Psiquiatría

Enfermería. Salud Mental. Ansiedad. Trastornos. Demencia. Esquizofrenia. Estrés. Trastornos alimenticios

  • Enviado por: Jacqueline
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 14 páginas
publicidad
publicidad
ROLES DE LA ENFERMERÍA EN SALUD MENTAL
Como profesional que quiere influir en la toma de decisiones, ha de asumir responsabilidades en la gestión de los servicios en momentos se transición de la atención sanitaria basada en un modelo centrado en la enfermedad a otro que pretende centrarse en las personas y en sus necesidades de cuidado de salud.
La enfermera de salud mental ha de poner en marcha medidas que mejoren la salud y el estado de ánimo del paciente, llevar a cabo actividades que prevengan la enfermedad, detectar los aspectos emocionales de la salud y la enfermedad, reconocer las necesidades psicológicas y desarrollar acciones de cuidados que apoyen a los enfermos mentales y sus familias. El enfermo ha de mantener, asumir o reasumir su papel como persona activa, independiente, y dueño de sus actos, contando con la ayuda de la enfermera.
La responsabilidad de la enfermera trascenderá los aspectos físicos de los cuidados, para implicarse en los propios sentimientos que el paciente tiene respecto a sí, respecto a sus allegados y respecto a sus relaciones sociales, así como la respuesta del paciente al ambiente que le rodea.
Un objetivo de la actividad enfermera con pacientes psiquiátricos es ayudarles a aceptarse a ellos mismos y a mejorar sus relaciones con los demás. En esta relación de ayuda también se va a ver comprometida la propia personalidad de la enfermedad.
Para hacer uso terapéutico de uno mismo como profesional, Mereness en 1980, señala las siguientes capacidades:
  • Aceptar a cada enfermo como un ser humano importante y diferente a los demás.
  • Aceptar que toda la conducta humana tiene un significado y es la respuesta a una necesidad.
  • Comunicar al paciente la sensación de que es aceptado.
Se acepta generalmente que la enfermera, en los distintos ámbitos de actuación, debe poseer un profundo conocimiento de ella misma, interés continuo para desarrollar la comprensión de uno mismo, de los otros y de uno de ellos.
La enfermera es el profesional que más tiempo dedica a la atención directa a los pacientes, ya sea durante su ingreso hospitalario o en el entorno familiar y comunitario, pudiendo influir en lo que significa para el paciente su estancia clínica y la integración en su medio, trabajando los aspectos positivos de ambas situaciones. De tal manera, podrá lograr lo que clásicamente se denominó un ambiente terapéutico que propicie relaciones positivas entre los implicados.
Las rutinas en la actividad profesional son malas aliadas y la acción de cuidar y el papel terapéutico de la enfermera sólo se puede contemplar desde las actitudes, los sentimientos, las relaciones y la comunicación asertiva.
La interrelación de la enfermera y el paciente
El usuario acude a la enfermera para recibir terapia o en busca de ayuda y ella se las ofrece por medio de cuidados profesionales desarrollando la relación de ayuda enfermera. La enfermera asumirá nuevos papeles con el transcurso del tiempo y una vez que sea mejor su posición respecto del paciente, la familia y la comunidad. La credibilidad brinda la oportunidad de innovaciones y sugerencias. En toda interacción es conveniente comenzar con papeles específicos y ampliarlos según el éxito.
Es frecuente que las enfermeras, ante situaciones donde su presencia es indispensable, sientan la tentación de asumir demasiados papeles y con cierta prisa, sin haber llegado a conocer el problema global. Esto puede abrumar al paciente y la ayuda puede ser equivocada o deteriorar la relación.
También la enfermera debe detectar los cambios sutiles o patentes de la conducta del paciente, no atribuyéndolos a la mejoría. Si la enfermera no repara en ciertas manifestaciones que pueden indicar manipulación por parte del paciente, puede serle difícil conservar una actitud imparcial y sustraerse al mundo del paciente. Se suele dar después
ANSIEDAD Y TRASTORNOS RELACIONADOS CON LA ANSIEDAD
Respuesta defensiva del organismo ante una situación que es vivida como peligrosa.
Evaluación del concepto de Ansiedad: En la década del 20, Freud, define a la ansiedad como “un proceso de tensión del aparato mental y especialmente del Yo, que está amenazado por una gran excitación no controlada”.
El conductismo clásico utiliza los términos miedo y temor en vez de ansiedad. Hace referencia a la respuesta fisiológica y conductual ante un estimulo externo al sujeto.
En los años 60, el enfoque cognitivo-conductual, modifica el concepto, la ansiedad en el grupo de sentimientos subjetivos de tensión asociados con la activación fisiológica, que se producen como respuesta a un estimulo interno o externo.
MANIFESTACIONES CLÍNICAS
Síntomas Somáticos:
Cardiovasculares: Palpitaciones, taquicardia, dolores precordiales, miedo a morir de un ataque cardiaco.
Respiratorios: Respiración rápida y superficial, sensación de ahogo.
Gastrointestinales: Diarrea, estreñimiento, colon irritable, dolores abdominales, dispepsias, flatulencia, bolo esofágico, pirosis y sensación de distensión abdominal.
Urinarios: Micción frecuente, tenesmo vesical.
Neurológicos: Cefaleas, síndromes vertiginosos y sincopes.
Neurovegetativos: Diaforesis, temblor, hormigueos, parestesias y enrojecimiento o palidez de cara y cuello.
Trastorno del sueño: Insomnio, despertares frecuentes y sensación de no haber descansado.
Síntomas Psicológicos:
  • Con crisis, de forma brusca y episódica, como sucede en el trastorno de pánico.
  • Sin crisis, de forma persistente y continua, como el trastorno de ansiedad generalizada.
  • Fuerte e identificable situación de estrés, como el estrés postraumático.
  • La ansiedad se provoca ante estímulos temidos por el sujeto, como en los trastornos fóbicos.
  • Ideas recurrentes, que obligan a realizar rituales, como en el trastorno obsesivo-compulsivo.
DEMENCIA

Es una pérdida de la función cerebral que ocurre con ciertas enfermedades y afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento. Estado de debilidad generalmente progresivo y fatal de las facultades mentales.

