Psicología de la Personalidad

Psicoanálisis. Pervin. Psicosis. Neurosis Depresiva. Esquizofrenia. Individuo. Teorías. Dtereminismo. Freud. Conductas

  • Enviado por: Lázaro De Vetusta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 40 páginas
publicidad
publicidad

Psicología de la Personalidad

Tema Uno

Introducción a la Psicología de la Personalidad

Problemas que aparecen al iniciar el estudio de la Ps. de la Personalidad

  • La pluralidad de significados dado el escaso acuerdo entre psicólogos acerca de que es la Psicología de la Personalidad. A nivel mundano la Personalidad es un concepto funcional, connotativo, que se usa para fingir una explicación acerca de la diversidad conductual entre las personas. A nivel mundano se tiende a confundir la causa de la conducta con su descripción. A nivel académico es un concepto variable, puesto que cada escuela tiene su propia definición de Personalidad, que está además explicada en los conceptos por cada escuela, resultando ser incomparables. Los propios términos impiden decir cuáles tienen razón y cuáles no. Una solución (aunque sea tomando partido) sería la de que todas las facciones utilizaran términos materiales y medibles (empíricos) se podría hacer comparaciones que acabaran con la polémica.

  • El objeto de estudio es muy amplio. Podríamos clasificar la conducta de la siguiente manera:

  • Conducta Abierta. Aquélla a la que tienen acceso otras personas además de aquélla que se ha comportado. Ej. reír, fumar...

  • Conducta Encubierta. Tan sólo tiene acceso la persona que se comporta. Ej. pensar, sentir frío...

Esta distinción es fortísima porque el pensamiento occidental ha considerado durante los últimos siglos que ambas conductas tenían una naturaleza completamente distinta, hasta el punto que la C. Encubierta (denominada por ellos mente) era el fundamento de la C.Abierta. Este pensamiento cartesiano entiende dos seres autónomos y trascendentes: Res Cogitans y Res Extensa. Para un pensamiento monista no es coherente diferenciar entre hechos visibles e invisibles, pues son ontológicamente iguales, luego una no puede ser causa de la otra. La psicología mentalista reifica la mentalidad encubierta, que no es sino un acto, tal que juegan con el mito de suponer a la mente como un órgano extenso. Otra clasificación posible, de gran relevancia clínica, sería:

  • Conducta Motriz (movimiento).

  • Conducta Fisiológica (Sistema Nervioso Autónomo, ej. sudar).

  • Conducta Cognitiva (Actividad Verbal Encubierta, ej. pensar).

  • En conclusión, la Psicología de la Personalidad pretende crear un marco en el que quede explicada toda la conducta del individuo, y esto hace que el objeto de estudio sea tan amplio que termine echándose a perder. Al final, el estudio de la Personalidad termina convirtiéndose en el estudio de variables internas, motivacionales, imposibles de medir, escogidas por el criterio del Psicólogo. Variables en donde repercuten las concepciones filosóficas o religiosas del autor.

  • En cuanto a la etimología de “Persona”, viene de Prosopon, palabra utilizada para definir la máscara que llevaban los actores clásicos y que les identificaban. Este término griego se convierte al latín como persona, luego en la época clásica “persona” tiene un significado puramente teatral, tan sólo existe si hay un escenario donde representar, sin embargo, en la actualidad, “personalidad” significa esencia que subyace a la apariencia, lo cual vino del cambio por la escolástica católica (al concebir a Dios como tres personas).

Ej. de definición de Pers. y delimitación del campo de estudio: L. Pervin

  • Pervin distingue entre aspectos estructurales y aspectos funcionales en las teorías de la personalidad. Los A. Estructurales son aquéllos que describen los elementos que supuestamente conforman la personalidad mientras que los A. Funcionales aludirían a como es que el sistema funciona una vez que se pone en marcha. No obstante, las teorías de las Pers. existententes se han volcado en uno u otro lado, mientras que para Pervin lo ideal sería manejar al 50% los aspectos, aunque en la práctica hay escuelas totalmente estructurales y totalmente funcionales. Las escuelas mentalistas (dualistas) suelen ser estructuralistas y las materialistas a ser funcionalista.

  • Para hacer más manejable el esquema ER se inventó una variable intermedia, un concepto formal vacío, quedando el sistema en EV.I.R. Habitualmente se olvida que la V.I. es un concepto vacío y se reifica, convirtiéndola en cosa y considerándola independiente, y cuando esto ocurre se convierte en eje de la Psicología.

  • Los trastornos psíquicos. Pervin defiende que toda teoría de la personalidad debe dar cuenta de la aparición de la psicopatología, debe explicar como es que hay gente que presenta personalidades trastornadas. Existe una clasificación estándar de las psicopatologías, la psiquiatría tradicional divide las psicopatologías en dos grandes áreas:

  • Campo de las neurosis (psiquiatría menor). Las neurosis son básicamente trastornos de la ansiedad y de la depresión; estos trastornos pueden ser muy leves o extremadamente severos que incapacita a las personas. El neurótico nunca llega a perder contacto con la realidad. Son trastornos leves. Las principales neurosis son fenómenos modernos, no tienen más de 100 años, y están vinculados a la ciudad y a la vida urbana y cuya presencia es muy variable y está sujeta a muchas modas (estilos de estar mal):

  • Neurosis Histérica. Se encuentra registrada en escritos hipocráticos y ha recibido todo tipo de explicaciones. Histeria significa útero. El útero de mujeres aburridas emigraba por el cuerpo de mujer pidiendo vidilla. La histeria recibió también explicaciones demoníacas, aunque posteriormente Freud inventó una teoría acerca de esto, en la que distingue dos tipos de histeria:

  • Histeria de conversión. La mujer sufre algun trastorno físico sin que haya ninguna causa. Ej. desmayos, ceguera o parálisis.

  • Histeria de disociación. La mujer presenta cambios de humor tan brusco que pudiera hablarse de personalidades múltiples. Era frecuente la amnesia histérica y las fugas histéricas (deambular por la ciudad).

  • En lenguaje se ha llamado histeria a neurosis y no son iguales. Es difícil encontrar un cuadro histérico, aunque la histeria comparte algunos aspectos con la anorexia.

  • Neurosis Depresiva. Se caracteriza por una tristeza y un pesimismo morboso acerca del yo, el mundo y el futuro. Se presenta una alta inhibición conductual, el sujeto es muy pasivo en sus actividades. Estos trastornos pueden ser leves o muy severos, que repercuten en toda su vida incluso llegando al suicidio. En el lenguaje coloquial es muy utilizado.

  • Neurosis Fóbica. Caracterizada por la existencia de una reacción de ansiedad insuperable ante estímulos que de por sí son inofensivos y por una respuesta de escape o evitación frente a este estímulo. La persona que sufre esto no delira, sabe lo que sucede. Existen un montón de fobias recogidas por la literatura. Hay algunos estímulos en concreto que parecen especialmente preparados para provocar ansiedad: animales, sangre, enfermedades, oscuridad, sexo...las fobias son trastornos leves que raramente afectan a la vida de las personas, aunque hay dos fobias concretas que son incapcitantes, la fobia social (la persona teme las relaciones sociales) y agorafobia (tiene miedo a los espacios abiertos, está acompañado de trastornos de pánico).

  • Neurosis de Angustia. Se presentan episodios de pánico muy intensos sin que la persona pueda identificar una causa y sin que exista el escape. Es un trastorno no doloroso, el paciente cuenta que varias veces comienza a ponerse nervioso, se acompaña con la sensación de muerte inminente y la de estar volviéndose loco. La persona no sabe identificar el estímulo que provoca el pánico pero sí hay un estímulo, que pueden ser muy sutiles.

  • Neurosis obsesivo-compulsiva. Se caracteriza por la presencia de una serie de pensamientos morbosos y provocadores de ansiedad que la persona no puede evitar y cuando más lucha por no pensar en algo más piensa en ello. El paciente tiene estos pensamientos muy frecuentemente. Hay obsesiones de casi cualquier contenido, aunque las mas frecuentes son muerte, religión, enfermedad y culpa. La persona solo se alivia cuando realiza algún tipo de compulsión que le tranquiliza. Este es un trastorno incapacitante y que empeora con el paso del tiempo.

    • Campo de la Psicosis (psiquiatría mayor). Son trastornos severos de gravedad variada. Tradicionalmente considerados como locura, se presentan alteraciones de la percepción, con formas alucinatorias y alteraciones del pensamiento con formas delirantes. Las psicosis son trastornos severos, suponen alteraciones del estado de ánimo, de percepción, etc. Existen dos grandes cuadros psicóticos:

  • Esquizofrenia, se identifica por la presencia de un gran autismo emocional del sujeto acompañado de una extrañeza y una frialdad afectiva y social, clásicamente se dirá que la persona se retira del mundo para abandonarse en un mundo propio. Presenta alucinaciones o delirios. La esquizofrenia admite muchas variedades: E. Catatónica (inhibición motora), E. Paranoica, E. Simple (retraimientos social).

  • Psicosis ManiacoDepresiva (PMD), se caracteriza por la alternación de dos fases, una de tipo depresivo (depresiones severas, abiertamente psicóticas y de retraimiento social) y otra maníaca (totalmente los contrario), el sujeto tiene una actividad eufórica y si se ven frustrados tienen explosiones de furia destructiva.

  • Las causas de la psicosis no se saben con seguridad, aunque hay conceso acerca de que concurren dos tipos de causas para que se de la enfermedad: de tipo Neurofisiológico (existe vulnerabilidad genética para manifestar uno u otro trastorno) y de tipo Ambiental (situaciones de estrés que excedan las capacidades del individuo para afrontarlas). Estos trastornos podrían considerarse una enfermedad, aunque no hay nada que nos permita suponer que lo son. No obstante, durante años han sido tratados por médicos como si fueran enfermedades, al principio se seguía un modelo de enfermedades infeccionas (modelo cualitativista, es decir, o se tiene o no se tiene), décadas más tarde comenzó a extenderse bajo el modelo de las enfermedades funcionales (modelo cuantitativista, es decir, el neurótico tiene en mayor cantidad algo que nosotros tenemos), la tercera forma es claramente psicológica, y dice que la diferencia entre la normalidad y la neurosis no existe, no existen procesos morbosos diferenciados que den lugar a conductas patológicas, lo que llamamos psicopatología o de forma similar no es más que conducta normal y corriente producida por hechos normales y corrientes.

    Requisitos que ha de cumplir una teoría de la personalidad

    • Conceptos de tipo operativo, empírico y evaluable (que sean materiales, que aludan a fenómenos dados o relaciones entre ellos y que sean replicables, por igual por todos las personas sin que en ningún momento sea válido recurrir a un juicio subjetivo del clínico). Cuando nos referimos a conceptos relativos queremos decir que las condiciones de su evaluación estén objetivamente explicitadas.

    • Que explicite de forma inequívoca qué fenómenos, en caso de ocurrir, demostrarían que la teoría es falsa (Principio de Falsación de Popper). Existen Teorías que son imposibles de falsarse justamente porque están armadas de una serie de argucias conceptuales capaces de explicar cualquier fenómeno que pueda plantearse. En las teorías científicas sólo puede demostrarse su falsedad, nunca su verdad, mientras que en otras como el psicoanálisis es todo lo contrario, sólo puede demostrarse su verdad, nunca su falsedad. Muchas teorías de la personalidad postdicen en lugar de predecir, y ahí está gran parte de sus problemas.

    • Su carácter parsimonioso (no debe incorporar elementos superfluos que no sean necesarios para explicar los fenómenos). Ockham dice que “entre dos teorías que expliquen por igual un fenómeno, la más sencilla ha de ser la elegida”.

    • El resto de requisitos son secundarios: que las teorías sean extensas (de cuenta de todos los fenómenos que pretende), que sea una teoría fértil (dé lugar a investigaciones y hallazgos) y que sea una teoría práctica (que dé lugar a técnicas eficaces de intervención).

    Contexto Socihistórico de la aparición de la Psicología de la Personalidad

    • La preocupación por la personalidad no aparece hasta finales del s.XIX en Europa y EEUU; hasta ésta época los apuntes sobre la personalidad habían sido triviales y habían tomado la forma de tipologías temperamentales.

    • Hipócrates tuvo su propia teoría, la cuál estuvo vigente por más de mil años. Defendía la existencia de cuatro humores corporales, y que según cuál predominase el sujeto tenía un carácter u otro, éstos humores eran: sangre (carácter sanguíneo, emprendedor, activo), flema (carácter flemático, tranquilo, pausado), bilis amarila (carácter colérico, irritable) y bilis negra (carácter melancólico).

    • Nosotros hemos de mantener una tesis, que es la siguiente: el interés por la personalidad es un proceso sociohistórico que comienza tímidamente en el Renacimiento, que va creciendo paulatinamente hasta tomar cuerpo en la Europa de mediados del siglo XIX y que en la actualidad se encuentra completamente exagerad. Estamos hablando de un proceso de individualización de la Sociedad, que provoca que aparezcan, por primera vez en la Historia de la Humanidad, lo que Béjar ha llamado “el ámbito de lo íntimo y lo privado” y lo que Avia ha llamado el Realismo Autosuficiente. Ahora aparece por primera vez en la persona individual, por una vez en la historia los sujetos usan el espacio con connotaciones personales, tienen objetos propios y realizan conductas a solas. Poco a poco este cambio va configurando un sujeto desgajado de su grupo social, que se define más por lo que le distingue que por lo que le une a los demás, un individuo que busca un aislamiento propio y un extrañamiento ante lo ajeno, que no se reconoce entre los otros, sino que el otro es un extraño.

    La aparición de la persona individual

    • La aparición del yo privado, íntimo, se debe a que las prácticas de la vida de las personas comienza a particularizarse en cada individuo. Nos estamos refiriendo más o menos al s.XVII. Desde entonces, algunas actividades anteriormente públicas comienzan a hacerse de forma individual y privada, resaltamos estos casos:

  • Comportamiento en la mesa. Anteriormente se comía en una fuente común, a partir del Renacimiento comienzan a utilizarse utensilios personalizados, acto que está exacerbado hoy día.

  • Cuarto de baño e higiene personal. En dicha época aparecen los pestillos, los inodoros y toda una serie de costumbres que pretenden hacer como si no hubiera pasado nada. El individuo actual se comporta como si no tuviera necesidades fisiológicas. Aparecen toallas y peines personales.

  • Conducta de dormir. Clásicamente el dormitorio era una estancia en la que se dormía (dormían todos, ganado incluía), sin embargo, poco a poco hay dormitorios para cada generación de la casa, después se distingue entre sexos para finalmente llegar a la actualidad, donde se pretende que exista una habitación por persona. La cama es un mueble compartido, actualmente el individuo urbano considera la cama algo muy íntimo.

  • Sexo. El catolicismo medieval era una sociedad tolerante con el sexo, donde el adulterio era un “pecadillo”, convivían hijos legítimos e ilegítimos. Hoy en día esto es imposible. La reforma protestante impone una versión mucho más puritana, cerrando la práctica sexual al ámbito familiar, viéndose como algo dramático el adulterio. El sexo medieval era irresponsable y feliz, esto fue frenado por el protestantismo y la sífilis. En la sociedad actual si hay algo problemático es el sexo. En la actualidad ocupa gran parte de los pensamientos de la gente y están apareciendo cada vez formas más individuales de sexo (cibersexo, sexo por teléfono...).

