Propuestas metodológicas para profesores reflexivos; Mercedes Blanchard, María Dolores Musas

Pedagogía. Educación Infantil. Manuales de Educación. Estrategias metodológicas. Claves del aprendizaje. Técnicas de enseñanza. Planificación. Seguimiento del alumnado. Participación activa. Dinámicas de grupo

  • Enviado por: Isita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

PROPUESTAS METODOLÓGICAS PARA PROFESORES REFLEXIVOS, M. Blanchard y Mª D. Musas

1.- En educación, ¿quién es el protagonista?

Dirigimos la mirada hacia el interior de los alumnos, cómo aprenden o qué mecanismos utilizan para pensar, atendiendo no sólo a las respuestas, sino a todo el proceso.

Las finalidades académico-competitivas en la escuela no pueden marginar ni dejar en segundo término esas otras dimensiones que hacen que todos nuestros alumnos lleguen a ser personas felices, integradas y comprometidas con la realidad social. Nuestros modos de enseñar deben ayudar a construir a la persona capaz de identificarse a sí misma y comprender lo que hay a su alrededor. No vale educar para saber, sino educar para vivir.

Podemos decir que mediador es aquel que está entre el sujeto y la realidad para matizar, ayudar, orientar, transmitir, no interceptándola sino dándole claves para que la interprete y utilizando el diálogo como instrumento de relación. Supone dar al sujeto la ayuda justa para que pueda construir internamente el aprendizaje.

El protagonista de la educación es la persona.

Es muy importante dominar las Tecnologías de la Información y la Comunicación sin terminar siendo dominado por ellas. La sociedad tiene que aprender a adaptarse constantemente a nuevos conocimientos.

Debemos crear un clima donde todos aprendamos unos de otros y nos hagamos creíbles y cercanos.

2.- Claves del aprendizaje. ¿Cómo aprenden nuestros alumnos?

Hemos de tener en cuenta tanto sus capacidades y posibilidades mentales como sus emociones.

1.- Feuerstein: la mente no es una caja negra: los problemas de bajo rendimiento en la escolaridad no están en la capacidad del sujeto, sino en el concepto que existe de enseñar y aprender, que es ponerse en diálogo con el conocimiento estableciendo redes y relaciones con lo que uno sabe.

Afirma que ningún daño o deterioro psíquico ni ambiental puede producir daños irreversibles, sino que toda intervención sistemática hará reversible tal condición a través del cambio que se produce en la estructura cognitiva del individuo.

Dice que el potencial de aprendizaje es la capacidad de un individuo para ser modificado significativamente por el aprendizaje.

2.- Gardner: se aprende desde todas las dimensiones de la persona: define la inteligencia como la capacidad para resolver problemas a niveles abstractos y concretos o prácticos y de la vida diaria, y crear productos que tengan que ver con cada cultura. Identifica los siguientes tipos de inteligencia: espacial, cinestésica corporal, intrapersonal, interpersonal, naturalista, lingüística, lógico-matemática y musical, que son los modos en que los individuos acceden, elaboran y expresan la información de forma diversa. Elabora la Enseñanza para la Comprensión, donde lo verdaderamente importante es entrar en la comprensión de las cosas, desentrañarlas, saber qué les mueve y qué mecanismos están actuando en ellas.

3.- Goleman: nuestra parte emocional: explica que la inteligencia emocional se refiere a las habilidades que fomentan la armonía entre las personal y señala cinco componentes básicos: autoconciencia, autocontrol, motivación (dependientes del propio yo), empatía y habilidad social (relacionados con los otros).

3.- Nuevas claves para enseñar. Condiciones para la innovación y la mejora continua

Este capítulo facilita la posibilidad de poner en relación el marco teórico con nuestras prácticas, aspecto que valoramos como prioritario.