Es un síndrome adquirido, que puede deberse a múltiples causas, con predominio de la alteración cognitiva que afecta las funciones superiores (memoria, pensamiento abstracto, capacidad de razonamiento), en ausencia de un cuadro confusional durante la evaluación y asociado en ocasiones a trastornos psiquiátricos y del comportamiento lo que lleva a un deterioro progresivo del funcionamiento social y ocupacional.

También incluyen procesos degenerativos primarios del SNC, trastornos vasculares, tóxicos, traumatismos craneales, tumores y otros factores relacionados con diferentes enfermedades.

Causas: La mayoría de los tipos de demencia son irreversibles (degenerativos). El mal de Alzheimer es el tipo más común de demencia, podemos hablar de factores de riesgo como el genético, apoliproteína, sexo femenino, HTA sistólica, acumulación de Al, obesidad y arritmia. La demencia de los cuerpos de Lewy (DCL) es una causa importante de demencia en adultos mayores. Las personas con esta afección tienen estructuras proteínicas anormales en ciertas áreas del cerebro. La demencia también puede deberse a muchos ACV pequeños, lo cual se denomina demencia vascular.

Las siguientes afecciones médicas pueden llevar a la demencia:

  • Mal de Parkinson
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Pick
  • Enfermedades por virus lentos
  • Enfermedades hepáticas
  • Enfermedades neurológicas
  • Parálisis supranuclear progresiva
  • Infecciones que pueden afectar el cerebro, como el HIV/SIDA, Sífilis y enfermedad de Lyme
  • Trastornos inmunológicos
  • Tumores del cerebro
  • Enfermedades Metabólicas: Cambio en los niveles de azúcar, Ca y Na en la sangre
  • Deficiencias de vitamina B12
  • Hidrocefalia normotensiva
  • Uso de ciertos medicamentos, incluyendo cimetidina y algunos hipocolesterolemiantes
  • Consumo excesivo de alcohol

La demencia generalmente ocurre en la edad avanzada, es poco común en personas menores de 60 años y el riesgo de padecerla se incrementa a medida que una persona envejece.

Clasificación:
Demencias Degenerativas Primarias: Tiene como característica común la afectación encefálica primaria, el desconocimiento de la causa degenerativa y el curso progresivo de la enfermedad. Su diagnóstico se realiza por criterios clínicos patológicos. Constituye la causa más frecuente de demencia y el 50% de los casos es de tipo Alzheimer. Se habla de inicio precoz si aparece antes de los 65 años, tardío si aparece luego.
Características principales:
  • Afectación precoz de la memoria
  • Deterioro múltiple y progresivo de las funciones superiores (lenguaje, praxias, agnosias)
  • Aparición de síntomas psiquiátricos y comportamentales
  • Evolución progresiva hacia la pérdida de la independencia en las actividades instrumentales de la vida diaria como manejo de dinero, utilización de aparatos y utensilios, tareas complejas y finalmente, en las actividades básicas como vestirse, asearse, alimentarse, caminar, mantenerse incontinente, etc.
Demencias Vasculares: La prevalencia aumenta con la edad y es más frecuente en varones. Se caracteriza por lesiones encefálicas causadas por alteraciones vasculares como: infartos múltiples, hemorragias cerebrales, hipoperfusión, etc. Su inicio se puede precisar con más exactitud que con el Alzheimer. El curso puede ser progresivo o estable y los síntomas pueden mejorar. Las alteraciones de las funciones superiores varían según la zona del cerebro afectada.
Las demencias vasculares se dividen en:
  • Corticales
  • Subcorticales
  • Enfermedad de Binswagner
  • Demencia Talámica
Demencias Secundarias: Se incluyen en gran número de causas potenciales de producir un deterioro cognitivo. Estas causas son tratables y el cuadro puede ser reversible en ocasiones.
Se diferencian los siguientes grupos:
Demencias por Infecciones: SIDA, encefalitis herpética, enfermedad por priones.
Demencia por Hidrocefalia
Neoplasias Intracraneales
Demencias Metabólicas y Endócrinas: Hipo/hipertiroidismo, enfermedad de Witson, etc.
Demencias Carenciales: Déficit de Vit. B12, Acido Fólico.
Demencias Traumáticas: Traumatismo Craneoencefálico
Esclerosis Múltiple
Demencia por Tóxicos: Alcohol, CO
Demencia por enfermedades pediátricas de inicio tardía
Síntomas psiquiátricos y del comportamiento asociados
Alteraciones funcionales
Síntomas: Los síntomas de demencia abarcan dificultad con muchas áreas de la función mental, incluyendo:
  • El lenguaje
  • La memoria
  • La percepción
  • El comportamiento emocional o la personalidad
  • Las habilidades cognitivas (como el cálculo, pensamiento abstracto o la capacidad de discernimiento)

La demencia aparece primero generalmente como olvido.

El deterioro cognitivo leve (DCL) es la fase entre el olvido normal debido al envejeciendo y el desarrollo de demencia. Las personas con deterioro cognitivo leve tienen ligeros problemas con el pensamiento y la memoria que no interfieren con las actividades cotidianas y, con frecuencia, son conscientes del olvido. No todas las personas con deterioro cognitivo leve desarrollan demencia.

