Psicoanálisis de los cuentos de hadas

Fantasía. Imaginación. Cuentos infantiles. Niños

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


PSICOANALISIS DE LOS CUENTOS DE HADAS

LA LUCHA POR EL SIGNIFICADO

Nos muestra como los cuentos de hadas nos ayudan a desarrollarnos internamente. De ellos se puede aprender mucho más sobre los problemas internos de los seres humanos y sobre la búsqueda de soluciones correctas a problemas con los que nos podamos encontrar, a partir de ciertos momentos

La misión de los cuentos (contribuir al crecimiento interno del niño), será plenamente efectiva cuando éstos son lo suficientemente atractivos como para que el niño se comprometa con ellos y así comenzar el proceso de crecimiento (nos convence por el atractivo resultado de los sucesos, que nos tienta, y por el llamamiento que hace a nuestra imaginación.

Este proceso comienza con la lucha hacia los padres y el temor a la madurez y finaliza cuando el adolescente adquiere una madurez moral (discernir de la bondad de las situaciones, actuaciones, etc.) y una independencia emocional (ser capaz de identificar y mostrar tus propios sentimientos) en el caso de los cuentos morales y confianza en uno mismo para llegar a conseguir deseos que en principio parecen inalcanzables, en el caso de los cuentos amorales.

El libro nos indica que los cuentos aportan importantes mensajes al consciente, pre-consciente e inconsciente, ya que éstos tratan problemas humanos universales y estas historias calan en el niño, concretamente en su pequeño yo en formación, estimulando su desarrollo y al mismo tiempo liberan al pre-consciente y al inconsciente de sus pulsiones.

Los cuentos de hadas transmiten a los niños que la lucha ante las dificultades de la vida son inevitables y por ello debemos aprender a superarlas con éxito, no a evitarlas y no como ocurre en los cuentos modernos, en los que se evitan los problemas existenciales que nos ayudan a nuestro desarrollo personal.

También hay que tener en cuenta que la contribución de los cuentos depende de la edad, sexo y estadio de desarrollo que posee el niño e incluso del énfasis que se le otorga al relato de la historia.

Nos ayudan a realizarnos en las distintas etapas o periodos, mediante símbolos y personajes prototípicos que llegan en primera instancia al subconsciente del niño, a través del cual él lo asimilará dependiendo de su estado psicológico y necesidades. Además estos permiten al niño expresar y superar sus temores, ayudándole a no basarse en el principio del placer y actuar conforme al yo según lo aprendido en los relatos, tanto positivo como negativo.

Al plasmar en imágenes fantásticas lo que el niño experimenta en su interior, la historia consigue que el niño la vea como una cualidad de verdad.

Las historias de los cuentos de hadas se podrían dividir en dos grupos: el grupo en el que el niño reacciona sólo de modo inconsciente a la vedad inherente del relato, sin poder verbalizar sus impresiones; y el otro en el que el niño capta, a nivel preconsciente o consciente el verdadero sentido y por lo tanto puede comentarlo, aunque en realidad no quiere manifestar lo que sabe.

LOS TRES CERDITOS

Los tres cerditos se basa en el principio del placer y el principio de la realidad. Enseñando de forma agradable y dramática a la vez, que no debemos ser perezosos ni tomarnos las cosas a la ligera. Los planes y las previsiones inteligentes, combinado con el arduo trabajo nos harán vencer a nuestros enemigos, suponiendo así el aprendizaje de las ventajas del crecimiento intelectual y físico, así como que debemos estar alerta y esforzarnos para conseguir una recompensa, aunque ésta sea a largo plazo.

También se puede apreciar en “los tres cerditos” los distintos estadios del desarrollo humano, por lo que cuando desaparecen los dos primeros cerditos no es una situación traumática para el niño, comprendiendo inconscientemente, que debemos despojarnos de nuestras primeras formas de existencia si queremos trascender a otras superiores. Sirviendo de guía del pensamiento del niño en lo que respecta a su propio desarrollo sin decirle nunca lo que debe hacer, permitiendo que el niño extraiga sus propias conclusiones, contribuyendo así a la maduración.

