Psicopatología

Confianza. Desconfianza. Autonomía. Vergüenza. Iniciativa. Culpa. Industria. Inferioridad. Generatividad. Estancamiento

  • Enviado por: Kar
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

ERICKSON—CAPITULO 7

OCHO EDADES DEL HOMBRE

  • CONFIANZA BASICA VERSUS DESCONFIANZA BASICA

    • La primera demostracion de confianza social en el niño pequeño es la facilidad de su alimentacion, la profundidad de su sueño y la relacion de sus intestinos.

    • El primer logro social del niño, entonces, es su disposicion a permitir que la madre se aleje de su lado sin experimentar indebida ansiedad o rabia, porque aquella se ha convertido en una certeza interior asi como en algo exterior previsible.

      • Tal persistencia, continuidad e identidad de la experiencia proporcionan un sentimiento rudimentario de identidad yoica que depende, según creo, del reconocimiento de que existe una poblacion interna de sensaciones e imágenes recordadas y anticipadas que estan firmemente correlacionadas con la poblacion externa de cosas y personas familiares y previsibles.

    • Ademas, el estado general de confianza implica no solo que uno ha aprendido a confiar en la mismidad y la continuidad de los proveedores externos, sino tambien que uno puede confiar en uno mismo y en la capacidad de los propios organos para enfrentar las urgencias, y que uno es capaz de considerarse suficientemente digno de confianza como para que los proveedores no neccesiten estar en guardia constante para evitar un mordizco.

    • La aparicion de los dientes parece tener una significacion prototipica y podria muy bien constituir el modelo de la tendencia masoquista a lograr un bienestar cruel disfrutando con el propio dolor toda vez que a uno le resulta imposible impedir una perdida significativa.

    • En psicopatologia, la mejor manera de estudiar la ausencia de confianza basica consiste en observarla en la esquizofrenia infantil, mientras que la debilidad subyacente de esa confianza a lo largo de toda una vida resulta evidente en las personalidades adultas en las que es habitual un retraimiento hacia estados esquizoides y depresivos.

    • El psicoanalisis supone que el temprano proceso de diferenciacion entre adentro y afuera es el origen de la proyeccion y la introyeccion que permanecen como dos de nuestros mas profundos y peligrosos mecanismos de defensa.

      • En la introyeccion sentimos y actuamos como si una bondad exterior se hubiera convertido en una certeza interior.

      • En la proyeccion, experimentamos un daño interno como externo: atribuimos a personas significativas el mal que en realidad existe en nosotros.

      • Se supone, entonces, que estos dos mecanismos estan modelados según lo que tiene lugar en los niños cuando estos quieren externalizar el dolor e internalizar el placer, intento que en ultima instancia debe ceder ante el testimonio de los sentidos en maduracion y, en ultima instancia, de la razon.

      • En la edad adulta, estos mecanismos reaparecen mas o menos normalmente, en las crisis agudas del amor, la confianza y la fe y pueden caracterizar las actitudes irracionales hacia los adversarios y los enemigos en las masas de individuos `maduros'.

    • Corresopnde decir aquí que la cantidad de confianza derivada de la mas temprana experiencia infantil no parece depender de cantidades absolutas de alimento o demostraciones de amor, sino mas bien de la cualidad de la relacion materna.

    • Los padres no solo deben contar con ciertas maneras de guiar a traves de la prohibicion y el permiso, sino que tambien deben estar en condiciones de representar para el niño una conviccion profunda, casi somatica, de que todo lo que hacen tiene un significado.

      • En ultima instancia, los niños no se vuelven neuroticos a causa de frustraciones, sino de la falta o la perdida de significado social en esas frustraciones.

    • La confianza basica de be mantenerse a traves de toda la vida precisamente frente a esta poderosa combinacion de un sentimiento de haber sido despojado, dividido, y abandonado.

    • La fe de los padres que sustenta la confianza que emerge en el recien nacido, ha buscado a traves de toda la historia su salvaguardia institucional (y ha encontrado a veces su mas grande enemigo) en la religion organizada.

