Pubertad

Adolescencia. Cambios ormonales. Eyaculación. Erección. Masturbación. Fantasías sexuales

  • Enviado por: Chilenita
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información

Curso de Integrales Múltiples
Curso de Integrales Múltiples
En este curso aprenderás integrarles dobles sobre funciones de dos variables e integrales triples sobre...
Ver más información


Introducción

La adolescencia es una etapa relevante de la vida del hombre, es una etapa en que el joven, Después de haber desarrollado su función reproductiva y determinarse como individuo único, va definiendo su personalidad, identidad sexual y roles que desempeñara en la sociedad, como también, un plan de vida para decidir que orientación va a tener, de esta forma, cuando ya haya logrado estas metas, constituirse en adulto.

Los jóvenes forman parte principal de nuestra sociedad y son su futuro, pero también son el reflejo de los adultos que los formaron. Cualquier análisis de la realidad juvenil, no puede estar por lo tanto exento de las responsabilidades que en ello tiene los mayores.

En sexualidad estamos expuestos a una gran distorsión de información, cual es el ser considerada por muchos un bien negociable, por lo que hoy existen fuertes intereses económicos y de poder relacionados con este tema. Así, los números con frecuencia se utilizan para impulsar ventas indirectas de productos o servicios con fines comerciales, u obtener indirectamente algún dividendo económico como son la fama, la imagen política, la imagen de servicio en el área de la salud.

La duración de la adolescencia esta determinada culturalmente, variando su extensión de horas, en ritos de iniciación, a 8 o 9 años en la sociedad urbana de clase media chilena.

A lo largo de la investigación se ha visto se ha visto una evolución en la teoría para ajustarse a los cambios ocurridos en éste período de la vida, como son la realidad de la drogadicción, embarazo, delincuencia, etc. que antes no habían recibido la suficiente atención y casa vez ocurre de forma más precoz con consecuencias para el desarrollo del adolescente bastante importantes.

La presente investigación cumple con los objetivos de satisfacer la inquietud que tenemos los jóvenes por conocer en profundidad las etapas que estamos viviendo.

Finalmente, utilizar únicamente números para evaluar conductas humanas tiene el inconveniente de mostrar cifras como si se tratara de fríos objetos inanimados, sin relación social. Se desconoce el impacto social, familiar y en el círculo de amistades de los involucrados, al que comúnmente lleva cualquier desastre mayor o situación indeseada de sufrimiento.

¿Que es la pubertad?

Los bebes son todos muy semejantes; Los niños y las niñas por lo general van vestidos de modo diferente. Pero los grandes cambios se producen cuando los muchachos comienzan a convertirse en hombres y las niñas, en mujeres. Por supuesto que esto ocurre gradualmente. Uno no se acuesta una noche siendo niño y se levanta a la mañana siguiente como persona madura. Pero cuando comienza el cambio, el niño y la niña lo advierten, y también los demás. Por ejemplo una niñita, que ha tenido hasta entonces un pecho plano, como el del niño, se dará cuanta que sus pechos han empezado a crecer. Lo primero que advierte un muchacho es que su pene aumenta de tamaño. El cambio completo para llegar a ser un hombre o una mujer abarca varios años. Una vez que ha comenzado sigue adelante con bastante regularidad. Es importante saber que algunas personas comienzan mucho antes que otras, en términos de edad. Tal vez le parezca que usted comenzó mas tarde o temprano que otros chicos y chicas que conocía. Esto no tiene ninguna importancia; al final, llegaste a lo mismo. Muchas veces los niños, poco antes de comenzar a transformarse en hombres, pasan por un período en el que se parecen algo a las niñas, con más grasa que músculo. En poco tiempo el niño comienza a crecer y esta gordura desaparece.

Por lo general las mujeres se desarrollan más rápido que los varones, aunque existen muchas diferencias según las personas. Justo antes de este gran cambio, llamada pubertad o adolescencia, ambos sexos engordan y se les redondean los muslos. Las chicas conservan esta redondez hasta su estado maduro; los varones tienden a perderla cuando desarrollan músculos. La rapidez del desarrollo depende parcialmente de si están bien alimentados, pero en un país en el que, por lo general, la alimentación es razonable, el factor principal es la puesta en marcha de su “reloj" interno. Existen algunas familias y algunos pueblos en que la pubertad llega muy pronto, otros en los que tarda, de modo que si observas una clase de chicos de alrededor de 15 años, verás que algunos parecen niños y otros realmente son jovencitos que ya se afeitan; algunas que parecen niñas y otras que son casi mujeres. Sin embargo, se produzcan más pronto o más tarde, estos cambios no representan diferencias en cuanto al resultado; los que han comenzado tarde se convierten igualmente en hombres y mujeres cabales cuando les llega el momento.

