Protesis fijas y totales

Odontología. Restauraciones extraorales e intracoronales. Componentes. Dientes pilares. Pilares intermedios. Restauración. Integridad marginal. Edentulo. Prostodoncia

  • Enviado por: Marian Sucre
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 21 páginas
publicidad
cursos destacados
Series y Sucesiones
Series y Sucesiones
Curso sobre series y sucesiones que incluye definiciones básicas, criterios de convergencia, series de...
Ver más información

Derivadas Parciales
Derivadas Parciales
En este curso sobre derivadas parciales estudiaremos todos los temas relacionados al calculo diferencial multivariable....
Ver más información

publicidad

PROTESIS FIJAS Y TOTALES.

PROTESIS FIJA: es el arte y la ciencia de restaurar los dientes dañados o destruidos mediante restauraciones coladas de metal-cerámica o totalmente de cerámica. También se encarga de reemplazar los dientes mediante prótesis.

CLASIFICACION.

RESTAURACIONES EXTRAORALES:

Son utilizadas para restaurar proporciones externas de un diente preparado con un contorno compatible con el tejido, y obtiene su retención y resistencia principalmente del ajuste de la restauración a las paredes externas de la preparación:

  • Coronas completas o totales: restauran toda la superficie de la corona clínica. se pueden utilizar como material restaurador, metal, porcelana, una combinación de metal cerámica o un metal con una resina procesada.

  • Coronas parciales: van a restaurar solamente una porción de la corona clínica.

  • Las coronas tres cuartos: restauran la superficie oclusal y tres cuartos de las superficies axiales (sin incluir la superficie axial)

  • La corona tres cuartos inversa: restauran todas las superficies con excepción de la superficie lingual o palatina.

  • Las coronas siete octavos: son extensiones de las coronas tres cuartos, para incluir una porción mayor de la superficie facial.

  • Las coronas medias: restauran las superficies mesial y oclusal, lo mismo que proporciones de las superficies facial y lingual o palatinas. En algunas ocasiones, las coronas medias indican como retenedor para una anclaje de una dentadura parcial fija con una inclinación pronunciada.

  • Carillas: son restauraciones que cubren la superficie facial de un diente como requisitos estéticos pueden ser de resina o de porcelana dental. Se adhiere por microrretención al esmalte grabado con un agente cementante de resina compuesta.

  • Las restauraciones cementadas con resina: son restauraciones parciales de metal colado que se adhieren al esmalte grabado. Se utilizan frecuentemente con retenedores para una dentadura parcial fija. Estos son conocidos como puente de Maryland.

RESTAURACIONES INTRACORONALES:

La retención y la resistencia se obtienen al momento de desplazar el ajuste íntimo de la restauración dentro de los confines de la porción coronal del diente.

  • Inlay: es la restauración intracoronal, clásica la cual no abarca cúspides.

  • Onlay: es una modificación del inlay, la cual abarca dos o mas cúspides para restaurar la superficie oclusal del diente.

  • Pinledge: es la modificación de la preparación para una corona tres cuartos anterior sin obtener retención primaria y resistencia por medio de pernos largos paralelos.

COMPONENTES DE UNA PROTESIS FIJA:

  • Pontico o fantoma: es la estructura que va a reemplazar al diente ausente.

  • Conector: es aquel dispositivo que va unir al pontico con el retenedor.

  • Retenedor: es aquella estructura que va a mantener al pontico en su lugar a través de los conectores.

  • Pilar: es el diente en donde va a ir colocado el retenedor, es decir, es la preparación previa que se le realiza al diente antes de colocarle una prótesis fija. (muñon).

FALTAN INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES DE UNA PROTESIS FIJA.

PONTICOS: el pontico o diente artificial constituye la razón de ser una prótesis parcial fija. Su nombre deriva del latín pons, que significa puente. El diseño del diente protésico vendrá dictado por la estética, la función, la facilidad para limpiarlo, el mantenimiento de un tejido sano sobre el reborde edéntulo y la comodidad del paciente.

CLASIFICACION:

  • Silla de montar: este pontico tiene la apariencia de un diente reemplazando todos los contornos de la pieza dentaria que esta ausente. Forma un contacto amplio y cóncavo con el borde obliterando las troneras vestibular, lingual y proximal.

También se denomina ridge lap porque recubre las zonas vestibular y lingual del reborde. Un contacto cuyo reborde se extiende mas allá de la línea media del reborde edentulo o un ángulo afilado en la zona linguogingival del contacto tisular, constituye el ridge lap.