      • La confianza nacida del cuidado es, de hecho, la piedra de toque de la realidad de una religion dada.

      • Las religiones primitivas, la capa mas primitiva en todas las religiones, y la veta religiosa en cada individuo, abundan en esfuerzos de expiacion que intentan compensar vagas acciones cometidas contra una matriz materna y restablecer la fe en la bondad de los propios esfuerzos y en la de los poderes del universo.

  • AUTONOMIA VERSUS VERGÜENZA Y DUDA

    • Al describir el crecimiento y las crisis del ser humano como una serie de actitudes basicas alternativas tales como confianza y desconfianza, recurrimos al termino `sentimiento de', aunque al igual que un `sentimiento de salud', o un `sentimiento de no estar bien', u otros similares, se infiltra en la superfice y la profundidad, en la conciencia y en el inconsciente.

      • Son pues, al mismo tiempo, maneras de experimentar accesibles a la introspeccion; maneras de comportarse, observables por otros; y estados interiores inconscientes que resulta posible determinar a traves de tests y del analisis.

        • Es imoprtante tener presente estas tres dimensiones a medida que avancemos.

    • La maduracion muscular prepara el escenario para la experimentacion con dos series simultaneas de modalidades sociales: aferrar y soltar.

      • Como ocurre con todas esas modalidades, sus conflictos basicos pueden llevar en ultima instancia a expectativas y actitudes hostiles o bondadosas.

    • Por lo tanto, el control exterior en esta etapa debe ser firmemente tranquilizador.

      • El niño debe llegar a sentir que la fe basica en la existencia, que es el tesoro perdurable salvado de las rabietas de la etapa oral, no correra peligro ante su subito cambio de actitud, este deseo repentino y violento de elegir por su propia cuenta, de apoderarse de cosas con actitud exigente y de eliminar empecinadamente.

      • Al tiempo que su medio ambiente lo alienta `a pararse sobre sus propios pies', debe protegerlo tambien contra las experiencias arbitrarias y carentes de sentido de la vergüenza y la temprana duda.

    • Este ultimo peligro es el que mejor conocemos, pues si se niega al niño la experiencia gradual y bien guiada de la autonomia de la libre eleccion (o si se la debilita mediante una perdida inicial de la confianza) aquel volvera contra si mismo toda su urgencia de discriminar y manipular.

      • Se sobremanipulara a si mismo, desarrollara una conciencia precoz.

      • En lugar de tomar posesion de las cosas, a fin de ponerlas a prueba mediante una repeticion intencional, llegara a obsesionarse con su propia repetitividad.

        • Mediante tal obsesion, desde luego, aprende entonces a reposeer el medio ambiente y a adquirir poder mediante un control empecinado y detallado, donde le resulta imposible encontrar una regulacion mutua en gran escala.

          • Esa falsa victoria es el modelo infantil para una neurosis compulsiva.

          • Tambien constituye la fuente infantil de intentos posteriores en la vida adulta por gobernar por la letra y no según el espiritu.

    • La vergüenza es una emocion insuficientemente estudiada, porque en nuestra civilizacion se ve muy temprana y facilmente absorbida por la culpa.

      • Supone que uno esta completamente expuesto y consciente de ser mirado: en una palabra, consciente de uno mismo.

      • Se expresa desde muy temprano en un impulso a ocultar el rostro, a hundirse, en ese preciso instante, en el suelo.

      • Pero creo que se trata en esencia de rabia vuelta contra el si mismo.

      • Quien se siente avergonzado quisiera obligar al mundo a no mirarlo, a no observar su desnudez. Quisiera destruir los ojos del mundo.

      • En cambio, lo unico que puede desear es su propia invisibilidad.

    • La vergüenza visual precede a la culpa auditiva, que es un sentimiento de maldad que uno experimenta en total soledad, cuando nadie observa y cuando todo esta en silencio, excepto la voz del superyo.

      • Esa vergüenza explota un creciente sentimiento de pequeñez, que puede desarrollarse solo cuando el niño es capaz de ponerse de pie y percibir las medidas relativas de tamaño y poder.

