Psicoanálisis y Conductismo

Psicología. Teorías psicológicas. Psicoanálisis. Conductismo. Hipnosis. Psicoterapia. Factores personales. Factores ambientales. Freud. Pavlov

  • Enviado por: María Vega Funes Martínez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

¿Psicoanalistas versus conductistas? ¿Somos tan diferentes?

El lenguaje español utiliza para entender a la persona, es decir al individuo , tres palabras muy conocidas: temperamento, carácter y personalidad. Durante los años de estudio muchos de los terapeutas y psicólogos de cualquier área se basan en el desarrollo de la personalidad y la personalidad anómala para desarrollar sus teorías. (1)

La mayoría de los estudiantes de psicología y profesionales hemos oído frases despectivas referentes a un tipo de corriente psicológica. Unos optan por el psicoanálisis, otros por el conductismo, la psicología sistémica y hay grupos también importantes como los humanistas. En realidad muchos profesionales funcionan de forma ecléctica a la hora de trabajar. Hay cantidad de congresos, charlas y estudios especializados en un área. Cada corriente lucha por ser la más científica y tiene la certeza de que es la verdad absoluta.

Hace años se habla de la gran diferencia entre psicoanálisis y psicología conductista llegando a afirmar que son dos paradigmas antagónicos. Se puede leer y se puede escuchar en infinidad de manuales, revistas y artículos. Los psicoanalistas se les identifica como los personalistas y los conductistas son los ambientalistas. Es decir que un cliente que acude a consulta según el profesional puede recibir un tratamiento diferente. Esta afirmación puede ser errónea según cierta forma de entender al individuo. (Vega, 2007).

Se indica que cada corriente ha desarrollado escuelas diferentes, que no necesariamente tienen que ver con el mundo de lo académico, me refiero a que son fruto del esfuerzo de personalidades líderes en un área de desarrollo y han influido en el pensamiento, trascienden por la presencia de determinadas personalidades o factores que les hacen ser guías a los psicólogos y terapeutas en salud mental. Publican y sus libros son de gran calidad,además de que alivía y ayudan a mucha gente.

Establecer tanta distancia supone obviar una serie de cuestiones básicas. Me ha sorprendido que durante la formación hablamos mucho de la carga genética (predisposición ontogenética, filogenética, características de los padres a todos los niveles,...), niveles de hormonas o neurología más propio de tratados médicos pero términos como carácter o temperamento no aparecen casi por ninguna parte en los manuales de profesionales y estudiantes de la psicología.

Ambas corrientes estudian a la persona tanto cuando se encuentra en un estado anómalo o realizan investigaciones para explicar porqué una persona está sana o no es tan vulnerable a la enfermedad. Utilizan métodos muy similares de prevención y diagnóstico (entrevistas, observación, cuestionarios o test). Lógicamente un conductista o la versión más actual llamada cognitivista usa test de personalidad de ahí que pueda ser bueno tender puentes de unión o buscar enlaces.

Los conductistas y su versión cognitivista explican que la persona reelabora la información que procede del ambiente y responde a las demandas dando una respuesta (la omisión de respuesta es otro tipo, claro) que no siempre es la más adecuada. En cierta medida sabemos que este mensaje ya era explicado por el psicoanálisis. Respondemos en base a los mensajes que hemos interiorizado de nuestro entorno..Ambas indican que la personas está dotada de unas características genéticas (los conductistas tienden a callarlo más) y la personalidad se va modificando con el crecimiento y las oportunidades socioambientales. Ambas hablan de normas sociales y de un impacto en el individuo, es decir un tipo de aprendizaje. El aprendizaje obra milagros. Claro está que un psicoanalista también nos comenta los problemas de una educación superprotectora o la ausencia de una familia desmembrada.

Ambas corrientes tienen un tipo de tratamiento que aparentemente resulta diferente ( pero si acudimos a sesión deberemos explicar que nos molesta, cómo somos y qué queremos cambiar. Veremos que nos indican los cognitivistas la necesidad de hacer tareas para casa como el registro de conductas que no deja de ser un mini diario que seguramente los psicoanalistas también usan, a veces nos recomiendan la hipnosis o llamada por los cognitivistas , desensibilización sistemática, exposición en imaginación, control de pensamiento o autoinstrucciones o incluso se utiliza el mismo término), se usa la relajación, la escucha activa y la reestructuración cognitiva que no deja de ser un diálogo socrático o una escucha activa.