Los síntomas del deterioro cognitivo abarcan:

  • Amnesia: Pérdida de la memoria reciente, dificultad para aprender y retener información. Olvida hechos recientes y a medida que evoluciona la enfermedad hechos pasados (acontecimientos). Extraviar artículos
  • Afasia: Alteración del lenguaje verbal y escrito, compresión y sintaxis, dificultad para encontrar el nombre de objetos familiares. El lenguaje se deteriora repitiendo palabras oídas. puede llegar al mutismo.
  • Alteraciones de las capacidades ejecutivas: Dificultad para realizar más de una tarea a la vez y para resolver problemas por deterioro del pensamiento abstracto y dificultad para procesar información nueva y compleja. No tienen capacidad para ordenar la secuencia de actos lo cual los conduce a comportamientos inadecuados.
  • Cambios de personalidad y pérdida de habilidades sociales
  • Perder interés en cosas que previamente disfrutaba, estado anímico indiferente
  • Dificultad para llevar a cabo actividades mentales más difíciles, para realizar tareas que exigen pensar un poco, pero que solían ser fáciles, tales como participar en juegos y aprender nueva información o rutinas
  • Agnosia: Dificultad para reconocer o identificar objetos o personas, a pesar de que la función sensorial está intacta. El paciente es incapaz de reconocer a sus propios familiares e incluso su propia imagen el en espejo.
  • Desorientación Espacio-Temporal: Confusión de lugares y fechas.
  • Aprosexia: Trastorno de la atención.
  • Apraxia: Deterioro de la capacidad de ejecución de actividades, dificultad para el manejo de objetos habituales, así como de la actividad constructiva de actos motores habituales (vestirse, escribir), según avanza la enfermedad aparece la incoordinación motora y finalmente la incapacidad para moverse.
  • Acalculia: Dificultad o incapacidad para realizar cálculos.

A medida que la demencia empeora, los síntomas son más obvios e interfieren con la capacidad para cuidarse:

  • Olvidar detalles acerca de eventos corrientes
  • Olvidar eventos en la historia de su propia vida, perder la noción de quién es
  • Cambio en los patrones de sueño, despertarse con frecuencia por la noche
  • Mayor dificultad para leer o escribir
  • Deficiente capacidad de discernimiento y pérdida de la capacidad para reconocer el peligro
  • Uso de palabras erróneas, no pronunciar las palabras correctamente, hablar con frases confusas
  • Retraerse del contacto social
  • Tener alucinaciones, discusiones, comportamiento violento y dar golpes
  • Tener delirios, depresión, agitación
  • Dificultad para realizar tareas básicas, como preparar las comidas, escoger la ropa apropiada o conducir

Las personas con demencia severa ya no pueden:

  • Entender el lenguaje
  • Reconocer a los miembros de la familia
  • Llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, como comer, vestirse y bañarse
  • Incontinencia
  • Problemas para deglutir
Pruebas y exámenes: La demencia puede diagnosticarse con frecuencia con una historia clínica y un examen físico realizado por un médico o enfermera experimentados. Un médico elaborará una historia clínica, hará un examen físico (incluyendo un examen neurológico) y llevará a cabo algunos exámenes de la función mental llamados evaluación del estado mental. El médico puede solicitar exámenes para ayudar a determinar si otros problemas pudieran estar causando la demencia o empeorándola.
Estas afecciones abarcan:
  • Enfermedad tiroidea
  • Deficiencia vitamínica
  • Tumor cerebral
  • Intoxicación por medicamentos
  • Infección crónica
  • Anemia
  • Depresión severa

Exámenes y procedimientos:

  • Nivel de B12
  • Niveles de NH3 en la sangre
  • Química sanguínea (Glucemia, Función hepática, Ca sérico, Ionograma sérico)
  • Gasometría arterial
  • Análisis del LCR
  • Niveles de drogas o alcohol (examen toxicológico)
  • EEG (electroencefalograma)
  • TAC de la cabeza
  • Examen del estado mental
  • Resonancia magnética de la cabeza
  • Pruebas de la función tiroidea
  • Nivel de la hormona estimulante de la tiroides
  • Análisis de orina
Tratamiento: El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas de demencia y depende de la afección específica causante de esta enfermedad. Algunas personas pueden requerir hospitalización por un corto tiempo.

La suspensión o el cambio de medicamentos que empeoran la confusión pueden mejorar la función cerebral.

Existe evidencia cada vez mayor de que algunos tipos de ejercicios mentales pueden ayudar a la demencia.

El tratamiento de afecciones que pueden llevar a la confusión a menudo puede mejorar enormemente el funcionamiento mental. Tales afecciones abarcan:

  • Anemia
  • Disminución de oxígeno (hipoxia)
  • Depresión
  • Insuficiencia cardíaca
  • Infecciones
  • Trastornos nutricionales
  • Trastornos de la tiroides

Pueden requerirse medicamentos para controlar problemas de comportamiento, causados por la pérdida de la capacidad de discernimiento, aumento de la impulsividad y confusión. Los posibles medicamentos pueden ser:

  • Antipsicóticos (haloperidol, risperdal, olanzapina)
  • Estabilizadores del estado de ánimo (fluoxetina, imipramina o citalopram)
  • Fármacos que afectan la serotonina (trazodona, buspirona)
  • Estimulantes (metilfenidato)

Ciertos fármacos se pueden emplear para disminuir la tasa a la cual los síntomas empeoran. El beneficio de estos fármacos con frecuencia es pequeño y es posible que los pacientes y sus familias no siempre noten mucho cambio.

