Psicomotricidad

Educación. Etapa preescolar. Objetivos. Dominio corporal dinámico y estático. Motricidad fina

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 46 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

PROYECTO DE PSICOMOTRICIDAD EN EL PREESCOLAR

TABLA DE CONTENIDO

  • IDENTIFICACION

  • INTRODUCCION

  • DIAGNOSTICO

  • JUSTIFICACION

  • OBJETIVO GENERAL

  • OBJETIVOS ESPECIFICOS

  • FILOSOFIA

  • MARCO TEORICO

  • CONTENIDOS, CONCEPTOS DE:

  • PSICOMOTRICIDAD

  • DOMINIO CORPORAL DINAMICO

  • DOMINIO CORPORAL ESTAIVO

  • MOTRICIDAD FINA

  • ESQUEMA CORPORAL

  • EJERCICIOS DE APLICACION

  • 10. DISEÑO DE CURRICULO

    10.1.1. TEMA

    10.1.2. LOGRO

    10.1.3. INDICADOR DE LOGRO

    10.1.4. DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD

    11. RECURSOS

    12. TIEMPO

    13. EVALUACION

    14. BIBLIOGRAFIA

  • IDENTIFICACION

  • Este trabajo trata sobre como podemos trabajar la psicomotricidad en los niños de 0 a 7 años de edad; dirigida a favorecer el desarrollo global del niño y como ello podría mejorar el comportamiento general y prevenir posibles trastornos. Hay personas que confunden la psicomotricidad con el baile, el juego, pensado que el niño pase un rato divertido, éstos son instrumentos a nivel del área cognitiva, afectiva y motora; siempre se tomará alegre, divertida, tocando, escuchando, así desarrollan su inteligencia y creatividad. Se debe producir desde la infancia vivencias sensoriales, motrices, intelectuales y afectivas.

  • INTRODUCCION

  • A la imagen del cuerpo en la medida que precisamos que vemos en ello una manera de traducir a dos lenguajes diferentes, uno fisiológico, otro psicológico, una misma y única realidad fenomenológica que es la del cuerpo propio. Identificamos por completo ambos conceptos, en lugar de pretender completar uno mediante el otro y de ese modo razonar dentro de dos sistemas heterogéneos.

    Puede considerarse al esquema corporal o imagen del cuerpo como una intuición de conjunto o de conocimiento inmediato del propio cuerpo en estado estático o en movimiento, en la relación de sus diferentes partes entre si y en sus relaciones con el espacio circundante de los objetos y de las personas.

    La posibilidad de llevar al registro consciente la imagen del cuerpo permitirá disponer con mayor plenitud del cuerpo de cada uno, y está en función tanto del trabajo psicológico como el del afinamiento de las percepciones kinestésicas y de su asociación con los datos visuales.

    En este último plano, existen diversas técnicas de trabajo sobre “la percepción del cuerpo propio” (sensopercepción, eutonía, entrenamiento perceptivo consciente) que exige una forma de atención dirigida hacia el cuerpo que nos parece esencial desarrollar paralela y eventualmente convergente con un abordaje psicoanalítico.

    Ese tipo de trabajo, de atención dirigida hacia el propio cuerpo, permitirá ajustar la distancia entre la imagen que cada sujeto tiene de su propio cuerpo y la realidad del mismo; así como facilitar la flexibilidad necesaria para poder representar múltiples estructuraciones posturales posibles, susceptibles de permitir ajustes variados y de servir de puntos de partida para nuevos aprendizajes tónicos, posturales y motrices.

  • DIAGNOSTICO = SOLUCIONES

  • Los niños proceden a moverse por todo el espacio. Ponemos música de casete y aunque hay muchos que se mueven espontáneamente a ritmo hay otros que dudan. La educadora les ayuda a hacerlo. Se va tomando confianza con el espacio, se esbozan algunos ritmos. Paramos la música bruscamente y la mayoría se detiene espontáneamente. La consigna ha sido descubierta de forma natural: “Cuando la música se pare nosotros nos paramos también”. Jugamos con esto varias veces.

    Introducimos los objetos que en esta sesión van a ser los aros. Al principio tienen un juego tímido que se va animando con los diferentes ritmos de la música e ideas de los niños/as. Algunos verbalizan espontáneamente: “Yo lo hago rodar, después lo dejo caer”. “Yo hago un volante...”. La educadora impulsa de nuevo la búsqueda: “¿Qué más se puede hacer?” y se indica a los niños/as los descubrimientos de los demás, favoreciendo la atención en el otro que lleva asociado la imitación espontánea y libre. Durante esta parte de la sesión seguimos investigando la utilización del objeto: Atravesar el aro, levantarlo, hacerle dar vueltas y aparece el desplazamiento: andar empujando el aro, andar con el aro detrás, delante, etc.