Durante mucho tiempo se considero dicho diseño como antihigiénico por su dificultad a la hora de limpiarse. De hecho se sigue considerando como tal. La posibilidad de limpiar de la silla de montar se debe a que la seda dental no puede atravesar la zona del pontico cara al tejido ya que abarca desde el ángulo linguo gingival al ángulo vestibulogingival o el pontico. Este diseño provoca inflamación tisular por lo que su empleo no esta recomendado.

  • Silla de montar modificada: este diseño provoca la ilusión de un diente, pues posee toda o casi todas las superficies convexas para una limpieza fácil.

Al fin de evitar el impacto de comida y minimizar la acumulación de placa, es importante que la superficie lingual tenga un contorno ligeramente desviado. Siempre y cuando el contacto tisular sea estrecho mesiodistal y vestibulolingualmente, pues tener una ligera concavidad vestibulolingual en la parte vestibular del reborde, es fácil de limpiar y tolerada por el tejido.

Por lingual, el contacto con el reborde no debe extenderse más allá de la zona media del reborde edéntulo, incluso en dientes superiores.

Siempre que sea posible, el contorno de la zona del pontico en contacto con el tejido debe ser convexo incluso si para conseguirlo es preciso eliminar quirúrgicamente una parte de tejido blando del reborde.

Este diseño, con un recubrimiento de porcelana es el modelo de póntico más utilizado en la zona estética de las prótesis parciales superiores e inferiores.

  • Higiénico: son utilizados para describir los pónticos que no tienen contacto con el reborde edentulo. Este se emplea en la zona no estética, en particular para sustituir primeros molares inferiores.

Restaura la función oclusal y estabiliza los dientes adyacentes y antagonistas. Cuando no se ven comprometidas exigencias estéticas, pueden hacerse totalmente de metal.

Su grosor oclusogingival, no debe ser menor de tres milímetros, manteniendo el suficiente espacio en su parte inferior para facilitar la limpieza. Generalmente dicho póntico se realiza con una configuración completamente convexa, tanto vestibulolingual como mesiodistalmente.

Redondear la superficie inferior del póntico eliminando los ángulos facilita el uso del hilo dental. Dicho diseño redondo se ha denominado ¨ventrecha¨ o barriga de pescado.

Sin embargo se ha sugerido un diseño alternativo, en el cual el póntico se hace conforme a la arcada cóncava mesiodistalmente. La parte inferior es convexa vestibulolingualmente, lo que otorga la configuración de una parábola hiperbólica. En el existe un volumen adicional para reforzar los conectores y el acceso adecuado para la limpieza es bueno.

Existe otro diseño denominado prótesis parcial fija en arco, póntico sanitario modificado o póntico de perel. En los cuales es posible conseguir una versión estética del póntico recubriendo con porcelana aquellas partes susceptibles de verse.

  • Cónico: este póntico es redondeado y por lo tanto fácil de limpiar; sin embargo, su punta es pequeña en relación a su tamaño total.

Su adaptación es buena en un reborde mandibular delgado a pesar de que cuando se utiliza en un plano ancho, las troneras triangulares anchas restantes alrededor del contacto tisular tienen tendencia a almacenar restos de comida.

Su empleo se limita a la sustitución de dientes sobre rebordes delgados en la zona no estética.

  • Ovalado: es un diseño con terminación redondeada que actualmente se utiliza cuando la estética constituye un factor importante. Su antecedente es el póntico con extensiones radiculares de porcelana utilizado con frecuencia con frecuencia hasta 1930 a modo de sustituto estético e higiénico para el póntico en silla de montar.

el segmento en contacto con el tejido del póntico ovalado es claramente redondeado y se introduce en una concavidad del reborde.

Su limpieza se realiza fácilmente con hilo dental. Este póntico actúa adecuadamente acompañado de un reborde plano y ancho, dando la apariencia de salir del mismo.

FALTAN LOS REQUISITOS DE UN PONTICO.

DIENTES PILARES:

Siempre que sea posible el pilar debe constituir:

  • Un diente vital

  • Por otra parte un diente con endodoncia y asintomático, con evidencia radiográfica de un buen sellado apical y una obturación completa de los conductos, también puede emplearse como pilar.

  • No deben usarse como pilares de prótesis parcialmente fija aquellos dientes que han sufrido una exposición pulpar durante el proceso preparación del diente ( a menos que se realice la endodoncia).