  • Donepezil (Aricept), rivastigmina (Exelon), galantamina (Razadyne, anteriormente llamado Reminyl)
  • Memantina (Namenda)

Se deben evaluar regularmente los ojos y oídos de la persona y es posible que se necesiten audífonos, anteojos o cirugía de cataratas.

La psicoterapia o la terapia grupal generalmente no ayudan porque puede causar más confusión.

Pronóstico: Las personas con deterioro cognitivo leve no siempre desarrollan demencia. Sin embargo, cuando en realidad se presenta demencia, ésta por lo general empeora y con frecuencia disminuye la calidad y expectativa de vida.
Posibles complicaciones: Las complicaciones dependen de la causa de la demencia:
  • Abuso por parte de un cuidador demasiado estresado
  • Aumento de las infecciones en cualquier parte del cuerpo
  • Pérdida de la capacidad para desempeñarse o cuidar de sí mismo
  • Pérdida de la capacidad para interactuar
  • Reducción del período de vida
  • Efectos secundarios de los medicamentos utilizados para tratar el trastorno
Prevención: La mayoría de las causas de la demencia no se pueden prevenir. Se puede reducir el riesgo de demencia vascular, causada por una serie de pequeños ACV, dejando de fumar y controlando la TA y la DBT. Una alimentación baja en grasa y hacer ejercicio de manera regular también pueden reducir el riesgo de demencia vascular.
ESQUIZOFRENIA

Es un trastorno mental que dificulta establecer la diferencia entre experiencias reales e irreales (distorsión en la percepción), pensar de manera lógica, tener respuestas emocionales normales y comportarse normalmente en situaciones sociales (distorsión en los pensamientos).

Causas, incidencia y factores de riesgo: La esquizofrenia es una enfermedad compleja, crónica e incluso los expertos no están seguros de cuál es su causa. Algunos médicos consideran que es posible que el cerebro sea incapaz de procesar la información de la manera correcta.

Los factores genéticos: Las personas con miembros de la familia con esquizofrenia pueden ser más propensas a adquirir la enfermedad.

Algunos investigadores creen que los sucesos en el ambiente de una persona pueden desencadenar la esquizofrenia; por ejemplo, problemas (infección) durante el desarrollo dentro del útero de la madre y en el parto pueden aumentar el riesgo de sufrir esquizofrenia posteriormente en la vida. Las infecciones virales.

Los factores psicológicos y sociales pueden también afectar su desarrollo. Sin embargo, el nivel de apoyo social y familiar parece afectar el curso de la enfermedad y puede proteger contra su reaparición. Factores de gran estrés como violencia y pobreza.

Según el psicoanálisis la esquizofrenia se produce por el tipo o la forma de estructuración. Se produce cuando el padre no corta el lazo del niño y la madre en el complejo de Edipo.

Hay cinco tipos de esquizofrenia:

  • Catatónica
  • Desorganizada
  • Paranoide
  • Residual
  • Indiferenciada

La esquizofrenia generalmente comienza antes de los 45 años de edad, los síntomas duran 6 meses o más y las personas empiezan a perder su capacidad para socializar y trabajar. Se cree que la esquizofrenia afecta alrededor del 1% de la población en todo el mundo.

La esquizofrenia parece presentarse en proporciones iguales entre hombres y mujeres, pero en estas últimas empieza más tarde. Por esta razón, los hombres tienden a representar más de la mitad de los pacientes con un elevado número de adultos jóvenes. Aunque la esquizofrenia generalmente comienza a principios de la adultez, hay casos en los cuales el trastorno se inicia más tarde (más de 45 años).

La esquizofrenia de aparición en la infancia comienza después de la edad de 5 años y, en la mayoría de los casos, después de un desarrollo normal. La esquizofrenia en la infancia es poco común y puede ser difícil diferenciarla de otros trastornos del desarrollo en la infancia, como el autismo. Generalmente se manifiesta por primera vez durante los cambios hormonales de la pubertad

Síntomas: Por lo general, la enfermedad se desarrolla lentamente durante meses e incluso años.Inicialmente, los síntomas pueden no ser notorios; la persona puede sentirse tensa, tener problemas para dormir o tener problemas de concentración. Las personas se vuelven aisladas y retraídas, y tienen dificultad para conseguir y conservar los amigos. Interfiere en la comunicación, planificación y motivación.

A medida que la enfermedad continúa se presentan síntomas psicóticos como:

  • Una apariencia o estado de ánimo que no refleja emoción alguna (afecto plano)
  • Comportamiento motor extraño en el cual hay menos reacción al entorno (comportamiento catatónico)
  • Creencias o pensamientos falsos que no tienen nada que ver con la realidad (delirios)
  • Escuchar, ver o sentir cosas que no existen (alucinaciones)
  • "Saltos" de pensamiento entre tópicos sin relación (pensamiento desordenado)
  • Se sienten observados, seguidos y perseguidos.

Los síntomas pueden ser diferentes dependiendo del tipo de esquizofrenia.

Tipo Catatónico:

  • Agitación
  • Disminución de la sensibilidad al dolor
  • Incapacidad para cuidar de sus necesidades personales
  • Sentimientos negativos
  • Alteraciones motrices
  • Rigidez muscular
  • Estupor

Tipo Paranoide:

  • Rabia
  • Ansiedad
  • Tendencia a refutar todo
  • Delirios de persecución o grandeza

Tipo Desorganizado:

  • Comportamiento infantil (regresivo)
  • Delirios
  • Afecto plano
  • Alucinaciones
  • Risa inapropiada
  • Incomprensible (incoherencia)
  • Comportamientos repetitivos
  • Aislamiento social

Tipo Indiferenciado:Puede abarcar síntomas de más de un tipo de esquizofrenia.

