Psicología dinámica

Psicología. Psicoanálisis. Teoría Psicoanalítica. Aparato psíquico. Teoría de la Pulsión. Freud

  • Enviado por: Neretxu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 25 páginas
publicidad

Psicología Dinámica

Concepciones erróneas de la Teoría Psicoanalítica

  1. Concepción panpsiquista. Para el psicoanálisis cualquier alteración tiene que ver con el trauma, con el psiquismo.
  2. Pansexualista. Freud no dice que todo tenga que ver con el sexo.

    1. La Tª de Freud habla de la sexualidad en un sentido muy amplio.

    2. Tampoco dice que todos los trastornos se puedan tratar por el ψanálisis.
  3. Freud tiene mucha fantasía.

    1. Las obras de Freud son trabajos que realiza con sus pacientes y los relata (nos dice que ocurre y que repercusiones hay).

    2. Cuando ve que en un paciente no encaja su teoría, se replantea lo que ha diagnosticado.
    3. Dice que todos los sueños son realizaciones del placer.
  4. Una lucha contra las normas. Freud no dice eso sino lo contrario, que para estar sano también hay que estar algo reprimido. Hace falta tener una barrera o algo que nos frene.
  5. Un ataque contra las religiones. Sí dice que hay gente que utiliza la religión para no tener una patología.
  6. El psicoanálisis está desfasado. En absoluto, pero sí que hay que actualizar y replantearse ciertos aspectos.

    1. En la práctica y en los centros públicos se utiliza mucho la técnica psicoanalítica.

El Psicoanálisis es...

  1. Un método de investigación de procesos anímicos (capaces de ser accesibles de otro modo) por medio de la observación, la interpretación de sueños, etc.
  2. Un método terapéutico para solucionar perturbaciones neuróticas que está basado en lo observado.
  3. Conjunto de conocimientos psicológicos que van construyendo una nueva disciplina científica.

Para leer a Freud es necesario leer todas sus obras desde la primera (1893) hasta la última (1938) y no sólo leer lo que escribió al final de su vida. Para poder llegar a sus últimos pensamientos, el estudioso debe conocer los pasos previos (conocer progresivamente es lo que le va a permitir adquirir el conocimiento).

Para una correcta lectura de Freud es necesario conocer los tiempos en que escribió:

  1. 1ª Etapa, escribe como médico, pura medicina, su objetivo es tener una visión neurológica del psiquismo.
  2. 2ª Etapa, introduce elementos que ya no son tan tangibles. Posición psicológica.
  3. 3ª Etapa, más filosófica, va más allá del psiquismo.

Los conceptos fundamentalesque Freud utiliza son:

  • Tópicos, elementos que conforman el psiquismo.
  • Economía, energía que puede ser invertida.
  • Dinámico, cómo funciona.

Aparato Psíquico

Economía

Teoría de la pulsión

Dinámica

Conflicto psíquico

1ª Etapa

Concepción

Biológica

1895

“La Psicología científica para neurólogos”

(O.C. 209 – 276)

Descripción neurológica

1905

“Tres ensayos sobre una teoría sexual”

(O.C. 1169 – 1237)

1ª Teoría de los instintos

1893

“Comunicación preliminar” (El mecanismo psíquico de los fenómenos históricos)

(O.C. 41-50)

Concepción tópico-traumática

2ª Etapa

Concepción Psicológica

1900

“La interpretación

de los sueños”

(O.C. Vol. 1 343 – 720)

Formulación de la 1ª tópica

1914

“Introducción al narcisismo”

(O.C. 2017 – 2033)

Modificación de la 1ª teoría

1918

“Historia de una neurosis infantil” (El hombre de los lobos) (O.C. 1941 – 2009)

Concepción dinámica-económica

3ª Etapa

Concepción

Metapsíquica

1923

“El yo y el ello”

(O.C. 2701 – 2728)

Formulación de la 2ª tópica

1919

“Más allá del principio del placer”

(O.C. 2507 – 2541)

2ª Teoría de los instintos

1926

“Inhibición, síntomas y angustia”

(O.C. 2833 – 2883)

Concepción estructural

Tópico

Economía

Dinámica

1ª Etapa

Concepción

Neurológica

Neurológico

Lucha entre los instintos del yo (personales) y los instintos sexuales (especie)

Tenemos conflictos porque hemos pasado por un trauma

2ª Etapa

Concepción Psicológica

Consciente, preconsciente e inconsciente (iceberg)

1ª Tópica

Poner la energía en mí mismo o en el exterior

La fantasía (p.e. creer que ha ocurrido una violación

y no ha pasado)

3ª Etapa

Concepción

Filosófica

Superyo (moral), ello (impulsos) y yo (controlador)

Vida (cosas que unen) y muerte (cosas que desunen, separan)

Trauma+fantasía, puede llevar a un conflicto o una posible patología.

Inversión,desde que nacemos tenemos una cantidad determinada de energía (hoy se le conoce como temperamento), por lo tanto hay que ver en qué invertirla. Se puede ir perdiendo energía a lo largo de la vida ante determinadas circunstancias pero se puede recuperar al estar en una situación que nos centre (p.e. trabajo, pareja) y enfrentar así las situaciones del pasado que no teníamos resueltas.

Dinámica,todos tenemos conflictos, es algo inherente a la persona. Freud introduce el término de conflicto interno.

Freud escribió su “Autobiografía” en 1924 (O.C. 2761 – 2800). Cuando él nace prima el positivismo científico, donde las tres cosas más importantes son la ciencia (Compte-Darwin), la moral (puritanismo victoriano) y las opiniones del Papa. Nació en 1856 en Austria. Hasta los doce años tiene una imagen idealizada de su padre; está enamorado de su madre (complejo de Edipo). Su formación académica e intereses son diversos: formación bíblica-religiosa, militares, literatura, actividad política, filosofía, antropología, biología, física.

En 1873 inicia los estudios de Medicina (histología del SNC). De 1876 a 1882 es nombrado ayudante de la cátedra de fisiología. Hace amistad que Breuer que trabaja con pacientes histéricas. Luego se va a París con Charcot, trabaja con él con pacientes histéricas y luego vuelve a Viena.

1895, trabaja con Breuer utilizando el sistema catártico (descarga brusca), al principio era el único sistema de terapia. Ana O., paciente de Breuer, sufre de parálisis, vértigo, contracturas, no puede tragar líquidos (vio a su perro beber agua de un vaso usado por ellos, le dio asco). Luego Breuer deja a su paciente y le da un ataque de histeria similar a cuando una mujer esta de parto, con gritos, movimiento de cadera. Freud le da mucha importancia a eso, Breuer no y deciden separarse. Freud se retira a la consulta privada y en 1891 publica un estudio de la afasia.

1. APARATO PSÍQUICO:


1895

“La Psicología científica para neurólogos”

(O.C. 209 – 276)

Descripción neurológica
Aquí Freud tiene una posición más neurológica-experimental, la Psicología como ciencia natural, radiografía de la mente. Establece que el psiquismo tiene dos principios:
  • Inercia neuronal, toda neurona excitada por un estímulo tiende a descargar la energía recibida.
  • Constancia, no todo estímulo produce una descarga (es necesario tolerar cierta acumulación de energía, retenerla).

El aparato psíquico funciona por un trasiego constante de energía.

Existen dos tipos de estímulos: endógenos(internos) y exógenos(externos).

Hay varios tipos de neuronas:

  1. Sensitivas (perceptivas). Perciben o recogen los estímulos internos o externos. Son incapaces de retener la energía, la lanzan a la neurona motora. Va a dar lugar al sistema primario.
  2. Motrices.
  3. Retentivas. Capaces de mantener la energía, reciben el estímulo y acumulan parte de la energía y la otra parte la lanzan (es necesario mantener un poco de tensión). Dan lugar al sistema secundario.

El comportamiento es diferente en función de las neuronas que predominen en el sujeto, por lo que es clave saber cómo será el paso de energía de una neurona a otra. Deben existir unas barreras de contacto para que unas retengan la energía y otras no.

Los sistemas psíquicos están condicionados por estos dos tipos de neuronas, que dan lugar a dos tipos de sistemas:

Sistema primario “Fi”

  • Rudimentario.
  • Descarga automática
  • Principio de inercia.
  • Respuestas inadecuadas e inespecíficas
  • No tienen capacidad para prever el futuro, pues descarga la tensión según le llega. Reflejos.
  1. Sistema secundario “Psi”
  • Principio de constancia.
  • Todo el día acumula energía sin una vía de escape (sin ella no puede resistir).

Por lo tanto, para poder funcionar bien debe existir un equilibrio entre los dos sistemas (descargar/tolerar = persona sana).


1900

“La interpretación

de los sueños”

(O.C. Vol. 1 343 – 720)

Formulación de la 1ª tópica

Ruptura con Fliess y “espléndido aislamiento”. A raíz de la muerte de su padre, Freud se deprime y no sabe por qué (activación de síntomas neuróticos, necesidad de estar con su madre). Empieza a autoanalizarse y escribe la interpretación de los sueños (situaciones depresivas sanas sirven para crear cosas). Su hipótesis es que todo sueño es una realización de deseos, ¿por qué sueño esto...?

Las características generales de esta etapa son:

  • Abandono de la posición neurológica.
  • Reflejo de su experiencia autoanalítica.

Su finalidad es señalar la estructura del sueño. Formula la 1ª tópica: consciente, preconsciente e inconsciente. Ahora ve al sistema neuronal como un conjunto sensitivo y motor. El sujeto percibe el estímulo por el sistema neuronal sensitivo y ese estímulo hace un recorrido progresivo hacia el sistema motor. Así es el aparato psíquico.

