Pronunciación

Educación. Pedagogía. Lengua extranjera. Aprendizaje. Sistema fonológico. Inglés. Maestro. Idiomas. Enseñenanza. Fonética. Auditiva. Recursos. Juegos. Nuevas tecnologías

  • Enviado por: Eicot
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

ENSEÑANZA DE LA PRONUNCIACIÓN: Propuestas de Mejora

Aprender una lengua extranjera es una actividad compleja que implica el control de diversos bloques de contenido.

Primordialmente, la lengua es un fenómeno oral, los participantes de este fenómeno precisan de la habilidad de codificar y decodificar los sonidos producidos por otros. En el caso de una lengua extranjera, no somos capaces de hacer este proceso a no ser que conozcamos el sistema fonológico.

Fonética y Fonología son dos ciencias que están relacionadas con este aspecto:

  • Fonética: ciencia que describe los sonidos de la lengua, desde el punto de vista articulatorio y acústico.

  • Fonología: estudia la forma en que una determinada lengua organiza sus sonidos para expresar diferentes significados.

La pronunciación es uno de los ámbitos de aplicación de la Fonética y a lo largo de este documento, desarrollaré lo que a mi manera de ver, es una propuesta de mejora de este pequeño punto de la enseñanza de una lengua extranjera, desde mi punto de vista en muchas ocasiones y desde un punto de vista más científico desde otras.

Breve descripción del Sistema fonológico inglés:

Hay que tener en cuenta que el sistema fonológico inglés, por una serie de circunstancias históricas difiere en ciertos puntos con el español.

Básicamente el sistema fonológico inglés distingue dos factores:

  • Segmentales

  • Suprasegmentales

Segmentales:

Se basan en la diferencia vocal/consonante:

Desde un punto de vista fonético las vocales son sonidos en cuya producción no se produce contacto con ningún órgano fonador y las consonantes son sonidos de aire desde los pulmones al que se le corta el paso antes de salir por la boca.

Desde un punto de vista fonológico las vocales son silábicas y las consonantes son marginales en la estructura de la sílaba.

En el caso de algunos sonidos debemos hablar de semiconsonantes, ya que comparten características de vocal y consonante.

En inglés hablamos de 12 vocales puras clasificadas dependiendo de:

  • Grado de apertura: abierta, medio abierta, medio cerrada y cerrada-

  • Posición de la lengua y el paladar: delantera, media, trasera.

  • Longitud: corta o larga.

Las consonantes pueden clasificarse según:

  • El punto de articulación: teniendo en cuenta el lugar donde se corta el paso al aire.

  • La forma de articulación: teniendo en cuenta cómo se interrumpe el aire.

Suprasegmentales:

Los factores prosódicos o suprasegmentales se refieren al mayor o meno énfasis que se le da a unas partes del discurso en relación a otras. Por lo que requieren un tratamiento diferente que los segmentales ya que deben estudiarse desde el punto de vista del discurso y no pueden separarse.

  • Acento: mayor o menor fuerza que se le confiere a algunas sílabas.

  • Ritmo: viene determinado por el acento, el ritmo inglés se caracteriza por depender de la alternancia de las sílabas acentuadas y no acentuadas.

  • Entonación: el hablante confiere más fuerza a las palabras que quiere remarcar, incluso con la entonación la frase cambia de sentido.

La Labor del Maestro de Idiomas:

La pronunciación del maestro será el modelo que los alumnos seguirán a lo largo del periodo escolar, es por esto la importancia que reviste un buen conocimiento del sistema fonológico de la lengua meta.

Una buena pronunciación, implica el buen entendimiento de la lengua, esto es, si por ejemplo un alumno pronuncia la palabra table como /'table/, tal cual, él no entenderá la pronunciación /'teibl/ y no sabrá a qué se refiere el hablante. En cambio si el alumno tiene una buena pronunciación, y alguien le dice /'ka:/ el entenderá la palabra, o al menos si no la entiende podrá buscarla en el diccionario porque sabrá cómo se escribe.

Por lo que debemos conseguir no que nuestros alumnos hablen como nativos, ya que esto es muy difícil porque ni ellos ni nosotros somos nativos, sino que se expresen de manera correcta, que tengan una pronunciación adecuada y que desarrollen competencia comunicativa en la segunda lengua.

Nuestra labor es darles a los alumnos oportunidades suficientes para poder practicar la pronunciación haciendo correcciones sólo en momentos oportunos.

Desde los primeros ciclos nuestros alumnos y alumnas deben tener claro el respeto por la nueva lengua que están aprendiendo y por la cultura de otros países, lo que nos permitirá a la larga, que los alumnos/as que mejor pronuncien no sean objeto de risas, sino que servirán de modelo para el resto. Esto nos proporcionará una buena fuente de recursos y desarrollará motivación en el grupo.

