Protocolo y Etiqueta

Normas de Etiqueta. Modales. Anfitrión. Invitado. Diseño del Menú. Servicio. Restauración. Hostelería

  • Enviado por: Zar Balder
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
ERPs desde cero
ERPs desde cero
Los ERP son el corazón de las organizaciones públicas y privadas del siglo XXI, ¿sabes qué...
Ver más información

Como ser un TRADER PROFESIONAL. Curso AVANZADO
Como ser un TRADER PROFESIONAL. Curso AVANZADO
No hay mejor forma de aprender que al lado de EXPERTOS que ya son consistentes en el mercado. Esa es la...
Ver más información

publicidad

La mesa en casa

Dicen que la mesa es uno de los lugares donde se demuestra una buena educación. Saber comportarse, saber utilizar los cubiertos, saber comer... es una especie de examen general donde se ponen a prueba todos los conocimientos adquiridos. Además en la mesa, no todo tiene relación con la comida, también hay que saber mantener una conversación, hay que saber pedir perdón, etc.

La mesa con invitados

Estudiar las relaciones personales es complejo y a la vez bastante laborioso. Por eso nos hemos ceñido a dar simples consejos de buena educación, en las que sin ninguna otra complicación prima el sentido común y el respeto. Hablar del trato con lo amigos no es más que hablar del trato con alguien cercano, al que conocemos y nos conoce, y por ello este flujo comunicativo deber ser natural y sencillo. No hay nada que aparentar o disimular. En la amistad están englobados términos fundamentales para cualquier relación como la confianza, la sinceridad, etc.

Modales en la mesa

En la mesa deben seguirse unas reglas o pautas de comportamiento para poder compartir la velada con los demás compañeros sin molestar o incomodar. Algunos puntos a tener en cuenta:

1. Deje que se sienten primero las señoras. Si tiene a una señora su lado, ayúdele a sentarse retirando la silla para facilitar su "entrada" a la mesa, y luego le acerca con cuidado.

2. Usted debe sentarse en el lugar que le hayan indicado y en el momento que considere oportuno (después de que todas las señoras ya se han sentado).

3. Hay que sentarse con una postura recta, respecto del respaldo de la silla, sin una rigidez excesiva que no nos permita ni gesticular.

4. Los codos no se ponen en la mesa; solo se permite apoyar los antebrazos.

5. No se cruza el brazo por delante de un comensal para alcanzar la sal, una salsera o cualquier otro elemento. Se debe pedir que nos lo acerquen.

6. No se habla con la boca llena.

7. No se habla o gesticula con los cubiertos en la mano.

8. La comida pinchada o depositada en un cubierto se come, no se deja en él mientras hablamos, escuchamos o miramos.

9. Hay que adaptarse al ritmo de la comida y no comer de forma acelerada o ansiosa.

10. Se mastica sin abrir la boca y sin hacer ningún tipo de ruido. Lo mismo a la hora de beber. No sorber haciendo ruido.

11. No se pasa comida entre platos, o se pincha en el plato de otro.

12. Pida siempre las cosas por favor. Recuerde dar las gracias cuando le acercan la salsera o le hacen cualquier otro tipo de favor.

13. Las alabanzas a la comida, el vino o cualquier otro tema deben ser moderadas. Nada de exageraciones que comprometan a los anfitriones.

14. No puede abandonar la mesa salvo por razones de primera necesidad. Si lo hace, pida las excusas pertinentes.

15. Nada de móviles, beepers, o cualquier otro sistema electrónico de avisos y/o mensajes sobre la mesa. Tampoco debería tenerse encendido aunque fuera en el bolsillo.

16. La servilleta siempre en el regazo. Nunca en la mano o atada al cuello en plan babero.

17. Si no desea que le sirvan más cantidad de un plato o bebida, no se pone la mano sobre el plato o la copa. Se indica de forma verbal que no desea más.

18. En la mesa esta prohibido retocarse el maquillaje, rascarse, hurgarse la nariz y cualquier otro gesto poco ortodoxo.

19. Hablar con un tono moderado y evitar las voces (alzar la voz). No se habla de extremo a extremo de la mesa, con otro invitado, levantando la voz. Debe esperar a la tertulia (platica posterior a la comida) posterior. Hable solo con los más cercanos a usted.

20. En caso de duda, preguntar o bien observar otros comportamientos.

Características Generales de una Comida o Cena

Comida de etiqueta

Los dueños de casa se servirán una porción que permita que no terminen antes que el invitado.

En estos casos no se pasa la sal, la pimienta ni la mantequilla unos a otros. Son los sirvientes los que hacen todo el servicio.

Ningún invitado se sentará a la mesa con el cigarrillo encendido (si hay fumadores); corresponde encenderlos en la sobremesa si se colocan los ceniceros. Correspondientes.

En una comida de etiqueta no se rehúsa ningún plato, si no es del gusto se sirve una cantidad mínima y no tiene importancia que se deje intacta la pequeña cantidad servida.

Cuando se acepta comer, se colocan el tenedor y el cuchillo en la orilla derecha del plato, el tenedor con los dientes hacia abajo (cuando uno o ambos han sido usados).

La cuchara de postre o el tenedor según lo que se use, o los dos se colocan en el plato vacío, igual que en el caso anterior, el tenedor quedará con los dientes hacia abajo. La cuchara a la izquierda, el tenedor a la derecha o el cubierto solo en el centro del plato.