Sensitivo

Motor

Por ejemplo: Luz brillante Cerrar los párpados

Si el estímulo no encuentra una salida, vuelve para atrás y se queda en el intermedio  huellas mnésicas (ej. los sueños, alivian la tensión pero no por la vía motora sino alucinatoria). A lo largo de la vida se van dejando diferentes huellas, que son propias a cada persona pues cada uno reacciona de diferente manera a un mismo estímulo, se vive diferente.

Hay diferentes niveles: huellas fácilmente recuperables (consciente) y otras que se encuentran muy en el fondo, escondidas, más reprimidas y tapadas (inconsciente). Otras se sitúan en el medio, se puede acceder a ellas con ayuda (preconsciente).

Sensitivo

Motor

Huellas mnésicas

El aparato psíquico tiene dos movimientos básicos:

  • El progresivo, hacia delante.

Sensitivo

Motor

  • El regresivo (patológico), hacia atrás, buscando la salida por la vía alucinatoria, no por la motora.

Sensitivo

Motor

(ej.: Un sonámbulo  La persona descarga vía motora las cosas aunque esté dormido; si tiene hambre va a la nevera, no lo sueña, no es una alucinación, no es capaz de alucinar normalmente). No me puedo quedar con la energía dentro, con la tensión; busco una descarga motora y si no sale así, hay un movimiento regresivo y se produce la alucinación.

Por ejemplo, un bebé que tiene hambre, toma el pecho o biberón. A las 3 horas vuelve a pedir alimento –tiene tensión, lo lógico es que el alimento lo tranquilice, pero si la madre no está, se chupa el dedo (respuesta motora), le calma un poco, alucina (imagina que está tomando pecho, engaña al estómago, busca una satisfacción que no es real sino alucinación).

Los principios progresivo y regresivo son fundamentales para entender el funcionamiento psíquico. Luego Freud renuncia al mecanicismo de antes, a las leyes físicas y empieza a utilizar principios de funcionamiento, los principales son los de placer y realidad.

Principio de placer

Principio de realidad

Equivale

Ley de la inercia

Ley de la constancia

Rige

Inconsciente

Preconsciente / Consciente

Tendencia

- Descarga. Evitación del displacer y búsqueda del placer (reducir al mínimo la tensión energética).

- Tendencia a la regresión.

  • Adaptación a la realidad.
  • Tendencia a la progresión.

Implicación

Que las tensiones no tienden más que a descargar de manera inmediata.

Existe la capacidad de frustración, es decir, de diferir la satisfacción (capaz de esperar).

Observaciones

Hay tensiones agradables por lo que influye el factor temporal.

  • La persona con ley de inercia – persona primitiva
  • La persona con ley de constancia – persona más reflexiva (fantasía – obsesión, mayor equilibrio entre ambos principios = persona sana).

Los sistemas psíquicos son representaciones intuitivas de los lugares psíquicos en donde se consideran localizados y activos los diversos contenidos psíquicos: motivación, afecto, representación (fantasía, percepción, recuerdo, idea). Esa representación es cómo yo lo veo (montaje de las cosas que llevo dentro) y va unida al afecto (ej.: muerte-tristeza).

Los sistemas psíquicos son un lugar figurado de localización de contenidos psíquicos...

Puntualmente autopercibidos y directamente actuales.

Contenidos psíquicos que están suprimidos pero intermitentemente activos (a veces provocan efectos o no).

Dinámicamente reprimidos pero permanentemente activos (están siempre y no nos damos cuenta)

En el inconsciente se encuentran todos los contenidos representantes de las pulsiones; ésta es la tendencia más profunda del ser humano, las pulsiones que tenemos están aquí.

Las ideas buscan siempre salir a la superficie (ej.: balón dentro de una piscina), es complicado meter para dentro las ideas y siempre tendrán que salir. Hay pensamientos que no se tolera que salgan, son más peligrosos, más reprimidos y llevan más costo de energía y atención para que no se escapen. Limitar el arco de visión para no ver esa idea reprimida puede ser sano o no, dependiendo de la situación. Cada uno tiene recursos para reprimir las fantasías (ideas), si insisten que quieren salir y no se suprimen, se tratan de reprimir.

La represión es un mecanismo sano, pues gracias a ello tengo controladas esas ideas (ni me acuerdo de ellas). Freud dice que la represión es como un dique en un puerto, que no permite que las olas entren (estoy protegido de una serie de inconvenientes, me tranquiliza). La represión pone un dique para que todas esas ideas-fantasías lleguen muy suaves.

Freud dice que existen dos tipos de procesos: proceso primario y proceso secundario.

Proceso Primario

Proceso Secundario

(típico del inconsciente)

(típico del preconsciente y del consciente)

Disociación: Representación y afectos

(ej.: al tener una buena noticia, lloro)

Unión: Representación y afectos

(ej.: al tener una buena noticia, me alegro)

Tendencia a emerger a la conciencia

Tendencia a defenderse de lo inconsciente, gracias a la represión.

Pensamiento mágico (Omnipotencia de la fantasía, no causalidad ni contradicción)

Pensamiento lógico (Acata la reglas de la causalidad y de la contradicción) (existen las leyes del tiempo y el espacio)

Representación de la cosa (No se expresa por la palabra) (no tiene palabras para expresar algo)

Representación de la palabra (ej.: la persona puede decir “es que estoy furioso”)

Identidad de percepción (Búsqueda en el recuerdo), cuando yo tengo un problema voy a algo que haya sido similar.

Identidad de pensamiento, el sujeto tiene capacidad de abstracción, no de buscar una situación pasada similar sino abstraer una ley

¿Cómo es la persona sana?, lo lógico sería pensar que el secundario (esto sería la ciencia) pero realmente se necesita un equilibrio entre ambos principios, debe estar balanceado, si no habrá problemas. Proceso primario-fantasía; proceso secundario-realidad.


1923

“El yo y el ello”

(O.C. 2701 – 2728)

Formulación de la 2ª tópica



Freud dice que no sirve solo señalar el preconsciente, consciente e inconsciente, hay que añadir algo más: el ello, el yo y el superyo.

Empieza a tratar a Juanito, un niño que sufre de fobia a los caballos (es el único caso que trata a un niño). Freud no ve al niño, sino que por medio del padre realiza el tratamiento y consigue una curación. El problema surge cuando Juanito crece y no recuerda nada. En la niñez tenía una gran agresividad hacia su padre y un gran cariño a su madre; el enfado que tenia contra el padre lo refleja en el caballo.

Freud consigue sacar lo reprimido del inconsciente (el enfado que sentía contra su padre; pues en la niñez lo hizo consciente, la fobia desapareció pero en la edad adulta no lo recuerda y aparece como algo reprimido). Freud se plantea tratar de contestar, ¿cómo algo que fue consciente fue olvidado?, pues la fobia desapareció y luego se da una amnesia infantil. Plantea que algo serio debe pasar para que todos tengamos una amnesia infantil, por lo que tiene que revisar la primera concepción (consciente, preconsciente e inconsciente).

El ser humano no es simplemente el Yo consciente (lo que se hace y se cree ser), no es solo lo que piensa voluntariamente de forma consciente; debe existir otra parte que se escapa, el Yo inconsciente (el yo que conoce del todo y que no podemos controlar). No sirve que el sujeto recuerde las cosas (Juanito recordó pero luego lo olvido), así que la técnica no consiste exclusivamente en recordar un suceso traumático. Por lo tanto, Freud hace un recuestionamiento de todo el aparato psíquico y plantea “El yo y el ello”.

ELLO

El ello es genético, hay una continua producción de energía que tiende a la descarga, ahí están las cosas más profundas (motivos, pulsiones, instintos) que intentan descargarse.

Cuando se bloquea la descarga se da la neurosis (enfermedad que tiene que ver con un bloqueo de todas las tendencias más profundas del ser humano, del ello).

El sujeto nace con el ello, cuando nace solo es ello. Esa energía que tiene el sujeto tiene dos salidas:

  1. Síntomas, descarga neurótica por la vía patológica.
  2. Sublimación (ej.: escultura, arte), vía de descarga sana.

No es malo tener agresividad sino el uso que haga de ella, hacia donde la dirija, cómo la maneje, así será positiva o negativa. Freud dice que todos los sujetos tenemos dos tendencias en el ello:

  1. Pulsiones sexuales (crear cosas nuevas, unir).
  2. Pulsiones agresivas (destruir, separar, romper).

Por ejemplo, que un niño juegue con pistolas de juguete en sí no es malo, depende del uso que se le dé (según el aparato psíquico de la persona).

Implicaciones:

  1. Si se bloquea la salida de las pulsiones agresivas se provoca un trastorno (de algo que está en tensión que necesita un escape).
  2. Cómo se puede saber el grado de patología en una persona y dar un pronóstico, dependerá del grado de energía que tenga (cuando hay más carga de energía, más enfermedad o más salud depende de la cantidad de energía). La energía va a ser imprescindible para la subsistencia, pues permite que el sujeto pueda funcionar y dependiendo del uso que haga de ella, el sujeto tendrá síntomas de patología o cultura (sublimación).

El ello se va a regir siempre por el principio de placer (descarga inmediata). El sujeto va a tener problemas cuando no sea capaz de dar rienda a sus propias tendencias (bloqueo). Hay que permitir ciertos placeres para que la energía fluya si no se puede producir una patología.

El ello funciona siempre a nivel del inconsciente, constituido por dos tipos de contenidos:

  1. Pulsiones que jamás han llegado a la conciencia.
  2. Otras que han estado en la conciencia y que han sido reprimidas.

