Psicomotricidad

Actividad corporal y física. Motricidad. Infancia. Niños. Desarrollo psicomotor

  • Enviado por: Pedro Alejandro Araya Zamorano
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

LA SICOMOTRICIDAD Y EL MANEJO DE LA REALIDAD

En la medida que el niño vaya logrando el dominio de las nociones sicomotoras, su comportamiento se hará más eficiente porque toda la acción humana es esencialmente sicomotora, llámese juegos, trabajo o deportes, o demás actividades de la vida diaria.

La actividad corporal no tiene como objetivo fundamental el desarrollo físico o funcional, sino que, muy especialmente, el conocimiento y control de su cuerpo, como las nociones espacio-tiempo, pues son las herramientas del manejo de la realidad.

A través de la actividad física, el niño conoce su cuerpo y la realidad que lo rodea. Así conoce sus capacidades y limitaciones, adquiriendo conciencia corporal.

Gran parte de la educación busca desarrollar las capacidades intelectuales, afectivas y físicas del niño, pero de la referencia corporal, de aquello con lo cual vivimos, muy pocos esfuerzos se han hecho.

La actividad física que por ser tan propia de la vida, no pasó desapercibida por el hombre, sino menospreciada, hoy debe aparecer en el centro de todo el comportamiento humano.

En la medida que se conoce y comprende la que es la sicomotricidad, se hace manifiesta y clara su importancia en la educación del niño.

El Niño y el Manejo de la Realidad.

¿Cómo pueden los niños chocar de frente? , ¿Falta de movimiento o falla sicomotora?

Las dificultades que el niño encuentra consigo mismo, con el medio que le rodea y con los demás, son en buena medida derivadas de una mala estructuración de su Esquema Corporal.

Desde un punto de vista sicomotor, no basta el trabajo motor de los niños. Es muy posible que sean capaces de una amplia gama de movimientos y sin embargo no dispongan de un buen control corporal para realizar los actos propios de lo humano.

El niño que no tiene aún estructurado su Esquema Corporal, tiene dificultades para enfrentar el espacio y el tiempo. Ello se traduce en un mal manejo del medio circundante; tropieza en su contacto físico con objetos, choques, caídas y accidentes frecuentes en la escuela y el hogar.

Se ha partido con el supuesto que el niño dispone y controla su cuerpo para utilizarlo en la vida diaria. Esto no es así; el niño tiene que aprender a conocer su cuerpo para usarlo.

Situaciones Sicomotoras.

El control corporal y el espacio temporal en el manejo de la realidad, son factores de gran importancia en la vida del niño y en su relación con los objetos y las personas.

Los factores sicomotores son observables en la acción del niño, sin embargo, son poco conocidos en su real importancia.

El niño ve los objetos, pero tiene que calcular velocidades, trayectorias, distancias, etc.

El niño tiene que aprender a controlar el espacio y el tiempo. Esto sólo lo logrará a través de la acción corporal.

Fallas Sicomotoras

El niño por su deseo de correr y jugar, está expuesto a múltiples dificultades derivadas de su falta de control corporal, como en el cálculo de distancias y velocidades.

¿Descuido o falla sicomotora?

A pesar de ver la silla, el niño que va corriendo tropieza y cae. No calculó bien la distancia ni su propia velocidad. Falla muy frecuente en los niños.

El niño no controla bien su cuerpo en la caída y se va de bruces.