    • La provocacion excesiva de vergüenza no lleva al niño a una correccion genuina, sino a una secreta decision de tratar de hacer las cosas impunemente, sin que nadie lo vea, cuando no trae como resultado una desafiante desverguenza.

      • Hay un limite para la capacidad del niño y el adulto para soportar la exigencia de que se considere a si mismo, su cuerpo y sus deseos, como malos y sucios, y para su creencia en la infalibilidad de quienes emiten ese juicio.

      • Puede mostrarse propenso a dar vuelta a las cosas, a considerar como malo solo el hecho de que esas personas existen: su oportunidad llegara cuando se hayan ido, o cuando el se haya alejado.

    • La duda es hermana de la vergüenza.

    • Cuando la vergüenza depende de la conciencia de estar vertical y expuesto, la duda, según me lleva a creer la observacion clinica, tiene mucho que ver con la conciencia de tener un reverso y un anverso, y sobre todo un `detrás'.

      • Pues esa area del cuerpo, con su foco agresivo y libidinal en los esfinteres y en las nalgas, queda fuera del alcance de los ojos del niño, y en cambio puede estar dominada por la voluntad de los otros.

      • El `atrás' es el continente oscuro del pequeño ser, un area del cuerpo que puede ser magicamente dominada y efectivamente invadida por quienes se meustran dispuestos a atacar el propio poder de autonomia y quienes califican en temrinos duros esos productos de los intestinos que el niño sintio como buenos al expulsarlos.

      • Este sentimiento basico de duda con respecto a todo lo que uno ha dejado atrás, constituye un sustrato para formas posteriores y mas verbales de duda compulsiva; encuentra su expresion adulta en temores paranoicos concernientes a perseguidores ocultos y a persecuciones secretas que amenazan desde atrás (y desde adentro de ese atrás).

    • Esta etapa, por lo tanto, se vuelve decisiva para la proporcion de amor y odio, cooperacion y terquedad, libertad de autoexpresion y su supresion.

      • Un sentimiento de autocontrol sin la perdida de la autoestimacion da origen a un sentimiento perdurable de buena voluntad y orgullo;

      • Un sentimiento de perdida del autocontrol y de un sobrecontrol foraneo da origen a una propension perdurable a la duda y la vergüenza.

    • Un sentido de dignida apropiada y de independencia legitima por parte de los adultos que lo rodean, proporciona al niño de buena voluntad la expectativa confiada de que la clase de autonomia promovida en la infancia no llevara a una duda o vergüenza indebida en la vida posterior.

      • Asi, el sentimiento de autonomia fomentado en el niño y modificado a medida que la vida avanza, sirve para la preservacion en la vida economica y politica de un sentido de la justicia, y a su vez es fomentado por este ultimo.

  • INICIATIVA VERSUS CULPA

    • La iniciativa agrega a la autonomia la cualidad de la empresa, el planeamiento y el `ataque' de una tarea por el mero hecho de estar activo y en movimiento, cuando anteriormente el empecinamiento inspiraba las mas de las veces actos de desafio o, por lo menos, protestas de independencia.

    • La iniciativa es una parte necesaria de todo acto, y el hombre necesita un sentido de la iniciativa para todo lo que aprende y hace, desde recoger fruta hasta un sistema empresario.

    • La etapa ambulatoria y la de la genitalidad infantil suman al inventario de modalidades sociales basicas la de `conquistar', primero en el sentido de `buscar el propio beneficio'; no hay para expresarlo ninguna palabra mas simple y mas intensa; sugiere placer en el ataque y la conquista.

      • En le varon, el acento permanece puesto en los modos falico-intrusivos; en la niña, se vuelca a modos de `atrapar' con una actitud mas agresiva de arrebatar o en la forma mas sutil de hacerse atractiva y despertar afecto.

    • El peligro de esta etapa radica en un sentimiento de culpa con respecto a las metas planeadas y los actos iniciados en el propio placer exuberante experimentado ante el nuevo poder locomotor y mental: los actos de manipulacion y coercion agresivas que pronto van mucho mas alla de la capacidad ejecutiva del organismo y la mente y, por lo tanto, requieren una detencion energica de la iniciativa planeada.