Tipo Residual: Los síntomas de la enfermedad han desaparecido, pero aún pueden permanecer ciertos rasgos, como las alucinaciones y el afecto plano.

Signos y exámenes: El diagnóstico final debe ser hecho por un psiquiatra, ya que otras enfermedades también pueden causar síntomas de psicosis. El diagnóstico se realiza con base en una entrevista exhaustiva de la persona y los miembros de la familia. No existen exámenes médicos definidos para la esquizofrenia. Los siguientes factores pueden sugerir el diagnóstico de esta enfermedad pero no lo confirman:
  • Curso de la enfermedad y duración de los síntomas
  • Cambios en el nivel de funcionamiento antes de la enfermedad
  • Antecedentes del desarrollo
  • Antecedentes genéticos y familiares
  • Respuesta a los medicamentos

Las TAC de la cabeza y otras técnicas de imagenología pueden encontrar algunos cambios que ocurren con la esquizofrenia y pueden descartar otros trastornos.

Tratamiento: Durante un episodio de esquizofrenia, se puede necesitar hospitalización por razones de seguridad y para satisfacer necesidades básicas, como alimentación, reposo e higiene.

Los medicamentos antipsicóticos o neurolépticos cambian el equilibrio de químicos en el cerebro y pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad, reducen las alucinaciones, los delirios y los pensamientos revueltos, pocos tratan el asilamiento y la apatía. Estos medicamentos son efectivos pero pueden tener efectos secundarios, por lo tanto deben ser administrados bajo supervisión de un psiquiatra. Sin embargo, muchos de estos efectos secundarios pueden tratarse y no deben impedir que las personas busquen tratamiento para este serio trastorno.

La psicoterapia individual, de grupo u ocupacional.

Los efectos secundarios comunes de los antipsicóticos pueden abarcar:

  • Somnolencia (sedación)
  • Aumento de peso
  • Sensaciones de inquietud o "aprehensión"
  • Problemas de movimiento y marcha
  • Contracciones musculares

Los riesgos a largo plazo comprenden un trastorno de movimiento llamado discinesia tardía, provocando movimientos involuntarios.

Fármacos nuevos, conocidos como antipsicóticos atípicos, parecen tener menos efectos secundarios y ayudar a las personas que no han mejorado con los medicamentos anteriores. Generalmente, es necesario hacer un tratamiento farmacológico para evitar que los síntomas reaparezcan.

Las formas de psicoterapia de apoyo y centrada en el problema pueden ser útiles. Las técnicas conductistas, tales como el entrenamiento de habilidades sociales, se pueden utilizar durante la terapia o en el hogar para mejorar el desempeño social y laboral. Los tratamientos de la familia que combinan apoyo y educación acerca de la esquizofrenia (psicoeducación) parecen ayudar a las familias a enfrentar la situación y reducir la probabilidad de reaparición de los síntomas. Los programas que hacen énfasis en un mayor alcance y en servicios de apoyo comunitario pueden ayudar a personas que no tienen familia ni apoyo social.

Expectativas (pronóstico): La mayoría de las personas con esquizofrenia encuentran que sus síntomas mejoran con los medicamentos y algunas obtienen un buen control de los síntomas con el tiempo. Sin embargo, otras experimentan discapacidad funcional y están en riesgo de episodios repetitivos, especialmente durante las etapas iniciales de la enfermedad. Para vivir en comunidad, las personas con esquizofrenia pueden necesitar apoyo en el hogar, rehabilitación ocupacional y otros programas de apoyo comunitario. Las personas que sufren las formas más severas de este trastorno pueden estar demasiado discapacitadas para vivir solas y pueden necesitar hogares comunitarios u otros lugares estructurados a largo plazo para vivir.
Complicaciones:
  • Las personas con esquizofrenia presentan un alto riesgo de desarrollar un problema de abuso de sustancias y el consumo de alcohol u otras drogas aumenta el riesgo de recaída.
  • La enfermedad física es común entre personas con esquizofrenia debido a los efectos secundarios de los medicamentos y a las condiciones de vida. Éstas pueden pasar inadvertidas debido al poco acceso al cuidado médico y a las dificultades para comunicarse con los médicos.
  • El hecho de no tomar los medicamentos con frecuencia hará que los síntomas reaparezcan.
Situaciones que requieren asistencia médica. La persona debe consultar con el médico si:
  • Escucha voces que le piden hacerse daño.
  • Se siente desesperanzada y abrumada.
  • Está viendo cosas que realmente no existen.
  • Siente que no puede salir de la casa.
  • No es capaz de cuidar de sí misma.
Prevención: La mejor manera de prevenir la reaparición de los síntomas es tomar el medicamento que el médico recete. Debido a que los efectos secundarios son una de las razones principales por las que las personas con esquizofrenia dejan de tomar los medicamentos, es muy importante encontrar el medicamento que controle los síntomas sin producir dichos efectos. Es necesario hablar siempre con el médico si se está pensando en cambiar o suspender los medicamentos.

ESTRES

Se define el estrés como una respuesta fisiológica inespecífica ante una sobre carga, en un intento de preservar su homeostasis.

La teoría del estrés fue desarrollada en la década de los 50, sólo tenía en cuenta factores biológicos. A través de los años fue evolucionando, actualmente se considera que el estrés involucra al sujeto en su totalidad.

El sujeto está continuamente haciendo reajustes para que su organismo esté en equilibrio, por lo tanto, el estrés forma parte habitual de la vida de los individuos y las colectividades. El individuo utiliza para ello mecanismos y respuestas habituales y con, frecuencia automáticas. En sus relaciones con otros dentro de la sociedad, existe una correlación de fuerzas que tienden al equilibrio. Este equilibrio se altera cuando el sujeto o el sistema social enfrentan una situación estresante que modifica su funcionamiento previo. Hay periodos en que los estímulos son de mayor intensidad.