Lo mismo puede quedar el tenedor y el cuchillo en el centro del plato.

Cuando el café no se toma en la mesa y los dueños de casa invitan a pasar a otro recinto, los caballeros se ponen de pie y en ese momento pueden disfrutar (si lo desean) de un cigarrillo o de un cigarro puro.

Reuniones en la casa de carácter semi -informal

Generalmente para festejar un acontecimiento íntimo, a todos nos gusta realizar reuniones que, aunque muy costosas en estos momentos, suelen resultar muy interesantes y fáciles de realizar cuando la dueña de casa es habilidosa y capaz de conformar un menú que ella prepare. Puede consistir en una cena tipo buffet donde los invitados no pasen de ocho personas para que se sientan cómodas en un ambiente de características comunes.

Los bocaditos se pueden colocar directamente en la mesa lo mismo que los emparedados y otras especies que se hayan preparado con antelación. Los invitados se sirven a su gusto y los dueños de casa sólo sirven los vinos.

Pueden servirse también en mesitas con bandejas preparadas para que todos puedan gustar los preparados. Las invitaciones para una cena de este tipo se hacen generalmente por teléfono, o personalmente, y los invitados vienen con traje de calle. No es correcto llevar a la cena o comida a otra persona, aunque sea familiar o un amigo común; en todo caso se consulta a los dueños de la casa, si se tratara de un huésped ocasional.

Cuando se fija una hora determinada, los dueños de casa deben estar en la sala un poco antes, pues los invitados deben llegar con antelación, permitiéndose un atraso de quince minutos.

En las grandes cenas un atraso de media hora se tolera. Cuando un invitado llega con atraso y ya están todos sentados, debe aproximarse a la dueña de casa que no se levantará de su asiento, a fin de ofrecerle disculpas y justificar su retraso.

Si la cena es muy formal, los dueños de casa conducen a los invitados a un lugar determinado; si es más íntima, deja que se ubiquen a su voluntad.

Si hay un invitado que es el homenajeado, debe quedar a la derecha del anfitrión y otro más anciano o mayor, a la derecha de la dueña de la casa

Para servir una cena semi-informal en la mesa debe tenerse en cuenta un menú de acuerdo con la estación.

Platos condimentados: sopas, carnes al horno, pescados, dulces, pasteles, café son apropiados para el invierno.

En verano el menú será más ligero a base de verduras, carne, ensalada y como postre cremas heladas, masas, té o bebidas frías.

Una cena formal cuenta siempre con un cóctel de camarones o un antipasto variado. Sopa de crema o pasta, un plato de pescado, carne o ave que se sirve con ensalada, pastel y café.

Para la cena informal, también se puede tener una mesa con un mantel sencillo, pero de buen gusto; también los manteles individuales sirven en esta ocasión.

Incorrecciones Usuales:

· Muchas personas suelen coger el utensilio apretando el puño alrededor del cubierto (en particular cuando utilizan la cuchara sopera).

· Otro error consiste en sostener los cubiertos por la BASE DEL MANGO, como se hace con los lápices y bolígrafos.

· Hay quienes cortan mal las viandas al colocar el cuchillo y el tenedor cortando en horizontal con el cuchillo, como si estuviese tocando el "VIOLONCHELO".

La forma correcta de sujetar y utilizar los cubiertos:

Sujetar:

· Inclinados en pequeño ángulo. Debe tomarlos con los dedos pulgar, índice y corazón, dejando que el extremo del dedo se apoye ligeramente en la palma de la mano, cerca de la raíz de los dedos.

· Sin embargo, cuando se lleva a la boca la CUCHARA SOPERA, el mango lo sujetará también con estos tres dedos, pero el extremo se apoyará sobre el índice extendido para conservar nivelada la cuchara.

Manejar:

Hay dos maneras de manejar el cuchillo y el tenedor: al estilo Europeo y al estilo Americano.

· Estilo Europeo: El comensal no suelta los cubiertos en ningún momento. Procede a cortar con el cuchillo la carne o el alimento servido, normalmente un trocito cada vez y usa el tenedor con la mano Izquierda, con las púas hacia abajo, para pinchar el trozo y llevarlo a la boca.

· Estilo Americano: Se distingue porque el comensal corta primero unos cuantos bocados de alimento y deja después el cuchillo cruzado justo enfrente del plato. El tenedor se cambia entonces a la mano derecha. La mano izquierda se apoya en la rodilla mientras se está usando el tenedor. Por consiguiente, el comensal cambia estos cubiertos de una mano a otra tantas veces como precise a lo largo de la comida. ¡ RECUERDE ! que no debe cortar a un tiempo más de tres trozos.

No se considera de BUENA ETIQUETA, cortar todo el alimento en trocitos, en cuanto le sirven el plato.

EL Anfitrión

Recomendaciones para ser un Buen Anfitrión

Las normas sociales no son unos puntos que solo deban saber personas de alta posición social. Son maneras que hacen más virtuoso al hombre. No es un tópico que persiga el "quedar bien", sino que son costumbres que hacen más agradable la convivencia.

1.- Las invitaciones:

Saber invitar correctamente es planificar el momento del almuerzo o cena, sabiendo cuántas personas asistirán y comunicarlo con antelación a nuestros invitados.

El anfitrión necesita saber el número de comensales para poder organizar de la mejor manera posible todos los preparativos:

- Ocho días de antelación:

Son los previstos para anunciar un banquete a un grupo reducido de personas; por ejemplo, de 4 a 6.