  • Antes de realizar cualquier prótesis, los tejidos de soporte alrededor de los dientes pilares deben estar sanos y libres de inflamación. Por lo general los dientes pilares no deben presentar movilidad, puesto que tendrán que soportar una carga adicional.

FACTORES A EVALUAR PARA LA SELECCIÓN DE LOS PILARES.

  • Proporción corona-raíz: es una medida de la longitud del diente, desde oclusal hasta la cresta ósea alveolar, en contraposición a la longitud de la raíz dentro del hueso. La proporción corona-raíz para un diente que ha de actuar de pilar de una prótesis parcial fija es de 2:3

Una proporción de 1:1 es la mínima aceptable para un futuro pilar en circunstancias normales. Se ha demostrado que la fuerza oclusal ejercida contra los aparatos protésicos es considerablemente menor que cuando se realiza contra dientes naturales. La proporción corona-raíz por si sola no constituye un criterio adecuado para evaluar un futuro diente pilar.

  • Configuración de la raíz o radicular: las raíces mas anchas vestibulolingualmente que mesiodistalmente son preferibles a las raíces que tienen una sección redonda. Los dientes posteriores multirradiculares con raíces muy separadas ofrecerán mejor soporte periodontal que las raíces convergentes, fusionadas o con una configuración cónica se puede usar como pilar cuando hay un espacio edéntulo corto siempre que los factores sean óptimos.

  • Zona del ligamento periodontal: cuando se ha perdido hueso de soporte dentario por una enfermedad periodontal, los dientes afectados tienen menos capacidad para servir de pilares. Es por ello que el tratamiento planificado se debe tener en cuenta.

La longitud del póntico que puede restaurarse con éxito viene limitada, en parte por los dientes pilares, y en parte por su capacidad para aceptar la carga adicional. Tradicionalmente a existido un acuerdo general sobre el número de dientes ausentes que pueden restaurarse completos. Tylman afirmo que dos dientes pilares son capaces de soportar dos pónticos. Según la afirmación denominada ¨ley de Ante¨ , la superficie radicular de los dientes pilares debe ser mayor o igual a la de los dientes a sustituir con pónticos. De acuerdo con esto, un diente ausente puede sustituirse con éxito siempre que los dientes pilares estén sanos.

Cuando la superficie radicular de los dientes a reemplazar por los pónticos es mayor que la superficie de los dientes pilares, generalmente se presenta una situación no se puede aceptar. Debe considerarse de alto riesgo cualquier prótesis fija que constituya más de dos dientes.

Las prótesis parciales fijas con pónticos cortos tienen un mejor pronostico que aquellas cuyos pónticos que son excesivamente largos. Los fracasos por fuerzas anormales se han imputado al efecto palanca y al torque, más que la sobrecarga de los factores biomecánicos y el fracaso del material juegan un papel importante en el potencial fracaso de las restauraciones con pónticos largos.

  • Consideraciones biomecánicas: el cimbreo o deflexión cambia directamente con el cubo de la longitud e inversamente con el cubo del grosor oclusogingival del póntico.

Si se compara una prótesis fija con un póntico de un diente, un póntico de dos dientes se curvara 8 veces mas. Un póntico de tres dientes lo hará 27 veces más que un póntico de un diente.

Un póntico con una dimensión oclusogingival dada ser curvara ocho veces más si el grosor del póntico se divide por dos. Una prótesis parcial fija con un póntico largo en dientes inferiores cortos puede tener un mal resultado. Por otro lado, los pónticos más largos poseen la posibilidad de producir una mayor fuerza de torque sobre la prótesis parcial fija, especialmente en el caso de pilares débiles. Para minimizar la flexión producida por pónticos largos y/o delgados, debemos seleccionar aquellos diseños de póntico que cuenten con una mayor dimensión oclusogingival.

Todas las P.P.F ya sean de espacios edentulos cortos o largos, se flexionan en cierto grado, debido a las fuerzas aplicadas a los dientes pilares a travéz del póntico. Las preparaciones deben modificarse para producir más resistencia y durabilidad estructural. Con este objetivo suelen emplearse varios surcos, incluyendo algunos sobre las superficies vestibulares y linguales.

PROBLEMAS ESPECIALES:

  • Pilares intermedios: puede existir un espacio edéntulo a ambos lados de un diente, creando así un pilar intermedio aislado. El movimiento dentario fisiológico, la posición en la arcada de los pilares y una disparidad en la capacidad retentiva de los retenedores puede hacer que la utilización de una P.P:F. rigida de 5 unidades no constituya el mejor plan de tratamiento. Los diferentes segmentos de la arcada se mueven en direcciones distintas.