    Más tarde viene el descubrimiento del otro con una idea que sale del propio niño/a: enganchar al compañero/a con el aro. Impulsamos las relaciones suprimiendo la mitad de los objetos de tal manera que un aro sea para cada dos. El tener un solo objeto para dos obliga a una aceptación del otro y posteriormente a la cooperación. A algunos les cuesta separarse de su objeto. A pesar de todo, la relación va estableciéndose poco a poco. Seguimos explotando estas situaciones haciendo que la socialización sea cada vez más importante.

    Algunos se sienten cansados con lo que aprovechamos para volver a un juego más tranquilo: los aros son nuestras casas, nuestras camas, etc.

    Relajación: a través de las diferentes músicas y técnicas de relajación, intentamos que el niño/a busque un lugar cómodo donde tumbarse y tranquilizarse.

  • JUSTIFICACION

  • La psicomotricidad ocupa un lugar importante en la educación infantil, ya que está totalmente demostrado que, sobre todo en la primera infancia, haya una gran interdependencia en los desarrollos motores, afectivos e intelectuales.

    El concepto de psicomotricidad está todavía en evolución y se va configurando por las aportaciones de diferentes campos:

    La teoría de Piaget afirma que la inteligencia se construye a partir de la actividad motriz del niño/a y en los primeros años de su desarrollo no es otra que la inteligencia motriz.

    El psicoanálisis da una revalorización al cuerpo, la vivencia corporal que contribuye a personalizar de alguna manera el Yo.

    Ajuriaguerra desde la psiquiatría infantil, destaca el papel de la función tónica, entendiendo que no es sólo la tela de fondo de la acción corporal sino un modo de relación con el otro. Por tanto, en los primeros años de la educación del niño/a, hasta los siete años, aproximadamente, entendemos que toda la educación es psicomotriz porque todo el conocimiento, el aprendizaje, parte de la propia acción del niño/a sobre el medio, los demás y las experiencias que recibe no son áreas estrictas que se pueden parcelar, sino manifestaciones diferentes aunque interdependientes de un ser único: EL NIÑO/A.

    Intentaremos abrir progresivamente otra dimensión en la psicomotricidad: la de la vivencia del niño/a y de su potencial de descubrimientos y de creatividad.

  • OBJETIVO GENERAL

    • Favorecer el dominio del movimiento corporal para facilitar la relación y comunicación que el niño va a establecer con los demás, el mundo y los objetos.

    • Facilitar procedimientos de adquisición de conocimientos, apoyándonos en nuestras experiencias, así como en la acción motriz, en la acción corporal del niño espontáneamente, vivencia para ir hacia una pedagogía del respeto y el descubrimiento.

    6. OBJETIVOS ESPECIFICOS

    • Estimular la capacidad sensitiva, centrada en las sensaciones relativas al propio cerebro y al exterior (los otros y los objetos).

    • Educar la capacidad perceptiva mediante la toma de conciencia de los componentes y la organización del esquema corporal.

    • Estimular la capacidad representativa o simbólica y la operativa concreta: los movimientos son representados o expresados mediante signos gráficos, símbolos, planos, manipulaciones de objetos real y mentalmente para luego realizar operaciones concretas. Se trata de obtener:

      • El dominio del equilibrio.

      • El control y más tarde, la eficacia de las diversas coordinaciones globales y segmentarias.

      • El control de la inhibición voluntaria de la respiración.

      • La organización del esquema corporal y la orientación en el espacio.

      • Una correcta estructuración espacio - temporal.

      • Las mejores posibilidades de adaptación a los demás y al mundo exterior.

      • Crear una puerta abierta a la creatividad, a la libre expresión de las pulsiones en el ámbito imaginario y simbólico y al desarrollo libre de la comunicación.

      • FILOSOFIA

      • La psicomotricidad en general hoy en día comienza con la inteligencia, ya que la actividad motriz coordina en el comienzo, el desarrollo del niño se halla dominado por la modicidad. En el bebé, los movimientos son las únicas manifestaciones psicológicas que se pueden observar, éstas son diversas y presentan múltiples significados; los movimientos de succión, de respiración y viscerales corresponden a una función vegetativa. Hay que recordar que la función motriz está constituida por movimientos orientados hacia las relaciones con el mundo que rodea al niño. Una de esas relaciones comprende los movimientos mímicos y vocales cuyo carácter expresivo es fundamental y a la vez corresponden a la función afectiva de intercambio y comunicación con el entorno; la otra relación se refiere a los desplazamientos del propio cuerpo, ésta es la función motriz en el sentido más corriente y restringido del término. Con frecuencia se establece la distinción entre la motricidad fina de las extremidades de los miembros, especialmente las manos y dedos, y la global o gruesa constituida por movimientos de conjunto, de preponderancia postural.