Los primeros cambios.

El primer cambio que se aprecia cuando empieza la pubertad es el aumento del tamaño de los pechos de las chicas y de los testículos y pene en los muchachos. Entonces las hormonas sexuales hacen que los muchachos desarrollen músculos y las chicas curvas. Más adelante, los varones comienzan a tener pelo en la cara y sus cuerdas vocales se engrosan, de modo que sus voces dan notas falsas que después de un tiempo se hacen más graves. En ambos sexos comienza a crecer pelo en las axilas y alrededor de los órganos sexuales. Al principio no es mucho, pero cuando la pubertad toca su fin, aumenta. El pelo que está alrededor de los órganos sexuales (vello púbico) tiene diferentes características en hombres y mujeres. Algunos hombres, si son velludos, llegan a tener vello en piernas y pecho.(Las chicas también tienen vello en la piel, si uno mira de cerca, pero no se ve salvo que sea muy oscuro). En un corto período de tiempo, la piel comienza a producir una capa de lubricante adulto. Ésta es la época embarazosa, porque cuando comienza, ambos sexos están predispuestos a tener granitos en la cara y en otras partes (acné). Afortunadamente desaparece antes de que la pubertad termine, en la mayoría de las personas. En todo este tiempo los pechos de la muchacha han seguido creciendo y sus caderas se han redondeado. La pelvis de la mujer es más ancha que la del hombre, para facilitar el paso del bebé. Casi todo el mundo ha pasado por la pelvis de una mujer para nacer. Las excepciones son, por supuesto, los que nacen con cesárea, es decir, con una operación quirúrgica, cuando por alguna razón el bebé no puede hacerlo de manera normal. Como resultado de tener la pelvis más ancha, los muslos de la mujer se inclinan más (si no los tuvieran la separación entre las rodillas sería mayor) y sus brazos se separan más a partir de los codos (de forma que no choquen contra las caderas cuando camina).

Se siente un poco de extrañeza al ver que han comenzado a desarrollarse los pechos, o que el pelo crece en tu cuerpo, o, si eres varón, que tu voz comienza a cambiar. De modo que no es para sorprenderse si los jóvenes tardan un tiempo en acostumbrarse a las nuevas personas adultas en que se están convirtiendo.

Cuando la pubertad está avanzada, cada sexo, varón y hembra, pasa por un momento especial que indica que el desarrollo está progresando realmente. Estos acontecimientos se llaman eyaculación(en el varón) y menstruación o período(en la hembra).

Cada mujer tiene una experiencia particular relacionada con sus períodos. Por lo general suelen aparecer cada 28 días, pero en algunas cada 26, en otras cada 30. La pérdida de sangre dura habitualmente cuatro días, pero hay quien solo dura uno, a otras casi siete, o puede variar de una vez para otra. El período comienza por lo común cuando una chica tiene entre 12 y 14 años, pero puede empezar antes o también después. También la cantidad de sangre que se pierde varía de una mujer a otra. En la mayoría de las muchachas la cantidad no es mayor de la que puede ser absorbida colocando tampones en la vagina. Un tampón es un rollito de algodón absorbente, que puede introducirse con facilidad y que tiene un cordón como una colita para tirar de él y retirarlo. Las chicas que no hayan tenido relaciones sexuales también pueden utilizar tampones. También pueden colocarse un paño sanitario en la vulva. Las madres casi siempre ayudan a sus hijas a desenvolverse bien ante esta situación.

Una mujer deja de tener períodos alrededor de los 45 o 50 años; esto se llama menopausia, “cambio de vida”. No quiere decir que deje de gozar sexualmente, sino que, como los períodos no se presentan, ya no puede tener hijos, porque ya no produce óvulos.

La eyaculación.