La enseñanza de la pronunciación:

Cualquier estudio de enseñanza de pronunciación a nivel teórico empieza por incluir los siguientes apartados que el maestro debe conocer perfectamente:

  • Fonética auditiva

    • Discriminación de sonidos por parejas

    • Elección del sonido correcto

    • Agrupación de sonidos semejantes

    • Asociación de sonido y grafía

    • Localización del acento.

    • Identificación de entonación.

  • Fonética Poductiva

    • Escuchar y pronunciar

    • Consonantes iniciales que plantean problemas

    • Práctica del acento

    • Práctica global mediante diálogos

  • Descripción del sistema vocálico

  • Descripción del sistema consonántico.

Los alumnos de lengua extranjera se encuentran con diferentes dificultades a la hora de aprender la pronunciación:

  • Deben reconocer e identificar los diferentes sonidos del discurso.

  • Deben aprender cómo pronunciarlos.

  • Deben articular los elementos prosódicos adecuadamente.

  • Deben aprender a unir los sonidos en el discurso de una forma natural.

El profesor de idiomas, ayudará al alumno con la práctica adecuada, por ejemplo:

  • Entrenando el oído: para ayudar al alumno/a a distinguir los sonidos propios de la lengua extranjera.

  • Gimnasia de los órganos vocálicos: para producir los sonidos deben saber cómo colocar los órganos.

  • Memorizando: los alumnos deben memorizar la colocación de los sonidos para formar palabras inteligibles.

  • Asimilando normas generales: de pronunciación.

  • Repitiendo secuencias: con Pattern drills.

Aunque también debemos tener en cuenta juegos, canciones, interacciones entre alumnos.... ya que el aprendizaje de una lengua puede ser divertido y natural además de formal.

La adquisición del hábito de pronunciación es un proceso en el que no debemos olvidar que la práctica juega un papel muy importante, que debemos motivar a los alumnos/as para que no tiren la toalla antes de conseguirlo. Muchos sonidos no tienen nada que ver con los sonidos a los que están acostumbrados, por esto mismo deben practicarlos hasta que los produzcan de una forma adecuada.

El modelo a seguir puede ser la pronunciación del profesor o materiales originales, como cintas de cassette, vídeos, dibujos o películas emitidas por televisión.... en este sentido el DVD ha sido un avance para la enseñanza de idiomas, ya que podemos elegir el idioma que deseamos con subtítulos o sin subtítulos.

Algunos Recursos:

Juegos:

Los juegos, por su propia definición suelen ser actividades lúdicas, motivantes, atractivas para los alumnos que pueden jugar para conseguir un objetivo común o diversos objetivos.

Los juegos para practicar la pronunciación deben generar muchas situaciones habladas y orales.

Podemos hacer juegos con flashcards, mostrando la imagen y que los alumnos de forma individual o en coro identifiquen el dibujo.

Juegos como el ahorcado, que ayudan también al Spelling.

Podemos también crear nuestros propios juegos que ayudan a los alumnos a trabajar cooperativamente y a utilizar la creatividad e imaginación.

Canciones:

Las canciones infantiles suelen ser muy sonoras en cuanto a pronunciación, suelen tener rimas graciosas y vocabulario adecuado.

Podemos utilizar las canciones, cantadas por personas nativas, para que los niños aprendan expresiones, palabras pronunciadas correctamente...

En niveles superiores, podemos emplear canciones actuales, pero claro, antes nosotros debemos mirar la pronunciación, gramática y expresión. Tendremos en cuenta el acento que estamos empleando en el aula, la edad de los alumnos y el acento de la canción.

Chants:

Son poemas que por la propia naturaleza de las palabras tienen ritmo propio.

Son muy útiles para aprender pronunciación, ya que son muy rítmicas y suelen rimar, por lo que si el alumno pronuncia mal una palabra se da cuenta enseguida por que no sigue el ritmo del poema.

TIC:

Hay muchos programas de ordenador que permiten a los alumnos “hablarle” al ordenador y que él mida la curva de entonación que ha empleado, si es correcta o no, cuánto ha diferido de la curva que emplearía un nativo. Incluso antes de hablar marca la curva.

También a través de Internet o de CD Rom interactivos podemos practicar con el idioma, escuchando conversaciones en la lengua meta incluso conversando (Internet) con personas nativas.

Las Nuevas Tecnologías están aportando grandes avances para la enseñanza de idomas.