EL NIÑO TIENE NECESIDAD DE MAGIA

Los cuentos dejan que el niño imagine como puede aplicar a sí mismo lo que la historia le revela sobre la vida y la naturaleza humana, confortándole mas que el esfuerzos por consolarlo con razonamientos y opiniones adultas. El niño confía en lo que la historia le cuenta, porque el mundo que esta le presenta coincide con el suyo.

Por otra parte los adultos están convencidos de que, al dar respuestas científicamente correctas, clarifican las dudas del niño, sin embargo, ocurre lo contrario, explicaciones semejantes confunden al pequeño, le hacen sentirse abrumado e intelectualmente derrotado.

Un niño solo puede obtener seguridad si tiene la convicción de que comprende lo que antes le contrariaba; pero nunca a partir de hechos que le supongan nuevas incertidumbres, por ello es conveniente recordar que solo resulta convincente lo razonamientos que pueden ser entendidos en termino del conocimiento y preocupaciones emocionales del niño

PONER ORDEN EN EL CAOS

Los cuentos de hadas ayudan al niño a seleccionar sus sentimientos complejos y ambivalentes, de manera que cada uno de ellos ocupa el lugar que le corresponde en vez de formar un conjunto incoherente y confuso.

Cuando escucha un cuento un niño recoge ideas sobre como poner orden en el caos de su vida interna. Freud llego a la conclusión de que la mejor manera de contribuir a poner ordenen el caos, coexiste en nuestra mente y vida interna, es mediante la creación de símbolos para cada uno de los aspectos aislados de la personalidad, denominándolos ello, yo y súper-yo.

CUENTO DE DOS HERMANOS

En este cuento, como en otros; la presencia de estos personajes (los hermanos) simbolizan aspectos opuestos de nuestra naturaleza, que nos empujan a actuar de maneras contradictorias. Así añaden una nueva dicotomía a un diálogo interno entre el yo y el súper-yo (la lucha por la independencia y la autoafirmación, y la tendencia opuesta a permanecer sanos y salvos en casa atados a los padres).

A medida que se desarrolla la historia nos repite a menudo, que el separarse por completo del pasado lleva al desastre, pero que el existir únicamente atados a él nos impide el desarrollo, es así como este relatos nos advierte de que debemos librarnos de nuestros vínculos edípicos y nos enseña que la mejor manera de conseguirlo es estableciendo una existencia independiente del hogar paterno pero sin exagerar por lo que hay que entender que solo juntando estas tendencias contrarias permite una existencia plenamente satisfactoria por lo que si permanecen separados se evoca a la desgracia

En estos tipos de historias se describen a los héroes como personas en un periodo relativamente de tranquilidad emocional (adolescencia).

Al contar esta historia a los niños entienden de manera inconsciente que son problemas típicos de cualquier situación necesaria para pasar de un estadio de desarrollo al siguiente.

PASO DE LA INFANCIA A LA NIÑEZ CON LA AYUDA DE LA FANTASIA

En el preciso momento en el que el mundo exterior comienza a tentar al niño para que abandone el círculo limitado de la familia, las decepciones que sufre en el periodo edípico le inducen a separarse de sus padres, quienes habían sido su única fuente de subsistencia física y psicológica. Así las nuevas experiencias presentan un reto tan difícil y es tan escasa su capacidad para resolver los problemas que encuentra en su camino hacia la independencia, que el niño necesita las satisfacciones que le proporciona la fantasía para no dejarse vencer por la desesperación.

Así las desilusiones pueden conducirlo a un estado de desilusión de su propia persona; siendo posible así que el niño se encierre lejos del mundo, al menos que la fantasía acuda a su ayuda. Así pues una fantasía exagerada acerca de los éxitos futuros podrá equilibrar la balanza de manera que el niño pueda seguir viviendo y esforzándose, aunque la fantasía es irreal, la sensación agradable que nos proporciona respecto a nosotros mismos y a nuestro futuro es completamente real, por lo que necesitamos esta sensación para sobrevivir.

También hay historias que ofrecen al niño la seguridad de que se van a resolver los problemas importantes que se le presenten en su vida “real”, y es así como los adultos definen este tipo de dificultades. Así muchas historias actuales animan al niño a que crea que si se esfuerza mucho y no se rinde acabará por obtener éxitos.