      • MARCO TEORICO

      • Pikler (1985) subraya la importancia y la validez de la actitud no intervencionista del adulto respecto al desarrollo motor en el niño pequeño. En su sistema educativo la actitud general consiste en respetar al niño, en considerarle como una persona y en favorecer su desarrollo autónomo. El educador debe manifestar paciencia, consideración y dulzura en su relación con el niño y evitar manipularle, apresurarle e intervenir intempestivamente en la aparición y el desarrollo de sus funciones.

        Hernández Moreno (1988) nos dice que la iniciación deportiva es el proceso de enseñanza - aprendizaje seguido por un individuo para la adquisición del conocimiento y la capacidad de ejecución práctica de un deporte, desde que toma contacto con el mismo hasta que es capaz de jugarlo o practicarlo con adecuación a su estructura funcional. Podríamos decir que el niño se inicia en un deporte cuando tras un proceso de aprendizaje adquiere los patrones básicos requeridos por la motricidad especifica y especializada de un deporte, debe moverse en un espacio deportivo con sentido del tiempo de las acciones y situaciones, sabiendo leer o interpretar las acciones motrices emitidas por el resto de los que participan en el desarrollo de las acciones.

        Schilder (1923-1935) reúne, a partir del modelo dinámico de Head, los aspectos relacionales del cuerpo, el modelo neurológico y el modelo sicoanalítico de Freud. Schilder denomina “imagen del cuerpo” a la representación surgida de esta vivencia integradora

        Surge así una dicotomía: el “esquema corporal” relacionado a una realidad neurológica y la “imagen del cuerpo” que se refiere a un proceso psíquico.

        Wallon, Spitz y Ajuriaguerra enfocaron el estudio del desarrollo del esquema corporal desde el punto de vista madurativo y afectivo. En muchos casos se han utilizado como sinónimos los términos cenestesia (Denis y Camus), somatopsiquis (Wernicke), esquema postural (Head y Colmes), imagen del cuerpo (Schilder), imagen corporal, somatognosia, gnosis corporal, conciencia del cuerpo, percepcto del cuerpo.

        La experiencia del cuerpo se enriquece sin cesar y evoluciona en relación directa con la maduración de los centros nerviosos superiores. Los contactos táctiles, oculares, kinestésicos y articulares se asocian, y cuanto mayor es la madurez, la evocación del gesto es más libre y agradable. Las diferentes tareas motrices plantean cada vez que se realizan, un nuevo fenómeno de adaptación al espacio y al tiempo. El esquema corporal es pues una síntesis renovada a cada instante que tiene caracteres distintos según la acción emprendida. Desde el punto de vista psicológico, la imagen de nuestro cuerpo no es tampoco constante. El cuerpo físico no coincide necesariamente con el esquema corporal o imagen del cuerpo que el sujeto tiene de sí.

      • CONTENIDOS, CONCEPTOS DE.

      • PSICOMOTRICIDAD

      • La psicomotricidad es una técnica que tiende a favorecer el dominio del movimiento corporal, la relación y la comunicación que el niño va a establecer con el mundo que le rodea (en muchos casos a través de los objetos).

        Esta globalidad del niño manifestada por su acción y movimiento que le liga emocionalmente al mundo, debe ser comprendida como el estrecho vínculo existente entre su estructura somática y su estructura afectiva y cognitiva.

        Entendemos como maduración psicomotriz el proceso global que implica el cuerpo y la mente y conduce a la persona a actuar frente a unas propuestas determinadas, mediante el dominio de su cuerpo (motricidad), y la capacidad de estructurar el espacio durante el un tiempo determinado (ritmo). Este proceso involucra finalmente la globalidad en un proceso de interiorización y abstracción. Por lo tanto, es preciso un proceso vivencial y de experimentación a través del cuerpo (Martín y Soto, 1997).

        El trabajo sicomotor es la síntesis que debe producirse, desde la mas tierna infancia, de las vivencias sensoriales, motrices, intelectuales y afectivas, para permitir la construcción de los aprendizajes a través de las vivencias de los niños en cualquier actividad espontánea o ampliada específicamente.

        Para que ocurra este proceso es necesaria la maduración global de todos los componentes que intervienen, por lo que se debe estimular:

        • La madures motriz.

        • El proceso sensoreoperceptivo.

        • La toma de conciencia de cada una de las actividades que se realizan y su relación con vivencias anteriores de la forma que se vayan relacionando y permitan la construcción progresiva del conocimiento del entorno.

        • La verbalización de estos procesos.

        • La comprensión de lo que implica en el espacio con respecto así mismo y los demás.

        Aunque estos componentes que constituyen la globalidad del area sicomotriz se dan de forma simultanea, la adquisición de uno de ellos no garantiza la adquisición y la maduración de los demás, por lo que pueden producirse desarmonías en el proceso evolutivo global.