A estos periodos Coplan los define como: “una sucesión de fases, cualitativamente entre sí”. Entre fases existen periodos en los que aparecen alteraciones del área intelectual y afectiva, a estos se los denomina, crisis evolutiva como por ejemplo, la adolescencia.

Existen periodos similares de alteración psicológica y de conducta, asociados a azares de la vida como por ejemplo pérdida de trabajo, enfermedades. A estos periodos se los denomina crisis existencial.

Fases de la situación de estrés

Fase de Anticipación: El individuo se prepara para recibir el estrés, y ponen en marcha mecanismos de afrontamiento.

Fase de Espera: El individuo espera las consecuencias de sus mecanismos de afrontamiento frente al estrés.

Fase de Resultado: Los mecanismos utilizados fracasan o consiguen afrontar el agente estresor.

Si se fracasa en el afrontamiento y el agente estresor continua activo, provoca una desorganización grave del individuo. Los favores estresantes pueden ser crónicos como por ejemplo, una mala relación conyugal, enfermedades crónicas, malas condiciones sociales.

Consecuencias del estrés:

  • Afecta el funcionamiento global del individuo.
  • Provoca ansiedad, a veces depresión, dificulta la concentración.
  • Puede dar lugar a baja autoestima crónica o situacional.
  • Hiperactivación del Sistema Nervioso.

CRISIS

Durante la crisis, lo que ocurre depende de la intención de las fuerzas endógenas y exógenas que actúa en ese momento. Por ello es importante la intervención externa profesional como social, ya que el individuo experimenta una intensa necesidad de ayuda, es más susceptible de influenciar

BURN-OUT

El síndrome de burn-outo síndrome del trabajador quemadoes un tipo de estrés prolongado motivado por la sensación que produce la realización de esfuerzos que no se ven compensados personalmente. Trastorno especifico asociado al estrés prolongado en el trabajo y ligado a profesionales. Se suele dar en trabajos sociales que implican el trato directo con personas e importantes exigencias emocionales en la relación interpersonal (personal sanitario, docentes, policías, etc.), que resultan en un deterioro, desgaste o pérdida de la empatía.

Población de riesgo: El síndrome de burn-out no es exclusivo de gerentes de empresas, sino que ataca directamente a deportistasde élite, telemarketers (operadores de call center), así como a profesiones de auxilio como enfermería, medicina, profesorado, etc. Especialmente las mujeresson víctimas de este síndrome, con más frecuencia que los hombres. Los profesionales sanitarios pertenecen al Grupo de Riesgo.

En especial padecen del síndrome de burn-out personas altamente calificadas y comprometidas, en las que los intereses profesionales predominan sobre los intereses personales. Las relaciones personales o matrimoniales padecen las consecuencias, y terminan por romperse. El trabajo es lo más importante en la vida de los afectados. Debido a fracasos profesionales reaccionan sensiblemente y trabajan más.

Aunque este síndrome se da mayormente en el ámbito laboral, cada vez más a menudo aparecen casos de burn-out en estudiantes. Los afectados suelen ser personas que se esfuerzan excesivamente en sus estudios o que se sienten "agobiados" en las temporadas de exámenes. Esto suele ocurrir cuando al estudiante le cuesta mucho trabajo entender y memorizar las cosas, y por ello tiene que esforzarse más de lo normal. Si el síndrome se prolonga, el afectado suele abandonar los estudios y padecer depresión.

Síndrome caracterizado por:
  • Cansancio emocional crónico
  • Fatiga física
  • Escasa implicación en el trabajo
  • Baja realización laboral
  • Deshumanización en la atención profesional a los pacientes

Factores Intrínsecos:

  • Pobres condiciones de trabajo
  • Horas de trabajo
  • Bajos sueldos
  • Nuevas tecnologías y sobre cargas
  • Dificultad con colegas, jefes, subordinados, etc.
Síntomas: Lo principal es un fuerte sentimiento de impotencia, ya que desde el momento de levantarse ya se siente cansado. El trabajo no tiene fin y, a pesar de que se hace todo para cumplir con los compromisos, el trabajo nunca se termina. Lo que anteriormente era motivo de alegría ahora no lo es. Aun cuando se tiene tiempo, se siente siempre estresado. Visto por otras personas, aparenta sensibilidad, depresióne insatisfacción.

A los propios síntomas del estrés a nivel corporal, se suman múltiples molestias: insomnio, dolor de cabeza, mareos, dolores musculares, trastornos digestivos, infecciones, manchas o afecciones en la piel, trastornos respiratorios y circulatorios o digestivos (variaciones en el peso).

Causas: El síndrome burn-out suele deberse a múltiples causas, y se origina siempre en largos períodos de tiempo. Se ha encontrado en múltiples investigaciones que el síndrome ataca especialmente cuando el trabajo supera las 8 horas, no se ha cambiado de ambiente laboral en largos periodos de tiempo y la remuneración es inadecuada. Sin embargo, en personas que trabajan en amplias jornadas pero bien remuneradas es poco común la presencia del síndrome.

TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Los trastornos de la alimentación son problemas de conducta serios. Incluyen:

  • Anorexia nerviosa, cuando la persona adelgaza demasiado, no come lo suficiente porque se siente gorda
  • Bulimia nerviosa, que incluye períodos donde la persona come demasiado seguidos por frecuentes purgas, a veces vómitos autoprovocados o uso de laxantes
  • Compulsión para comer, que consiste en comer sin control

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener trastornos de la alimentación. Suelen comenzar en la adolescencia y con frecuencia se presentan con depresión, trastornos de ansiedad y abuso de drogas. Los trastornos de la alimentación pueden causar problemas cardíacos y renales e incluso la muerte.