    • Mientras que la autonomia tiene como fin mantener alejados a los rivales potenciales y, por lo tanto, puede llevar a una rabia llena de celos dirigida la mayoria de las veces contra los hermanos menores, la iniciativa trae apareada la rivalidad anticipatoria con los que han llegado primero y pueden, por lo tanto, ocupar con su equipo superior el campo hacia el que esta dirigida la propia iniciativa.

      • Los celos y la rivalidad infantiles, esos intentos a menudo amargos y no obstante esencialmente inutiles por delimitar una esfera de privilegio indiscutido, alcanzan ahora su culminacion en una lucha final por una posicion de privilegio frente a la madre; el habitual fracaso lleva a la resignacion, la culpa y la ansiedad.

      • Esta es, entonces, la etapa del `complejo de castracion', el temor intensificado de comprobar que los genitales, ahora energicamente erotizados, han sufrido un daño como castigo por las fantasias relacionadas con su excitación.

    • La sexualidad infantil y el tabu del incesto, el complejo de castracion y el superyo, se unen aquí para provocar esa crisis especificamente humana durante la cual el niño debe dejar atrás su apego exclusivo y pregenital a los padres e iniciar el lento proceso de convertirse en un progenitor y en un portador de la tradicion.

      • Aquí se produce la mas terrible division y transformacion en la central energetica emocional, una division entre la gloria humana potencial y la destruccion total potencial, pues aquí el niño queda dividido para siempre en su interior.

      • Los fragmentos instintivos que antes habian fomentado el crecimiento de su cuerpo y su mente infantiles ahora se dividen en un grupo infantil que perpetua la exuberancia de los potenciales del crecimiento y un grupo correspondiente a los padres que sustenta e incrementa la autoobservacion, la autoorientacion y el autocastigo.

    • Una vez mas se trata de un problema de regulacion mutua.

      • Cuando el niño, tan dispuesto ahora a sobremanipularse, puede desarrollar gradualmente un sentido de responsabilidad moral, cuando puede alcanzar cierta comprension de las instituciones, las funciones y los roles que permiten su participacion responsable, encuentra un logro placentero en el manejo de herramientas y armas, de juguetes significativos y en el cuidado de los niños mas pequeños.

    • Uno de los conflictos mas profundos en la vida es el odio hacia el progenitor que sirvio como mdelo y ejecutor del superyo pero al que, en alguna forma ,se descubrio tratando de realizar impunemente las mismas transgresiones que el niño ya no puede tolerar en si mismo.

      • La suspicacia o la ambigüedad que en esa forma se mezcla con la cualidad de todo o nada del superyo, este organo de tradicion moral, hace del hombre moral (en el sentido moralista) un gran peligro potencial para su propio yo, y para el de sus semejantes.

    • En la patologia adulta, el conflicto residual relativo a la iniciativa se expresa en la negacion histerica, que provoca la represion del deseo o la anulacion de su organo ejecutivo mediante la paralisis, la inhibicion o la impotencia; o bien en el exhibicionismo sobre compensatorio, en el que el individuo atemorizado, tan ansioso por `ocultarse', `asoma la cabeza' en cambio.

      • Hoy en dia tambien es comun una zambullida en la enfermedad psicosomatica.

    • En vista de los peligros potenciales inherentes a la prolongada infancia del hombre, conviene volver a examinar las primeras etapas de la vida y las posibilidades de guiar a los jovenes mientras aun lo son.

      • Y aquí observamos que, de acuerdo con la sabiduria del plan basico, el niño no esta en ningun otro momento tan dispuesto a aprender rapida y avidamente, a hacerse mas grande en el sentido de compartir la obligacion y la actividad, que durante este periodo de su desarrollo.

    • De cualquier manera, la etapa `edipica' trae apareada no solo el establecimiento opresivo de un sentido moral que limita el horizonte de lo permisible, sino que tambien determina la direccion hacia lo posible y lo tangible que permite que los sueños de la temprana infanica se vinculen a las metas de una vida adulta activa.