        Por ello, consideramos fundamental tener un conocimiento de cada uno de dichos aspectos, para de forma sistemática y programada, garantizar su maduración y dominio, factor que favorecerá la globalidad del desarrollo psicomotor y, al mismo tiempo, iniciará el proceso madurativo global del niño.

        En este sentido planteamos, de forma estructurada, los distintos componentes y su interrelación a fin de poder comprender las incidencias y repercusiones de cada uno de ellos.

        CONCEPTO:

        Es el proceso cognitivo que lleva a comprender los movimientos del cuerpo y a estructurar mentalmente el espacio donde estos se realizan y el tiempo que dure dicha actividad.

        Es una resultante compleja que implica no solamente las estructuras sensoriales, motrices e intelectuales, sino también los procesos que coordinan y ordenan progresivamente los resultados de estas estructuras.

        Dominio de su cuerpo (Motricidad) + Dominio del espacio + Dominio del tiempo + Organización del esquema corporal y la laterización.

        9.1.2 DOMINIO CORPORAL DINÁMICO

        Es la habilidad adquirida de controlar las diferentes partes del cuerpo (extremidades superiores, inferiores y tronco, etc.) y de moverlas siguiendo la propia voluntad o realizando una consigna determinada.

        Este dominio permite no solo el desplazamiento sino, especialmente, la sincronización de los movimientos, superando las dificultades y logrando armonía sin rigideces y brusquedades.

        Este dominio dará al niño confianza y seguridad en si mismo, puesto que lo hace consciente del dominio que tiene su cuerpo en situaciones diferentes. Para lograrlo hay que tener en cuenta diversos aspectos:

            • La madurez neurológica, que solo se adquiere con la edad.

            • Evitar temores o inhibiciones (miedo al ridículo o a caer, etc.)

            • Una estimulación y ambiente propicios.

            • Favorecer la comprensión de lo que se está haciendo, de qué parte se debe mover, de cómo tiene que hacerlo, buscando diferentes cursos a fin de posibilitar la representación del movimiento y el análisis del entorno para adquirir unas competencias que han de favorecer las habilidades y el dominio corporal.

            • Adquirir el dominio segmentario del cuerpo que permita moverse sincronizadamente.

        9.1.3 DOMINIO CORPORAL ESTÁTICO

        La vivencia de los movimientos segmentarios, su unión armoniosa y la adquisición de la madurez necesaria del sistema nervioso, permiten al niño realizar una acción previamente representada mentalmente (coordinación general). Con la práctica de los movimientos mencionados en los apartados anteriores, irá forjándose y profundizando poco a poco la imagen y la utilización del cuerpo, hasta organizar su esquema corporal.

        Para que este proceso sea posible, el niño ha de tener control sobre su cuerpo cuando no está en movimiento.

        Se denomina dominio corporal estático a todas las actividades motrices que permiten interiorizar el esquema corporal; además del equilibrio estático, se integra la respiración y la relajación porque son dos actividades que ayudan a profundizar e interiorizar toda la globalidad del propio Yo.

        9.1.4. MOTRICIDAD FINA

        Se refiere a la destreza manual que se adquiere solo con la practica aunque en casos específicos no solo se refiere al trabajo con las manos sino con otras partes del cuerpo (casos específicos de personas que han sufrido accidentes por al han perdido sus brazos y por tal razón suplen la falencia de los brazos con otra parte del cuerpo). Este término habla del control de los movimientos finos (pequeños, precisos), contrario a los movimientos gruesos (grandes, generales). También hace referencia a la coordinación de las funciones neurológicas, esqueléticas y musculares utilizadas para producir movimientos precisos (como señalar un objeto pequeño con un dedo, en lugar de mover un brazo hacia el área en general).

        El desarrollo del control de la motricidad fina es el proceso de refinamiento del control de la motricidad gruesa y se desarrolla a medida que el sistema neurológico madura.

        El control de las destrezas motoras finas en el niño se utiliza para determinar su edad de desarrollo. Las destrezas de la motricidad fina se desarrollan a través del tiempo, de la experiencia y del conocimiento. El control de la motricidad fina requiere conocimiento y planeación para la ejecución de una tarea, al igual que fuerza muscular, coordinación y sensibilidad normal.

        EJERCICIOS DE MOTRICIDAD FINA

        La motricidad fina tiene relación con el manejo de los dedos, y el desarrollo de esta habilidad motora le ayudara en la manipulación de objetos pequeños.

        Las actividades manuales, mejoran en los niños su destreza y permite una exploración del mundo desde el sentido del tacto.

        Ejercicios:

        Rasgar con los dedos tiras de papel cada vez más pequeñas.

        Subir y bajar cierres. (cremalleras).

        Enrollar un cordón alrededor de un lápiz.

        Abrochar y desabrochar botones.

        Envolver porotos, garbanzos o semillas en hojas de papel liviano (papel de seda).

        Colocarle las tapas a distintos envases. Los envases deben presentar tapa a rosca.