- De 15 a 18 días:

Será el tiempo previsto para avisar a un grupo de 10 a 14 personas.

- Llamadas telefónicas:

Se realizan cuando invitamos a miembros del Gobierno, banqueros, empresarios...

- Personas de confianza y familiares:

No existe ningún tipo de norma protocolaria para invitar a amigos o familiares, simplemente hacerlo con el tiempo necesario para organizarlo bien.

2.- Sitios en la Mesa:

En cualquier almuerzo o cena protocolaria hay que actuar con una serie de normas sociales que tradicionalmente se viven entre miembros de embajada, Gobierno, Casa Real, etc.

Si el grupo invitado es numeroso, tiene que haber un plano en la mesa a la entrada del comedor para que cada uno vea su sitio, además de tener la correspondiente tarjeta en la mesa con el nombre y algún anagrama (escudo familiar...).

El sitio de preferencia puede colocarse en alguna cabecera o en medio de la mesa. Siempre estará de frente a la puerta de entrada al comedor.

A la derecha de la anfitriona se situará el señor de más representación y a la izquierda otro caballero que tenga el segundo grado de representación.

Si hay anfitrión en el almuerzo, se sentará en frente de la anfitriona. A la derecha del señor de la casa se colocará la esposa del caballero más representativo invitado y a la izquierda la que siga en grado de importancia.

Debe evitarse siempre poner dos señoras juntas. Sin embargo, podríamos salvar el número impar de invitados situando a dos señores juntos.

3.- El Aperitivo:

Suele tenerse en un salón y puede tomarse de pie o sentado, depende de la amistad que se tenga con los invitados.

Ha de ser ligero, 2 ó 3 cosas fáciles de tomar con la mano, algunas bebidas alcohólicas y otras sin alcohol, zumos naturales y otros refrescos. Es muy importante recordar que los alimentos que se ofrecen no deben manchar las manos. Las servilletas siempre serán de tela y pequeñitas.

Cuando no haya suficiente amistad con los invitados, servirá las fuentes y las bebidas una persona del servicio. En cambio, cuando hay confianza, la anfitriona puede ofrecer el aperitivo dejando aparte las bandejitas una vez que se han servido, nunca sobre la mesa del aperitivo. El anfitrión servirá las bebidas.

Se pasa al comedor cuando la persona de servicio avisa a la anfitriona y abre la puerta del comedor. Cuando se han introducido todos, cierra la puerta, que será abierta de nuevo después del almuerzo.

4.- Café y Tabaco:

El café se tomará siempre en un salón aparte del comedor y es más protocolario tomarlo de pie. Lo van pasando las personas del servicio al mismo tiempo que se ofrecen los licores. Si no hay servicio comienza a ofrecerlo la anfitriona y después pueden continuar los invitados a servirse ellos mismos.

Nunca se fuma en la mesa hasta después del postre y la conducta más social es no fumar hasta el momento del café. Entonces se ofrecerán cigarrillos y puros.

5.- Dar las gracias:

Los regalos que se reciben con motivo del banquete que hemos organizado, se agradecen con una tarjeta o bien por llamada telefónica.

6.- Qué hacer ante los retrasos:

Se da un tiempo de cortesía, de 8 a 10 minutos, y si en ese tiempo no ha llegado el invitado, se espera 45 minutos o 1 hora como máximo sin retirar el servicio. Se aparta la silla prevista en el almuerzo o cena para esa persona.

Si un invitado llega en el momento en que se está sirviendo el segundo plato, se le incorpora amablemente, aumentando la ración si lo desea, pero nunca se le ofrecerá el primer plato por delicadeza a los demás.

Si una persona llega al postre, se le invita a añadirse a él y le sugerimos que al terminar el banquete se le pasará una bandeja con la comida. En este caso, la bandeja se pondrá en otra mesa y se le consultará a algún invitado si desea acompañarle.

7.- Formas de Vestir:

Los anfitriones del banquete siempre tienen que advertir en las invitaciones si el ágape es de etiqueta: traje largo, smoking, etc.

Si no se ha pensado en esta forma de vestir, se señalará en las tarjetas "informal".

En cuanto al guardarropa, si el número de invitados es muy amplio, debe preverse el improvisar uno. Se pueden alquilar percheros con ruedas y colocarlos en una habitación cercana a la puerta de entrada.

Varios Consejos

. Hay que tener a punto cubiertos de recambio, por si es necesario. Hay que asegurarse de que copas, platos y cubiertos estan limpios y relucientes.

. Se tiene que observar si a algún invitado le hace falta alguna cosa.

. Es necesario tener a punto analgésicos, digestivos y algún producto para quitar manchas.

. En el baño se ha de tener colonia fresca, peines limpios, papel higiénico, toallas de recambio y pañuelos de papel.

. Si en un momento determinado hay una conversación que se puede convertir en una discusión, hay que procurar cambiar de tema antes de que sea demasiado tarde.

. Se debe de estar el máximo de tiempo en la mesa, ya que su presencia es importante.

. En caso de que haya personal de servicio, y si hubiese algún fallo, hay que quitarle importancia. Nunca hay que advertir al servicio delante de los invitados.

. En caso de que algún invitado haga alguna incorrección, se ha de disimular, procurando distraer la atención del resto de los invitados.

. No se ha de hablar mal de un invitado que no está presente en ese momento.