Quizá la forma de expresarse es diferente y la duración puede ser algo más larga en el psicoanálisis que se vende en la universidad. Unos publicitan lograr la personalidad más madura y otros que la persona resolverá sus problemas mejor y más rápidamente ahora y en el futuro. En cierta medida se aprende a responder, claro está que se doma el carácter o que se adquiere una personalidad más madura si el aprendizaje es correcto y aprovecha la naturaleza de la persona.

El psicoanálisis tiene como gran referente a un médico judío, Sigmund Freud y seguidores entre su propia familia, y otros como Adler, Jung, Klein, Erikson,...hay muchos más. El conductismo a Pavlov, Watson y a Skinner principalmente. Cognitivistas como Bandura, Beck, Seligman,... Freud resulta original por introducir temas que pueden resultar algo extraños para la mentalidad de la época. No obstante hemos de considerar que los síntomas de las enfermedades pueden ser muy sutiles como realmente ser de gran repercusión o como se dice en determinados cuadros patológicos floridos y lograr la confianza con determinadas personas no es tan fácil.

Hay precedentes que han aplicando algunas de las técnicas que Freud hace más famoso, me refiero a la hipnosis en sus variantes que luego nos han vendido los cognitivistas como inéditas. (Charcot, Mesmer,...). Casi todos sabemos que si nos aplauden y somos normales tenderemos a repetir las cosas salvo que haya algún condicionante o castigo pero anima que los profesionales reporten autoridad a los padres, profesores por poner un ejemplo.Los castigos pueden eliminar la conducta no obstante se comenta que Pavlov observó que cada animal es diferente y tiene su propia personalidad o carácter para los que no les guste los animales.

Freud siendo médico le llegarían casos leves y muy graves y aplicaría los métodos tradicionales de entrevista (recogería la importancia de la educación familiar, ambiente social y por supuesto los problemas que el cliente o paciente le hace llegar por propia voluntad o si es obligado por otras personas). Se encontraría con clientes que les costaría comentar sus miedos y tendrían temor de que se supiera o malinterpretase sus palabras. Un esquizofrénico puede presentar un lenguaje muy sucio (coprolalia) y Freud indicaba que había que permitir que la persona se calmara y escucharla para poder investigar si el problema era real o imaginario, de esa forma iba ganando autoridad sobre ella a través de su respeto y atención.

Los recursos que se encontraría en su mano estarían limitados, (en aquella época la lobotomía ya se aplicaba, las corrientes de electroshock...) por ello es muy interesante destacar la hipnosis como técnica que no deja secuelas y al uso de fármacos en experimentación aplicados en determinados ambientes, de ahí reconocer la importancia de trabajos en el área animal y en áreas complejas como el histerismo, depresión y otras alteraciones del sistema nervioso. Los ambientalistas también recurren al uso de la experimentación animal y les interesan todo tipo de enfermedades mentales. La medicina evoluciona y las condiciones sociopolíticas también. Muchos fármacos hoy son moneda corriente en el control del dolor por poner un ejemplo y usan derivados de la cocaína por decir algo.

Los psicólogos de hoy tienen un tipo de población diferente. Muchos de los clientes presentan un problema más importante que los inconvenientes vitales propios de su edad: Un niño que es llevado a consulta porque a los siete años se orina en la cama, una mujer a la que no encuentran explicación para su ceguera...nos pueden parecer a los legos que casi el método es mágico.

Podemos recordar el esfuerzo de los deportistas, de la gente del circo que hace malabares e incluso cantidad de situaciones como una caída que en unas personas puede provocar lesiones irrecuperables y en otros no hay el menor vestigio de trauma. Hay gente que puede parar una hemorragia simplemente con su mente imaginando que se coagula la sangre o evitar que una fractura no duela y se suelde por su propia fuerza de voluntad.

Con la terapia Freud no pretendía hacer perder tiempo, si no recuperar a la persona y barajar si un tratamiento médico es necesario, puede demorarse o dar unos resultados no esperados. La psicoterapia no es a costa de, es una alternativa o un complemento más.

Hay tratamientos médicos que pueden provocar mayor daño que soluciones y con la terapia se puede favorecer el conocimiento del cuerpo y por qué se ha llegado a la situación o cómo evitarla en el futuro que casi es lo mismo.