El hecho de sugerirle al niño esperanzas razonables en lo que el futuro le deparará no constituye problema alguno para la tremenda angustia que el niño experimenta respecto a sus aspiraciones y a lo que le puede ocurrir.

Por lo cual se podría decir que los cuentos de hadas ofrecen al niño la certidumbre de que algún día llegará (a conquistar un reino) aun que al niño le cueste imaginarlo y no pueda creerlo, el relato le asegura que fuerzas mágicas acudirán a su ayuda.

También cabe recalcar que no existe ninguna necesidad por laque el niño tenga que reprimir sus fantasías; por el contrario, podrá disfrutar con las fantasías si son guiadas hacia un objetivo cercano a sus padres pero distinto a ellos.

CONTAR CUENTOS DE HADAS

El hecho de contar un cuento a un niño debe convertirse, para alcanzar la máxima afectividad, en un acontecimiento interpersonal, al que configuran los que participan en él. Así que para aprovechar al máximo las posibilidades, del hecho de contar un cuento de hadas debería de ser un acontecimiento en el que el adulto y el niño deberían de participar por igual, cosa que no sucede cuando se cuenta un cuento

El modo fantástico en que se desarrollan las historias impulsa a cambios espontáneos; así aquellos que niegan la parte irracional que hay en nosotros no permiten efectuarlos, tan fácilmente. Por lo cual resulta fascinante contemplar los cambios, que incluso los cuentos más famosos, sufren en las mentes de los individuos.

No todos tenemos la capacidad para inventar cuentos, (como la madre de Goethe).Pero si un padre cuenta un cuento a su hijo con el espíritu adecuado, es decir, con los sentimientos que el mismo evoca al recordar lo que el relato significo para el en su infancia, el niño al escucharle se sentirá comprendido en sus deseos mas tiernos, sus anhelos más ardientes, sus angustias y sentimientos de impotencia mas graves, así como en sus esperanzas más elevadas.

El propósito de contar un cuento de hadas es el de compartir una experiencia en lo que se refiere a la satisfacción que el cuento produce, aunque esta puede ser muy diferente para el adulto, como para el niño. Por lo que nunca se debe explicara los niños el significado de un cuento, sin embargo es importante que el narrador comprenda el mensaje que transmite a la mente preconsciente del niño (en los cuentos de hadas los procesos internos se traducen en imágenes visuales).

Por ultimo solo recalcar que el sentido de participación activa que un adulto experimenta al contar una historia contribuye de manera vital, y enriquece muchísimo, a la experiencia que el niño extrae de ella, ayudándole a afirmar su personalidad a través de una experiencia concreta compartida con otro ser humano, que a pesar de ser adulto puede apreciar los sentimientos y reacciones del niño

HANSEL Y GRETEL

Se puede entender de este cuento las funestas consecuencias que se puede obtener al intentar enfrentarse a los problemas por medio de la regresión y la negación, las cuales disminuyen las capacidad para solucionarlos.

Hansel pierde gran parte de sus iniciativas y de su capacidad para pensar con lucidez, (en la segunda ocasión en la que son abandonados en el bosque), el miedo a morir de hambre le obsesiona, y por eso solo puede pensar en la comida como solución a todas sus dificultades, presentando así el pan “la salvación” del hombre; demostrándonos así como la fijación a niveles primarios de desarrollo, en los que nos encontramos cuando tenemos miedo a algo, puede llegar a eliminar nuestra satisfacción.

Esta historia encarna las ansiedades y tareas de aprendizaje del niño, que debe superar y sublimizar sus deseos de destrucción mas primitivos. Al no saber solucionar el problema Hansel y Gretel dan rienda suelta a su regresión oral, representando la casita de turrón una existencia basada en las satisfacciones más primitivas, (voracidad oral y lo atrayente que resulta). Pero también representa en el inconsciente de los niños a la madre buena que ofrece su cuerpo como fuente de alimento, por lo que no prestan importancia a la voz que oye que sale de la casita.