. Hay que procurar que no se hable mal de conocidos comunes, porque aunque no lo hayamos dicho nosotros, sí se ha dicho en nuestra casa.

El anfitrión y la mesa.

'Protocolo y etiqueta'

Cuando tenemos invitados para almorzar o cenar, no disponemos la mesa como lo haríamos un día de diario, sino que nos esmeramos un poco más en poner la mesa un poco más elegante y vestida para la ocasión.

Sea cual sea el tipo de mesa que vamos a "crear" no debemos olvidarnos de los detalles fundamentales que son básicos en cualquier mesa como es la colocación de mantelería, cubiertos, vajilla y cristalería.

1.- Bajo el mantel es recomendable poner un protector o muletón que proteja la mesa, amortigüe los golpes, evitando que cualquier percance pueda estropear la mesa. El mantel, por supuesto, deberá estar limpio, bien planchado y debe ser blanco o de un color pálido muy claro.

2.- En cuanto a los cubiertos recordemos que el tenedor va a la izquierda, y la cuchara y el cuchillo a la derecha. No olvide la regla básica: se colocan en el orden inverso al uso. Es decir los primeros en ser utilizados en la parte exterior y luego sucesivamente el resto por riguroso orden de utilización.

3.- La vajilla, si no es un encuentro muy formal, puede elegir una vajilla moderna, pero siempre que tenga piezas suficientes para todos sus invitados. No se deben combinar distintos tipos de vajilla. Coloque un plato llano y uno hondo (nunca un plato hondo solo en la mesa). Si quieres darle un toque más elegante utilice un bajo-plato o platos de presentación.

4.- La cristalería, al igual que la vajilla, debe ser toda del mismo modelo. Coloque dos copas una de agua y otra de vino para simplificar. La de agua a la izquierda y a su derecha la de vino. Se colocan frente al plato, en la parte superior.

5.-La comida se sirve por la izquierda y se retira por la derecha. Ahora bien si el plato ya viene preparado se puede servir por la derecha.

6.- El orden de los platos suele ser de más suave a más fuerte. Es decir, un aperitivo o entrante (consomé, sopa, crema...), un pescado y luego la carne. Para las comidas se pueden confeccionar menús un poco más "potentes" y para la cena algo más ligero.

7. Las bebidas se sirven sin apoyar la botella en la copa, sin levantar la misma de la mesa.

8.- Si pone un platillo para el pan y la mantequilla este va a la izquierda de las copas, en la parte superior, encima de los cubiertos del lado izquierdo. Si hay saleros, vinajeras, etc. se debe colocar un juego por cada 6 - 8 comensales.

9.- En cuanto a la decoración, un sencillo centro de mesa de flores frescas o secas, o un centro de frutas. Si es cena, también puede adornar con unos candelabros o palmatorias. La luz deberá ser la justa: ni demasiado oscuro o penumbra ni demasiada luz que moleste.

Anfitriones sin personal de servicio. Organización de las tareas.

Habitualmente no se cuenta con personal de servicio, por lo que los anfitriones son los encargados de servir y de retirar los platos. Vamos a dar algunas pautas para hacerlo de forma correcta.

Se empieza a servir por la mujer de mayor rango, que ocupa la derecha del anfitrión, y luego se continua por el resto de señoras hasta llegar a la anfitriona. Luego el caballero de mayor rango-categoría, que estará sentado a la derecha de la anfitriona, y seguimos por el resto de caballeros hasta llegar al anfitrión.

Existe otro modelo que es empezar por la anfitriona y el resto de señoras por orden de importancia, y luego el anfitrión y el resto de caballeros por orden de importancia.

Salvo que sea un encuentro muy formal, por comodidad y agilidad en el servicio, se puede hacer por puro orden de los comensales en la mesa, pasándose la fuente, sopera, etc. unos a otros de izquierda a derecha.

Los anfitriones son los encargados de marcar el comienzo del almuerzo o cena, y también los encargados de marcar el ritmo de la comida, siempre atentos a todos los comensales para calcular el ritmo adecuado.

Aunque en una casa particular, salvo excepciones, no hay salones y habitaciones "por doquier", es habitual tomar el aperitivo y cenar en el mismo sitio. Pero si viniéramos de otra sala, suele entrar la anfitriona primero del brazo del invitado de mayor importancia, luego el resto de las mujeres, luego los caballeros cerrando la entrada el anfitrión del brazo de la invitada de mayor importancia.

Recuerde que la comida se sirve por la izquierda (salvo los emplatados que se pueden servir por la derecha) y la bebida por la derecha. Los platos se retiran por la derecha. Todos los elementos de la vajilla, la cubertería y la cristalería que se retiren, deben llevarse a la cocina, y no dejarlos amontonados en otra mesa contigua o en un carrito de servicio.

Los anfitriones deberán estar atentos para que no falte de nada: pan, salsa, bebida, etc. Es mejor estar pendientes a que nos lo pidan.

Si los invitados son muchos, con antelación a la comida, habremos pedido la ayuda de algún amigo íntimo para que nos ayude en estas labores de "servicio". No deje que otros invitados se levanten de la mesa. Agradezca su ofrecimiento, pero rechácelo. Seria un "jaleo" que la gente se levantase de la mesa para ayudar.

Los regalos "culinarios" como un vino, un postre, etc. se pueden poner a la mesa si hay cantidad suficiente para todos. Sino, es mejor que agradezca el regalo de todos modos, y disculpe el no ponerlo a la mesa, por no haber suficiente para todos.