La patología del ello es la neurosis. Freud cree que se pueden hacer algunas generalizaciones de determinadas patologías para saber por dónde van:

  • Neurosis obsesivas (retenidas sin vías de descarga), tiene que ver con las pulsiones de agresividad (ej.: el personaje de Jack Nicholson en Mejor imposible).
  • Neurosis histéricas, pulsiones sexuales reprimidas, con el deseo de estar con alguien o hacer algo por alguien.

YO

El yo se forma siempre a partir del ello, en el momento que entra en contacto con la realidad ya empieza a formarse, cuando se nace. Se organiza a través del contacto con el mundo exterior y tiene el papel de intermediario entre el mundo externo y el mundo interno.

El yo es un regulador y catalizador entre lo externo y lo interno (“yo piel”). Si no existiera el yo no tendríamos ninguna barrera que nos cuidara o protegiera del mundo interno. La psicosis (dificultad en el establecimiento del yo)  se da una confusión entre la fantasía y la realidad, lo que dentro y lo externo.

El yo se estructura siempre a partir de una relación con el mundo exterior (se nace con ello y luego surge el yo). El yo al principio no tiene conciencia de lo interno y lo externo, se va a ir formando por medio de la gratificación y la frustración. El yo se organiza de tres maneras:

  1. Yo físico: Se va formando por medio de la madre, que le va enseñando al bebé donde acaba él y donde empieza su entorno (el sujeto no sabe lo que es dentro-fuera). Si el yo físico está bien organizado, va a sentir y controlar su cuerpo más o menos al primer año. Luego la mamá empieza a hacer algo más allá del yo físico.
  2. Yo afectivo: La madre inyecta constantemente autoestima al bebé (ej. diciéndole que es guapo), que le va a dar ese sentimiento de valía al niño (yo valgo), le va a reconocer al niño. El niño sigue siendo reforzado por el adulto (que es guapo, fuerte...) pero llega un momento en que hay contradicción (ej. con lo guapo que soy porque me mandan a la cama  frustración), más o menos a los 2 ó 3 años, luego inicia el yo intelectual.
  3. Yo intelectual: Surge después de tener un yo afectivo y frustraciones (ej. ya verás cuando sea grande); el niño empieza a buscar una serie de salidas. Si no le permiten al niño frustrarse nunca va a aprender. Si el yo físico está mal estructurado no podré hacer un buen desarrollo del yo intelectual (es necesario un buen desarrollo físico y emocional).

Una personalidad madura es aquella que consigue adaptarse a las demandas del ello y las exigencias del superyo. La patología surge cuando hay un conflicto entre ambas partes. Mi yo me permite percibir la realidad.

Las características del yo se pueden ver desde un prisma global o fraccionado. Esto llevará a ver a la persona como un todo o a veces solo como un aspecto de la persona (deformación del yo, ej.: en un alumno tomar en cuenta solo las notas y no otros aspectos). Los aspectos parciales nunca pueden tenerse como una totalidad.

Funciones del yo con la realidad externa:

  1. Adaptarse. Consigue integrar las tendencias que tengo (necesidades, motivos) con las posibilidades que ofrece la realidad externa.
  2. Verificación de la realidad. El yo tiene que verificar cómo es la veracidad de la realidad (ej. es así, esto ha pasado).
  3. Organización de la motricidad y la conducta efectora. Moverse para conseguir lo que quiere.

Funciones del yo hacia la realidad interna:

  1. Insight o captación. Capacidad de darse cuenta de algo (capacidad de mirarse a sí mismo y autocaptación).
  2. Inhibición. Capacidad de inhibir estímulos de la realidad externa para disminuir la fuente de conflicto.
  3. Ansiedad. Permite que nos demos cuenta de que algo anda mal (señal de alarma, ej. fiebre). Si no existe esta señal el yo no puede poner remedio, primero hay que percibir que hay tensiones externas y así hacer algo.
  4. Funciones defensivas. El yo se va a encargar de defenderse de todo lo que ocurre (ej. la represión es un mecanismo de defensa del yo).

El principio regulador es el principio de realidad. El placer que trata de conseguir el yo es más duradero (en el ello es fugaz).

El yo posee dos niveles de funcionamiento:

- Consciente, que yo haga acciones para acomodarme a la realidad.

- Inconsciente, hay algo que aunque yo no tenga el control, hace que pase. A veces esta parte es preconsciente (ej. actos fallidos, resistencia al inconsciente, sueños)

La patología que se deriva de problemas en el yo es la psicosis, problemas de integración de lo externo y lo interno (fantasía-realidad). En la esquizofrenia, el yo está roto o partido. En el melancólico el yo está débil pero no está fragmentado. En el paranoide una parte del yo está afectada; el sujeto funciona bien salvo por sus paranoias.

SUPERYO

Está formado por la internalización de las exigencias parentales (hace suyas las exigencias de sus padres). Lo rige el principio del deber. El sujeto puede hacer suyas esas exigencias o lo opuesto (se va a identificar con lo contrario de sus padres).

Hay tres momentos en los que se va a formar el superyo:

  1. Durante los 2-3 años se establece un superyo rudimentario (se establecen las primeras reglas, control de esfínteres, dónde y cuándo).
  2. A los 4-5 años se da el complejo de Edipo o Electra, identificación del niño con su madre y la niña con el padre. La personalidad a los 5 años ya está estructurada-formada, luego se van a hacer cambios o posibilidades de cambio.
  3. En la adolescencia, último momento de organización.

El principio del deber es el causante de que tenga una conciencia y sentimientos de culpa (ej.: ser consciente cuando he cometido un error, sentir la responsabilidad de ello). También se puede sentir culpable de forma inconsciente (ej.: no sabe por qué se siente así). El superyo puede ser consciente o inconsciente.

Cuando hay problemas en la organización del yo, la patología sería la psicopatía (psicópatas). Se caracteriza por la tendencia impulsiva que tiene un sujeto para actuar sin freno (al neurótico lo frena el yo, pero a este no). Algunas psicopatías tienen que ver con la sexualidad, la pulsión agresiva (delincuencia) que no es capaz de controlarse (el sujeto necesita algo que le pare, busca a alguien externo que le pare. Ej.: el niño, el golpe de la madre para estarse quieto).

Si existe un hiperdesarrollo de las tendencias sexuales  perverso sexual; impulsos agresivos más sexualestoxicomanía; tienen un origen por una limitación entre el placer sexual y la agresividad.

Descripciones freudianas del aparato psíquico

  • Sistemas de Personalidad (1ª tópica)

YO

SUPERYO

ELLO

  • Integración de sistemas e instancias (1ª y 2ª tópica)
  • Instancias de la Personalidad

Cuadros psicopatológicos resultantes (por escotomía o atrofia de cada una de las instancias)

YO

SUPERYO

ELLO

YO

SUPERYO

ELLO

YO

SUPERYO

ELLO

Psicopatía

Atrofia del Super-yo

(delincuencia o perversión)

Psicosis

Atrofia del Yo

(formación delirante)

Neurosis

Atrofia del Ello

(síntoma neurótico)


2. ECONOMÍA (Teoría de la Pulsión)

1905

“Tres ensayos sobre una teoría sexual”

(O.C. 1169 – 1237)

1ª Teoría de los instintos

1914

“Introducción al narcisismo”

(O.C. 2017 – 2033)

Modificación de la 1ª teoría

1919

“Más allá del principio del placer”

(O.C. 2507 – 2541)

2ª Teoría de los instintos

Freud dice que existe una situación traumática que provoca los conflictos en la persona. A veces hay estímulos en el exterior que son más fuertes que los de nuestro organismo y que actúan como un cuerpo extraño y provocan toda una serie de consecuencias (ej.: piedra en el zapato). Puede tener un impacto tan grande que psicológicamente le crea problemas al sujeto.

Por ejemplo, las histéricas sufren reminiscencias de situaciones traumáticas y estos recuerdos se apoyan en toda una serie de fantasías. El trauma es muy importante, es el movimiento de la vida; los traumas están apoyados también en fantasías que son las que van a permitir que esos traumas cuajen en la persona.

1897. Todos los humanos tenemos una serie de recuerdos encubridores, de toda una serie de representaciones y fantasías que consideramos que no están bien (tapar otras cosas más importantes o más fuertes). Un mecanismo de defensa para protegernos de cosas que son desagradables para el ello.

El concepto de pulsión es fundamental y diferente al concepto de instinto (algo que viene genéticamente determinado, con un objetivo y final determinado, todo está programado). El instinto es una vertiente más biológica, corporal. En la pulsión el sujeto no solo funciona a través del instinto, sino una combinación entre lo biológico y lo psicológico, esto lo diferencia de otros animales (en el instinto no está lo psicológico). Por ejemplo, con el instinto si tenemos hambre solo podemos satisfacernos comiendo, en cambio con la pulsión de hambre nos podemos satisfacer: comerse los libros, te como a besos, etc.

El instinto necesita de cierto objeto para obtener la satisfacción pero la pulsión no (ej.: tener un objeto sexual (instinto) y ver la luna y las estrellas (pulsión). Freud siempre va a hablar de la pulsión, no del instinto. Todos los actos psicológicos están puestos en marcha por la pulsión.

Instinto sexual = vertiente más biológica

Libido: energía psicológica de toda la sexualidad que tiene el sujeto. La libido es un concepto límite entre lo biológico y lo psicológico que tiene una representación física de todo lo corporal. Es el engranaje entre la energía biológica y psíquica, tiene una fuente de excitación (arranca desde zonas corporales específicas) que están en un lugar (zonas erógenas, continuamente están funcionando, sino están circulando se va a producir un bloqueo). Una persona sana es la que va a tolerar que esa energía este funcionando siempre.