Los muchachos por lo general no se asustan cuando tienen la primera eyaculación, porque es muy agradable- mejor que cualquier cosa experimentada hasta entonces. Durante todo un tiempo el pene ha ido creciendo, así como también ha aumentado su sensibilidad; da placer tocarlo. Cuando lo manosean y algunas veces aunque no lo hagan se pone mucho más grande y duro. Esto es lo que se llama una erección. Hasta los bebés tienen con frecuencia erecciones, y todos los hombres las tienen cuando duermen. En la pubertad, esto ocurre con mucha mayor frecuencia y en otros muchos momentos, hasta en clase, y ahí puede resultar embarazoso. Ocasionalmente, ya sea durante el sueño, o también cuando manipulando su pene el muchacho no puede dejar de frotarlo o por lo agradable que resulta, experimenta de pronto una sensación super- buena, diferente de cualquier otra, y fluye un líquido de su miembro. Esto se llama eyaculación, y la sensación super- buena se llama orgasmo o clímax. Todo esto quiere decir que el muchacho se está convirtiendo en un hombre.

La primera vez que un chico eyacula, lo que sale es habitualmente un líquido claro, ligeramente pegajoso, pero luego se vuelve lechoso y espeso. Este liquido ligeramente salado, de olor agradable, se llama esperma o semen- su antiguo nombre era semilla. Generalmente se produce alrededor de una cucharada de té en cada eyaculación, aunque puede haber más. Sale en una a serie de chorros y esta lleno de espermatozoides, que son pequeñas células nadadoras que vistas en el microscopio parecen más bien delgados renacuajos. Es un poco confuso que el líquido se llame esperma, y las células que contiene también se llamen aveces espermas, pero solo hace 300 años las pequeñas células fueron vistas por primera vez, por el hombre que inventó el microscopio. Los espermatozoides son los que pueden fertilizar el óvulo y convertirlo en un posible ser humano, y hay cientos de millones en una eyaculación. El semen no tiene nada que ver con la orina, aunque los dos salgan por el mismo conducto a través del pene.

Si un muchacho o un hombre que está produciendo espermatozoides no se masturba o no tiene relaciones sexuales, los espermatozoides serán eventualmente eyaculados mientras duerme, y con frecuencia durante un sueño erótico. Esto es lo que se llama “polución nocturna” - te despiertas y te das cuanta que has eyaculado. Ésta es una experiencia normal en todos los varones, aunque aquellos que se masturban o tienen relaciones sexuales habitualmente no lo experimentan, o bien les ocurre en contadas ocasiones.

Masturbación. Autoerotismo

En las personas existen actividades autoeróticas desde los primeros días de vida. La succión regular y rítmica del chupete o el pulgar para la obtención de satisfacción es una de las primeras formas de autoestimulación. Existen infinidad de formas para estimular placenteramente nuestros cuerpos.

Para los bebés, junto a la obtención de placer, este tipo de actividades les proporciona un conocimiento esencial de su propio cuerpo. De la misma forma que necesitan conocer y explorar su entorno físico, precisan del conocimiento de su cuerpo. Y así aprendemos que unas partes del cuerpo nos gusta tocarlas más que otras. Uno de los placeres que encuentran es tocarse los genitales. A los/as adultos/as al principio les hace gracia, pero pronto empiezan los mensajes negativos: "No te toques ahí" "Tocarse es de cerdos"...

¿Por qué? Simplemente acarician su cuerpo de manera placentera... ¿Por qué pueden acariciar cualquier parte de su cuerpo y no los genitales?... Si a casi todos/as nos gusta hacerlo.

Creo que deberíamos explicarles qué situaciones son más adecuadas para caricias genitales, pero no porque esté mal el acariciarse, sino porque nuestra cultura, tiene unas normas en las cuales las caricias genitales han de ser en la intimidad. Normas que por supuesto se pueden cambiar.

Nuestra sexualidad la podemos enfocar de dos formas:

-Con nosotros/as mismos/as.

-Con otras personas.

Ambas formas pueden convivir. Son diferentes. No son excluyentes. Hay unas ocasiones para una y otras para otra. Y de ambas podemos disfrutar.

Si conseguimos tener una sexualidad con nosotros/as mismos/as satisfactoria, será muy fácil que consigamos trasladarlo a nuestra sexualidad con otras personas.

Vaya desde aquí pues una llamada a la masturbación en favor del autoconocimiento y de las buenas relaciones sexuales con los/as demás.

Algunas razones para la práctica del autoerotismo y la masturbación:

Es una práctica útil para la obtención de placer y satisfacción personal.

Es un acto de amor y de placer a uno/a mismo/a.

Es un regalo que te haces a ti mismo/a.

Es un recurso para la descarga de tensiones físicas y de ansiedad.

Es un instrumento inigualable para el autoconocimiento de nuestros cuerpos. Esto repercute positivamente en las relaciones con otras personas.