Recuerdo un caso de una pareja en que la esposa quería saber porqué su marido la había defraudado yendo con sus amistades y tomado drogas. Hay casos en qué conocer porqué se ha provocado un problema no da la solución, si no que elimina un tiempo que puede ser crítico en el tratamiento. Por ese motivo, ver las características similares de una corriente con otra nos puede hacer evitar que un cliente se marche descontento, o que el cliente pueda manipular al otro para castigarlo. Si uno se fractura un hueso porque se ha caído, normalmente quiere recuperarse no busca el origen de la caída, aunque en algunos casos puede ser bueno saber si es que una losa está suelta o que padece caídas de tensión.

En aquellos momentos me pareció que se esperaba que la pidieran perdón y se reestableciera un compromiso como pienso que en este caso hubiera sido una buena solución, pero claro esta era mi opinión. Si no hubiera vendido la idea de un tratamiento corto, y hubiera analizado con un test de personalidad me hubiera dado cuenta que la mujer no tiene la misma puntuación en los factores que si lo hubiera respondido yo esa tarde. Y por su puesto su marido tampoco tendría la misma puntuación

A veces no hay un porqué, suele haber muchos y la persona debe ser madura para poder abrirse, la otra debe tener más paciencia aún y saber perdonar. No siempre esto resulta humano para una persona que se considera o es una víctima y se nos ha enseñado que es bueno castigar al culpable.

Todos conocemos casos de personas cercanas a la muerte que han sobrevivido y salido de un letargo porque alguna persona les ha apoyado o porque un estímulo como la música les ha sacado del coma. No ha sido sólo la música además ha recibido una atención médica constante. Es decir que el mito de que los psicólogos nos llevamos mal con los médicos o psiquiatras es una mentira más que un estudiante no debe creerse. Hay mucha labor por hacer.

El psicoanálisis estudia el ciclo vital y épocas críticas porque culturalmente son edades en las que los deseos familiares, las posibilidades propias, y las expectativas de futuro son muy importantes. Que el niño coma bien y crezca, madure a través de la educación de la higiene y en sus relaciones. Hoy en día hablar de que la gente no ha superado el Edipo puede significar que viven con y de sus padres, y no encuentran pareja y/o trabajo, además de que por un embarazo y un abandono de pareja deban recurrir a sus padres. Suena mejor tener complejo de Edipo que ser una bala perdida. O ser un bicho raro, o ser inaguantable por no usar otras palabras más dolorosas.

Hay más cosas que un pediatra en un joven podría resaltar desde la medicina, desde la psicología la escuela, familia y sociedad han avanzado mucho como agentes de cambio.

Freud nos explica el desarrollo de la personalidad. Debemos recordar que en muchas sociedades el ser adulto está unido a la paternidad o la maternidad, o a la asunción de responsabilidades. El voto por ejemplo se suele hacer en bastantes países a los dieciocho y se va al servicio militar a esa edad. Recordarnos que el carácter o temperamento que se va modulando por un entorno más o menos permisivo. La posibilidad de estudiar y de trabajar más tarde, las pensiones y jubilaciones están cambiando la forma de vivir y surge nueva terminología. Los cognitivistas lo han tenido claro y han hecho quizá una fusión.

El psicoanálisis ha influido a la psicología actual y técnicas como la hipnosis, la asociación de ideas, el uso de los sueños, la importancia de los chistes o risoterapia, la escucha incondicional suponen la aceptación del cliente además de un modelo moderno como ya se ha comentado.

Conceptos como empatía o trato humano son cuestiones que todo médico conoce desde la antigüedad. Freud, aporta seriedad y cierta seguridad hasta poder llegar a encontrar el tratamiento adecuado no siempre tan inmediato.

Se indica que mucha de su obra es muy controvertida y que supone la ruptura de un tabú, el sexual. El niño es un ser sexuado. Quizá el reconocimiento de la mujer en el trabajo y en el voto, el registro civil y formas de registrar le pudo influiro. Saber que había mujeres en los centros educativos, en la ciencia y en la política además de la importancia de mujeres en puestos políticos muy destacados haría que muchas mujeres se enfrentaran a una educación y acudieran a consulta por su poder adquisitivo o para poder llegar a alcanzar posiciones destacadas. El período entreguerras y la responsabilidad de reconstrucción de sociedades empobrecidas por la miseria y la muerte son influjos que quedan plasmados en las teorías mediante metáforas.

Posiblemente un médico rodeado por un entorno femenino tuvo que acuñar un término para hacer comprender a sus clientes que los tiempos cambian, pero que supone un cierto riesgo o coste. Como muchos jóvenes estudiantes de medicinas se encontraría con muchos casos donde las enfermedades genéticas, la mala alimentación o la suciedad sería lo más evidente. La mortandad en no natos, mujeres parturientas, y trastornos derivados de una mala calidad de vida era elevada.