Otros:

Flash Cards, periódicos, DVD, video, …

Propuesta de enseñanza por niveles educativos:

Primeros años:

Básicamente el aprendizaje de una lengua extranjera en los primeros niveles educativos se hace a través de la forma oral, por lo que la pronunciación juega un importante papel, el maestro debe ser un ejemplo y debe emplear diversos materiales auténticos para conseguir una pronunciación adecuada y, por supuesto también fluidez verbal.

Cuando un individuo nace tiene capacidad para reproducir cualquier tipo de sonido, pero cuando empieza a escuchar en su entorno e incluso a producir los sonidos de su lengua materna, discrimina el resto de sonidos, por lo que la capacidad antes descrita queda latente. Para reproducir los sonidos de otras lenguas, teniendo ya la materna, es importante, por tanto debemos practicar.

Para los niños, reproducir sonidos que nunca antes habían escuchado es una tarea complicada y a veces frustante, así que es muy importante la motivación continuada y el respeto por parte del maestro; por ejemplo la palabra pink, que es muy habitual que sea aprendida en los primeros años, el grupo -nk crea una tendencia a que los alumnos desplacen el fonema k y lo pronuncien como g, por eso es buena idea la práctica de drills individual o en coro.

Podemos utilizar los anglicismos para demostrarles que ya conocen algo de la lengua inglesa, esto para ellos será motivante, ya que sin ningún esfuerzo aprenderán palabras y esto les permitirá seguir adelante en el aprendizaje. Ahora bien, esto puede ser un arma de doble filo, ya que la pronunciación de estas palabras suele estar estratificada y dependiendo del conocimiento de la lengua que tengan los padres y el entorno puede estar peor o mejor aprendida. Por ejemplo en la palabra STOP pueden caer en el cambio de la oclusiva /p/ por una labial, es decir /s'tov/.

Los juegos, la repetición de drills, flash cards, canciones.... son las mejores armas que tenemos para mejorar la pronunciación de la lengua extranjera a estas edades y mantener la tan necesaria motivación, que si se pierde en este nivel, será difícil que sea recuperada. Por ejemplo alguna actividad podría ser:

  • En grupos, los alumnos escuchan un texto y ellos intentan repetirlo con la misma entonación, ritmo y acento, se vota al mejor.

  • En grupos, el profesor da un mensaje a cada grupo y se valora quién lo ha entendido mejor.

  • Juegos con onomatopeyas inglesas.

Es a este nivel cuando los alumnos deben ser familiarizados con el alfabeto del idioma, la pronunciación de las letras les hará comprender diferencias entre su propia lengua y la segunda lengua.

En cuanto a la evaluación, debemos tener en cuenta la edad, el estrato social, nuestra capacidad para enseñarles, la práctica que les hemos dado y el inicio de curso en comparación con el final, para ello podemos hacer grabaciones de lecturas en voz alta individuales de los alumnos/as al comenzar el curso y compararlas con las lecturas al final; para convertir esta tarea en algo divertido podemos hacer un concurso o hacer grupos de evaluación, lectura de redacciones, de textos reales.... Es muy importante que nuestra evaluación anime al niño para el siguiente curso mejorar su pronunciación.

Segundo Ciclo

Los alumnos ya dominan su propia lengua suficiente. Su pensamiento abstracto ya está desarrollado, su motivación para entender la importancia de aprender una lengua extranjera ya es académica en muchos casos; por lo que tenemos que aprovechar estos puntos para la enseñanza de la pronunciación.

Deben saber, que en inglés hablado con nativos, la pronunciación es tan importante como el léxico, la gramática o el lenguaje no verbal. Ya que una mala pronunciación hará que nuestro interlocutor no nos entienda e intente acabar con la conversación, o que crea que somos de un nivel cultural bajo.

En este nivel:

  • Podemos introducir los símbolos fonéticos y explicarles en qué consisten.

  • Hacer repeticiones hasta perfeccionar la pronunciación

  • Reconocer su representación gráfica.

  • Entender su importancia.

  • Utilizar Minimal pairs.

  • Diferenciarlos de los fonemas españoles y entender que son dos idiomas diferentes con diferente origen.

Pero a estos niveles es aconsejable utilizar sólo fonemas vocálicos; podemos empezar con las vocales cortas y largas, las correspondencias de las distintas “a” (//, /œ/, /a:/), para luego continuar con las distintas combinaciones de vocales y su pronunciación, por ejemplo: tea /i:/.

En la mayoría de las ocasiones, las vocales pronunciadas en inglés, son iguales que pronunciadas dentro de la palabra:

I /ai/

Use /iu/

April /ai/

La excepción suele suceder en las sílabas trabadas:

Man /œ/

Uncle //

Ill /i/

Debemos introducir al alumno en el mundo de los sonidos de forma gradual, sin presiones y de forma entretenida, algunas actividades son:

Juegos de discriminación: se eligen dos sonidos a practicar y se pronuncian palabras con estos sonidos.

