Protozoos

Protozoarios. Dinoflagelados. Euglenoides. Zooflagelados. Sarcondinos. Esporozoario. Ciliados. Enfermedades. Parásitos. Agua

  • Enviado por: María Teresa García
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Metodología de Proyectos Culturales.
Instituto Superior De Arte - I/art
La gestión cultural se ha convertido en una profesión multidisciplinar que trabaja con proyectos. Por este motivo, en...
Solicita InformaciÓn

De la Colección al Museo. Del Museo a la Historia del Arte: un Itinerario
UNED
El estudio de las colecciones artísticas y de quienes fueron sus protagonistas, los coleccionistas, es un medio...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Protozoarios

Protozoarios:

“...nombre que se aplica a todos los organismos animales unicelulares, algunos de los cuales pueden formar colonias. En la clasificación que se sigue en esta enciclopedia, los protozoos se incluyen en el reino Protista, junto con otros organismos unicelulares cuyo núcleo celular está rodeado de una membrana. Los protozoos no tienen estructuras internas especializadas a modo de órganos, o están muy poco diferenciadas. Dentro de los protozoos se suelen admitir varios grupos: los flagelados del grupo de los Zoomastiginos, con muchas especies que viven como parásitos de plantas y de animales; los ameboides denominados Sarcodinos, que incluyen a los Foraminíferos y Radiolarios, y que son componentes importantes del plancton; los Cilióforos, que son ciliados, con diversos representantes que poseen estructuras especializadas que recuerdan a la boca y el ano de los organismos superiores; los Cnidosporidios, parásitos de invertebrados, de peces y de algunos reptiles y anfibios, y los Esporozoos, con diversas especies parásitas de animales y también de seres humanos. Se conocen más de veinte mil especies de protozoos, que incluyen organismos tan conocidos como los paramecios y las amebas.

Muchas especies viven en hábitats acuáticos como océanos, lagos, ríos y charcas. Su tamaño varía desde 2 hasta 70 micrómetros. Los protozoos se alimentan de bacterias, productos de desecho de otros organismos, algas y otros protozoos. Muchas especies son capaces de moverse utilizando diversos mecanismos: flagelos, estructuras propulsoras con forma de látigo; cilios, de aspecto piloso, o por medio de un movimiento ameboide, un tipo de locomoción que implica la formación de pseudópodos (extensiones a modo de pie)...”1

Enfermedades producidas por los protozoarios:

Dinoflagelados

“...La intoxicación por productos de mar puede ser causada por pescados o mariscos. Generalmente la intoxicación por pescado resulta de una de tres toxinas: ciguatera, tetrodotoxina o histamina. La intoxicación por ciguatera puede ocurrir después de comer cualquiera de las más de 400 especies de pescado en los arrecifes tropicales de Florida, las Antillas o del Pacífico.

La toxina es producida por ciertos dinoflagelados (organismos marinos microscópicos que sirven de alimento a los peces, que se acumulan en su carne). Los peces grandes y viejos son más tóxicos que los pequeños y jóvenes. El sabor del pescado no se altera. Los procedimientos de procesado que se utilizan actualmente no destruyen la toxina. Los síntomas pueden iniciarse entre 2 y 8 horas tras la ingestión del pescado. Los retorcijones abdominales las náuseas, los vómitos y la diarrea duran de 6 a 17 horas. Los síntomas más tardíos pueden incluir picores (prurito), sensación de hormigueo, cefalea (dolor de cabeza), dolores musculares, inversión de las sensaciones de frío y calor (trastornos térmicos) y dolor facial. Al cabo de varios meses, los trastornos térmicos pueden volverse discapacidades.

Los síntomas de la intoxicación por la tetrodotoxina del pez globo, que se encuentra en los mares alrededor del Japón, son similares a los de la intoxicación por ciguatera. La muerte puede sobrevenir por la parálisis de los músculos respiratorios.

La intoxicación por histamina procedente de pescados, como la caballa, el atún y la albacora (mahimahi), sucede cuando los tejidos de estos peces se descomponen tras su captura y producen altos valores de histamina. Después de su ingesta, la histamina provoca un enrojecimiento facial inmediato. También puede producir náuseas, vómitos, dolor de estómago y urticaria pocos minutos después de haber comido el pescado. Los síntomas generalmente duran menos de 24 horas.

