Pruebas atléticas

Deporte olímpico. Olimpiadas. Atletismo. Pruebas. Carreras. Velocidad. Medio fondo. Ostáculos. Relevos. Salto de longitud. Altura. Triple. Pértiga. Lanzamientos. Peso. Jabalina. Disco. Martillo

  • Enviado por: A f
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

PEDESTRISMO ESPOLIQUES Y ANDARINES

Entretanto, es curioso reseñar la actividad del pedestrismo, en el que destacaron habitantes de la isla de Creta, cuyo suelo muy quebrado había difícil el uso de caballería, por lo que sus moradores se convirtieron en excelentes corredores de los reyes y de las empresas bélicas. Durante la edad media existió el corredor profesional que hacía de mandadero y de juglar. Los monarcas y señores feudales se hacían acompañar y preceder de mensajeros y peatones que generalmente iban adornados con llamativos y costosos vestidos. En España se distinguieron los antiguos “espoliques” y más recientemente los “andarines”, que dieron origen a competiciones y apuestas que todavía subsisten en la actualidad en muchos pueblos españoles y especialmente en la provincias vascongadas.

El origen del atletismo, tal como hoy lo conocemos, hay que buscarlo en las carreras de cross-country que desde hace más de cien años se vienen organizando en Gran Bretaña, de donde, con el resto de las pruebas atléticas de carreras, saltos y lanzamientos, pasaron a los Estados Unidos de América hacia 1868, volvieron al continente europeo en 1875 y adquirieron categoría universal al celebrarse en 1896 en Atenas los primeros Juegos Olímpicos de la época moderna, renovados por el pedagogo y periodista francés Pierre de Coubertin.

CARRERAS Y CONCURSOS

El atletismo se compone de carreras y concursos. Las carreras se dividen en listas, y éstas, a su vez, en pruebas de velocidad (100, 200 y 400 metros), medio fondo (800, 1.500, 5.000 y 10.000 metros) y fondo (maratón y marcha); y de obstáculos (110 y 400 metros vallas y 3.000 metros steeple).

El concurso es un conjunto de pruebas constituido por saltos y lanzamientos. Los saltos son de altura, longitud, pértiga y triple salto, y los lanzamientos de peso (7,257 Kg), disco (2kg), jabalina (0,800 Kg) y martillo (7,257 Kg.)

Llama la atención la división de las distancias de las carreras y los pesos de los objetos en los lanzamientos, pero es debido a que, habiendo sido organizado el atletismo por ingleses y norteamericanos, y que por lo tanto establecido sus medidas, ha habido que adaptar las carreras al sistema métrico decimal con las distancias mas parecidas, usando en los lanzamientos unas fracciones equivalentes a la anglosajonas.

VELOCIDAD

El sprint, la velocidad, es el origen del atletismo. La carrera del “estadio” constituida por sí sola, al principio, el programa deportivo de los antiguos Juegos Olímpicos. El primer vencedor históricamente conocido del “estadio” fue el atleta Corebos. El sprint moderno nació en 1812 y la plusmarca más antigua es la del ingles Seward, en 1844, con 9 segundos ¼ para las 100 yardas lanzadas. El norteamericano Sherrill inició en el año 1888 el crouch start, es decir, la salida en posición de agachado. En los Juegos Olímpicos de 1912 los 100 metros sustituyeron a las 100 yardas (91,44 m).

A los 400 metros se les ha llamado el “sprint prolongado” y pone el corazón a prueba. La resistencia aquí es más importante que la velocidad. La carrera se disputa en callejones de 1,22 m de ancho, con las salidas escalonadas desde la cuerda hacia el exterior de la pista. El tiempo de los 400 metros debe ser igual a dos veces el de los 200 más 3 a 5 segundos. El primer especialista de esta distancia fue el norteamericano Lon Myers, que batió varias veces su marca en el año 1880.

RELEVOS Y OBSTÁCULOS

Las carreras de relevos consisten en una prueba en la cual participan sucesivamente cuatro corredores que se transmiten un bastoncillo o “testimonio”. las clásicas son las de 4 por 100 y 4 por 400 metros, que figuran en el programa olímpico. La técnica del cambio de “testimonio” es un factor muy importante en esta carrera, pues de ella depende el éxito o el fracaso en estas pruebas.

Otra modalidad es la de vallas, en la que hay que franquear, mientras se corre, unos obstáculos de armazón metálica con barra superior de madera. La altura de las vallas varia según la carrera, y las diez que se deben saltar están separadas por distancias que varían según el total de la prueba. Así en la de 110 metros -la que requiere mas estilo- entre la salida y la primera valla median 13,72 m. Entre cada una y la siguiente 9,14 m. Y entre la ultima y la llegada, 14,02 m.