1.- Claves para la acción educativa en el aula: el trabajo del profesor-mediador consiste en “conocer” en qué momento de la maduración está el alumno para diseñar un proceso ajustado a su realidad y hacer salir lo mejor de cada persona. Distinguimos siete claves que desarrollan principios educativos deducidos de las bases teóricas anteriores:

  • Construir los nuevos aprendizajes sobre los conocimientos y experiencias previas.

  • Favorecer que el alumno sea el constructor de su aprendizaje.

  • Investigación/búsqueda de teorías y principios en experiencias y hechos de la vida cotidiana.

  • Tener en cuenta las estructuras afectivas del sujeto.

  • Favorecer la interacción en el aula para que se produzca el aprendizaje.

  • El aprendizaje exige la ayuda del profesor en su papel de mediador.

  • Ofrecer nuevos conocimientos de forma estructurada, secuenciada y progresiva, que permitan realizar un proceso personal de asimilación.

  • 2.- La sistematización del trabajo: la programación: la programación es el proceso por el cual se planifica el trabajo del aula teniendo en cuenta tanto las decisiones tomadas a nivel de ciclo como las propias decisiones que el equipo educativo vaya a tomar para trabajar con un grupo de alumnos. Debe integrar los componentes necesarios para que el aprendizaje se convierta en la concreción y sistematización de lo que se va a trabajar en el aula, sin romper la vinculación que la vida tiene con las disciplinas, a cuyo servicio deben estar.

    La Unidad de Experiencia o Unidad Didáctica es una guía de trabajo, explicitada en términos de proceso y método, que el profesor debe seguir para que los alumnos aprendan.

    3.- Condiciones para la innovación y mejora continua: trabajo en equipo, análisis de la propia práctica y asesoramiento como apoyo para hacer posible los procesos de innovación y mejora continua.

    4.- Estrategias que afectan a la organización

    Las estrategias metodológicas son un medio de que dispone el profesorado para ayudar a que el alumnado realice su propio itinerario de la manera más provechosa posible para su crecimiento y para el desarrollo de sus capacidades.

    1.- Organización de los agrupamientos: en cada grupo clase se dan diferencias en los estilos de aprendizaje, en los intereses, en los contextos socioculturales de procedencia, en las capacidades, etc, que dan como resultado grupos heterogéneos y plurales. Modos de organizar agrupamientos: agrupamientos flexibles, desdobles y agrupamientos específicos.

    2.- Organización de espacios y equipamiento didáctico: es importante organizar el espacio y el equipamiento en función del tipo de aprendizaje que facilitamos y del tipo de actividades didácticas que desarrollamos, ya que puede favorecer o no el trabajo autónomo del alumnado, la interacción entre los compañeros, el trabajo cooperativo, una forma de trabajo activa, dinámica y participativa o bien pasiva y estática.

    3.- Organización de los tiempos. Flexibilización: la gestión del tiempo es un elemento fundamental en lo que hace referencia a la posibilidad de atender o no a la diversidad de alumnos de un aula, y en general a todo aquello que incide en la incorporación de prácticas innovadoras. El tiempo puede administrarse como instrumento de coacción, de premio o de castigo, para profesores y alumnos.

    5.- Estrategias para el seguimiento del grupo clase y de cada alumno

    Concebimos el proceso de maduración y aprendizaje del alumno como un continuo en el que destacamos algunos momentos especialmente significativos, por lo que estos suponen de toma de conciencia del progreso que se va realizando.

    1.- Unidad de Acogida y Evaluación Inicial. ¿Qué es y cómo se elabora?: Se trata de un plan de actuación elaborado por el equipo del profesorado para ser desarrollado en los primeros días del curso, estructurado en torno a un eje que actúa de motivación y sistematizado desde los elementos propios de una Unidad Didáctica, para conocer la situación de partida del alumno y del grupo, informar sobre los planteamientos y exigencias del profesorado, y tomar decisiones y realizar las adaptaciones de la programación que sean necesarias.