  • Muerte. La muerte era algo público, algunos manuales del siglo XIX aconsejaban que los niños vieran morir a sus familiares. La muerte solía ser rodeado de familia y amigos, para luego realizar complejos ritos, ahora la muerte debe ser aséptica, se muere en un hospital, acompañado por enfermeros tras lo cuál el cadáver se quema y esparce. La muerte es un tema tabú temido por la gente.

  • El Gusto. Clásicamente estaba ligado a la gastronomía, sin embargo de un tiempo a esta parte el gusto comienza a invadir áreas absolutamente alejadas de la gastronomía, comienza a invadir las artes, la ropa, etc. hasta llegar a nuestros días, donde el gusto ha invadido detalles absolutamente sofisticados. Aparece el concepto de Buen Gusto, que sirve para identificar al individuo dentro de una clase social.

  • Arte. Pasamos de la tragedia clásica griega, donde está en juego el curso de una nación y otros temas elevados, al drama burgués, donde se centra en la vida de un individuo y su ambiente. En la actualidad las narraciones son televisivas. Otros elementos son las artes plásticas, como por ejemplo el retrato, que ha evolucionado del relato clásico, donde el retrato venía determinado por su función social, hasta la época actual, donde el individuo está desprovisto de identidad social.

    • A consecuencia de todo lo dicho, cabría decir que en esta época surge el individuo burgués moderno o ciudadano, es decir, aquélla persona que considera que su auténtica identidad está en esa parte retirada del mundo social. El ciudadano considera que nuestra esencia es nuestro yo, pero no un yo trascendente, sino un yo reflexivo, un yo atrapado idiotamente en sí mismo. En ocasiones el yo se vuelve tan profundo que se le escapa al propio individuo, siendo necesario un psicoanalista para recuperarlo; las situaciones sociales se viven ahora como juegos de máscaras, siendo las máscaras actuales carentes de autenticidad, revelándose el auténtico yo únicamente a solas. La lógica de la vida humana es la relación social, y estar a solas ha sido siempre una anomalía, no el prototipo, sin embargo, hoy en día estamos favoreciendo la soledad, se está viviendo como un prototipo. Además el verdadero yo se manifiesta a solas, y además las relaciones más cercanas a la persona (famlia, pareja...), se valorará justamente en la medida que permitan la aparición del verdero yo.

    Causas materiales y justificaciones ideológicas del individuo.

    • Advenimiento del Capitalismo. En el nuevo régimen existe una cierta movilidad social, por otro lado la lógica del mercado requiere para su funcionamiento de la potenciación del gusto individual.

    • Popularización de la lectura. Que provoca una cierta independencia de juicio, la lectura ya no está solo en manos del clérigo; la tv, el cine, etc. son medios de masas popularísimos. En la sociedad tradicional el curso de la vida de los individuos estaba absolutamente prefijado desde el nacimiento, las sociedades normalizabas generaban individuos felices, sin embargo, los medios de comunicación de masas ofrecen hoy día tal cantidad de alternativas que, por su exceso, coartan la libertad del individuo. La tv y otros medios favorecen el individualismo con sus temáticas, su publicidad, etc.

    • La aparición de la ciudad moderna. Donde el estilo de relaciones se invierte en relación al mantenido en el pueblo, hay dos características de la ciudad que más determinan sus caracterísitcas: el anonimato y la falta de conceptualización como persona (ej. en el pueblo ven al panadero como pepe, mientras que en la ciudad lo perciben como un extraño, alguien que solo inspira asco o miedo). En la ciudad el control sobre el individuo ya no puede ser ejercido por la comunidad, aparece pues la forma más tiránica de control social: el sentimiento de culpa. El niño desde que nace es educado de forma obsesiva en su autocontrol, aparece lo que Elías llama las “Estatuas pensantes”, ya que puesto que se puede educar la conducta visible pero no la invisible, se da el caso de que la gente es comedida en sus actos públicos y delirantes en su actividad mental.

    Ideologías que dan cobertura al hombre íntimo

    • La aparición del ciudadano propicia ciertas novedades en ámbitos psicológicos y religiosos que apoyan la figura del hombre íntimo.

    • Religiosamente, el luteranismo vendría a ofrecerse como la religión del nuevo hombre, la reforma protestante defendió el principio de libre examen, de forma que el protestante puede relacionarse directamente con Dios sin necesidad de intermediarios. El católico clásico no permite que tengan contacto directo, sino que requiere intermediarios (La Iglesia); el católico se salva por sus obras, por lo que hace, mientras que un protestante se salva por su fe, no necesariamente por actuar (como mucho, esto es consecuencia de aquello).

    • Desde la Filosofía tenemos el Racionalismo, que entiende que la verdad es alcanzable mediante el uso de una razón individual y personal que se mantiene en un plano formal, carente de materialidad, como por ejemplo Descartes, que entiende que la verdad está en el individuo, no en el exterior, y basta con razonar correctamente para alcanzar la verdad. La razón es individual y privada, y basta para conocer la verdad. Este proceso de individualización infla de forma artificiosa el mundo de lo privado y de lo íntimo hasta convertirlo en algo autónomo, desligado del mundo exterior.

    Retrato del individuo occidental de fin de siglo

    • A continuación daremos algunos rasgos caricaturizados que caracterizarían al hombre actual, características que, pese a que podrían encontrarse en el pasado, sólo sería como hechos aislados y no como algo generalizado.

  • El ciudadano actual cree que la vida tiene como objetivo el desarrollo de la esfera personal: el objetivo de la vida es ser feliz. También se considera que es importante profundizar sus diferencias respecto a los demás, el mundo no es sino un escenario que ofrece una ocasión de ser quién se es y en realidad los demás no son sino instrumentos que dan ocasión al desarrollo personal. El individuo se vuelve narcisista y frívolo, preocupado por autoconocerse.

  • Importancia que se concede a sentir cosas, cuando la sensación es por definición inexpresable, aislante e incomunicable. Solo en nuestra sociedad podría existir algo como el puenting. Finalmente, esta avalancha de sensaciones termina atrapando al sujeto en una trampa narcisista en donde el sujeto está permanentemente atendiéndose a sí mismo, la persona actual está continuamente autoevaluándose. El ciudadano se siente obligado a sentirse siempre bien, y si no se encuentra de maravilla continuamente, tiene un problema. Bajo esta lógica el esfuerzo y el sufrimiento se convierten en demonios a esquivar como sea.

  • Ser independiente se convierte en un ideal cuando justamente ser dependiente es ser humano, toda una serie de mensajes animan a hacer actividades que tradicionalmente han sido comunales, cosas como la teletienda, el teletrabajo, la comida a domicilio, etc. difunden la tendencia a que las relaciones sociales no deben tener compromisos. También se anima a la gente a tener sus propias ideas. Por otra parte, Cushman, un hombre que repasó los manuales de urbanidad de los últimos dos siglos, encontró el paso del carácter a la personalidad. En el s.XIX se valoraba el carácter, con un determinado tipo de rasgos y el héroe como ideal, status al que se llegaba con esfuerzo, pero sin embargo, en el s.XX se valora la personalidad, que no es sino cuidar su presentación pública, destacar de la multitud, el héroe queda pues reemplazado por la celebridad y se llega a ser célebre por el golpe de suerte y la extravagancia.

  • La moral clásicamente había sido comunitaria, sin embargo al final esta moral era una moral del cuerpo físico, los consejos sobre qué hacer se referían al individuo para con el cuerpo (ej. no robar, no tener relaciones), en la actualidad, la medicina cumple el papel que clásicamente tenía asignado la religión (si algo reduce tu esperanza de vida es la maldad personificada). En la actualidad temas que desde siempre han sido ámbito de los moralistas han pasado a ser ámbito de los médicos (ej. las relaciones sexuales). La vida humana pasa a ser valorada como nunca fue en la Historia, es nuestra época la que disfruta del auge de los Derechos Humanos, algo que no podría existir si no es en este contexto individualista.

  • Victimismo o infantilismo, ya que el ciudadano se considera víctima de todo: de sus padres, de la televisión, de la sociedad...él y a no es culpable de lo que hace, desaparece el sentimiento de responsabilidad bajo la cobertura de discursos objetivos donde no cabe la valoración. Cabría decir que ninguna sociedad ha brindado tantas cosas gratuitamente a sus ciudadadnos, ninguna sociedad exige menos y ningún habitante actual tiene tantos dificultades como en la sociedad actual. Esto es lo que Hughes ha llamado la “cultura de la queja”. Este victimismo individual se complementa con un victimismo colectivo.

  • El mito de la naturaleza. El ciudadano se siente insatisfecho por su narcisismo, sin embargo el burgués considera que su insatisfacción viene de su incapacidad para ser él mismo, para mostrar su naturaleza. El burgués busca el contacto con la naturaleza, tanto con la salvaje como con otras culturas que por lo remotas se consideran de naturaleza salvaje. El burgués percibe esto con una vuelta a las raíces, siente nostalgia de lo que nunca ha existido. La palabra natural es buena, ya que el burgués ha sido expulsado del paraíso y la única salvación es volver.

  • El concepto subjetivista de gusto invade ámbitos que no son subjetivos y que se convierten en la esencia de la personalidad. En la actualidad las opiniones son tratadas como si fueran gustos (están independizados de la argumentación).

    • A consecuencia de todo esto, el foco de atención de la persona se desplaza a lo particular y el individuo queda abocado a una obsesión narcisista. Aparece lo que se ha llamado el “hombre proteico”, “individuo flotante”, “hombre disperso” o “yo vacío”, todo ello hace referencia a un vagabundeo ideológico y es en este contexto donde aparecen los males del individuo. Para que esto se de son necesarias dos características:

    • La existencia de tiempo libre.

    • La existencia de códigos normativos simultáneamente enfrentados.

    Clasificación de las Teorías de la Personalidad

    • Clasificación del Salvatore Maddi. Según él, existen tres tipos de teorías de Personalidad en función de que ajusten a tres modelos posibles: modelo del conflicto, modelo de la plenitud, modelo de consistencia.

    • Clasificación en función de su Metodología Investigadora. Clásicamente se han distinguido tres grandes tipos donde no cabrían posibilidades intermedias; estos tres grandes tipos dan lugar a tres grandes familias de teorías porque resulta que las teorías se han caracterizado por utilizar uno solo de los tres métodos:

  • Método Clínico. Es el más rudimentario y el más practicado en los inicios de la Personalidad. Consiste en estudiar de forma ensayística un caso clínico que el clínico ha tenido que tratar y extraer de éste unos principios generales que en último término se aplicarán al género humano. El clínico no se somete a ningún tipo de control, sino que es una mera exposición de sus subjetividad. Este método tiene sus obvios puntos flacos, como la subjetividad o que trabaja sobre los casos exitosos publicados, además, la lógica clínica no señala la especificidad de la técnica en la curación del caso. Estamos ante el método más usado por Psicoanalistas y Humanistas, es un método intrínsecamente inexplicable.

  • Método Correlacional. Se pretende objetivo y quiere estudiar de forma estadística y fiable hasta que punto alguna característica acostumbra a ir acompañada una de otra. Consiste en medir dos variables y aplicar un estadístico llamado Correlacional y ver en cuánto covarían las variables. El más utilizado es la “R” de Pearson, número que varía entre -1 y 1, siendo su valor absoluto la fuerza de covariación y su sigo la dirección de la covariación. El principal problema que tiene es que nunca permite concluir causalidad entre las variables estudiadas, que por correlacionarse no quiere decir que exista relación entre ellas; hay que tener mucho cuidado en el estudio y análisis de las correlaciones.

  • Método Experimental. Se caracteriza por ser el más potente en Psicología de la Personalidad. Está basado en la libre manipulación por parte del psicólogo de una variable independiente (Vi) y en el registro de los efectos que esto provoca en una segunda variable que va a ser llamada dependiente (Vd) en condición de control de terceras variables que vamos a llamar contaminantes. Los sujetos van pasando las pruebas de la experiencia hasta que N = 1 (un único sujeto). Este estudio no tiene nada que ver con el clínico ya que el procedimiento está sometido a toda una serie de criterios de control. El método experimental tiene como principal ventaja el que permite concluir relaciones causales, además, estamos ante trabajos replicables. Entre sus falos está el que algunas variables son inmanipulables, bien por motivos puramente materiales o por motivos éticos.

    • Método Clínico, típico de Psicoanalistas y Humanistas.

    • Método Correlacional, típico de los Factorialistas.

    • Método Experimental, típico de Conductistas y Cognitivistas.

    Clasificación de las Teorías según sean Deterministas o Indeterministas

    • Hay que entender que el estudio del psiquismo puede hacerse desde dos ópticas diferentes en las que no cabría posiciones intermedias, una de ellas es la que entiende que la conducta humana no obedece a leyes (indeterministas) y otra que entiende que la conducta humana está definida por leyes, por principios de causa-efecto (deterministas).

    • Posición Indeterminista. Desde ella se entiende que en el ser humano se da una singularidad única en el cosmos: la libertad. A diferencia de lo que ocurre en el resto del cosmos, la conducta humana está autocausada, el hombre queda desgajado por la naturaleza. La objeción a esta teoría podría ser: ¿Pero entonces es coherente que exista la psicología?

    • Posición Determinista: entiende que la conducta es naturaleza y que por lo tanto obedece a leyes que la psicología debe descubrir. Esto quiere decir que dadas las circunstancias anteriores a una conducta no puede sino ocurrir lo que ocurre. El comportamiento humano, eso sí, obedece a leyes extremadamente complejas, pero el que sean complejas no niega su existencia. También hay que recordar que el que existan leyes no quiere decir que el sujeto las conozca, sino que le compete a la psicología el encontrar tales principios de la conducta de forma que conceptos clásicos quedarán en entredicho. Cabría decir que la psicología mundana tiende a ser más indeterminista que la académica. Al determinismo deberíamos hacerle la pregunta de si, por ejemplo, otra persona, en el lugar de Hitler y con las mismas vivencias, ambiente, etc. que éste, hubiera hecho lo mismo que él.

    Clasificación en función del carácter idiográfico o nomotético.

    • Tiene sus orígenes en Windelband, que entendía que existen dos tipos de ciencias: la que él llamaba ciencias de la naturaleza, que tenía como objeto de estudio de las normas que rigen el mundo, justamente por esta atención a las normas diríase que son Nomotéticas. Un ejemplo de ciencia nomotética sería la física, donde el caso particular no tiene valor. El segundo tipo son ciencias del espíritu, en las que interesa el campo particular. Ya no cabría el establecimiento de normas o principios generales sobre tal casuística.

    • Gordon Allport retoma esta distinción para preguntarse que debe de ser la Psicología de la Personalidad. Allport argumenta que la Psicología de la Personalidad permitía ambas opciones. A través de las reflexiones de Allport esta distinción se oscurece y se pasó a considerar nomotética a la “psicología científica” e idiográfica a la “psicología ensayística”.

    • Entendemos por Idiográfica aquélla psicología que parte de la base de que todos los hombres son iguales, tal que el caso único será el camino adecuado para descubrir los principios generales de toda la especie. Son idiográficos tanto enfoques ensayísticos como los enfoques “de laboratorio” (ej. Freud de lo uno y Skinner de lo otro). Y serán nomotéticos aquélla psicología que entiende que existen tipos esencialmente de hombres, de ahí que la persona tan sólo vale de ejemplo de su grupo o clase, la Psicología Nomotética es una psicología clasificadora, que va a dedicar su tarea a descubrir cuales son esas clasificaciones que nos van a permitir clasificar a las personas. Eysenk decía que las personas estaban en cuatro clases distintas según dos caracteres: neuroticismo y extrovertismo, y cada uno de los cuatro subgrupos tiene sus leyes.