Es algo con lo que se disfruta y ayuda a sentirse bien con uno/a mismo/a.

Cuando se realiza vida sexual en pareja, la masturbación permite una cierta independencia a cada uno de sus integrantes de sus respectivos deseos sexuales:

Por el hecho de ser pareja, no siempre nos apetece sexo al mismo tiempo.

Ni siempre que nos apetece nuestra pareja está a nuestro lado.

Considerar la masturbación como algo propio solamente de la adolescencia hace desaprovechar un recurso importante que nos ofrece nuestro cuerpo para obtener placer. Al igual que si consideramos la masturbación como un recurso menor (para cuando se es joven, o para cuando no se tiene pareja) y no como un recurso más de satisfacción.

El autoerotismo es una actividad que depende de los deseos de cada persona, independientemente de su edad, su situación de pareja o su sexo.

La masturbación puede permitir a las personas dar rienda suelta a sus fantasías y deseos si han sido educadas en una sexualidad positiva.

Ellas -ellos:

Los hombres se masturban. En general lo cuentan porque nuestra cultura lo acepta.

Las mujeres se masturban. En general lo callan porque nuestra cultura no está preparada para oírlo.

Los hombres se masturban menos de lo que cuentan.

Las mujeres se masturban más de lo que cuentan.

Las mentiras que nos han querido meter sobre la masturbación.

¡ No lo creas! :

- "Es un vicio vergonzante que humilla y deprava a quien la practica."

- "Provoca enfermedades de todo tipo."

- "Es pecado mortal y se castiga con el infierno."

- "Provoca parada del crecimiento, epilepsia y problemas con la medula espinal."

- "La persona que se masturba es propensa a estar siempre cansada, a la melancolía, a la ceguera, a la impotencia, a la indigestión y a la parálisis."

- "Si te masturbas, te salen granos"

- "Si te masturbas, puedes tener problemas psicológicos"

"La masturbación en personas con pareja es síntoma de inmadurez".

¡¡¡NO TE LAS CREAS... SON MENTIRAS!!!

EL PERIODO DE LA ADOLESCENCIA.

Pero a la vez que el adolescente se encara con tan compleja sucesión de dificultades concernientes a su evolución conjunta como ser humano, debe dirimir su sexualidad aprendiendo el modo de adaptarse a los cambiantes sentimientos sexuales, escogiendo cómo participar en las diversas clases de actividad sexual, descubriendo la manera de identificar el amor y asimilando los necesarios conocimientos para impedir que se produzca un embarazo no deseado. No es extraño que en ocasiones el adolescente sea víctima de conflictos, sufrimiento y desconcierto.

Por otro lado, la adolescencia también es una etapa de hallazgo y eclosión; una época en que la maduración intelectual y emocional corre paralela con el desarrollo físico y genera una libertad y un creciente apasionamiento vital. La adolescencia no es únicamente un periodo de turbulencia y agitación, como quieren las concepciones tradicionales, sino que, a la vez, suele ser una fase de goce y felicidad que marca el tránsito agitado y tumultuoso al estado adulto (Offer y Offer, 1975). La naturaleza paradójica de la adolescencia se patentiza sobre todo en la esfera de la sexualidad.

Aspectos psicosexuales de la adolescencia.

Fantasías sexuales:

Los sueños y las fantasías sexuales se tornan más frecuentes y explícitos en la adolescencia, muchas veces como elemento auxiliar de la masturbación. Parece ser que la fantasía, en el marco de la adolescencia, cumple varios cometidos: realza por lo general el placer de la actividad sexual; puede sustituir a una experiencia real (pero inasequible); origina excitación o provoca el orgasmo; constituye una especie de plataforma de ensayo mental de cara a ulteriores situaciones sexuales (aumentando la tranquilidad y anticipándose a posibles problemas, igual que ocurre con el ensayo de cualquier otra actividad) y, en fin, supone un medio de experimentación sexual sin riesgos, controlable y nada conmocionante. La experiencia del adolescente, en cuanto a la exploración del alcance y aplicabilidad de las fantasías, repercute decididamente en su actividad sexual y en la propia seguridad a la hora de desempeñarse sexualmente en fases posteriores.