La energía tiene que tener sus puntos de desahogo (aliviar la tensión, sino se libera habrá problemas o si se libera inadecuadamente, por lo que hay que buscar un sistema para la libido). Intrasomática, esta energía viene de dentro del organismo no de fuera. Tiene que estar basado en lo más biológico y está anclada en lo biológico. Exige de una cantidad de trabajo.

Características de la pulsión:

  1. Intensidad. “... se entiende un factor motor, esto es, la suma de fuerza o la cantidad de exigencia de trabajo que representa.” Aspecto cuantitativo de la pulsión: a mayor intensidad, mayor cantidad de pulsión, mayor cantidad de descarga y mayor rendimiento en un trabajo para bien o mal (síntoma o salud). Si pone de manifiesto mayor intensidad de descarga, mayor capacidad de disfrutar y gozar (creatividad). Si el sujeto no es sano va a tener grandes cantidades de síntomas, cuando tiene mucha intensidad en las pulsiones necesitará permanentemente satisfacción (una intensidad excesiva nunca encontrará una buena descarga).
  2. Fin. “... es siempre la satisfacción que solo puede ser alcanzada por la supresión del estado de estimulación de la fuente del instinto.” El fin es siempre la satisfacción que solo se puede lograr por la supresión, si tengo una pulsión necesito una descarga. Hay fines que los puedo conseguir inmediatamente, otros poco a poco. Por ejemplo, una persona con mucho amor para los demás puede conseguir su satisfacción trabajando en una ONG. En la actividad patológica, el fin lo confunde con el sadomasoquismo, disfrutar provoca más tensión; un obsesivo se agrede a sí mismo y a los demás.
  3. Objeto. “... es la cosa en la cual o por medio de la cual puede la pulsión alcanzar su satisfacción.” El objeto puede ser el dinero, satisfacción de poder, dominio, persona, etc. incluye personas y objetos inanimados. El objeto es la cosa por medio de la cual encontramos la satisfacción (ej. una persona me puede calmar). Esa cosa/objeto puede ser externa o interna. La patología se va a ver cuando ese objeto, es un objeto pervertido (ej. un adulto necesita un juguete de un niño).
  4. Fuente. “... se entiende aquel proceso somático que se desarrolla en un órgano o parte del cuerpo y es representado en la vida anímica por el instinto.” Es un proceso somático, hay determinadas fuentes en el desarrollo (oral, anal, genital), tienen una base biológica, zonas erógenas cargadas de tensión de una manera especial (ej. en la etapa oral por medio de la boca el niño conoce su mundo, chupando, es la ventana que tiene, más adelante será la anal por medio de ella se relacionará, más esfuerzo de control, los esfínteres).

La pulsión es un concepto límite entre lo biológico y lo psicológico. Algunas de sus aplicaciones son:

  1. La pulsión se apoya siempre en necesidades corporales (p.e. al principio es por medio de la boca), se apoya en una zona concreta.
  2. La pulsión se objetaliza, se llena de afectos.
  3. La pulsión se mentaliza, la llevamos a la mente, la fantaseamos, la imaginamos, es el placer por fantasear y desarrollando todo un mundo de fantasías.
  4. La pulsión se desplaza y se simboliza, se puede reflejar en otros aspectos colaterales (desplazamiento de las verdaderas preocupaciones de las personas a objetos. Ej.: en el lugar de pelear con el hermano mayor pelea con el mayor de la clase).

1905

“Tres ensayos sobre una teoría sexual”

(O.C. 1169 – 1237)

1ª Teoría de los instintos



Freud considera que todo lo que pasa en el psiquismo tiene que ver con la pulsión, el empuje. Por lo tanto, en 1905 escribe la obra “Tres ensayos para una teoría sexual”. El primer ensayo consiste en 7 artículos acerca de las aberraciones sexuales; el segundo ensayo es acerca de la sexualidad infantil, los niños también tienen sexualidad (hay sana, rara y extraña), existe en los adultos una especie de negación de que esa sexualidad no existe. Desde el principio el niño tiene sexualidad aunque no es la misma del adulto, genitalidad, más dirigida a la procreación. En el tercer ensayo, 3 artículos, habla de una metamorfosis de la pubertad, esos cambios tienen grandes repercusiones en el psiquismo, readaptación psicológica.

Sexualidad  Autoconservación

Estos ensayos hacen que sea una de las obras más transcendentales de Freud. Empieza a estudiar las pulsiones sexuales porque ve cómo en las neurosis siempre hay un componente sexual (por una descompensación que vemos en el síntoma neurológico, el sujeto reprime, no consigue aliviar de manera adecuada, al bloquearse la salida se producirá una descompensación). Cuando hay una neurosis siempre hay una represión excesiva de la sexualidad (hay que tenerla para poder funcionar pero no en exceso).

Las pulsiones siempre las plantea en una dialéctica, entre pulsiones sexuales y pulsiones de autoconservación. Hay pulsiones de autoconservación para poder cuidarnos y mantenernos; designa así a un conjunto de necesidades que están ligadas a funciones corporales que el sujeto necesita para sobrevivir (ej.: pulsión de hambre, de eliminación). La función principal de estas pulsiones es la de conservación del sujeto, que yo me mantenga vivo, sometidas al principio de realidad (si yo no tengo una visión realista no voy a poder conservarme/sobrevivir. Ejemplo: en la anorexia, se ve más gordo de lo que está realmente). Freud les va cambiando de nombre: primero habla de pulsiones fisiológicas, luego de pulsiones de autoconservación y por último, pulsiones del yo.

La pulsión sexual (prototipo de las características de la sexualidad infantil), siempre se va a apoyar en las pulsiones de autoconservación, más fisiológicas (diferentes fases del desarrollo).

Características fundamentales de la sexualidad infantil:

  1. Fase oral. Carácter anaclítico (necesidad de tener un apoyo para poder sobrevivir, ej. el bebé necesita de la madre), son retroalimentaciones (la madre también necesita del bebé). A lo largo de la vida en las relaciones con los demás vemos más o menos activada está relación anaclítica (ej. al inicio de un noviazgo  desaparece cuando madure la relación). Tiene independencia de la zona genital, no hace falta la genitalidad para obtener un placer (p.e. el niño y al inicio del noviazgo).
  2. Fase Anal. Se centra en la zona de la mucosa intestinal. Como existe toda una serie de patrones o formas que el bebé debe enfrentar, control de esfínteres.
  3. Fase Fálica. Tiene una importancia fundamental, el niño empieza a valorar sus propias cosas y luego entra en la fase anal.
  4. Fase Anal. Complejo de Edipo, para Freud es universal, como una similitud para decir que todos los seres humanos pasamos una fase que de una manera u otra hemos tenido, que posiciona a los padres de una manera especial.

Toda la evolución de las pulsiones sexuales cada vez va en ascenso (pulsión oral  anal fálica) y en la fase anal el complejo de Edipo desaparece de la sexualidad. Freud dice que como consecuencia de esa situación edípica, única en el hombre y no en otras especies, el sujeto cae en un desinterés absoluto/aparente de la sexualidad.

El hombre es la única de las especies animales en que existe una fase de latencia (6-7años hasta la pubertad), tenemos la sexualidad, la dormimos y vuelve a parecer en la pubertad. La sexualidad es tan grande que la única forma es acallarla para poder funcionar porque tendría que lanzarme si no la acallo. En la adolescencia se dan cambios psicológicos ocasionados por los cambios biológicos.

Freud concibe una 2ª teoría. Llega a decir que las pulsiones sexuales y las del yo (autoconservación) están enfrentadas, ello conduce a Jung a dudar y dice que tanta pulsión sexual no existe y que no solo eso mueve al sujeto. Surge una discusión entre Jung y Freud y se separan, Jung va a hablar no de pulsiones sexuales sino de pulsiones más amplias, cósmicas.

1914

“Introducción al narcisismo”

(O.C. 2017 – 2033)

Modificación de la 1ª teoría


Freud en un intento de argumentar su teoría escribe “Introducción al narcisismo”. En esta obra Freud dice la importancia va estar en lo que yo pongo la libido, en el yo o en los objetos.

Libido

Pulsión sexual Yo

Pulsión del yo Objeto

Freud establece que el psicótico no conoce la diferencia entre la fantasía y la realidad, es una persona que vive en su mundo (p.e. paciente que está en el hospital y cree ser Napoleón). La verdad dinámica del proceso patológico es la dificultad en poner la energía en el mundo externo (no como el neurótico que reparte la energía en diferentes lugares externos). El psicótico no puede poner la carga de energía en el exterior (investir), entonces la tensión/energía tiene que buscar una salida, siempre hay que aliviar la tensión (imaginarse, morderse). Entonces buscaré algo que me permita aliviar esa tensión (entusiasmo) hacia ciertos objetos internos, cosas mías y en esa parte mía yo pongo la tensión/energía/entusiasmo (p.e. un niño puede ser psicótico clínicamente pero es porque todavía no está completamente formado, si sigue así en la edad adulta si podríamos hablar de un sujeto psicótico).

Narcisismo   Libido objetal

El psicótico es incapaz de investir su energía en los objetos. Freud observa esto y que en situaciones normales al sujeto normal le pasa lo mismo (esa vuelta de energía hacia sí mismo) y no son psicóticos (si lo hago sin querer, psicótico y si lo hago queriendo, sujeto normal). Por ejemplo, cuando termina el día retiro la energía del exterior y la traigo a mí, se producen sueños, alucinaciones... empiezo a hacer cosas que en la realidad no están permitidas pero en el mundo interno sí. En esos momentos nosotros estamos en contacto con nuestra parte psicótica = retracción narcisista, repliego toda la energía para mí y empiezo a movilizar mi mundo interno; luego me despierto, me levanto y me reencuentro con el mundo externo (se levanta de un brinco, poco a poco, hasta mediodía...). Cómo yo me desengancho de mí para engancharme al exterior y volver a investir/cargar el mundo externo.

