Psicoanálisis de Freud

Sociedad Psicoanalítica. Consciente. Subconsciente. Infancia. Enfoque. Personalidad. Pulsiones y principios

  • Enviado por: Pichondelbulevar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

PSICOANÁLISIS DE FREUD

Sigmund Freud nació en Moravia en el año 1856 (murió en 1939), y en 1860 su familia se trasladó a Viena donde se doctoró en Medicina. En su juventud trabajó en París colaborando con un neurólogo francés (Charcot) que empleaba la hipnosis para tratar la histeria. Aprendió entonces que algunas alteraciones somáticas son producto de influencias psíquicas.

Pasado un tiempo abandonó la hipnosis para desarrollar el psicoanálisis. Observó en sus pacientes la influencia de las experiencias infantiles en la vida adulta, la importancia del desarrollo psicosexual y la interpretación de los sueños. Además enfatizó que muchos de nuestros actos no son conscientes. Pensó que dejar que el paciente exprese lo primero que le acude a la mente era el camino para recuperar y liberarse de recuerdos y experiencias dolorosas, generalmente originadas en la infancia. Si el paciente expone su vida puede terminar aceptando su propio yo.

En 1902, Freud creó la primera Sociedad Psicoanalítica de la que surgieron derivaciones (Jung, E. Erikson o Lacan). Obras destacables de Freud son “La interpretación de los sueños”, “ Psicopatología de la vida cotidiana” y “ Tres ensayos sobre la teoría sexual”.

Los postulados básicos del psicoanálisis son:

  • Nosotros solo vemos una pequeña parte de la personalidad. Esa parte es el consciente y lo que no vemos es el subconsciente. Este último influye mucho en lo que una persona piensa o hace.

  • La personalidad es una interacción de fuerzas y mecanismos intrapsíquicos. El impulso sexual (libido) desempeña un papel relevante en la organización y desarrollo de la personalidad.

  • La infancia es un periodo muy significativo en el desarrollo de la personalidad. Freud estableció etapas en el desarrollo psicosexual; oral, anal fálica y genital, en las que diferentes zonas erógenas son la fuente del placer.

  • Su enfoque es clínico y se apoya en la observación de sus pacientes en situaciones terapéuticas y extrapola sus datos a la población.

ESTRUCTURA DE LA PERSONALIDAD SEGÚN FREUD

Freud establece distintos niveles de conciencia: consciente, preconsciente y subconsciente.

  • Nivel consciente.- Formado por percepciones, pensamientos y recuerdos de los que somos conscientes siempre. Esta instancia psíquica se rige por el principio de realidad.

  • Nivel preconsciente.- Está constituido por pensamientos, recuerdos y aprendizajes no conscientes, pero que son de fácil acceso.

  • Nivel inconsciente.- Está compuesto de deseos o pulsiones innatas reprimidas y que son de difícil acceso, y que si se accede a ellas es de forma encubierta. Para Freud el inconsciente se basa en el principio de placer.

  • Freud situó entre el consciente y el preconsciente la censura, cuya función es la represión de deseos o impulsos agresivos o sexuales. Ésta solo se relaja durante el sueño y los deseos reprimidos se representan de forma simbólica. De ahí la importancia de la interpretación de los sueños en el Psicoanálisis.

    A partir de 1920 defendió la existencia de tres instancias psíquicas que determinan toda la vida psicológica del individuo. Éstas son:

    • El Ello.- Es la energía psíquica inconsciente que influye en la dinámica de la personalidad. Trata de satisfacer los impulsos de satisfacción inmediata (supervivencia, reproducción, agresión). Esta energía psíquica se rige por el principio de placer y cuando sus objetivos son reprimidos o inalcanzables en la realidad, al Ello le queda la realización onírica o sintomática.

    • El Yo.- Es la parte más racional y realista de la personalidad. Está formado por elementos conscientes, como la percepción o los procesos intelectuales, y por procesos inconscientes como los mecanismos de defensa. Se basa en el principio de realidad y su tarea más importante es la autoconservación del organismo, la adaptación a la realidad y el control de las tensiones internas.

    • El Superyó.- Es la conciencia moral y la internalización en la infancia de los valores sociales a través de la familia, principalmente. Representa las pautas ideales de conducta y prohibiciones o exigencias socioculturales. Indica al Yo como comportarse e inhibe los impulsos del Ello.

    PULSIONES Y PRINCIPIOS

    En un principio Freud opinaba que hay dos tipos de pulsiones fundamentales: las de autoconservación (necesidades fisiológicas básicas) y las sexuales. Pero más tarde las unificó en una sola pulsión llamada Eros (que representa el amor). Añadió una nueva pulsión llamada Thanatos que simboliza odio y destrucción.

    Junto a las pulsiones enunció los principios de placer y realidad, que son las leyes de las pulsiones:

  • Principio de placer

  • Denota la tendencia humana al placer y a evitar el dolor. Toda actividad psíquica persigue reducir tensiones y evitar el sufrimiento.

  • Principio de realidad

  • El Yo regula los deseos en función de la cultura y renuncia al placer inmediato a favor del placer futuro. El orden social se desarrolla a partir de las restricciones impuestas a las dos fuerzas rectoras: el sexo y la destrucción. Por ello Freud escribió El malestar de la cultura.