        Hacer choricitos de plastilina y cortarlos con la tijera en trozos pequeños.

        Cortar con tijera sobre las líneas paralelas dibujadas en un papel. (En una hoja se trazan líneas paralelas a una distancia de 2 cm cada una)

        Realizar nudos con cuerdas o sogas.

        Hacer choricitos de plastilina y colocarlos sobre las líneas curvas dibujadas sobre una hoja (en una hoja se dibujará una línea curva o espiral y los niños deben colocar el choricito de plastilina sobre la línea siguiendo la dirección.

        Picar con un punzón sobre la línea dibujada en una hoja (la línea puede ser recta o curva).

        9.1.5 ESQUEMA CORPORAL

        El substrato del concepto de "esquema corporal" es la capacidad, finalmente inconsciente pero inicialmente aprendida mediante esfuerzos conscientes, que cada ser humano adquiere y emplea para realizar las funciones de subsistencia y de relación con el medio en que se desenvuelve. En esencia, no es otra cosa que la aplicación automática e instantánea del conocimiento de la capacidad de respuesta funcional de cada parte del propio cuerpo físico, originada en la percepción de un estímulo dado. El esquema corporal es una adquisición lenta y paulatina. Se va desarrollando desde antes del nacimiento, se incremente en forma notable desde éste hasta el tercer año de vida y, luego, continúa en permanente evolución adaptativa por el resto de la existencia del individuo. Se estructura sobre la base de los componentes neurológicos en desarrollo y maduración y se liga fundamentalmente, a las percepciones exteroceptivas, propioceptivas e interoceptivas que permiten establecer, en un momento inicial la conciencia sobre la ubicación espacial total, la capacidad y el funcionamiento de una determinada parte del cuerpo, la conciencia inicial sobre la magnitud del esfuerzo necesario para realizar una determinada acción, y la conciencia sobre la posición del cuerpo y sus partes en el espacio durante esta acción. Estas nociones, que se desarrollan prioritariamente durante los primero meses de vida extrauterina, pero que se inician durante la vida intrauterina, como ya se dijo, se van haciendo cada vez más fáciles e inconscientes por la repetición continua y eficaz de cada acto en cuestión, hasta llegar a la automatización de la respuesta frente al estímulo específico, se ligan indisolublemente al establecimiento de reflejos en los que las percepciones sensoriales, sensitivas y propioceptivas se conjugan para generar la excitación neuronal que, a nivel central o a nivel de la médula espinal, desencadena la motricidad requerida como respuesta al estímulo percibido o a una volición generada conscientemente. Aunque pareciera evidente, es necesario aclarar que el esquema corporal se implanta y evoluciona, especial y específicamente, sobre la maduración del conjunto neuromúsculo-esquelético y que se liga al proceso de erección que lleva al neonato a través de las etapas de repteado, gateo y primeros pasos, hasta la de total dominio de la marcha y orientación, las cuales son soportadas por el eje axial que está localizado en la columna vertebral total. Un elemento fundamental del esquema corporal es el "sentido del equilibrio". Este se encuentra ligado al proceso de desarrollo y crecimiento de la porción petrosa de los huesos temporales y, por supuesto, al proceso de maduración de los complejos ótico-vestíbulo-cocleares que, como parte del oído interno, se desarrollan entre la décimo segunda y la trigésima semanas de vida intrauterina cuando, en la fase final de organización del oído interno, se diferencian los conductos semicirculares posteriores, externos y horizontales que desembocan el utrículo y el sáculo del laberinto vestibular de cada lado. Se debe anotar que en el desarrollo de la porción petrosa del temporal juegan un papel especial las funciones de succión y deglución, establecidas a partir de la vida intrauterina y las funciones de fonación (presentes desde el momento del nacimiento a través del llanto) y de masticación (desarrollada a partir de los seis meses de vida extrauterina sobre la base del reflejo de mordida), porque ellas desempeñan una acción muy especial en la configuración de la cavidad glenoidea, que al momento del nacimiento es casi plana, con su pared interna mucho más superficial que en el adulto, pues los cóndilos de la mandíbula, en el niño menor de dos años, no se han desarrollado transversalmente de manera total. Por esta condición, al momento del parto, el oído interno, contenido en la mencionada porción petrosa del hueso temporal, está orientado mucho más hacia abajo y adelante que en el adulto, pero siempre hacia la parte posterior de la cavidad glenoidea, separado de la pared interna de ésta por el oído medio, a través del cual la articulación témporo-mandibular (ATM) juega su papel. Y esto, dentro del concepto de esquema corporal es importante en la medida en que el oído interno modifica su posición dentro del peñasco en concordancia con el movimiento de crecimiento de éste hacia abajo, adentro y adelante, originado en el movimiento mandibular hacia delante, abajo y a los lados, con el consecuente crecimiento de la cavidad glenoidea que se profundiza hacia atrás, hacia arriba y hacia adentro, por lo cual la orientación de los canales semicirculares varía para hacerse más vertical en los dos superiores y más horizontal en el caso del conducto semicircular externo. Como consecuencia de ello, el líquido que llena los conductos semicirculares (la linfa vestíbulo-coclear) va a variar lentamente hacia su orientación final en la medida que el niño pasa de la posición fetal y neonatal a la de dominio completo de la verticalidad, alrededor de los tres años. Se sabe que el conjunto vestíbulo coclear del oído interno se comporta como un centro sensorial complejo. El componente vestibular, que incluye los canales semicirculares, el utrículo y el sáculo, está organizado para ocuparse tanto de la percepción relacionada con los desplazamientos corporales (aceleración angular y no angular), como de la percepción relacionada con el desplazamiento de las partes del cuerpo a partir de la posición vertical ortostática. En otras palabras, dentro de la concepción del esquema corporal, la función cinético-estática del vestíbulo, efectuada mediante sus órganos terminales