  • INDUSTRIA VERSUS INFERIORIDAD

    • Asi, el escenario interior parece preparado para `la entrada a la vida', pero la vida debe ser primero vida escolar, sea la escuela una pradera, una selva o un aula.

      • El niño debe olvidar las esperanzas y deseos pasados, al tiempo que su exuberante imaginacion se ve domesticada y sometida a las leyes de las cosas impersonales.

    • Con el periodo de latencia que se inicia, el niño de desarrollo normal olvida, o mas bien sublima, la necesidad de conquistar a las personas mediante el ataque directo o de convertirse en papa y mama en forma apresurada: ahora aprende a obtener reconocimiento mediante la produccion de cosas.

    • Desarrolla un sentido de la industra, esto es, se adapta a las leyes inorganicas del mundo de las herramientas.

      • Puede convertirse en una unidad ansiosa y absorta en una situacion productiva.

      • Completar una situacion productiva constituye una finalidad que gradualmente reemplaza a los caprichos y los deseos del juego.

      • Los limites de su yo incluyen sus herramientas y habilidades: el principio del trabajo le enseña el placer de completar el trabajo mediante una atencion sostenida y una diligencia perseverante.

    • En esta etapa, los niños de todas las culturas reciben alguna instrucción sistmeatica aunque no se imparte siempre en el tipo de escuela que las personas alfabetizadas deben organizar en torno de maestros especiales que hana prendido a enseñar a leer y a escribir.

      • En los pueblos prealfabetos y en las actividades que nada tienen que ver con leer y escribir, se aprende mucho de los adultos que se convierten en maestros a traves de un don y una inclinacion y no de un nombramiento, y quizas la mayor parte se aprende de los niños mayores.

      • Asi, se desarrollan los elementos fundamentales de la tecnologia, a medida que el niño adquiere capacidad para manejar los utensilios, las herramientas y las armas que utiliza la gente grande.

      • La escuela parece ser una cultura por si sola, con sus propias metas y limites, sus logros y sus desencantos.

    • El peligro del niño en esta etapa radica en un sentimiento de inadecuacion e inferioridad.

      • Si desespera de sus herramientas y habilidades o de su status entre sus compañeros, puede renunciar a la identificacion con ellos y con un sector del mundo de las herramientas.

      • El hecho de perder toda esperanza de perder tal asociacion `industrial' puede hacerlo regresar a la rivalidad familiar mas aislada, menos centrada en las herramientas, de la epoca edipica.

      • El niño desespera de sus dotes en el mundo de las herramientas y en la anatomia, y se considera condenado a la mediocridad o a la inadecuacion.

      • Es en ese momento que la sociedad mas amplia se vuelve significativa en cuanto a sus maneras de admitir al niño a una comprension de los roles significativos en su tecnologia y economia.

      • El desarrollo de mas de un niño se ve desbaratado cuando la vida familiar no ha logrado prepararlo para la vida escolar, o cuando esta no alcanza a cumplir las promesas de las etapas previas.

    • Freud la denomina la etapa de latencia porque los impulsos violentos estan normalemente inactivos.

      • Pero se trata tan solo de un momento de calma antes de la tormenta de la pubertad, cuando todos los impulsos previos reemergen en una nueva combinacion, par acaer bajo el dominio de la genitalidad.

    • Por otro lado, se trata de una etapa muy decisiva desde el punto de vista social: puesto que la industria implica hacer cosas jusnto a los demas y con ellos, en esta epoca se desarrolla un primer sentido de la division del trabajo y de la oportunidad diferencial, esto es, del ethos tecnologico de una cultura.

  • IDENTIDAD VERSUS CONFUSION DE ROL

    • Con el establecimiento de una buena relacion inicial con el mundo de las habilidades y las herramientas y con el advenimiento de la pubertad, la infancia propiamente dicha llega a su fin. La juventud comienza.