La bruja de la casita de turrón en una personificación de los aspectos destructivos de la oralidad; así los planes malvados de la bruja obligan, finalmente a que los niños se den cuenta de los peligros que acarrea la dependencia y voracidad oral limitada. Y que para sobrevivir, deben tomar la iniciativa y se conscientes de que su único recurso se basa en llevar acabo planes y acciones inteligentes, teniendo que dejar de estar sometidos a las presiones del ello para actuar de acuerdo con el yo. Las experiencias de los niños en la casa de la bruja, les ha librado de sus fijaciones orales.

Tras familiarizarse la mayoría de niños con esta historia, comprenden al menos a nivel inconsciente que lo que sucede en el hogar paterno y en la casa de la bruja, no es mas que aspectos separados de una experiencia total, siendo así: el hogar gratificador y el

Los niños no se habían encontrado con ninguna extensión de agua en el camino de ida, por lo que simbolizaría una transición y un nuevo principio aun nivel superior de existencia, el tener que cruzarlo.

Los personajes femeninos de este cuento constituyen las fuerzas enemigas, con excepción de Gretel que es la salvación de los dos hermanos.

Cuando ellos comparten el tesoro con sus padres queda simbolizado con: la superación de los problemas edípicos, el dominar las angustias orales de sublimizar los deseos que no pueden satisfacer en la realidad y de aprender que el pensamiento lleno de deseos tiene que sustituirse por la acción inteligente

CAPERUCITA ROJA

Este cuento trata los deseos agresivos y sexuales en la pubertad, las pasiones humanas, y la voracidad oral.

Gracias a la violencia que expone, ayuda a niño a entender que el mundo no es fácil, que para evitar lo que temes, debes enfrentarte a ello. También advierte de que si uno se guía por el principio del placer y su yo, acabará por encontrarse con las consecuencias.

Este contrapone madurez oral del niño controlado con los instintos principales.

La niña necesitaba temporalmente desviarse del camino recto, desafiando a su madre y al súper-yo, para alcanzar un estado superior de organización de la personalidad.

Caperucita roja: es una niña encantadora e inocente, cuyo nombre proviene de la caperuza roja que siempre llevaba porque le sentaba muy bien, y además se la había hecho su abuelita con la que tenía un fuerte vínculo, ya que ésta en el cuento representa, aunque sin ser uno de los puntos de apoyo más importante, a su propia madre. Ambas dos son comidas por el lobo, hecho muy relevante ya que este es de gran impacto para el subconsciente de un niño.

Caperucita está dominada por el ello, a pesar de que se le advierte que no se desvíe de su camino y no se entretenga con las flores, ella no duda en hacerlo. Por una parte esto puede responder a que es infantil y despreocupada, además de que esta dominada como ya he expuesto antes por el ello, por lo que, como cualquier niño, tiene interés y curiosidad por las cosas. Pero por otro lado, se puede interpretar como que ésta no quiere llegar realmente a la casa de su abuelita. Hay que recalcar también que Caperucita sólo deja el principio del placer cuando, por ejemplo, no puede coger más flores, y es entonces cuando se da cuenta de sus obligaciones.

La casa de Caperucita no carece de nada, y ella, puesto que ha pasado ya la fijación oral, lo comparte todo con su abuelita llevándole comida.

Caperucita roja expresa algunos problemas cruciales que la niña en edad escolar debe resolver si las represiones edípicas persisten ene. Inconsciente, lo que puede hacer que se enfrente arriesgadamente a la posibilidad de ser seducida

Caperucita roja externaliza los procesos internos del niño que ha llegado a la pubertad

Abuelita: es una señora mayor cariñosa y afable, aunque no es del todo cierto porque, para caperucita, ésta debería representar una figura sólida que la proteja y no lo hace, al contrario, cede a sus propias necesidades sin tener en cuenta lo que le conviene a la niña. Además la abuelita muestra su atracción hacia los hombres y se la transmite a Caperucita dándole una atractiva capa roja (que representa las emociones violentas, sobretodo de tipo sexual).

Cazador: Este representa la figura paterna, fuerte y responsable que salva a Caperucita y a la abuela de la tripa del lobo. Tiene gran importancia en el desenlace del cuento. Es un personaje atractivo tanto para niñas como para niños porque salva al bueno y castiga al malo. Este no se deja llevar por sus emociones, puesto que no mata directamente al lobo, sino que se controla y su yo vence a pesar de los impulsos de ello reprimiéndose y cortando con unas tijeras la barriga del lobo.