Estos movimientos pueden crear tensiones en una prótesis con un póntico largo que luego se transfiera a los pilares. Debido a la distancia a través de la cual se produce el movimiento a la dirección y a la magnitud independientes del desplazamiento de los dientes pilares, amenaza la tendencia de la prótesis a flexionarse, la tensión puede concentrarse alrededor de los dientes pilares, así como entre los retenedores y la preparación de los pilares.

Existe una posibilidad que las fuerzas se transmitan a los retenedores terminales como resultado de la actuación como fulcro del pilar intermedio, lo que da lugar al fracaso del retenedor más débil. Sin embargo el análisis de la tensión fotoelástica y la medición del desplazamiento indican que la prótesis, más que balancearse, se curva.

  • Pilares en molares incluidos: un proble comun que acontece con cierta frecuencia consiste en la inclinación del segundo molar inferior hacia mesial dentro del espacio anteriormente ocupado por el primer molar. Resulta imposible preparar los dientes pilares de una P.P.F siguiendo sus respectivos ejes longitudinal es para seguir una vía de inserción común. Si el tercer molar esta presente aparece una complicación adicional. Dado que la vía de inserción de una P.P.F viene dictada por el pilar menor en el premolar, es probable que esta sea casi paralela al eje longitudinal que tiene el molar antes de que se inclinase mesialmente. Como resultado de ello, la superficie mesial del tercer molar inclinado invade el espacio de la vía de inserción de la P.P.F, impidiendo de este modo su ajuste completo. En caso de que la invasión sea ligera, el puede remediarse restaurando o recontorneando la superficie mesial del tercer molar. Si la inclinación es severa se harán necesarias medidas correctivas más amplias. El tratamiento de elección consiste en el enderezamiento del molar mediante tratamiento ortodóntico. Además de situar el diente pilar en una mejor posición para la preparación y distribución de fuerzas bajo la carga oclusal, el enderezamiento del molar también ayuda a eliminar los efectos óseos a lo largo de la superficie mesial de la raíz. El tiempo medio de tratamiento es de tres meses.

  • Cantilever: es aquella que cuenta con un pilar o pilares apoyados exclusivamente en un extremo del póntico, mientras que el otro no presenta ninguna. Se trata de un diseño potencialmente destructivo, con un brazo de palanca creado por el pontico que con frecuencia se utiliza de forma incorrecta.

Cuando se un usa un póntico en cantilever para sustituir un diente ausente, las fuerzas aplicadas al póntico tienen un efecto completamente diferente sobre el diente pilar. El póntico actúa como una palanca que tiende a deprimirse bajo las fuerzas de un vector oclusal fuerte.

Los futuros dientes pilares papa prótesis parciales fijas en cantilever deben evaluarse teniendo en cuenta la existencia de raíces largas con una configuración favorable, de coronas clínicas largas, de proporciones corona raíz optimas, ademas de un periodonto sano. Por regla general las P.P.F en cantilever deben sustituir a un unico diente y tener como minimo dos pilares.

Su uso por lo tanto debe reservarse a aquellas situaciones en las que exista una longitud de corona clínica adecuada en los dientes pilares que permite preparaciones con longitud y retención máximas.

PRINCIPIOS DE TALLADO.

PRESERVACION DE LA ESTRUCTURA DENTARIA:

  • Una restauración debe de preservar la estructura dentaria remanente siempre que por parte del paciente y los requerimientos de la retención lo permitan.

  • Conviene salvar las superficies intactas de la estructura que pueden mantenerse, al tiempo que se consigue una retención fuerte y retentiva.

  • En algunos casos la preservación de la estructura dentaria puede precisar la eliminación de cantidades limitadas de estructura dentaria sanaron el fin de evitar la subsiguiente perdida incontrolada de mayores cantidades.

RETENCION Y RESISTENCIA:

  • La retención evita la salida de la restauración a lo largo de la vía de inserción o del eje longitudinal de la preparación dentaria

  • La resistencia impide el desalojo de la restauración por medio de fuerzas dirigidas en dirección apical u oblicua y evita cualquier movimiento de la misma bajo las fuerzas oclusales.

  • La retención y la resistencia son cualidades interrelacionadas.