Como ser un buen invitado.

Reglas básicas para actuar de Invitado

En cualquier compromiso protocolario, tan importante es saber cómo organizarlo, siendo el anfitrión, como estar invitado. Para esto existen una serie de normas sociales, protocolarias o de etiqueta según se dé el caso, que exponemos a continuación:

1.- Comportamiento en la mesa:

Nunca se pasa al comedor hasta que no hayan entrado las personas de mayor representación, y si hay anfitrión, ésta es la primera que pasa y se sienta.

Buscaremos nuestro puesto por la indicación de las tarjetas con nuestro nombre.

Al pasarnos las fuentes durante la comida o la cena, hemos de servirnos deprisa, y al terminar el plato deben quedar los cubiertos en sentido perpendicular y paralelos entre sí.

No se empieza a comer hasta que lo haga el anfitrión. Tampoco es correcto levantarse de la mesa si el anfitrión no lo ha hecho.

2.- Regalos:

Flores: Si es la primera invitación y no existe una confianza grande con los anfitriones, se envían flores al día siguiente del convite, agradeciéndolo con una tarjeta. Si no lo es, sí resulta apropiado obsequiar con unas flores.

Chocolates: Es el mejor regalo que se puede ofrecer a una familia donde hay niños.

Botellas: No es correcto regalar botellas a no ser que estén muy interesados los anfitriones o bien se trate de algún familiar nuestro.

3.- Dar las gracias:

Se agradecen siempre todas las invitaciones, excepto bodas, bautizos y cóctel.

Si se envían flores al día siguiente del convite, se dan las gracias con una tarjeta adjunta al regalo o bien se llama por teléfono agradeciendo el banquete.

4.- Puntualidad:

En un banquete, como mucho, podremos retrasarnos de 8 a 10 minutos.

Si se prevé el retraso, se llama siempre al anfitrión de la fiesta, comunicando la hora de llegada.

Si no se puede asistir por cualquier imprevisto, se ha de avisar siempre con suficiente antelación

5.- Tarjetas de Visita:

Si en cualquier momento que vamos a ver a algún amigo o persona conocida a su casa, está ausente en esos instantes, dejaremos a la persona que nos reciba una tarjeta escrita con nuestro nombre y unas letras indicando el asunto por el que hemos estado.

Las tarjetas de visita también se usan para los pésames, con la parte izquierda doblada.

Suelen mandarse cuando se envían flores o algún regalo, agradeciendo en ella el motivo por el que hacemos el envío.

Varios Consejos:

. No hay que llevar nunca sin avisar previamente, ni niños ni animales.

. No hay que separar la silla de la mesa y empezar a imprimir un movimiento de vaivén.

. No se ha de ayudar cuando nos sirven acercando el plato o la copa, ya que podría producirse una situación comprometida.

. Si cae un cubierto al suelo, no hay que agacharse a recogerlo si hay personal de servicio.

. Hay que observar la cantidad de comida que se sirvan los demás comensales, para servirnos la misma cantidad.

. Si hay algún alimento que se desconoce o que no es de nuestro agrado, se ha de coger sólo una pequeña cantidad.

. Hay que pedir las cosas; no se ha de pasar por delante de los otros comensales para cogerlas.

. No se han de utilizar los propios cubiertos para servirse.

. No se ha de insistir en querer ayudar, si la negativa de los anfitriones es convincente.

Como invitado podemos citar algunos puntos fundamentales:

1. Comida. Debe comer de forma educada, utilizando de forma correcta los cubiertos y evitar caer en excesos, por muy exquisita que esté.

2. Bebida. Modere su consumo, para evitar caer en un estado de excesivo furor que pueda poner en ridículo a Usted o a otras personas que le acompañan.

3. Regalos: sea prudente y piense en algo que se adecue a la ocasión.

4. Conversación. Debe procurar entablar conversación, con las personas que le presenten, evitando esos silencios prolongados e incómodos. Proponga algún tema de conversación para salir del paso.

Puntos fundamentales:

1. Servicial. Sobre todo, cuando es invitado a una casa, muéstrese dispuesto a colaborar con los anfitriones en cualquier tarea. Retirar una mesa, servir un licor o café, etc.

2. Agradecido. Como dice el refrán "De bien nacidos es ser agradecidos". Exprese su satisfacción por la velada, felicite a la cocinera por la exquisita comida, etc. pero cuídese de exageraciones y excesos en sus halagos. Serían totalmente contraproducentes.

3. Comportamiento. En cualquier momento de la velada, recepción, comida, baile, etc. compórtese de forma educada. Solo la buena educación hace sentirse bien a Usted y a las personas que le rodean. Pero cuidado sin exageraciones, no sea el pedante de la velada.

Ir vestido de forma elegante, es un comienzo correcto, un buen comienzo. Ir vestido como indica la invitación es un signo de respeto hacia la persona que invita y hacia el resto de los invitados. Hay una frase que dice muy acertadamente: "Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas". Con lo que viene a decir que en primer término te clasifican por la vestimenta, por el exterior de ti (aún no hay otros elementos para opinar), pero luego ya opinan por tu manera de comportarte. De nada vale ir muy elegante, llevar un buen regalo... todo eso se ve oscurecido si su comportamiento no es correcto (recordemos que, como dice el refrán, el vestuario no lo es todo: "Aunque la mona se vista de seda, mona se queda").