    • El principal instrumento de la nomotética es la estadística. Se dirá que la psicología idiográfica es una psicología de individuos, que estudia a las personas, mientras que la nomotética es una psicología de diferencias entre individuos.

    Clas.en función del modelo teórico intrapsíquico o ambientalista de la teoría.

    • Toda teoría de la personalidad está enraizada, lo sepa o no el teórico, en un modelo teórico de hombre relativo al nivel en donde se haya la causalidad única de su comportamiento. Cabrán dos soluciones: el modelo teórico intrapsíquico (que entiende que la causalidad última está en el interior de la persona) y el ambiente (que defiende que al fina de todo la causa de la conducta está en el ambiente). No cabe término medio, uno de los dos está necesariamente equivocado.

    • Modelo Intrapsíquico. Bajo este modelo se entiende que el ser humano es esencialmente activo, y que tal actividad es condición intrínsecamente humana y por tanto el motor de su conducta ha de ser buscado en él. Desde ese punto de vista la psicología es el estudio de variables personales, de las cuáles la conducta no es sino su indicio. Así dados los casos, esta psicología defenderá la generalidad de la conducta, defenderá que ya que la conducta depende de elementos constantes, la propia conducta también será constante, lo sea tanto a través de las situaciones: también será constante a través del tiempo. Estas psicologías intrapsíquicas suelen usar la metodología clínica si es que son idiográficas y la correlacional si son nomotéticas. Las teorías intrapsíquicas pueden ser llamadas también mentalistas y se caracterizan porque desde ellas se pretende proponer estructuras de la mente. Cabría distinguir entre las teorías intrapsíquicas dos grupos:

    • Teorías del Estado / Del Proceso, que opinan que la conducta es fruto de la particular y fugaz estructura de la mente. Para estos mentalistas la mente es un fluir permanente de fuerzas en dinámica constante, y de cada configuración momentánea dependerá la conducta del individuo. En este tipo de teorías la conducta nunca depende de una pieza, sino de la configuración de un elemento en relación con los demás. Son teorías aparecidas en la práctica clínica y que mantienen, además, que las relaciones que median entre la mente y la conducta son indirectas y simbólicas. El tipo de pruebas que realiza este modelo son test en los que el sujeto rellena el significado de una figura amorfa según su psiquismo.

    • Teorías del Rasgo, la mente es descrita como una entidad estática, con ciertas características estructurales constantes, la conducta depende de factores estables y generales que definen la personalidad del individuo, de disposiciones que el individuo lleva permanentemente consigo. A lo largo de la historia estas disposiciones han tomado dos formas:

    • Tipos de Personalidad (que tienen que ver con definiciones globalizadoras de las personas a las que se pertenece o no se pertenece)

    • Rasgos de Personalidad (tan sólo describen aspectos parciales del psiquismo del individuo y toman un carácter cuantitativo, contínuo y no discreto).

    Estas teorías del rasgo entenderán que la relación entre la mente y la conducta es directa, no simbólica. Las pruebas de esta teoría suelen ser psicométricas.

    • Modelo Ambientalista. Bajo este modelo teórico el sujeto no es entendido como alguien activo, sino como alguien reactivo. El concepto de estímulo significa “aguijón” o “pinchazo”, y toda conducta es producto de un pinchazo externo que influye sobre el sujeto. El psicólogo ambientalista usa mucho del análisis; también debería hablar del énfasis en la conducta. Las psicologías mentalistas consideran que la conducta no es sino el indicio de la mente, mientras que los ambientalistas ven la conducta como lo único que hay. La estructura no está en la mente sino en la conducta, dentro de las teorías ambientalistas colocamos al conductismo Watsoniano y a los neoconductistas como por ejemplo Hull. No toda conducta es ambientalista. Desde la psicología ambientalista habitualmente personalidad y conducta se vuelven sinónimos, la personalidad deja de ser algo ajeno a la conducta que la provoca y pasa a ser la propia estructura de la conducta. Otra característica de este modelo es su defensa de que la conducta es aprendida. El aprendizaje es la forma de adquirir modificación es incluso desaparición del comportamiento, rechazándose las posiciones genetistas. Otra característica es su parsimonia, son teorías que usan un número muy concreto de presupuestos teóricos justamente porque su carácter experimental pone coto a la especulación. Estamos pues ante teorías que utilizan un mínimo de constructos teóricos, un mínimo de inferencias y un mínimo nivel de abstracción. Por último, mencionar que se han hecho estudios para defender que el comportamiento es más inestable de lo que se había creído tradicionalmente. La conducta depende de las situaciones y por tanto covarían con ella, la generalización del comportamiento a lo largo de diversas situaciones va a depender de las dimensiones psicológicas generalizadas que comportan tales situaciones.

    Revisión Crítica de la Clasificación Intrapsíquico - Ambiental

    • Hemos dividido el campo de la Psicología de la Personalidad en dos grandes grupos o modelos en función de dónde colocan la causalidad de la conducta, entendemos que esta división no es más que la aplicación a la psicología de la personalidad del dualismo cartesiano, un dualismo entre mente y física. La polémica entre ambos modelos está enraizada y se ha intentado superar muchas veces, pero esta superación se limita habitualmente a promediar las posturas de partida, a defender que la causa de la conducta está en la mente y en el ambiente, las teorías llamadas Interaccionistas o Interactivistas, y siguen atrapadas en el dualismo de partida.

    • Las opciones de partida no se consideran porque nieguen uno de los dos términos como causa del comportamiento, sino porque consideran a uno de los dos términos epifenómeno del otro. En general cuando se intentan promediar situaciones radicalmente diferentes surgen quimeras.

    • La psicología dualista supone que la persona y el mundo son entidades transcendentales mientras que el mentalismo, ambientalismo e interaccionismo no son sino las posibles soluciones al problema de cómo contacta la persona con el mundo. Ahora bien, cabe una psicología no dualista, y que por tanto no será ni mentalista ni ambienta ni interaccionista, tampoco será ecléptica y tampoco será un idílico punto intermedio, desde esta psicología adualista no se acepta que el hombre y el mundo sean entes independientes, sino que se considera que el hombre y el mundo existen justamente por su relación mutua.

    • La historia de la psicología de la personalidad es la historia de una sucesión permanente de colapsos debidos a oposiciones estériles: Res Cogitans / Res Extensa, Mente / Conducta, Mentalismo / Fisicalismo, Cognitivismo / Conductismo... por último, la psicología solo avanzará cuando renuncie al dualismo y practique una psicología de acción de los sujetos sobre el mundo, una psicología por lo tanto conductual, acertadamente ambientalista y por tanto organicista.

    Tema Dos

    Teorías Psicoanalíticas. La Teoría de S.Freud.

    El desarrollo histórico de las teorías de S.Freud.

    Antecedentes e influencias principales de Freud

    • Cabría entender que la obra freudiana está sometida a permanente evolución a lo largo de sus 45 años de publicaciones, sino que se convierte en un conjunto sistemático de teorías en evolución. En función del momento histórico hay distintos Freuds. Comenzaremos la historia de Freud estudiando sus antecersores, ya que mantendremos la tesis de que Freud comienza a pensar en el inconsciente cuando ya existía la idea en la sociedad del momento.

    • Antecedentes:

    • Carus. En los años 30 del siglo XIX publicó unas lecciones de psicología en dónde ya se defendía que la clave para explicar los fenómenos de la consciencia estaban en otro ámbito, que de hecho se llamaba inconsciente, además ambos reinos responderías en función de diferentes lógicas hasta el punto de que la consciencia sería el ámbito de la libertad, de la cultura, el lugar donde funciona la educación...

    • Hartman. En la segunda mitad del siglo XIX muestra una historia del pensamiento occidental explicándolo en función de los procesos psíquicos incoscientes de los autores, este reduccionismo psicológico va a ser practicado por Freud, que va a reducir obras de arte a supuestas categorías inconscientes del autor. Freud entiende que su obra es la primera del pensamiento occidental que no está influenciado por su inconsciente.

    • Filósofos de la sospecha (Shopenhauer, Nietzsche). Entienden que la conducta humana obedece a fuerzas irracionales, a fuerzas oscuras, tenebrosas, incluso eróticas. Estos autores critican el modelo racional e ilustrado de ser humano, aparece el tópico de la época imponiendo la idea romántica, decadente, de la bestia, bestia que jamás podrá ser domada y educada.

    • Hablando ya de Freud, vamos a distinguir dos tradiciones, en primer lugar la extraordinaria formación humanista de Freud. La segunda línea es de tipo positivista, una formación en medicina materialista mecanicista. Ya en su vida como autor se va a ver influenciado por gente como Helmhotz y Brüeke (fisiólogo que, fascinado por la termodinámica de la época, propone una neurodinámica, proponiendo que el Sistema Nervioso esté regido por las leyes de conservación de la energía).Todo esto deriva en un Enfoque Económico del Psiquismo, esta energía se conecta a los objetos, llamándose el vínculo Catexia. Si la energía no puede liberarse por su cauce inmediato, entonces se liberará por el cauce que menos resistencia oponga. Si bloqueo la totalidad de la energía, la energía se acumulará, elaborará y se convertirá en otra cosa. Esta energía psíquica está proporcionada por los instintos que son, ante todo, instintos de vida y celebración de la vida, y por lo tanto sexuales. A esta energía se la llama Libido. A medida que avanza la obra freudiana encontramos un segundo tipo de energía, instintos de muerte, de destrucción, es la energía llamada Thanatos.

    • La formación materialista de Freud hizo que nunca terminara de asumir el materialismo mecanicista de la medicina de la época. Freud propone una visión funcional de la enfermedad mental. Toda la psicología clínica de nuestro siglo es freudiana.

    Épocas del pensamiento freudiano

    • Según Rapaport, existen tres etapas en la era freudiana:

  • De 1883 a 1987, el llamado “Período del Trauma Afectivo” (Período de la Teoría de la Seducción); aunque existen algunas ideas, aún le falta el centro de la teoría de la personalidad freudiana. Ej. “Estudios de la histeria”.

  • De 1898 a 1922, la “1ª Tópica Freudiana” (Modelo Topográfico), en el que el psiconálisis funciona con total solidez. Es la primera teoría de la mente como si de un lugar se tratase. En esta época se habla de la trinidad inconsciente - preconsciente - consciente. Ej. “La interpretación de los sueños”.

  • De 1923 a 1939, la “2ª Tópica Freudiana” (Modelo Estructural), que es cuando Freud va más allá de la psicología, tiene más que ver con ciencias humanas hasta el punto que el psicoanálisis se convierte en una herramienta de comprensión del mundo. Se ofrece una nueva trinidad: ello (id), yo (ego), superoyo (superego).

  • Primera Etapa: Período del Trauma Afectivo - Teoría de la Seducción

    • Freud termina sus estudios y en su primer trabajo como psiquiatra se enfrenta a la histeria. Rápidamente Freud se da cuenta de que es un problema psíquico (funcional) y que es necesario aplicar otra metodología. En 1882 Freud se entera de que Brever está tratando un caso de histeria con un método nuevo: la hipnosis y la conversación. Ambos se conocen y colaboran, observando en casos como el de “Anna O” como la hipnosis facilita el recuerdo de experiencias olvidadas de tal forma que ese recuerdo provoca un gran alivio en la enferma, hace que los síntomas disminuyan y sobretodo, parece existir una relación simbólica entre el recuerdo infantil y el síntoma padecido en esos momentos.

    • Freud se da cuenta de que la gran mayoría de los recuerdos que afloran bajo hipnosis son de carácter sexual y tienen que ver con un abuso sexual recibido a manos de un adulto. En el año 85 Freud viaja a París para estudiar con Charcot, un prestigiosos médico forense y finalmente vuelve a Viena con una hipótesis sobre la histeria: “conflictos emocionales de tipo sexual transfieren energía, contenidos mentales, fuera de la consciencia, quedan por tanto reprimidos, pero activos”. La niña sufrió un trauma en la infancia como algo trivial, pero no es problemático hasta que un acontecimiento en la pubertad carga de toda su maldad al primer acontecimiento.

    • Entiéndase que en este momento de la era freudiana el inconsciente no es más que un cuerpo extraño patógeno que tan sólo tienen algunas mujeres. La terapia consiste en que la mujer recuerde el primer hecho, esos abusos sexuales de niña, tratando de convertir la neurosis en tristeza normal. Con este método los pacientes mejoraban, aunque con el paso del tiempo el método comienza a desencantar a Freud porque las mejoras parecían pasajeras, Freud no era un buen hipnotizador y los recuerdos que aparecían no necesariamente se mantenían después de la hipnosis. Pese a todo, Brever siguió defendiendo el método. Encontramos pues un enfrentamiento entre las teorías de Brever y Freud, que podemos ver en:

  • El Pansexsualismo (la idea de que todos los trastornos tienen origen sexual).

  • La Transferencia Terapéutica (Freud entiende que la paciente transfiere al terapeuta los sentimientos claves de las relaciones y los conflictos que mantuvo con las personas responsables de sus traumas. En la relación terapéutica el trauma se vuelve a vivir).

    • En1895 Freud inaugura el método de las asociaciones libres, que ya sustituye a la hipnosis como técnica para recuperar los conflictos sexuales reprimidos. Básicamente consiste en exponer al paciente a una serie de estímulos que son palabras y se le pide que conteste con lo primero que se le pase por la cabeza, por absurda u obscena que sea la respuesta; esta técnica crea la Regla Fundamental del Psicoanálisis, “el paciente ha de decir siempre lo que se le pase por la cabeza sin someterlo a criba o censura”. Por último, Freud da finalmente con la interpretación de los sueños como otro método para acceder al inconsciente. Es fundamental señalar ahora como la piedra angular de la Psicopatología estaba en el trauma sexual, de ahí que se le llame “Teoría de la Seducción”, que se refería a la seducción de la niña sobre el adulto.

    • La Teoría de la seducción entendía que la neurosis era un efecto ante un ambiente hostil y dramático, en último término estamos ante un Freud ambientalista. Esta idea fue abandonada en 1898, ya que Freud comenzó a creer que las historias que las mujeres cuentan en terapia no son sucesos reales, sino fantasías que la niña tuvo en su infancia. En definitiva, esta niña no fue abusada, sino que deseó serlo, los recuerdos son representaciones reprimidas y no acontecimientos reales. Esto supone el nacimiento del psicoanálisis y de la primera teoría intrapsíquica y mentalista de la historia Ahora es la mente de la mujer la causante. Por otro lado, presumir que la niña/o tienen un deseo sexual hacia sus padres tiene una trascendencia psicológica extraordinaria, ya que si el hombre tiene de forma natural un deseo edípico, entonces de forma necesaria el hombre será siempre un individuo enfrentado a la sociedad. De forma inherente a la condición humana está la insatisfacción y la derrota ante el grupo, y por ello al hombre sólo le cabe alcanzar placeres sustitutivos.

    • Justamente, el cambio de la Teoría de las Seducción a la Teoría de la Represión es lo que hace nacer al psicoanálisis, y lo que pone fin a la primera etapa. A partir de 1898 Freud se plantea cómo es que las mujeres narran abusos sexuales sufridos cuando no los sufrieron. ¿Qué motivó estos cambios en el pensar de Freud?:

  • Era inverosímil que en la Viena de la época hubiera una frecuencia tan elevada de abuso sexual.

  • Se sorprendió obteniendo ese recuerdo en su propio autoanálsisi.