Lobo No obstante, en otros cuentos se le trata como una metáfora por lo que pierde gran parte de su potencial ya que no deja nada a la imaginación.

Representa, además de la seducción masculina, las tendencias asóciales y primitivas que hay dentro de cada uno de nosotros.

El lobo es la externalización de la maldad que el niño experimenta cuando actúa contrariamente a las advertencias de sus padres y se permite tentar o ser tentado en el aspecto sexual.

JACK Y LAS HABICHUELAS MAGICAS

Uno de los elementos mas importantes de este cuento, sería el intercambio aparentemente absurdo que proporciona algo que posee un valor mágico, así la combinación de estos elementos (la gallina, el instrumento musical, etc) afirma que la individualización social y sexual del niño que ha llegado a la pubertad es algo deseable y que la madre no puede de dejarle de dar la importancia que tiene.

Todo lo que va sucediendo en la historia así como el hecho de escalar al cielo, encontrarse con el ogro, etc no es más que un sueño, que hace concebir esperanzas a Jack de que algún día conseguirá grandes cosas.

El crecimiento fantástico de las pequeñas pero mágicas semillas, que ocurre durante la noche es captado por los niños, como un símbolo de poder milagroso y de las satisfacciones que el desarrollo sexual de Jack trae consigo, la fase fálica esta sustituyendo a la oral, no obstante la historia nos dice que esto no será posible sin pasar antes por grandes peligros.

También describe los estadios del desarrollo por los que tiene que pasar todo niño para convertirse en un ser humano independiente, y muestra como se puede conseguir, incluso obteniendo un placer a pesar de los más grandes peligro.

También se ve representado como la madre protege a su hijo de los peligros (cuando intenta cotar el tallo del árbol con el hacha) no puede hacerlo todo por él; sólo el niño es capaz de conseguirlo por si solo.

Al final de la historia Jack está listo para abandonar las fantasías fálicas y edípicas.

En conclusión esta historia nos muestra que el error de los padres consiste básicamente en la falta de una respuesta apropiada y sensible a los diversos problemas que acarrea el desarrollo personal, social y sexual de sus hijos

BLANCANIEVES

En la modificación de blancanieves y los siete enanitos hace hincapié en los enanitos, quienes fracasaron en su proceso de desarrollo hacia una condición humana más madura, permaneciendo fijados en un nivel preedípico y no son mas que una excusa para poner en relieve las importantes evoluciones que se dan en la persona de blanca nieves, representando de tal manera los años que ella pasa junto a los enanito (su periodo de crecimiento). Pero también tienen distintas connotaciones como el representar los siete días de la semana, como también los siete planetas que giran alrededor del sol; siendo esta connotación no valida para los niños actuales

La historia trata esencialmente los conflictos edípicos entre la madre y ella, en la niñez, y por ultimo en la adolescencia. Nos muestra también que la relación entre blancanieves y su madrastra puede simbolizar al mismo tiempo las proyecciones en dos personajes distintos, de tendencias incompatibles en una misma persona. La reina representa al progenitor que mantiene su dominio bloqueando el desarrollo de su hijo.

La historia comienza cuando la madre se pincha el dedo y tres gotas de sangre resbalan sobre la nieve, indicándose ya los problemas que plantea la historia: la inconsciencia sexual y la pureza contrastan con el deseo sexual, simbolizado por la sangre roja.

También esta presente el narcisismo de la madrastra representado por el espejo mágico y su continua búsqueda de seguridad respecto a su belleza. La historia nos previene de las fatales consecuencias que puede acarrear el narcisismo, tanto para el padre como par el hijo. El narcisismo en blancanieves llega casi a destruirla cuando cede por veces consecutivas a las trampas que la reina disfrazada le tiende para hacerla parecer todavía más hermosa, mientras que la reina termina por ser destruida por su propio narcisismo.

En esta historia el conflicto edípico de la muchacha en el periodo de la pubertad no aparece reprimido, sino dramatizado en torno a la madrastra como figura rival.