el utrículo, sáculo y canales semicirculares, con frecuencia se ha relacionado con el sentido del equilibrio, el sentido de la orientación y el sentido de la marcha, así como con alteraciones de la percepción espacial que ocupan las partes del cuerpo; es decir, hay alteraciones del esquema corporal en relación con el "sentido del equilibrio". Esto ha sido ampliamente estudiado, a tal punto que ha dado origen a las llamadas "Leyes de Ewald para la función vestibular". Conviene recordar aquí que, si bien se ha referido al sistema vestibular como un todo funcional, en la realidad en cada oído existen las estructuras que lo componen y que efectivamente son intermediarias entre la periferia corporal, donde se percibe el estímulo (vías sensitiva y sensorial) y la corteza cerebral, donde se analiza ese estímulo; por tanto, el equilibrio normal se presenta y se debe a la armonía simétrica de las percepciones captadas en los sistemas vestibulares (derecho e izquierdo) pues estos funcionan sinérgicamente manteniendo las relaciones entre la persona y su entorno. Así y además, los sistemas vestibulares, fuera del laberinto del oído interno, incluyen las vías vestibulares inferiores y las vías integradoras, ambas pertenecientes al sistema nervioso central, fundamentalmente en relación con el mescencéfalo y más exacto con el palio cerebro, responsable de los reflejos posturales desde el inicio de la organización del sistema nervioso central. La función orientadora cinestésico-estática de los laberintos vestibulares se relaciona con mecanismos unitarios de coordinación que, además de los sistemas neurales vestibulares, involucran otros elementos como ganglios y núcleos de las vías oculares centrales, la médula espinal, el cerebelo, el fascículo longitudinal interno del bulbo raquídeo, el núcleo rojo, el hipotálamo, el tálamo y las cortezas cerebral y cerebelosa, todo desde el punto de vista funcional, constituye y contribuye a desarrollar el "sentido de orientación". Es probable que el fascículo longitudinal interno del bulbo raquídeo juegue el papel más importante en el manejo de las relaciones cinestésico-espaciales y del equilibrio, pues sus fibras conectan las vías vestibulares (VIII par craneano) con los núcleos encefálicos de los ojos (III, IV y VI pares craneanos: los nervios troclear, motor ocular común y motor ocular externo) en el cerebro medio y con el "nervio separador" en la protuberancia. Adicionalmente, las vías vestibulares se relacionan con otros nervios craneales y con las células nerviosas de las astas anteriores de la médula espinal que inervan los músculos de las extremidades, hecho que explica la rápida respuesta motora ante las súbitas pérdidas del equilibrio. Además de su relación con el equilibrio, el oído interno, concretamente su componente vestibular, se liga con la normalidad de la orientación del ser humano. Se dice que una persona normalmente orientada en el espacio es aquella en la que se observa una integración armónica de los impulsos aferentes originados a partir de los dos oídos internos, específicamente, de las crestas de los conductos semicirculares del laberinto (sensaciones de aceleración y rotatoria angular), de las máculas otolíticas laberínticas (sensaciones lineales de inducción al cambio de la fuerza de gravedad) y de los ojos (reflejos posturales retinianos). Pero, además de la necesaria integración de las sensaciones provenientes de los laberintos izquierdo y derecho y de los impulsos oculares, la orientación y el equilibrio del cuerpo o de sus partes en el espacio, en general, dependen de los husos musculares y, en particular, de los mecanismos neuroceptivos. En resumen, el concepto de "esquema corporal" supone e involucra los conceptos de "sentido del equilibrio", "sentido de la orientación" y, además, se relaciona en lo fundamental con los mecanismos de "interocepción" y de "propiocepción"; es decir, incorpora el concepto de "cinestesia", hasta hace poco, incierto y poco conocido. Como se dejó establecido, el concepto de "esquerma corporal" trae consigo la adquisición voluntaria de respuestas motoras, que en un principio se obtienen por un deseo consciente y paulatinamente se automatizan a medida que el hábito consolida las destrezas neuromotoras que las respuestas suponen, hasta que éstas se vuelven inconscientes. Así, para poder comprender, analizar y manejar los componentes del sistema estomatognático involucrados en la función masticatoria y únicamente en esta función, es necesario un conocimiento y un dominio previos de las capacidades y de las relaciones occípito&endash;atloideas, atlo&endash;axoideas, vértebro&endash;vertebrales cervicales, de las relaciones cráneo-mandibulares y de las relaciones cráneo&endash;cérvico&endash;faciales que el niño adquiere paulatinamente desde el momento en que nace hasta el momento en que, al erupcionar los primeros molares temporales superiores e inferiores se establece el reflejo de la maceración, con el funcionamiento consciente de los movimientos de lateralidad mandibular auspiciado por los neurorreceptores de la membrana periodontal (fundamentalmente por los ubicados en los corpúsculos de Pacini, de Meissner y de Kraus) y por los órganos de Golgi ubicados en los componentes de la ATM, (incluido el músculo menisco-maleolar y los músculos terigoideos mediales o internos y terigoideos externos, a través de sus inserciones en la cápsula articular), así como en los músculos temporales, maseteros, y el resto de músculos que intervienen en la masticación directa e indirectamente, que el infante maneja por deseo y por imitación conscientes, sobre la base del reflejo de mordida que aparece en el período neonatal, cuando aún no han erupcionado los dientes deciduos anteriores y hasta el momento en que lo aplica en forma inconsciente, automatizada, cuando no tiene que pensar para adecuar su fuerza muscular a la resistencia que encuentra en el alimento a través de las percepciones exteroceptivas trasmitidas al sistema nervioso central por los neurorreceptores especializados de la membrana periodontal (receptores de punta ampliada, corpúsculos de Pacini). Igual análisis se podría efectuar en relación con cada una de las otras funciones del sistema estomatognático, pero se deja al lector la realización de los análisis correspondientes.

