Protozoología y microbiología

Microbios y protozoos. Enfermedades microbiológicas. Bacteriología. Antonio Van Leeuwenhoek. Lázaro Spallanzani. Luis Pasteur. Roberto Koch

  • Enviado por: Caliope
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCIÓN

A finales del siglo XVI, empezaron a surgir personas con ideas distintas a las de su época, eran personas que decidieron poner a prueba los conocimientos sobre distintos campos de la ciencia, y las explicaciones religiosas sobre los fenómenos de la naturaleza. Estas personas fueron grandes investigadores que aportaron grandes descubrimientos en el capo de la ciencia.

En los siguientes capítulos se hablarán de los personajes que sentaron las bases de la protozoología y microbiología, desde el descubrimiento de los microbios hasta las teorías que demostraron la intervención de éstos en las enfermedades.

ANTONIO VAN LEEUWENHOEK

EL PRIMER CAZADOR DE MICROBIOS.

Antonio Van Leeuwenhoek nació en 1632, en Delft Holanda.

Descendía de una familia muy respetable de fabricantes de cestos; y de cerveza.

El padre de Anton murió joven; Su madre lo envió a una escuela preparatoria para que luego tomará después la carrera de empleado del Estado, pero a los 16 años dejo los libros y entró de aprendiz en una tienda de Ámsterdam.

A la edad de 21 años Leeuwenhoek se despidió de su jefe y volvió a Delft; se casó y abrió por su cuenta una tienda de telas. Se sabe muy poco de el durante los veinte años siguientes, se volvió a casar y tuvo varios hijos que murieron a temprana edad. Durante éste período fue nombra conserje de la Casa Consistorial de Delft, se le despertó una afición a tallar lentes porque había oído decir que fabricando lentes de un cristal se podrían ver las cosas mayores de lo que parecen a simple vista. Se sabe poco de Leeuwenhoek entre los 20 y 40 años, durante ésta época paso por ser un hombre ignorante, su único idioma era el Holandés

Lenguaje de tenderos, pescadores y cavadores de zanjas ya uqe las personas cultas de su época hablaban latín, él no sabía ni leerlo quizá ésta su ignorancia le sirvió para estar aislado de ideas vagas de los sabios de su tiempo.

No tuvo otro guía que sus propios ojos, sus propias reflexiones y su propio criterio.

Aprendió a tallar sus propias lentes, era una persona muy meticulosa siempre quería que sus lentes fueran las mejores. Olvidando a su familia y amigos trabajaba hasta altas horas de la noche sobre sus lentes y crisoles, hasta encontrar la manera de fabricar una lente minúscula de un diámetro, simétrica y perfecta.

No tenía otro deseo que el de examinar con sus lentes cuanto caía en sus manos.

Jamás escribió nada acerca de lo que observaba hasta que, después de mirar cientos de veces la misma cosa, en idénticas condiciones, estaba seguro de que no había variación alguna. En éste aislamiento trabajó durante veinte años, pero al fin permitió que Regnier Graaf , (que era el unico hombre que no se reía de Leeuwenhoek) mirasé atravez de sus lentes, Graaf se apresuró a escribir a la Real sociedad de Inglaterra “ hagan ustedes que Antonio Van Leeuwenhoek les escriba comunicándoles sus descubrimientos”.

Leeuwenhoek contestó al ruego de la real sociedad y mandó una carta que decía “Exposición de algunas observaciones hechas con un microscopio ideado por Mr. Leeuwenhoek referentes a las suciedades que se encuentran en la piel, en la carne

etc; al aguijón de una abeja, etc”. La real sociedad quedó asombrada.

Hizo grandes descubrimientos con sus pequeñas lentes, Observó microbios

en el agua de la lluvia, hizo varios experimentos para asegurarse de que los bichos no nacían en el agua, observó la pimienta y encontró medios de cultivos para bichos. Escribió a los señores de Londres ellos le contestaron pidiéndole que detallara como había construido su microscopio, Leeuwenhoek jamás les dijo como había construido su microscopio.

Leeuwenhoek seguía observando, observó el sarro de sus dientes, pero jamás se imaginó producían las enfermedades en el hombre.

Muere en 1723 a la edad de noventa y un años mandando en éste año la última carta a Londres a la Real sociedad De Inglaterra.