  • Hace poco una obra de Masson reveló nuevos argumentos, ya que según él todo gira en torno a Wilhem Fliess, un personaje vienés mediocre al que Freud adoraba y es él quién induce a Freud a cambiar de teoría. Masson también señala la ventaja social que tuvo para Freud el realizar este cambio.

    Segunda Etapa: Modelo Topográfico

    • La teoría de la represión obligó a Freud a cambiar el nivel de su psicología. La clave no estaba en las experiencias vividas en un mundo hostil, sino en los avatares que el deseo tenía en el interior del sujeto. Freud se ve obligado a especular un complejo aparato mental. Un aparato universal en la mente humana. Ahora, la psicología de Freud no es una psicopatología, sino que es una psicología general. Será en “La interpretación de los sueños” dónde Freud proponga esta teoría. Este aparato será tomado de forma hipotética, pero a medida que avanza la primera tópica, Freud irá reificando este aparato mental de forma que en los años 20 lo que era una hipótesis pasa a convertirse en una tesis que se utiliza para demostrar terceras cosas. También hay que señalar que Freud rechazó la localización cerebral de su concepción mental.

    • Freud entiende ahora que la mente consta de tres instancias o sistemas que están colocados sucesivamente uno encima de otro como lo están las lentes en un telescopio: consciente (todo a lo que atendemos), preconsciente (todo aquello que no está en la consciencia, pero podría estarlo si la mente está bien estimulada) e inconsciente (todo aquello que ni está en la consciencia ni puede llegar a estarlo).

    • Las instancias:

  • Inconsciente. Es ilógico, no existe el tiempo ni el espacio, y las cosas no se distinguen de sus representaciones. Está gobernado por el principio del placer (la liberación inmediata del deseo en cuanto aparece) y de forma indiferente del mundo en el cuál aparece. Al principio del placer se le conoce como “proceso primario” y los contenidos son fundamentalmente sexuales.

  • Preconsciente. La labor del preconsciente es adaptar por un lado las pulsiones inconscientes y por otro la realidad del mundo exterior. Empieza a haber “proceso secundario” o principio de la realidad, que es la retención de la energía a la espera de que el mundo se avenga a la satisfacción del deseo. La cuestión es que cuando la energía se retiene se convierte en otra cosa, produce el “trabajo del deseo” o “elaboración del deseo”.

  • Consciente. Ya es “principio de la realidad” (proceso secundario), que es a lo que Freud dio menos importancia. El último Freud de esta etapa no sólo defiende la existencia del inconsciente, sino que además defiende que es lo único que somos.

    • A pesar de la presión y la censura, existen sin embargo pequeños fallos que se pueden producir bien porque haya fallos en los sistemas de censura o bien porque la presión inconsciente es fortísima. Estos fallo toman la forma de lapsus lingüe al hablar o actos fallidos. Otra vía de acceso al inconsciente son las asociaciones libres, aunque el principal camino al inconsciente son los sueños, ya que la censura se relaja de forma muy importante. Entiéndase por tanto que los sueños suponen la realización de deseos inconscientes mediante procesos casi primarios regidos por el principio del placer, y habrán de ser interpretados en clave simbólica. El psicoanalista deberá saber distinguir el contenido latente del contenido manifiesto. El analista deberá desentrañar:

  • Los mecanismos de elaboración onírica, como por ejemplo el mecanismo de condensación, según el cuál varios elementos del contenido latente del sueño quedan agrupados en el contenido manifiesto del sueño.

  • Los mecanismos de desplazamiento, según el cuál algunos elementos del contenido latente aparecen abstraídos de sus contextos habituales.

  • Los sueños se alimentan de lo que se conoce en psicoanálisis como “restos diurnos”, pedazos de recuerdos que son puestos al servicio de la historia y del deseo que se espera satisfacer. Por último, la idea de que el sueño supone siempre la satisfacción de un deseo plantea el problema de explicar las pesadillas. Freud no se dedica a esto, pero plantea dos hipótesis:

    • En ocasiones la profundidad del sueño se reduce y reaparece la censura con el contenido inconsciente en plena consciencia.

    • Otra posible explicación que Freud da es que existen sueños masoquistas, y que las pesadillas no contradicen que estemos satisfaciendo un deseo.

    3ª Etapa: Modelo Estructural

    • Dado que la segunda tópica daba lugar a problemas cómo que por ejemplo no era capaz de explicar la resistencia al tratamiento (Entendemos por resistencia al tratamiento toda una serie de obstáculos que el propio paciente pone al propio curso de la terapia), las reacciones terapéuticas negativas ni los sentimientos de culpabilidad y agresividad, nace esta segunda tópica.

    • En esta segunda tópica existe una trinidad:

  • Ello (en el inconsciente). Es bastante parecido al inconsciente de la primera tópica. Tiene connotaciones innatistas más marcadas que las que tendrá el inconsciente. Sigue siendo el reino del placer y sigue teniendo contenidos fundamentalmente sexuales y agresivos. El “Ello” es la fuerte energética del psiquismo.

  • Yo (en lo consciente, con una parte en el inconsciente). El “Yo” está dotado de consciencia y actúa como el integrador de todos los procesos psíquicos de la persona. Al “yo” le toca actuar de mediador entre por un lado las exigencias del Ello y por otro las demandas moralistas del Superyo y como tercer elemento con las posibilidades de la realidad. Es la parte más débil del aparatos psíquico y la que más fácilmente se resiente. Freud usó dos metáforas para el Yo, en una era “el jinete del caballo” (ha de manejar una fuerza que le supera) o “el auriga platónico” (el yo debe de evitar que se desboque el caballo blanco de la virtud y el negro del vicio).

  • Superyo (mitad en ambas partes). Es tratado de dos formas, por un lado como si fuera un ideal del yo, aunque en la gran mayoría de los casos, Freud entiende el “Superyo” como una instancia crítica del yo, la interiorización de un juez que constantemente está viendo el lado negativo. Es el enemigo del Ello y el tirano del Yo, de esta forma, los sentimientos de culpa, las angustias, melancolías, fobias, etc., serían trastornos provocados por un exceso de actividad del Superyo.

    • A estas alturas de la obra freudiana las partes del aparato psíquico ya no sólo están reificadas, sino que están antropomorfizadas. En este momento, el psicoanálisis desborda el campo de la Psicología e invade cualquier otra disciplina humanística, por ejemplo, la antropología, sociología o historia. Justamente será el Superyo el que permita dar el salto desde el individuo a los aspectos macrosociales. Mediante esto, Freud explica el origen de la sociedad, la civilización, el liderazgo, el arte...

    Dinámica de la Personalidad: Ansiedad y Defensa

    • El Yo representa el polo defensivo de la Personalidad, es el encargado de poner en práctica los mecanismos de defensa cuando percibe peligro. Justamente esta sensación de peligro no es sino lo que Freud llamaría ansiedad. Tipos:

  • Ansiedad Realista. Ocurre cuando el peligro viene del mudno.

  • Ansiedad Neurótica. La señal de peligro proviene del Ello: el Yo siente que los impulsos del Ello son tan fuertes que son incontrolables, de forma que es inminente que el principio del placer derroque al principio de la realidad.

  • Ansiedad Moral. La señal proviene del Superyo, en el que las demandas del Superyo son las que se desbordan y la persona vive con sentimientos de verguencia, indignidad, etc.

    • Una vez que se percibe el peligro, el Yo pone en marcha mecanismos de defensa. Ante ansiedades neuróticas o morales, con lo cuál lo que hace el Yo es poner en marcha una serie de tácticas que permitan tomar el control y que aligere la tensión que se está produciendo. Se entenderá que la lucha entre el deseo y la censura es permanente, de tal forma que todo el comportamiento humano es fruto de la dinámica entre el Ello y el Superyo. Esto es lo que se conoce como el enfoque dinámico del psiquismo.

    • Los mecanismos de defensa siempre son inconscientes, y los principales son:

  • La Represión. Es el principal, el más usado y el más básico. Consiste en la inhibición de un impulso manteniéndolo reprimido fuera de la consciencia. Es muy eficaz, pero tiene el inconveniente de que es muy costoso y si se practica mucho, todo el sistema puede venirse abajo.

  • La Proyección. Se permite que aflore el deseo, pero atribuido no a sí mismo, sino a terceras personas (ej. celos como defensa del propio sentimiento adúltero).

  • Formación Reactiva. Se permite que aflore un deseo, pero disfrazado de su contrario. Compulsiones por la limpieza, por ejemplo, es una formación reactiva de las ansias de jugar con las heces.

  • Racionalización. Se permite que aflore el deseo, si bien excusado apelando a causas aceptables.

  • Sublimación. La energía asociada al deseo prohibido se recanaliza hacia otros objetos socialmente aceptables. Esta es la forma madura de solucionar los problemas psíquicos.

    • El mecanismo de defensa 1 es básico, los 2, 3 y 4 son neuróticos y el último es sano.

    Etapas del Desarrollo Psicosexual

    • Freud entendió que el desarrollo de la personalidad en el individuo iba parejo al desarollo de su líbido, así, según se satisficiera el deseo sexual, así sería el individuo. Él entiende cinco etapas, y tras la tercera el individuo ya está determinado.

  • Etapa Oral o Caníbal. Ocurre durante el primer año de vida; en esta etapa el niño depende de los demás para todo y el placer se encuentra revistiendo a la boca. Los placeres son chupar, morder y tragar. En este momento todo es Ello.

  • Etapa Anal o Sádica. Al término del primer año la libido viaja a través del tubo digestivo hasta llegar al ano, que es el nuevo centro del placer, y los placeres de esta etapa tienen que ver con jugar a controlar y expulsar las heces. Es ahora cuando el niño se le enseña a controlar los esfínteres, lo cuál tiene una importancia capital, ya que vive una situación de retención del deseo.

  • Etapa Fálica. El libido se encuentra asociado al falo, la manipulación de los genitales es el placer. En esta etapa ocurre el proceso psíquico más importante del individuo: el complejo de Edipo. Desde que nacen, los niños encuentran en la madre el centro de todos los placeres (se los satisface todos), al llegar a esta fase el niño intuye que con su pene se podría hacer algo con su madre, y por lo tanto intenta seducir a la madre. Hay un problema: el padre se convierte en un rival y el niño desea su desaparición. En este momento el niño descubre que las niñas no tienen pene y esto le incomoda, y cuando finalmente lo acepta cree que las niñas son niños castrados por sus padres por pretender acostarse con su madre. Aparece entonces la angustia castración. Freud cree que todas las enfermedades psicológicas masculinas pueden retroceder hasta este punto. Ante este conflicto el niño se rinde ante el padre, y la derrota tan desoladora que sufre provoca la identificación con el agresos, interiorizando como propia toda la moral paterna. Ha nacido ahora el Superyo, y el padre pasa a convertirse en el héroe, el niño abandona sus deseos edípicos y los sumerge en el inconsciente. Este es el ejemplo masculino prototípico. Con las mujeres pasa lo mismo, pero cuando descubre la diferencia entre sexos se siente angustiada por no tenerlo hasta que finalmente lo acepta, la niña culpa a su madre de haberla hecho una persona incompleta, apareciendo entonces la “envidia del pene”: todo sentimiento femenino de inferioridad fememnina podría trazarse hasta este punto. El padre se convierte en el ser admirable al tener pene, el afán por tener pene se cambia por tener un hijo del padre, por poseer su pene. Como esto tampoco se arregla, la niña sublima esto por el gusto hacia las muñecas. Al término del Edipo toda su dinámica queda reprimida y tal y cómo se halla resuelto el Edipo, así será el individuo. Jung propuso el “Complejo de Electra” como paralelo al Edipo, pero Freud jamás lo aceptó por su idea de la “primacía del falo”, según el cuál el pene determina el desarrollo psíquico tanto en los hombres porque lo tienen como en las mujeres porque no lo tienen. Seve la mujer como un tipo de hombre, un caso especial. Destaca que el Edipo es un fenómeno universal y transcultural.

  • Etapa de Latencia. Todo el drama vivido en años anteriores ha quedado reprimido y sublimado tal que la energía sexual se sublima hacia actividades diversas: escolares, deportivas, lúdicas...

  • Etapa Genital. Por fin la persona puede obtener satisfacción sexual adulta, puede romper el narcisimo previo y tomar a otro como objeto de deseo. Nos encontraremos con un hombre maduro, heterosexual y monógamo (y en el caso de las mujeres que tenga orgasmos vaginales). En la práctica, todos estamos llenos de fijaciones y regresiones. Por fijación se entiende el proceso en el que una parte de libido queda fijada en una etapa, las fijaciones pueden ser producidas por ambientes extremadamente punitivos o bien por todo lo contrario, por sistemas extremadamente permisivos y sobretodo por la alternancia entre excesos punitivos e indulgentes. Las fijaciones serán más o menos graves según su precocidad y la cantidad de libido que quede fijada. También tendríamos las regresiones, en la cuál al energía retrocede contracorriente hacia etapas que ya había superado. Las regresiones ocurren cuando el sujeto se enfrenta a situaciones o a problemas contra los que no tiene solución

    • A consecuencia de todo esto habrá en cada persona una etapa del desarrollo especialmente predominante, cabrá distinguir caracteres orales, fálicos y genitales:

  • Personalidades Orales. Serán personas dependientes, pasivas, con extremos de optimismo o pesimismo. Se mostrarán abiertos a nuevas experiencias o todo lo contrario y utilizarán la vida oral como fuente habitual de gratificación.

  • Personalidades Anales. Existen tres elementos: extremo orden, limpieza y organización, tacañería y afán de coleccionismo, obstinación y terquedad.

  • Personalidad Fálica. Ser impulsivo e irresponsable, vanidoso y orgulloso, temeroso de la intimidad y del amor, muy competitivo y muy promiscuo o bien muy casto.

  • Personalidad Genital. La etapa se caracteriza por un carácter maduro, una correcta socialización y disponer de suficiente energía libre para dedicarla a una vida activa.

  • Punto 2 por fotocopias.7

    Evaluación Crítica del Psicoanálisis

    • Metodológicamente hablando, el psicoanalista es un compendio de todos los errores que se puede cometer en psicología de la personalidad:

  • Las afirmaciones psicoanalíticas son incomprobables por la propia naturaleza de los conceptos y por el psicoanálisis. Tiene una serie de trucos que impiden que cualquier fenómeno que pueda ocurrir demuestre su falsedad. Por esto, muchos autores consideran al psicoanálisis algo aparte de las disciplinas más académicas.

  • Los conceptos psicoanalíticos están incorrectamente definidos. Esta indefinición es más grave si nos referimos a conceptos de carácter cuantitativo (ej. libido). Los conceptos psicoanalíticos son intrínsecamente inoperacionalizables, es decir, no hay forma de establecer procedimientos objetivos para medirlos y evaluarlos.

  • El psicoanálisis confunde constantemente “indicio” con “prueba”, cuando un dato empírico es coherente con lo que respondería el Psicoanálisis, entonces esa parte de la teoría quedaría comprobada.

  • Eficacia Terapéutica del Psicoanálisis

    • Durante la primera mitad del siglo XX se aceptaba que la terapia psicoanalítica era la terapia óptima para los trastornos neuróticos. Esta creencia estaba fundamentada en la gran cantidad de casos clínicos que parecían demostrarlo, aunque a partir de los años 50 un grupo de autores como Eysenck o Wilson decidieron estudiar la eficacia de las terapias mediante análisis estadístico de grupos de pacientes sometidos a diversas terapias, los pacientes eran de características similares, y los resultados fueron que aquéllos sometidos a terapia freudiana mejoraban al cabo de 2 años en un 60%, aquéllos sometidos a terapias no freudianas en un 64%, y aquéllos no sometidos a terapias mejoraban en un 70%.