        9.1.6. EJERCICIOS DE APLICACIÓN

        PSICOMOTRICIDAD

        1- MARCHA SOBRE UN LISTÓN. (Equivalente a caminar sobre un riel).

        - Marcha hacia delante. Se le pide que camine lentamente, se pone atención en que mantenga siempre un buen equilibrio, permite desarrollar el control y la sincronización.

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        2-GATEAR Y ARRASTRARSE:(Apoyarse sobre el vientre, posición de cúbito ventral dejar los miembros inferiores extendidos, apoyarse sobre los codos y los antebrazos replegando para, avanzar; haciendo el avance con las dos manos y las rodillas.

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        3-EL BALANCÍN DE PELOTA: Rebotar una pelota y cogerla en el aire, patearla cinco (5) veces e inclinarse para empujarla con la cabeza.

        'Psicomotricidad'

        'Psicomotricidad'

        4-CAMA ELÁSTICA. El niño se ubicará en el centro de la lona, salta porque la lona aumenta la fuerza; pies separados, luego caer sentado y mantener piernas rectas y juntas.

        'Psicomotricidad'

        5-MARCHA DE CANGREJO: El niño se agacha, inclinándose hacia atrás hasta tocar con las manos el suelo de modo que el tronco se sostenga; apoyo en las cuatro extremidades en posición boca abajo en línea recta.

        'Psicomotricidad'

        EJERCICIOS DE APLICACIÓN

        DOMINIO CORPORAL DINÁMICO

        1-RELEVOS: Cada niño se ubicará en un espacio grande, saldrán con el pié izquierdo recogido y en su boca una bomba con agua y las manos en la cintura; la dejarán a una distancia botarán la bomba y así cada niño hasta que pasen todos; se devuelven, hasta acabarlos sin reventar.

        (DESPLAZAMIENTO EQUILIBRIO)

        2-EL SAPO: Cada niño se pondrá acurrucado, en sus manos llevará un plato con pimpones, saltarán siete veces hasta llegar al otro compañero y a la llegada le obsequiarán un dulce, un stiquer, pintucarita, etc.

        (COORDINACIÓN)

        3-EL BAILE: Se les pondrá el baile de la bomba para que se muevan de la cabeza a los pies en forma circular; hombros, cadera, manos y piernas.

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        (RITMO)

        4-EL ARO: Cada niño cogerá el aro y lo ubicarán en el cuello para moverlo circularmente; luego en la cintura, en los brazos y las piernas.

        'Psicomotricidad'

        (COORDINACIÓN)

        5-CAMINO PUNTA DE PIE: Cada niño se quitará los zapatos y quedarán en medias; sobre una colchoneta larga caminarán en puntas, se devolverán en los talones y luego en un pié.