Es importante obtener ayuda a tiempo. El tratamiento incluye supervisión, tratamientos de salud mental, asesoramiento nutricional y, algunas veces, medicinas.

Requieren de un abordaje en equipo: Médicos, psicólogos, enfermeras y terapeutas colaboradores, incluida la familia; deben trabajar coordinadamente en el abordaje pluridimensional de un trastorno polifacético y multicausado.

Clínica de los Trastornos de la Conducta Alimentarios

Bulimia: Es una enfermedad en la cual la persona come en exceso o con episodios regulares de ingestión excesiva de alimento y siente una pérdida de control. La persona afectada utiliza luego diversos métodos, tales como vomitar o consumir laxantes y diuréticos en exceso, además de dietas abusivas para prevenir el aumento de peso. Muchas personas con bulimia, aunque no todas, también sufren de anorexia nerviosa.


Causas, incidencia y factores de riesgo: Muchas más mujeres que hombres padecen de bulimia y es más común en niñas adolescentes. La persona afectada generalmente es consciente de que su patrón de alimentación es anormal y puede experimentar miedo o culpa asociada con los episodios de ingestión excesiva de alimento y purgas. Se desconoce la causa exacta de la bulimia, pero los factores genéticos, psicológicos, psicosomáticos, traumáticos, familiares, sociales o culturales pueden jugar un papel. La bulimia probablemente se debe a más de un factor.


Síntomas: En la bulimia, pueden presentarse episodios de ingestión excesiva de alimentos con una frecuencia de varias veces al día durante muchos meses. Dichos episodios provocan una sensación de autorrechazo, que llevan al vómito provocado o al ejercicio excesivo. El peso corporal usualmente es normal, aunque la persona puede percibirse con sobrepeso. En una persona que también sufra de anorexia, el peso corporal puede ser muy bajo.

  • Abuso de laxantes, diuréticos para prevenir el aumento de peso
  • Apetito desenfrenado
  • Pesarse frecuentemente y Seguimiento de diversas dietas
  • Deshidratación
  • Vómito provocado
  • Alteraciones menstruales
  • Aumento y pérdida de peso en forma bruscas
  • Aumento de caries dentales y de gingivitis
  • Comportamiento excesivamente orientado hacia el logro


Signos y exámenes: Un examen de los dientes puede mostrar caries dental o infecciones de la encía (como gingivitis). El esmalte de los dientes puede estar erosionado o picado por la excesiva exposición a los ácidos del vómito.Desequilibrio electrolítico (como hipocalemia) o deshidratación.


Tratamiento: Algunos médicos recomiendan un método por pasos para los pacientes con bulimia. Este método de tratamiento sigue etapas específicas, dependiendo de la severidad de la bulimia y de la respuesta de la persona a los tratamientos:

  • Grupos de apoyo. Es el método menos costoso y le puede servir a pacientes con afecciones leves que no tengan ningún problema de salud.
  • La terapia cognitiva-conductual (CBT) y la terapia nutricional son los primeros tratamientos preferidos para la bulimia que no responde a los grupos de apoyo.
  • Fármacos. Los usados para bulimia son los antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS). Una combinación de terapia cognitiva-conductual e ISRS es muy eficaz si la primera no es efectiva sola.

Los pacientes pueden abandonar los programas si tienen expectativas poco realistas de "curarse" con la terapia solamente. Antes de que un programa empiece, se debe aclarar lo siguiente:

  • El proceso es doloroso y requiere del esfuerzo de parte de los pacientes y de sus familias.
  • se ensayan muchas terapias hasta que el paciente tenga éxito en la superación de este difícil trastorno.
  • Es común que la bulimia reaparezca (recaída) y esto no es una causa para desesperarse.


Expectativas (pronóstico): La bulimia es una enfermedad crónica y muchas personas afectadas continúan presentando síntomas pese al tratamiento. Las personas con menos complicaciones médicas de bulimia que tienen voluntad y son capaces de involucrarse en una terapia tienden a tener una mejor posibilidad de recuperación.


Complicaciones: La bulimia puede ser peligrosa y puede llevar a que se presenten complicaciones médicas graves con el tiempo. Por ejemplo, el vómito frecuente deja ácido estomacal en el esófago (el tubo que va de la boca al estómago), lo cual puede causar daños permanentes en esta área. Las posibles complicaciones abarcan:

  • Estreñimiento
  • Deshidratación
  • Caries dentales
  • Anomalías electrolíticas
  • Hemorroides
  • Inflamación de la garganta y Rupturas esofágicas
  • Pancreatitis


Anorexia Nerviosa: Es un trastorno alimentario que implica limitar la cantidad de alimento que una persona come, ocasionando inanición y una incapacidad para permanecer en un peso corporal mínimo, considerado normal para su edad y estatura. Las personas con este trastorno pueden tener un gran miedo a aumentar de peso, incluso cuando están con peso insuficiente. El hecho de no consumir suficiente alimento o hacer demasiado ejercicio ocasiona pérdida de peso severa.