    • Los autores del estudio habían descubierto la remisión espontánea de las neurosis (mejoría de un trastorno neurótico sin ayuda profesional), de lo que se puede deducir que el propio paso del tiempo es terapéutico, especialmente si a lo largo del tiempo las personas, por ensayo, y error van a aprendiendo estrategias para superar sus problemas. Se podría decir que 2/3 de los trastornos neuróticos en adultos se arreglan solos en unos años, mientras que en los niños el tiempo de recuperación es mayor.

    • Cuando se publicaron estos trabajos se contradijo otra idea psicoanalítica según la cuál toda terapia que no fuera profunda provocaría sustitución del síntoma. Estos tratamientos superficiales provocarían sustitución del síntoma. En realidad, los tratamientos superficiales demostraron tener menos índices de recaídas que los profundos, contradiciendo la teoría de la caldera de energía, sin embargo, por miles de fallos que existan no puede decirse que el psicoanálisis no sea eficaz.

    • En esta línea de investigación se ha estudiado el “efecto placebo”, que tiene que ver con la mejoría asociada a tratamientos inocuos pero que se presentan revestidos de eficacia clínica. Las Psicoterapias Placebo son eficaces en un 70%, luego cualquier terapia con un índice menor no es adecuada.

    • Es el placebo y la remisión espontánea lo que explica la proliferación exagerada de todo tipo de psicoterapias. Se trata de engaños o términos falaces cuya trampa siempre consiste en atribuirse efectos que son independientes del proceso clínico. Pueden esgrimir cientos de miles de casos curados, pero su efectividad es cero. Así, por ejemplo, se puede vender una pastilla diciendo que permite elegir el sexo del futuro bebé, y en caso de no ser el deseado se devuelve el dinero, así, en un 50% de casos se obtendrá dinero por nada. Estas terapias siempre utilizan la falacia de que si ha ocurrido después de algo, es que ha ocurrido a causa de ese algo. Por lo tanto, hay que recordar que para plantear una terapia, no puede recurrirse a la casuística pues puede ser tan curiosa como ésta, que pese a sus notorias cifras no hace nada.

    • En todos los estudios sobre la eficacia de la terapia sólo se han demostrado como eficaces las terapias que entran en la resolución del problema, no las que se quedan al nivel del placebo. Las terapias deben enseñar al individuo a enfrentarse al mundo conductual y cognitivamente. Ahora bien, ¿La eficacia de una terapia es prueba de la verdad de la teoría que la sustenta? No es así. Una teoría sí queda fortalecida cuando es capaz de reconstruir a sus propias categorías la eficacia de términos derivados de teorías rivales al tiempo que los términos propios no pueden ser reconstruidos a las categorías de las teorías rivales. Diremos que poco a poco estos estudios han hecho que el psicoanálisis sea visto como un método de exploración de la mente que como un método terapéutico.

    • Pero entonces, ¿Cómo ha tenido tanto éxito el psicoanálisis? Existen varias explicaciones:

  • Su supuesta eficacia terapéutica, hace cincuenta años parecía funcionar.

  • La obra de Freud plasma perfectamente la lógica del individuo actual y su consiguiente hipertrofia de la intimidad, en este sentido Freud podía ser visto como la persona que dijo lo que la sociedad estaba esperando oír: sabor esotérico.

  • El psicoanálisis ha calado más en contextos extrapsicológicos que en los psicológicos, por ejemplo, en la psicología académica se ha rechazado. Esto es curioso puesto que Freud predijo lo contrario, que el psicoanálisis sería para un grupo reducido de intelectuales.

    • Pese a todo, a Freud hay que agradecerle algunos apuntes de los que se beneficia toda la psicología clínica como por ejemplo el tratar de forma psicológica un trastorno neurótico, explicar la histeria basándose en las explicaciones pasadas de la paciente, hablar de la transferencia terapéutica como señal de la importancia de las relaciones terapeuta-cliente, la idea de la resistencia neurótica al tratamiento, la idea de las relaciones afectivas padre-hijo como las primarias y determinantes en la experiencia afectiva y que marcarán las relaciones interpersonales adultas y por último la idea de los mecanismos de defensa y de la importancia de las pasiones sobre la conducta.

    Temas Tres y Cuatro

    (Por fotocopias, el parcial se acaba en el tema 3)

    Tema Cinco

    Teorías Factorialistas de la Personalidad

    Introducción a los modelos factorialistas

    • Son las primeras escuelas de la personalidad que la han estudiado por su valor protagonista en sí y no cómo un término secundario a otros elementos de interés.

    • Estamos por primera vez ante el psicólogo no clínico, información universitaria, estadístico-matemática y que afrontan el estudio de la personalidad normal. El factorialismo insiste mucho, por oposición a lo visto hasta ahora en usar únicamente datos objetivos fiablemente medidos para construir modelos de personalidad objetivos y falsables mediante trabajos empíricos, objetivos, de naturaleza correlacional estadística y pocas veces experimental.

    • Estamos ante matemáticas que registran objetivamente conductas, las analizan estadísticamente y ofrecen los resultados e sus análisis. Se acabó el yo, el inconsciente, la motivación, el deseo...son psicologías nomotéticas, que no estudian a las personas en sí, sino sus diferencias.

    • Es una psicología de grupos. Eysenck “no se puede hacer ciencia de un individuo, sólo historia. La ciencia se hace del individuo en general, representativo de la especie, del promedio que nos ofrece la estadística”.

    • También es una psicología intrapsíquica; éstas tendencias de conducta se entenderán como la manifestación de las características del psiquismo del individuo, incluso en ocasiones se pensará que son la manifestación de las características del Sistema Nervioso del individuo.

    • También es una psicología estructuralista. Teoría del rasgo: psicología descriptivas, que pretenden ofrecer una fotografía estática de los componentes del psiquismo, sin interesarse por componentes funcionales, dinámicos, etc.

    • La lógica fundamental de éstas teorías es que todas parten de la idea de que el comportamiento humano no es caótico sino ordenado y por tanto la conducta tiene un alto nivel de constancia o repetitividad. Esta constancia se da tanto a través de las situaciones como a través del tiempo.

    • Al mismo tiempo también habrá conductas ampliamente generalizadas y otras que sean más concretas, específicas y en definitiva podemos establecer pautas de covariación (coeficiente de correlación de Pearson) que nos indiquen hasta que punto a partir de ciertos elementos de conducta podemos predecir la ocurrencia de otros elementos de conducta. A su vez, este conjunto de correlaciones podrían ser agrupadas mediante otra estadística: análisis factorial, obteniéndose como resultado de ella rasgos o factores generales de personalidad que sea cualitativamente iguales para todas las personas y en donde las únicas diferencias entre las personas que quepa establecer sean justamente las cuantitativas.

    • Para la psicología factorialista, la personalidad es el conjunto de rasgos del psiquismo humano, y tales rasgos son entendidos bajos la lógica de la variable intermedia: una característica hipotetizada de las personas que explica cómo es que su conducta es constante a lo largo del tiempo y las situaciones y cómo es al mismo tiempo que tal conducta es diferente a la de los demás.

    Enfoque léxico y el análisis factorial

    • El enfoque léxico es el procedimiento más habitual de construcción de las teorías factoriales. Es el más utilizado por Cattel, McCrae y Costa. Se parte de la idea de que cualquier característica importante del psiquismo humano ha de haber dado lugar a una palabra que la describa en los lenguajes naturales. El psiquismo está en el diccionario.

    • Hay que coger el diccionario y extraer de él todos los adjetivos del comportamiento, esto da lugar a una lista descomunal; a continuación, se depura la lista eliminando sinónimos, términos irrelevantes, etc. hasta obtener unos pocos cientos de adjetivos. En esa lista estará la personalidad, aunque está desestructurada. A partir de ahí se toma la lista y se construye una escala; tomamos una muestra muy grande de sujetos y les pedimos que se evalúen a sí mismos, y que también evalúen a terceras personas. De esta forma tenemos una medida numérica del valor de cada uno de los adjetivos y una correlación de Pearson. Ahora se hace una matriz de correlación de todos los adjetivos. En la matriz veremos a ciertos adjetivos correlacionar, altamente, neutro o bajamente otros. Así, hay adjetivos que se diferencian de otros: se les llama clusters.

    • Sobre esta nube de correlaciones se aplicará ahora la técnica del análisis factorial, a partir de la nube de correlaciones obtenemos los resultados. Se supone que cada característca de personalidad es fruto de una característica diferentemente ponderada. El análisis factorial nos ofrecerá unos factores básicos de personalidad. Será fácil realizar un test de personalidad extrayendo aquéllos items que han resultado ser medidas puras de un factor. Ahora se deberá hacer lo mismo en otras lenguas. Si lo que obtienes es parecido, de forma que tus hallazgos parecen universales entonces habrán descubierto la estructura universal de la personalidad humana.

    Teoría de Gordon Allport

    • No hay en absoluto acuerdo acerca de dónde colocar a Allport. La obra de Allport es sustancialmente diferente a la de los factorialistas que le siguieron. Allport es un autor idiográfico y tiene intereses funcionalistas más que estructuralistas.

    • Allport es el fundador de la psicología del rasgo y también de la psicología de la personalidad normal con un libro del año 37 en el que introduce por primera vez la palabra “personalidad” en el título.

    • Allport defendió tanto puna postura idiográfica como nomotética, dice que la personalidad es el conjunto de rasgos (psíquicos) que tiene una persona. Los rasgos son algo real, no estructuras inventadas por los psicólogos. Tienen una estructura neuropsicológicas y están dentro de las personas controlando su comportamiento (mentalismo). Los rasgos funcionan volviendo funcionalmente semejantes situaciones diferentes.

    • Cabe distinguir dos tipos de rasgos:

  • Los rasgos propiamente dichos. Un rasgo tiene que ver en disposiciones motivacionales que son comunes a todas las personas y en dónde a lo sumo las personas se distinguen por la cantidad de tal largo.

  • Disposiciones personales. Que son tendencias motivacionales que ya son propias de cada persona y que no necesariamente comparten todos los indivudos.

  • Existen algunas personas que sólo tienen un rasgo de personalidad (disposiciones cardinales), lo más habitual es que tengan entre 5 y 10 (disposiciones centrales) y junto a éstas es normal poseer un número muy variable de disposiciones secundarias (pequeños rasgos que afectan a una cantidad pequeña de comportamiento). Allport insiste en que analizar la personalidad en rasgos desdibuja lo verdaderamente importante de la persona, que es la configuración global. Cada rasgo sólo puede ser entendido bien por su relación con los demás.

    • Anatomía funcional de los motivos: entiende Allport que originariamente la motivación de comportamiento acostumbra a ser extrínseca al comportamiento y que sin embargo a medida que alcanza la madures los comportamientos acaban por ser autosustentados o funcionalmente autónomos, que se ha liberado de las motivaciones originales por las que aparecieron. Por ejemplo el niño comienza a leer no por la lectura, sino porque le dan un premio, aunque según madura acaba leyendo por gusto personal. Skinner explicará en el futuro mejor esto; en esta anatomía funcional se encuentra la clave del comportamiento adulto y , de hecho, en su falta se encuentran la clave de muchos problemas psicopatológicos. Una frase clásica de Allport: “lo que impulsa la conducta la impulsa ahora y no necesitamos conocer la historia del impulso para conocer su acción”.

    Teoría de la Personalidad de Raymond Cattel

    • Ha tenido muchísima influencia y una ideología muy peculiar, ya que fue ultrafascista, aunque no se dejó entrever en su obra. Cattel dice que la Personalidad es aquello que nos dice cómo se comportará una persona en una situación determinada. La personalidad está compuesta de rasgos de Personalidad. Los rasgos son tendencias a reaccionar de una forma determinada y caben distinguir tres tipos de rasgos:

  • Aptitudinales (Recursos intelectuales). No se analizarán en ésta asignatura.

  • Temperamentales (Estilos peculiares de acción de cada individuo).

  • Dinámicos (Aspectos motivacionales del comportamiento).

    • Rasgos Temperamentales. Para encontrarlos Cattel utiliza 3 tipos de puntos de partida: datos “L” (Life, información de la vida del sujeto), datos “Q” (Question, extraídos de pruebas de la personalidad) y “T” (Test, que tienen que ver con la puntuación de cada persona en pruebas de tipo objetivo). Uniendo todos éstos datos en correlaciones Cattel construye que la Personalidad Humana está constituida en dieciséis factores de Personalidad, que serán sus Rasgos Temperamentales, Cattel crea el “16PF” (16 Personality Factor), que ha aplicado millones de veces.

    • Rasgos Dinámicos. Cattel entiende que la actitud es la fuerza de un interés y que tal fuerza puede medirse numéricamente, y al ser medible puede ser correlacionable y si es correlacionable se puede someter a análisis factorial. Cattel encuentra cinco factores motivacionales:

  • Factor Alfa (Componente Ello). Tiene que ver con motivaciones que no se ajustan a la realidad externa.

  • Factor Beta (Componente Yo). Tiene que ver con las posibilidades de la realidad.

  • Factor Gamma (Componente Superyo). Se encuentran aquéllas actitudes relacionadas con normas e intereses éticos.

  • Factor Deltha (Componente Fisiológico). Motivaciones que tienen que ver cono necesidades fisiológicas.

  • Factor Epsilon (Conflictos del inconsciente del individuo, etc..).

    • Tipos de Aptitudes:

  • Ergios. Son actitudes genéticamente determinadas, innatas, que se pueden expresar de formas conductualmente diversas.

  • Sentimientos. Son actitudes aprendidas, ambientales, culturales...los sentimientos forman cadenas al final de las cuáles siempre se encuentra un ergio. Estas cadenas de sentimientos al final de las cuáles hay ergios son Entramados Dinámicos.

    • Cattel entiende que el comportamiento está determinado por cinco variables que vendrían a ser lo que él llama la “Ecuación de Especificación”:

  • Rasgos Temperamentales.

  • Rasgos Motivacionales.

  • Rol Social del Individuo.

  • Estados Transitorios de Ánimo.

  • Características de la situación.

  • Éstos tres factores no los desarrolla pero defiende que son relevantes.

    El modelo factorial-biológico de la personalidad de H.J. Eysenck

    • Es el psicólogo de la personalidad más importante. Es el más citado del mundo y el 3º de entre todos los autores, psicólogos o no. Ha desarrollado una obra muy amplia. Apasionado de la física, no se pudo apuntar en la Universidad de Londres a dicha carrera y se apunta a Psicología.

    • Características de la obra eysenckiana:

  • La estadística es la herramienta adecuada en psicología para cribar todo lo que es trivial y atender a lo que verdaderamente importa. El invididuo desaparece, y sólo interesan las diferencias entre ellos.

  • Consideración de que el método científico natural es la garantía de que la psicología va a quedar libre de falsas profundidades, charlatanería, etc. Definamos la hipótesis métodos operativos, llevemos a cabo experimentos replicables y fundemos las teorías en función del feedback que nos va dando.

  • El ser humano es, ante todo, un organismo biológico, un sistema bio-algo y por tanto la causa última de la conducta está en el organismo que se comporta. Más especifícamente en su sistema nervioso y ADN.