  • El elemento esencial para la retención lo constituyen dos superficies verticales opuestas en la misma preparación. Estas superficies pueden ser externas como las vestibular y lingual de una corona de recubrimiento completo.

Dentro de la retención y la resistencia también encontramos:

  • Conicidad: es importante que las paredes axiales de la preparación tengan una ligera conicidad que permita su colocación, es decir, que debe contar paredes externas que converjan gradualmente o tener dos superficies internas opuestas divergentes de estructura dentaria que diverjan oclusalmente. Cuanto mas cercanas al paralelismo estén las paredes opuestas de la preparación mayor sera la retención.

No obstante es imposible crearlas en boca sin producir retenciones en la preparación. Estas son de formas cónica por varios motivos: para visualizar las paredes de la preparación para evitar las retenciones, para compensar las impresiones en el proceso de fabricación y para permitir un asentamiento casi completo de las restauraciones durante el cementado.

Debido a si efecto adverso sobre la retención, la conicidad de la preparación dentaria debe mantenerse mínima.

  • Situación de componentes internos:

La unidad básica de retención de una restauración cementada la constituye dos paredes axiales opuestas con una conicidad mínima existe la posibilidad de que no siempre pueden emplearse o que sea recomendable dejar una superficie sin cubrir para colocar una restauración de recubrimiento parcial. En general los componentes internos como el surco. La forma de la caja y el pozo para un pin son intercambiables y pueden situarse bien por una pared axial.

La conicidad de estos componentes internos es casi la misma que la que presentan los instrumentos utilizados para tallarlos (de 4 a 6 grados). Aparentemente las paredes axiales muy separadas de las preparaciones están excesivamente inclinadas debido al acceso, a la visibilidad o a ambos factores.

Sin embargo a la hora de preparar un componente interno como un surco o una caja, la presencia distancia mucho más corta entre las paredes permite al dentista prepararlas con mas precisión.

Estos componentes ofrecen un medio excelente para favorecer la retención y la resistencia global de una pared axial que de otro modo resultaría excesivamente inclinada.

  • Vías de inserción: la vía de inserción es una línea imaginaria a lo largo de la cual la restauración se colocara o retirara de la preparación, viene determinada por el dentista quien la traza mentalmente antes de iniciar la preparación.

Todos los componentes de esta última se tallan para que coincidan con dicha línea. La vía de inserción no se determina arbitrariamente al finalizar la preparación se realiza añadiendo algunos componentes como por ejemplos surcos.

Es de especial importancia cuando se preparan los dientes que constituirán pilares de P.P.F. pues las vía de inserción de todas las preparaciones de los pilares han de ser obligatoriamente paralelas entre si.

Las vía de inserción debe considerarse en dos dimensiones:

Vestibulolingual: esta orientación puede afectar la estética de las coronas metal-ceramica o de recubrimiento parcial. Para las coronas metal-cerámica la vía de inserción es a grandes rasgos paralela al eje longitudinal de los dientes. Una vía de inserción inclinada facialmente sobre una preparación para una corona metal-cerámica dejara el angulo vestíbulo-oclusal demasiado prominente, dando como resultado un sobrecontorneado de la restauración, una transparencia opaca o ambos.

Mesiodistalmente: la inclinación mesiodistal de la vía de inserción debe ser paralela a las áreas de contacto de los dientes adyacentes. Si la vía esta inclinada mesial o distalmente, la restauración estará sujeta en las zonas de contacto proximal y quedara bloqueada. Ello representa un problema particular cuando se restaura un diente inclinado. En esta situación trazar la vía de inserción paralela al eje longitudinal del diente provoca que los contactos de los dientes adyacentes invadan la vía de inserción.

  • DURABILIDAD ESTRUCTURAL O SOLIDEZ ESTRUCTURAL:

Una restauración debe contener una masa de material que pueda soportar las fuerzas de la oclusión. Esta masa debe quedar confinada al espacio creado por la preparación dentaria. Solo de esta forma la oclusión en la restauración puede ser armoniosa y los contornos axiales normales, evitando los problemas periodontales de la restauración.

Dentro de la durabilidad estructural encontramos:

Reducción oclusal: una de las características mas importantes para proporcionar una masa adecuada de metal y la fuerza necesaria a la restauración reside en la reducción oclusal. Para las coronas metal cerámica requerirán de 1,5 a 2.0 mm en las cúspides funcionales recubiertas con porcelana y de 1.0 a 1,5 en las cúspides no funcionales recubiertas con el mismo material. En las preparaciones para coronas totalmente de cerámica, el espacio será de 2.0 mm.