La postura correcta. Como sentarse.

Cuantas veces hemos dicho o escuchado las palabras: ¡Siéntate bien!, esa no es forma de sentarse a la mesa. Pero algunos parece que apenas han aprendido la lección; solo hay que observar a los invitados en muchos eventos.

Cuando nos sentamos a la mesa, lo primero que debemos hacer es mover la silla, sin arrastrarla, siempre que sea posible (a veces las sillas son demasiado pesadas para poderlas levantar).

Si a nuestro lado tenemos una señora como compañera de mesa será todo un detalle que le mueva usted la silla y le invite a sentarse.

Una vez sentados la espalda debe permanecer en línea recta apoyada en el respaldo de la silla, que para eso lo tiene. Ahora bien, tampoco debemos parecer el "palo de una escoba", optando por una postura demasiado rígida. Hay que saber tener un cierto margen entre una postura rígida y una desgarbada.

Durante toda la comida hay que tratar de mantener una cierta "compostura" que decían nuestros padres; esto no significa que tengamos que comportarnos 'Protocolo y etiqueta'
como un "robot". Se puede estar bien sentado y actuar de forma natural.

Aunque no se vean, no se cruzan las piernas cuando estamos sentados a la mesa. Ni los hombres ni las mujeres. Los seguidores del protocolo más estricto, tampoco admiten que se crucen en otras ocasiones.

Cuando estamos de tertulia, tomando un café o el té, etc. como decimos, los más "conservadores" no admiten que ni los caballeros ni las damas crucen las piernas. La postura correcta, "de libro", es con la piernas ligeramente separadas y los pies apoyados en el suelo.

Esta postura, sin las piernas cruzadas, corre el peligro de los despistes y el relajo, dando ocasión a posturas realmente "comprometidas" en algunos casos y realmente ordinarias en otros. No hay nada más feo que ver a una señora o a un caballero, con las piernas muy separadas.

A nosotros nos parece que cruzar las piernas juntando las pantorrillas y con una ligera inclinación, en el caso de las mujeres, o bien cruzar la piernas a la altura de las rodillas para los caballeros es una postura correcta, al menos para la mayor parte de la ocasiones.

La regla principal a tener en cuenta es que nunca debemos enseñar la suela de nuestro zapato; es decir, nada de cruzar las piernas a la altura de los muslos (pantorrilla apoyada en el muslo).

Ni que decir tiene que no se "desploma" uno en el sofá o en un sillón sino que se sienta con cuidado. Tampoco debe uno repantingarse (Arrellanarse en el asiento y extenderse para mayor comodidad) en ningún tipo de asiento.

Resumiendo, sino cruzamos las piernas, mantenerlas ligeramente separadas y con los zapatos en el suelo. Si optamos por cruzarlas, siempre sin enseñar la suela de nuestro zapato.

DISEÑO DEL MENU

Cuando nos disponemos a diseñar el menú, debemos tener en cuenta varios aspectos fundamentales: número de invitados, tipo de evento, gustos o costumbres de los invitados, presupuesto y productos regionales que podemos utilizar. Una vez analizados estos elementos también tenemos que contar con: como combinan los platos elegidos entre ellos, época del año en que se celebra el evento, la hora, la secuencia de servicio de los platos y los vinos a servir con los mismos.


Es habitual tratar de agasajar a nuestros invitados con productos nacionales de calidad. Nuestro país, debido a su riqueza gastronómica y gran variedad de vinos nos ofrece muchas posibilidades para la confección de menús muy diversos. Debemos elegir cuidadosamente los productos básicos de nuestros menús, para evitar comidas demasiado ligeras o demasiado pesadas. Las comidas deben ser equilibradas teniendo en cuenta factores tales como tipo de invitados, hora del día y fecha del acto.


Una vez elegido el menú, habrá que elaborar el orden de servicio de los platos. Como reglas básicas debemos tener en cuenta: los platos y sabores más suaves se sirven al principio y los platos de más sabor o más fuertes se sirven después. Por eso, al crear el menú debemos tener en cuenta que los caldos, consomés y pescados van antes que las carnes. Lo mismo ocurre con los vinos, que se sirven primero los más jóvenes y luego los de más cuerpo.

Vamos a clasificar los principales tipos de comidas:


1. Almuerzo.

2. Cena.

3. Cóctel.

4. Brunch.

5. Lunch.

6. Buffet.

7. Otras. (Aperitivos, desayunos de trabajo, etc.).

Tipos de servicio

Mesa informal

Para los cuates, las amigas y los familiares cercanos que no sean más de 6. Para los desayunos, comidas y cenas informales.


Una vez puesto el mantel o los mantelitos individuales continúa acomodado los platos y los cubiertos siguiendo estas sencillas normas:


El tenedor siempre a la izquierda y acompañado de una servilleta de papel, claro que una de tela viste mejor.


El cuchillo siempre a la derecha con el filo apuntando hacia el plato y acompañado de la cuchara ( en caso de que vayas a servir sopa).

El platito para el pan a la izquierda o en una cesta en el centro de la mesa, acornada con una servilleta que convine con el color de tu mantel.


El vaso o copa de vino a la derecha y enfrente del plato.


Si es cena , te recomendamos colocar dos candelabros bonitos con velas. Además de ofrecer un ambiente acogedor, las velas son un buen método para eliminar el humo de los cigarrillos tan clásicos después de comer.