  • Metodología

    • Eysenck en un primer momento se ve a sí mismo como un tipólogo, estudia a hipócrates, la revisión de Galeno, la que de ella hace Kant y por último la de Wund, que introduce una importante novedad: los cuatro tipos hipocráticos de cáracter no son sino el resultado de la composición de dos dimensiones continuas e independientes. La fuerza de los sentimientos y la velocidad de su cambio. Eysenck se propone comprobar si el análisis factorial empírico confirma la existencia de éstas dos dimensiones. En segundo lugar, Eysenck va a intentar demostrar que la tipología va más allá, de ser una tipología descriptiva y llega a ser una auténtica tipología científica sobre el carácter humano.

    • Todo esto se corresponde con la primera mitad de la teoría eysenckiana, ya que Eysenck es un estadístico que busca describir de forma correcta, pero sin embargo entiende que el psicólogo ha de ir más allá y explicar el por qué de la psicología de la personalidad, no sólo describirla. Abre por tanto un segundo momento en su teoría, que es momento explicativo. El momento explicativo es fase de tipo biológico, en donde Eysenck va a encontrar los aspectos genético que determina la personalidad humana. Eysenck entiende que el psicólogo puede estudiar el comportamiento humano desde cuatro niveles diferentes de abstracción, niveles que se organizan jerárquicamente. El primer nivel que puede utilizar es el de las Respuestas Específicas (cada uno de los comportamientos concretos que una persona hace en un momento concreto). Si abstraemos un segundo nivel llegamos al de las Respuestas Habituales (es la que tiende a ocurrir en situaciones semejantes); en éste nivel se pueden analizar y buscar covariaciones, análisis factorial, etc. llegando a un tercer nivel, el nivel de los Factores de Primer Orden (nos permite abstraer un rasgo de personalidad que todas las personas poseen). Las decenas de factores de primer orden covarían entre sí de tal forma que se puede hacer análisis factorial y llegaríamos a Factores de Segundo Orden ó Suprafactores ó Dimensiones, aquí se toca techo, existiendo tres dimensiones de personalidad independiente. Es éste nivel el adecuado para estudiar la conducta por su relación beneficio/coste.

    • El primer cuestionario que Eysenck crea es el Maudsley Medical Questionnaire; ésta obra tan sólo mide una dimensión de personalidad (la dimensión “n”). Doce años después publica el Mausley Personality Inventory, que mide dos dimensiones (“n” y “e”). El MPQ tenía un problema ya que existía correlación entre “n” y “e”, y la teoría de Eysenck decía que no debería existir. En el 64 publica el Eysenck Personality Inentory (EPI), que mide de forma correcta “n” y “e”, pero no incluía la tercera dimensión de Personalidad que Eysenck estaba encontrando. El test definitivo sería el EPQ (Eysenck Personality Questionnaire), en versión A (adultos) y J (jóvenes). Ya aparecen las medidas de forma definitiva e independiente: “n”, “e” y “p”. Con ésta obra Eysenck da por concluida la búsqueda de la medida de la personalidad, ahora la personalidad es lo que mide el EPQ.

    Establecimiento del modelo de personalidad a nivel descriptivo

    • Del momento estadístico de la obra Eysenckiana se concluye la existencia de tres superfactores: continuos y bipolares y dan cuenta entre los tres de la mayoría de la varianza de las diferencias interpersonales en el comportamiento. Se trata de:

  • Dimensión N (Neuroticismo / Estabilidad). Definición en fotocopia. No hay que confundir el N psicométrico de Eysenck con las neurosis psiquíatricas. Si bien es cierto que los neuróticos acostumbran a tener alto “n”, también es cierto que no por puntuar alto se tiene una neurosis. A raíz de ésto Eysenck busca relación entre el test y cosas que no tiene nada que ver, por ejemplo el tamaño corporal, la visión nocturna y la sugestibilidad (los de alto “n” tienen menos).

  • Dimensión E (Extraversión / Introversión). Definición en fotocopia. Variables tales como constitución física, secreción de saliva y ejercicio físico (los alto “e” tienen más).

  • Dimensión P (Psicoticismo / Control de Impulsos). Definición en fotocopia. Es la peor medida y la más blanda de todas. Se ha encontrado alto “p” en psicóticos, pero también en criminales, drogadictos...la existencia de la dimensión “p” es problemática porque se opone a lo que clásicamente ha entendido la psicología del s.XX, que veía las psicosis como un agravamiento de las neurosis, de tal forma que un extravertido si tenía problemas psíquicos leves sería histérico, y si se agrava sería maníaco depresivo. Un introvertido si tiene problemas leves sería un distímico, y si los tiene graves un esquizofrénico. Eysenck entiende que no es así, que “n” y “p” son dimensiones independientes y que puede haber todo tipo de relaciones.

  • Establecimiento del modelo de personalidad a nivel explicativo-causal

    • En la primera parte de la teoría de Eysenck se limitaba a proponer una clasificación que, por tanto, no pasaba de tener un valor descriptivo con mayor/menor poder descriptivo de los individuos. En ésta segunda parte Eysenck va a explicar el por qué de las diferencias interindividuales. Esta parte de las teorías le sitúa por encima de las teorías factorialistas, rompiendo el circularismo en el que se hallaban atrapadas. Este circularismo consiste en explicar la conducta apelando a un rasgo al mismo tiempo que se explica el rasgo acudiendo a la conducta. Eysenck no incurre en esto introduciendo una nueva lógica: conducta rasgo neurona / ADN.

    • La dimensión “n” será el resultado de la excitabilidad y labilidad del sistema nervioso autónomo. La dimensión “e” estará causada por los estímulos excitativos e inhibitorios del sistema corticoreticular y “p” no tiene propiamente teoría causal, aunque Eysenck propuso dos hipótesis:

  • P ligado al sistema hormonal androgénico.

  • P ligado al funcionamiento de la dopamina y la serotonina.

  • Dimensión neuroticismo/estabilidad

    • Los sujetos de alto “n” se caracterizan por tener baja tolerancia al estrés, sea físico o psíquico. Ante éstas situaciones los sujetos reaccionan de forma realmente exagerada al tiempo que muestran dificultades para volver a los niveles basales previos al estrés. Además, ésta gente acostumbra a sufrir de jaquecas, trastornos digestivos, insomnio, dolores musculares y dolores menstruales (sólo mujeres).

    • Los datos hacen que Eysenck proponga que las diferencias en “n” están causadas por diferencias genéticamente heredadas, en la excitabilidad y la labilidad que sea el SNA (Sistema Nervioso Autónomo), especialmente la rama simpática. Así, por constitución, habría personas más o menos predispuestas a tener hipereacciones en su SNA.

    • Relación entre “n” y “Respuesta Psicogalbánica (RPG)”. La RPG es la resistencia que la piel ejerce al paso de una corriente eléctrica y es uno de los índices más fiables de la activación del SNA. Las investigaciones han demostrado que los sujetos de alto “n” se alteran en su RPG por igual los de bajo “n”, si bien los sujetos de bajo “n” se recuperan mucho más rápidamente.

    • Relación “n” y “contracción pupilar”. Lo mismo que en RPG.

    • Relación “n” y “tensión muscular”. Los sujetos de alto “n” tienen mayor tensión muscular que los sujetos de bajo “n” en todo tipo de situaciones, sólo hay una situación en dónde no hay diferencia: las situaciones de estrés.

    • Relación “n” y “ritmo cardíaco”. Sujetos de alto “n” tienen un mayor ritmo cardíaco y más irregular que los de bajo “n” y se alteran más fácilmente y en más tiempo.

    • Relación “n” y “presión sanguínea”. Los de alto “n” tienen mayor presión sanguínea que los de bajo “n”.

  • En conclusión, parece ser que hay tendencia genética a tener un SNA más o menos alterable y eso parece ser que es el fundamento de “n”.

  • Dimensión extraversión/introversión

    • En el año 57 Eysenck propone su teoría causal acerca de “e” llamada Teoría de Excitación/Inhibición según la cuál las diferencias de “e” estarían provocadas por diferencias en los estilos neuronales excitativos e inhibitorios; ésta era una teoría vaga e imprecisa de resonancia pauloviana que entendía que la excitación tenía que ver con aquéllos procesos neuronales que facilita el aprendizaje, el condicionamiento, la memoria, la percepción, la discriminación, el pensamiento...mientras que la inhibición tendría que ver con lo contrario. Nótese que excitación e inhibición son dos procesos diferentes.

    • Esta teoría cambia en el año 67 con la “Teoría de la activación” o “Teoría del Arousal”, dónde lo que hace es concretar de forma precisa cuáles son las estructuras neurológicas cuya excitación o inhibición provoca la aparición de la dimensión “e” y son dos: el córtex y el SARA (Sistema Ascendente Reticular Activado). Ambas estructuras juntas forman el circuito corticoreticular -ccr-. Se da el caso además de que el Arousal Corticoreticular -acr- cumple una función precisamente inhibitoria del comportamiento motor. Esto es, hay una relación inversa entre acr y conducta de tal forma que a más excitación cr mayores niveles de introversión y a menor excitabilidad mayor extraversión.

    • Esto da lugar a dos leyes:

  • Postulado de las diferencias individuales. Los seres humanos difieren en la velocidad con las que se produce el arousal y la inhibición corticoreticular. En la fuerza de tal arousal y en la velocidad con la que desaparece.

  • Postulado tipológico. Aquéllas personas cuyos potenciales excitatorios CR sean débiles y lentos y cuyos potenciales inhibitorios sean rápidos y fuertes tenderán a tener una personalidad extravertida. Aquéllas otras personas cuyo potencial excitatorio CR sea fuerte y rápido y cuyo potencial de inhibición sea lento y débil tendrán una conducta introvertida.

    • Pruebas de que es cierto:

  • “E” y “Pautas de descanso involuntario”. Una actividad continuada provoca de forma involuntaria períodos breves de inhibición del CR. Si esto es cierto, lo sujetos de alto E tendrán más cantidad de PDI que los de bajo “e”. Esto no se ha encontrado en tareas perceptivas, pero sí motoras y de vigilancia.

  • “E” y “Umbrales sensoriales”. Bajo “e”, es de esperar que tengan umbrales sensoriales más bajos. Esto se ha confirmado para umbrales auditivos, gustativos y de dolor.

  • “E” y “Facilidad para el condicionamiento”. Si los sujetosd e bajo “e” están más activados CR se condiciona clásicamente con mayor facilidad. Se ha demostrado que es cierto.

  • Herencia y Personalidad

    • Metodologías habituales que se han empleado para estudiar herencia y personalidad:

  • Estudios con gemelos. Existen dos tipos de gemelos, monozigóticos (Mz) y dizigóticos (Dz). Es fácil entender que las diferencias que presentan los gemelos Mz entre sí serán debidas exclusivamente al ambiente. Así pues, comparar el parecido de los Mz como el de los Dz nos permitirá aislar la influencia del ambiente sobre un rasgo de personalidad. Siguiendo con la misma lógica, comparar el parecido de los Mz con el de los Dz nos permitirá aislar la información del ambiente sobre un rasgo de personalidad. Siguiendo con la misma lógica, comparar el parecido de los Mz criados en un mismo ambiente con el parecido de los Mz separados y criados en ambientes diferentes también nos permite ir aislando cuanto influye herencia y ambiente en las características que nos interesan. Los estudios comenzaron en los años 30, y es clásico citar a Newman, Freeman y Holzinger, sus hallazgos fueron que las características físicas estaban muy vinculadas a la herencia y poco al ambiente, que las aptitudinales tenían cierto componente hereditario y por último el temperamento y características similares dependía principalmente de características ambientales. Esto fue el inicio de una época ambientalista que se rompió en los años 50 con una etapa geneticista gracias a la obra del psicólogo Burt, cuyos estudios sobre gemelos fueron muy extensos y exhaustivos, pero desgraciadamente tras su muerte se descubrió que sus casos eran inventados y la corriente volvió a ser ambientalista. Actualmente la corriente es hereditarista, y la biología se está comiendo poco a poco a la psicología.

  • Semejanzas intrafamiliares.

  • Estudios en animales. La principal ventaja de esto es la posibilidad de realizar experimentos, la desventaja es la dificultad de generalizar los resultados. Suele tomar la forma de selección de cepas animales con similares características psíquicas. Un discípulo de Eysenck, Broadhurst, fue capaz de encontrar los 3 factores de Eysenck en ratas.

    • Eysenck siempre ha considerado que la conducta será el resultado de las características particulares del S.N. del individuo modeladas por las circunstancias ambientales donde ha vivido. Las características ambientales pueden acentuar o atenuar la predisposición genética del individuo.

    • Respecto de “n”, Eysenck considera que la herencia explica el 50% de la varianza de la conducta neurótica en una población.

    • Respecto de “e”, Eysenck considera que la herencia explica el 30% de la varianza de la conducta extrovertida en una población de varones, mientras que el 40% en las mujeres.

    • La investigación sobre “P” es mucho más confusa. Pese a que se ha dicho que no se ha de confundir el psicoticismo psiquiátrico con la dimensión “P”, buena parte de éstos estudios se han hecho sobre la herencia de trastornos psicóticos. Eysenck trata de demostrar que efectivamente los trastornos psicóticos forman una categoría arbitraria y para justificar esto utiliza tres argumentos:

  • Clínico. Demuestra como los errores diagnósticos clínicos acostumbran a confundirse con otras psicosis y no con neurosis.

  • Estadístico. Entre los familiares de un psicótico no solamente encontramos una tasa superior a la media de padecimiento de esa psicosis, sino que encontramos una tasa superior de padecimiento de otras psicosis y no neurosis.

  • Entre los familiares de un psicótico se registra una tasa superior a la media de trastornos de delincuencia, drogas, adicciones, etc.

  • Parecería por tanto que las psicosis tienen algo en común que comparten con toda una serie de comportamientos sociales (robos y similaes).

    A la luz de estas investigaciones Eysenck termina proponiendo un modelo poligenético de transmisión de P, habrá dos tipos de genes, Tipo I (responsables del nivel inespecífico de psicoticismo del sujeto y que pueden aparecer pocos o muchos) y Tipo II (responsables de los trastornos psicóticos concretos, se presentan en cantidades muy limitadas). Podríamos proponer las siguientes posibilidades:

  • Pocos de Tipo I, Algunos de Tipo II: psicosis subclínica.

  • Muchos Tipo I, Algunos de Tipo II: psicosis.

  • Pocos Tipo I, Ninguno Tipo II: nada.

  • Muchos Tipo I, Ninguno Tipo II: alto “p”.

  • Esta sería la teoría acerca de cuál puede ser la transmisión genética.

    A la luz de todos los datos Eysenck concluye que el 81% de la varianza de la conducta psicótica de la población queda explicada por factores genéticos. Esto plantea un problema, ¿Cómo se entiende que “p” sea tan altamente heredable si de hecho va asociado a un éxito reproductivo pobre en los individuos que lo parecen?. Claridge ha encontrado una serie de ventajas biológicas que parecen ir asociadas a “p” y que compensarían esas desventajas. Parece ser que los familiares de los individuos de alto “p” poseen una inclinación menor a accidentes y a infecciones víricas. Y parecer ser también que entre los familiares hay un índice mayor de lo habitual de genios.