Ese reencuentro con el exterior nos dice cómo el paciente se sitúa ante la vida y cómo va marcando la psicopatología (p.e. el psicótico no llega a desengancharse de su mundo, así una pregunta clave sería ¿cuándo está más deprimido por la mañana o por la tarde?, el psicótico estaría más deprimido por la mañana y por la tarde seguiría sin reengancharse al exterior; el neurótico se va reenganchado durante el día aunque sea poco a poco).

El sueño sería un ejemplo de retracción narcisista (p.e. desconectarme de la realidad para cargar pilas para poder funcionar, esto no es malo). El duelo también sería una retracción narcisista, en la relación con una persona/objeto de amor toda esa energía puesta en la persona la vuelvo hacia dentro al terminar la relación, a buscarla dentro de mí y enlazo con el recuerdo de la persona y no con la persona real hasta el punto en que encuentro alivio y puedo ver otros objetos en el exterior.

Enamoramientoretracción narcisista. El sujeto pone toda la energía en la otra persona, su media naranja, es la persona más importante para él. Si fracasa dicha relación la energía vuelve a él: se vuelve a enamorar o no. Esto abre paso a un problema teórico, ¿la energía dónde la pones, en ti o en el otro (el objeto o yo)? Cuando hay un enamoramiento hay que ver el objeto: qué aspectos de él me gustan.

  • En la 1ª parte del enamoramiento ella lo es todo → difuminación de todos los caracteres y una cualidad predomina.
  • En la 2ª fase la realidad se va imponiendo, ella tampoco es la más... (contrasto). Si esto no ocurre estamos en una relación psicótica, no hay contacto con la realidad. Por ello, cuando yo me enamore de esa persona habrá que ver por qué, igual me enamoro de cosas de mí mismo (¿me enamoro de ella o de mi?), puede que se haya enamorado solo de un aspecto de la persona y no de toda la persona…

Hay objetos totales-globales y parciales (solo me fijo en un aspecto = imagen parcial y me relaciono solo con una parte del objeto). Así se podría entender que después esa persona ya no me interese pues sólo había visto un aspecto de ella, ¿por qué yo me enamoro de ese objeto parcial?:

  • de algo que me hubiera gustado ser, me enamoro de aspectos que no tengo (a veces el enamoramiento es con uno mismo).
  • me enamoro de un aspecto mío infantil (se parece a mí cuando era niño...)

El enamoramiento total es un poco difícil a nivel teórico, el problema no es que pase sino que abuse de ello. Se puede dar también una confusión yo-objeto (p.e. seguidores de Elvis). Buscamos dónde invertir nuestra energía → si la invierto en el yo = psicótico y en el objeto = me muero; por ende es necesario una dinámica entre ambos.

¿Cómo manejamos el narcisismo?, hay que integrar los aspectos parciales y veo si me interesa. Va a depender de cada persona, cómo maneje las partes de la otra persona. Cuando el yo está muy fraccionado, el sujeto no tiene sus partes integradas, son verdaderas rupturas (la mujer no tolera que su marido sea así...). El psicótico lo que hace es renunciar al investimento del mundo exterior. El neurótico se acerca a la realidad y si fracasa se deprime y vuelve a salir.

Freud se plantea que uno no puede vivir solo interesado por los objetos o el yo, por lo que al final se acaban uniendo las dos libidos objeto-yo. La persona narcisista patológica pone toda su energía en el yo, psicótico. El narcisismo es bueno, es la base de la buena personalidad mientras no se vuelva patológico.

La experiencia narcisista en la enfermedad somática la investimos en nosotros mismos (la energía vuelve hacia el yo), (p.e. cuando nos duele la cabeza, en la medida en que le prestamos más atención más nos duele). Cuando hay una dolencia ponemos ahí la carga, es diferente la somatización de la hipocondría (sensación de sentirse enfermo). El hipocondríaco es una persona que tiene todos los males, no tiene nada pero es como si lo tuviera. No lo inventa, realmente tiene la sensación de estar enfermo. En la enfermedad somática existe una base real, pero en la hipocondría no.

Freud con la introducción al narcisismo plantea que el yo es a la vez sujeto y objeto. Describe como el sujeto necesita una parte de su energía para el mismo y otra parte para el objeto.

Falso altruismo” → Persona sobreprotectora dice que “no se ocupa de ella” sino del otro, pero puede realmente estar ocupándose de ella misma. Si yo me dedico al otro al 100% me muero. Debe haber algo que devuelva, que realimente el yo (circulación de energía); si no puede ocurrir una descompensación (todo-nada/casi nada), imposibilita una buena relación.

Cuando tengo un problema quito energía de otras áreas y la invierto en el área en que tengo el problema; hago un balanceo, si no se rompe la relación (p.e. si tengo el 70% de mi energía en mi pareja y el 30% en mi trabajo y surge un problema laboral retiro parte de la energía que tengo en mi pareja y la invierto en mi trabajo).

Por lo tanto, la salud consistiría en poner la energía donde se necesita en cada momento (p.e. exámenes finales, quitar energía de familia-amigos pero al pasar los exámenes hay que ponerla en otro sitio). La energía es flexible y fluctúa, hay que saber distribuirla en determinados momentos y circunstancias. Lo importante no es la realidad objetiva (p.e. horas de trabajo) sino cómo se vive y percibe eso, la calidad de eso. Esto en un problema para el neurótico, le cuesta mucho esfuerzo (yo-mundo externo, engancharse y no funcionar espontáneamente), el psicótico, no encuentra un objeto, vuelve la energía sobre sí mismo y no necesita del exterior, es “autosuficiente” y eso sería patológico (los demás son un reflejo de él mismo, yo puedo hacer las cosas solo). El melancólico no tiene ganas de investir su energía.

VIDEO: “La bella y la bestia”

El cazador “que vea la belleza que hay en mí” (casarse con Bella), está centrado en sí mismo, sus necesidades; dice que ella tiene una gran suerte porque ha sido su elegida (ella no tiene identidad como tal sino por el valor que él le da). Se mira continuamente al espejo, su organización mental va en una misma línea: lo que dice, lo que hace, comenta aspectos de él (Yo) no del objeto (ella).

Cuando va a proponerle matrimonio, otra persona iría nervioso, inquieto, cómo la consigo... porque mi importa el otro no yo mismo; esto no se ve en el cazador. No se da cuenta de que es él el que está dudando y lo proyecta en su amigo (mecanismo de defensa). No tiene capacidad de autocrítica, no se imagina que puede fracasar, no reconoce lo que le pasa, no tiene ningún desarrollo del yo (físico, intelectual, emocional). No coincide lo que él quiere con lo que va a conseguir (problema fantasía-realidad), mecanismo de defensa de un psicótico.

“... esa chica tiene que lucir la belleza que hay en mí...”, cada uno ve lo que puede ver. No aprecia el lenguaje no verbal de ella. Puede tener una patología narcisista pero en el fondo él no tiene autoestima y tiene que realzar lo que no tiene, tiene estructuras débiles del yo (físico, emocional, intelectual), una situación puede impactar en ella y causar una catástrofe (tiene el nivel más bajo de consolidación = caída brusca de su autoestima). Una persona normal se recupera (los psicóticos utilizan el propio nombre no usan el yo, hablan en tercera persona).

Cuando es rechazado en público, nada tiene ningún sentido, la energía llega y necesita una salida si no hay un intermediario, descarga motora (agresividad, destape). Es necesario apoyar al yo, hablar al paciente, decirle que nosotros somos un apoyo pero no permitir que nos utilice. Apoyo anaclítico, la persona no puede funcionar sin mí y yo sin él (como el que existe entre la madre y el bebé), sin este apoyo no puede funcionar, en exceso puede ser patológico (psicótico. Rechazo, no se plantea en que puede mejorar, no soporta la autocrítica). Se centran solo en objetivos parciales (el hoyuelo, los bíceps, el cuello...) (el yo se desarrolla en el 1er año de vida, en la etapa oral).



Teorías freudianas sobre la pulsión

1ª Formulación

2ª Formulación

3ª Formulación

1919

“Más allá del principio

del placer”

(O.C. 2507 – 2541)

2ª Teoría de los instintos


En 1920 escribe “Más allá del principio del placer”, cuyas 2/3 partes son filosóficas. Tanto la libido objetal como el narcisismo son pulsiones de vida, tratar de unir (todas aquellas que tienden a unir, agrupar). Las pulsiones de muerte son las que separan, destruyen. Por ejemplo, un psicótico que se cree que es Napoleón (delirio), esto es un intento de agarrarse a la realidad, busca una fantasía que le permita hacerlo, es un intento de seguir viviendo (por eso no se mata).

Freud se plantea que hay una antítesis entre las pulsiones de vida y las pulsiones de muerte, es lo que está en el ello, en lo más profundo de la personalidad. Observa una serie de situaciones, p.e. cómo es posible que una persona que ha estado en la guerra, cuando regresa a casa, sigue soñando que está en el frente. ¿Qué pasa ahí?, ¿porqué lo que reprimimos tiende a salir al consciente?, ¿por qué una persona hace repetidamente una serie de ritos que lo llevan a la patología?, ¿por qué el ser humano tropieza dos veces con la misma piedra?