Bingo: Se entrega a los alumnos una tarjeta que contenga palabras escritas y según el profesor las diga en alto él va eliminando las que tenga en su tarjeta.

Últimos niveles de Primaria:

Los alumnos en este nivel, ya deberían tener cierta competencia lingüística en la lengua extranjera, ya deben dominar las cuatro destrezas, el lenguaje no verbal, dominar las características de los hablantes nativos de la segunda lengua... en una resumen, ya deben tener asentados los conocimientos para la enseñanza secundaria obligatoria.

Por supuesto el dominio de su propia lengua ha de ser total, lo que nos ayuda y nos retrasa a nosotros como maestros:

Nos ayuda en el sentido de que nos podemos dirigir a los alumnos de manera metalingüística, hablándoles de la lengua como objeto de estudio, de la gramática, de la formación de palabras, de la pronunciación...

Nos retrasa porque la lengua se aprenderá de forma académica y no natural. Por lo que debemos equilibrar nuestras explicaciones magistrales con la participación activa del alumno en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Es por todos estos motivos, por lo que podemos introducir, en estos niveles, la simbología de las consonantes y su pronunciación. Los alumnos ya pueden asimilar los términos de oclusiva, fricativa, africada... aunque, desde mi punto de vista debemos introducir todo esto gradualmente, es decir, no creo práctico dedicar una unidad didáctica a pronunciación y explicar todo en dos semanas, evaluar y volver locos a los alumnos.

Desde mi punto de vista, la mejor forma de introducir estas enseñanzas es a lo largo de la programación, es decir, en cada unidad podemos incluir algún término, aprender la pronunciación de algunas palabras, hacer una regla de ello, aprender excepciones.... siempre de forma liviana.

En este nivel juega un papel importante toda la práctica que podamos darles de Listening y Speaking, con materiales reales, en interacciones entre ellos...

  • Con el listening, tendrán modelos para utilizar. Consiste en las siguientes habilidades:

    • Audición: el reconocimiento de sonidos en palabras aisladas, de sonidos en frases, del acento en palabras y frases y de la entonación como medio de la expresión actitudinal del hablante.

    • Comprensión: de información general, de conceptos, de funciones comunicativas, reconocimiento de las partes de una palabra e identificación de puntos importantes ya que no hace falta entender todas las palabras, si no una idea general del texto.

    • Respuesta a la comprensión: con respuestas físicas, visuales o seleccionando información específica o familias semánticas.

  • Con el Speaking, practicarán la pronunciación según la han asimilado. La expresión oral es espontánea, simple, no reflexiva acompañada de gestos y puede ser con actividades como preguntar y responder, dar y recibir instrucciones, describir y narrar....

El uso de canciones modernas, de TIC, películas actuales en DVD, grabar sus propias voces y luego comentarlas, role play.... son actividades prácticas que se pueden usar en estos niveles para el desarrollo de la pronunciación. Algunas actividades sencillas son:

  • El profesor lee una serie de frases numeradas y el alumno las escucha y decide si son : statements, questions o exclamations.

  • Agrupación de sonidos similares: se les dice a los alumnos que escuchen palabras y las agrupen en su lugar correcto según el sonido que contengan.

Conclusión:

El caso es que la enseñanza de una lengua extranjera debe cubrir muchos campos si queremos que nuestros alumnos/as sean capaces de comunicarse realmente el día de mañana; debemos tener en cuenta hasta al más mínimo detalle. Eso sí un maestro/a de Primaria nunca debe olvidar que sus alumnos/as son niños/as, por lo que si enseñamos de forma lúdica, creativa, espontánea, natural.... estaremos más cerca de ellos que de cualquier otra manera, porque los niños son así.

La Pronunciación es una pequeña e importante parte de la lengua, es una parte de la lengua que demuestra el origen de un hablante, su cultura... por lo que debe ser cuidadamente estudiada y enseñada, nunca debemos dejar pasar una mala pronunciación, y siempre debemos cuidar la nuestra propia.

Mayo 2004

BIBLIOGRAFÍA

Hearn, Izabella y Garcés, Antonio: “Didáctica del Inglés”; Ed. Pearson Educación, Madrid, 2003.

Lorenzo, Antonio: “Supuestos Prácticos Inglés”; Ed. Mad, Sevilla, 2.002.

Leech, G: “A Communicative Grammar of English”, Longman, 1988.

Roach, P: “ English Phonetics and Phonology”, Cambridge University Press, 1986.