Desde junio hasta octubre, especialmente en las costas del Pacífico y de Nueva Inglaterra en Estados Unidos, los mariscos como los mejillones, las almejas, las ostras y las veneras pueden ingerir ciertos dinoflagelados venenosos. Estos dinoflagelados se encuentran en determinados momentos y en un número tan alto en los océanos que el agua adquiere un color rojizo, conocida como marea roja. Producen una toxina que afecta a los nervios (tales toxinas se conocen como neurotoxinas). La toxina que produce la llamada intoxicación paralítica por mariscos sigue activa incluso después de que la comida se haya cocinado. El primer síntoma, una sensación de hormigueo alrededor de la boca, comienza entre 5 y 30 minutos después de comer. Lo que se produce a continuación son náuseas, vómitos y retorcijones abdominales. Alrededor del 25 por ciento de las personas desarrolla debilidad muscular conforme pasan las horas, la cual puede progresar hacia una parálisis de los brazos y las piernas. En ocasiones, la debilidad de los músculos respiratorios puede ser tan grave que puede causar la muerte...”2

Euglenoides:

“...La babeosis es una infección de los glóbulos rojos causada por los parásitos Babesia.

Las garrapatas de caparazón duro, las mismas que las de los ciervos que transmiten la enfermedad de Lyme, transmiten parásitos Babesia. A pesar de que esta afección es frecuente entre los animales, las personas rara vez resultan infectadas. La sintomatología incluye fiebre y anemia causada por la rotura de glóbulos rojos.

En los pacientes a quienes se les ha extirpado el bazo, el riesgo de muerte es alto. En éstos, la infección se parece mucho al paludismo por Plasmodium falciparum; produce fiebre alta, anemia, hemoglobina en la orina, ictericia e insuficiencia real. La persona cuyo bazo funciona con normalidad sufre una enfermedad más leve que suele desaparecer por sí sola en el término de semanas o meses...”5

Zooflagelados:

“...La giardiasis es una infección del intestino delgado causada por Giardia lambia, un parásito unicelular.

La giardiasis ocurre en todo el mundo y es especialmente frecuente entre los niños y en sitios en que las condiciones sanitarias son deficientes. En algunos países desarrollados, la giardiasis es una de las infecciones intestinales más frecuentes. Es más frecuente entre los varones homosexuales y en quienes han viajado a países en vías de desarrollo. También es más frecuente entre las personas que tienen bajo contenido ácido en el estómago, en aquellas a las que se les ha extirpado quirúrgicamente, en quienes padecen pancreatitis crónica y en las personas cuyo sistema inmunitario es deficiente.

El parásito se transmite de una persona a otra mediante quistes que se eliminan por las heces. La transmisión puede producirse directamente entre niños o parejas sexuales, o bien de forma indirecta, a través de alimentos o agua contaminada...”6

Sarcondinos:

“...La amebiasis es una infección del intestino grueso causada por la Entamoeba histolytica, un parásito unicelular.

El Entamoeba histolytica existe en dos formas durante su ciclo de vida: el parásito activo (trofozoito) y el parásito inactivo (quiste). Los trofozoitos viven entre el contenido intestinal y se alimentan de bacteria o bien de la pared del intestino. Cuando se inicia la infección, los trofozoitos pueden causar diarrea, lo cual hace que salgan fuera del cuerpo. Una vez fuera, los frágiles trofozoitos mueren. Cuando el enfermo no tiene diarrea, suelen convertirse en quistes antes de abandonar el intestino. Los quistes son muy resistentes y pueden diseminarse tanta directamente de persona a persona, como indirectamente a través de los alimentos o el agua.

La transmisión directa se produce a través del contacto con heces infectadas. Es más probable que la amebiasis se propague entre los que viven en instituciones y tienen una higiene incorrecta que entre los que no viven de este modo; también se hace más probable su contagio por contacto sexual, particularmente entre varones homosexuales, más que por contacto eventual o fortuito. La transmisión indirecta de los quistes es más frecuente en las zonas con malas condiciones sanitarias, como los campos de trabajo no permanentes. Las frutas y verduras pueden contaminarse cuando crecen en tierra fertilizada con abono humano, se lavan con agua contaminada o las prepara alguien que está infectado...”3

Esporozoario:

“...El paludismo (malaria) es una infección de los glóbulos rojos causada por el Plasmodium, un organismo unicelular.