La ambición de la reina por conseguir la belleza de blancanieves, se ve claramente representada por los órganos internos

También se insinúa los conflictos de blancanieves en cuanto a su deseo adolescente de ir bien ceñida, por que así resulta más atractiva. Blanacanieves tiene mucho en común con la madrastra en lo que se refiere a su vanidad.

El hecho de comer la parte roja de la manzana significa el fin de la inocencia, provocando este color (de la manzana) asociaciones sexuales, y las aves que el sueño letárgico de blancanieves no es más que un periodo de gestación, el periodo final que la prepara para la madurez. Mostrándonos que el llegar a la madurez no quiere decir de ningún modo, que uno esté intelectualmente y emocionalmente para la edad adulta

RICITOS DE ORO Y LOS TRES OSITOS

Es un cuento lleno de significado porque simbólicamente, hace referencia a los problemas más acuciantes del desarrollo del niño: lucha contra los conflictos edipicos, la búsqueda de la identidad y la rivalidad fraterna. Se trata de un cuento que nos aconseja respetar la propiedad privada de nuestros semejantes.

Quizá la razón por la que este cuento se hizo tan popular a finales de siglo se deba a que las personas se sentían cada vez más extrañas a si mismas.

El contraste se halla entre la familia perfecta integrada y al extraño en busca de si mismo, en la que ricitos de oro intenta averiguar quien es y que papel ha de desempañar, mientras que los tres ositos constituyen una familia feliz, para los que la vida transcurre tan placenteramente que no existe para ellos problemas sexuales o edípicos, cada uno se siente dichoso del lugar que ocupa.

El cambio que se dio en el cuento de cambiar a una vieja por ricitos de oro, resulta más fácil para poder asociar su comportamiento al de un niño que intenta descubrir los misterios de la vida adulta.

También cabe resaltar que el numero tres es básico en este cuento, haciendo referencia al sexo, pero no al acto sexual. Todo lo contrario esta relacionado con algo que debe preceder en mucho a la sexualidad madura: es decir, el descubrimiento biológico del propio cuerpo.el tres encarna, también las relaciones dentro de la familia nuclear, y los esfuerzos para confirmar el lugar que uno ocupa en ella. Ricitos de oro examina tres conjuntos de objetos, los prueba siguiendo siempre el mismo orden, este comportamiento que adopta nos indica que la niña esta investigando cual es el rol sexual mas adecuado para ella y que lugar le corresponde dentro de la familia, la búsqueda de si misma y del rol que desempeña empieza con la comida, también este momento representa la primera relación con otra persona

El viaje que ricitos de oro emprende para conocerse a si misma comienza con el intento de fisgonear la casa de los ositos. Esto provoca asociaciones en el deseo infantil de descubrir los secretos sexuales de los adultos en general, y de los padres en especial. Muy a menudo, esta curiosidad se debe mas a la necesidad que tiene el niño de conocer su propia sexualidad, que el deseo de saber lo que hacen sus padres en la cama

Ricitos de oro examina tres conjuntos de objetos, los prueba siguiendo siempre el mismo orden, este comportamiento que adopta nos indica que la niña esta investigando cual es el rol sexual mas adecuado para ella y que lugar le corresponde dentro de la familia, la búsqueda de si misma y del rol que desempeña empieza con la comida, también este momento representa la primera relación con otra persona

LA BELLA DURMIENTE

En este cuento nos habla del inicio en el adolescente marcado con un tiempo de descanso y pasividad, y se caracteriza porque ayuda a que éste no se preocupe por este largo periodo, ya que posteriormente llegará la pubertad (lo que significa vuelta a la actividad).

Al llegar a este estado, pierde su inocencia por lo que tendrá que aprender a tener seguridad y vencer sus temores y angustias (representadas, por ejemplo, por animales).

Además simboliza también la pasividad con respecto al sexo, es decir, que en él se da a entender que no hay que tener prisa respecto al sexo, y que no por esta espera las relaciones serán menos satisfactorias.

A parte de las connotaciones y símbolos sexuales, las asociaciones más importantes que representa en el inconsciente del niño se refieren a la menstruación (la “maldición” que sufre la muchacha y el muchacho aunque de distinta forma), observándose en el cuento cuando cae en un profundo sueño, que se produce como defensa a un contacto sexual prematuro. Esta alcanzar la plena madurez sexual y, con ello, los 100años de maldición, estará lista para su pretendiente. Aunque este prolongado letargo también tiene otras connotaciones. Este periodo que el adolescente sufre, es solo eso, un sueño simbolizado con la cama donde yace su cuerpo.