El patrón de plano inclinado básico de la superficie oclusal debe duplicarse con el fin de producir un espacio adecuado. Una superficie oclusal plana puede reducir demasiado una preparación cuya longitud ya es la mínima para proporcionar una retención adecuada. Un espacio inconveniente debilita la preparación. Asimismo, la reducción inadecuada bajo los surcos anatomicos de la superficie oclusal no proporciona el espacio necesario para favorecer una buena morfología funcional.

Bisel de la cúspide funcional: un bisel ancho sobre las vertientes linguales de las cúspides linguales superiores y las vertientes vestibulares de las cúspides vestibulares inferiores proporciona espacio para una masa adecuada de metal en un área de contacto oclusal.

La no realización de un bisel ancho de la cúspide funcional, puede dar a diversos problemas. Si la corona se encera y se cuela con el contorno normal, la restauración será extremadamente delgada en la zona que recubre la unión entre la reducción oclusal y axial.

A fin de evitar una restauración delgada cuando no existe un bisel en la cúspide funcional, puede intentarse encerar la corona hasta alcanzar el grosor optimo en esa zona. Obtendremos así una restauración sobrecontorneada. A menos que se reduzca el diente antagonista, es probable que se produzca un contacto oclusal interferente.

Reducción axial: la reducción axial también juega un papel importante a la hora de asegurar espacio para obtener un grosor adecuado del material restaurador. Si las restauraciones se realizan con contornos normales sobre preparaciones pero sin una reducción axial adecuada, se lograran paredes delgadas sujetas a distorsión.

Existen otros componentes que sirven para proporcionar espacio al metal y mejorar la rigidez y la durabilidad de la restauración: la ranura oclusal, el hombro oclusal, el istmo, el surco proximal y la caja. El istmo conecta las cajas, mientras que el contrabisel une los surcos para favorecer el efecto tirante de refuerzo.

  • INTEGRIDAD MARGINAL:

La restauración puede sobrevivir en el entorno biologico de la cavidad oral únicamente si los margenes están muy adaptados a la línea de acabado cavosuperficial de la preparación. La configuración de dicha línea de acabado de la preparación dicta la forma y la masa del material restaurador en el margen de la restauración. También puede afectar la adaptación marginal de adaptación de la restauración.

Configuración de la línea de acabado: debemos evitar los biseles amplios y poco profundos que sean casi paralelos a la superficie externa del diente pues existe la posibilidad de que den un lugar a un sobrecontorneado.

El margen optimo para una restauración colada con aleación de oro es un borde agudo con una masa adyacente de metal. La línea de acabado gingival preferida para las restauraciones de metal de recubrimiento es el chamfer, porque se ha comprobado que representa la menor tensión, de tal modo que el cemento adyacente tendrá menos probabilidades de fracasar.

Durante mucho tiempo el hombro ha constituido la línea de acabado elegida para las coronas totalmente cerámicas. El borde amplio proporciona resistencia la as fuerzas oclusales, minimizando las tensiones que podrían dar lugar a la fractura de la porcelana. produce espacio para unos contornos sanos de la restauración amen de la exigencia estética. No obstante requiere una destrucción de mas estructura dentaria que cualquier otra línea de acabado.

El hombro radial constituye una forma modificada de la línea de acabado en hombro. Se realiza con la misma fresa de diamante cónica usada para el hombro clásico. Se talla un ángulo interno redondeado de radio pequeño con una fresa de carburo de acabado con lazos paralelos y extremo cortante. El acabado se finaliza con un escoplo biangulado especialmente modificado. La concentración de la tensión es menor en la estructura dentaria que con un hombro clásico, mientras que el soporte para las paredes de una restauración de cerámica es bueno. La destrucción de la estructura dentaria no es menor que la del hombro clásico.

El hombro biselado se emplea como una línea de acabado en diversas situaciones: para la línea de acabado gingival en la caja proximal de los inlays y onlays y para el hombro oclusal de onlays y coronas tres cuartos mandibulares. Este diseño también puede usarse para la línea de acabado vestibular de las restauraciones metal- cerámica siempre que la estética gingival no sea critica. Puede emplearse también en aquellas situaciones en las cuales ya existe un hombro, bien por la presencia de destrucción, caries o restauraciones previas. También constituye una buena línea de acabado para las preparaciones con paredes extremadamente cortas, pues facilita el paralelismo de las paredes axiales.