Le llama especialmente la atención el “fenómeno de transferencia”: el paciente le empieza a relatar al terapeuta su historia (sentado detrás del paciente para que favorezca todo el mundo de fantasía del paciente, el terapeuta está fuera de su ángulo de visión para que hablé de sus fantasías). El paciente empieza a contar su historia y no tarda en incluir al terapeuta en esa historia. El paciente coge un hecho del exterior, lo elabora y trata de encontrar cómo incluir al terapeuta, si las cosas siguen cada vez más al terapeuta, lo que le ocurre al paciente es llamado neurosis de transferencia. El paciente se va a volver loco, atribuyéndole al terapeuta una serie de cosas, achacar historias. Freud dice que esto tiene que ver, por ejemplo, con que el paciente relaciona al terapeuta con una figura del pasado (p.e. el padre), la sensación que tiene el paciente es que alguien más poderoso que él, el terapeuta en este caso, tiene una serie de atributos y el terapeuta empieza a constatarle. El paciente vive el conflicto que tenía con su padre, hoy en día con el terapeuta (lo deposita en él, la figura del terapeuta es bisexual padre-madre-adulto del pasado, no importa si el terapeuta es hombre o mujer).

A cada edad depositamos las cosas en una persona, los vínculos que tenemos son los que nos van a marcar. Siempre los vínculos más importantes van estar relacionados con las figuras parentales ya sea por ausencia o presencia. No puedo cambiar la relación que tuve con mi padre pero si los afectos asociados a ello (modificar estos afectos es el objetivo de la terapia). Por ejemplo, ese tío me da mala espina porque conocí a uno igual, me recuerda a... tengo que relacionarme con él de distinta manera, porque está persona nueva es lo que yo he querido que sea. Si es necesario hay que volver a la figura parental sino no.

Freud se plantea que cuando el sujeto es adulto y podría vivir mejor por ello, empieza a revivir el pasado, que es una manifestación de las pulsiones de muerte (están intentando destruir lo que ya había conseguido), en lugar de disfrutar.

La reacción terapéutica consiste en que cuando se le da el alta al paciente, este se pone peor, se enferma más (cuando ya había superado los conflictos del pasado y disfrutaba). En los pacientes se vuelven a reactivar de igual forma los síntomas superados; no se trata de un mal diagnóstico o tratamiento sino de un fenómeno psíquico, manifestación de la pulsión de muerte. Ahora que el sujeto tiene fuerza para poder vivir y funciona bien, es entonces cuando el sujeto recuerda el pasado. Es una manifestación regresiva que tiene el sujeto.

Neurosis de fracasoa muchos pacientes les pasa que fracasan cuando se esfuerzan o al estar a punto de conseguir algo se retiran. Esos errores lo que hacen es denotar una especie de miedo a la vida, al éxito, al progreso (p.e. llegar tarde a un examen final).

Todo estímulo tiende a la descarga, busca la tensión 0 (objetivo del ser humano), que se consigue únicamente en la muerte. El verdadero sentido de la muerte es que lo inanimado era antes que lo animado (p.e. el test desiderativo está basado en la proyección, que te gustaría ser si no fueras persona... animal, objeto inanimado, etc. La persona puede proyectar algo que no le gusta de ella misma).

Agresividad-destructibilidad, es la capacidad de destrucción. Es necesario saber hacia quién y dónde va dirigida. Freud propone que primero esta destrucción va dirigida hacia uno mismo (fumar, comer algo nocivo), describe el concepto real de la agresividad. El origen del sadismo sería no la destrucción del otro sino no destruirse a uno mismo. El sádico no agrede al otro para disfrutar de la agresividad del otro, sino que sería una defensa (te mato a ti para no matarme a mí). Las repercusiones de ello recaerían en la forma en que se valoran los actos violentos.

Nadie puede tener el 100% de pulsión de vida o pulsión de muerte, sino un equilibrio de cada cosa, un porcentaje de pulsión de vida y uno de muerte. Para que haya vida el sujeto tendría que tener las dos pulsiones y estar en equilibrio (la vida es la que da la muerte y la muerte da la vida, p.e. la cadena alimenticia). Las dos pulsiones son indestructibles, hay un antagonismo entre pulsiones de vida y de muerte. El objetivo sería intentar conservar la vida el mayor tiempo posible (la pulsión de vida). Esta posición filosófica de Freud contiene varios componentes pesimistas (la meta de la vida es la muerte...).

Desde el punto de vista clínico existirían diversas repercusiones. Uno puede enfermar por diversas razones:

  1. Por cuestiones ambientales (fumador pasivo  cáncer de pulmón).
  2. Por un mal uso de las energías sexuales (represión sexual), uno no es capaz de contener todos los impulsos y le desbordan (p.e. no hace deberes por pensar en el otro). Hay ciertas fantasías que el sujeto no consigue controlar y le hacen desvariar.
  3. También se puede enfermar por la pulsión de muerte, la tendencia del sujeto a fracasar, destruir, romper lo que hace (p.e. un niño dibuja e inmediatamente lo rompe y no deja que nadie lo vea)
  4. Nos coloca en una posición bastante complicada al ver a un paciente, ya que el paciente tiene pulsiones circulando, de vida y de muerte, se desplaza de un lugar a otro; si se descompensa y se pone mal, la pulsión de muerte pasa a primer plano, está activa y la pulsión de vida pasa a segundo plano. El paciente puede hacer cualquier cosa (p.e. comportamiento sádico, clavar una tijera a otro o a sí mismo). Al estar mal y empezar a mejorar el sujeto puede intentar matarse, es un momento peligroso (el depresivo al estar saliendo del fondo dice: “Jo, lo que tengo encima...”). las regresiones no son causales. Son agresiones que hacen para no autoagredirse, esperan que alguien les ponga el freno (al plantear una intervención clara y directa la aceptan, es algo que les tranquiliza. Por ello, es necesario no mostrar miedo, que vean que no les agredes, cuando les demuestras miedo, ellos se asustan y ahí dan más problemas).

Desde el punto de vista terapéutico-educativo hay que tomar en cuenta que las fuerzas de las pulsiones de muerte no solo hacen que aumente la posibilidad de enfermar sino que también aumenta la posibilidad de curar (p.e. en la anorexia, no consigues deseos de vida, no hay lucha para evolucionar mientras que el que se cree Napoleón quiere conquistar el mundo. En la anorexia las pulsiones de muerte son muy activas, la presencia de ellas reduce la posibilidad de cura). Por lo que Freud se plantea que el psicoanálisis como profesión es imposible, lo único que puedo hacer es diferir la pulsión de muerte en el sujeto, diferir momentáneamente la autodestrucción.

Al final hay una resistencia al cambio, una manifestación más clara de la tragedia de la humanidad, no dar cambios drásticos. Al final prácticamente es lo mismo, hay una gran resistencia del yo.

La represión, la transferencia y ventajas secundarias de la enfermedad (no hay mal que por bien no venga). Estas ventajas secundarias de la enfermedad, son los beneficios secundarios. El psicoanálisis hará énfasis en las ventajas que saca una persona con una sintomatología, siempre sacará una ventaja, aunque no siempre sea consciente, o al revés, para conseguir ese bien hará algo mal (p.e. falsificar las notas para conseguir la atención del padre).

Con todas estas teorizaciones: pulsiones de vida y de muerte, visión pesimista y reacciones hostiles de sus seguidores que rechazan esto. Hoy en día varios ponen la pulsión de muerte como elemento fundamental (p.e. Melani Klein todo lo interpreta en función de la pulsión de muerte). Otros autores analizan a Freud, dicen que paso un momento vital, que se siente y que su propia angustia-preocupación, desánimo personal, lo llevan a esta teorización (fallece una de sus hijas), que está demasiado condicionada a sus problemas.

Otros creen que además, Freud ve que no consigue éxitos en su terapia y busca una teoría que lo justifique, que explique porque el paciente no evoluciona, no mejora. Otra explicación de este cambio de Freud es la propia estructura de la personalidad de Freud, que él tiene miedo a la muerte y a todo lo que hay alrededor de esta (el más allá, religión...), es una barrera que no puede solucionar y no puede ayudar a otros.

Freud propone tres vías para la solución del conflicto. Si el sujeto tiene como base la pulsión de muerte y la vida viene a romper el equilibrio, hay que potenciar la pulsión de vida (no es acabar con la pulsión de muerte, pues el sujeto necesita destruir para poder crecer, la única solución es potenciar la pulsión de vida también). Para potenciarla hay tres vías:

  1. Unión de las pulsiones o intrincamiento pulsional. Tratar de conseguir que las pulsiones de vida y de muerte alíen juntas y consigan un mejor desarrollo de las dos (p.e. no arrancar la planta de tomate pero si comerlo en la ensalada). Hay que dar fuerza a las dos partes o la suficiente para estimularlas (crítica-muerte, crecer-vida).
  2. Evacuación a través de la verbalización. Posibilidad que solo tienen los humanos, por lo que en el psicoanálisis la cura se da por medio de la palabra, de la verbalización. Esto hace que uno pueda desahogar la tensión de las pulsiones. También puede aliviarse la tensión por la actualización de la pulsión agresiva, p.e. un golpe, pero no hay verbalización. La agresión genera una ebullición, el ello: es que voy a explotar..., no puedo más... Si no podemos sacar la agresión, explotará hacia dentro (sino sale verbalizada), es autodestrucción (p.e. enfermedades somáticas, se puede llevar la tensión-agresividad a un órgano).

Por lo tanto, la verbalización es una vía de evacuación o sirve para aumentarla, depende de los fines con que se utiliza. Tener un poco de agresión es bueno pero mucha agresividad nos pondría a disgusto, hay que darle salida sino se volverá hacia un órgano nuestro, una fantasía o dificultad.

  1. Capacidad de sublimación del psiquismo humano. Es un mecanismo de defensa que provoca una transformación de la energía, poder utilizar la destrucción para bien o para mal. Se transforma la energía en algo bueno para mí o para los otros (he sido agredido, lo sublimo, ayudo a los que han sido agredidos como yo). Así los conflictos se resolverían de manera adecuada y aceptada socialmente. Es el mecanismo más sano.