LÁZARO SPALLANZANI

LOS MICROBIOS NACEN DE MICROBIOS

Lázaro Spallanzani nació en 1729 en Italia. Tuvo que sostener grandes luchas con su familia para llegar a se un cazador de microbios; su padre que era abogado puso todo su empeño en que Lázaro se interesase por los autos de procesamientos , pero Lázaro esquivaba la profesión y se dedicaba a la observación de la naturaleza y estaba poco satisfecho con las explicaciones que la gente de su pueblo y su familia le daban acerca del origen de la naturaleza.Un día hizo una visita a Vallisnieri, el célebre hombre de ciencia, a quien dio cuenta de todo sus conocimientos, Vallisnieri fue a ver al padre de Spallanzani y le aconsejó que no hiciera caso omiso del talento de su hijo.A consecuencia de esto Spallanzani fue enviado a la Universidad de Regio para emprender la carrera de las ciencias.Spallanzani se lanzó con ardor a la tarea de recoger los conocimientos mas diversos y a poner a prueba toda clase de teorías. A los veinticinco años de edad hizo una traducción de los poetas clásicos y criticó la versión Italiana de Homero.

En los tempos de Spallanzani la opinión pública se inclinaba por la aparición espontánea de la vida, los mismos hombres de ciencia eran partidarios de este modo de ver. Spallanzani negaba la posibilidad de la generación espontánea de la vida, ante la realidad de los hechos estimaba absurdo que los animales aún los microbios pudieran provenir de un modo caprichoso, empezó a aprender a cultivas bichejos microscópicos y a manejar el microscopio, tenía que demostrar que todas aquellas teorías eran solo mentiras y continúo el estudio de los animalillos microscópicos.

Por aquel tiempo un clérigo llamado Needham, iba adquiriendo celebridad con la pretensión de que el caldo de carnero engendraba animales microscópicos, el descubrimiento de Needham produjo enorme sensación entre los miembros de la Real Sociedad.Spallazani no estaba de acuerdo con Needham por lo que se propuso rebatir sus experimentos y descubrió que los microbios que hay en el aire lograron colarse en las redomas mal tapadas de Needham. Después de haber acabado con la generación espontánea y otras teorías como la fuerza vegetativa, el nombre de Spallanzani era aclamado en todas las universidades de Europa. La emperatriz de Austria, María Teresa ofreció a Spallanzani una cátedra en la antigua Universidad de Pavia.Se dedicó a dar conferencias, se entregaba a largos experimentos para demostrar que lso animales microscópicos obedecían a las leyes de la naturaleza lo mismo que los caballos, y aún los hombres. Poco después tuvo que retirar sus palabras llenas de esperanza; “Todos los animales existentes sobre la tierra necesitan aire para vivir y voy justamente a demostrar la animalidad de estos pequeños seres colocándolos en el vacío y observando como mueren” pero a los microbios no les pasaba nada en particular, continuaron viviendo en la mayor indiferencia.En el año de 1799, el gran cazador de microbios sufrió un ataque de apoplejía murió pocos días después.

LUIS PASTEUR

LOS MICROBIOS SON UN PELIGRO

Nace en 1822, durante los primeros veinte años de su vida nada reveló en el la semilla de un gran investigador, Pastear fue en aquella época un muchacho perseverante y meticuloso.

Antes de cumplir los veinte años fue una especie de profesor ayudante en el colegio de Besanzón en donde trabajó con todo ahínco .

Pasteur fue enviado por su padre a la escuela Normal de París, pero su nostalgia por su país natal lo obligó a abandonar los estudios, y regresó a Arbois. Al año siguiente retorno a París a la escuela normal y esta vez permaneció en ella. Empezó a realizar investigaciones por cuenta propia.

Su primer descubrimiento en el dominio de la química; descubrió que había cuatro clases de ácido tartárico y no solamente dos y que en la Naturaleza hay variedad de compuestos extraños exactamente iguales que unos son como las imágenes de otros. Un mes después fue nombrado profesor de la Universidad de Estrasburgo, y se casó con la hija del decano.

Siguió trabajando con cristales, trató de alterar la naturaleza de los seres vivos colocándoles entre potentes imanes, ideo curiosos aparatos para someter a plantas al movimiento pendular esperando poder cambiar las misteriosas moléculas que las constituyen.

Pasteur fue nombrado después profesor y decano de la facultad de Ciencias de Lille. En Lille encontró el camino a la fama la ofrecer su ayuda a un fabricante de azúcar de remolacha. Monsiur Bigo destilador de alcohol encontrándose en una situación embarazosa fue a visitar a Pasteur, fue a la destilería y olfateo las cubas que no daban alcohol y la puso en frascos para transportarlas al laboratorio. Puso en el microscopio una gota del producto vio que estaba llena de glóbulos diminutos las levaduras existentes en todos los líquidos azucarados que fermentan para dar alcohol.