Mesa formal


Para los suegros, gente de trabajo, una cena íntima con tu pareja o un compromiso importante ... para una comida o cena formal.


Generalmente se ofrece un menú un poquito más elaborado que en otras ocasiones. Por eso mismo, planea esta comida o cena con anticipación, así tendrás tiempo para cocinar tranquilamente y de buen humor.


Si acompañas tu menú con vino:


No olvides vino tinto para acompañar carnes rojas . Vino blanco frío, de preferencia no muy dulce, para el pescado.


En una cena de éste tipo coloca un mantel blanco o de color crudo y si tiene un poco de encaje o tira bordada, mucho mejor ; harás tu cena elegante a la vista.
Saca los cubiertos más bonitos que tengas y cuida que todas las copas sean de l mismo juego.

Las charolas plateadas con un mantelito blanco se verán elegantísimos.

Te recomendamos revisar las copas y cubiertos antes de ponerlos en la mesa porque a veces tienen manchitas casi transparentes de agua o polvo. Límpialos con un trapo suave y seco.


Si en tu menú ofreces pescado, fruta o mariscos revisa que tengas los cubiertos necesarios.

Los cubiertos que se usan primero se colocan más apartados del plato. Por ejemplo, si lo primero que sirves es un cóctel de frutas deberás colocar el tenedor al extremo derecho. Luego, la cuchara para sopa ( si vas a ofrecerla) y por último el cuchillo siempre con el filo apuntando hacia el plato.


El tenedor para la carne y/o el pescado irá a la izquierda junto a la servilleta en e orden en que serán utilizados.


Generalmente se sirve primero el pescado y luego la carne porque su sabor es más fuerte.

El tenedor y la cuchara del postre ofrécelos después. Así evitarás la confusión de cubiertos a la hora de comer.


Te sugerimos que en este tipo de comidas coloques un platito para el pan a la izquierda del plato de cada persona.


Las copas se colocan enfrente y a la derecha de cada plato comenzando por la copa de agua y luego, la de vino blanco y/o tinto de izquierda a derecha

El Té

El té es una bebida popular, en casi todo el mundo y puede definirse como la infusión que se hace de las hojas de un arbusto. En China, en Japón y en casi todos los países orientales, la ceremonia del té se conserva según las tradiciones milenarias. En Europa, especialmente en países como Rusia e Inglaterra, es la bebida caliente favorita. Los ingleses acostumbran a tomar té a cualquier hora del día. El conocido té de las 5 (five o´clock tea) es toda una tradición y se llama así porque hace mención de la hora más importante para tomarlo. Lo beben puro, con limón o con leche y se acompaña de galletas o pastas, bollería y pastelería.

Juego de té . El juego de té está formado por una bandeja, una tetera, un samovar para el agua caliente, una jarra de leche, un azucarero, unas pinzas (si se pone el azúcar en terrones), una cucharilla y un colador con un recipiente para los residuos de las hojas de té. Debido a la gran variedad de modelos y diseños, podemos encontrar juegos de té con más o menos piezas.


Los juegos de té se fabrican en diversos materiales, al igual que las vajillas, como puede ser plata, porcelana, loza, cerámica y barro cocido.


El mantel que cubre la mesa debería ser blanco o de color pastel suave y se admite que tenga algún pequeño bordado. Y con servilletas a juego. Pueden ser de diversos materiales como algodón, hilo, organdí e incluso fibra (pero de buena calidad).

En cuanto al tamaño del mantel podemos decir que hay mucha variedad pero los más utilizados son tres tamaños:


1.- Cuadrado o de cuatro servicios. Las servilletas suelen ser de 15-16 cms.

2.- Rectangular o de seis servicios. Sus servilletas suelen rondar los 21-22 cms.


3.- Variados, para ocho, doce o dieciocho servicios. Puede ser redondos, cuadrados o rectangulares y sus correspondientes servilletas pueden medir entre un rango de 26 - 30 cms.


Si se cuenta con personal de servicio para servir el té, lo ideal es que lo hagan de uniforme negro con delantal, puño, cuello y cofia blancos de organdí. En nuestro país, tomar el té, no tenía por que ser a las cinco de la tarde, de hecho apenas se tomaba té. En la actualidad está más extendido su consumo, aunque no es una de las bebidas más populares (como el café). Se suele tomar a la hora de la merienda o el desayuno.

Cada servicio debería contar, con su taza, su cucharilla, su correspondiente servilleta y en función de lo que se sirva, podría ser necesario un tenedor de postre (cuando hay plum-cake o bizcocho), un cuchillo (si hay mantequilla), etc. En la mesa deberíamos contar con al menos: la tetera, una jarra para la leche, un azucarero y unas pinzas en el azucarero, si el azúcar está en terrones, un colador para las hojas del té y dos platos,  uno para las pastas y otro para la bollería.

El Cóctel

Es un tipo de "acto" cuya celebración puede celebrarse por los más diversos motivos: presentación de un libro, de un producto, de un servicio... Suelen ser actos para congregar a una gran cantidad de personas. El horario más utilizado es el de media tarde entre las 19 y 21 horas (aunque se puede llamar aperitivo o lunch), aunque también podemos encontrarnos algunos "actos" de mediodía entre las 12 y las 13,30 horas, aproximadamente. A la hora de elegir vestuario deberemos tener en cuenta, la importancia del acto y la hora (si es de mediodía o de tarde).


