Psicología del Aprendizaje

Refuerzo del aprendizaje. Conductismo. Teoría del Reforzamiento. Trastornos de la conducta. Estimulación

  • Enviado por: Geral Crazy
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio de Educación y Deportes.

Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín.

Escuela de Educación Integral.

Cátedra: Psicología del Aprendizaje.

Psicología del Aprendizaje

Contenido

El Conductismo.

Cuando se habla de Conductismo aparece una referencia a palabras tales como “estímulo”, “respuesta”, “refuerzo” y “aprendizaje” lo que suele dar la idea de un esquema de razonamiento acotado y calculador. En los comienzos del Conductismo se desechaba lo cognitivo, pero actualmente se acepta su importancia y se intenta modificar la rotulación cognitiva (expectativas, creencias y actitudes) para reestructurar las creencias irracionales de la persona. El Conductismo es una corriente de la Psicología inaugurada por John B. Watson (1878 - 1958) que defiende el empleo de procedimientos estrictamente experimentales para estudiar el comportamiento observable (la conducta) considerando el entorno como un conjunto de estímulos - respuesta.

La influencia inicial del conductismo fue minimizar el estudio introspectivo de los procesos mentales, las emociones y los sentimientos, sustituyéndolo por el estudio objetivo de los comportamientos de los individuos en relación con el medio ambiente, mediante métodos experimentales.

El Conductismo se propone como una teoría psicológica que toma como objeto de estudio lo observable y no el alma, la conciencia o cualquier otra entidad inmaterial y por lo tanto imposible de estudio objetivo.

Teoría del Reforzamiento.

Es un planteamiento conductual que argumenta que los refuerzos condicionan el comportamiento, es decir, por ejemplo: un administrador que motive a sus empleados alentando los comportamientos deseados, es decir, que recompensan la productividad, el alto desempeño y el compromiso, y que desalientan los comportamientos no deseados como el ausentismo, el deterioro del desempeño e ineficiencias. Esta teoría fue propuesta por Burrhus Frederic Skinner.

- Refuerzo Positivo: Implica aparejar un comportamiento o resultado deseado con recompensas o retroalimentación.

- Refuerzo Negativo: La persona actúa para detener un estimulo desfavorable, el individuo se retira de una situación indeseable cuando se presenta el comportamiento no deseado.

  • Supresión: Elimina pasivamente el comportamiento no deseado.

  • Castigo: Elimina el comportamiento no deseado con un hecho negativo después del comportamiento.

El Problema

La conducta del alumno D.P. de 9 años de edad es muy diferente a la de los demás alumnos del aula. El niño presenta una conducta muy rebelde, con desobediencia y falta de atención en clase. El problema de conducta del niño comenzó desde que sus padres decidieron divorciarse, cuando él sólo tenía 6 años; su comportamiento cambió, tanto con sus maestras como con sus compañeros de clase. El niño ha sufrido trastornos de conducta muy severos debido al maltrato que recibía por parte de su madre y sus hermanas. Al momento en el que los padres deciden divorciarse, el niño pasó a vivir con su madre y sus hermanas, donde el trato, los valores y los ejemplos no eran los más adecuados para él; en su casa lo maltrataban física y verbalmente, su madre, por no trabajar, nunca le enseñó al niño valores como la responsabilidad, la importancia de la escuela, por lo tanto el niño tenía una conducta inaceptable en el plantel. Su madre tampoco se preocupó por enseñarle buenos ejemplos, ya que la señora no poseía una pareja fija e incluso llegó a tener relaciones sexuales frente al niño, al igual que sus hermanas, que hacían lo mismo.

Cuando el niño le comentó sobre todo eso a su padre, este llegó a un acuerdo con la madre, que fue llevárselo a su casa donde le ofrecería un hogar, comida, estudios, cariño y bienestar que tanto necesitaba; la madre aceptó. Luego de un tiempo de permanencia en la casa de su padre, el niño mostró impresionantes cambios en su conducta, incluso llegó a elevar su promedio académico, porque el padre lo ayudaba en sus tareas y lo motivaba a ser buen alumno.

Las maestras notaron los cambios y llegaron a la conclusión de que el niño tenía ese comportamiento rebelde por el maltrato de su madre y sus hermanas, y que el cambio de hogar había sido lo mejor para él. Durante un tiempo muy prolongado el niño demostró alegría y satisfacción al vivir con su padre, hasta que este tomó la decisión de rehacer su vida con otra señora; al principio la convivencia con su padre y su madrastra fue buena, pero con el tiempo la conducta traviesa del niño fue aumentando debido a la falta de atención por parte de su padre y su madrastra, hasta el punto de volverse insoportable para sus padres y sus docentes.

En la escuela, el niño no presta atención ni hace caso, el comportamiento con sus compañeros es agresivo y violento. Llora, grita y ofende a sus docentes.

La Solución

Una teoría que aporta muy interesantes comentarios es el Conductismo (Skinner). Esta teoría explica que los seres humanos podemos cambiar nuestro comportamiento por medio de un refuerzo (teoría del Reforzamiento).

Como explicamos anteriormente, el niño al vivir con su padre cambió su conducta ¿a qué se debe esto? A que el padre le demostró que si el se portaba bien obtenía una recompensa por eso, aunado al cariño y afecto incondicionales que siempre le brindaba.

Al contrario, cuando vivía con su madre lo que hacía era maltratarlo, fomentando a que su conducta fuera aún más rebelde, nunca lo reforzó positivamente, ni le brindó cariño y afecto.

Entonces el niño necesita ser estimulado de forma positiva para que vea que su buen comportamiento tiene sus ventajas. Podemos comenzar hablando con su padre y su madrastra para que lo estimulen positivamente, le ayuden en sus tareas escolares y le enseñen a ser una mejor persona. También que le enseñen que, cuando su comportamiento es indeseado no recibe recompensas y recibe castigos.

En el salón de clase, se puede ir integrando al niño poco a poco con sus compañeros, que el descubra que el comportarse agresiva y violentamente con ellos y con su docente tiene desventajas (rechazos y regaños por parte de la maestra), y al comportarse amigablemente obtiene ventajas (amistades y elogios). Puede demostrársele que su comportamiento si es adecuado, le da recompensas, ya que sus docentes lo estimulan para mejorar su conducta. Cuando el niño comience a interactuar con sus compañeros conocerá y aprenderá nuevos valores, que deben ser reforzados y fijados por el docente. También pueden colocársele pequeñas responsabilidades en el aula para que estimule y desarrolle su capacidad de responsabilidad. Se le debe asignar un psicólogo educativo para que el niño aprenda a manejar adecuadamente la conducta aprendida.