Tuvo el acierto de plantearse el estudiar el ciclo humano y observar que hay más enfermedades en determinadas épocas de la infancia que le hacen más vulnerables. (Etapa oral, anal, fálica y genital). Aparentemente su obra se estanca en el desarrollo de lo que se podría considerar llegar a ser adulto o haber superado la etapa genital para llegar a ser una persona sana. Su obra tiene mucha importancia por su dedicación a la infancia y a la juventud y la prevención de enfermedades venéreas y mentales. Quizá la pirámide de Maslow es un reflejo de este desarrollo (necesidades básicas, individuales, sociales, afectivas y de autodesarrollo o cómo llegar a ser felíz). El analisis transaccional sigue los mismos parámetros (el padre o superyo, el adulto o la persona y el ello o la infancia).

Su obra parece culminar con el desarrollo de la personalidad sana cuando uno alcanza la etapa genital y únicamente tendría complicaciones que le llevarían a estadios anteriores aparentemente. En esta época, siglo XIX a siglo XX, había muchas carencias en casi todos los países del mundo aunque ya tenían grandes ventajas derivadas de una revolución industrial, las ciencias como la medicina, la tecnología y un desarrollo de las ciudades.

Freud aporta como muchos psicólogos conductuales la importancia de la cultura y la sociedad además de el aprendizaje de las normas coincidiendo con antropólogos, sociólogos y también con conductistas. Esto se aprecia en como la persona interioriza los mensajes (superyo- las normas sociales y familiares), la forma de responder a las demandas (yo) y su carácter y temperamento (ello) como se ha indicado influyó tanto en la empresa como en la terapia.

Quizá debido a que parte de sus clientes tuvieran cierto reparo al uso de fármacos y tratamientos de salud mental el uso de un lenguaje metafórico le permite ganar la confianza al paciente aunque a veces pueda resultarnos algo ridículo para los españoles. En Francia le adoran y posiblemente si hubiera pasado por aquí o se hubiera refugiado lo adoraríamos o lo denotaríamos más.

Son metáforas para nosotros que debemos desdramatizar. Que una mujer tenga envidia de pene puede querer decir que es masculina para las expectativas de los demás, que sea lesbiana o le guste fantasear con ser hombre, qué parece un hombre incluso físicamente o qué incomoda a los hombres y mujeres por un carácter fuerte, que es fea o qué es excesivamente atractiva y tiene que fingir ante el acoso un rol que no es el suyo (imaginemos una mujer violada que tema a los hombres puede preferir estar siempre acompañada por mujeres). Al fin y al cabo ser hombre tiene ventajas. Son temas que el conductismo ha intentado tratar. Posiblemente un enfoque empático logre que la persona pueda canalizar más sus emociones y su identidad de rol, de ahí que el cognitivismo y conductismo posiblemente debe tener más en consideración un tratamiento basado en el desarrollo de la personalidad madura en tratamientos precisamente no tan breves.

La vida de Freud se desarrolla en diferentes lugares del mundo y no es una vida tan corta en referencia a la esperanza de vida de muchas de las personas que vivían por entonces. Viaja por todo el mundo y tiene que refugiarse en diferentes países entre ellos Estados Unidos en los que coincidiría con personajes de la medicina y la psicología además de otras áreas. Hay cantidad de avances que todos conocerían.

Los conductistas destacan la importancia del aprendizaje al igual que los psicoanalistas. Ambas corrientes han intentado corregir conductas desviadas de la norma y han tenido lecturas y relecturas positivas como terribles. Ambas han prometido que cualquier persona puede volver a ser una persona sana.

Lo mejor probablemente sea pensar que no son corrientes o métodos científicos diferentes si no un solo río o ciencia que a veces es caudaloso dependiendo de las fuentes o posibilidades que lo originan y otras está más limitado por los accidentes del cauce, (fondos y avances), la mano del hombre como las guerras y las inclemencias. Puede ser interesante pensar que en cierta medida la obra divina canaliza el esfuerzo del hombre para apoyar a los que no están bien y a los desean mejorar, y recrear una nueva babilonia del saber puede hacer que tanto legos como doctos no hallemos la pieza para la sanación del ser humano.

Los test psicotécnicos. (1985)Editorial Cultural Vizcaína. Bilbao.