La celebración de un cóctel tiene por regla general como escenario los salones de un hotel o de un restaurante. En temporada estival puede ser el jardín o espacios al aire libre. La denominación de cóctel, puede ser "equivalente" en cierta medida a un aperitivo en castellano. Un cóctel es un acto "de pie" en el que todos los invitados "circulan" libremente por las instalaciones. Puede haber una presentación previa (en forma de pequeña charla o conferencia), antes de pasar al salón donde "realmente" se sirve el cóctel propiamente dicho.


Habrá que disponer de al menos dos mesas principales. Una en la que suele colocarse toda la comida, tanto dulce como salado. En la otra se dispone toda la bebida así como la cristalería, la vajilla y las servilletas. Aunque en la mayoría de las ocasiones habrá servicio de camareros y ellos serán los encargados de ir "circulando" entre los invitados ofreciendo en bandejas los canapés y las bebidas. La comida deberá ser presentada en pequeñas porciones (canapés) que se puedan tomar de un solo bocado, evitando disponer comidas "engorrosas" para comer de pie. También es habitual contar con una mesa de "descarte" en la que se depositan copas y otros elementos usados, o podemos esperar a que pasen los camareros y las depositemos en sus bandejas vacías.



Es muy importante calcular correctamente el número de invitados para disponer del salón adecuado. Todos hemos acudido en alguna ocasión a "actos" de este tipo donde era muy difícil moverse. Haga cálculos entre los metros cuadrados disponibles del salón y el número de invitados asistentes, aunque en la mayoría de los hoteles nos indicarán previamente la capacidad de cada uno de ellos. La duración de un acto de este tipo no debería sobrepasar la hora, aunque dependiendo de la magnitud del mismo y del número de invitados, podría alargarse un poco más.

El Buffet

Muy popularizado por muchos hoteles y restaurantes. Podemos describirlo como un "intermedio" entre la comida y el cóctel. Es una comida con autoservicio "Self-service".

El propio comensal es quien debe servirse. A diferencia de otro tipo de comidas (como el lunch o el cóctel que se toman de pie) el "buffet" se toma sentado. Una de las ventajas, es que permite una gran libertad a las personas para moverse y sentarse donde  lo deseen.

En muchos restaurantes, existe un "buffet" para cada tipo de comida. Especifican desayuno "buffet", comida "buffet" o cena "buffet".


El "buffet" cuenta habitualmente con dos módulos principales: uno donde se dispone la comida y los cubiertos, generalmente, y otro donde se colocan las bebidas, la cristalería, la vajilla y las servilletas. En muchos hoteles y restaurantes cuentan con una "isleta" central donde se dispone todo en un solo bloque, y debemos recoger todo (comida, cubiertos, vajilla, etc.) "circulando" alrededor de la misma, eligiendo los platos que deseemos. Nunca se deben llenar los platos demasiado, y es mejor levantarse para repetir del plato que queramos.


El "buffet" puede ser frío, caliente o mixto (platos fríos y calientes). Los alimentos presentados deben ser sencillos de servir y de comer. Seguramente no encontrará en "buffets" caracoles, sopas y platos un poco engorrosos de servir o de transportar. Como característica principal, podemos indicar que aquí se permite servir varios alimentos en un mismo plato. A la hora de servirse, utilice los cubiertos que hay en las bandejas, y no utilice sus propios cubiertos.


Uno de los principales "problemas" que nos solemos encontrar cuando nos vemos en un "buffet" es como movernos. Si las mesas se encuentran pegadas a la pared debemos empezar por la parte izquierda e irnos desplazando hacia la derecha. Por el contrario, si la mesa se encuentra en el centro (la "isleta" comentada anteriormente de muchos hoteles y restaurantes), debemos empezar por la derecha e irnos desplazando hacia la izquierda hasta completar toda la vuelta. Una pista de donde empezar, nos la pueden dar las servilletas y los cubiertos, que suele indicar el punto de comienzo del "buffet".

LA MESA

Muchos de los acontecimientos sociales (también algunos laborales y familiares) se desarrollan en torno de una mesa. Ésta proyecta la imagen de refinamiento y educación de quien invita, por lo que una buena mesa debe contar con una perfecta organización. "Crear" una buena mesa es un éxito social garantizado. Para "organizar" una mesa correctamente, deberemos contar con todos los componentes adecuados para la misma.

A la hora de organizar un encuentro, en torno a una mesa, debemos contar con otros factores, aparte de los materiales (vajilla, cristalería, mantel...) como son la época del año, el lugar donde lo vamos a hacer (al aire libre, en un lugar cerrado...), la hora a la que se organiza, el tipo de formalidad que vamos a dar al encuentro, etc. Todo este "entorno" es tan importante, como el saber "poner" la mesa de forma correcta.

La mesa, es el centro de reunión perfecto para cualquier ocasión o evento. Lo mismo podemos celebrar un almuerzo o cena que un desayuno de trabajo, una reunión con periodistas, etc. Aunque la mesa tiene sus reglas, aplicarlas no tiene ningún tipo de complicación, ya que se rige por unos principios muy básicos y sencillos.


No obstante, podemos indicar, que las reglas generales que exponemos suelen ser de aplicación universal, salvo excepciones por diversos motivos, como costumbres o tradiciones propias, elementos característicos de una determinada celebración, etc. Iremos tratando de colocar ejemplos de cada uno de ellos.