Esta historia produce en el niño, por un lado, el logro de la identidad y concordancia entre el ello, el yo, y el súper-yo, y por otra, una concepción mayor y más rica que se convertirá en el logro de la armonía con el otro para que ambos vivan felices (a partir de la pubertad).

Por lo tanto, este cuento trata, fundamentalmente, el desarrollo de una mujer (autorrealización, menstruación, enamoramiento, relaciones, etc.), en el que el punto culminante para esta es el periodo de letargo (sin el no llegara a conseguirlo).

La bella durmiente: es una adolescente, cuyos padres intentan detener su florecimiento sexual, aunque este se desarrolle inevitablemente, y se encuentra simbolizado en este cuento por todos los años que la muchacha se encuentra “dormida” (que son el proceso de maduración desde el despertar sexual hasta la unión con el príncipe. No obstante, hay que detallar que generalmente en los cuentos de hadas esta unión significa más bien una conjunción de mente y espíritu en la pareja, que una unión de deseo puramente sexual).

La madre (o madrastra) se utiliza en el cuento como una representación del mal, con el fin de que este sea eliminado para que así se desarrolle el bien y, con él, la felicidad.

El príncipe: este es el amante que da el beso a la bella durmiente, el cual rompe el hechizo, produciendo el paso de doncella a mujer.

LA CENICIENTA

Nos habla sobre las esperanzas y angustias que producen la rivalidad fraterna, en la que aparece el triunfo de la heroína rebajada por las dos hermanastras que abusan de ella.

En la Cenicienta, como en otros cuentos de hadas, permite explicar y aceptar los problemas que uno no desearía que existiera entre los hermanos, representados como hermanastros, aunque también puede generar sentimientos positivos.

Además Cenicienta no recibe ninguna gratificación, cada vez se le exige más y más, por lo que el niño lo plasmará en su propio conflicto aunque la posición con sus hermanos no parezca dar motivo para ello. Esta historia pertenece, al tipo de historias en las que el niño se jacta de los que se dice realmente en el cuento pero no quiere contarlo, ya que algunos niños al comienzo de leer la obra piensan que los que le sucede a Cenicienta se lo merece pues éstos opinan igual de sí mismos, aunque no quieren que nadie lo sepa y así en el desenlace, cuando la heroína sale airosa del conflicto estos esperan que les suceda lo mismo.

Aquí se ve representado el complejo de Edipo, en el que la niña se siente celosa al no poder estar con su amante (padre).

Trata de los sufrimientos que la rivalidad fraterna origina, la realización de los deseos, del triunfo de todo lo humilde, del reconocimiento del mérito aunque se encuentre oculto (como en Cenicienta con harapos), de la virtud recompensada y del castigo malvado, aunque debemos añadir que a pesar de todo este contenido superficial se encuentran muchos otros detalles que ayudan a nuestras asociaciones inconscientes.

Uno de los mayores atractivos de este cuento es la confianza que nos da la sinceridad de Cenicienta, pues el niño, así, pretende que creamos en la suya.

Cenicienta: es degradada y menospreciada tanto por sus hermanas (rivalidad fraterna) como por su madre. Aunque no se nos muestre que quiera que desaparezca su madre o madrastra, la historia ya la plantea como la mala y el objeto que la tendrá que vencer para que, finalmente se desarrolle el final feliz.

Madrastra: esta se presenta como con dos dualidades: un personaje bueno, y malo.

El primero responde a que Cenicienta la ve como la madre que nunca murió, buena y bondadosa, y el segundo como la posterior mujer que engañó a su padre para casarse con él y la cual le amarga la existencia superponiendo sus principios y los de sus hijas (las hermanastras) a los suyos propios.

Hermanastras: la función de estos personajes es que el niño no se sienta culpable al desear que les ocurran las cosas malas que él desea a sus hermanastras, puesto que estará totalmente justificado al ser estas crueles y despiadadas.