    • Pero en la pubertad y la adolescencia todas las mismidades y continuidades en las que se confiaba previamente vuelven a ponerse hasta cierto punto en duda, debido a una rapidez del crecimiento corporal que iguala al a de la temprana infancia, y a causa del nuevo agregado de la madurez genital.

    • Los jovenes que crecen y se desarrollan, enfrentados con esta revolucion fisiologica en su interior, y con tareas adultas tangibles que los aguardan, se preocupan ahora fundamentalmente por lo que parecen ser ante los ojos de los demas en comparacion con lo que ellos mismos sienten que son, y por el problema relativo a relacionar los roles y las aptitudes cultivadas previametne con los prototipos ocupacionales del momento.

    • La integracion que ahora tiene lugar bajo la forma de identidad yoica es, como ya se señalo, mas que la suma de las identificaciones infantiles.

      • Es la experiencia acumulada de la capacidad del yo para integrar todas las identificaciones con las vicisitudes de la libido, con las aptitudes desarrolladas a partir de lo congenito y con las oportunidades ofrecidas en los roles sociales.

      • El sentimiento de identidad yoica, entonces, es la confianza acumulada en que la mismidad y la continuidad interiores preparadas en el pasado encuentren su equivalente en la mismidad y la continuidad del significado que uno tiene par los demas, tal como se evidencia en la promesa tangible de una `carrera'.

    • El peligro de esta etapa es la confusion de rol.

      • Cuando esta se basa en una marcada duda previa en cuanto a la propia identidad sexual, los episodios delincuentes y abiertamente psicoticos no son raros.

      • En la mayoria de casos, sin embargo, lo que perturba a la gente joven es la incapacidad para decidirse por una identidad ocupacional.

      • Para evitar la confusion, se sobreidentifican temporariamente, hasta el punto de una aparente perdida completa de la identidad, con los heroes de las camarillas y las multitudes.

        • Esto inicia la etapa del `enamoramiento', que no es en modo alguno total o siquiera primeramente sexual, salvo cuando las costumbres asi lo exigen.

        • En grado considerable, el amor adolescente constituye un intento por llegar a una definicion de la propia identidad proyectando la propia imagen yoica difusa en otra persona y logrando asi que se refleje y se aclare gradualmente.

          • A ello se debe que una parte tan considerable del amor juvenil consista en conversacion.

    • La gente joven tambien puede ser notablemente exclusivista y cruel con todos los que son `distintos', en el color de la piel o en la formacion cultural, en lso gustos y las dotes, y a menudo en detalles insignificantes de la vestimenta y los gestos que han sido temporariamente seleccionados como los signos que caracterizan al que pertenece al grupo y al que es ajeno a el.

      • Resulta importante comprender (lo cual no significa perdonar o compartir) tal intolerancia como una defensa contra una confusion en el sentimiento de identidad.

    • La mente adolescente es esencialmente una mente del moratorium, una etapa psicosocial entre la infancia y la adultez, y entre la moral aprendida por el niño y la etica que ha de desarrollar el adulto.

      • Es una mente ideologica y, de hecho, es la vision ideologica de la sociedad la que habla mas claramente al adolescente ansioso por verse afirmado por sus iguales y listo para verse confirmado a traves de rituales, credos y programas que, al mismo tiempo, definen el mal, lo incomprensible y lo hostil.

      • Por lo tanto, al buscar los valores sociales que guian la identidad, uno enfrenta los problemas de la ideologia y la aristocracia, ambos en su sentido mas amplio posible, según el cual, dentro de una imagen definida del mundo y un curso predestinado de la historia, los mejores individuos llegaran al poder, y este desarrolla lo mejor que hay en la gente.

  • INTIMIDAD VERSUS AISLAMIENTO

    • La fortaleza adquirida en cualquier etapa se pone a prueba ante la necesidad de trascenderla de modo tal que el individuo pueda arriesgar en la etapa siguiente lo que era mas vulnerablemente precioso en la anterior.

      • Asi, el adulto joven, que surge de la busqueda de identidad y la insistencia en ella, esta ansioso y dispuesto a fundir su identidad con la de otros.