Causas: No se conocen las causas exactas de la anorexia nerviosa. Muchos factores están implicados. La genética y las actitudes sociales hacia la apariencia corporal pueden jugar un papel importante. Algunos expertos han sugerido que los conflictos dentro de una familia pueden contribuir a este trastorno alimentario.La anorexia es más común en personas que tienen familiares con este trastorno. Los factores de riesgo abarcan:

  • Aceptar las actitudes sociales hacia la delgadez
  • Ser perfeccionista
  • Pertenecer al sexo femenino
  • Experimentar ansiedad en la infancia
  • Aumento en la preocupación o atención por el peso y la figura. Rechazo a mantener el peso corporal ideal para la edad y la estatura.
  • Tener problemas alimentarios y gastrointestinales durante la primera infancia
  • Antecedentes familiares de adicciones o trastornos alimentarios
  • Tener padres que viven preocupados por el peso y el adelgazamiento
  • Tener una imagen negativa de sí mismo. Apreciación del peso, tamaño y la forma del propio cuerpo distorsionado

La anorexia nerviosa generalmente ocurre en la adolescencia o a comienzos de la edad adulta y es más común en las mujeres. El trastorno alimentario se observa principalmente en las mujeres de raza blanca, de alto rendimiento académico y que tienen familia o personalidad orientada hacia el logro de metas.

Síntomas: Las personas con anorexia pueden limitar mucho la cantidad de alimento que comen, o comen y luego se provocan el vómito. También pueden usar diuréticos y laxantes para adelgazar.La mayoría de los individuos con anorexia nerviosa no reconoce que tienen un trastorno alimentario.

Los comportamientos que se pueden notar en una persona con anorexia pueden abarcar:

  • Cortar el alimento en pedazos pequeños
  • Hacer ejercicio de manera compulsiva. Miedo intenso al aumento de peso
  • Ir al baño inmediatamente después de las comidas
  • Comer rápidamente grandes cantidades de alimento
  • Actitud de rechazo a la comida. Restringe la cantidad de alimento a comer
  • Usar laxantes, enemas o diuréticos inadecuadamente en un esfuerzo por adelgazar

Los síntomas pueden abarcar:

  • Piel amarillenta o manchada
  • Decaimiento físico. Pensamiento confuso o lento
  • Boca seca y Caries dentales debido al vómito autoinducido
  • Depresión
  • Mucha sensibilidad al frío (usar varias capas de ropa para permanecer caliente)
  • Cabello fino
  • Hipotensión arterial y arritmias
  • Amenorrea
  • Mala memoria y mala capacidad de discernimiento
  • Pérdida considerable de peso (15% o superior por debajo del peso normal)
  • Atrofia muscular y pérdida de grasa corporal
  • Disfunción eréctil en los hombres


Pruebas y exámenes: Un diagnóstico de anorexia no se hace hasta que se hayan descartado otras causas de pérdida de peso. Por ejemplo, la pérdida de peso extrema podría deberse a:

  • Enfermedad de Addison
  • Celiaquía
  • Enfermedad intestinal inflamatoria
  • Otros trastornos del sistema nervioso, digestivos, endocrinos o metabólicos

Se harán exámenes para ayudar a determinar la causa de la pérdida de peso o qué tipo de daño ha causado. Estos exámenes pueden abarcar:

  • Exámenes de Laboratorio: Pruebas de la función tiroidea y Análisis de orina
  • ECG
  • Respuesta de la HL a la GnRH

Tratamiento:El mayor desafío en el tratamiento de la anorexia nerviosa es hacer que la persona reconozca que su conducta alimentaria es un problema y no una solución a otros problemas. La mayoría de las personas que sufre este tipo de anorexia niega tener un trastorno alimentario. Con frecuencia, los individuos ingresan al tratamiento cuando su afección está bastante avanzada. Los objetivos del tratamiento son restaurar el peso corporal normal y los hábitos alimentarios y luego abordar los asuntos psicológicos.Es posible que sea necesaria la hospitalización si:

  • La persona ha perdido mucho peso (+ del 30% de su peso corporal ideal para su edad y estatura).
  • La pérdida de peso continúa a pesar del tratamiento.
  • Complicaciones médicas: arritmias cardíacas, cambios en el estado mental, hipocalemia.
  • La persona sufre una depresión grave o piensa cometer suicidio.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Terapia con fármacos antidepresivos para la depresión
  • Terapia conductista
  • Psicoterapia
  • Tratamiento complementario

La desnutrición grave y potencialmente mortal puede requerir alimentación intravenosa.

Expectativas (pronóstico): La anorexia nerviosa es una afección grave y potencialmente mortal. De acuerdo con algunos estimativos, conduce a la muerte en el 10% de los casos. Los programas de tratamiento con trayectoria tienen una buena tasa de éxito en la recuperación del peso normal, pero es común que haya recaídas. Las mujeres que desarrollan este trastorno alimentario a temprana edad tienen una mayor posibilidad de recuperación completa. Sin embargo, la mayoría de las personas con esta afección seguirá prefiriendo estar en un peso corporal bajo y estar preocupados hasta cierto punto por los alimentos y las calorías. El manejo del peso puede ser difícil y es posible que se requiera un tratamiento a largo plazo para ayudar a mantener un peso corporal saludable.


Posibles complicaciones: Las complicaciones pueden ser graves y es posible que se requiera hospitalización.

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Aparición de vello corporal fino similar al de los bebés (lanugo)
  • Edema o distensión
  • Desequilibrio de electrolitos (como la insuficiencia de potasio)
  • Disminución en el conteo de glóbulos blancos que lleva al aumento de la susceptibilidad a las infecciones
  • Arritmias cardíacas
  • Osteoporosis
  • Deshidratación severa que posiblemente lleva a shock
  • Desnutrición grave
  • Convulsiones debido a la pérdida de líquido por la diarrea o el vómito excesivos
  • Problemas de la glándula tiroides, que puede llevar a que se presente intolerancia al frío y estreñimiento
  • Erosión dental y caries


Tanto en la Bulimia como en la Anorexia se producen trastornos:

  • Cambios cognitivos
  • Cambios conductuales
  • Cambios emocionales y afectivos
  • Trastornos de la ansiedad
  • Trastorno obsesivo