Biografía de Freud

De 1914 a 1918 se da la Primera Guerra Mundial, su hija se casa, la familia se extiende y varios de sus hijos van al frente. Estudia las neurosis de guerra. A los 64 años está en medio de la miseria, en la ruina económica, sus ahorros se los ha dado a sus hijos, sus amigos le ofrecen ayudarle a rehacer su vida y a reagrupar a su familia pero los rechaza. Se activan pulsiones de muerte a su alrededor, se dan muchas muertes: su mecenas, su hija Sofía muere por la gripe, muere Juanito (su nieto) y 1930 muere su madre.

Sufre de un cáncer de mandíbula y lo operan 33 veces, a partir de la segunda operación tuvo que usar prótesis y no comía en público. Utiliza la cocaína con fines terapéuticos para aliviar el dolor.

En 1931 se publican sus obras completas como homenaje por sus 75 años, pero en 1933 los nazis las queman, es perseguido. En 1936, se dan cientos de homenajes por sus 80 años y es una de las figuras judías más importantes. En 1938, los nazis ocupan Viena y su familia es perseguida, capturan a su hija Ana, les quitan el dinero y tratan de huir a otro país. La princesa María Bonaparte los recibe en París y luego se van a Inglaterra, donde Freud morirá.

3. DINÁMICA – CONFLICTO PSÍQUICO

Aglutina toda la teoría psicoanalítica. En este punto de vista el conflicto es el aspecto más importante de la teoría y aparecen los dos componentes.

Desde el punto de vista:

  1. Metapsicológico. Todo movimiento que se genera en el psiquismo humano, es consecuencia del conflicto (es imprescindible para esos movimientos).
  2. Clínico. El conflicto es fundamental, Freud describe una secuencia de conflictodefensassíntomas positivos o negativos.
  3. Técnico. El conflicto es importante porque cuando vemos a un paciente, vemos los síntomas (p.e. claustrofobia). Se trata ese síntoma, se interviene para eliminar ese resultado del conflicto. En el psicoanálisis lo importante no es el síntoma en sí, sino como resultado de un conflicto.

Al hacer un tratamiento, si esta secuencia de enfermedad. Conflictodefensassíntomas, el recorrido de la terapia será a la inversa: Síntomadefensasconflicto. “Nunca” voy a atacar un síntoma porque es la manifestación que nos va a permitir entrar a las defensas y al conflicto (saber porque llora no elimina el llanto).

La represión es el mecanismo de defensa que no es consciente del motivo del problema. Freud propone un concepto de conflicto, de naturaleza mecanicista, se apoya en los principios físicos y dice que la base de todo conflicto es la tendencia a resistirse a la descarga funcional (no descarga funcional = conflicto).

Proceso económico del conflicto psíquico

Continuamente estamos en conflicto por lo que:

1º Aparece un recuerdo o tendencia intolerable (pulsión).

2º Emerge una señal de angustia (por temor, vergüenza o dolor).

Rechazo de la tendencia intolerable.

4º Frustración pulsional y estancamiento libidinal.

Manifestación del producto (síntoma o cultura).

Primero se da la represión como mecanismo de defensa del yo, mantiene lejos de la conciencia lo que considera que no es correcto. Segundo, sale esa tendencia inapropiada y la tengo que reprimir. En el momento que yo reprimo la tendencia aparece la angustia (que no es mal en sí, muestra que algo está oculto). En tercer lugar, se da la frustración pulsional y el estancamiento de la libido, no puede descargar la tensión.

1893

“Comunicación preliminar” (El mecanismo psíquico de los fenómenos históricos)

(O.C. 41-50)

Concepción tópico-traumática

Es la primera formulación sobre cómo se da el conflicto, lo estudia a través de la histeria, forma la teoría de cómo el conflicto es la manifestación que se ha quedado en el inconsciente y que esa marca origina una serie de síntomas. El concepto de trauma sería algo que se queda en el inconsciente y que genera una serie de síntomas, pero no todo es trauma. El trauma impacta en el sujeto y se queda sin poder ser asimilado por el psiquismo (no puede recogerlo y transformarlo).

Características del trauma:

  1. Exterior
  2. Infantil, no solo en sentido cronológico sino afectivo, madurativo, de desarrollo (no porque sea un niño de 4 años sino por cómo se encuentra psicológicamente). Poco desarrollado = poca capacidad para reaccionar al trauma, se le queda metido y no puede asumirlo. Lógicamente es más fácil que haya traumas cuando niño, porque su mente no está preparada, no tiene recursos para entender, pero esto no quita que los adultos también puedan sufrir traumas.
  3. Intenso, muy brusco y con mucha carga o por la suma de pequeñas intensidades que van dirigidas contra el sujeto = el sujeto se desborda.
  4. Prematuro, el sujeto no puede prepararse ante ese acontecimiento.
  5. Imprevisto, en la medida que yo sé que eso va a ocurrir puedo prepararme (p.e. algo de fuera me impacta, no estoy preparado y no lo puedo elaborar).

Censura

Recuerdo reprimido

Síntoma

Trauma

Características:

Externo, infantil, intenso, prematuro e imprevisto.

Tipos:

Agresivo, carencial, sexual

No es fácil delimitar dónde está el trauma, por lo que una característica fundamental para que el trauma sea considerado como tal es ver si el sujeto está preparado para enfrentar las dificultades.

Tipos de traumas:

Los afectos ante el trauma fundamentales dentro del psiquismo son la angustia, la vergüenza y el dolor.

  1. En el trauma agresivo, el sujeto se siente mal ante el maltrato verbal o de acciones, porque no puede expresar su ira, no encuentra salida y se va intensificando más (aunque le pegan queda bloqueado y es incapaz de dar una respuesta por lo que su ira queda retenida, y esto provoca un síntoma).
  2. El trauma carencial viene dado por una convicción que el niño cronológica y psicológicamente tiene de que sus padres no le quieren. El niño tiene afecto (llanto, pena, dolor), “fantasías de abandono”, que son universales, todos desarrollamos una serie de situaciones potencialmente traumáticas.
  3. En el trauma sexual el sujeto es incapaz de poder absorber la situación, no entiende la solicitud sexual del adulto, tiene cierta vergüenza, se siente culpable (cree que él lo propició).

El conflicto es algo consustancial al ser humano, siempre hay conflicto, y ante el conflicto pueden darse reacciones adecuadas (liberación de energía) o reacciones inadecuadas (retener la energía, aparición del síntoma). Por lo tanto, el objetivo terapéutico consistiría en recuperar las experiencias traumáticas que han sido olvidadas (con ellos vamos a conseguir que se cure).

Tipo de tratamiento:

HipnosisVerbalizaciónAsociación libre

Por medio de la hipnosis se van a recuperar experiencias olvidadas, se libera la energía y el sujeto se recupera. El terapeuta trata de poner al paciente en un estado hipnótico, de relajamiento, que este menos controlado y con menos principio de la realidad. El sujeto sigue las órdenes del hipnotizador y va recuperando aspectos no conscientes (si está cargado excesivamente de energía no puede liberarla y el recordar es más difícil).

Al relajarse, el sujeto puede recordar situaciones o experiencias vividas anteriormente, pues no hay presión y puede acceder a esas situaciones (la orden posthipnótica es la que actúa pues hay una parte de la conciencia, no hay una verdadera curación, no evacua el conflicto y recae). Luego surge un sustituto de la hipnosis, se le da un golpe en la cabeza al sujeto y se le invita a la verbalización, llega a lo mismo sin usar el recurso de la hipnosis (recuerdo cosas pero luego no soy consciente de lo que he recordado, el sujeto es poco activo y no puede asumir nada). Con la verbalización es diferente, porque el sujeto es consciente “él lo cuenta...”, él lo puede asumir y participa (principio de aceptación y asumir que ha dicho ciertas cosas).

En la hipnosis no importa tanto si los recuerdos del sujeto son reales o fantasías, lo importante es el rollo que se ha montado el sujeto. Pero un primer problema sería si todas las experiencias se tratan solo con la hipnosis, el sujeto recae, porque él no tiene conciencia de lo que ha pasado.

En el ello, las ideas están sueltas y sin ligar. La terapia va a consistir en asociar esas ideas (yo estoy triste porque pienso...), en la medida que yo puedo asumir o aceptarlas, el sujeto se puede recuperar. Por lo tanto, es necesario romper la censura para que las ideas salgan.

En situaciones de estrés muy grandes las defensas ceden, la fuerza las rompe, y hace que emerjan contenidos sexuales y agresivos que van a tener un efecto inverso (no va a poder realizar esas fantasías). Se puede producir una disociación (ruptura en dos partes) o una represión (no reconocer una parte de un aspecto).

El superyo se organiza en base a la interiorización de las normas paternas, se forma a los 4-5 años, en la adolescencia se puede dar una variación en la estructura de la personalidad (es uno de los momentos vitales en que se puede dar una reorganización). Freud propone que los cambios van a estar vinculados a la organización previa que se tiene (la que se da a los 4-5 años).

Verbalización: Hablando, el sujeto puede encontrar cómo aliviar sus tensiones internas. La técnica de la asociación libre se utiliza hoy para descubrir el verdadero conflicto, lo importante no es lo que el psicólogo pregunte sino cómo el paciente liga o asocia los temas (sus ideas, emociones cómo los liga para que estén acordes con uno mismo, es como una cadena y si nos falta un eslabón estamos perdidos). El sujeto sabe por qué, él mismo asocia (el terapeuta le dice dígame usted lo que se le ocurra...), a veces va a tratar de desviarse del tema y no de encontrar el eslabón. El psicólogo le ayuda al paciente a acercarse a la cadena, que no se desvíe y que el paciente asocie.