      • Esta preparado para la intimidad, esto es, la capacidad de entregarse a afiliaciones y asociaciones concretas y de desarrollar la fuerza etica necesaria para cumplir con tales compromisos, aun cuando estos pueden exigir sacrificios significativos.

      • Ahora el cuerpo y el yo deben ser los amos de los modos organicos y de los conflictos nucleares, a fin de poder enfrentar el temor a la perdida yoica en situaciones que exigen autoabandono: en la solidaridad de las afiliaciones estrechas, en los orgasmos y las uniones sexuales, en la amistad intima y en el combate fisico, en experiencias de inspiracion por parte de los maestros y de intuicion surgida de las profundidades del si mismo.

        • La evitacion de tales experiencias debido a un temor a la perdida del yo puede llevar a un profundo sentido de aislamiento y a una consiguiente autoabsorcion.

    • La contraparte de la intimidad es el distanciamiento: la disposicion a aislar y, de ser ello necesario, a destruir aquellas fuerzas y personas cuy esencia parece peligrosa para la propia, y cuyo `territorio' parece rebasar los limites de las propias relaciones intimas.

      • El peligro de esta etapa es que las relaciones intimas, competitivas y combativas se experimentan con y contra las mismas personas.

      • Pero, a medida que se van delineando las areas del deber adulto, y a medida que se diferencian el choque competitivo y el abrazo sexual, quedan eventualmente sometidas a ese sentido etico que constituye la caracteristica del adulto.

    • En terminos estrictos, recien ahora puede desarrollarse plenamente la verdadera genitalidad, pues gran parte de la vida sexual que precede a estos compromisos corresponde a la busqueda de identidad, o esta dominada por las tendencias falicas o vaginales que hacen de la vida sexual una suerte de combate genital.

      • Por otro lado, con excesiva frecuencia se describe la genitalidad como un estado permanente de dicha sexual reciproca.

    • La genitalidad, entonces, consiste en la capacidad plena para desarrollar una potencia orgastica tan libre de interferencias pregenitales que la libido genital (no solo los productos sexuales descargados a traves de las `vias de salida' de Kinsey) se exprese en la mutualidad heterosexual, con plena sensibilidad tanto del pene como de la vagina, y con una descarga de tipo convulsiva de la tension en todo el cuerpo.

      • Asi, las relaciones sexuales satisfactorias hacen el sexo menos obsesivo, la sobrecompensacion, menos necesaria y los controles sadicos, superfluos.

    • El peligro de esta etapa es el aislamiento, esto es, la evitacion de contactos que llaman a la intimidad.

      • En psicopatologia, ese trastorno puede llevar a serios `problemas de carácter'.

      • Por otro lado, hay vinculos que equivalen a un aislamiento a deux, que protegen a sus integrantes de la necesidad de enfrentar el nuevo desarrollo critico, el de la generatividad.

    7) GENERATIVIDAD VERSUS ESTANCAMIENTO

    • La insistencia, muy de moda hoy dia, en dramatizar la dependencia de los niños con respecto a los adultos a menudo nos hace pasar por alto la dependencia que la generacion mas vieja tiene con respecto a la mas joven.

      • El hombre maduro necesita sentirse necesitado, y la madurez necesita la guia y el aliento de aquello que ha producido y que debe cuidar.

    • La generatividad, entonces, es en esencia la preocupacion por establecer y guiar a la nueva generacion, aunque hay individuos que, por alguna desgracia o debido a dotes especiales y genuinas en otros sentidos, no aplican este impulso a su propia descendencia.

      • Y, de hecho, el concepto de generatividad incluye sinonimos mas populares tales como productividad y creatividad que, sin embargo, no pueden reemplazarlo.

    • La generatividad constituye asi una etapa esencial en eldesarrollo psicosexual y tambien en el psicosocial.

      • Cuando tal enriquecimiento falta por completo, tiene lugar una regresion a una cecesidad obsesiva de pseudointimidad, a menudo con un sentimiento general de estancamiento y empobrecimiento personal.