    Críticas a la Teoría Eysenckiana (Desde un punto de vista factorialista)

    • Toda la obra de Eysenck está apoyada en el presupuesto de que la conducta humana es constante y estable. Eysenck ha hecho varios trabajos acerca de dicha constancia encontrando resultados positivos, y así, es sabido que sus cuestionarios de Personalidad tienen una alta fiabilidad, es decir, una alta correlación test-restest. Es sabido que las puntuaciones en las tres dimensiones de personalidad son muy constantes en el tiempo. Ahora bien, una serie de investigaciones han demostrado que la inestabilidad del comportamiento medido es significativamente menor al del comportamiento autoinformado, así, las personas que han sido catalogadas como tímidas siguen considerándose así aunque ya no lo sean. De ahí que el comportamiento sea mucho más variable de lo que Eysenck valora y que las circunstancias ambientales tengan un papel mucho más importante que el que Eysenck ha considerado. Por otro lado, Eysenck nunca ha negado la importancia del ambiente en la determinación de la conducta y no ha desarrollado para nada una teoría acerca de esa importancia. Las teorizaciones que Eysenck hace de los ambientes son cualitativos y simplistas. También cabría señalar que el análisis factorialista no es el método científico puro y completamente limpio que Eysenck pretende que sea. El proceso del análisis factorial está repleto de momentos en los que hay que tomar decisiones opinables y en dónde el psicólogo ha de tomar partido por una u otra opción. Esto es lo que explica que diferentes psicólogos lleguen a diferentes conclusiones haciendo psicología factorial. ¿En qué momento el psicólogo toma partido?

  • En las variables y en las muestras de partida. La selección es completamente subjetiva y en último término el análisis factorial no es más que un método para estructurar una cantidad de información; también es importante atender a la muestra de la que partimos.

  • En la elección de qué factores de orden “n” sobreviven para dar lugar al orden n+1. Por lo tanto el propio procedimiento es subjetivo.

  • También es discutible el nivel en la que se detiene el análisis factorial ( Cattel en los de primer orden, Eysenck en los del segundo...).

  • Por todo estro los factorialistas más prudentes y sensatos consideran que el análisis factorial es un mecanismo adecuado para confirmar hipótesis más que para crear teorías. No tiene la potencia suficiente para basar un modelo en él.

    • Crítica a la existencia de un patrón general de respuesta autónoma. Eysenck supone que “n” está determinada por el estilo básico de activación vegetativa. Cada persona tendría un patrón, y ese patrón sería responsable de “n”. Algunos autores no los consideran así, así gente como Lacey ha formulado el “Principio de Estereotipia de la Respuesta Vegetativa”, según el cuál dentro de cada persona situaciones estresantes diferentes provocarían la hiperactivación de subsistemas autónomos diferentes, no habría un estilo general de activación autónoma. Tanto Eysenck como Lacey se han enfrentado con datos y estudios de forma que en la actualidad se considera que la verdad está en el medio de ambas posturas.

    • Crítica a la unicidad de la dimensión “E”. Debemos destacar a dos autores: Carrigan y Guilford, que han defendido que “E” se encuentra básicamente formado por dos factores de primer orden que no correlacionan entre sí y que por tanto no deberían unificarse en un factor de segundo orden. Estos factores serían la sociabilidad y por otro lado la impulsividad. Eysenck reconoce que “E” está formada sobretodo de esos dos factores, pero los datos que maneja dicen que sí correlacionan éstos factores. En éste momento el estado de la investigación se inclina ligeramente en contra de Eysenck.

    • Crítica a la ortogonalidad de las dimensiones “E” y “N”. Carrigan y otros autores han encontrado una correlación negativa y significativa entre “E” y “N”, lo cuál contradice lo que dice Eysenck pues él defiende la ortogonalidad. Si existe esta correlación que defiende Carrigan todo el sistema queda anulado. Eysenck propone una explicación psicobiológica: el SNAutónomo y el CCReticular tienen un punto en común que es la Formación Reticular, de tal forma que sujetos especialmente neuróticos, que se caracterizan por tener un SNA especialmente alto contagiarían vía formación reticular tal arousal al CCR. Si esto fuera así la correlación entre E y N desaparecería si eliminamos del análisis a los sujetos de alto N, sin embargo Carrigan vuelve a encontrar una correlación negativa y significativa. Eysenck propone otra explicación, ésta vez de tipo estadístico: E está compuesta sobretodo de sociabilidad y de impulsividad. Eysenck defiende que ambas correlacionan de forma levemente positiva entre sí, pero negativamente respecto a N. Así que E no correlaciona con N pese a que los dos factores de E correlacionan con N. Si nuestra escala para medir E estuviera mal construida tal que valorara más uno de los aspectos aparecerían correlaciones negativas respecto de N. Carrigan repite sus estudios y vuelve a encontrar una correlación negativa y significativa tal que Eysenck reconoce su error y dice que “la independencia de las dimensiones de Personalidad es un ideal matemático al que el psicólogo debe tender, aún sabiendo que no hay ninguna característica de personalidad que sea completamente independiente de las demás. La personalidad es fruto del Sistema Nervioso del individuo, y es un sistema integrado en donde todo tiene que ver con todo”.

    • Crítica a la estabilidad en el nivel de arousal. Blake y sus colaboradores hicieron estudios que demuestran que parece haber relaciones entre “E” y el arousal corticorreticular ya que los sujetos de alto I tienen más alto arousal pero sólo por la mañana. Los sujetos de alto I tienen más temporatura corporal, nivel de vigilancia y bajos umbrales de dolor pero sólo por la mañana. Parece ser que el arousal corticorreticular está sometido a un ciclo de 24 horas. Por un lado éstos datos confirman que existe relación entre el CR y E, pero por otro plantean que la conducta E no muestra ningún ritmo de 24 horas mientras que los I sí, por lo tanto para establecer por qué hay una diferencia estable entre E y I no sirve aplear a un sistema inestable.

    • Críticas de Gray, discípulo de Eysenck. Gray entiende que el sistema eysenckiano es fiel a la realidad biológica si lo rotamos 45º. Gray dice que las verdaderas dimensiones estarían situadas a 45º respecto de la propuesta original y se llamaría Sensibilidad para el Castigo y para la Recompensa, lo que para él serían las auténticas dimensiones de Personalidad. Gray entiende que hay un centro de sensibilidad para el castigo y para la recompensa.

    Teoría de los “Big Five”

    • A partir de los años 80 comienza a extenderse un cierto consenso acerca de que la estructura auténtica de la personalidad humana consta de cinco factores y entonces se recuerda cómo ya había sido sugerida en los años 30 y 40 por autores como Fiske y Norman. En la actualidad habría que destacar John y Digman y sobretodo a McCrae y Costa cómo los dos investigadores más conocidos. McCrae y Costa son los autores del NEO-PI, test que valora éstos factores. Los factores están recogidos en una fotocopia.

    • La teoría ha tenido tanto éxito que los factores de Cattel y Eysenck han tratado de convertirse a éstos factores. Con Cattel se logró haciendo un análisis de 2º orden de sus 16 factores y con Eysenck estableciendo relaciones ya que la dimensión N equivale al factor IV, la dimensión E con I y la dimensión P con II y III (medido de forma conjunta e inversa). El factor V se elimina ya que Eysenck no lo contemplaba en su análisis. McCrae y Costa se definen a sí mismos como discípulos de Eysenck que han mejorado su sistema. Por lo demás, los Big Five cumplen los estándares de las teorías factorialistas:

    • Ya se han realizado estudios longitudinales que permiten ver una alta estabilidad en NEO-PI.

    • Ya se han realizado estudios transculturales que en líneas generales parecen apoyar el carácter universal de los Big Five.

    • Ya se han realizado estudios con gemelos y parece ser que el 50% de la varianza interindividual de una población en esas poblaciones tiene que ver con la herencia y el otro 50% con el ambiente.

    Actualmente se pretende conjuntar el factorialismo y el constructivismo; parece ser que el análisis de todos los lenguajes parecen sugerir cinco grandes categorías pero, ¿esto quiere decir que la personalidad humana se compone de cinco factores? ¿o querrá decir que la mente humana analiza la personalidad de los demás en función de cinco factores?

    Crítica a las Teorías Factorialistas

    • Críticas al factorialismo no eysenckiano o no biologicista. El factorialismo es circularista, tal que la conducta se explica apelando al rasgo y el rasgo en la conducta. El factorialismo se vuelve una psicología estrictamente tipológica, por más que ella pretende ser explicativa, pasa siempre por explicar una conducta presuponiendo en el sujeto la tendencia a hacerla, tendencia que se reifica y se asegura que es la estructura de la mente del individuo, todo ello bajo una idea muy torpe, la confusión entre la estructura de la mente del individuo, todo ello bajo una idea muy torpe, la confusión entre la estructura de la conducta y la estructura de la mente desde el supuesto ingenuo de que la conducta no es sino la manifestación de la mente. Además, la estructura de la mente que los factores nos dan es trivial ya que está hecha en función de criterios triviales cómo son la covarianza. Los criterios verdaderamente importantes para nosotros los psicólogos han de ser los relativos a los procesos genéticos del comportamiento. El factorialsimo no biologicista es en el mejor de los casos trivial y Eysenck se da perfectamente cuenta de eso. La conducta se explica ahora apelando al rasgo y el rasgo a la neurofisiología. Esto nos lleva a una de las preguntas clave de la psicología actual: ¿verdaderamente puede la biología explicar el comportamiento? La tesis que vamos a defender entiende que no, y nuestros argumentos comienzan por la falta de isomorfismo que existe entre la psicología y la fisiología. La falta de paralelismo entre las estructuras del comportamiento y las neurofisiológicas nunca será reductible a la fisionomía del sujeto que se comporta. Es necesario explicar que son las partes materiales y las partes formales de un objeto de estudio. Las partes materiales son aquéllas que formando parte de un objeto sin embargo no conservan la forma del todo del que proceden y por tanto a partir de ellas no se puede reconstruir el todo. Partes Formales son aquéllas que constituyen el objeto que lo forma pero que sí conservan el nivel propio de la forma del todo y por tanto a partir de ellos se puede reconstruir el todo. La neurona es una parte material del comportamiento, no formal. Es fáicl entender que el nivel correcto de análisis de un objeto es el de sus partes formales y sin embargo que sin partes materiales no puede existir ningún objeto, es más, las partes materiales han perdido la forma del todo pero resuenan en la forma del todo. Ahora bien, ésta repercusión ha de entenderse que es siempre grosera, impropia. Los aspectos psicobiológicos son aspectos materiales en la relación con el comportamiento, no formales. El que algunos rasgos psicobiológicos correlacionen significativamente en muestras grandes con ciertos rasgos de carácter no quiere decir que se hereden. ¿Si la neurofisiología es la parte material cuáles son las partes formales? Habría que entender que la conducta tiene ante todo un carácter social, relacional. En psicología la conducta se define por su carácter final, intencional, por su “¿Por qué?”. En términos conductistas se diría que la conducta se define por su reforzador, en otros términos se podría decir que una conducta se define por su operación en el mundo. En último término en psicología el por qué de una conducta es su “para qué”. El psicólogo trabaja a nivel operante, final, mientras que en la neurona no hay finalidad. Desde un punto de vista materialista se entiende que no es que el ambiente afecte a la conducta, sino que la constituye, la conducta no tiene ningún tipo de existencia previa a su acto, por tanto cualquier psicólogo que quiera entender que es el psiquismo humano habrá de mirar al mundo donde se da esa actividad, habrá de mirar a la alteración que la persona provoca en el mundo, mundo real, fenoménico, subjetivo. Cualquier psicólogo mentalista, internalista o similar que pretenda estudiar al sujeto en sí no es más que pseudobiología; ahora habría que dar la razón a Eysenck pues la salvación de la pseudobiología es la biología.

    • Crítica al distinguir herencia y ambiente en teorías factorialistas. Implícitamente se supone que herencia y ambiente tienen una ufnción aditiva para dar el resultado final. Herencia y ambiente no son causas aisladas del comportamiento cuyos efectos quepan ser distinguidos conceptualmente. La conducta es fruto de la composición de herencia y ambiente, y atender a uno u otro de éstos elementos definirá el enfoque desde el que se estudia la conducta. En el individuo particular todo es heredado y todo es aprendido. Ahora se entenderá que no existen fenómenos biológicos o psicológicos, sino enfoques biológicos o psicobiológicos.

    Tema 6

    Teorías Conductuales de la Personalidad

    (Se ve por fotocopias)

    Punto 1.1. Anotaciones

    • La conducta es el resultado de esa interacción. Al decir que el conductismo es ambientalista, es decir, que toda la conducta es externa, la conducta es relacional puesto que yo opero sobre el mundo.

    • Al hablar de externo, mejor podríamos decir que la conducta incluso la más privada se realiza la persona en algo que no es persona. Toda conducta es siempre social y relacional.

    • Los elementos de la interacción tienen características materiales que limitan la posibilidad de la acción.

    • El ambiente también marca ciertas limitaciones como por ejemplo sociales. Estas limitaciones son periféricas a la psicología, pero no son los componentes del campo de la psicología. Desde este punto de vista se niega la posibilidad de que la conducta este genéticamente determinada, que la conducta esté en el gen.

    • En el gen hay elementos biológicos que resuenan en la conducta pero que carecen de forma conductual.

    Punto 1.2. Anotaciones

    • La conducta está causada, está heterocausada, determinada por causas ambientales. Las teorías conductuales son deterministas.

    Punto 1.3. Anotaciones

    • La psicología de la personalidad es mentalista. El hombre era un todo dotado de partes psíquicas que tenían conductas propias.

    • ¿Qué es la mente para el conductista? En un primer momento parecería que lo propio no es hablar de mente sino de mental. Mental es un adjetivo que caracteriza a cierto tipo de comportamiento. Mental es un adjetivo asociado a la conducta. Las conductas mentales serían aquéllas que tienen que ver con el conocimiento. Pero esta idea falla cuando tratamos de poner límite para saber que conductas son cognitivas y cuáles no lo son. Todas las conductas son cognitivas ejerciéndose. La crítica hecha siempre desde el materialismo entre la diferencia conocimiento / acción. El materialismo entiende que ambas cosas son lo mismo. Que todo conocimiento no es sino activo, y al mismo tiempo todo acto es cognitivo. Finalmente, toda la conducta es cognitiva. Mental es un adjetivo que adjetiva a toda conducta, y mente resulta ser sinónimo de comportamiento. Skinner decía que “Mente es lo que la persona hace”.

    • Toda conducta sin excepción tiene una dimensión física y otra cognitiva, y toda actividad tiene una actividad cognitiva, es conocimiento haciéndose. Ambas dimensiones física y cognitiva son formas defectuosas de entender el comportamiento. En último término cabría entender que la psicología estudia el psiquismo, es decir, estudia el alma (alma en Aristóteles significa movimiento, en griego significa el acto, el comportamiento, la psicología estudia el acto, psicología y conductismo son los mismo). Toda una serie de términos psicológicos que pretenden ser diferentes son sinónimos, como por ejemplo mente = alma = movimiento = actividad.

    • Características metodológicas. Hay dos modelos que han dado lugar a diferentes metodologías, el primero es conductismo metodológico, asociado a la epistemología del positivismo. La ciencia es ante todo un sistema lógico lingüístico. Desde el positivismo lógico la ciencia es un tipo de lenguaje y que el hecho científico por excelencia es la ley científica, la fórmula y su práctica científica consiste en trabajos, en hipótesis que se experimentan.

    • Conductismo Radical (Representado por Skinner). Defiende una visión pragmática de la ciencia, donde la ciencia no es un tipo de lenguaje sino que es un tipo de actividad, así, le hecho científico por excelencia será el experimento, en la manipulación de las cosas (visión anárquica de la ciencia por lo enfrentada que está a la otra).

    Punto 2.