En el planteamiento neurológico de Freud, el estímulo es externo y tiende a la descarga, mientras que en el planteamiento del aparto psíquico, el impulso no solo es del exterior, sino que pueden existir estímulos internos del sujeto que provocan el conflicto.

1918

“Historia de una neurosis infantil” (El hombre de los lobos) (O.C. 1941 – 2009)

Concepción dinámica-económica

Plantea el paso de la teoría del trauma a la teoría de la pulsión. ¿Qué es más importante, el hecho en sí, la pulsión o la fantasía del sujeto? Escribe “Historia de una neurosis infantil”, donde le da importancia a las fantasías del sujeto, replantea el término de conflicto (por qué a uno le afecta y al otro no, propone que las fantasías son las que hacen que el impacto sea mayor). Lo que va a determinar el grado de conflicto es la cantidad o intensidad de la pulsión que tenga el sujeto, independientemente que sea un estímulo externo o interno (toma en cuenta ahora situaciones provocadas desde el interior del sujeto). Cuanto más continúa y considerable sea la pulsión mayor va a ser el conflicto.

Freud estudia las características económicas de la energía (de dónde viene y cómo se provoca la energía), cómo influyen en la consistencia, tipo y duración del conflicto:

  1. Aumento. La pulsión crecerá en una relación directamente proporcional al conflicto (+pulsión +conflicto) y si no le doy oportunidad de salir será peor (es necesario buscar solución: aumentar la tensión o encontrar una salida para la tensión).
  2. Disminución. Si la estimulación externa va en disminución, también el conflicto tiende a disminuir (el potencial de patología disminuye, -tensión -conflicto). La tendencia va estar en función del momento o la edad.
  3. Desplazamiento. El desplazamiento de la pulsión también incide en el conflicto psíquico, el sujeto sufrirá menos en la medida que va desplazando el conflicto (p.e. un problema con el jefe lo puede desplazar hacia su secretaria), así tendrá mayores posibilidades para solucionar el problema porque creará menos conflicto.
  4. Descarga. En la medida que el sujeto favorezca la descarga de la tensión habrá menos conflicto (si la retengo + conflicto habrá). También es necesario no tener un exceso de asuntos pendientes para no tener conflicto (la gota que derramo el vaso...)

En el conflicto no solo está la pulsión, también tiene que ver con las fantasías (p.e. I. Allende puede estar traumatizada por ser tocada cuando era niña, también ha tenido fantasías con el sujeto, ideas que le han venido a la cabeza). Por lo tanto, la fantasía sería la verdadera esencia del conflicto, es lo que hace que para una persona sea un problema y para otra no. El sujeto vive siguiendo una cierta tendencia y en la medida que la oye, las va a incluir en un sistema. Esto pasa sin que el sujeto se dé cuenta. La fantasía viene dada por una combinación de lo oído siguiendo determinadas tendencias. El sentido que más trauma puede desatarnos, que nos asusta más, es el oído, ahí queda la huella más marcada.

TraumaFantasíaPulsión

Conceptualización:

Económica: el conflicto viene determinado por la resistencia o defensa a la pulsión.

Quantum de energía: aumento, disminución, desplazamiento o descarga.

Fantasmática: el conflicto viene determinado por el estímulo interno y su representación fantasmática.

Cuando la pulsión está empujando, tiene que salir de alguna forma:

PulsiónDefensa contra la pulsiónFrustración personal

La vía cultural, es la vía sana para la descarga, es la tensión desexualizada: liberar la pulsión (p.e. no aprende historia porque le recuerda a... y una vía cultural, el sujeto se expresa cantando sus problemas, lo dice sin decírselo). Si se sexualiza, se lleva más a lo personal, me siento implicado con eso y por eso me angustia; por ello es importante la desexualización.

La vía de la enfermedad, consistiría en reprimir, estancamiento de la pulsión, la retengo y por ende, la aparición del síntoma.

Objetivo terapéutico: movilizar todos los contenidos fantasmáticos y pulsionales que tiene el sujeto y están reprimidos:

  1. Ayudar a describir fantasías inconscientes, saber cuáles son.
  2. Conseguir una buena derivación de la energía, que invierta su energía adecuadamente.

Tipo de tratamiento: actualización de los impulsos conflictivos a través de la transferencia. Cómo ha vivido el paciente las fantasías, por ello va a revivir con el terapeuta situaciones que ha vivido anteriormente con otras personas, atribuyéndole al terapeuta una serie de atributos que no son de él y que corresponden al pasado. Lo que el paciente pueda creer que era, lo que se imagina, las proyecta hacia el terapeuta.

1926

“Inhibición, síntomas y angustia”

(O.C. 2833 – 2883)

Concepción estructural

Freud se pregunta cómo el sujeto hace síntomas y a veces tiene ciertas inhibiciones (funcionamiento anómalo del psiquismo, restricción de su funcionamiento). Hay síntomas que son señales de la evolución del sujeto (p.e. fiebre, angustia, ansiedad, un niño que llora porque está con un desconocido, pesadillas infantiles... son alarmas que indican que hay un problema). Por ejemplo, las neurosis o psicosis blancas, son trastornos sin ningún tipo de síntomas, los sujetos que las sufren no crean problemas (p.e. en clase el más problemático es el que no sufre ni padece, no el que más molesta), tienen una restricción funcional.

La angustia es un fenómeno que todos tienen y en realidad es la verdadera naturaleza de los peligros, estamos temerosos (p.e. un bebé, da la sensación de desamparo que tiene, depende de los adultos para interpretar sus necesidades). Es una señal de alarma ante todo lo que nos recuerda esa “sensación de desamparo”, de que nos puede pasar cualquier cosa a lo largo de la vida. Por lo tanto, una regresión se utilizaría para regresar a puntos de fijación, no a cualquiera, sino a donde he tenido un conflicto significativo.

La elaboración transferencial, no es lo que cree el terapeuta que le pasa al paciente, sino lo que el paciente expone al terapeuta del pasado (va a depender de lo que le preocupa al paciente, no al terapeuta). Las técnicas regresivas vuelven al paciente a puntos en los que se “supone” han existido conflictos, se le da libertad al paciente para que hable de lo que quiera. El terapeuta no puede adelantarse a los conflictos del sujeto, lo interesante es ver cómo vive el sujeto sus conflictos, por ello el paciente habla de lo que quiere, él tiene que llegar a sus problemas.

Los conflictos se generan por una carga de angustia = malestares psíquicos. Se plantea un problema: ¿qué hace el sujeto cuando se va a encontrar con esa angustia? La angustia va estar en el yo, por lo tanto existirán diferentes tipos de angustia dependiendo del lugar del que procedan:

  1. Angustia instintiva o pulsional. Viene desde el ello y va a cargar al yo de toda una serie de preocupaciones y tensiones, por lo que el yo desencadena el mecanismo de defensa de la represión, que provoca la patología de la neurosis. El “yo” se agobia porque siente que una parte de él le está exigiendo una serie de cosas que cree que él no puede dar, por eso dispara una serie de reacciones para frenarlas = represión, mantiene fuera de la conciencia lo que considera intolerable, el sujeto no los reconoce como suyos, por lo que se origina la patología, no puede disfrutar porque no es aconsejable y no podrá disfrutar el presente (no vivencia del presente). Ello (angustia)  YO  Represión  Neurosis
  2. Angustia moral. La angustia de lo que debo hacer o no, cuyo origen estar en el superyo. Tendencia del superyo, es anticrítico consigo mismo (lo que se espera de él, lo que es capaz). El yo toma nota de esa angustia y el mecanismo de defensa para el control de esa angustia es la proyección: yo no soy..., a mí eso no me pasa y la patología es la psicopatía (problemas en la organización del superyo).
  3. Angustia real. La angustia viene de la misma realidad, provocada por las cosas que pueden pasar, el yo soporta esa angustia (el yo es sujeto y objeto). Descarga una serie de tensiones, dispara el mecanismo de defensa de la negación, negar la realidad (p.e. niega el contacto con la realidad, eso no es posible). La patología es la psicosis, falta de estructuración del yo, el yo está desintegrado.

Objetivo terapéutico: No podemos enfrentar la angustia de la misma manera, hay que darle al yo diferentes reacciones para enfrentarla. Freud destaca la importancia de la flexibilidad. No existe el sujeto perfecto, a veces funciona con comportamientos primarios y secundarios, combina las dos cosas = salud (el sujeto es capaz de llorar y reír). El terapeuta debe ayudar al paciente a enfrentar la angustia de diferentes maneras, para ello hay que cargar el lugar donde está la angustia, el yo, por lo que hay que fortalecer al yo.

Tipo de tratamiento: modificar la estructura de la personalidad a través de la elaboración (este es uno de los temas más criticados del psicoanálisis). Quiere decir que para la teoría psicoanalítica no hay que enseñarle al sujeto a hacer cosas (tienes que enfrentar la realidad), no se le dan formas de funcionamiento, pautas concretas para hacerlo. En el psicoanálisis no sirve decir “tienes que...”, el sujeto debe ser capaz de reflexionar y tomar nota, si no lo que el sujeto hará es aprender, cuando lo ha aprendido lo hace, lo repite, lo podrá controlar y mantener, puede que funcione bien pero cuando el nivel de angustia sube esto se desmorona (porque el sujeto lo sabe pero no lo tiene incorporado). Con el síntoma de la patología que tiene el sujeto, el terapeuta tendrá que buscar por medio de la asociación libre y la transferencia que el síntoma tiene relación con su pasado y que eso está interfiriendo con algo de su presente. (Película “Alicia en el país de las maravillas”)