Añadir un bisel al hombro existente, puede crearse un borde agudo de metal en el margen. En hombro biselado no debe utilizarse rutinariamente para restauraciones de recubrimiento completo, ya que la reducción axial que se precisa para obtenerlo es innecesariamente destructora de estructura dentaria.

Por ultimo la línea de acabado que permite un margen agudo de metal esta el filo de cuchillo. Desgraciadamente su utilización puede causar muchos problemas. Si no se talla con cuidado la reducción axial puede desdibujarse en el lugar de terminar en una línea de acabado definida. El uso de esta línea de acabado puede dar lugar a restauraciones sobrecontorneadas cuando se intenta obtener una masa adecuada.

CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE UN PACIENTE PARCIALMENTE EDENTULO.

  • OCLUSION.

  • Es la máxima relación de contacto que se establece entre los dientes del maxilar superior e inferior, en la posición céntrica (sea relación céntrica u oclusión céntrica)

  • NORMOCLUSION.

  • Es la correcta interrelación oclusal entre los dientes del maxilar superior e inferior, en el cual se verifican los parámetros de: dentición completa.- relación canina (llave canina) .- relación molar (llave de angle) .- Guía anterior. Todo esto debe existir para que halla una normooclusión.

  • LLAVE CANINA.

  • Es cuando el brazo mesial del canino superior, esta en contacto con el brazo distal del canino inferior y el brazo distal del canino superior contacta con el brazo mesial del primer molar inferior.

  • GUIA CANINA.

  • Es la relación de contactos que se produce en los movimientos de lateralidad, donde la cúspide del canino inferior describe una trayectoria sobre la cara palatina del canino superior, sin ninguna sobrecarga y se convierta en la cúspide protectora. Esto se produce especialmente en pacientes jóvenes.

  • LLAVE DE OCLUSION DE ANGLE.

  • Es la relación de contacto oclusal formada por el primer molar superior, cuya cúspide mesiovestibular descansa directamente en el surco mesiovestibular del primer molar inferior.

  • CLASE I DE NORMOCLUSION.

  • Cuando la cúspide mesiovestibular del primer molar superior, ocluye sobre la ranura mesiovestibular del primer molar inferior.

  • CLASE I DISTOCLUSION.

  • Cuando la cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye por delante de la ranura mesiovestibular del primer molar inferior.

  • CLASE III MESIOCLUSION.

  • Cuando la cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye por detrás de la ranura mesiovestibular del primer molar inferior.

  • GUIA ANTERIOR. (GUIA INCISIVA)

  • Es la trayectoria que ejercen las superiores palatinas de los dientes antero-superiores sobre los dientes antero-inferiores cuando realizan movimientos mandibulares. La guia incisiva se expresa en grados en relación con el plano horizontal. Los dientes anteriores protegen a los posteriores durante movimientos excéntricos.

  • ANALISIS DEL EQUILIBRIO DENTARIO.

  • Durante la oclusión funcional (masticación) se generan una serie de fuerzas antagonistas, en normooclusión tienden a mantenerse en equilibrio, estas fuerzas tienen 2 sentidos vectoriales uno postero-anterior bilateral (en la propia arcada) , los cuales se anulan a nivel de la línea media anterior pero en sentido oclusal, el cual se anulan cuando nacen contactos los dientes antagonistas.

  • ANALISIS DEL MOVIMIENTO DENTARIO.

  • Cuando falta una fiesta ocurre una serie de movimientos de los dientes remanentes, por la continuación de estas fuerzas antagónicas, causando así un trastorno en la articulación dentaria. Los contactos se pierden debido a esos movimientos o inclinaciones sufridas por los dientes hacia el espacio edentulo.

    Los contactos oclusales normales se cambian por la extensión de los antagonistas ocasionando una merma en: eficiencia masticatoria de los dientes afectados. En los que respecta a los tejido de soporte sufren reabsorción como consecuencia de la anormal dirección de las fuerzas dando como resultado una mala oclusión que involucra a toda la articulación dentaria.

  • PACIENTE PARCIALMENTE EDENTULO.

  • Es aquel individuo que presenta ausencia de uno o mas dientes.

  • PROBLEMÁTICA FISIOLOGICA.

  • Dentro de las consecuencias fisiológicas vamos a encontrar una serie de afecciones masticatorias y mandibulares.

    • MASTICATORIAS.

  • cuando el paciente es edentulo parcial unilateral:

  • .- mordida unilateral.