El paludismo se transmite a través de la picadura del mosquito Anopheles hembra infectado, por una transfusión de sangre contaminada o bien por una inyección aplicada con una aguja previamente utilizada por una persona infectada. Existen cuatro especies de parásitos (Plasmodium vivax, Plasmodium ovale, Plasmodium falciparum y Plasmodium malariae) que pueden infectar a los humanos y causar paludismo.

Los fármacos y los insecticidas han hecho que el paludismo sea muy raro en los países más desarrollados, pero la infección sigue siendo frecuente en los países tropicales. Las personas originarias de los trópicos en visita a otros países o los turistas que regresan de dichas áreas en ocasiones están afectados y posiblemente causen una pequeña epidemia.

El ciclo de vida del parásito del paludismo comienza cuando un mosquito hembra pica a un individuo infectado. El mosquito succiona sangre que contiene parásitos de paludismo y llegan hasta sus glándulas salivares. Cuando el mosquito pica a otra persona, inyecta parásitos junto con su saliva. Una vez dentro de la persona, los parásitos se depositan en el hígado, donde se multiplican... Maduran en el curso de 2 a 4 semanas y luego abandonan el hígado e invaden los glóbulos rojos. Los parásitos se multiplican dentro de los glóbulos rojos, lo que finalmente hace que estos se rompan.

Plasmodium vivax y Plasmodium ovale pueden permanecer en las células del hígado periódicamente liberan parásitos maduros hacia el flujo sanguíneo, provocando ataques con síntomas de paludismo. Plasmodium falciparum y Plasmodium malariae no permanecen en el hígado. Sin embargo, si la infección no se trata o recibe un tratamiento inadecuado, la forma madura el Plasmodium falciparum puede persistir en el flujo sanguíneo durante meses y la forma madura del Plasmodium malariae durante años, provocando repetidos ataques con síntomas de paludismo...”4

Ciliados

“...La toxoplasmosis es una infección causada por el Toxoplasma gondii, un parásito unicelular.

La reproducción sexual del parásito tiene lugar sólo en las células que revisten el intestino de los gatos. Los huevos (oocistos) se encuentran en las heces de los gatos. Las personas se infectan comiendo alimentos crudos o mal cocidos que contengan la forma inactiva (quiste) del parásito o bien tras exponerse en terrenos que contengan oocistos de heces de gatos. Si una mujer embarazada se infecta, la infección puede ser transmitida a su feto a través de la placenta.

En consecuencia, puede sufrir un aborto o el bebé puede nacer muerto o con toxoplasmosis congénita...”7

Conclusiones:

  • Existe vida microscópica en todo el planeta, y el agua es un medio ideal para diversas formas de esta vida.

  • Los protozoarios pueden ser peligrosos para la salud, por lo que el agua que se consume debe ser hervida y los alimentos mantenerse limpios para evitar el riesgo de contagio.

  • Algunos protozoarios nadan libremente, otros son estáticos. Unos tienen cilios con los que atraen comida o se mueven y otros tienen flagelos, con los que nadan Algunos poseen un núcleo diferenciado y otros están llenos de bolsas pulsátiles.

BIBLIOGRAFÍA

1 "Protozoos", Enciclopedia Microsoft® Encarta® 98 © 1993-1997 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

2 MERCK SHARP & DOHME: Manual Merk de Información Médica para el Hogar. Editorial Océano. 1997. España páginas 556 y 557

3 MERCK SHARP & DOHME: Manual Merk de Información Médica para el Hogar. Editorial Océano. 1997. España páginas 951

4 MERCK SHARP & DOHME: Manual Merk de Información Médica para el Hogar. Editorial Océano. 1997. España páginas 953 y 954

5 MERCK SHARP & DOHME: Manual Merk de Información Médica para el Hogar. Editorial Océano. 1997. España páginas 956 y 957

6 MERCK SHARP & DOHME: Manual Merk de Información Médica para el Hogar. Editorial Océano. 1997. España páginas 952 y 953

7 MERCK SHARP & DOHME: Manual Merk de Información Médica para el Hogar. Editorial Océano. 1997. España páginas 955