Hay tres carreras de vallas reconocidas oficialmente: 110 m. o 120 yardas (vallas de 1,067 m. de altura) 200m. o 220 yardas (0,76 m.) y 400 m. o 440 yardas (0,914 m.). En 1880 el ingles Croome saltó por primera vez con la pierna lanzada hacia delante, como ahora.

MEDIO FONDO

El medio fondo va desde 800 hasta los 10.000 metros y comprende las carreras intermedias de 1.500 metros y 1 milla (1.609,40 m.), consideradas como medio fondo corto, y 3.000 y 5.000 metros, que constituyen con los 10.000 metros el medio fondo largo.

Mas allá de los 10.000 están el cross-country (con distancias muy variadas) los 20 kilómetros, la hora y el maratón (42,195 Km.)

La mejora de las marcas en estas pruebas ha sido fulminante debido a los progresos del entrenamiento que obtiene cada vez mas fruto de la resistencia humana.

SALTO DE LONGITUD, ALTURA, TRIPLE SALTO Y PÉRTIGA

En las olimpiadas de 1968, el estadounidense Fossbury introdujo un nuevo estilo: el saltador toma impulso y cuando el cuerpo va por el aire, ejecuta media vuelta para pasar sobre la cuerda de espaldas.

El salto se comienza por la altura elegida por el atleta y éste queda eliminado al fallar tres intentos sobre la misma altura. Se salta sobre un listón apoyado en postes separados unos 3,66 metros.

El triple salto consiste en saltar hacia delante cayendo después sobre el mismo pie, volviendo a saltar para caer sobre el pie contrario y saltar una tercera vez con caída sobre los dos pies. El polaco Jozef Schmidt fue el primero en alcanzar los 17 metros, con su record de 17,03 en 1960 marca imbatida hasta los Juegos Olímpicos de 1968, en México, donde el ruso Sayenev logró un salto magnifico de 17,39m.

El salto con pértiga o garrocha tiene su origen en España y Creta, donde ayudándose con largas pértigas, se saltaba por encima de los toros. El saltador en la prueba atlética corre con la pértiga en las manos, introduce su extremo en una pequeña oquedad frente del saltómetro y se proyecta hacia arriba para con hábil balanceo del cuerpo, franquear la barra que limita la altura, cayendo a continuación al otro lado, después de soltar la pértiga.

Para este salto se utilizan pértigas de acero, bambú, aluminio y fibra de vidrio y sus medidas y pesos son libres. El atleta no puede cambiar de sitio su mano superior o colocar encima la inferior durante el salto

LANZAMIENTO DE PESO, DISCO, JABALINA Y MARTILLO

Derivados del lanzamiento de la piedra, antiguos ejercicios muy populares, el de peso de hierro comenzó a practicarse en Irlanda hacia 1860 y fue reglamentado en 1909. su peso actual es de 7,257 Kg. Y se lanza desde un círculo de 2,135m, cuyo límite no debe franquear el lanzador hasta que la bola haya tenido contacto con el terreno de la pista.

En 1414, en Mantua, nació el lanzamiento del disco como hoy se conoce. Después sufrió diversas alternativas hasta que quedo incorporado a los Juegos Olímpicos de 1896. hubo un cisma entre el estilo libre y el estilo clásico (es decir, sin rotación del lanzador) y finalmente se estableció que el disco pesara 2 Kg. Y fuese de madera con llanta de metal o totalmente metálico y tuviese 219 mm. de diámetro. Se lanza desde un círculo de 2,50m. utilizando la fuerza centrífuga que se engendra girando el atleta sobre si mismo hasta que lanza el disco.

El lanzamiento de jabalina se popularizó como deporte en Escandinavia, existiendo dos estilos: el libre que acabó por imponerse y el clásico. La jabalina es de madera con punta metálica o de una aleación muy ligera, de 2,60 m. de longitud y por lo menos de 800 gr. de peso. Se lanza después de una carrera hasta la línea de disparo que no se debe pisar, la jabalina ha de caer de punta, de modo que marque el suelo. La peligrosidad del ejercicio ha hecho que el lanzador actúe dentro de una jaula de tela metálica con abertura de 8,23 m de ancho.

EL ATLETA COMPLETO

Del pentathlon griego han derivado numerosas combinaciones de pruebas atleticas, entre ellas el decatlón (diez pruebas) y el pentatlón (cinco pruebas), que es de tipo militar con tiro, natación, esgrima, equitación, y cross-countr. El decatlón es la prueba oficial y consta de 100 metros, 110 metros vallas, longitud, pértiga, altura, peso, disco, jabalina y 400 y 1.500 metros.