    2.- La Junta Inicial: Pretende poner en común los datos recogidos del grupo y de cada alumno; deducir las necesidades individuales y grupales; tomar decisiones conjuntas sobre las estrategias de enseñanza necesarias para responder a las necesidades detectadas y acordar las medidas organizativas.

    3- Las Juntas de Evaluación como estrategia para el Seguimiento: La evaluación es parte fundamental del proceso educativo ya que permite al alumno tomar conciencia del momento en el que está y le da pistas para continuar en el camino de crecimiento. Las Juntas de Evaluación toman una importancia vital para el equipo docente en lo que se refiere a la toma de decisiones sobre el proceso del grupo y de cada alumno.

    6.- Estrategias que favorecen la participación activa del alumnado

    1.- Planes de Trabajo: pretenden que el alumno sea consciente de lo que tiene que conseguir y lo que tiene que trabajar, de forma que potencie la responsabilidad personal, la autonomía y el aprender a aprender.

    2.- Autoevaluación: junto con el Plan de Trabajo, constituye una herramienta de gran utilidad para la autorregulación del aprendizaje por parte del alumno. Se trata de provocar la metacognición, es decir, poner al alumnado en situación de volver sobre su propio aprendizaje y analizar el proceso realizado para provocar en él la satisfacción por los logros conseguidos.

    3.- Aprendizaje cooperativo: es el resultado de una construcción colectiva. Debe entenderse como principio que afecta al conjunto de enseñanzas y aprendizajes y que permite trabajar las capacidades que se deben desarrollar en la escuela, no sólo las intelectuales, sino también las sociales, que son la base del planteamiento educativo de la Enseñanza Obligatoria.

    4.- Tutorización entre iguales: los efectos positivos para el aprendizaje que pueden darse en la interacción entre iguales están ampliamente demostrados. En numerosas ocasiones, la explicación o ayuda de un compañero es mucho más eficaz que la del propio profesor.

    5.- La investigación como procedimiento: pretende provocar la actividad mental del sujeto y favorecer en él la construcción del conocimiento.

    6.- Trabajo por Proyectos: esta estrategia parte de los conocimientos previos del alumno y de su nivel de competencia curricular; integra actividades teóricas y prácticas, técnicas y tecnológicas, referidas a diferentes áreas; ofrece la posibilidad de establecer un proceso adaptado a las capacidades de cada uno; favorece los aprendizajes; facilita la comunicación de los alumnos entre sí y con el adulto, etc.

    7.- Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC): en educación, las TIC contribuyen a facilitar procesos de gestión y administración de los centros educativos y están teniendo un impacto indudable en los modos de acceder al conocimiento, en el intercambio de la información y en la metodología de los procesos de enseñanza-aprendizaje. De ahí que la “alfabetización digital” sea una pieza clave en la educación y formación de las nuevas generaciones.

    8.- Contrato didáctico: esta estrategia añade la utilización de un documento escrito que, a modo de contrato, formaliza y da una fuerza muy singular al compromiso que se adquiere a partir del mismo. Permite negociar entre alumnos y profesores las exigencias a desarrollar durante un tiempo determinado y plasmar por escrito los compromisos adquiridos por ambas partes.

    CONCLUSIÓN PERSONAL

    En mi opinión, este es un libro que expresa con mucha claridad las exigencias que debe tener en la actualidad la educación, y no sólo eso, sino que demás ofrece gran cantidad de experiencias prácticas para llevar a cabo en el aula.

    Creo que es un libro de gran ayuda para cualquier persona que pretenda convertirse en maestro y enseñar a aprender a los niños, ya que es una tarea de gran trascendencia que puede influir enormemente en el proceso de desarrollo y aprendizaje de los alumnos, especialmente en edades tempranas.

    Me parece que será utilizado como manual para todos aquellos educadores que tengan dudas sobre cómo llevar a cabo alguna parte de su trabajo, y será de gran ayuda para ellos, y, por consiguiente, para sus alumnos.