      • Los individuos, entonces, comienzan a tratarse a si mismos como si fueran su propio y unico hijo y, cuando las condiciones los favorecen, la temprana invalidez fisica o psicologica se convierte en el vehiculo de esa autopreocupacion.

    8) INTEGRIDAD DEL YO VERSUS DESESPERACION

    • Solo en el individuo que en alguna forma ha cuidado de cosas y personas y se ha adaptado a los triunfos y las desilusiones inherentes al hecho de ser el generador de otros seres humanos o el generador de productos e ideas, puede madurar gradualmente el fruto de estas siete etapas.

      • No conozco mejor termino para ello que el de integridad del yo.

    • A falta de una definicion clara, señalare unos pocos elementos que carcterizan dicho estado.

      • Es la seguridad acumulada del yo conrespecto a su tendencia al orden y el significado.

      • Es un amor postnarcisista del yo humano—no el si mismo—como una experiencia que transmite un cierto orden del mundo y sentido espiritual, por mucho que se haya debido pagar por ella.

      • Es la aceptacion del propio y unico ciclo de vida como algo que debia ser y que, necesariamente, no permitia sustitucion alguna: significa asi un amor nuevo y distinto hacia los propios padres.

      • Es una camaraderia con las formas organizadoras de epocas remotas y con actividades distintas, tal como se expresan en los productos y en los dichos simples de tales tiempos y actividades.

      • Aunque percibe la relatividad de los diversos estilos de vida que han otorgado significado al esfuerzo humano, el poseedor de integridad esta siempre listo para defender la dignidad de su propio estilo de vida contra toda amenaz fisica y economica.

      • Pues sabe que una vida individual es la coincidencia accidental de solo un ciclo de vida con un solo fragmento de la historia; y que para el toda integridad humana se mantiene o se derrumba con ese unico estilo de integridad de que el participa.

      • El estilo de integridad desarrollado por su cultura o su civilizacion se convierte asi en el `patrimonio de su alma', el sello de su paternidad moral de si mismo. En esa consolidacion final, la muerte pierde carácter atormentador.

    • La falta o la perdida de esta integracion yoica acumulada se expresa en el temor a la muerte: no se acepta el unico ciclo de vida como lo esencial de la vida.

      • La desesperacion expresa el sentimient ode que ahora el tiempo que queda es corto, demasiado corto par intentar otra vida y par aprobar caminos alternativos hacia la integridad.

      • El malestar consigo mismo oculta la desesperacion, las mas de las veces bajo la forma de mil pequeñas sensaciones de malestar que no equivalen a un gran remordimiento: mille petits degouts de soi, dont le total ne fait pas un remords mais un gene obscure (Rostand).

    • La integridad yoica implica una integracion emocional que permite la participacion por consentimiento asi como la aceptacion de la responsabilidad del liderazgo.

    9) UN DIAGRAMA EPIGENETICO (pg.243-247)

    • Los supuestos subyacentes a tal diagrama son:

      • Que la personalidad humana se desarrolla en principio de acuerdo con pasos predeterminados en la disposicion de la persona en crecimiento a dejarse llevar hacia un radio social cada vez mas amplio, a tomar conciencia de el y a interactuar con el.

      • Que la sociedad tiende en principio a estar constituida de tal modo que satisface y provoca esta sucesion de potencialidades para la interaccion y de intentos para salvaguardar y fomentar el ritmo adecuado y la secuencia adecuada de su desenvolvimiento. Este es el `mantenimiento del mundo humano'.

    • Al presentar las etapas psicosociales bajo la forma de un diagrama epigenetico, lo hacemos teniendo en cuenta pasos metodologicos definidos y delimitados.

    • Uno de los propositos de este trabajo es el de facilitar la comparacion de las etapas que Freud discernio en un principio como sexuales, con otros programas del desarrollo (fisico, cognoscitivo.

    • Asi, un diagrama epigenetico presenta un sistema de etapas mutuamente dependientes; y si bien las etapas individuales pueden haber sido exploradas en forma mas o menos completa o denominadas en formaa mas o menos adecuada, el diagrama sugiere que su estudio se efectue teniendo siempre en cuenta la configuracion total de las etapas.