Hizo público el descubrimiento que unos animalitos tan pequeños eran capaces de transformar el azúcar en ácido láctico cosa que ningún hombre había logrado hasta entonces.

Pasteur realizó curiosos experimentos que tardaron tres años en llegar a su término, trazó la imagen de un mundo fantástico sin microbios cuya atmósfera contuviera oxígeno en abundancia que no serviría para destruir las plantas y los animales muertos por falta de microbios que llevasen a cabo la oxidación. A estas alturas Pasteur se enfrentó con una pregunta ineludible: ¿de donde proceden los microbios?. Poco después en una brillante reunión refirió Pasteur el experimento que había llevado a cabo con los matraces de cuello de cisne “jamás podrá rehacerse la doctrina de la generación espontánea.” Demostró que a mayor altura mas puro es el aire y existen menos microbios.

Pasteur fue presentado al emperador Napoleón III le contó que su mayor ambición era descubrir los microbios que estaba convencido que eran los causantes de las enfermedades , causó el asombro a sus majestades imperiales verle encorvado sobre el microscopio mientras los demás visitantes iban de caza.

Dumas su maestro le pide que salve la industria de la seda, pues los gusanos que la producían estaban muriendo, a pesar de que el nunca había observado un gusano y Pasteur decide ayudar a su maestro ayudado por Gernez su ayudante, Pasteur pudo descubrir de la pebrina, así salvo a la industria sericícola una nueva enfermedad atacó a los gusanos pero el pudo descubrirla y acabó con la plaga. La más brillante de sus conquistas fue el estudio de la rabia y el descubrimiento de una vacuna para combatirla.

ROBERTO KOCH

LA LUCHA CONTRA LA MUERTE

Entre 1860 y 1870 Roberto Koch estudiaba medicina en la Universidad de Gotinga. Después de recibirse en 1886 tuvo que entrar como interno en un manicomio de Hmburgo. Mas tarde se casó con Emma Frantz y decidió abrir un consultorio.

Koch estaba casi tan aislado de la ciencia como Leeuwenhoek . Frau Koch para festejar el vigesimoctavo aniversario de nacimiento de su marido, le regaló un microscopio, Koch pasaba veladas manipulando con su nuevo microscopio dándose cuenta de la importancia que tenía el estuviesen limpios los cristales en los gustaba poner gotas de sangre procedentes de ovejas y vacas muertas de carbunco. El carbunco era por aquel entonces una enfermedad misteriosa.

Koch había empezado a usar el microscopio sin ningún propósito hasta que un día se le ocurrió probar con sangre de ovejas y vacas muertas de carbunco. Un día al mirar por el microscopio entre los diminutos glóbulos verdosos unas cosas extrañas que parecían bastoncitos cortos.

Dejó de estudiar animales enfermos y se dedicó a los que estaban sanos, en la sangre de los animales sanos no miró ni un solo filamento, ni un solo bastoncito.

Koch era pobre, toda su ciencia procedía de lo que había aprendido en los cursos corrientes de medicina. ¿de que manera conseguiré ver como se desarrollan los bastoncitos dando lugar a la formación de los filamentos? se preguntaba. Los puso en una gota pendiente de humor acuoso de Buey observó varias preparaciones a las dos horas los microbios empezaban a dividirse y después de varias horas existía una gran cantidad , ya no podía recurrir sólo a la observación, si no que deseaba experimentar en numerosos animales para obtener resultados, se le ocurrió experimentar con ratas blancas y con una astilla de madera afilada calentada al horno para desinfectarla, inoculó sangre de ovejas muertas de carbunco, en la cola de un ratón. El animal murió al día siguiente. No fue hasta 1878, cuando Koch decidió ir a Breslau para dar a conocer sus experimentos a su amigo profesos de botánica en esa universidad quien citó a las eminencias del recinto. Mas tarde gracias a la influencia de dos amigos que Koch encontró en Breslau el gobierno alemán lo nombró agregado especial del departamento imperial de Sanidad y recibió un laboratorio con todo el material necesario para sus experimentos.

El 24 de marzo Koch dio a conocer su descubrimiento que los microbios que se encuentran en el aire contagiaban a las personas sanas. Había demostrado fehacientemente que diferentes microbios son los causantes de determinadas enfermedades, se le considera el fundador de la bacteriología.