Independencia:

A medida que el adolescente pugna por consolidar un sentido de identidad e independencia personal con respecto a sus padres y a otras figuras autoritarias, adquieren gran importancia las relaciones recíprocas con los compañeros y compañeras de la misma o parecida edad. Así, por ejemplo, la necesidad de libertad que experimenta el adolescente se acompaña normalmente del imperativo de ser como sus amigos, por más que en ocasiones ambas exigencias sean contrapuestas o antagónicas.

Las presiones del grupo de edad a que pertenece el adolescente varían según las colectividades sociales.

En su ansia por liberarse de la supervisión de los padres y de los adultos, algunos adolescentes ven en el sexo un medio de demostrar su aptitud para tomar decisiones propias y de presentar cara a la escala de valores de la otra generación. Pero la conquista de esa libertad no es tarea fácil, ya que los adolescentes adquieren de un modo y otro un considerable legado sexual de sus mayores y de la generación correspondiente en el que se incluyen pautas discriminatorias hacia el sexo femenino y un intenso sentimiento de culpabilidad sexual. Han cambiado antes las actitudes que la conducta, puesto que hoy está muy extendida la idea de igualdad entre ambos sexos No obstante, perdura en ciertos aspectos el criterio de la superioridad del varón. Aún se espera que sea éste el que tome la iniciativa sexual, y si es la mujer la que lo hace, lo más probable es que se la tache de "atrevida" o "calentorra". Los adolescentes no se han desembarazado de todo vestigio de problemas sexuales, mala información y desconcierto en materia de sexualidad; más bien parece que hayan sustituido determinados problemas por otro contingente de dificultades.

Reacciones paternas:

Muchos adultos dan la impresión de sentirse amenazados por las pautas del adolescente en esta materia y tratan de regularlas de manera ilógica, como lo demuestra el hecho de que se pretenda a veces suprimir la educación sexual en las escuelas ("les llenaría la cabeza de malas ideas"), restringir la información sobre métodos anticonceptivos ("que sigan teniendo miedo a quedar embarazadas"), censurar libros y películas o, sencillamente, fingir que la sexualidad del adolescente no existe en absoluto. Por fortuna, no todos los padres adoptan una visión tan negativa de la sexualidad juvenil y en algunos casos asumen posturas más liberales. También es importante constatar que la conducta sexual del adolescente puede crear inquietud en los progenitores. A muchos padres les preocupa que sus hijos adolescentes se vean atrapados en un embarazo involuntario, conscientes de que, aun cuando él o ella dispongan de medios anticonceptivos, quizá no los sepan utilizar eficazmente en el momento preciso. Los padres también se inquietan, y no sin motivo, de que sus hijos adolescentes puedan contraer una enfermedad venérea.

La edad de iniciación sexual en Chile es en promedio de 17,2 años en las mujeres y de 16,2 en los jóvenes. La cifra de hijos que nacen en el país de una madre menor de edad a principios de los 90 era de 11% y el 99 se elevó al 16,6% (menores de 21 años).

La tasa de fecundidad ha bajado en general para todas las edades, a excepción de las niñas entre 15 y 19 años, donde ha aumentado. En 1998 ocurrieron 53.671 nacimientos de madres menores de 21 años, de los cuales 1.175 corresponden a madres menores de 15 años. De ellas según cifras del Ministerio de Educación 5.857 estudiantes embarazadas estuvieron en el sistema escolar principalmente en la enseñanza media y sólo 235 en educación básica.

En 1980 el 60% de las madres menores de 21 años eran casadas, en 1998 el 23%. ; o sea, el aumento de madres solteras menores de 21 años se elevó de 43 a 77,1% entre 1980 y 1998.

El estar casada para el aludido estudio parece ser un bien, pero para los cristianos los matrimonios de adolescentes o los causados por la presión de un embarazo, sabemos que no son garantía de nada para la futura felicidad de los jóvenes, por lo tanto, quizás su reducción sea el reflejo de una mejor información juvenil respecto a los alcances del compromiso matrimonial, y que no se puede encubrir con él a una situación de embarazo adolescente. Además no debemos olvidar que casado en este estudio se refiere al matrimonio civil y no al religioso; no existen antecedentes serios en el estado sobre divorcio, separación o rupturas matrimoniales confiables sino que únicamente de nulidades legales. Si consideramos que el abandono de hogar trae consecuencias legales, es de esperar una dificultad para obtener respuestas confiables en los encuestados.

“ Un estudio ecológico de la influencia del grupo de padres en el promedio de notas y uso de drogas en adolescentes”.