        'Psicomotricidad'

        EJERCICIOS DE APLICACIÓN

        DOMINIO CORPORAL ESTÁTICO

        1-EQUILIBRIO POSTURAS DEL CUERPO: Flexión del tronco hacia delante, línea oblicua con el tronco y los brazos extendidos hacia delante y una pierna hacia atrás, realizando el mismo movimiento pero hacia saltando.

        2-SALTAR AL CORDEL: Saltar cogiendo el lazo en ubicación atrás del cuerpo, se les dirá que salten lentamente y mas adelante que lo hagan con más rapidez al balanceo con un pié.

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        3-PATO: Se les pide que pongan las manos en las rodillas, que inclinen el tronco y que caminen hacia delante en esa posición; también manos atrás con las palmas juntas; imitando la cola del pato.

        4- JUGAR A LA PELOTA: Rebotar la pelota y tomarla con las dos manos, luego con una sola mano y variar altura y fuerza.

        'Psicomotricidad'

        5-REBOTES DE LA PELOTA: Lanzar con rebote una pelota a un canasto ubicado cada vez más lejos entre 0,60 cms y 1,50 ms. De manera que el niño divida mentalmente esta distancia y en dos y dosifique la fuerza del envío.

        EJERCICIOS DE APLICACIÓN

        ESQUEMA CORPORAL

        1-Posición del cuerpo: Posición parado, mirando un punto como un juguete ó un cuadro. Verticalidad; un libro, una caja de maizena sobre la cabeza.

        'Psicomotricidad'

        2-MARCHA: Los niños caminarán de un extremo a otro, haciéndolo rápidamente, pero sin correr.

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        3-POSICIONES HORIZONTALES Y VERTICALES DE LOS BRAZOS: Coloca tus brazos en posición horizontal con las palmas de la mano frente a frente, coloca tus brazos en posición vertical, brazos contra las orejas, palmas de las manos frente a frente.

        'Psicomotricidad'

        'Psicomotricidad'

        4-POSICIÓN DE PIERNAS. Todos los niños unirán sus pies, luego los separan con un saltico; luego punta de pié adelante apoyándose sobre una pierna.

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        5-SEGMENTARIO DE LOS BRAZOS Y ANTEBRAZOS:

        Los niños ubicarán las manos en los hombros, tocándolos; hombros caídos y hacia atrás, manos en la nuca, manos en la cabeza.

        EJERCICIOS DE APLICACIÓN

        GESTUAL, VOCES.

        MOTRICIDAD FINA

      • PARA LABIOS: Desviar la mandíbula, manteniendo los labios juntos, abrir, cerrar de prisa, manteniendo los labios juntos

      • 'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

      • AGILIDAD DE LENGUA: Sacar la lengua y levantarla lo más alto posible; luego bajarla al máximo.

      • 'Psicomotricidad'

      • TÍTERES: Se ofrece una variación de personajes. Se contarán historias de los movimientos que se pueden hacer con el rostro; levantar cejas, naríz, boca, cabeza, etc.

      • 'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'
        'Psicomotricidad'

      • 4- PERSONAJE QUERIDO: Tomarán plastilina en las manos, para realizar y formar un personaje favorito.

        'Psicomotricidad'

        5- MEJILLAS: Inflar las mejillas y mover la boca a la derecha, a la izquierda; tomar aire y de nuevo…….

        'Psicomotricidad'

        10. DISEÑO CURRÍCULO

        Conjunto de criterios, planes de estudio, programas, metodología, procesos que contribuyen a la FORMACIÓN INTEGRAL, a la construcción de la identidad cultural, nacional, regional, local; incluyendo recursos humanos, académicos y físicos.

        TALLER

        TEMA: PSICOMOTRICIDAD

        LOGRO:

        El niño tiene que aprender a compartir todo lo que lo rodea, desde el material hasta el tiempo y el espacio.

        INDICADOR DE LOGRO:

        • Fomenta la autonomía personal.

        • Despierta su curiosidad e interés.

        • Desarrolla su creatividad e imaginación.

        11. RECURSOS

        Aros, pelotas, picas, cuerdas, sacos, telas, pañuelos, zancos, música, instrumentos, abanico.

        12. TIEMPO

        Se tratará de seguir al niño en el descubrimiento, orientando y haciendo evolucionar las situaciones en una hora y quince minutos.

        13. EVALUACIÓN

        Se grabará cada sesión en video, para análisis de cada alumno directamente.

        14. BIBLIOGRAFÍA

        http://www.escuelaeltomillar.com/psicomotricidad.html++quest++estdominio+corporal+estatico

        http://www.pmarti26/psicomotr.html

        Libro Expresión Artística y Corporal. Alejandra del Carmen Suarez. Instructora del Area de Preescolar.

        Ley General de Educación. Ley 30 de 1992-1994

        Decreto número 1860

        Resolución número 2343 de 1996: Indicadores de Logros Curriculares.