpula. Autores. Obras

  • Enviado por: Jorge
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

EL RENACIMIENTO

EL QUATTROCENTO

El renacimiento es un movimiento cultural q nació en Italia en el siglo XV y pronto se difundió por toda Europa. Pretende contrastar con la Edad Media, marcada por el dominio de la iglesia y el teocentrismo, ahora el centro es el mismo hombre, “es la medida de todas las cosas”. Pero uno de los aspectos más característicos es la vuelta a los mundos clásicos, Grecia y Roma, que queda reflejado sobretodo en el arte, con los ideales de proporción, armonía y geometría.

Es concretamente en Florencia donde nace el renacimiento, utilizando de nuevo en la arquitectura los arcos de medio punto, las bóvedas, cúpulas y sobretodo las columnas, capiteles y frontones de la antigüedad. El arte progresa tanto en la arquitectura religiosa como en la civil.

Un elemento esencial es la cúpula, que además de funciones arquitectónicas también tienen que ver con la filosofía de la época.

Aparece la idea de palacio renacentista, sin apenas cambios en el esto de Europa, abandona el medio rural y se instala en la ciudad, su estructura es horizontal, con una o dos plantas superpuestas divididas en pisos, y en la fachada se convierte en característico la técnica del almohadillado (bloques de piedra labrada con bordes recortados).

Destacan dos arquitectos:

Bruneleschi: de mentalidad racionalista, es quien rompe por primera vez con el gótico. Le obsesiona el concepto de orden clásico, el canon, pero no lo copia sino que lo interpreta. Es el autor de la maravillosa cúpula de la catedral de Florencia, “Il Cupolone”, para ello empleó una nueva técnica, la doble cúpula, dos cúpulas unidas, una interior y otra exterior, para solucionar los problemas de la presión y el espacio.

También es él quien construye por primera vez un palacio renacentista urbano, dando mayor importancia al patio, mediante el cual se ordena todo el edificio y utiliza los elementos clásicos.

El palacio más famoso que construye es el “Palacio Pitti”, otro famoso es el “Hospital de los Inocentes” en la que emplea la perspectiva en el pórtico. Introduce la idea de basílica renacentista en las iglesias de “San Lorenzo” y “El Espíritu Santo”.

Alberti: desarrolló su trabajo en Florencia, al igual que Bruneleschi, se considera como el creador del urbanismo, al relacionar perfectamente el edificio con el entorno. Su obra se basa en la de Bruneleschi, pero la mejora aplicándole los nuevos conocimientos científicos. Hace uso de la sección áurea en todas sus obras, al igual que algunas clásicas, así construyó la fachada de “Santa María Novella”, introduce el concepto de nave única, como en la iglesia de “San Andrés de Mantua” con planta de cruz latina y capillas laterales. De sus obras civiles la que destaca es el “Palacio Rucellai”.

La escultura es considerada como una evolución de la medieval, en Pisa se dan los primeros inicios de esta nueva escultura, de carácter naturalista, realista, y monumental, usando proporciones y elegancia en la línea. Sin embargo la esencia de la escultura clásica se recupera en Florencia y se separa de la arquitectura. Aunque predomina la escultura religiosa, la escultura fúnebre y el retrato adquieren gran importancia.

Para conseguir la belleza, tema buscado siempre en el renacimiento, se usa el marmol junto al bronce. Destacan los escultores Donatello y Ghiberti.

Donatello fue el primero en aplicar las características clásicas a la escultura renacentista con un cierto carácter expresionista, como se muestra en “La Magdalena”. Esculpe en bronce la primera escultura exenta y en desnudo del renacimiento, “El David”. Y un retrato ecuestre, “El Condotiero Gattamelata”, caudillo popular de la época. Es el introductor a la escultura urbana y el retrato ecuestre no fúnebre, una vez más emplea los conceptos de realismo e idealización.

La pintura obtiene una nueva visión gracias al avance científico, que se aplica en ésta mediante la perspectiva lineal, se intenta representar la naturaleza lo mejor posible. Está regida por la simetría y el volumen, que se consigue mediante diferentes mezclas de colores.

Los pintores se preocupan por la expresión de las emociones y por los mundos clásicos, Grecia y Roma.

Se distinguen dos escuelas, la florentina y la Veneciana, la primera se caracteriza por el realismo, el volumen, destacando en ella Masaccio (pincelada fuerte), y Botticelli (pincelada suave). Y la segunda se caracteriza por los colores vistosos y la plasmación de la feliz vida de la burguesía veneciana de la época. Importancia del retrato y la mitoogía, que se junta con temas tanto religiosos como profanos.

Masaccio se preocupa en gran parte por la perspectiva y el volumen, q se convierte en una característica de su obra, y domina la técnica valorista. Su obra más famosa es “La Trinidad”, que da sesnsación de profundidad gracias al empleo de la técnica de la perspectiva lineal.

La obra de Fra Ángelico está marcada por una fuerte religiosidad y una mezcla entre la pintura medieval y la renacentista, entre sus obras destaca “Las Anunciaciones”.

El mejor ejemplo de pintor del Quattrocento italiano es Piero Della Francesca, ya que se interesa principalmente en unir el arte a la ciencia, y en la belleza formal. Su obra famosa es los frescos de San Francisco de Arezzo, entre los que destaca la “Historia de la Santa Cruz” y “La Virgen con Santos y Federico de Montefeltro”.