Se realizó en 1995 un estudio longitudinal de un año en 500 adolescentes del equivalente chileno de primero a tercero medio en Estados Unidos. El objetivo del estudio era determinar la influencia de grupos de pares en el inicio del consumo de drogas y en el rendimiento escolar en hijos de padres estrictos. La metodología empleada fue la encuesta por cuestionarios sobre su percepción de autoritarismo de los padres, desempeño escolar, uso de drogas y los cinco amigos más cercanos; al año siguiente se repitieron las mismas encuestas.

Los resultados obtenidos dieron lugar a las siguientes conclusiones:

_ Se confirmó que los adolescentes se hicieron mas parecidos a sus amigos más cercanos a través del tiempo; así aquellos con amigos con buen promedio subieron sus calificaciones, del mismo modo los que se relacionaban con consumidores de drogas tendieron a iniciar o aumentar su consumo, aquellos estudiantes consumidores, pero con amigos cercanos no consumidores tendieron a bajar el consumo de drogas.

_ La influencia positiva en el rendimiento escolar de los amigos destacados se vio aumentada en los padres que eran percibidos como alta o medianamente autoritarios y disminuyo en los hijos que percibían a sus padres como menos autoritarios.

_ La influencia al consumo de drogas por los amigos cercanos se vio aumentada en los casos de hijos de padres percibidos como permisivos y disminuida en los adolescentes que percibían a sus padres como autoritarios.

Acepta tu cuerpo.

Algunos adolescentes reaccionan a los cambios que se operan en sus cuerpos poniéndose ansiosos. No les gusta como se ven o se preocupan debido a que los cambios que experimentan no les parecen “normales”.

Las mujeres jóvenes tienen la tendencia a preocuparse por sus pechos. Se preocupan si los pechos son demasiado grandes, chicos o no concuerdan. Estas mujeres deberían tratar de aceptar sus pechos tal cual son. No deben juzgarse a sí mismas comparando los cuerpos que ven en las revistas o en la televisión. Los pechos, como todas las partes del cuerpo, vienen en variedad de formas y tamaños. En realidad, mas de la mitad de todas las mujeres tiene diferencias visibles de tamaño entre sus dos pechos.

De igual modo los hombres jóvenes tienen la tendencia a preocuparse por el tamaño de su pene y testículo. A veces se preocupan por que son pequeños. Estos hombres necesitan simplemente aceptarse como son. No existe un tamaño normal, simplemente hay una variedad de formas y tamaños. A pesar que pude ser mas corto o más largo, el pene erecto por lo general varia ente los 14 y los 19 centímetros. El promedio es un pene de 16 cm. , dejando de lado el tamaño cuando esta erecto.

Conclusión.

Después de integrar y reflexionar sobre la información recabada se obtiene las siguientes conclusiones:

_ La adolescencia esta determinada culturalmente ya que al inicio y término varía considerablemente de una cultura a otra, así como también varían las características y conflictos de ésta.

_ En el plano cognitivo en la adolescencia trae consigo la consolidación del pensamiento lógico formal lo que le permite aplicarlo ahora a su visa personal, comprender e interiorizar valores universales. Al igual que le permite planificar su futuro o hacer una elección vocacional de forma realista de acuerdo a sus posibilidades.

Otra característica de este plano es la extroversión donde el adolescente, que ya logrado su identidad como ser único, dirige su interés hacia la realidad lo que le permite desarrollar sentimientos altruistas.

_ El adolescente que esta pasando por la crisis juvenil esta especialmente susceptible a desarrollar una depresión, ya sea por los cambios que esta enfrentando o por una suma de conflictos que ahora los tiene presente. En algunos casos pude llevarlo al suicidio o intento de este explicando así el considerable aumento que es presenta en esta etapa. También pude caer en conductas delictivas y bajo la influencia de la droga. Estas conductas no solo son el producto de un proceso interno, sino que está fuertemente influenciado por el tipo de relación con sus padres y la conducta de sus grupos de pares.

_ El adolescente debe lograr su identidad sexual, para que lo logre de forma íntegra será necesario que cuestione los patrones sexuales culturalmente asignados por género ya que esta condición implica un desarrollo sesgado de las potenciales de cada sexo, dándose la posibilidad de formarse de la manera mas completa posible. Las actividades sexuales del adolescente están siendo cada vez mas frecuente e íntimas, con el consecuente riesgo de embarazada precoz que imposibilita al adolescente a vivir plenamente esta etapa, dando un salto hacia la adultez, sin las características necesarias que esa etapa exige.