    .- se agrava el estado patológico en el lado edentulo, por la falta de función , presentándose afecciones periodontales, acumulación de cálculos y aumento de las caries en los dientes remanentes.

    .- el lado activo presenta desgaste dentario acentuado.

  • cuando el paciente es edentulo parcial bilateral o múltiples.

  • .- perdida de la eficiencia masticatoria.

    .- presencia de extrusiones, rotaciones, inclinaciones, y migraciones dentarias progresivas.

    .- alteraciones periodontales.

    .- incremento de la cariogenesidad.

    .- contacto de los dientes extruidos con el borde alveolar antagononista.

    .- inclinación de los dientes anteriores.

    .- perdida de la dimensión vertical

    .- masticación nula y dolorosa

    .- perdida gradual de los dientes.

    • MANDIBULARES.

    .- Lesiones en la A.T.M: son conocidas como neurosis y dan una serie de estados patológicos, como reabsorciones, lujaciones, trismos y anquilosis total (fijación de la A.T.M)

    .- síndrome de Consten: caracterizado por la disminución de la dimensión vertical del paciente.

    .- afecciones de la faringe.

    .- desplazamiento del condilo hacia la parte posterior originando presiones y reabsorciones de la pared posterior glenoidea.

  • ESTETICAS.

  • Es el aspecto estético del paciente se menoscaba ampliamente por la perdida de los dientes posteriores. Los tejidos blandos de la lengua y mejillas llenan los espacios existentes a costa de una dilatación o crecimiento mas cuando los espacios son grandes.

    Los labios y las mejillas sufren deformaciones, especialmente cuando los dientes se pierden extensamente, dejando huellas como arrugas en las mejillas y retracciones en el labio superior.

  • PSICOLOGICAS.

  • Se observa más comúnmente cuando se trata de la perdida de los dientes anteriores, puesto que la apariencia estética se muestra desfavorable, el individuo evita sonreírse a fin de no mostrar los espacios edéntulos, esto viene acompañado de alteraciones fonéticas lo cual le da limitaciones al individuo en la personalidad, problemas en la comunicación, complejo de inferioridad, inseguridad y sentimiento de rechazo de la sociedad.

  • FONETICAS.

  • La fonación del individuo se encuentra perjudicada por la pérdida de los dientes anteriores. En la inoculación de las palabras confluyen varios tipos de sonidos en los cuales interviene los dientes: son los sonidos dentales propios, los sonidos labiodentales.

    .- sonidos dentales propios:

    T, CH, D, S, C, Z etc. Necesitan los bordes incisales superiores e inferiores.

    .- sonidos labiodentales:

    F, V, P etc. Necesitan que contacte el labio inferior y el borde incisal de los incisivos superiores.

  • PROTESIS.

  • Es la parte terapéutica quirurgica que tiene por objeto reemplazar mediante una preparación artificial, un órgano perdido parcial o totalmente u ocultar deformidad.ç

  • PROTESIS DENTAL.

  • Llamada también prostodoncia, es la rama del arte y la ciencia dental que se ocupa de la restauración y mantenimiento de la función oral por medio los aparatos artificiales.

  • La prótesis dental puede ser:

  • .- PROTESIS DENTAL COMPLETA.

    Es la rama de la prostodoncia total encargada de restituir todos los dientes a pacientes afectados por la edentación total.

    .-PROTESIS DENTAL PARCIAL.

    Es la parte de la prostodoncia que se encarga de reemplazar los dientes parcialmente perdidos y los tejidos subyacentes. De acuerdo a que pueden removerse a voluntad por el paciente.

  • CLASIFICACIÓN DE LAS PROTESIS.

  • .- PROTESIS FIJA: Se relaciona con la restauración o reemplazo de los dientes por medio de sustitutos artificiales que son adheridos a los dientes naturales, a las raíces o a implantes que no se pueden remover con facilidad.

    .- PROTESIS PARCIAL REMOVIBLE: es aquella que trata del reemplazo de los dientes faltantes y de las estructuras orales contiguas por sustitutos artificiales que se pueden remover rapida y fácilmente.

    .-PROTESIS MAXILOFACIAL: comprende la restauración de defectos de desarrollo o adquiridos al sistema estomatognáticos y de las estructuras faciales asociadas por medio sustitutos artificiales.

    .- IMPLANTES: material inerte que se coloca en el alveolo dentario para sustituir dientes dañados o ausentes.