    • Las TCP se construyen sobre los cimientos de la psicología del aprendizaje, y es necesario conocer unas cuantas nociones del tema:

  • Condicionamiento Clásico. Es un proceso de aprendizaje por el cuál un estímulo no provoca una determinada respuesta, pasa a provocarla debido a que se asocia repetidas veces a otro estímulo que sí provoca dicha respuesta. Se podría decir que el Cond. Clásico es un proceso por el cuál un estímulo cambia de significado. Es muy importante darse cuenta de que esta asociación de estímulos ocurre en el mundo donde vive el sujeto, no en el sujeto. En símbolos: E1 no provoca R1 ; E1 + E1 RI ; E1 R1 = EC RC. Un ejemplo de esto sería poner una canción que a uno le deja indiferente. La persona entonces se va de vacaciones, durante éstas se echa moza y mientras están juntos se presenta repetidamente esa canción, de tal forma que si se presenta la canción más adelante por sí sola evoca sentimientos similares a los de la mujer, aunque la conducta seguirá disminuyendo hasta Extinguirse. No obstante, una vez producida la extinción no estamos igual que al principio, sino que podemos volver a manifestar la conducta de forma fugaz (Recuperación Espontánea de la Respuesta). Es sabido que no sólo el estímulo condicionado adquiere la probabilidad de despertar la respuesta condicionada. Otros estímulos con más o menos similitud pueden provocar la misma respuesta (Generalización de Estímulos, aunque está limitada a cierto número de ellos). El estímulo condicionado puede funcionar como incondicionado en condicionamientos de orden superior (ej. me gusta el bar porque ponen esa canción). El Cond. Clásico puede explicar en gran medida la adquisición de buena parte de nuestro comportamiento afectivo, y vemos esto en cosas como la publicidad. Además de todo esto, también puede explicar la adquisición de algunas conductas que clásicamente se han considerado patológicas y que se ve que no son tales. Shengerkrestiunikova realizó un experimento con perros que debería provocar Respuestas Incompatibles y vio que les provocaba una “neurosis experimental”. También habría que mencionar cómo una respuesta adecuada puede asociarse a estímulos inadecuados. Por último, es posible que algunas patologías se deban a no haber adquirido determinadas respuestas condicionadas, fundamentalmente de rechazo.

  • Condicionamiento Operante. Es el que tiene que ver con las consecuencias; ha sido estudiado por toda una escuela encabezada por Skinner. Ejemplo: supongamos un niño educado por padres estrictos que no le compran todos sus caprichos al pequeño, pero cuando están ante terceras personas sí lo hacen, diríamos que las terceras personas son estímulos discriminativos (E), la cta de pedir caprichos va a ser la cta operante, y los caprichos obtenidos el Reforzador Positivo (E+); un E+ es aquél estímulo cuya presentación contingente respecto de una conducta provoca que la conducta aumente en frecuencia. Contingencia debería haber sido traducido como Probabilidad. Es importante notar una diferencia entre CC y C: la relación que al estímulo condicionado pauloviano con la respuesta condicionada es mecanicista, mientras que la relación que al estímulo discriminativo operante con la respuesta operante es únicamente probabilística, no mecánica. Así, se dirá que el EC provoca el RC mientras que el E evoca la cta operante. E- es un Estímulo Negativo, aquél estímulo cuya presentación contingente a una conducta provoca que esta descienda en su frecuencia; a su vez, todos los Reforzadores, sean + o - pueden ser Primarios (Su valor reforzador no ha necesitado de aprendizaje) o Secundarios (sí lo ha necesitado). Conviene recordar que la característica + o - de un reforzador lo es respecto de una conducta en una persona en una situación concreta. Siempre defenderá ser definido empíricamente y no a priori. Conviene no confundir E+ con premio y E- con castigo. Esto permite definir cuatro paradigmas dentro del CO:

  • PRESENCIA E

    AUSENCIA E

    AUMENTO C

    E+ Reforzador Positivo

    E- Reforzamiento Negativo

    DISMINUCIÓN C

    E- Castigo Positivo

    E+ Castigo Negativo

    A su vez dentro de cada una de las cuatro posibilidades la forma en que conducta y reforzador se unen puede ser muy variada. Una posible relación conducta - reforzador es aquélla en dónde la probabilidad de obtención del reforzador depende del número de veces que se realiza la conducta.

    Programas de Razón Fija y Variable; Programas de Intervalo Fijo y Variable. Cada uno de estos programa posee Curvas de Adquisición Características y cada contingencia de reforzamiento da lugar a conductas operantes más o menos resistentes a la extinción. El programa que más eficaz es no es otro que el de Razón Variable, especialmente si comienzan con parámetros bajos y poco a poco va aumentando hasta llegar a parámetros altos. Este tipo de procesos de aprendizaje se ha entendido como Psicología Patológica. Algunos trastornos depresivos se acentúan por la acción de estos procesos, por ejemplo una persona puede pensar que es guapa y obtener apoyo pero pasado un tiempo dejan de reforzarla y habrá que quejarse de manera más intensa. Una conducta operante se extingue cuando se rompen sus estímulos con el mundo, causando que la conducta operante deja de serlo porque deja de procurar los reforzadores que la estaban manteniendo. De hecho la extinción mecanismo adecuada para eliminar una conducta , así, si un bebe llora sin causa aparente y los padres no le hacen caso el niño acabará por dejar de hacerlo. Los primeros pasos de una extinción son similares a un proceso de programa variable de progresión baja que pasa a uno más alto; hay una fase inusual en el proceso de extinción en donde la conducta aumenta antes de disminuir, si en esta fase inicial la conducta es refozada, entonces no se estará extinguiendo la conducta, sino fortaleciendo y será más resistente a la extinción. Un proceso de extinción nunca debe ser llevado a cabo si el individuo no está seguro de poder aguantar la fase sin reforzamiento. Esta fase crítica va a depender sobre todo de la variabilidad del reforzamiento en la fase previa a la extinción. Si el reforzamiento era constante y sencillo en la fase previa la extinción será rápida, pero si estaban sometido a un programa muy variable es previsible que la fase sea muy larga y que la conducta tarde en descender.

    • Principio de Premack. Dada una situación y un sujeto es posible siempre hacer una jerarquía de conductas ordenadas en función de su probabiliad de aparición. El valor reforzante de un estímulo siempre estará en función del contexto general donde está el estímulo.

    • Ley de Igualación de Hernnstein. Ta / Tb= Trfa / Trfb ; Ta = f (Trfa, Trfb, Tb). Imaginamos una caja de Skinner con dos operantes, la A dispensa reforzadores en función 60 seg mientras que la B en 600 seg. La conducta de operar el operador A es 10 Tb. Si quisiéramos alterar la respuesta A me basta con cambiar el programa de reforzamiento que la mantiene, pero si quisiéramos alterar la respuesta de B sin cambiar el programa de reforzamiento que la mantiene la ley nos dice que si alteramos la de B alteraremos también la de A.

    • Los dos insistían en contextualizar la conducta. Cabría decir que la gran mayoría del comportamiento humano es operante, es más, algunos autores entienden que justo es el campo de la Conducta Operante lo que define el campo de la psicología. Si no es operante, no es conducta (el Condicionamiento Clásico sería para otras disciplinas). Se incluiría la conducta verbal, ya que mediante ésta alteramos el mundo, lo operamos. Las consecuencias del comportamiento no se obtienen de forma inmediata sino su forma indirecta o mediada por otros sujetos. Por último hay que explicar una idea fundamental: en el Condicionamiento Clásico el sujeto es un mero respondedor pasivo ante los estímulos del medio de tal forma que este le controla a él y él no controla al medio (Un ejemplo de esto es el perro de Pavlov). Estamos por tanto ante un modelo mecanicista, ante un modelo E R que se define por la unidireccionalidad. En el paradigma skineriano de aprendizaje el sujeto es controlado por el mundo pero simultáneamente él también controla al mundo. Lo que haya la rata dependerá de lo que haga la caja y lo que haga la caja dependerá de lo que haga la rata. El esquema sería por tanto O S (Organismo, Situación).

    3. Teorías Conductuales

    • Teoría de Dollar y Miller. Artículo.

    • Conductismo Radical y Skinnerianismo. Skinner es el psicólogo más importante de la Historia. A pesar de esta importancia, es uno de los psicólogos menos leídos de la historia y uno de los más malinterpretados. Tras la etiqueta del Conductismo Radical se ha querido entender que estábamos ante un conductista extremo. Radical significa que va a la raíz y por ser radical el conductismo skineriano está libre de ciertas limitaciones del conductismo metodológico. La filosofía de la ciencia del positivismo lógico que ha sido la escuela más famosa del siglo XX ha entendido que el único conocimiento válido era el científico. Todo lo que no fuera ciencia era charlatanería. Es más, la única ciencia válida es aquélla que se obtiene de la física. Esta idea aplicada a la Psicología dio como resultado una postura que entiende que la Psicología debe estudiar los fenómenos físicos, observables, y que ha de rechazar otros términos que impliquen introspección o cosas similares. Ha de despreciar todo lo que no sea movimiento, sonido, secreción de glándulas, etc., todo lo que no sea registrable ha de desaparecer porque no se puede hacer ciencia con ello. Este movimiento se llamará Conductismo y lo hizo Watson en el manifiesto conductista, en el cuál el esquema E R parecía proponer por fin el método para la construcción de esa Psicología objetiva, científica y natural. Así pues se adoptó un modelo mecanicista del conocimiento humano, el hombre como un autómata cartesiano. Es en los años 50 que nacen los Neoconductistas, que se limita a negar uno de los dos términos en la operación mente / física (niega la mente). Pero esta posesión que pretende superar el dualismo cartesiano en realidad es una defensora aunque sólo sea porque éste distingue entre lo conocido y lo no conocido, así que siguen atrapados en el dualismo cartesiano. En este contexto aparece la figura de Skinner y de hecho sus primeras obras se ajustan en líneas generales a la lógica del conductismo metodológico, pero ya desde la época de los 50 rompe abiertamente con este conductismo y pasa a ejercer una psicología ya claramente antimecanicista, antifisicalista y antipositivista. Aparecer ahora lo que Skinner llamó conductismo radical, en donde la conducta es el tema de la psicología por derecho propio. En esta psicología al fin la conducta no debe ser física para ser conducta. No clasifica las conductas por su carácter operante o funcional sino por si se ve o no se ve. A pesar de lo dicho sí es cierto que a Skinner le quedaron algunas lagunas, ya que por ejemplo habla de que la conducta se “emite”, esto supone la existencia previa de lo que se emite, además sugiere un cientifismo barato. Esta es la parte más floja de su teoría, pues en su práctica experimental hará una consolidación del campo. La práctica skinerianna sí supera el hecho del dualismo cartesiano porque toda conducta tiene dimensión física y cognitiva; en la práctica skineriana lo que importa es el carácter operante, el logro de la conducta, volviéndose lo mental trivial al igual que lo físico. Hasta ahora se había tratado de entender el comportamiento,; ahora había llegado la hora de influir sobre él. En la obra skinneriana, todos los elementos que clásicamente estaban incluidos en uno u otro lado de la dualidad cartesiana quedaban ahora agrupados y mezclados, y en este sentido también Skinner reinventa la lógica tradicional de explicación del comportamiento. Ahora todo es comportamiento, la explicación apela ya en último término al ambiente.

    • Skinner y su obra “Sobre el Conductismo”. Skinner hace un repaso de todos los malentendidos que se han ido creando sobre su obra:

  • Skinner ignora la conciencia, los sentimientos y los estados de la mente el conductismo radical no ignora estos aspectos, sino que los considera funcionalmente.

  • Skinner descuida la herencia biológica el comportamiento requiere de la biología aunque no está en ella. El conductismo no desprecia la herencia, sino que la presupone.

  • Des del conductismo se dice que el hombre es como una marioneta causalidad no es necesariamente causalidad mecánica.

  • El conductismo skineriano no deja espacio a la intención ni al propósito no solamente conductismo skineriano sí deja espacio, sino que es su esencial. El por qué de la conducta es su para qué, y esto es la intención. El propósito está en identificarla con el logro operante.

  • El conductismo no es más que un conjunto de hechos triviales revestidos de lenguaje científico (sin embargo, cuando en la vida cotidiana se intenta aplicar “psicología” no se usan los principios de aprendizaje) y también hay que tener en cuenta que el conductismo radical está enraizado en ciertas técnicas de control de la conducta que se producen desde hace mucho tiempo.

  • Si el conductismo es cierto, todo esto se puede aplicar a todas las teorías esta crítica ignora que las disciplinas tienen criterios internos de verdad o de falsedad que son siempre ajenos con los procesos psíquicos del científico. Aún así Skinner siempre dijo que como organismo que es, su comportamiento está condicionado y que su conducta se fruto del aprendizaje.

  • El conductismo es incompatible con la belleza, con el disfrute estético, la felicidad... la belleza es relativa. El conocimiento técnico es potenciado de la belleza más que desmitificador.

  • El conductismo es antidemocrático porque está basado en el control y la manipulación toda institución de control que utiliza técnicas positivas y no aversivas lo hace porque ha perdido la exclusividad del control sobre sus individuos. La psicología conductista radical cambia el comportamiento, pero hay que entender que no hay controlador y controlado, sino dos elementos que se controlan mutuamente. En general la idea del control del otro suele resultar muy fuerte para el estudiante de Psicología, aunque en realidad la actividad del psicólogo supone la intervención sobre el comportamiento del otro, es más, el control no puede no existir, siempre manipulamos la conducta del otro, lo pretenda o no.

    • La Libertad. Coloquialmente se ha igualado “control” a “control aversivo”. La conducta controlada aversivamente nos da la sensación de obligación, mientras que la otra lo hace de libertad. El control siempre es mutuo, y controla igual un premio que un castigo. ¿Qué es, por tanto, la libertad? Es únicamente libertad política, pública, esto es, libertad para satisfacer y consumar el deseo, no para elegir el deseo. ES la libertad del mundo para mermitirse satisfacer el deseo que me he encontrado. La libertad skineriana esta´en el mundo y no en el interior de las personas. El hombre libre es el que es consciente de lo que le controla. De nuevo nos encontramos con que una vez más la oposición no es control- libertad, sino control azaroso - control planificado.

    • Una paradoja fascinante. Se da el caso de que cuanto más pública es una conducta y por tanto cuanto más pueda ser precisamente controlada por la comunidad, la persona la siente más voluntaria, por el contrario, cuanto menos pública es una conducta la personas e ve menos voluntaria. Esto obliga a concluir que el control está fuera y que la voluntad está en el mundo.

    3.2.2. Mecanismos

    • Exposición del sujeto a las contingencias de reforzamiento (éste es el principal).

    • Conducta gobernada por reglas. La conducta está controlada por reglas verbales ofrecidas por la comunidad al individuo y que cumple la función de sustituir a las contingencias de reforzamiento. Ej. cruzar cuando está en verde. Esto, además, acelera el proceso de aprendizaje.

    • Imitación. Skinner entiende que la imitación es un caso particular de conducta operante.

    • Moldeamiento (Shaping). Proceso de reforzamiento gradual de las aproximaciones sucesivas a la conducta objetiva. Ej. amaestrar un león.

    • Encadenamiento. Se basa en el hecho de que toda conducta incorpora una función de estímulo para el que la realiza. Ej. cuando hablamos, nuestra voz nos estimula, aprender una canción o atarse los cordones. CO incorpora ED que provoca la CO que incorpora E+. Ej. tememos que llueva y cogemos el paraguas.